Facebook Twitter Google +1     Admin

Valbuena del Duero, sinónimo de ‘Eminancia’ enoturística

20180623103920-matarromera.jpg

España, qué duda cabe, es lugar de exquisiteces gastronómicas y enológicas que son la envidia del planeta. La riqueza, sus contrastes y sus paisajes hacen de cualquier rincón de nuestra vasta geografía un referente a la hora de apostar por ese turismo que no sólo busca la playa, sol o montaña. Nuestros visitantes o quienes decidimos pasar nuestro tiempo de ocio en otra región diferente a la nuestra buscamos un valor añadido, algo que complemente esa oferta primigenia de descanso que hemos ido a buscar.

Una de las actividades que más en boga se ha puesto en los últimos años es la visita a una bodega. Ahora, cualquier Denominación de Origen que se precie cuenta con un florido ramillete de bodegas que ofertan visitas guiadas, catas y hasta han reservado espacios destinados a museos explicativos.

Sin embargo, a riesgo de que todas las bodegas acaben ofreciendo más o menos el mismo formato al turista, hay quien innova y las bodegas Emina, de Bodegas Familiares Matarromera, incluye en su ya extenso catálogo de actividades otras dos ofertas ecoturísticas de indudable atractivo.

Por un lado, un taller de coctelería donde el visitante se va a sorprender gratamente y luego un divertido juego, un Escape Wine, que es una manera didáctica y muy divertida de adentrarse y profundizar en este maravilloso mundo que legó hace ya unos cuando siglos el Dios Baco.

El taller de coctelería cuenta con una sorpresa inesperada y es que, al contrario de lo que pudiera parecer, está abierto a toda la familia, a grandes y a pequeños porque su atractivo principal es que son bebidas cuyo ingrediente principal es el vino sin alcohol, los vinos Win, toda una revolución y que están siendo de los productos más adquiridos en la tienda on line. De hecho, nosotros, en el viaje que realizamos a Valbuena del Duero, donde están radicadas estas bodegas, pudimos disfrutar de unos sorprendentes mojitos, de un daiquiri y de un tinto de verano La Espadaña de San Bernardo (nombre del restaurante anexo a la propia bodega y que cuenta con una carta excepcional y adaptada a cualquier bolsillo).

La otra actividad, de carácter más lúdico, es un reto para el ingenio, un Escape Wine, en el que los participantes conocerán todos los secretos de la Bodega Emina Ribera, incluyendo su sugerente Jardín de Variedades y el Museo del Vino Emina. El broche de oro lo pone una cata de los vinos Emina Rosado, Emina Pasión y Emina Crianza, tres caldos imprescindibles en cualquier amante de los caldos que se precie. Quien gane el juego que se proponga (hay varios niveles de dificultad en función de los participantes) tendrá como premio un paseo por el arte, la historia y la cultura del vino. La actividad, de algo más de hora y media, se celebrará el primer sábado de cada mes a partir de las 11 de la mañana.

Y si quiere disfrutar plenamente de un fin de semana en un entorno que también ofrece naturaleza y unas imperdibles joyas arquitectónicas, una excelente elección es la de hacer noche en el Hotel Rural Emina, que abrió sus puertas en el año 2010, un alojamiento tradicional a la par que moderno. Sin duda, un fin de semana completo, original y que recomendará a sus familiares y amigos.

Para más información y reservas puede llamar al 983 683315, escribir al correo enoturismo@emina.es o bien visitar las webs www.wanatur.com y www.emina.es

Comentarios » Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris