Facebook Twitter Google +1     Admin

Las promesas (electorales) de Rajoy

20140101202817-0000aaaa1aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaar.jpeg

Mariano Rajoy nos promete que 2014 va a ser el año del inicio de la recuperación, titular que los adeptos al régimen pepero compraron sin duda alguna, a pesar del claro riesgo a contraer una enfermedad contagiosa tras ingerir un producto que no tiene, de raíz, muy buena pinta. No hay signos en el ciudadano de a pie que indique que las cosas vayan mejor y basta con remitirse a los datos del desempleo. Poca o ninguna esperanza hay para quienes siguen esperando una llamada para poder trabajar, aunque sea en un puesto a media jornada, pero lo suficiente para al menos asegurarse tres comidas calientes al día.

No podemos olvidar que dentro de cinco meses tenemos elecciones europeas que, aunque no dejan de ser de segunda o tercera línea, acaban por demostrar una tendencia en lo que puede ser el próximo encuentro con las urnas, en 2015, que además será doble, puesto que tocan autonómicas-municipales y generales, unos huesos bastante duros de roer por parte de un Ejecutivo al que los sondeos no le son demasiado favorables (aunque sigue contando con el hecho de que su máximo rival, el PSOE, tampoco remonta en las encuestas).

Es obvio que al PP no le queda otra que prometer auténticas quimeras para intentar convencer tanto al electorado propio como al ‘prestado’ de que es posible salir de la crisis, de que los seis millones de parados no volverán a registrarse, de que tal vez al final de la legislatura se esté más cerca de los 4 que de los 5 millones de desempleados, de que nuestros estudiantes estarán recibiendo una educación de calidad, de que nuestra atención sanitaria está entre las mejores del mundo, de que somos un país de oportunidades…pero lo que sucede es que el personal está harto de escuchar falsos anuncios y lo que quiere son realidades contantes y sonantes.

Hay quien mantiene la idea de que en Génova 13 y en Moncloa dan por descontada una derrota más o menos palpable en las elecciones europeas, pero es algo que no les inquieta en exceso ya que consideran que recibido el castigo en este primer semestre, queda un año para darle la vuelta a la tortilla en los comicios locales y casi 18 meses para conseguir lo mismo en la cita nacional. Me da a mí que ni Arguiñano, Chicote y los cocineros de Masterchef conseguirían despegar ahora mismo esa tortilla que parece fuertemente agarrada por la cara del fracaso.

Comentarios » Ir a formulario



gravatar.comAutor: María

Su propio nombre lo indica mariaNO no cumple. Y con decir que la culpa es de los otros ya cree que lo arregla todo. Pues NO, Mariano, así NO. Como si él fuera un recién llegado a la política y hubiera aterrizado de Marte el día que ganó las elecciones.
No entiendo para qué se mete en esos berenjenales. Y si, a final de año, todo sigue igual seguirá echando la culpa al destino, a la suerte o al primero que pase por delante.
Pues NO señor. Si no cumples, Mariano, vete a tu casa. Que Noostá el horno para bollos.

@MMariaSp

Fecha: 06/01/2014 11:51.


gravatar.comAutor: María

Ahh y, si quiere que mejore la situación, que vaya dando ejemplo y elimine, para empezar, los dos Ministerios ( o minteríos o misterios) que están vacíos de competencias, y no lo digo por la incompetencia de sus titulares, que podría ser, sino porque ese trabajo lo hacen las Comunidades Autónomas. ¿NO se había dado cuenta?

@MMariaSp

Fecha: 06/01/2014 12:10.


Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris