Facebook Twitter Google +1     Admin

La Mallorquina, capital de la dulzura en Asturias

20171101171617-musicos.jpg

La dulzura en Asturias tiene un nombre imbatible, pastelería y confitería La Mallorquina, un verdadero templo de la tentación donde hasta los menos golosos caerían rendidos a cualquiera de los productos que tienen en exposición, empezando por los deliciosos carbayones, típicos de Oviedo y que nadie que visite la capital del Principado se puede marchar sin haberlos catado.

Una de sus tiendas principales está situada en pleno centro de la capital oventense, cerquita del Teatro Campoamor donde anualmente se dan desde hace más de 35 años los Premios Príncipes de Asturias, rebautizados ahora como Premios Princesa de Asturias. Precisamente, uno de sus galardonados, Rafa Nadal, nuestro número uno del tenis mundial, no sólo visitó la tienda de la calle Milicias Nacionales, sino que además se hizo varias fotos con dependientes y clientes del establecimiento, dejando un dulce y agradable recuerdo del que aún se sienten orgullosos los propietarios del local.

Evidentemente, son muchos los productos que están a disposición de los clientes. Al margen de los carbayones, también están unas ligeras pastas o galletas de chocolate deliciosas, las mallorquinas, que quitan literalmente el sentido. Por supuesto, también podrán degustar toda una variedad de repostería, de productos típicos de cada época del año como los huesos de santo, los buñuelos, turrones artesanos, roscones de  Reyes, torrijas. En fin, una verdadera explosión y mezcla de dulces sabores que haría desfallecer al diabético más recalcitrante.

Si tienen la oportunidad de visitar Oviedo no dejen de acudir a cualquiera de sus tiendas, la de la Calle Milicias Nacionales 5 y la de Emilio Alarcos 5, donde se encontrarán con los mejores dulces de toda Asturias y con una exquisita atención personalizada. Para más información pueden llamar al 985 212301 y al 985 288404 y también visitar su página web www.confiterialamallorquina.com donde pueden deleitarse con verdadero placer.

01/11/2017 16:16 Juan Antonio Alonso Velarde Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.

La Taberna de Laso, el templo de los pinchos en Archena y el mundo entero

20170919171153-indice.jpeg

¿Te apetece comer, pero no tienes la suficiente hambre como para meterte entre pecho y espalda un entremés, un plato principal y un postre? No hay problema. Nuestra rica y variada España tiene locales para frenar un tren en los que poder satisfacer el apetito con una degustación de pinchos, acompañados de una caña o de un buen vinito y, además, lo mejor de todo, sin que te metan un buen sablazo a la hora de pedir la cuenta.

Uno de estos templos del saber y del sabor culinario para los más exigentes es la Taberna de Laso, en el murciano municipio de Archena, un local donde no sólo se lucen con la preparación de unos pinchos y unas tapas sensacionales y que quitan el sentido, sino que además la atención al cliente es excelente, ya seas de la población o de fuera.

La carta que tienen preparada para aquellos que rápidamente se llenan con dos o tres bocados es más que amplia y llena de calidad por los cuatro costados. No en vano, La Taberna de Laso cuenta entre sus merecidos premios con la tapa de oro y dentro de las siempre subjetivas webs de opiniones sobre restaurantes, es uno de los más valorados de España en su sector.

Evidentemente, cada comensal tiene sus gustos y quien suscribe, evidentemente, no tiene por qué coincidir con el de ustedes, pero si hay una tapa esencial, básica y que pide prácticamente todo aquel que va a La Taberna de Laso es solomillico al fua, preparado de una manera espectacular y que hace que muchos quieran repetir antes de degustar otro pincho.

Y ese mismo buen hacer y mejor sabor lo llevan también al mundo de los postres con unas creaciones realmente sensacionales y que, insisto, se han ganado con méritos propios el favor de los críticos más severos.

Conviene, por si acaso, hacer reserva para no llevarse la ‘sorpresa’ de encontrarse el local lleno. La Taberna de Laso cierra los miercoles. Se encuentra ubicada en la calle Maestro Pepe, esquina con la Plaza Chimenea Basilio. Su número de teléfono es el 968 672 376. ¡Qué ustedes disfruten de la experiencia!

19/09/2017 16:11 Juan Antonio Alonso Velarde Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Parador Nacional de Plasencia: cuando comer como un rey es posible y a precios extraordinarios

20170815173648-indice.jpeg

¿Cuánto estaría usted dispuesto a pagar por comer en uno de los enclaves más bonitos y monumentales de esta nuestra España? Y no sólo el lugar, un viejo monasterio reconvertido en un alojamiento de lujo, sino también una cocina espectacular, con un trato amable, exquisito y donde se va a marchar con una sensación de haber realizado una de las mejores inversiones gastronómicas de su vida.

Me estoy refiriendo al imponente Parador Nacional de Plasencia, en la provincia de Cáceres, uno de los lugares más impactantes donde usted y los suyos podrán degustar de una cocina sin parangón y de unas instalaciones verdaderamente sorprendentes. Estamos hablando, qué duda cabe, de uno de los emplazamientos que la empresa pública Paradores Nacionales tiene dentro de su red, quizá superado, por lo que respecta a mi experiencia, por el que está enclavado en la Plaza del Obradoiro, en Santiago de Compostela.

Lo cierto es que el Parador de Plasencia sorprende desde el primer momento porque ha sabido aprovechar y respetar la esencia arquitectónica del viejo convento de Santo Domingo que amenazaba ruina y que ha sido restaurado conservando en la medida de lo posible su estructura. Incluso la propia zona de restaurante impone un silencio monacal y, pese a ser un domingo y estar de bote en bote, no se escuchaba una voz más alta que la otra. La única diferencia que, en vez de monjes, aquello estaba repleto de clientes del propio Parador y de turistas que aparecimos por allí para disfrutar de una experiencia gastronómica única.

Y es que, pese a la creencia de que comer en un Parador suele salir caro, el de Plasencia, al igual que otro, ofrece incluso en un domingo un atractivo y sugerente menú del día compuesto de un generoso entrante, un plato principal y postre. Fuera de ese menú están las bebidas y los cafés, pero aún así la factura no supera los 40 euros por comensal. Además, se obsequia a los visitantes con una copa de bienvenida y un aperitivo de temporada. Con hambre, se lo garantizo, no se levantan de la mesa.

El Parador Nacional de Plasencia se encuentra ubicado dentro de la zona amurallada, en la Plaza de San Nicolás. Para más información y reservas pueden llamar al 927 42 58 70 o bien consultar la web del propio establecimiento para ver, incluso, las instalaciones que ofrece a sus clientes.

15/08/2017 16:36 Juan Antonio Alonso Velarde Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Día 3 del Camino de Santiago: de Caldas de Reis a Santiago de Compostela (y una sopresa)

20170804103632-santiago-de-compostela-8.jpg

Tercer y último día del Camino de Santiago Portugués. De nuevo etapa por encima de los 40 kilómetros, desde Caldas de Reis hasta arribar a la capital gallega. A las cinco de la mañana tocó empezar a darle vidilla a las piernas y nada más salir, la primera sorpresa, una fina, pero pertinaz lluvia que nos acompañó durante las dos horas y media iniciales antes de la primera pausa de la jornada en el núcleo de Valga.

A partir de ahí, parón en seco de la llovizna y hasta Padrón, un camino básicamente descendente, el tiempo fresquito y nublado, el ideal para poder disfrutar plenamente de la ruta. Sin embargo, entre Padrón e Iria Flavia, la cuna de nuestro insigne Nobel en Literatura Camilo José Cela, el sol hizo su aparición y lo hizo con bastante intensidad, tanto que según te ibas aproximando a Santiago, el astro rey iba brillando con muchísima más rabia, como si pretendiese dejar a algún peregrino derretido en pleno trayecto.

De hecho, desde Iria Flavia, el camino iba yendo en una constante ascensión, a veces imperceptible, pero cuando la ruta coincidía con la Nacional 550, la que conduce a Santiago, esas largas e inclinadas rectas empezaban a hacer mella y a pasar factura. En esos momentos, amén de empezar a tirar mucho más de líquido que el resto del camino, también se empezaban a cotizar a precio de oro los tramos de sombra, incluso para poder echarse un descansito.

Pero lo 'mejor' estaba por llegar, justo a la entrada de Santiago de Compostela y luego a la hora de hacer el último trámite para recibir la Compostela. Llegando a Milladoiro sólo faltaban ya seis kilómetros y terminado este núcleo ya sólo quedaban apenas cinco. De repente, mazazo en la moral del caminante, un pequeño desvío provisional y, posiblemente, un error en quien puso los hitos, el caso es que donde debía poner 5 kilómetros pasamos nuevamente a casi 8 km ¿cosas del desvío? Pues esos tres kilómetros resultaron mortales de necesidad, básicamente porque a esas alturas, deseando como estás de llegar al Obradoiro es como si te dieran un tremendo empujón.

Superado este contratiempo, llegó el segundo ya en la Oficia de Recepción del Peregrino. Tras casi dos horas de cola, cuando llega mi turno me toca en 'suerte' a un purista del Camino de Santiago que, directamente, me espeta en mi cara que era imposible que yo hubiese completado a pie los 117 kilómetros entre Tui y Santiago de Compostela, que bien debía haber tomado algún medio alternativo para salvar tal distancia. 

Como en estos casos es mejor mantener la calma que cogerse un rebote (pero eso se lo sueltas a otro peregrino y la que te monta es parda), simplemente tiré de didáctica y le expliqué al ímprobo empleado que sería un poco absurdo por mi parte trampear porque, para empezar, no ejercí en ningún momento el derecho a quedarme en albergues a un precio simbólico o incluso gratis, que todas mis pernoctas fueron en hoteles y que además ya era la cuarta vez que hacía el Camino de Santiago. Al final se convenció y acabó por darme la Compostela, pero vamos que este Camino estuvo trufado de anécdotas y hasta última hora tenían que producirse.

Por lo demás, evidentemente, un placer inenarrable el llegar un año más a la Plaza del Obradoiro y disfrutar de una sensación tremenda. El hecho de poder arribar y contarlo es el mejor de los premios. Y aunque hoy el cuerpo está cansado, la mente ya empieza a pensar en la ruta para el año que viene. Mientras tanto, Bon Camiño.

04/08/2017 09:36 Juan Antonio Alonso Velarde Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Día 2 del Camino de Santiago Portugués: de Redondela a Caldas de Reis

20170802205218-descarga.jpg

Segunda jornada del Camino de Santiago Portugués, de Redondela a Caldas de Reis, día maratoniano, con 42 kilómetros por delante y con 'sorpresa' al dejar el Hostal Antolín. Pese a dejar dicho que dejaba el alojamiento sobre las 5.15 de la mañana cuál no sería mi sorpresa cuando compruebo con verdadero estupor que la puerta de salida estaba cerrada con llave. No habían dejado una copia de la misma e igualmente el acceso por la cafetería se encontraba en idénticas circunstancias. 


Después de llamar repetidamente al móvil de la gerente del establecimiento y que, por supuesto, no recibiese respuesta alguna, conseguí, no sin esfuerzo abrir la puerta principal quitando los cierres del techo y del suelo de la hoja secundaria y forzando para dentro y para fuera para poder tener el paso expedito. Eso sí, la 'gracia' fue empezar 40 minutos tarde y eso luego se fue notando a lo largo de la caminata.

Ya una vez puesto en camino, tocó empezar a sudar de manera considerable. La salida desde Redondela es de las que hacen calentar piernas y dos grandes cuestas ya pusieron a tono las piernas de los caminantes, así que no es de extrañar que el primer local abierto a tan tempranas horas, apenas pasadas las 7.30 de la mañana, en Arcade, ya estuviese repleto de peregrinos reclamando su café, su cola-cao y la tostada o bollería de rigor.

Y a Dios gracias que por estas benditas tierras gallegas te ponen excelentes cantidades porque lo que vino pasado Arcade es para vivirlo. Continuamos, eso sí, por una deliciosa bajada hasta dar con la ría y atravesar un precioso puente, pero a partir de ahí el camino se empinó sobremanera hasta llegar a los seis kilómetros finales que restaban para llegar a Pontevedra. Ocho kilómetros de subida que en algunos momentos se hacía, nunca mejor dicho, cuesta arriba. Y no crean que compensó el tramo último antes de llegar a la bonita capital pontevedresa porque la gran parte de ese tramo era sobre asfalto y en los últimos dos kilómetros compartiendo espacio con unos conductores que, válgame el cielo, pareciera que les daban puntos por llevarse a algún peregrino.

Ya en Pontevedra segundo desayuno para afrontar 23-24 kilómetros hasta alcanzar Caldas de Reis. El Camino atraviesa todo el casco histórico y lo bueno es que la señalización es sobresaliente, así que es imposible perder el rastro del sendero. Salvo alguna que otra subidita de no demasiada dureza, el camino pugnaba entre llanear y alguna que otra bajadita. Encima el día acompañó ya que gran parte de la jornada estuvo nublado.

Entre medias, parada para almorzar y tomar el café de rigor (aunque luego siempre en estas largas travesías se hace preciso parar una vez más, aunque sea por hacerle un favor a unos pies bastantes castigados con esa kilometrada. Y pasadas las cuatro de la tarde ya se avistaba señorial, pequeña, pero muy coqueta, Caldas de Reis, muy conocida por sus baños termales, muy demandados por los peregrinos después de una maratoniana jornada.

Y así, ya de vuelta en el Hotel Sena donde me aseverán y me recalcan que ellos nunca cierran la puerta de salida, amén de tener personal las 24 horas del día, lo cual da mucha tranquilidad y demuestra que hay conciencia con quienes hacemos el Camino de Santiago, que no madrugamos por gusto, sino por poder disfrutar de esa sensación tan inenarrable como es ver la primera luz del día, como el alba rompe y tiñe de colores hermosos el cielo gallego. Y mañana, a Santiago de Compostela, que es la recompensa de todos aquellos que empezamos el Camino.

02/08/2017 19:52 Juan Antonio Alonso Velarde Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Día 1 del Camino de Santiago Portuguéś: de Tui a Redondela

20170801210731-images.jpg

Cuarto año de calzarse las botas y arrear una calcetinada con la mochila a cuestas. La llamada del Camino de Santiago engancha y la simple recompensa de presentarte en la Plaza del Obradoiro tras haber completado más de un centenar de kilómetros en tres días merece mucho la pena. 


En esta ocasión tocó la vertiente portuguesa que, según los entendidos es la segunda más utilizada por los peregrinos tras la tradicional ruta del Camino Francés. De hecho, aunque partí desde Tui, se puede arrancar en Lisboa o en Oporto. Precisamente, los primeros caminantes del día que encontré eran portugueses y luego también algunos italianos. Luego, poco a poco, según se quedaban los kilómetros detrás, ya ibas topándote con peregrinos de diferentes puntos de España.


Como manda la tradición, apenas unos minutos después de las cinco de la mañana había que levantarse del primer alojamiento, en Cruceiro do Monte para bajar al casco histórico de Tui y encontrar el Camino propiamente dicho. A buen ritmo y con un fresquito que invitaba a caminar a buen ritmo, la primera parada obligatoria llegaría después de dos horas y media, un buen desayuno para reponer fuerzas antes de llegar a O Porriño, donde la gran mayoría de caminantes hacen parada y fonda.

Allí, después de tomar un segundo refrigerio, segunda parte del recorrido, ya con algo más de calor y con un par de 'sorpresitas' a modo de cuestas más que empinadas que, riánse ustedes, harían sufrir a algún que otro avezado escalador del Tour de Francia. Por supuesto, ese esfuerzo había que compensarlo de alguna manera haciendo otro descansito en uno de estos entrañables bares a pie del Camino. En este caso, en el concello de Mos.

Y desde ahí, nueva subidita hasta ya alcanzar el destino previsto en esta primera jornada, Redondela y, más en concreto hasta la Ría de Vigo para quedar alojado en el Hostal Antolín con una vista espectacular de esta Galicia marina y además con un sol y una brisa que devolvían a modo de recompensa el esfuerzo de hoy y de paso renovar fuerzas para la jornada del 2 de agosto de 2017, hasta Caldas de Reis tras algo más de 40 kilómetros.

01/08/2017 20:07 Juan Antonio Alonso Velarde Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Adiós prosa, bienvenido vídeo

20170321203548-adios-al-verano-2.jpg

Más de ocho años contemplan a este blog y ha llegado el momento de dar el salto evolutivo hacia lo que reclaman los nuevos tiempos en Internet con relación al mundo blogger. Guste o no, se estila lo corto, lo breve y sobre todo lo que implica menos esfuerzo para quien, casualmente, acaba encontrando este sitio web. Por eso, a partir de ahora, las reflexiones de quien les habla podrán hallarlas en mi canal de Youtube en este enlace: Antonio Velarde.

Un placer haber contado con su compañía a lo largo de todos estos años y, nunca mejor dicho, nos seguiremos viendo y por supuesto interactuando, como no puede ser de otra manera.

21/03/2017 19:35 Juan Antonio Alonso Velarde Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.

A velazos negros entre Octavio Aceves y Cristina Blanco

Suele decirse que entre bomberos no van a pisarse la manguera o, aplicado a una máxima periodística, perro no come carne de perro.

Sin embargo, entre videntes debe ser que no existe la solidaridad, el corporativismo ni tan siquiera un triste apoyo. Y mucho más si de repente abandonas la profesión y te dedicas a algo que está diametralmente opuesto a la quiromancia, a interpretar los posos del café o a hacer el moñas con una bola de cristal.

Esto es lo que le ha sucedido a la vidente Cristina Blanco. Bueno, mejor dicho exvidente, ya que la madre del reciente ganador de la edición de famosos de ’Masterchef’ (TVE), Miguel Ángel Muñoz, se dedica ahora a trabajar en el departamento de perfumes de uno de los grandes almacenes más importantes de España.

Quizá pueda utilizar sus poderes (ironía modo on) para saber qué fragancia le viene mejor a cada uno de los clientes de la sección. Sin embargo, a Blanco le está cayendo la del pulpo por parte de uno de sus antiguos colegas del campo de las ciencias ocultas.

Se trata de Octavio Aceves, uno de los ’adivinos’ más mediático de la televisión de los años 90 y que desde luego no tiene la mejor imagen de Cristina Blanco a la que pone de vuelta y media.

El vidente retrataba a su antigua compañera de una forma demoledora:

La culpa es de los famosos por andar con esa gentuza. Ellos también se aprovechaban de ella porque les divertía y les entretenía. Es una porquería de persona. Lo siento mucho por su hijo, al que admiro, pero ella es una sinvergüenza, es una ladrona y es una persona que ha estafado a un montón de gente. Salían los clientes horrorizados con las cosas que les decía, o le daban 6.000 euros o se iban a morir en pocos meses.

 
20/03/2017 22:43 Juan Antonio Alonso Velarde Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.

La mamarrachada de Jorge Javier Vázquez que incendia a los falleros

El presentador Jorge Javier Vázquez la ha vuelto a liar a lo grande. Al de 'Sálvame' le encanta la provocació y ser sumamente procaz. Ya lo hizo cuando hizo una especie de imitación de Isabel Pantoja poniéndose un vestido como el de la artista sin atisbo alguno de reconocer que estaba haciendo el más absoluto de los ridículos.

Pues bien, ahora con la celebración de las fallas de Valencia, a Vázquez no se le ocurrió otra cosa que presentarse el 17 de marzo de 2017 con un traje de fallera, lo que se entendió como una provocación y un insulto a tan tradicional fiesta.

Es verdad que la fallera de atrezzo iba a ser Mónica Hoyos, pero esta, alegando una bajada de tensión, renunció a ello, así que tuvo que ser el periodista catalán el que se prestase a la mamarrachada suprema.

Yo no entiendo cómo Mónica no ha querido ponerse este traje que es una maravilla.

 

El programa colgaba en su cuenta oficial de Twitter una imagen del de Badalona vestido de fallera, junto a la frase:

Nosotros ya tenemos Fallera Mayor. ¡Olé @jjaviervazquez!

 

 

Y claro, cuando te prestas a hacer el indio pasa lo que pasa, que te acaban poniendo de vuelta y media por cachondearte de algo tan serio y tan respetable como la fiesta más importante de Valencia:

Esto es una vergüenza. Documéntate hombre, que eso no es nuestro traje regional. Vergonzoso, más quisiera él vestirse de fallera! Deja de faltar al respeto. Nuestra fiesta es patrimonio de la humanidad y merece un respeto.

 
19/03/2017 10:54 Juan Antonio Alonso Velarde Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.

El tremebundo capítulo de 'Las Campos' que más daño hará a Terelu y a su madre

Va a ser el capítulo que terminará de destrozar al clan familiar de las Campos. El reality de Telecinco que lleva por título el apellido de estas presentadoras no será de su agrado.

Según cuenta La Razón de fuentes internas de la cadena, en el capítulo que la audiencia verá este 18 de marzo de 2017, las Campos hacen alarde de su alto tren de vida, incluyendo unas secuencias en las que Terelu aparece tumbada en la cama mientras le caen encima billetes de 100 euros.

A sus detractores, que tiene muchos, les ha faltado tiempo para atacarla en las redes sociales. Igual sucede con su madre, a la que se podrá contemplar con suerte a los mandos de un carísimo Maserati Quattroporte, valorado en unos 100.000 euros y que su dueña ha tenido abandonado en el garaje los últimos años porque ya no se desplaza en un Audi de alta gama que conduce su chófer.

Un trabajador de Telecinco que ya ha visto el capítulo cree que:

Los espectadores van a alucinar con los lujos de esta familia y más cuando se hace alarde de ellos. Entre la crisis y la desesperante situación económica de Terelu, que en estos momentos presuma de sus caros caprichos, parece inadecuado. Y lo mismo pasa con su madre.

 

De hecho, la única que se salva es Carmen Borrego:

La otra hermana es más discreta, pero también es verdad que gana mucho menos dinero que ellas.

 

Y sobre el novio de María Teresa Campos, Bigote Arrocet:

En cuanto a Edmundo, sus negocios no son tan boyantes como se piensa y que el alto sueldo que recibía por colaborar con su novia le venía muy bien. Claro que, en la casa de María Teresa no se gasta un euro, siempre está a mesa servida.

 
18/03/2017 10:56 Juan Antonio Alonso Velarde Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris