Facebook Twitter Google +1     Admin

Fanatismo religioso y debilidades varias

20120919215716-mahoma.jpg

Las religiones son cultura, siempre y cuando éstas no sean utilizadas de manera torticera por líderes seculares que pretenden hacer de las creencias una eficaz arma arrojadiza de lucha contra el no creyente o contra quienes profesan una creencia distinta a la imperante. En el mundo occidental nos hemos habituado a ver al lado de nuestra casa mezquitas, templos de la Iglesia Adventista del Séptimo Día o locales donde los mormones imparten su doctrina. Todos conviven en perfecta armonía con la religión mayoritaria, que no dominante o imperante, la católica. Porque, si algo tiene quienes nos consideramos fieles (activos o pasivos) de esta creencia es que no te obliga a nada. No hay listas negras sobre si has ido o no un domingo a misa o si has dejado de confesar tus pecados.

Sin embargo, en territorios islámicos, ser católico no sólo es quedar marginado de por vida en la sociedad, es poder sufrir en carne propia el ataque de unos bárbaros, de unos radicales, de unos fanáticos que no entienden la diversidad, la variedad de creencias. Ellos pueden hacer chanza de Jesucristo o quemar iglesias con total impunidad, expulsar a esas personas del país. Pero, ¡¡¡oh cielos!!! no se puede hacer ni medio chiste sobre Mahoma porque entonces creen tener un motivo de peso para salir con toda la artillería para, incluso, asaltar embajadas de las naciones occidentales, matar embajadores y además amenazar con llevar su pillaje a suelo ‘infiel’.

Esto es lo que ha pasado por la difusión de un vídeo en el que se dejaba a Mahoma en no muy buen lugar, que estos tipos del turbante se han incendiado y se han tomado la justicia por su mano. El profeta, tan respetable como nuestro Señor Jesucristo, es sagrado para esta gente, pero esto a la inversa no funciona. Es decir, quien quema sin provocación previa iglesias o mata a cristianos no tolera posteriormente una burla sobre su dichoso Mahoma y encuentran ahí el motivo para echarse al monte o al desierto a la caza, captura y decapitación del infiel.

Lo que más me preocupa de esta historia no son los ataques en sí, sino que el presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, ha mostrado una debilidad más propia de un tipo incipiente en política que de alguien que casi lleva cuatro años en la Casa Blanca. Si una gran potencia como los USA tienen que disculparse por un vídeo satírico, faltón, pero que no mata a nadie, eso lleva a pensar automáticamente al ofendido que Occidente es una perita en dulce para someternos a sus caprichos.

Comentarios » Ir a formulario



gravatar.comAutor: Maria Hernandez

Lo cierto es que no ofende el que quiere sino el que puede.
Esas caricaturas, mofandose de Mahoma, publicadas en Francia, no deberían ofender a nadie, salvo a los fanáticos religiosos que buscan la mínima excusa para hacer explotar bombas. 
Y digo que no deberían ofender a nadie mas que nada por su mal gusto. Lo escatológico es un recurso fácil mas propio de ignorantes.
Pero claro ahí esta la libertad de expresión, gracias a Dios.

Conocido es también que en países de mayoría islámica, con fanáticos o sin ellos, los cristianos o de cualquier otra religión, no gozan de esa bendita libertad de expresión, mas bien al contrario.

Aquí, los cristianos, expulsamos a los moros hace muchos años, gracias a Dios, y no intentamos obligar a nadie a que vaya a la Iglesia. Ni siquiera a esos extranjeros, de todas las nacionalidades y religiones habidas y por haber, como son moros, sudamericanos, rumanos y demás calaña que tan solo llaman a la puerta del Templo, Caritas....para pedir limosna y acabar con todos recursos que tantos nacionales necesitan ahora mismo.
Que se vayan a sus países y dejen de vivir de la buena Fé de los demás.

Es que si los católicos fuésemos siquiera la mitad de fanáticos que estos Ala-badores de Mahoma deberíamos crucificar a la adorable Cecilia, la restauradora.

@MMariaHs

Fecha: 22/09/2012 12:23.


gravatar.comAutor: E. Vinent

Aseguro no haber visto la ofensiva viñeta/chiste/lo que sea que ha levantado semejante revuelo.
Así y todo dejo mi huella en contra de los que quieren ser aceptados y respetados incumpliendo por completo cualquier regla cercana al raciocinio del ser humano.
En cuanto al "tema Obama" ya pasa a ser preocupante su continua "bajada de pantalones"...¿qué pasó con Bin Laden el supuestamente muerto y enterrado bajo las leyes islámicas? (En el mar, primera vez que lo escucho...)¿Eso no causó revuelo? ¿Por eso no hay que pedir perdón? Ah, espera, olvidaba lo contradictorio de la mente Estadounidense...un chiste ofende, una vida carece de valor y encima le hace subir puntos. Pues nada, "level up" y superado con sobresaliente. Mi no comprender, my friend...

Fecha: 22/09/2012 13:35.


gravatar.comAutor: P.A.C

Fanatismo religioso y otras debilidades
Admiro su profunda convicción, pues no es nada fácil hoy día declararse creyente en un sistema cada vez más laico e incluso un tanto ateo. Actualmente y gracias a Dios, ya que si no, no encuentro otra explicación, vivimos en un país en el que como usted señala se puede disfrutar de libertad religiosa y como consecuencia de una agradable convivencia entre Católicos, Musulmanes, Evangélicos, Testigos de Jehová, Mormones... etc, etc. Pero sin embargo esto no ha sido siempre así en este país. Y que conste, que no me estoy refiriendo a la "Edad del Oscurantismo", ni siquiera a los albores del siglo xx. Siento decepcionar quizás a muchos que por su juventud, y a otros por su mala memoria, no recuerden el país de los años "50", "60" y "70", donde no comulgar con la religión del Estado significaba "el infierno", no sólo el que venía después de la muerte, si no el que te hacían pasar en vida. Yo viví esta experiencia.
Mi reflexión: " Dios es un Dios de paz" 1 Corintios 14:33
P.A.C

Fecha: 25/09/2012 20:20.


gravatar.comAutor: Máximo Medina

La religión como tal es una creencia y por ello se convierte en algo muy personal. Como es obvio, en lo personal no hay nada escrito en piedra y cada cual se la toma como mejor le parece. Invocando la religión se han hecho multitud de disparates, pero más como que pretexto que otra cosa. No soy amigo de criticar la creencia de nada y mucho menos tratar de hacer mofa de ella. Pero con la manida libertad de expresión todo es posible y lo nunca comprenderé son las actitudes de los que se sienten ofendidos. Está bien una protesta, incluso airada, pero de ahí pasar a la violencia, me parece demasiado. Sería como para recordar aquellas palabras de Jesucristo: "Perdónales Señor, porque no saben lo que hacen" y zanjar el tema.

Fecha: 28/09/2012 17:50.


Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris