Facebook Twitter Google +1     Admin

Políticos que pasan olímpicamente y no se mojan con todo un campeón

20140725070924-677974.jpg

Se llama David González Rodríguez, nadador paralítico de Santa Cruz de Tenerife, medallista olímpico en Barcelona y Sidney, amén de ganador en varios certámenes internacionales que, sin embargo, es despreciado por parte de las autoridades políticas de la isla, pero especialmente del Consistorio chicharrero que se ha cansado por activa y por pasiva de prometerle homenajes a mansalvas. Lo único que ha recibido este hombre de 41 años ha sido el olvido más absoluto porque, no nos engañemos, primero que no mete goles y no es un Pedrito que esté jugando en el Barcelona. Si se hubiese tratado de un deportista afamado, de esos que están todo el día en la televisión, nuestros políticos ya hubiesen perdido la parte impúdica y baja de la espalda para estar sacándose la foto de rigor. Una verdadera vergüenza.

David González, para que nuestras autoridades se vayan poniendo al día, ha sido uno de los mejores nadadores que ha dado nuestra tierra, además con el doble valor de que ha vencido dos veces, primero a sí mismo y a sus impedimentos físicos y, posteriormente, dándolo todo en la piscina. Tiene un mérito incalculable lo que ha hecho este deportista como para que a cambio haya recibido tal desprecio sordo y mudo por parte de quienes más debían estar satisfechos de contar en su municipio, en su isla y en toda la comunidad autónoma canaria de alguien con tal pundonor, una persona capaz de vencer todos los obstáculos, que sabe que el único impedimento real que hay en esta vida es la falta de actitud, el escatimar el empeño y el esfuerzo.

Evidentemente, ahora que estamos a pocos meses para las elecciones, tal vez a algún cerebro en la Casa de los Dragos se le encienda la bombilla y quiera solventar estar chapuza. El problema es que tal vez el equipo de José Manuel Bermúdez sea el menos culpable de este dislate. Antes que él han pasado por el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife los señores Manuel Hermoso, José Emilio García Gómez o Miguel Zerolo. Demasiados alcaldes como para acordarse ahora de lo prometido, pero como bien reza el refranero español, nunca es tarde si la dicha es buena. Por lo menos, aunque sea con dos décadas de retraso, el bueno y el campeón de David González merece ese reconocimiento público. Que así sea.

Nota: No ha sido posible hallar una imagen del campeón David González, la imagen corresponde a otro nadador paralímpico y no procedía poner foto de los políticos culpables de esta chapucería. A ellos no les importa salir en las imágenes, aunque sea para que se hable mal de ellos, pero en este caso no procedía.

Comentarios » Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris