Facebook Twitter Google +1     Admin

César Strawberry, con la música a otra cárcel

Se ha hecho Justicia. Por fin el Tribunal Supremo le enmienda la plana a alguno de esos juececillos que vegetan en los juzgados de la Audiencia Nacional y que se muestran muy comprensivos con aquellos que hacen burlas, mofas y befas con las víctimas de ETA.

Sí, tenemos en ese edificio que se hizo famoso cuando las famosas apariciones del protagonista Baltasar Garzón subiendo de dos en dos los escalones, a personajillos como el juez Pedraz, una suerte de elemento que en su ADN está considerar como libertad de expresión y pinceladas de humor los chistes del concejal podemita en el Ayuntamiento de Madrid Guillermo Zapata cuando humillaba a Irene Villa o hacía enaltecimiento del holocausto judío.

También otro de estos puñeteros togados vio arte en los tuits del componente de Def Con Dos César Strawberry, ese que soñaba con que el GRAPO acabase con el fascismo de Esperanza Aguirre o que proponía un nuevo secuestro de Ortega Lara e incluso que se hiciese un videojuego, el Street Fighther con el propio Lara y Eduardo Madina, ambos víctimas de la crueldad de ETA.

Sin embargo, el artista no tuvo la suerte de Zapata y su causa fue elevada al Supremo y allí le han mandado con la música a otra cárcel, para que se quede un añito reflexionando sobre las bestialidades subidas a Twitter. Personajes de esta catadura sobran en algo tan bonito y maravilloso como la música. Strawberry ha demostrado que lo suyo, más que el cante, es el berreo y hacer el cernícalo como si no hubiese un mañana.

Comentarios » Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris