Facebook Twitter Google +1     Admin

Carmena pone a Madrid a la altura de una república bananera...y castrista

A la altura del betún o, mejor dicho en este caso, a la altura de una república bananera. De esta manera ha dejado Manuela Carmena a los madrileños con su fijación y su sectarismo antifranquista.

La alcaldesa de Madrid, mal asesorada por gente sesgada como la concejal de Cultura, la podemita Celia Máyer, se ha gastado algo más de 20.000 euros (IVA incluido) en fichar a una supuesta asesora en temas de Historia. La elegida fue ni más ni menos que una hija del dictador cubano Fidel Castro, Mirta Núñez-Díaz Balart -La turbia trampa de Carmena para adjudicar el contrato de la Memoria Histórica a una hija de Fidel Castro-.

Como de casta le viene al galgo, la 'experta' en indicar qué calles aún guardaban reminiscencias del más rancio franquismo y qué monumentos aún quedaban por purgar y derribarlos del pedestal hizo una composición superficial, sectaria y, por supuesto, errada.

De hecho, el ridículo que ha hecho Carmena en este asunto es de tal calibre que no ha habido día en el que no le hayan pintado la cara a ella o a su apreciada Celia Máyer a cuenta de este despropósito de reinventar la Memoria Histórica a gusto de la pandilla chupi guay de los podemitas.

ERRORES DE BULTO

La penúltima 'hazaña' del equipo de Ahora Madrid, gracias a la errada 'hoja de ruta' de la asesora histórica de ínfulas castristas es quitar símbolos que nada tenían que ver con el franquismo. 

Por lo pronto, el Consistorio anunciaba que, por un error interno, volvía a colocar la placa en recuerdo a los ocho carmelitas muertos el 18 de agosto de 1936, retirada el viernes del cementerio de Carabanchel.

No es esta la única metedura de pata del Ejecutivo de Ahora Madrid. También ha quitado la placa a José García Vara, sindicalista de la Falange asesinado en abril de 1935 (es decir, quince meses antes del inicio de la Guerra Civil), a quien la concejal de Cultura, Celia Mayer, vinculaba con el franquismo.

También entran en esa nómina de errores el conjunto escultórico a José Calvo Sotelo y su recuerdo en Velázquez, 89. Cualquiera con una mínima noción de Historia sabe que el político conservador fue asesinado la madrugada del 13 de julio de 1936, menos de una semana antes del inicio de la contienda fratricida.

EL BAÑO DEL CONCEJAL DEL PP PEDRO CORRAL

Y antes de perpetrar estas atrocidades en nombre de una Historia inventada, el concejal del PP Pedro Corral ya le había dado un baño de órdago a la grande a la alcaldesa y a la edil de Cultura por tragarse sin comprobar nada el informe que la bien pagada de Mirta Núñez les había endosado al módico precio de 17.999 euros más IVA -El alegato que desmonta una a una las mentiras sectarias de la okupa Celia Máyer-.

Pues a pesar de la tunda y de que Carmena quedó bastante tocada con un asunto, el de la Memoria Histórica, que nunca tuvo mucho interés en remover, los despropósitos han seguido vigentes y lo peor es que hay nuevos monumentos y calles que corren peligro con estos manazas que confunden a su conveniencia lo que debe ser o no Historia de este país -Carmena y Máyer se dan un tiro en el pie con el callejero franquista: hasta los socialistas llaman a Corral para felicitarle-.

Comentarios » Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris