Facebook Twitter Google +1     Admin

Mis disculpas a los seguidores de Frank Cuesta, Yuyee, sus hijos y los seguidores del aventurero

Dicen que de sabios es rectificar. No me creo en esa condición de sabio, sino más bien en la de ignorante supino, pero evidentemente eso no me impide pedir disculpas a Frank Cuesta (Frank de la Jungla), Yuyee, sus hijos y el medio millón de seguidores (y creciendo) del aventurero.

Uno lleva trabajando en prensa varios años, desde marzo de 1996 en distintas empresas (IDEADEPORTES, IDEAPRESS, La Gaceta de Canarias y Periodista Digital, amén de colaborar en infinidad de medios, los más recientes Tenerifeweek y ABC), como bloguero varios años y como vídeoblogger desde hace unos meses nada más. No voy a negar que soy un tipo que va a contracorriente, que soy especialista en meterme en los más diversos charcos, pero estoy convencido que este último caso, mis vídeos sobre Frank Cuesta han supuesto un antes y un después. Digamos que he traspasado sobradamente la frontera entre la crítica periodística y la cuestión de entrometimiento y burla personal. Por ahí, mal camino el elegido por mí.

 

Por eso, quiero que estas líneas sirvan para reparar, aunque sólo sea en una billonésima parte, el daño causado a Frank Cuesta que bastante mal lo está pasando con la situación de Yuyee. Es verdad que desde aquí, desde la comodidad de una mesa resulta muy sencillo hablar (y no informarse) de cualquier tema, pero a veces suceden cuestiones como no tener en consideración el aspecto personal o, dicho de otra manera, que podía haber tenido mis discrepancias con Frank de la Jungla, pero con argumentos razonados y no metiendo de por medio a Yuyee, sus hijos o sus seguidores.

De hecho, viendo el último mensaje publicado por Frank Cuesta en su página de Facebook no puedo más que darle las gracias y volver a reiterarle mis más sinceras disculpas que hago extensivas tanto a Yuyee, como a sus hijos y a los seguidores del aventurero, amén, por supuesto, de haber retirado todos los vídeos en los que me había propasado con Frank y todo su entorno, ya que no era lógico disculparme por un lado y mantener estas piezas en activo. Ante todo, uno tiene que practicar con la coherencia (o empezar a practicarla). #FREEYUYEE

Comentarios » Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris