Facebook Twitter Google +1     Admin

Trabajos para listos y empleos para tontos

20090917122814-supermercado.jpg

La noticia se conocía a principios de esta semana. Una joven administrativa en situación de desempleo se presentó en Gran Canaria a las pruebas de selección para cajera de un conocido supermercado. La aspirante, según reconoció la propia empresa, había pasado con nota los exámenes, pero desgraciadamente no podía contratarla porque era demasiado lista para el puesto al que aspiraba. Por supuesto, imagínense la cara de estupefacción que se le quedó a esta mujer cuando recibió la carta de la empresa en cuestión comunicándole que no era apta para desempeñar esa función por demostrar más conocimientos que el resto de las candidatas. Como ella misma decía, aquí no se trata de tener más o menos inteligencia, sino de encontrar un trabajo para poder afrontar el pago de la hipoteca y los recibos del mes. Aun así, hay que destacarlo y es un gesto que la honra, la joven no piensa emprender acciones legales contra el supermercado porque casi como que le ha hecho hasta gracia la respuesta ofrecida por su departamento de recursos humanos.

De todas maneras, aunque el hecho tenga tintes que van de lo anecdótico a lo surrealista, lo cierto es que lo que ha sucedido en esta caso no debería quedar en la impunidad. Si bien admiro que esta administrativa haya preferido dejar correr el tema y tomárselo con cierto sentido del humor, las autoridades laborales tendrían que entrar de oficio porque estoy casi seguro de que ejemplos como el de esta mujer de Gran Canaria acontecen igualmente en otros puntos de nuestra geografía. Ya es bastante complicado hallar hoy un empleo como para que encima ahora te salgan con excusas y argumentos tan peregrinos como el de la formación intelectual. Vamos, es que es para matarse de risa.

O sea, que a partir de ahora tendremos que seleccionar nuestra búsqueda de empleo en función de nuestro coeficiente intelectual, en otras palabras, uno, que es periodista y que tiene la licenciatura, seguramente no podrá aspirar a un trabajo de camarero o de cajero por el simple hecho de que igual soy demasiado inteligente. Exactamente pasaría al revés, que tampoco puedo optar al cargo de ingeniero en la NASA porque, en este supuesto, no alcanzo los niveles mínimos de formación que se requieren para esa función. Es evidente que en este segundo ejemplo sí funciona la lógica porque es normal que se pida a alguien que cumpla con los requisitos, pero lo que no parece de recibo es que por exceder de los conocimientos no se pueda optar a un determinado tipo de trabajo. Al fin y al cabo, lo que me interesa es poder llegar a fin de mes holgadamente, sea redactando columnas de opinión o cuadrando una caja al final de cada jornada.

En definitiva, me da la sensación de que lo que ha pasado con la administrativa canaria es que las empresas, por término general, buscan un perfil de trabajadores maleables, a los que puedan mangonear a gusto de consumidor sus derechos laborales. Seguro que si a esa mujer le hubieran dado el puesto, sus jefes no podrían estar designándole tareas que no fueran de su competencia, algo que sí sucede con otras empleadas (y eso lo he presenciado en el supermercado que tengo al lado de mi casa) a las que traen del tingo al tango, haciendo no solamente de cajeras, sino también de reponedoras, ayudando en el almacén e incluso, si se tercia, en la limpieza del local al término de la jornada. Eso sí, como dice mi buen amigo Lewis Rogers, en la Moncloa, con su actual inquilino, Rodríguez ZParo, el criterio de selección de ministros (un puesto que se supone que debe ir acompañado de una gran formación y experiencia) va siempre aparejado a un perfil de persona mediocre o con menos luces que una carreta. Fíjense si no en los casos de BibianaAído o Beatriz Corredor.

 

Comentarios » Ir a formulario



gravatar.comAutor: Máximo Medina

El trabajo es un asunto que remite a bastante polémica. Unas veces se contratan empleados que no llegan al nivel exigido por el empresario y otras sucede lo contrario. En el caso de esta última opción sólo queda patente la miopía de los representantes empresariales al tener un chollo de ese calibre: más condiciones de las exigidas y dispuesta a trabajar como la que más. Lo obvio hubiese sido contratarla y tras pasar el aprendizaje promoverla a un puesto de superior categoría. Ahora bien, hacer el ridículo públicamente de esa manera no es de recibo. Lo mismo esta mujer de Gran Canaria ha conseguido un trabajo mejor que para el que se presentó. Además, con merecimiento. En cuanto al Gobierno de España, salvo Corbacho, que de vez en cuando dice algo coherente ( y luego le corrigen), el resto, (como diría alguien que conozco) te lo regalo. ¡Vaya panda de impresentables!

Fecha: 17/09/2009 13:11.


gravatar.comAutor: A

K ROLLAZO TXABALESS XD!

Fecha: 20/04/2011 16:07.


gravatar.comAutor: B

Ssi si que rollazzo jaja :P

Fecha: 20/04/2011 16:09.


gravatar.comAutor: C

Teneis mucha razón A y B!!!! donde está D??

Fecha: 20/04/2011 16:09.


gravatar.comAutor: D

Ques toy aquí eh!!!!

Fecha: 20/04/2011 16:10.


gravatar.comAutor: A

y no van a venir las dem´s letras el alfabeto?????? xk amigos ya tenemos eh???

Fecha: 20/04/2011 16:11.


gravatar.comAutor: Cris Hisis igual ESTAPHA

Estimnados Señores .....si Vosotros teneis una Empresa y....contratarais a alguien más listo que VOSOTROS y con EXPERIENCIA en Vuestro campo que ocurriria...?

RESPUESTAS LOGICAS

1.-que ganarias más dinero... mucho más dinero

2.-que al ser mas listo en un año estais en la ruina y el empleado se quedó con sus clientes y montó su propia empresa...

esto es HISPANIA...asi que en vista de las posibles respuestas lo logico que seria lo contratais o no¿?

Fecha: 03/10/2012 17:12.


gravatar.comAutor: que importa si sabes mas o no sabes nada de nada si en la practica todos aprendemos tengamos un titulo o no este o esta parabola es como para idioras y no para tontos estos estan por encima de todo...

superado los tontos de los idiotas...

Fecha: 19/10/2016 19:56.


Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris