Facebook Twitter Google +1     Admin

Frenazo al juez estrella

20100516061106-garzn-2.jpg

El juez Baltasar Garzón, mal que le pese a sus acólitos, será juzgado por el caso de la apertura de fosas de posibles represaliados de la época del franquismo. El magistrado estrella (ahora más bien estrellado) de la Audiencia Nacional ha intentado toda clase de artimañas para librarse el auto del juez Varela. Su última y patética ardid fue la de pretender poner pies en polvorosa para irse al Tribunal Internacional de La Haya, incluso con la anuencia de los ministros de Justicia y Exteriores, los señores Caamaño y Moratinos, respectivamente. Pero la estratagema no ha surtido los efectos deseados y al final se tendrá que sentar en el banquillo y, de paso, se juega una suspensión más que prolongada. Por lo pronto, tiene que dejar su actividad y esperar a ser juzgado.

 

Lo cierto es que, a pesar de los desmanes de Súper Garzón, deben ser muchos los favores que otros deben de pagarle porque de lo contrario no se entiende que haya habido concentraciones, poco espontáneas, eso sí, frente a la Audiencia Nacional y otros Tribunales de Justicia en el resto de España. Intelectuales, sindicalistas y, principalmente, artistas de la ceja, se han posicionado claramente en contra de la decisión de que se juzgue al magistrado jienense, entienden que no se está actuando con justicia y reclaman que se restituya al puñetero legislador en su sillón.

 

Sin embargo, estos mismos que ahora enarbolan la bandera de la parcialidad del juez Varela e insisten en motivos de enemistad para que se abstuviese en este procedimiento, olvidan el gran daño que se le causó en su momento al juez Gómez de Liaño, cuyo único pecado fue el de pretender pararle los pies al entonces gran magnate mediático en España, Jesús de Polanco, el dueño del gran emporio Prisa. Entonces, que yo recuerde, todos estos, que ahora salen en manifestaciones y concentraciones a clamar por el maltrato con el que está siendo dispensado Garzón, eran los que aplaudían con las orejas por quitar de en medio a un magistrado molesto, tal y como le aconteció también a un juez de Murcia que era reacio a conceder la adopción de un menor a una pareja de lesbianas.

 

Por supuesto, soy de los que considero que el Tribunal Supremo no lo va a tener fácil a la hora de juzgar al juez estrella. Las presiones desde todos los ámbitos van a ser terribles, empezando desde las que provengan del Gobierno hasta las que finalicen con las algaradas de sus satélites, conformados por la plataforma de los artistas cejateros y pancarteros, amén de los sindicatos, esos que sólo hacen huelgas sectoriales, léase los funcionarios, y tienen como mandamiento de cabecera la defensa del juez Garzón, algo que, como ustedes podrán imaginar, tiene en un sin vivir a 5 millones de parados.

Comentarios » Ir a formulario

gravatar.comAutor: Máximo Medina

En este proceso hay muchas preguntas y quizás algunas ni siquiera tengan una respuesta. La primera es que al juez Garzón le enjuicia otros magistrados por una presunta prevaricación, no por política ni por afinidades entre jueces. Estos, con lo corporativistas que son, si deciden enjuiciar a uno de los suyos será por alguna razón y no sé qué otra que no sea estrictamente judicial. Nadie está por encima de la ley y los jueces menos, porque tienen la obligación moral y legal y aplicarla. Las manifestaciones me parecen absurdas, mucho más las de los sindicatos, porque no se juzga si el titular de la Audiencia Nacional es bueno o malo, sino si ha cometido errores, graves en este caso, a la hora de instruir un expediente en cuestión. Sin embargo, pienso que el Tribunal Supremo sí lo va a tener fácil a la hora de juzgarle, porque se atendrá en todo momento a la legalidad vigente. Quien aplica normas generalmente suele tener razón y la de Garzón parece que está en entredicho. Ahora bien, la cuestión es puramente judicial y no veo por ello necesidad alguna de apoyo o manifestación a favor de una de las partes. Obvio indicar que Garzón tendrá todas las garantías de cualquier acusado. Otra pregunta que no quiero dejar en tintero: ¿por qué el PSOE le defiende tanto si fue el juez responsable, directo o indirecto, de que algunos de sus cargos acabaran en la cárcel? Seguramente será una pregunta sin respuesta.

Fecha: 17/05/2010 15:44.


Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris