Facebook Twitter Google +1     Admin

La castadura de Podemos se esconde

Prácticamente 30.000 minutos sin dar la jeta en los medios de comunicación. Pablo Iglesias, Íñigo Errejón, Juan Carlos Monedero o Carolina Bescansa se han escondido ante los escándalos que han empezado a aquejar a Podemos (y eso que no tienen mando en plaza, es decir, que no tienen cuota de poder real). Las becas Black o lo de la productora Con Mano Izquierda (con la derecha se lo llevaba el coletas) han sido motivo más que suficiente para desaparecer mediáticamente. A estos tipos lo que les gusta es que el Cintora de turno les haga la ola, el masaje y las preguntas sin repregunta y sin mala leche. Cuando hay que dar la jeta por los presuntos casos de corrupción, desaparecen del panorama.

Ahora toda su meta se centra en el próximo 31 de enero de 2015, en una supuesta macromanifestación sin lema reivindicativo ni nada. Ellos quieren convertir en centro de Madrid en un nuevo 15-M lleno de perros flautas pulgosos, tiñosos, gentuza de esta a la que le canta el alerón y tienen por norma no bañarse con asiduidad porque eso es lo que les da prestancia, un signo de pertenecer a la casta de la caspa y de la inmundicia real y moral.

Aquí en España vamos siendo más los que tenemos claro que ni PP ni PSOE son la solución a nuestros problemas, pero tampoco lo es Podemos. Es más, votar a los coletudos es condenarnos en vida a la ruina más absoluta, a tener una Españazuela de golfos al mando de La Moncloa. Los Iglesias y compañía son tan perjudiciales como inyectarle alcohol en vena a un cirrótico. La muerte está más que garantizada.

Y claro que tenemos que coger una escoba y limpiar de mierda un país lleno de banqueros corruptos, de ERES ilegales, de sobres barreneros, de sindicatos que no disparan un cartucho. Pero los que tienen que dejar España como los chorros del oro deben ser barrenderos cualificados y no unos vagabundos cogidos de la comuna de la Puerta del Sol o de las sucias calles de Lavapiés. Esperemos que los votantes sepan a quién depositan su voto y que tengan claro, como pasó con Chávez, que si a estos tiparracos se les deja entrar…no dejan el poder ni a tiros. Literalmente.

Comentarios » Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris