Facebook Twitter Google +1     Admin

Nueva Zelanda, el Invictus de Sudáfrica

20100713005434-nueva-20zelanda2.jpg

Reflexiones postmundial. España rompió la tradición que decía que el equipo que perdía el primer partido del torneo no se convertía en campeón. La derrota frente a Suiza fue lo mejor que le pudo pasar al cuadro de Vicente Del Bosque, Al igual que hace un año con la Selección de baloncesto, cuando perdió frente a Serbia, el combinado de fútbol fue de menos a más hasta imponerse en la finalísima a una Holanda marrullera, procaz, irreverente y que olvidó el buen fútbol que le caracterizaba para jugar como la Italia más tacaña de todos los tiempos.

España ha sido de los conjuntos menos goleados (también es verdad que ha sido cicatero en ataque, pero sus goles han supuesto ganar seis de los siete encuentros). A excepción del choque contra Suiza, el resto de citas se han saldado con, al menos, un tanto. La practicidad en la zaga se tradujo en efectividad en la zona de arriba. Al fin y al cabo, la fórmula de los campeones de cualquier cita. En eso hemos copiado perfectamente a los italianos, pero con un toque de distinción en el juego.

Sin embargo, aunque suene a paradoja, la única selección que puede presumir de haber cerrado el Mundial de Sudáfrica con cero derrotas es Nueva Zelanda, que incluso sorprendió con un empate a la hasta entonces vigente campeona del Mundo, Italia. Los neozelandeses, que partían como víctimas propiciatorias, se quedaron a un solo gol de haber pasado a la segunda fase.

El ámbito sudamericano, que logró el éxito de meter a todos sus equipos en la segunda fase, en octavos, fue viendo como poco a poco perdía sus efectivos, con una criba brutal en cuartos (Paraguay, Argentina y Brasil). Sólo Uruguay, que estuvo contra las cuerdas frente a Ghana, completó méritos suficientes, pero un par de despistes ante Holanda le llevaron a caer en semifinales.

La zona centro y norte de América aguantó poco. Honduras, fuera a las primeras de cambio. México, lamentablemente, jugó muy bien, pero se encontró con una versión de Argentina contundente y, sobre todo, con un colegiado cegato y pertinaz en el error. Las cámaras del estadio de fútbol reflejaron el fallo en el primer gol de los albicelestes, pero no rectificó. Estados Unidos, que prometía más tras su éxito en la Confederaciones, se acabó doblegando al poder de Ghana.

Los africanos, salvo los ghaneses, tuvieron un papel irrelevante. Ni Sudáfrica, ni Camerún, ni Argelia, ni Costa de Marfil fueron capaces de atravesar el Rubicón de la primera fase. Una pena porque se esperaba que en este Mundial que se jugaba en continente propio hiciesen un excelente papel. No obstante, la selecciones de este ámbito volvieron a demostrar que no son mentalmente fuertes y cuando no van por delante en el marcador suelen desmoronarse a las primeras de cambio.

Comentarios » Ir a formulario

juanvelarde

gravatar.comAutor: Lewis Rogers

Europa ha sido la gran triunfadora del Mundial sudafricano si nos atenemos a los resultados. América sólo cumplió, aunque había muchas expectativas puestas en Brasil y Argentina, como siempre, pero que no cuajaron. África demostró un bajo nivel, porque impuso un juego más o menos europeo, pero sin contundencia. Han perdido hasta el ardor de correr en pos de un balón, su etiqueta de anteriores mundiales. Asia, sin duda fue lo más flojo, aunque Japón defendió algo lo que las Coreas no supieron hacer. España, en el resumen final, fue el equipo más equilibrado, marcando cuando era necesario y defendiendo con calidad cuando alguien osaba llevar el peligro al área. es evidente que el centro del campo español fue el mejor del campeonato, pues tanto atacaba como defendía con idéntico acierto. Brasil, Argentina, Alemania y la propia Holanda quebraron en esa zona central, donde se defendió de forma aceptable, aunque con un lunar importante en la creación. Las tácticas defensivas se impusieron al juego alegre y de ahí que no sea de extrañar quienes impusieron a la cita del continente africano como el Mundial de los pobres. España, pese a todo, fue un paso por delante de todos los demás, con un campeonato perfecto incluso en el día de Suiza, donde no debió perder. Por último, resulta curioso que el único equipo que no paladeó el sabor de la derrota, Nueva Zelanda, se quedó con las ganas. El fútbol de aquellas latitudes también aprende de los mejores, aunque es obvio que le faltan muchos detalles. Los que distinguen a los semifinalistas de los demás. No quiero olvidarme de Uruguay. Sensacional torneo el suyo teniendo en cuenta que no contaban en ningún pronóstico. Por supuesto, la decepción: Portugal. Pedrito y Silva son campeones del mundo y puede que Cristiano Ronaldo no lo sea nunca. En el fútbol juegan once. Otra enseñanza de Sudáfrica y de todos los Mundiales.

Fecha: 13/07/2010 23:04.


gravatar.comAutor: new jordan 2011

The people who get on in this world are the people who get up and look for circumstances they want , and if they cannot find them .they make them.
http://www.cheapjordans2011.net/

Fecha: 22/04/2011 07:45.


Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris