Facebook Twitter Google +1     Admin

A velazos negros entre Octavio Aceves y Cristina Blanco

Suele decirse que entre bomberos no van a pisarse la manguera o, aplicado a una máxima periodística, perro no come carne de perro.

Sin embargo, entre videntes debe ser que no existe la solidaridad, el corporativismo ni tan siquiera un triste apoyo. Y mucho más si de repente abandonas la profesión y te dedicas a algo que está diametralmente opuesto a la quiromancia, a interpretar los posos del café o a hacer el moñas con una bola de cristal.

Esto es lo que le ha sucedido a la vidente Cristina Blanco. Bueno, mejor dicho exvidente, ya que la madre del reciente ganador de la edición de famosos de ’Masterchef’ (TVE), Miguel Ángel Muñoz, se dedica ahora a trabajar en el departamento de perfumes de uno de los grandes almacenes más importantes de España.

Quizá pueda utilizar sus poderes (ironía modo on) para saber qué fragancia le viene mejor a cada uno de los clientes de la sección. Sin embargo, a Blanco le está cayendo la del pulpo por parte de uno de sus antiguos colegas del campo de las ciencias ocultas.

Se trata de Octavio Aceves, uno de los ’adivinos’ más mediático de la televisión de los años 90 y que desde luego no tiene la mejor imagen de Cristina Blanco a la que pone de vuelta y media.

El vidente retrataba a su antigua compañera de una forma demoledora:

La culpa es de los famosos por andar con esa gentuza. Ellos también se aprovechaban de ella porque les divertía y les entretenía. Es una porquería de persona. Lo siento mucho por su hijo, al que admiro, pero ella es una sinvergüenza, es una ladrona y es una persona que ha estafado a un montón de gente. Salían los clientes horrorizados con las cosas que les decía, o le daban 6.000 euros o se iban a morir en pocos meses.

 

Comentarios » Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris