Facebook Twitter Google +1     Admin

Rajoy opina del paro:

20130304224924-rajoy-portada-ediima20130205-0216-1.jpg

- Señor Rajoy, ¿Qué le parecen los últimos datos del paro?

- Adiós, buenos días.

Así, con esas tres palabras, el presidente del Gobierno de España dejó plantada a la prensa que a la salida de la clínica La Milagrosa, donde se encuentra internado el Rey, le esperaba para cuestionarle por el tema económico de relevancia, el nuevo incremento del desempleo hasta superar la barrera de los cinco millones de personas.

Mariano Rajoy sigue aplicando punto por punto el manual de la incomunicación de la que ya hacía gala en Génova 13. La máxima de este presidente es que salga su fiel escudera, la gafapastas de Carmen Martínez Castro, a extinguir cualquier rebelión mediática, a enfriar con el portazo y tente tieso a todo periodista que se atreva a cuestionar al líder por algo tan rancio como el paro. No, eso no es un problema que tenga que resolver Mariano, sino que la culpa es del anterior inquilino, de Zapatero. Pero es que el discurso de la herencia recibida está más gastada que las zapatillas de Forest Gump.

Rajoy ya no se acuerda de aquellos tiempos invernales en los que se ponía delante de la puerta del INEM para ser entrevistado en un periódico de tirada nacional como es El Mundo y con un titular en el que aseveraba que cuando él gobernase, el paro bajaría. Pues bien, algo falla en su silogismo porque, o bien no gobierna y por eso no ha bajado el desempleo, o es que verdaderamente su único afán era pillar cacho, sentirse presidente por cuatro años y luego esperar un revolcón en las urnas.

El inquilino de la Moncloa no puede permanecer en esa desesperante situación de pasividad, de desaparecer de la escena pública. Uno no es elegido presidente de una nación para que, en cuanto los problemas crecen, dejarle la patata caliente a la Soraya de turno, a Alfonso Alonso o a Esteban González de ‘quita y Pons’. España necesita gente que dé la cara, no personajes melindrosos, auténticos artistas en evadirse cuando las nubes vienen negras y con amenaza de descargar una tormenta de dimensiones bíblicas.

Comentarios » Ir a formulario



gravatar.comAutor: María

Ya está bien!
No nos merecemos a un monigote, una marioneta, dicho sea sin animo de ofender, como Presidente, que este ahí por estar...como la puerta de Alcalá,..viendo pasar el tiempo. Si no sabe que se vaya, yo no estoy dispuesta a mantenerlo ahí casi tres años más. No le votamos para esto.
Ya pasa de castaño oscuro.

Espero que no ocurra, como nos contaba un experto chocolatero, hace poco tiempo, lo que ocurre con las almendras, que a la sexta que te sale amarga, la palmas, te vas al otro mundo. Que este país no la palme con este sexto presidente de la democracia, porque estamos poco menos que agonizando como quien dice y a Marciano, digo Mariano, no se le pasa por la cabeza dar un puñetazo en la mesa y dejar de marear la perdiz.
Parece que vive en los mundos de Yupi o, no sé, que vive en diferido....porque la famosa rueda de prensa a través de monitor, ¡vamos hombre!

No se puede ser mas cobarde...primero, no se atreve a pronunciar el apellido Barcenas, no vaya a ser que salte la alcantarilla y, segundo, Se escuda detras de las mujeres: Soraya Sáenz de Santamaría y, sobre todo, su Secretaria General, Dolores de Codpedal, que como su nombre indica parecía que tenía un dolor el día que hizo las famosas declaraciones sobre el despido diferido.

Rajoy, deja paso!


@MMaria

Fecha: 07/03/2013 07:34.


gravatar.comAutor: E. Vinent

Una duda, ese: " Adiós, buenos días " ¿lo dijo solo ese día o es para siempre?
Si es la segunda opción da muestras de ser un hombre sabio y no un incompetente de tomo y lomo. Si es la primera...ápaga y vámonos.
Nada que añadir al artículo ni al comentario de María.
Sr. Rajoy, como decimos en mi tierra: ¡¡"Mándese a mudar" !!

Fecha: 07/03/2013 20:03.


gravatar.comAutor: Máximo Medina

El problema del ascenso del desempleo en España radica en dos cuestiones: 1) una reforma laboral muy permisiva y que da todo tipo de razones a los empresarios para despedir (no para contratar) y 2) que la coyuntura económica no termina de despegar a pesar de que todos los indicadores señalen lo contrario. El consumo no se reactiva y mientras eso no suceda, no se creará empleo. Ni en este país, ni en ninguno que soporte estas mismas premisas económicas. Si a lo expuesto añadimos la reforma de la Administración pública (pendiente y quien sabe si alguien día se llevará a cabo), el número de desempleados seguirá subiendo en España. Y todo en aras de mantener un déficit público del cual sólo son responsables los políticos que ahora aplican estas leyes y encima nos dicen que lo hacen por nuestro bien. Me parece por tanto normal que Rajoy le diga a la Prensa 'buenos días', ¿qué les va a decir que el culpable del paro que él ha generado es Zapatero? No colaría.

Fecha: 08/03/2013 17:22.


Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris