Facebook Twitter Google +1     Admin

Por el pito del 'sereno'...Basagoiti

20120522194725-03.jpg

¿Saben ustedes por qué el PP vasco está como está? Pues porque Mariano Rajoy desde Madrid ha conseguido descapitalizarlo de lo que fue en su momento, un partido valiente, que miraba a la cara y con respeto a las víctimas del terrorismo, que jamás tenía un discurso taimado, que siempre estaba en el lado de las víctimas y nunca haciendo concesiones a quienes empuñaban el arma o ponían bombas lapa. Sin embargo, ese PP desapareció poco a poco, enviando a Jaime Mayor Oreja al retiro dorado de Bruselas, a María San Gil haciéndole la cama, a Santiago Abascal tres cuartas partes de lo mismo, y así que se hicieran con los mandos en Euskadi personajes de perfil bajo, tirando a huecorrelieve, como Iñaki Oyarzábal o Antonio Basagoiti.

Precisamente, este último, que tiene como lema de cabecera ’no molestar al adversario, sino a los propios compañeros’, se ha permitido el lujo de enmendarle la plana a la presidenta de la Comunidad de Madrid, a Esperanza Aguirre. Y es que al edulcorado y mimosito Basagoiti le ha sentado muy mal que su compañera del PP dijese que había que suspender el partido de la final de Copa del Rey entre el Barcelona y el Athletic de Bilbao si se pitaba al himno español.

Lo mejor de todo fue la respuesta del político popular a la pregunta que le efectuó en Los Desayunos de TVE la presentadora y periodista Ana Pastor. Según él, y aplicando la teoría del ’y tú más’, "entonces habría que suspender partidos como el del Athletic y el Atlético de Madrid en Bucarest (la final de la liga Europa) porque la gente del Atlético llevaba banderas con el águila preconstitucional, defendiendo un sistema que no es democrático y que no es el que existe actualmente. No comparto lo de Esperanza Aguirre porque, si nos pusiéramos así, en Bucarest solo se veían banderas con el ’pollo’, que no son constitucionales ni democráticas".

Hombre, quizá Basagoiti necesita una dosis rápida de ’De Memory’ porque partido tras partido en Anoeta o en San Mamés podemos ver sin mucha dificultad grandes y pequeñas pancartas en las que se reclama el retorno de los presos etarras a Euskadi. ¿Eso no lo ve y sí en cambio la bandera del aguilucho? En fin, a este paso me veo al líder de los populares vascos uniéndose a la pitada. Y es que lejos de preocuparle que se veje a un símbolo de nuestro país, parece que lo que le agobia es que se metan con quienes no quieren a España. De locos.

Comentarios » Ir a formulario

gravatar.comAutor: Máximo Medina

Basagoitia es un candidato y luego líder de los populares vascos a la medida de Rajoy. Es del tipo de personajes que sigue a pies juntillas todos los dictados de Madrid y que incluso pacta con el PSOE porque es lo "mejor" para el País Vasco. Claro, luego pasa lo que pasa y tras varios años retira su apoyo al Gobierno de Patxi, cuando ya los socialistas han tocado moqueta y es hasta probable que tengan ventaja en las próximas elecciones vascas. Esto de la pitada o no del Calderón es un asunto estrictamente político y lo que allí se va a representar es un espectáculo deportivo. Me parece todo un esperpento que en vísperas del partido se esté alineando todo el mundo a favor o en contra, cuando no es ni momento ni lugar. Catalanes y vascos son tan españoles como los demás. Si algunos de ellos no lo piensan así, lo menos que podrían hacer es no ir al partido. Y por supuesto respeto para los símbolos del Estado, de igual manera que los autonómicos. Quizá sea España el único país del mundo donde el himno nacional puede ser pitado sin que pase nada, algo impensable en otras naciones de nuestro entorno y de otros entornos más lejanos. A Basagoiti, que se lo haga mirar.

Fecha: 22/05/2012 23:36.


Autor: Incredible

Pues el señor Basagoiti tiene toda la razón. Si nos ponemos a cerrar campos, el Calderón debería ser uno de los primeros, que ya sabemos quiénes son los del Frente Atlético. Los Ultra Sur tampoco son hermanitas de la caridad. Pero eso, claro, a usted no le importa.

Se queja de que se veje un símbolo de un país, pero tampoco parece preocuparle cuando en algunos campos, entre ellos los dos de Madrid ya citados, se grita "puta el Barça y puta Catalunya". Esa falta de respeto a toda una nación parece menos grave cuando no es la suya.

Lo cierto es que todo esto me importa un pimiento, lo que realmente me preocupa es lo que Esperanza, metiéndose donde no la llamaban, quiere encubrir: la huelga en educación a nivel nacional como protesta al modelo ultraliberal del PP que perjudica a lo público y la desviación del déficit de la Comunidad de Madrid en un 100%. Esto es lo preocupante, y no un partido de fútbol. El circo y las cortinas de humo para el que se los trague.

Fecha: 22/05/2012 23:50.


Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris