Facebook Twitter Google +1     Admin

Crisis turística en Santa Cruz de Tenerife

20090611112529-350px-calle-castillo.jpg

El turismo en las Islas, sobra decirlo, resulta esencial, es el principal motor económico y en estos tiempos de crisis hay que cuidarlo como la planta más preciada que uno pueda tener en su hogar. Por eso, tras conocer esta información redactada por un compañero en El Día, hay que empezar a preocuparse y, sobre todo, pedirle a nuestras autoridades que hagan algo al respecto, si bien tengo mi propia teoría que luego pasaré a explicar. Según los datos aportados por el periodista Tachi Izquierdo, "el número de visitas diarias de turistas en la capital tinerfeña se ha reducido en un 20% durante el ejercicio de 2008, un dato que, según la estadística elaborada por el Centro de Iniciativas y Turismo (CIT) y la Universidad de La Laguna (ULL), revela que la mayor caída se ha reflejado en los visitantes del resto del territorio nacional, en un 20,14%. La pérdida de visitantes diarios es de unas 540 personas, cuando la cifra habitual antes de esta bajada era de unos 2.700 visitantes".

Sinceramente, son cifras que, a pesar de que tienen que poner los pelos de punta a más de un empresario del sector de la restauración y a los propios hoteleros, no me sorprenden porque Santa Cruz de Tenerife se ha convertido en esa especie de ciudad fantasma los fines de semana en los que la oferta de ocio para el visitante se reduce, con todos los respetos del mundo, a un rastrillo multicolor que, dicho sea de paso, empieza a tener tentáculos muy crecidos y empieza a sobrepasarse de su espacio (la Justicia dio la razón a los feriantes, pero no hay que tentar la suerte) y a los museos. La gran mayoría de los restaurantes echan el cierre, los comercios, ídem de ídem, y así podemos seguir hasta el infinito.

Sí, ya sé que muchos dirán lo mismo de siempre, ya está este Velarde con la matraquilla de que hay que abrir, que no nos deja ni descansar los domingos. Miren, ustedes son libres de hacer lo que quieran con sus negocios. Soy ciertamente respetuoso con esas tiendas familiares (cada vez las menos) que salen adelante echando horas y mucho sacrificio, pero hay otros comerciantes que se han acostumbrado a la dolce vita, incluso alguna empresa ya de mediano tamaño, en un lugar clave de la calle Castillo, que se permite el lujo de cerrar a mediodía. ¿Acaso es que no tiene empleados de sobra o los que tiene hacen turno partido? Pudiera ser, pero manda 'webhos'. Esos son los mismos que han puesto trabas a la implatación de un gran Corte Inglés o el Meridiano o el Centro Comercial Tres de Mayo. No quieren competencia y eso lo único que hace, aparte de generar antipatías por parte de los consumidores, es echar a los turistas de la ciudad. Vayan ustedes un domingo al sur o al Puerto de la Cruz y verán la vida comercial. Quien quiere abre y quien no, no lo hace. Ahora, desde luego, sé que en Santa Cruz no se puede aperturar al libre albedrío porque la norma lo impide, pero algo habrá que hacer, o acabaremos de por vida con el turismo capitalino.

Comentarios » Ir a formulario

Autor: Paco el de la Calle El Castillo

¿Y no será que Ángel Llanos tiene la culpa? ¿Y no será que mientras estuvo dirigiendo la Sociedad de Desarrollo le hacía el gusto a los suyos gastándose una suma extraordinaria de dinero para trae a Craig David y compañía y montar su maldito paripé de entregar una manta esperancera que sale un ojo de la cara (en tiempos de crisis así demuestra el PP su solidaridad) para que luego estos cantantes multimillonarios la dejen tiradas en el coche que los traslada al aeropuerto, en vez de organizar actividades culturales para toda la familia que revitalice el centro de Santa Cruz? ¿O por qué se ha cerrado el Teatro Guimerá?
Ya estamos hartos del "Pibe de Ofra", está hundiendo Santa Cruz para paradójicamente aumentar su popularidad y conseguir ganar las futuras elecciones. Pero así nos va...

Fecha: 11/06/2009 14:19.


gravatar.comAutor: Máximo Medina

Me gustaría empezar con una pregunta: ¿de cuándo para acá Santa Cruz es una ciudad turística? Si así fuera, qué son entonces el Puerto de la Cruz, Arona, Adeje y demás enclaves, eso sí, turísticos. Hombre qué duda cabe que la capital tinerfeña ha tenido algo de turismo, pero de ahí a convertirla en una ciudad turística, media bastante. Acerca de los asuntos de grandes artistas en macroconciertos y la fantasmal Santa Cruz de los fines de semana, estoy de acuerdo con el amigo Velarde. Sobre los conciertos, los organiza algún promotor, pero luego quien, casi siempre, paga son las entidades públicas. ¿Será porque al politiquillo de turno le gusta más una foto que a un tonto una tiza? Quizás, pero siempre que sea con dinero que no sea suyo. En lo de fantasmal habría que mirar al pasado, porque no fueron, precisamente, los ciudadanos de Santa Cruz, los que pidieron encarecidamente al consistorio que se pusiera a cerrar calles al tráfico rodado en todo el centro de la ciudad. Pero esto no es sólo patrimonio nuestro, sino de todos los lugares en los que se optó por la peatonalización. Se gana tranquilidad, pero se pierde bullicio y también comercialidad. ¿Conocen alguna gran superficie o macrocentro que esté dentro de los cascos urbanos? ¿No? Pues eso.

Fecha: 11/06/2009 22:36.


Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris