Facebook Twitter Google +1     Admin

Chapuzas riverianas

20101012121855-rivero-pulpo.jpg

¡Qué chapuzas! El Gobierno de Canarias, a pesar de que ayer a mediodía se procedía al entierro de Adán Martín Menis y el luto decretado por el presidente, Paulino Rivero, alcanza hasta el día de mañana, miércoles 13, celebró el lunes por la tarde su reunión ordinaria. Eso sí, el papelón de justificar la decisión del sauzalero le tocó al portavoz del gabinete, a Martín J. Marrero. Digan lo que digan, me ha parecido una falta de respeto y, sobre todo, el argumento esgrimido de que al fallecido es lo que le hubiese gustado hacer de estar en el lugar de Rivero, seguir trabajando. Eso, aquí y en la China Popular es una falacia más grande que un castillo.

La verdad es que lo del sentido común en las administraciones, lamentablemente, brilla por su ausencia. De hecho, el pasado domingo, minutos antes de la comparecencia de Rivero, observábamos como las banderas de los mástiles de Presidencia aún no ondeaban a media asta. El solícito jefe de prensa del presidente, José Luis Díaz, nos explicaba que se debía a una cuestión burocrática, que era necesario que Rivero firmase el decreto para adoptar tal medida.

Y miren, ¿qué quieren que les diga? Está muy bien eso de ponerlo todo negro sobre blanco, pero hay determinados aspectos que trascienden a la sensibilidad y eso de que a mediodía aún siguiensen las banderas ondeando como acostumbran de ordinario pues es una tamaña falta de respeto y de consideración. Hay cuestiones que tienen que ser burocratizadas de antemano, pero otras, como ésta, no hay que aguardar al puño y letra del señor presidente.

Entiendo, además, que el Consejo de Gobierno pueda reunirse cuando la situación así lo requiere, cuando estamos frente a una catástrofe, pero no tiene sentido que si se decretan tres días de luto en la Comunidad Autónoma de Canarias, llegue Rivero y decida que hay que reunirse. ¿No podía haber esperado al jueves, hombre de Dios?

Pero, encima, la reunión de presidente y consejeros fue, principalmente, para aprobar planes de empleo e inversiones en carreteras, algo que urge extraordinariamente al pueblo canario. A veces no sé si determinados políticos creen realmente que están conectados con los ciudadanos, pero el gesto de ayer indica claramente que van a lo suyo. No les importó una higa que minutos antes enterrasen a Adán Martín. Y encima aún alegan que ya bastante detalle fue el aplazar la reunión del Consejo de Gobierno para la tarde. ¡Consio!

Comentarios » Ir a formulario

juanvelarde

gravatar.comAutor: Máximo Medina

Hay varias cuestiones que subyacen en el comentario y la más importante, en mi modesto entender, es la de si los políticos están conectados con la ciudadanía, con sus representados, pues pienso que no, que cada vez están más alejados de la realidad y que viven pendientes de cómo renovar el mandato y lo demás no les importa demasiado. Viven en sus palacios de cristal y todo lo que acontezca fuera les trae al pairo. o por lo menos ésa es la impresión que dan. Lo de convocar un Consejo de Gobierno en pleno luto o no, tampoco es algo muy trascendente, porque queramos o no, la vida sigue. Respeto y trabajo, lamentablemente, no se encuentran muchas veces. Los símbolos, por otro lado, de banderas a media asta y todas esas historias no son sino eso, meros aditamentos. Tampoco sé muy bien, la verdad, por qué se decreta el luto en un país o comunidad autónoma y cuánto tiempo dura. Esas pomposidades del protocolo tampoco me quitan el sueño, porque hay otras cosas mucho más importantes, ésas que los políticos no suelen tener muy en cuenta. Por algo será que la clase política está considerada por los ciudadanos como el tercer problema de España.

Fecha: 12/10/2010 17:49.


gravatar.comAutor: Ruymán Dorta

¡Quién fuera Paulino para estar con esas dos hembras!

Fecha: 12/10/2010 23:10.


Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris