Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Noviembre de 2009.

¿Oposiciones para político?

20091101133508-congreso.jpg

Recientemente, en un debate televisivo, alguien mandó un mensaje donde mostraba su sorpresa e indignación por el hecho de que quienes tienen entre manos las decisiones más importantes de un país, de una comunidad autónoma, de una isla o de un municipio no estén obligados por ley a pasar ningún tipo de examen o de oposición, algo que hay que hacerlo para desempeñar cualquier labor dentro de la función pública. De acuerdo que, tal vez, lo de tener que acceder a la casta política a través de una prueba calificatoria, al igual que el resto de funcionarios, puede resultar demasiado complicado de establecer en estos momentos, pero sí que es cierto que no estaría mal empezar a regular una serie de parámetros que dictaminasen claramente las condiciones por las que una persona puede acceder a esa carrera política.

En primer lugar, y como requisito indispensable, no estaría de más que cualquiera que desee ser desde alcalde, presidente del Cabildo o jefe del Ejecutivo estatal tuviera, como mínimo, la carrera de Ciencias Políticas. Ya que uno va a ejercer por un período de tiempo una función tan relevante como la de gestionar los bienes públicos y a tomar decisiones que afectarán a la comunidad, lo menos es que tenga un sustento intelectual, saber las razones por las que se hacen o no se hacen las cosas. Lo que no es de recibo es que, por ejemplo, para ser presidente del Gobierno de España o para ocupar una cartera ministerial no se exija, siquiera, una formación universitaria. Y miren que en este santo país se han dado varios casos de ocupar la cartera de Trabajo (hoy ese mismo tiene las competencias de la Política Territorial, el señor Chaves) una persona con nociones mínimas de electricista. Y no, no tengo nada contra la Formación Profesional, pero entiendo que se requiere algo más que una excelente preparación en electricidad para saber manejarse en una administración pública, sea del tamaño que sea.

Otro de los puntos vitales es la obligatoriedad por ley de permanecer un tiempo limitado en la poltrona. Aquí, el único político que ha cumplido con su palabra y que tan solo permaneció ocho años en el poder fue José María Aznar. Dos mandatos y, en el caso de que el electorado hubiese querido seguir votando al mismo partido, el candidato ya era otro. Esta norma, tan aceptada y asimilada en los Estados Unidos, es algo que no va con nuestra idiosincrasia. Muchos se han creído que ese puesto es vitalicio y hacen de su posición de poder su parcelita particular y suelen, cuanto más tiempo permanecen en el sillón, perder contacto con la realidad, algo que recuperan únicamente en el tiempo de precampaña y campaña electoral.

Finalmente, también debería ser una obligación que estas personas que son elegidas para un cargo tengan un empleo al que puedan retornar una vez acabe su mandato. El problema, y está relacionado con el párrafo anterior, es que más de un político ha llegado a esta esfera por pura casualidad o porque desde jovencito se ha pegado a aquellos que tenían el poder. Sólo hay que ver comunidad por comunidad o municipio por municipio para darse cuenta de que hay muchas personas que jamás en la vida han tenido otro empleo sino el de ser alcalde o presidente autonómico y una vez pierden el poder suelen quedarse bastante desorientados y, por eso, evitan por todos los medios tener que abandonar el poder. Sin duda, hace falta una gran regulación en España de la vida política, aunque dudo bastante de que el acceso se pueda hacer vía oposición, pero sí al menos pedirle esa formación, tener un empleo previo y limitar su tiempo en el cargo. Así, seguramente, hasta nos evitaríamos las corruptelas políticas que vemos diariamente en los informativos.

 

Acaparador Garzón

20091102130001-garzon1.jpg

El juez de la Audiencia Nacional, Baltasar Garzón, debió tener una traumática infancia. Estoy casi seguro que el jienense fue de esos niños que cuando llegaban las Navidades se pegaba cual lapa frente a las cristalerías de las jugueterías y se pediría todo lo mejor. Sin embargo, cuando los Reyes Magos pasaban por su casa, le dejarían dos trastos y, seguramente, un gran saco de carbón por haber sido desobediente (algo que no ha cambiado, pero ahora la gravedad de sus hechos son mayores). Me imagino la pelotera de niño Baltasar, renegando incluso de su tocayo, el rey negro. Es más, seguro que si hubiera podido le habría emitido una orden de expulsión de España, que no hubiese sobrepasado los límites de África con el Mediterráneo.

Ya en serio, lo que sí parece muy preocupante del megajuez estrella es su exceso de protagonismo y de querer arrobarse todos aquellos casos que pudieran considerarse mediáticos. Da lo mismo el día, la hora o el lugar, allí donde hay un foco informativo de relevancia, llegada el personaje togado para hacerse cargo de la instrucción. De hecho, salvo los atentados del 11 de marzo de 2004, Garzón se ha encargado de los casos más espectaculares de los últimos tiempos y, de no ser así, pues el mismo se encargaba de echar andar peticiones como la de la remisión del certificado de defunción del Generalísimo o de la apertura de tumbas de los represaliados republicanos a manos de los acólitos de Franco. Lo de Garzón, qué duda cabe, es un estar permanentemente frente a las pantallas, que se vea quien tiene el poder (al menos así él lo cree).
Ahora, por pura casualidad, está con el caso de corrupción surgido en Santa Coloma de Gramanet, dentro de la Operación Pretoria, y donde están implicados el alcalde socialista y miembros muy cercanos al pujolismo. Sí, puede sorprender que su señoría se haya atrevido a meterse con el PSOE, pero no lo es tanto si tenemos en cuenta que el Supremo puede sentenciar, incluso, la expulsión o inhabilitación del señor Garzón por su prevaricación en el caso de las tumbas del franquismo. Me da la sensación de que la elección de este caso catalán no responde tanto a un capricho de protagonismo como sí a un aviso a navegantes para que tengan mucho ojo con lo que pueda dictaminarse en el Alto Tribunal.

De todas maneras, lo que pueda suceder con Garzón en el Supremo no dejará de ser una consecuencia directa de su voracidad y ambición. Quien ha tratado de polarizar todos los casos, sin dejar que muchos de ellos recayesen en quien realmente competía en ese momento, puede ser que ahora empiece a pagar esa actitud de trepa. Por lo pronto, tanto a él como a su amigo Bermúdez les dejaron sin ser presidentes de la Audiencia Nacional. Y ahora, con un poco de suerte, se dictaminará la inhabilitación del superjuez, ese capaz de entalegar a presuntos corruptos mientras él se marchaba de cacería con el entonces ministro de Justica, el señor Mariano Fernández Bermejo. Pero en esta vida, todo tiene un principio y un fin, algo que parecía desconocer míster Garzón.



Una tragedia evitable

20091103110808-cadaver-tenerife-los-gigantes-n-301xxx80.jpg

¿Pudo haberse evitado la tragedia acaecida en la playa de Los Gigantes, en el municipio tinerfeño de Santiago del Teide? La respuesta es que sí, pero que si pasó lo que pasó fue, lamentablemente, por esa necedad que caracteriza a algunas personas, capaces de saltarse las normas y los cartelitos de prohibición. Porque sí, sé que puede sonar duro, que seguramente estas dos mujeres no tienen culpa de nada, pero no menos cierto es que esa parte de la playa estaba acotada y fueron muchos los bañistas que en las semanas previas se saltaban el precinto que había colocado el Ayuntamiento sureño. El testimonio del socorrista de la zona fue bastante contundente, que nadie hacía caso a esa señal y en más de una ocasión tenía que recordárselo a aquellos que osaban a traspasar el límite. Unos hacían caso y otros, desgraciadamente, se tomaban el aviso como algo excesivo. No veían venir el peligro...hasta que sobrevino la catástrofe, obviamente.

Ahora, evidentemente, se empezarán a pedir responsabilidades al Consistorio presidido por Juan Damián Gorrín, que si se tendrían que haber adoptado medidas más restrictivas, que si colocar unas cintas o unas balizas no era elemento disuasorio suficiente, etcétera, etcétera. Sí, claro que podían haberse tomado medidas más contundentes, cerrar en su totalidad la playa, pero entonces se hubiese hablado de que el edil se cargó los negocios de los locales anexos a esta instalación. Por tanto, en buena lógica, se apostó por la solución más razonable, que no era otra que establecer el consiguiente perímetro de seguridad. Poco más se podía hacer en esa zona, dado la accidentada de la misma. Quienes hemos estado en esa playa, aún nos sorprendemos como la geología puede llegar a ser tan caprichosa y tan cruel al mismo tiempo.

Por eso, aunque suene bastante duro por mi parte, no creo que sea lícito reclamarle daños al Ayuntamiento de Santiago del Teide. Las medidas tomadas para prevenir esta desgracia estuvieron ahí, pero de verdad, reitero, los españoles tenemos, por regla general, la santa manía de desobedecer las indicaciones más simples. Simplemente, aplicando el sentido común, la desgracia sufrida en este coqueto municipio del sur de Tenerife se hubiera podido evitar. Empero, como decía el genial José María García, posiblemente el sentido común sea el menos común de los sentidos. Por eso, hoy tenemos que estar sufriendo la pérdida de dos vidas. Esperemos, al menos, que esto nos sirva a todos de lección.

La casa de los líos

20091104133534-1211751803334genova13dn.jpg

Hace unos años, el genial actor asturiano Arturo Fernández nos deleitó varias temporadas en Antena 3 Televisión con La casa de los líos, una serie en la que, obviamente, todo acababa convirtiéndose en el enredo más hilarante. Sin embargo, lo que está sucediendo en las últimas semanas en el Partido Popular a nivel nacional, tiene mucho de casa de los líos, pero, desgraciadamente, muy poco de humorístico. La situación general en España está como está y la principal formación de la oposición se dedica a guerritas intestinas, a hacerse la zancadilla los unos a los otros y a estar aireando a los cuatro vientos las desavenencias existentes. Eso sí, de ocurrir esto en Ferraz, es decir, en el PSOE, entonces se hablaría de debate de ideas muy enriquecedor. Pero la verdad es que cuando en el seno de un partido se producen estas disensiones, ni intercambio de pareceres constructivo, ni nada. Esto es, verdaderamente, una auténtica vergüenza y sólo produce un rechazo ya no sólo entre los votantes, sino incluso dentro de los propios afiliados.

Evidentemente, cualquiera que conozca como funciona internamente cualquier partido político sabe a ciencia cierta que, aunque debe mantenerse una disciplina, los intentos de asalto al poder están a la orden del día. Siempre habrá quien tenga una ambición desmedida e intente estar incordiando diariamente. A veces, qué duda cabe, es bueno que una formación cuente con varios y grandes líderes, pero siempre y cuando se sepa acotar su parcela. El caso lo tenemos en Madrid con Alberto Ruiz Gallardón y Esperanza Aguirre. ¿Quién puede poner en solfa su capacidad de trabajo, de gestión? Nadie, pero tampoco es falso que a los ciudadanos les empìeza a incomodar esas peleas de patio de colegio sobre quién tiene el verdadero liderazgo en Madrid, no sólo municipio, sino también Comunidad. De acuerdo que somos bastantes los que apoyamos en esas lides a Aguirre, pero también debería de guardarse muy mucho la señora presidenta de la región a la hora de combatir en cualquier foro. Al final, no se llamen a engaño, las peleas fraticidas acaban dando más réditos a la oposición.

Sin embargo, ¿con qué autoridad moral se puede reclamar seriedad y altura de miras a unos dirigentes regionales y locales si quien tiene que cortar con todo esto, el presidente nacional, Mariano Rajoy, es incapaz de poner a cada quien en su sitio y, de propina, determinados miembros de la ejecutiva nacional pasan de ir a la reunión convocada? Lamentablemente, lo que le sucede al líder del PP a nivel estatal es que le pesan mucho las dos derrotas en las Generales y que sabe, defienda quien lo defienda, que su reelección en el congreso de Valencia del año 2008 estuvo trufado por la falta de una alternativa sólida. ¿La razón? Bien nadie quiso quemarse antes de tiempo, por si acaso, o bien porque se espera una caída de Rajoy por su propio peso (el político, claro). Lo que pasa es que tras las últimas victorias electorales, Galicia, Europeas y el pacto en el País Vasco, a alguno le ha entrado algo más que miedo y empiezan a producirse unos movimientos sísmicos de gran intensidad, más aún cuando se han visto las últimas encuestas electorales. Pero lo dicho, ni con buenas perspectivas demoscópicas el PP nacional deja de ser esa casa de los líos.

 

Una huelga innecesaria

20091105113821-kaka-real-madrid-2009-6.jpg

La Liga de Fútbol Profesional sopesará mañana viernes la posibilidad de convocar una huelga por la medida del Gobierno de España de derogar la llamada Ley Beckham, esa que permitía a los clubes unas exenciones fiscales bastante ventajosas a la hora de traer a grandes cracks mundiales y que, por tanto, iban a cobrar más de 600.000 euros al año. En vez de reclamar un 40-44% de retenciones, el porcentaje se quedaba en el 24%, cantidad más que atractiva y que, en cierta medida, arroja la suficiente luz para comprender los motivos que han llevado a muchas estrellas a elegir nuestra competición en vez de la inglesa, la italiana o la alemana. De hecho, en estos dos últimos campeonatos, el Calcio y la Bundesliga, las retenciones que se practican son igual para todo el mundo, nacional o extranjero, así no hay más debate o discusión.Sin embargo, Spain is different y ya han puesto el grito en el cielo los equipos ante el riesgo de ver como esos excelsos futbolistas podrían dejar de ver nuestro torneo como un paraíso y elegir otros destinos. Pues miren, mejor, así se empieza a apostar decididamente por la cantera.

Y sí, sé que han salido muchas voces críticas con la medida que aprobarán socialistas, Izquierda Unida y el Bloque Nacionalista Gallego, que seguramente esto sea el chocolate del loro y que al final tampoco va a suponer un ingreso mayor en las arcas del Hacienda, que la verdadera riqueza, la de los SICAV, por ejemplo, no hay quien le meta mano y estamos hablando de grandísimas fortunas. Cierto, qué duda cabe, pero no menos verdad es que esta ley se aprobó, inicialmente, con el objetivo de que a España recalasen grandes científicos, artistas, economistas, etcétera y que pudieran beneficiarse de unas buenas redenciones fiscales por desarrollar aquí su labor. Finalmente, visto lo visto, los únicos que han sacado tajada han sido los equipos de fútbol.

Pues, aunque suene impopular, me posiciono en contra de ese parón que pretende promover la LFP porque, en primer lugar, trata de defender únicamente su interés como entidad semiprivada y no le importa el interés general. Estamos hablando de que a final de esta temporada hay un Mundial y sólo faltaba que hubiera que prolongar el campeonato dos semanas más. Como siempre, vamps más que justos a la hora de darle tiempo al seleccionador de turno para preparar esa cita mundialista y si encima podemos meternos en una huelga, más vale ponerse a rezar. Pero es que no sólo se trata de que haya Mundial. Ésta sería una ocasión de oro para potenciar de una vez por todas las canteras de los equipos. Salvo el Bilbao, ninguno de los otros 19 equipos de Primera apuestan de verdad por los chavales que tienen en las categorías inferiores. Bueno, cierto es que Guardiola en el Barcelona ha sacado a más de media docena de jugadores de los filiales y ahí están, internacionales en algunos casos. Pero vamos, que lo normal es traerse a jugadores foráneos debido a que a la larga sale más rentable para el club de turno que mirar hacia lo que tiene en su propia casa.

En fin, allá la LFP y los señores Astiazarán, Tebas y compañía, pero no se pueden tener unas miras tan particulares y de tan bajo perfil. El fútbol de hoy no es el de los albores de los 80, cuando la famosa huelga por el convenio laboral de los jugadores. Hoy, por ejemplo, puede usted parar la Liga, pero habrá que seguir jugando Champions o la European League y encima encajarlo todo con la Copa del Rey y dejar fechas libres para que dé tiempo a llegar en buena forma al Mundial de Sudáfrica. Si en el resto del continente se fríe a impuestos a los equipos por esos megafichajes megacarísimos, no veo la razón por la cual aquí siempre hemos de estar con la papita suave. Para una cosa que el Gobierno de ZP piensa con un mínimo de coherencia.

Astracanada

20091106133618-2485744w.jpg

El secuestro del atunero vasco Alakrana se ha convertido, valga el juego de palabras (porque la situación no es divertida, precisamente) en una auténtica astracanada. El surrealismo de la situación lo hubiera podido firmar hasta el mismísimo Dalí. Nadie ofrece explicaciones convincentes, el Gobierno se ve desbordado y en medio de todo este marasmo, con unas familias desesperadas por la inexistencia de noticias, el juez Garzón que, cómo no, se ha convertido en una de las piezas claves para enmarañar el proceso de liberación de los marineros. Ahora no sólo hay que rescatar a los que están en la embarcación, sino a los tres que se han llevado a tierra firme y que servirán de moneda de intercambio con los dos piratas, piratines o piratillas que están en España y que han pasado en pocos días por más juzgados que los implicados en el Gürtel o la operación Pretoria.

Efectivamente, echarle la culpa al Ejecutivo de lo que ha sucedido resultaría demasiado simplista, sería reducir la cuestión tanto que, entonces, cualquier problema que tengan los españoles fuera de nuestra fronteras siempre sería por la inacción gubernamental y eso, obviamente, no es ni puede ser así. Es cierto que el gabinete de Zapatero ha estado trabajando para solventar este problema, que ya va camino de los dos meses, pero los resultados han sido infructuosos y encima, repito, superGarzón se metió por medio a complicar la resolución, pero siempre con el único objetivo de ser el máximo protagonista de la noticia. Los dos piratas somalíes que a día de hoy se encuentran en España ha supuesto una de las principales torpezas cometidas por este juez, sobre todo porque es de cajón que en Somalia, al menos dentro del clan de estos secuestradores de barcos, prefieren arriesgar a algunos de sus peones con tal de ganar la partida. Y en este caso, el supuesto jaque judicial se puede transformar en un mate para los intereses españoles. Lo dicho, una astracanada en toda regla.

Pero eso sí, tampoco podemos olvidarnos de un hecho vital para comprender el empeño de los asaltantes en no soltar su presa con tanta facilidad. Hace un año y medio, con el secuestro del Playa de Bakio, los piratas se llevaron una morterada de millones por la liberación de los tripulantes y eso, queramos o no, ha supuesto un aliciente más que suficiente para que cualquier somalí se aventure a la mar y se tope con el primer barco que pase por ahí y lo secuestre. En su momento, con el Playa de Bakio, las recomendaciones era no soltar dinero a espuertas, pero míster Moratinos se empeñó en que había que pagar la cifra que fuese menester y ahora, claro, los secuestradores del Alakrana piden el oro y el moro, que en términos globales se eleva a unos 30 millones de euros.

Por supuesto, que nadie piense mal, las vidas valen más que cualquier reserva mundial de oro sobre la faz del planeta, pero que, evidentemente, hay que fijarse en como han actuado otros países en situaciones similares. Miren, por ejemplo, como Francia ya no tendrá excesivos problemas a la hora de que sus marineros transiten o faenen por esta zona. En su  momento se pusieron los medios para que los trabajadores de estos barcos contasen con la protección necesaria. Sin embargo, en España, después de lo que pasó con el Playa de Bakio hemos seguido en las mismas, confiando únicamente en el azar. Así nos ha ido, así no va y así, si nadie le pone remedio, nos irá.

Un pájaro de altos vuelos

20091107112207-travel-gallery.jpg

La estafa que han sufrido cerca de 200 cubanos por parte de una agencia de viajes tinerfeña, concretamente viajes El Cedro, en el barrio lagunero de Taco, reabre los casos de personas que suelen verse engañadas, como quien dice, al borde de la escalerilla del avión o de la pasarela de acceso a la aeronave. En una situación de crisis como la que estamos atravesando resulta bastante sencillo para los pícaros llevar a buen puerto sus ardides y aprovecharse de unos ciudadanos que creen a pies juntillas en esa empresa que le ofrece un producto al 50 o al 60% más barato que lo que marca el precio de mercado. De todos es sabido que, en condiciones normales, un billete a Cuba nos puede salir, como mínimo, por 1.000 euros o incluso más, pero a estas personas que han estafado (aunque, no sé por qué, siempre hay que anteponer el presuntamente) les vendieron los boletos a precios que, incluso llegaban a bajar de los 600 euros. Toda una ganga, sin duda.

¿Se puede hacer algo para prevenir este timo? Sí, pero también es verdad que cuando vemos una súper oferta somos muchos los que en principio nos vemos tentados a la rápida adquisición del viaje y luego, desgraciadamente, podemos vernos en una tesitura del calado de estos cubanos. Lo primero que hay que hacer, y casi sería de obligado cumplimiento, es contratar con una agencia fuerte, sólida, conocida. Aunque les parezca mentira, las grandes compañías suelen contar con descuentos bastantes atractivos y siempre con la garantía de no dejar colgado al usuario justo el día que tiene que emprender el trayecto. Las pequeñas agencias también ofertan gangas, pero siempre hay que comprobar que la venta que están realizando se corresponde a la realidad y, lo más importante, que están asociadas a una red provincial, autonómica o estatal. Toda aquella que vaya por libre, lamentablemente, tiene muchos números para que consideremos que no está actuando dentro de los cauces de la legalidad.

Y esa alegalidad o ilegalidad era la línea de trabajo de viajes El Cedro, una agencia que no estaba asociada y que ya no podía emitir billetes por sí misma. Pero aún así, hasta el último minuto, su propietario consiguió cerrar, probablemente, la mayor venta que pudiera imaginar, entre unos 75.000-100.000 euros por unos boletos inexistentes. ¿Y qué podrán hacer ahora los afectados? Pues poca cosa, esperar a que la Justicia actúe, que localice a este empresario desaprensivo y rezar porque se le puedan encontrar las decenas de miles de euros estafados a estos clientes. Pero, seamos sensatos, si aquí nadie devuelve lo robado cuando hablamos de millones, ¿creen que este personaje aparecerá y devolverá hasta el último céntimo todo lo sustraído? Permítanme que lo ponga en tela de juicio.

La eternidad reside en el Barranco de Santos

20091107112327-planificacion05.jpg

¿Qué pasa con determinadas obras en Santa Cruz de Tenerife que parecen prolongarse más en el tiempo que el Monasterio de El Escorial? Diariamente, uno suele pasar dos o más veces por el Puente Serrador y no deja de sorprenderse por la tardanza en abrir la infraestructura que está justo debajo y que serviría a un número ingente de conductores para ahorrar tiempo y no tener que rodear gran parte del cauce hasta llegar a la zona de los edificios de cristales espejados. Sé, evidentemente, que ese tipo de puentes precisa de una serie de pruebas de carga, sobre todo teniendo en cuenta el disparate que se hizo al vaciar el interior de uno de los pilares de la arcada del Serrador para dar cobijo a un restaurante-terraza-bar-discoteca. Supongo que habrá cierto temor a que el tránsito de vehículos pudiera dañar aquello y ya son bastantes las mediciones que fin de semana sí y fin de semana también se hacen en la parte posterior para valorar el impacto. Pero vamos, que es que ya llevamos más de un año con aquello casi terminado, pero no acaba de abrirse al tráfico.

Pero sí la apertura de este puente es lenta de desesperarse, ya ni les hablo de los trabajos faraónicos del viario del barranco de Santos. Esta obra sí que es el summun de la tardanza humana. Primero, el comienzo de los trabajos, allá por finales de los años 90, luego un largo parón por problemas financieros de la primera empresa que acometió los trabajos y ahora, después de retomar las laboras, sobre el 2003/2004, lo cierto es que vemos gran parte finalizada, pero volvemos a lo que sucede con el susodicho puente, que aquello, aunque parezca terminado, aún no está operativo. Es verdad que algunos pequeños tramos anexos se han abierto, como en el barrio de Salamanca o en La Salud, pero en realidad los viandantes hemos podido observar circulando a más de un coche (y no precisamente de la obra) que, imagino yo, tendrá la patente de corso para ahorrarse los atascos y semáforos que el común de los mortales debe aguantar diariamente en las horas punta.

De verdad, no intento acusar a nadie en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife y sé que cierto trabajos llevan un tiempo de ejecución prudencial, pero cuando hay infraestructuras que llevan meses finalizadas y que no se abren al tráfico por vaya a saber usted qué cuestiones burocráticas o de otra índole, lo normal es empezar a sospechar que hay otra serie de intereses. Afortunadamente, la Ley Electoral prohíbe taxativamente que se produzcan inauguraciones durante la campaña (ya pasó cuando se tuvo que inaugurar el tranvía seis días después de los comicios del 7 de junio de 2007), así que no sé a qué se espera para darle los últimos retoques a estas vías y que los santacruceros y quienes llegan a nuestra ciudad puedan disfrutarlas. Vamos, que obras más complejas y de mayor fuste se realizaron en Las Palmas de Gran Canaria y el tiempo de ejecución fue mucho menor, por lo que no entiendo qué sucede en nuestra capital tinerfeña en ese aspecto.

Cayó un muro, pero aún no hay libertad plena

20091109194135-muro-berlin11.jpg

Hoy se conmemora el vigésimo aniversario de la caída del muro de Berlín, todo un símbolo que suponía el fin de esos regímenes dictatoriales, de aroma inconfundiblemente comunista, con tintes más que autoritarios y que, evidentemente, estaban posicionados en contra de cualquier atisbo de libertad. A partir de ese 9 de noviembre de 1989, la Humanidad asistió al derrumbe de varios regímenes como el rumano, el húngaro, el checo, etcétera, hasta llegar incluso a fragmentar la hasta entonces férrea y marmórea Unión Soviética, hoy dividida en un ingente número de países. Sin embargo, a pesar de ese gran grito y gesto hacia la recuperación de los valores fundamentales de los ciudadanos, lamentablemente sigue estando en pie otro muro, más invisible, menos tangible, pero que hace el mismo o más daño que la famosa pared que separaba el Berlín del progreso con aquel donde sólo existía el pensamiento único y donde para escapar sólo cabían dos opciones, saltar la valla o que fueras detectado y, por supuesto, matado en el intento de fuga.

Y sí, mis queridos lectores, a fecha de hoy permanece como una amenaza más que seria una serie de dictaduras que la caída del muro de Berlín no ha podido sofocar. Ahí tenemos incansable a los hermanos Castro y su telón de acero caribeño alrededor de toda la costa cubana. En La Habana, a pesar de lo que nos venda Moratinos, impera a estas alturas una dictadura y una obediencia ciega a todo lo que significa el entorno del hombre del chándal y su hermanísimo. Quien sigue los preceptos que emanan desde el Gobierno castrista pasará hambre, pero muchas más penurias aquellos que osan a rebelarse contra la opresión y la tiranía de estos liberticidas. Y, por desgracia, España es una de las naciones que con los distintos gobiernos ha insuflado aire al dictadorzuelo, si bien tampoco se le esconde a nadie que ha sido Zapatero y su nulo ministro de Exteriores quienes han reforzado los comportamientos autoritarios en Cuba.

Pero ya no sólo hay que irse hasta el Caribe. Tenemos bastante más cerca los regímenes de los países islámicos, esos donde los derechos de la mujer valen menos que un billete de tiempo de la I República. Algunos pensarán que es una exageración, pero cada vez es mayor el crecimiento poblacional en estos países e incluso muchos están llegando a instalarse en países europeos y en Estados Unidos. Cierto es que hay quienes se amoldan a nuestras costumbres, pero tampoco hay que echar en saco roto a esos grupúsculos que hacen de su raza y de su religión un verdadero ghetto y teniendo en consideración que el número de nacimientos en cualquiera de las naciones de nuestro entorno es, incluso, hasta cinco veces menor que en el de ellos, los cálculos salen muy fácil y dentro de unas décadas cualquiera de estos países podría tener una mayoría de ciudadanos islámicos o descendientes de estos.

Sí, puede parecer exagerado, alarmismo puro y duro sin ningún fundamento, pero hay vídeos en la red, reportajes de actualidad que explican claramente este fenómeno demográfico y sólo hay que ver como se las gastan en sus territorios como para no imaginar siquiera someramente lo que podrían hacer en otras partes del planeta y España, sin ir más lejos, ya tuvo un dominio musulmán de ocho siglos. Por eso, tal vez, es recomendable repasar de vez en cuando la Historia, entre otras razones para no correr el riesgo de perder nuestro tesoro más valioso, la libertad. 

Empecinamiento federativo

20091110113013-alfaro-eleva-tenerife-cordoba-indolente.jpg

Madrid, definitivamente, no se entera con el tema del horario que se estila en Canarias, es decir la hora menos con respecto a la España peninsular, balear y la de Ceuta y Melilla. Una vez más, aunque esta vez la responsabilidad la tiene la Federación Española de Fútbol, se coloca un partido del Tenerife en un horario totalmente anacrónico. La vuelta del partido de Copa frente al Real Club Celta de Vigo se ha fijado para el martes 10 de noviembre a las siete de la tarde, hora en la que muchos abonados trabajan o están saliendo de sus empleos. Pero vaya, parece que una vez más imperan los criterios televisivos, a pesar de que la emisión del Real Madrid-Alcorcón, la eliminatoria con más morbo de esta ronda tras el 4-0 de Santo Domingo, también será a las 8 hora penínsular, las siete en Canarias. O sea, ya verán que espacios en blanco sufriremos en el Heliodoro.

De verdad, si yo fuera el señor Miguel Concepción comenzaría a pensar seriamente que hay alguien en la Liga de Fútbol Profesional y en la Federación Española de ídem que está muy interesado en perjudicar los intereses del Tenerife cuando tiene que actuar como local. De hecho, por ejemplo, recuerdo como en nuestras participacionesen la Copa del la UEFA, nunca jugábamos antes de las 8 de la tarde, cuando no a las 9 y, si mi memoria no me juega una mala pasada, no sé si con el Auxerre o con un equipo israelita, el Maccabi Tel Aviv, el partido se llegó a disputar a las 10 de la noche en las Islas. De acuerdo que entonces la televisión no tenía tanto poder, pero había un respeto por la circunstancia especial que tiene el Archipiélago con la hora de menos. Ahora, en cambio, priman los intereses de los poderosos, aunque siempre con un punto decisorio por parte de las plataformas televisivas.

Desgraciadamente, mucho me temo, el martes que viene el estadio registrará una de sus peores entradas de la temporada, al menos durante gran parte del primer tiempo. No es una hora funcional para jugar un choque entre semana y estoy seguro de que directiva, entrenador y jugadores estarán que trinan ante la falta de apoyo en las gradas para levantar la eliminatoria frente a los gallegos. Seguro, no les quepa la menor duda, que de haber sido el duelo con el Real Madrid o el Barcelona, la hora hubiese sido en prime time. Bien, no pido que la cita se hubiese programado para las nueve de la noche, pero que menos que a las ocho de la tarde. Pero nada, en la capital de España, al menos en esos dos estamentos, siguen empeñados en adjudicarnos unas horas que no se corresponden con nuestra forma de vida. Y encima, lamentablemente, si protestas puedes tener, a posteriori, arbitrajes sibilinos, que todos conocemos el percal de los altos dirigentes deportivos de este país.

¿Beneficios embolsados?

20091111024530-foto-372374-cas.jpg

Carrefour concluirá esta semana en el Archipiélago canario su campaña sobre la retirada progresiva de las bolsas de plástico. Tras muchos meses convenciendo o, al menos, tratando de convencer a los clientes sobre la necesidad de ir prescindiendo de estos envases, ahora serán los clientes los que tengan la oportunidad de comprobar en sus propias carnes si la política emprendida por la superficie gala responde a unos criterios de protección del medio ambiente o si, por el contrario, estaba buscando un beneficio más económico. Al fin y al cabo, a nadie se le oculta que estas empresas ganarán un pastón si dejan de proporcionarnos esas bolsas plásticas para llevar la compra a nuestra casa, aunque, evidentemente, hay que vender ante todo la idea de la concienciación ecológica, faltaría plus.
 
Sin embargo, a pesar de que el marketing ha funcionado como la seda, quien suscribe no puede dejar de poner en tela de juicio esa aparente preocupación de Carrefour por la preservación del entorno natural. Y es que en sus bolsas, las que da ahora en las cajas, se ve y se lee con meridiana claridad que el producto es 100% reciclable. Por tanto, cuestiono yo, ¿dónde están las prisas por parte de este hipermercado si ya está empleando un material que, obedeciendo nosotros las normas más elementales del reciclaje, no contamina per se, salvo que fuéramos unos pésimos ciudadanos y nos dedicásemos a poblar el mar y el campo de bolsas de plástico?
 
Lo mejor de todo es que a cada empleado que le preguntas por esta medida, las respuestas son de lo más variopinto que uno se pueda echar a la cara. Hay quienes han llegado a soltarles a los compradores que se trata de una decisión de la Unión Europea y otros que, claramente versados en un máster sobre el plástico, han llegado a apuntar que es que hay que separar la calidad del envase que contiene los macarrones del de los recipientes que se entregan en línea de caja. Espectacular, sencillamente espectacular.
 
De todas maneras, siempre hay un gesto que, imagino yo, indignará a los responsables de esta empresa. Ya que habrá que comprar la bolsa que ellos proporcionen tras abonar el importe de la compra o bien venir uno pertrechado desde casa con un buen fajo de las mismas, recomiendo hacer esto último y, a ser posible, de la competencia más directa, Alcampo. Y en éste, cuando también la medida se lleve a efecto, guardar las de Carrefour para llevarlas ahí. Aparte de todo, insisto en otro aspecto, ¿cuánto nos deben los supermercados por la publicidad gratis que les hemos hecho? Supongo que bastante, pero ya se sabe que la codicia no conoce límites y algunos sólo desean ganar más y más.

Pajas mentales

20091112000448-1257971718014placerdn.jpg

La Junta de Extremadura ha tenido a bien gastarse la cantidad de 14.000 euros en una guía de educación afectiva y que lleva por título ‘El placer está en tus manos’. Evidentemente, y como no podía ser de otra manera, la publicación va encaminada a que los jóvenes de esta comunidad aprendan de un modo científico y hasta seguro cómo masturbarse. Si luego tienen problemas para encontrar empleo una vez acaben los estudios, para eso la Junta no dispone de un euro, pero en cambio sí que puede gastarse los dineros del erario público en bobadas de este calado.

 

De lo que cabe concluir con el despilfarro perpetrado tras la publicación de este panfletillo volandero es que los chavales (y chavalas) de Extremadura son, y nunca mejor dicho, extremadamente torpes en lo que a conocimiento del propio cuerpo se refiere o que hay en esta autonomía unos políticos que no dan más de sí y que sólo son capaces de hacerse auténticas pajas…mentales. No caben más opciones y cualquiera de los lectores puede inferir que se trata de la segunda alternativa la que se más se acerca a la verdadera explicación de la patochada muñida por los cerebritos que habitan en el Ejecutivo extremeño.

 

Pero ya les digo, esto es normal en una región donde las tasas de paro son alarmantes, donde la educación está como está, o sea, un completo desastre y con una sanidad que, gracias a las fenomenales comunicaciones con la capital de España, no se sufre tanto como hace dos décadas. Antes, era tener una enfermedad de estas graves, de darte un chungo de los de poder irte de este barrio en cuestión de horas y allí, en esta autonomía regida por políticos de tres al cuarto, no había ni Virgen de Guadalupe que te pudiera echar una mano.

 

Por eso no entiendo este afán de determinados servidores públicos en gastarse nuestros dineros para acciones que en nada mejoran nuestra calidad de vida y que suponen, por lo contrario, un gasto más que superfluo porque, ya me dirán ustedes, ¿qué joven no sabe a día de hoy las prácticas para gestionar y gozar su propio placer sexual? Lo que sí tienen en las manos los extremeños es poder cambiar de signo político una autonomía que ya agoniza tras varias décadas de puño y rosa.

Libertad sesgada y empeñada

20091113005431-noticia-459.jpg

Hoy, hace justo 20 años, un grupo de valerosos y aventureros periodistas se disponía a sacar a la calle el 14 de noviembre, es decir exactamente un día como el de mañana, un proyecto de papel llamado La Gaceta de Canarias, un periódico que rompió por aquel entonces con el duopolio en Tenerife que imponían El Día y el Diario de Avisos. Aire fresco para un periodismo tangible y leíble (el de la radio y la televisión es sólo audible y/o visionable). Es más, desde sus inicios, la hoy extinta La Gaceta siempre tuvo como principio la idea de Canarias como región, olvidando y obviando cualquier confrontación regional, el llamado pleito regional. De hecho, en los últimos años, es el único diario en el Archipiélago que apostó claramente por una información de carácter autonómico, dándole toda la preponderancia posible, pero tampoco sin dejar de lado las peculiaridades de cada una de las siete islas.

 

Sin embargo, poco podían sospechar esos fundadores del rotativo, nacido al amparo de un entonces imberbe polígono industrial de Los Majuelos, que dos décadas después no estarían celebrando ese vigésimo aniversario de vida, sino el primer año de su defunción, perpetrada por un ignominioso empresario de la construcción, Fernando Peña Suárez. Al menos, ese es el consuelo que les queda a quienes han trabajado con denuedo y han permanecido desde sus primeros números, la Justicia comienza a restituir lentamente, pero al menos lo hace, los daños económicos causados a esa gran familia de trabajadores que sufrió la ineficacia de un nefasto personaje que destruyó no sólo el sustento de decenas de familias, sino también, siendo algo poético, un soplo de libertad y de pluralidad informativa.

 

La verdadera pena es que la desaparición de La Gaceta de Canarias ha contribuido en gran medida a lo que ha sucedido en otros medios de comunicación de las Islas. A nadie se le esconde que la pléyade de profesionales que quedaron ‘libres’ tras la infausta gestión del señor Peña y acompañante han supuesto una presión más que añadida en un mercado laboral, el de la prensa, que ofrece los puestos que tiene, muy pocos, y presenta una demanda de muy difícil ajuste. Vamos, ríanse ustedes de lo que son los amontonamientos en el metro de Tokio con respecto a lo que es la lucha de los periodistas por hallar un empleo en un medio de comunicación.

 

En fin, sólo me queda felicitar desde estas líneas a todos aquellos que hicieron posible la pervivencia de La Gaceta de Canarias durante todos estos años, darle las gracias a los responsables que en su momento me permitieron trabajar en esa fantástica casa donde, con los lógicos roces de la convivencia, todos éramos como una gran familia. Por lo menos, esos bellos recuerdos nadie conseguirá robárnoslos. Y, qué duda cabe, esos momentos reconfortan y dan para muchas anécdotas, tantas como para escribir un libro, por ejemplo.

 

De la astracanada al surrealismo

20091114003104-alakrana-vigo.jpg

Hace unos días me refería a la crisis del Alacrana y la prolongación en el tiempo del rescate de los marineros. Si en su momento definí la situación de astracanada, el devenir de los acontecimientos me hace ver que me quedé corto. De surrealismo hacia arriba, como mínimo, debe denominarse este affaire porque, desde luego, no se entiende que sea el propio Gobierno que estuviese detrás de la operación de captura de los dos piratas. Eso sí, ahora la pelea es entre los diferentes ministerios del Ejecutivo zapateril para averiguar quién tomó la última decisión. ¿Y eso qué más da? pregunto yo. Aquí lo único que importa, reitero, es la preservación de la vida de estos trabajadores del mar y que puedan regresar a sus casas sanos y salvos.

 

Evidentemente, lo que tendrá que aclararse fehacientemente, una vez se termine esta auténtica pesadilla, es quién o quiénes dieron la orden para que se produjese el ‘secuestro’ de los piratas y traerlos hasta la Audiencia Nacional. Y es que no entra en cabeza humana que con los rehenes en aguas somalíes, alguien en Defensa, en Exteriores o el ministerio que competa optase por la única solución que jamás se escogería en un contexto de este calado. Afortunadamente, todo hay que decirlo, menos mal que a los secuestradores del Alacrana sólo les interesa el botín que obtengan del rescate. En otro escenario, créanlo, no hubiesen dudado en empezar a pasar a cuchillo a todos y cada uno de los marineros del atunero.

 

Dicen que hay esperanzas de que en las próximas horas se resuelva el secuestro satisfactoriamente y que esos españoles apresados puedan regresar en breve a nuestro país, pero lo importante será que empiece a existir una política coherente por parte del Gobierno de España y que las acciones que se emprendan no sean producto de la decisión aislada de un departamento y que luego nadie quiera hacerse cargo de las responsabilidades derivadas de esta postura unilateral.

 

Estamos hablando, ténganlo claro, de vidas humanas. Sí, sé que pagar un rescate es dar carta blanca a nuevos secuestros, pero una vez hemos descubierto nuestras cartas, tal y como sucedió con el Playa de Bakio, habrá que resignarse a perder esta partida pero, al menos, que de cara al futuro pongamos los medios necesarios para evitar que nos vuelvan a coger en paños menores. A la larga será más rentable pagar por la seguridad a bordo de los pesqueros que tener que desembolsar una fuerte suma por un rescate, y encima con el riesgo que conlleva de que ese canje de personas por dinero no acabe todo lo bien que se desease.

Postura controvertida

20091114231847-20080816133129.jpg

Los últimos casos de violencia de género acaecidos en España y que en muchas de las ocasiones añadían el agravante de que el agresor (o la agresora, porque no sólo se produce violencia del sexo masculino al femenino, aunque evidentemente a la recíproca existen menos hechos conocidos) había ingerido importantes dosis de alcohol o consumido drogas, ha provocado que se esté planteando una excepción en la ley para entender que quien cometa un delito de estas características y esté bajo los efectos de los estupefacientes o muestre síntomas de hallarse con un subidón etílico, lleve o no aparejado el resultado de muerte del cónyuge o de la pareja, esto sea un agravante de cara a la condena que se imponga a esa persona.

 

Por supuesto, ni que decir queda que comparto esa medida, pero entonces, señores expertos en legislación penal, ¿por qué no van más allá e incluyen en el mismo saco cualquier otro episodio de violencia en el que el agresor padezca, en el instante de cometer el crimen, las consecuencias de haberse pasado de la raya o haberse bebido hasta el agua de los floreros? Tengan en cuenta, por ejemplo, que quien conduzca bajo los efectos del alcohol o las drogas se expone a una sanción aun mayor que quien vaya con su coche por encima de los límites establecidos de velocidad. No sólo sancionarán económicamente a ese conductor por haber infringido el código de la circulación, sino que además se expone a pasar una temporada en la cárcel. Es decir, conducir borracho o drogado no es eximente o atenuante, sino que agrava la situación legal de ese ciudadano.

 

Por tanto, si aceptamos que una acción como ésa, ir al mando de un automóvil o de una motocicleta con unas copas de más, conlleva ese doble castigo, ¿por qué no puede ser así en todos los delitos en los que el autor haya cometido un crimen estando bajo la influencia de sustancias etílicas y estupefacientes? Lo que sería verdaderamente de locos es establecer penas en función de un delito sexual y sólo cuando éste venga del hombre hacia la mujer. No, la Justicia, Dios mediante, no es Ministerio de la Igualdad (más bien deberían haberle denominado de la Femineidad radical y tontuna) y no se pueden establecer categorías en función de la autoría sexual.

 

¿Crisis en la telefonía móvil?

20091115140625-iphone-movistar.jpg

La crisis económica, ni que decir tiene, se nota en todos los sectores, incluso uno tan próspero y tan rentable como el del la telefonía móvil. Pese a ser España uno de los países donde el consumo de terminales supera con creces la media mundial, así como el gasto, en los últimos tiempos se está viendo venir una dinámica que no gusta mucho a las operadoras. Los clientes han buscado fórmulas para, legalmente, poder ahorrar costes. Por ejemplo, una llamada perdida a una persona significaba que ya estaba a punto de llegar a su cita y, aunque les pueda parecer una fruslería, lo cierto es que ahí las compañías dejaban de ganar unos cuantos millones de euros porque, si hablamos de llamadas, se cobra el establecimiento más el primer minuto y si nos referimos a los mensajes, los 15 céntimos más el IVA de rigor tampoco se lo saltaba nadie.

Esas estrategias de ahorro llevaron a los responsables de las tres grandes operadoras (Movistar, Vodafone y Orange) a intentar cobrar por el hecho de hacer o recibir una llamada perdida. Sin embargo, y me imagino que por cuestiones puramente legales, no lo llevaron a cabo. Además, ¿desde qué óptica se puede analizar si yo le hago una llamada a alguien y esa persona no desea o no puede atenderme en ese momento? ¿Razonablemente la empresa puede entender que tengo un código establecido de antemano con el receptor? Es evidente que no.

De todas maneras, el excelente servicio de marketing o mercadotecnia (más español y más nuestro el término) de Movistar va a hacer posible que los usuarios de prepago puedan disponer de minutos gratis a cambio de un mínimo trabajo, escuchar unas cuñas esponsorizadas. Movistar ofrece el primer minuto gratuito por llamada a cambio de escuchar una cuña publicitaria de entre 8 y 15 segundos de duración, si bien el establecimiento de llamada se sigue cobrando, dependiendo del horario y el tipo de tarifa, el cliente puede obtener un descuento de entre 5 y 59 céntimos en cada conexión. En estos tiempos de crisis es indudable que todo lo que sea gastar menos hablando lo mismo supone todo un alivio, máxime porque España sigue siendo el país con las tarifas más caras del planeta y parte de la constelación interplanetaria.

Evidentemente, Movistar o cualquier otra compañía que se lance a este reto no va a perder nada porque ese minuto que regala por cuña lo recupera cuantiosamente por la vía del ingreso publicitario. En ese aspecto, al menos, ganamos los clientes que, poco a poco, vemos como la dictadura de unos precios abusivos se va abriendo paso a una moderada reducción, con planes muchas veces ventajosos y que hace tan solo un lustro eran imposibles de imaginar. Ojalá la competencia siga el ejemplo emprendido por la empresa de Telefónica, aunque, por supuesto, no nos conformamos con eso, aún queremos más, pero como dice el refrán; a caballo regalado, no le mires el diente (en este caso, el descuento).

Egoísmo inoportuno

20091116024109-5-manolo-martinez.jpg

¡Qué pena y qué desilusión! Los jugadores del Tenerife, en voz de dos miembros del plantel, han salido a la palestra a desmentir que se haya mantenido una reunión con el Consejo de Administración en la que se habría pedido un premio cercano a los dos millones de euros en concepto de prima por obtener la salvación en la presente campaña. Las críticas surgidas desde prácticamente todos los sectores de la sociedad tinerfeña se ve que han calado hondamente en el seno del cuadro blanquiazul, pero, como casi siempre, se ha preferido la estrategia recurrente de matar al mensajero y mentir impunemente en una rueda de prensa. Lo que no entiendo, de verdad, es como los periodistas allí presentes no se levantaron en cuanto oyeron soltar tal cúmulo de patrañas al señor de Bigastro, es decir a Manolo Martínez.

 

Desde luego no descubro nada nuevo si afirmo taxativamente que el CD Tenerife lo va a tener crudo en la temporada para conseguir ese objetivo. La permanencia en Primera División va a costar sangre, sudor y lágrimas, pero tampoco es un objetivo imposible. De hecho, ahora mismo, se está fuera de los tres puestos fatídicos, aunque cierto es que los últimos resultados de los tinerfeñistas no han invitado, precisamente, al optimismo; 5-0 en Villarreal, 2-2 casero contra el Málaga, después de ir ganando 2-0 y la eliminación copera contra el Celta de Vigo. Por eso, créanme, no comprendo como alguien pudo filtrar o escapársele que se le ha pedido al Consejo esos 1,8 millones de euros por la continuidad en la máxima categoría tras unos guarismos tan poco esperanzadores.

 

Como me decía un amigo el otro día, es que es para analizarlo en profundidad porque, si bien estos jugadores no cobran como los del Real Madrid o el Barcelona, no debemos dejarnos llevar a engaño y en muchos casos estamos hablando de que los que menos perciben en el plantel profesional sería, cuando menos, el sueldo de todo un director general de cualquier empresa pública. Otra cosa es que el club tuviera a bien mostrar su infinita generosidad con la plantilla y premiarla una vez concluyese exitosamente la Liga, pero adelantarse de esta manera a los acontecimientos no es de inteligentes. Al fin y al cabo ya cobran por hacer su trabajo y permanecer en Primera es su única obligación. Pero ya se sabe que el fútbol está lleno de vivos y hay mucho listo suelto por este páramo.

CCOOUGTe la subvención y corre

20091117000211-zpdialogosocial.gif

España va bien, frase acuñada hace algunos años por el entonces presidente del Gobierno de España, el conservador José María Aznar, vuelve a ser una realidad latente en las personas del hoy jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, y los líderes de las dos plataformas sindicales más representativas, Cándido Méndez, de UGT, e Ignacio Fernández Toxo, de CCOO. Desde luego, a la vista de lo bien que se lo pasaron en el último encuentro mantenido este pasado fin de semana, está claro que vamos en el vagón cabecero de la creación de empleo y con unos sueldos por los que casi tendríamos que pedir perdón por la indecencia del números de ceros que suele haber a la derecha. Vamos, dos años más así y no sólo es que vayamos a seguir bien, sino que esto va a ser más que jauja.

 

Sin embargo, estas reflexiones del primer párrafo no dejan de ser una ironía ante la cara de mármol que se gasta el trío Calatrava. Cuando peor estamos, cuando se ha demostrado por activa, pasiva e intransitiva que España no deja de acumular desempleados, que los salarios que se ganan (quienes puedan contarlo, que cada vez son menos) resultan una verdadera miseria (por no tildarlos con otro vocablo que también empieza por la eme), llegan los Méndez y Fernández y le hacen un guiño al presidente, bueno uno más de los que ya se le han hecho a estas alturas de la película legislativa. ¿Huelga general? No, para nada, en todo caso le montamos un parón del copón a los empresarios, para que aprendan los Gerardo Díaz Ferrán y compañía como nos las gastamos los amigos de ZParo. Encima, lamentablemente, las pretensiones de los cocos y de los ujetistas (perdón, ugetistas) cuentan con el amplificador de la plataforma de los cejijuntos, esa prole de artistas de medio pelo que sólo saben defender su bocado subvencionado.

 

En fin, veremos a ver quién gana este pulso, pero el contador se aproxima cada vez más a la escandalosa cifra de los cinco millones de ciudadanos que no tienen empleo y no parece plato de buen gusto que los sindicatos se dediquen a reír y respaldar las ocurrencias de Zapatero cuando el panorama hace tiempo que dejó de ser sombrío para convertirse en tétrico. Fíjense si la cosa está tan sumamente manga por hombro que hasta el escasamente carismático Rajoy puede llegar a ganar las elecciones generales. Desde luego, sea quien sea el próximo inquilino en la Moncloa, resulta evidente que ya hace falta un cambio con urgencia..o no, que diría el propio Mariano desde su despacho de la calle Génova.

Nadie es responsable de nada

20091118010628-1258423548262.jpg

Canarias, cuando sucede alguna catástrofe, supone el verdadero paraíso para aquellas personas que, pese a tener responsabilidades públicas, siempre tratan de escurrir el bulto y, de paso, echarle la culpa a otra administración. En definitiva, se trata de una artimaña perfectamente orquestada por la cual los ciudadanos nos quedamos sin conocer quién tenía que asumir determinadas funciones en un episodio concreto. Aquí nadie quiere dar la cara y todos son a jugar al despiste y a las declaraciones más o menos altisonantes. Ya se sabe, a mayor contundencia en las palabras, parece otorgar la licencia de tener más razón que los otros, aunque los argumentos sean tan endebles como el papel de fumar.

 

Y es que a raíz de lo acontecido con las fuertes lluvias que asolaron el pasado lunes parte del norte de Tenerife, hemos vivido una especie de cruce de afirmaciones y de imputar en el prójimo lo que debía ser una tarea de coordinación entre departamentos de diferentes estamentos. Desde el Cabildo se acusó a los responsables de la Agencia Estatal de Meteorología de haber errado en sus previsiones sobre los litros de lluvia que iban a caer sobre la isla. Estos, por su parte, resaltan que los estudios eran los correctos y que en este tipo de inestabilidades no resulta sencillo ofrecer un dato exacto sobre las precipitaciones totales. Bien, pero al final, ¿quién tiene que poner los medios para evitar que este espectáculo dantesco se repita con demasiada frecuencia en la isla y que sean las personas de la calle las que sufran las consecuencias?

 

Miren ustedes, aquí la única verdad es que cayó una tromba de agua importantísima, por supuesto, y ante eso no se puede hacer nada, pero sí al menos habilitar perfectamente los cauces de los barrancos para evitar que el líquido elemento se tope con determinados obstáculos no naturales que le obliguen a buscar vías alternativas. ¿Acaso cabe en cabeza humana habilitar la zona de desagüe del barranco de San Felipe, en el Puerto de la Cruz, como aparcamiento para más de un centenar de vehículos? Pues alguien en el Consistorio permitió esa aberración y hoy, afortunadamente, sólo estamos hablando de que son unos pocos propietarios los que se han visto de la noche a la mañana sin su coche, pero al menos conservan lo más preciado, la vida.

 

En este punto, sólo he escuchado una voz que ha puesto un mínimo de coherencia en el asunto y es el alcalde de la Villa de La Orotava, Isaac Valencia, quien ha advertido severamente sobre el estado de abandono de nuestros cauces y que esto, lamentablemente, se veía venir. Y ojo, que no sólo son las barranqueras del norte de Tenerife. Vénganse ustedes a contemplar el estado de determinados barrancos del sur o de la zona Santa Cruz-La Laguna y se pueden llevar las manos a la cabeza. Pero ante todo, la estrategia está muy clara, escurrir el bulto y echarle la culpa al de la otra administración. Y así llevamos ya varias catástrofes naturales sin que nadie quiera asumir sus responsabilidades.

Los 150 euros de la vergüenza

20091119000053-1258485335-0.jpg

Los comités de Competición y Disciplina de la Federación Española de Fútbol demostraron el pasado martes que existe una diferencia clara entre agredir a un árbitro o a sus asistentes o que el objeto de turno caiga en la testa de un entrenador o un jugador. Cuando el monedazo le cae al trencilla de turno, al menos el equipo propietario del terreno de juego se arriesga a una sanción de un partido de clausura, más la sanción económica aparte. Sin embargo, si tiene usted la puntería suficiente como para atinar en el rostro de un entrenador, la multa sólo será de unos 150 euros. Sin más. Lamentable, sin duda.

 

Uno, que es seguidor del Atlético de Madrid, aún no comprende cómo sólo se ha impuesto un pago de 150 euros por el mecherazo o pedrada que le dio al entrenador del Real Madrid, Manuel Pellegrini. Desconozco si el salvaje fue aficionado rojiblanco o madridista (dudo mucho de todas maneras que sea un amante del deporte), pero lo cierto es que esa acción debería de haber estado penada con el cierre del Vicente Calderón por, al menos, un encuentro. Pero no, aquí no pasa absolutamente nada. La Federación protege a sus colegiados hasta límites insospechados, pero permite todo tipo de acciones violentas en contra del resto de los artistas de este espectáculo.

 

Evidentemente, alguien podrá decirme que a cuento de qué han de cerrar el feudo del Atlético de Madrid cuando aún no se ha cerrado el del Barcelona. Cierto, el Camp Nou fue escenario hace siete años de un lamentable espectáculo con botellas de whisky, cabeza de cochino, etcétera. El partido tuvo que suspenderse durante algunos minutos, pero al final el campo nunca llegó a cerrarse. Y así, con el precedente del Barsa, mientras no se agreda a un colegiado, todos los equipos que se ven involucrados en un episodio de esas características recurren a ese precedente que nunca fue sancionado, a pesar del impacto mediático que supusieron aquellas imágenes.

 

Esperemos que alguien, el ministro de Deportes, por ejemplo, o en su defecto el secretario de Estado de la materia, haga algo e inste a la Federación Española a que dispense un trato igualitario tanto a árbitros como a jugadores y entrenadores. Todos son parte esencial del juego, pero vamos, si nos pusiéramos clasistas, tal vez sean los futbolistas la pieza imprescindible en este circo deportivo. Los árbitros, cierto, imparten y reparten justicia y los técnicos corrigen errores de posición sobre la marcha, pero todos hemos jugado alguna vez sin un Mejuto González que resuelva las polémicas en las áreas o sin un Luis Aragonés que rectifique nuestra posición en el campo. Por eso, no es de recibo que quien ofrece el espectáculo sea, precisamente, el más desprotegido.

Y encima el Gobierno se enfada

20091120010624-c-4-maincontent-2631585-largeimage.jpg

¿Por qué se enfada el Gobierno de España por las críticas de la oposición en relación a la gestión de la crisis del Alakrana? ¿Acaso creería José Luis Rodríguez Zapatero que iba a librarse de los posteriores reproches por comunicarle a Mariano Rajoy los detalles de la operación de rescate y alabar su responsabilidad en esta cuestión? Por supuesto, lo importante era que los marineros quedasen en libertad, pero ello no es óbice para olvidar todo lo que ha acontecido en torno a este escabroso asunto, más que nada para no volver a cometer los errores de bulto que se han reflejado en la gestión de este problema. Pero bueno, ya se sabe, al final habrá sido alguien de la calle Génova quien secuestró el atunero y quien luego permitió que los piratas se marchasen impunes, pese a la presencia de las fragatas y de un helicóptero.

 

Si este Ejecutivo pensaba que iba a salir bien parado por el hecho de haberse producido la liberación sin derramarse una sola gota de sangre, su pensamiento resultaba toda una utopía, una invitación a creer que los burros vuelan. No, está claro que el Partido Popular, como formación que debe controlar desde la bancada opositora la labor del Gobierno, tiene que fiscalizar en todo momento cualquier movimiento y la crisis del Alakrana ha sido lo suficientemente grave como para dejar escapar este hecho sin que fuera objeto de debate y, de paso, solicitar responsabilidades a los diferentes ministros que han tenido que ver en este surrealista episodio; a saber: los titulares de Justicia, Defensa, Exteriores y de la Vicepresidencia Primera; Caamaño, Chacón, Moratinos y De la Vega, respectivamente, así como la del propio Zapatero, que debía estar al tanto de cada uno de los movimientos.

 

A nadie le extraña que la ración de detalles por parte del Gobierno fuese tan escueta, A ver, ¿qué iban a decir? Pero si es que no sólo se han conformado con pasar por caja (esto, sinceramente, era inevitable), sino que además, en un ejercicio de torpeza supina, los militares desplazados en la zona no tuvieron la habilidad (o tuvieron que asumir órdenes superiores) de atrapar a los piratas, y eso a pesar de contar con dos naves y un helicóptero que servían de elementos disuasorios más que notables como para atreverse a emprender una huída en mar abierto.

 

Al igual que he sostenido en artículos anteriores, sólo espero que hayamos aprendido la lección de este secuestro, algo que parece que no hicimos cuando la crisis del Playa de Bakio, y que hay que felicitarse porque los marineros hayan llegado sanos y salvos al puerto Victoria, en las Islas Seychelles, y que dentro de unas horas, a lo sumo un día, puedan estar en sus casas de Galicia y el País Vasco con sus seres queridos. Esta es la única noticia positiva de un secuestro que peor, créanme, no se ha podido gestionar.

Humildad española

20091121022454-vicente-del-bosque-spain-001.jpgLa Selección Española solventó con suma facilidad, con juego, en el primer caso, y con resultado, amén de una excelente disposición táctica, en el segundo, los envites frente a Argentina (2-1) y Austria (1-5). Los de Vicente del Bosque, mientras otros combinados se jugaban la vida en una repesca, decidieron darse un homenaje frente a una de las escuadras más señeras del panorama internacional, aunque con Maradona parece haber venido a menos; y ante los austriacos, a los que se les remontó en un abrir y cerrar de ojos el gol inicial. Desde luego, quienes hemos tenido oportunidad de visionar ambos choques, podemos decir que España tiene que estar entre las favoritas para alzarse con la Copa del Mundo a principios del mes de julio en Sudáfrica, pero hay que ir con la humildad suficiente para evitar que luego una “banda de jubilados” nos deje fuera del Mundial a las primeras de cambio.

Y es que ese es el miedo que me da a mí, el ir de sobrados tras pasar la fase de clasificación con un pleno de victorias y salir airosos de los amistosos disputados en los últimos meses ante selecciones de tronío. Acuérdense, por ejemplo, lo que aconteció hace meses en la Copa Confederaciones. Cuando todos pensábamos que el partido ante los Estados Unidos sería una cuestión de mero trámite, llegaron los yanquis y nos pusieron la cara colorada y, encima, estuvieron a pocos minutos de haber sorprendido a los mismísimos brasileños en la final. O, ¿se acuerdan de Francia y su aspecto de ancianidad cuando nos tocó medirnos en los octavos del Mundial de Alemania? Pues eso, habrá que ir paso a paso y para ello tenemos al mejor inquilino en el banquillo, un Del Bosque que no es amigo, precisamente, de lanzar las campanas al vuelo. Un técnico que, pese a atesorar dos Champions, dos Ligas, una Supercopa de Europa y una Intercontinental, entre otros títulos, nunca ha dado una voz más alta que la otra, demuestra claramente que al éxito se llega por el trabajo, pero sin estridencias.

Además, en el caso de que España pudiese llegar a esa final en Sudáfrica, su gesta tendrá mucho más mérito dado que en este Mundial no va a faltar ninguna de las selecciones punteras. Todas las que alguna vez han sido campeonas, Argentina, Brasil, Alemania, Italia, Inglaterra, Francia y Uruguay, acuden a Sudáfrica, así como otras favoritas como Holanda o Portugal. Está claro que quien quiera ganar la Copa tendrá que sudar tinta china, pero esperemos que todo transcurra por los límites de la legalidad deportiva y que no pase como lo presenciado en el encuentro entre los franceses y los irlandeses, donde una flagrante doble mano de Henry sirvió para que los galos se metieran en la cita africana de 2010. Todos coinciden en la injusticia de que la selección del gallo se clasificase, máxime por su pésimo juego, pero estos mismos (aunque sin Zidane) son los que nos dieron sopas con ondas en los octavos del torneo disputado en 2006 en Alemania. Así que nunca mejor dicho, humildad por arrobas para seguir con los pies en el suelo, aunque soñar, es evidente, no cuesta nada y es muy bonito.

Una carrera por el cáncer de mama

20091122010821-cartel-2009-arona.jpg

La lucha contra el cáncer de mama tendrá el próximo 13 de diciembre una cita ineludible en el sur de Tenerife con la celebración de la quinta edición de la  Carrera por la Vida. Este evento, bajo la organización de Briggitte Gypen, y con la colaboración de varias empresas, entre ellas Fred.Olsen, siempre ha contado con un amplio respaldo popular y el año pasado, por ejemplo, fueron más de dos millares de participantes los que se echaron a la calle a caminar en pos de esa concienciación en torno a esta enfermedad, un mal que, expertos como el oncólogo Claudio Otón, siempre han mantenido que muchos casos se podrían atajar en sus primeras fases si se solicita una mamografía, una prueba que, además, el Gobierno de Canarias, a través de la Consejería de Sanidad, realiza de manera itinerante en aquellos municipios más alejados de los centros sanitarios de referencia.

Por eso, ante esta carencia de percepción por parte de algunas mujeres sobre la verdadera importancia de someterse a eses chequeos en los que se les puede detectar si padecen o no ese cáncer de mama, es de agradecer que personas como Briggitte Gypen se impliquen de esta manera en dar a conocer de un modo tan original la trascendencia que tiene el acudir a esa revisión, especialmente a una edad determinada, pero, evidentemente, las mujeres más jóvenes también deben acudir al especialista en cuanto noten algún bulto sospechoso en esa necesaria autoexploración que deben realizar de sus senos. Una visita al oncólogo supone, con toda probabilidad, ganar la lucha al cáncer de mama, evitar que éste pueda extenderse y extirparlo justo en esos inicios.

Además, la labor de Gypen no se enmarca en una iniciativa privada o particular. Ella, como organizadora, es consciente de que esta labor de luchar contra el cáncer de mama ha de ser coordinada por agrupaciones de carácter regional y/o estatal. Por esta razón, todo lo que se recaude en esta Carrera por la Vida irá a la Asociación Española contra el Cáncer y a la Asociación de Mujeres afectadas por Cáncer de mama. Un notario certifica cada año la transparencia de la recaudación y se anuncia una vez acabada la caminata. Como señala la propia Briggitte Gypen, “una vez al año, caminar es ayudar”.

Desde luego es de agradecer esta acción y, sobre todo que, año tras año, se haya conseguido implicar a tantas personas en colaborar con este evento y esos participantes que, desde distintos puntos de la isla de Tenerife, se dan cita para mostrar su decidido afán en ayudar a que la lucha contra el cáncer de mama sea cada vez más efectiva. Pero eso sí, no olvidemos que combatir esta enfermedad debe ser una lucha diaria y personas como Gyppen están ahí para recordarnos la importancia de no rendirse, sino mostrar una actitud positiva ante la vida y no esconderse ante el problema, sino afrontarlo con valor, sabiendo que contamos con expertos de renombre en los que podemos confiar plenamente.

 

Un Atleti de Segunda

20091123000137-aguero-acumula-519-minutos-ver.jpg

El Atlético de Madrid tiene toda la pinta de irse a Segunda División. De once partidos, uno ganado, cuatro empates y lo demás, derrota tras derrota, hasta acumular ya la friolera de seis. El relevo de Abel por Quique Sánchez Flores no ha surtido el efecto deseado y sus tres primeros encuentros ligueros, Athletic de Bilbao, Real Madrid y Deportivo de La Coruña, se han saldado con cero puntos en el casillero, aunque la suerte también ha jugado sus bazas e igual tres o cuatro puntos podrían haber ido a engrosar la maltrecha clasificación de los madrileños. Pese a todo, estamos ya llegando al término de la primera vuelta y los del Manzanares dan una sensación escasamente optimista de que el panorama pueda variar. Por estadística, desde luego, estamos peor que el año del descenso y no parece haber una excesiva preocupación en los mandamases o maldamases de la entidad rojiblanca.

 

Lo que está claro es que el Atlético de Madrid debe ser consciente a fecha de hoy de que su clasificación le debe llevar a fijarse únicamente en un objetivo, el de la salvación. Europa es un tren o un avión que ya se ha perdido, al menos por vía de la Liga, pero aún queda la posibilidad de coger la guagua de la salvación, pero hay que apurarse o al final habrá que regresar a pie y con la consecuencia lógica de volver, ocho años después, a la categoría de plata del fútbol español. Confío en que la parcela técnica, al menos, se dé cuenta de esta circunstancia, de que ahora hay que ser sumamente cortoplacistas y mirar sólo al puesto del 17 hacia arriba. Volverse locos cuando se encadenen dos o tres victorias sería un auténtico suicidio porque ahora, más que nunca, hay que emplear muchas dosis de humildad para salir de un agujero al que no está habituado a luchar un plantel con grandes figuras mundiales.

 

Y es que en verdad todos los equipos catalogados de grandes o con hechuras para estar entre los seis primeros suelen padecer un auténtico Vía Crucis cuando empiezan a descolgarse de los puestos de arriba y, lo peor de todo, caen en la parte dramática de la tabla. Ahí, da lo mismo que te llames Forlán, Agüero, Simao, Maxi o Asenjo. Ahí, lo que impera es la fortaleza psíquica y estos jugadores, me da la sensación, de que no están por la labor de hacer limpieza de letrinas, acostumbrados ellos a navegar por este deporte como los auténticos señoritos. Es duro tener que analizar la clasificación, pero cuando en tres meses de campeonato sólo has logrado una victoria, lo normal es que empieces a pensar menos en ti y más en el interés del colectivo. Es el momento de echar una mano y, como suelen decir los del Frente Atlético, echarle huevos. Si es que, lo miren por donde lo miren, ser jugador del Atlético de Madrid es todo un chollo, a poco que se haga, la gente se vuelca, incluso salvando la categoría en el último partido.

Freno al absentismo funcionarial

20091124003456-inaem-2.jpg

La Provincia señala en su edición del 21 de noviembre que “más de 8.500 trabajadores de la Administración autonómica (de los casi 57.000 que tiene) no acuden cada día a su trabajo. Se trata de un índice de absentismo "desproporcionado", indicó el consejero regional de Empleo, Jorge Rodríguez, en los pasillos del Parlamento. En la inmensa mayoría de los casos, ese absentismo viene dado por bajas médicas, pero existen trabajadores públicos (una minoría sobre esos 8.500) que simplemente no avisan de que no irán a trabajar. El consejero señaló que "el índice de absentismo en los puestos de trabajo está situado en un desproporcionado 15%" del total de los empleados públicos”.

 

Estas afirmaciones, junto con otras del vicepresidente autonómico, José Manuel Soria, en las que venía a anunciar una reducción de la cuantía destinada para cubrir las bajas de los funcionarios, han puesto en pie de guerra a las plataformas sindicales, asegurando que esas palabras suponen toda una provocación y una demonización de la clase funcionaria. Claro, efectivamente, aquí, mientras se pueda vivir a la sopa boba, todo el mundo mira hacia otro lado, pero, amigos míos, cuando se intenta poner cordura, máxime en una época de crisis tan galopante como ésta, entonces hay que poner el grito en el cielo por un hecho que siempre debería seguir ese precepto, el de controlar aquellas bajas que no tienen razón de ser.

 

Por supuesto, uno siempre cree en la presunción de inocencia y considera que la gran masa del funcionariado de las Islas responde a esos principios de eficacia, eficiencia, respeto por los ciudadanos y que aplica la máxima de la responsabilidad y que hace de su trabajo un verdadero servicio público para el resto. Sin embargo, lamentablemente, también existe ese grupo de servidores de la función pública que se toman con poca seriedad su empleo, enlanzando bajas como si no costara, y encima haciendo que su puesto se encarezca para el erario público, dado que hay que seguir pagando a ese funcionario más el compañero que deba cubrir la baja.

 

En definitiva, con ese dato del 15% de bajas, matizándolo con los que verdaderamente sí responden a una enfermedad constatable, es normal que el Gobierno de Canarias quiera poner un freno a esta sangría económica. Y es que en el ámbito público se han permitido cuestiones que en la empresa privada, por ejemplo, no se sostendrían bajo ningún concepto, como el de tener diariamente ese alto porcentaje de ausencias. Vamos, a ese ritmo, cualquier compañía acabaría por cerrar las puertas, aunque seguro que mi amigo Lewis Rogers pondría su puya y me respondería: “Pero, amigo Velarde, si las privadas se han llegado a cargar a más del 50% de los empleados con los EREs dichosos”. Pues miren, también es verdad. Pero bueno, me preocupa el manejo de los fondos públicos y está bien que el Ejecutivo comience a controlar esos y otros gastos superfluos.

Porteros 'policiales'

20091125000638-portero-discoteca-bar.jpg

Despacho de la agencia EFE. “Un joven de 23 años de edad se encuentra desde la madrugada del domingo pasado ingresado con carácter muy grave tras ser agredido presuntamente por tres porteros de una discoteca de la localidad de La Laguna (Tenerife). Los tres porteros han sido detenidos por la presunta agresión al joven, que sufrió un traumatismo craneoencefálico que le llevó a perder el conocimiento, por lo que tuvo que ser hospitalizado, según informaron a través de un comunicado fuentes de la Policía Nacional”. Puede parecer un suceso más, pero no debe ser así. Lamentablemente, vivimos en una sociedad que parece haberse acostumbrado a esta clase de hechos, a esas peleas entre tabernarias y carcelarias a las puertas de las discotecas todos los fines de semana y no siempre acaban con algunas magulladuras entre los participantes en las reyertas, sino que a veces algunos acaban en el hospital, como este pibe, o a veces ya sólo resta darle el último adiós.

 

Frecuentemente reaparece en la escena pública este debate sobre la regulación del oficio de portero de discoteca, sobre los requisitos profesionales y psicológicos que debe presentar el candidato a controlar la entrada a un local donde, normalmente, la gente va a pasarlo bien, a bailar, a tomar unas copas, a charlar, a ligar, a lo que sea, pero todo actividades que, en sí mismas, no entrañan riesgo alguno. El problema viene sobrevenido cuando a algunos de estos locales llegan personas pasadas de vueltas, con pocas ganas de aguantar un control a la entrada y con muchos deseos de provocar una revuelta. Hay porteros que, muy atentos a los posibles incidentes, optan por la diplomacia y, en el peor de los casos, no dudan en llamar a los agentes de la autoridad. Sin embargo, otros no son así y se ponen al mismo nivel que ese quinqui callejero que quiere entrar sí o sí en la discoteca y entonces ya tenemos armada la de San Quintín. Se junta el fuego con las ganas de apagarlo por parte del empleado con un bidón de benzeno.

 

Desconozco qué ocurrió el pasado domingo en la madrugada con este joven que pretendía acceder a ese recinto, si trató con malos modos a los vigilantes, pero, independientemente de unos modales más o menos correctos o incorrectos, lo que nunca debe hacer un encargado del control de entrada de un local es atribuirse o arrobarse para sí las competencias que en materia de seguridad tienen las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado o, en su defecto, la Policía Local. Estamos de acuerdo en que hay un grupo reducido de jóvenes que llegan como llegan a determinadas horas a unos lugares de ocio y que hay que ponerles un freno, pero nunca se puede emplear la violencia física como arma de persuasión. En todo caso, insisto, tenemos una policía lo suficientemente competente para que se encargue de esos indeseables.

 

La línea 3 de la discordia

20091126000007-tranvia-tenerife.jpg

El periódico El Día adelantó en rigurosa primicia el pasado martes, 24 de noviembre, que “el Cabildo de Tenerife presentará en unas semanas la Línea 3 del tranvía, que, en contra de cómo estaba concebida en un principio (el ayuntamiento defendía su trazado desde el Intercambiador hasta la playa de Las Teresitas por la avenida Francisco La Roche), cruzará la ciudad pivotando con la intersección de la Línea 1 en la plaza de Weyler, una opción que podría alcanzar un presupuesto de unos 100 millones de euros”.

De esta forma, añade el rotativo tinerfeño, “el recorrido que se ha puesto sobre la mesa, consensuado con el Ayuntamiento de Santa Cruz y que se presentará en rueda de prensa dentro de unas semanas junto a la prolongación de la Línea 1 hacia el aeropuerto de Los Rodeos, está establecido que transcurra desde el Intercambiador hacia el recinto ferial por la avenida de la Constitución hasta su confluencia con la avenida Manuel Hermoso, donde, por la prolongación de la calle Álvaro Rodríguez López, enganchará con Tomé Cano y Heliodoro Rodríguez López. Una vez alcanzado el estadio, la plataforma bajará por la avenida San Sebastián, tras lo cual irá a la plaza Weyler después de salvar el recorrido del puente Galcerán. Tras llegar a la céntrica plaza, el recorrido completo transcurrirá por la calle Méndez Núñez hasta llegar a la confluencia con la rambla Santa Cruz (antigua rambla General Franco), donde acabará la primera fase de las obras de un proyecto que aspira a llevar el tranvía hasta la playa de Las Teresitas, teniendo paradas en su continuación en Muelle Norte, Valleseco, María Jiménez, Cueva Bermeja, San Andrés y Las Teresitas”.

La obra, no obstante, parece que no va a tener lugar hasta el año 2011, y supongo que su comienzo se retrasaría hasta después de las elecciones locales y regionales, más que nada para evitar hipotecar a los siguientes ocupantes de los sillones cabildicio y municipal, máxime si además ambas corporaciones cambiasen de color político, sobre todo en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, donde a día de hoy no está nada claro quién pueda gobernar en esa cita que tendrá lugar en año y medio.

Y cuando me refiero a hipotecar, no lo digo solamente en el aspecto económico, sino también a la hora de trazar el recorrido de esa línea 3. Porque, el Consistorio defendía que este medio de transporte fuese por toda la avenida de Anaga y también existe una alternativa que es la de que el tranvía, después de llegar hasta la avenida Manuel Hermoso Rojas, pase por La Salle, en vez de por Tomé Cano y San Sebastián. Por eso, siempre en función del partido que gestione las instituciones implicadas, el trayecto previsto puede variar sensiblemente.

La mano de la polémica

20091127000006-aea95fc199.jpg

¿Hay que repetir el partido entre Francia e Irlanda por la mano descarada de Henry? La pregunta, manida como ella sola, ha dado la vuelta al Mundo varias veces y las respuestas que se pueden hallar son tan variopintas como aficionados hay en el planeta. Muchos abogan por ello, porque se vuelva a jugar el encuentro, pero también es legión la que considera que no se debe rearbitrar lo que ha sucedido en el terreno de juego. Habrá que poner los medios necesarios, advierten, pero nunca se puede regresar al pasado porque, entonces, muchos partidos durarían ni se sabe.

 

Efectivamente, la acción de Henry no es la primera, ni será la última, que se produce en un terreno de juego, ¿cuántas manos igual de flagrantes se han pasado por alto en los últimos años? Se me vienen a la memoria, las más recientes, las de Messi ante el Español, las del Kun Agüero contra el Recreativo de Huelva y, la más famosa de todas, las de Diego Armando Maradona, frente a Inglaterra, en el Mundial de México. Todas, en mayor o menor medida, fueron duramente criticadas, pero nunca se procedió a repetir la contienda. Era una jugada que ya había sido juzgada (mal, sí, pero no tenía vuelta de hoja) y por tanto contaba con toda la validez reglamentaria.

 

De todas maneras, también estoy con quienes consideran que se debe de establecer el mecanismo necesario en el balompié para, si bien no parar el juego a cada momento, sí recurrir al vídeo en esas jugadas de goles fantasmas o que se anotan ilegalmente con la ayuda de la mano. En penas máximas o faltas al borde del área no soy partidario de recurrir a ese sistema porque estaríamos más tiempo pendientes de la moviola que de lo que realmente acontece sobre el césped. Sería una forma segura para los colegiados en caso de duda. Al fin y al cabo, un fuera de juego o una falta, aunque se vean 100 veces, siempre son acciones interpretables y cada trencilla suele tener un criterio que difiere del resto.

 

Ahora, evidentemente, todo son especulaciones sobre lo que hubiese sucedido de haberse producido la jugada justo al revés, con manos de un futbolista irlandés. ¿Se habría procedido desde las instancias de la UEFA, es decir mounsieur Platini, a forzar un nuevo partido en el caso de haber sido los galos los perjudicados? Pues, qué quieren que les diga, no lo hubiese descartado. Ya sabemos que el astro francés manda mucho y que es capaz de cambiar las reglas del juego a su entera conveniencia. Si a Maradona, justamente, se le ha sancionado por unas groseras manifestaciones, tampoco estaría de más imponer un castigo a Henry porque, aunque pidió disculpas, su acción motivó la eliminación de Irlanda. El juego limpio o fair play debe practicarse también desde los despachos, además sin distinción de colores, patria, filias o fobias.

Un crimen execrable

20091128000009-2009021515405910881.jpg

¿Qué puede pasar por la cabeza de una persona, siempre y cuando la Justicia dictamine su culpabilidad, para maltratar a una niña de tres años? La verdad es que pocas palabras me pueden venir a la cabeza. Cualquiera podrá exclamar, llevarse las manos a la cabeza, pero no creo que exista vocablo apropiado para poder definir concretamente un hecho de este calado. De haber sido este hombre, un joven de apenas 24 años, sólo cabe pensar que por su cabeza sólo había lugar para actos demenciales, propios de un ser torturador, despiadado y sin ninguna compasión por sus víctimas, aunque ésta fuese alguien tan pequeño como una cría de poca edad. De verdad, no quiero convertirme en un juzgador mediático porque, sinceramente, ni yo ni ninguno de los otros medios de información hemos estado allí y no podemos saber, por tanto, cómo se han desarrollado los hechos.

 

Lo que sí me sorprende en este caso particular es la defensa que la propia madre hace de su pareja sentimental. Este joven no es el padre de la criatura fenecida y, al parecer, se había quedado al cuidado de la misma. Bueno, de hecho fue quien la llevó a un centro sanitario de Arona y allí, tras una primera exploración, los galenos observaron síntomas evidentes de que esta niña no presentaba esos hematomas como consecuencia de una caída fortuita y procedieron a la activación del protocolo establecido para esta clase de contingencias. Tras el interrogatorio policial en el mismo centro de salud, este varón fue detenido como presunto autor de unos hechos que ahora han propiciado el fallecimiento de la menor. Aun así, la madre defiende a su novio, postura ésta que también ha hecho sospechar a los agentes encargados del caso.

 

Y es que no sería la primera vez que nos encontramos ante hechos muy similares, donde incluso la propia madre biológica del menor es quien ha cometido el delito o, al menos, también es partícipe del mismo, por acción o por omisión. Los informes forenses serán los que dictaminen qué ha sucedido, aunque, por el momento, parece que queda descartada la hipótesis de la violación. Pero sí que es incuestionable que esta cría presentaba una serie de contusiones y quemaduras que no podían circunscribirse a una caída involuntaria y es más que sospechoso ese silencio y ese apoyo de la mujer hacia su pareja sentimental.

 

Sin embargo, tampoco conviene olvidar que en muchos de estos sucesos existe un transfondo de malos tratos, de violencia de género y, por no descartar teorías, también podríamos estar hablando de unas amenazas muy hábiles y sibilinas por parte de este varón hacia su novia. Desconozco cuál puede ser la preparación mental de esta mujer, pero ante estructuras de pensamiento débil, suele imponerse el criterio del más fuerte y con la simple necesidad de argumentar cuestiones falazmente. Quién sabe si ante el amor profundo que esta fémina pudiera sentir por este supuesto desalmado no tuviera el menor inconveniente en sacrificar la vida de su propia hija.

 

En fin, son hipótesis y será un juez quien haya de llegar al fondo del asunto, pero desde luego, sea como fuere, el caso es que aún nadie se explica que alguien pueda acabar con la vida de un ser tan inocente. Simple y meridianamente, ¿qué puede pasar por la cabeza de esa persona?

Errare humanum est

20091128192247-arona.jpg

Errare humanum est: errar es propio del hombre. Alienta a mostrar indulgencia generosa para las faltas resultantes de la ignorancia y de la ofuscación de los hombres, cuando la mala fe está ausente. Esto es lo que nos ha sucedido a todos los que, con un informe médico entre las manos, nos hemos precipitado en acusar a Diego P.V. de la muerte de la pequeña Aitana e incluso a sospechar de la propia madre como presunta encubridora de los hechos. Finalmente, con el tiempo necesario para que los profesionales sanitarios realizasen su trabajo en el Hospital de Nuestra Señora de La Candelaria, en Santa Cruz de Tenerife, se ha demostrado que las lesiones presentadas por la malograda menor eran producto de la caída desde un columpio y, aunque imperceptibles para la pareja, fueron la causa del posterior fallecimiento.

El joven de 24 años que se encontraba detenido por la muerte de una niña de 3 años en Canarias quedó en libertad sin cargos tras conocerse los últimos datos de la autopsia que lo exculpan de los cargos de maltrato y homicidio, tal y como informaron fuentes de la Delegación del Gobierno en Canarias. Ahora, según se ha podido conocer desde el entorno de Diego P.V., no se descartan actuaciones legales contra los responsables sanitarios del centro de El Mojón, en Arona, que dieron la voz de alarma y que al final propiciaron el arrestro y la estancia en prisión del padrastro. 

Cierto es que todos convenimos en la importancia de que exista este protocolo de actuación para detectar rápidamente casos de posibles malos tratos a los menores. Sin embargo, no siempre es buena la prisa, tal y como se ha demostrado en esta oportunidad. Aun a riesgo de hablar desde la ignorancia, quizá sería conveniente que, incluso en el supuesto de tener dudas sobre si se ejerce o no violencia sobre el menor, habría que activar todos los mecanismos para asegurarse fehacientemente de si ese pequeño está siendo sometido a palizas y, una vez demostrados los malos tratos, entonces sí proceder a la detención de quien procediese.

Obviamente, este hecho nos debe conducir a una necesaria reflexión, a pensar que no siempre las cosas son como se nos presentan inicialmente. Lamentablemente, y yo el primero, tenemos la tendencia a utilizar estos tribunales de papel o de soporte informático para acusar, para dictar una sentencia que, aunque firme sobre la hoja o la pantalla, no quita para que pierda su vigencia, como pasa en este caso. De todas maneras, aunque sin querer que sirva de excusa, también habría que pedir a los responsables médicos que atendieron en primera instancia a esta paciente que se planteen seriamente dar tan rápidamente la voz de alarma y que ello conllevase la detención de una persona que, después de dos días, se ha demostrado que no era culpable de nada, que la muerte resultó accidental, producto de una caída de un columpio. Seguramente, al daño de perder a su hijastra, hemos contribuido el resto de la sociedad a incrementarlo al hacer un juicio paralelo y con sentencia injusta.

Los riesgos de juzgar libremente

20091129162842-mord-aitana-teneriffa.jpg

¿Es justo que Diego P.V, el acusado de haber matado a su hijastra y que después se demostró que nada tuvo que ver en el hecho, pueda solicitar una indemnización por daños y perjuicios no solamente a los médicos que erróneamente dictaminaron que la pequeña Aitana había sufrido maltrato o a los agentes que le mantuvieron encarcelado durante un par de días, sino también a los medios de comunicación que se hicieron eco del hecho y dieron una visión muy negativa de esta persona, siempre en función de los hechos que se presentaron a la prensa? Pues miren, aunque personalmente pueda ser parte afectada porque en mi blog http://juanvelarde.blogia.com hay un artículo hablando de crimen execrable, lo cierto es que debemos aprender mucho sobre lo sucedido en esta ocasión. Posiblemente, llevados por la pasión de la inmediatez, todos, en mayor o menor medida, cometimos el error de tomar como válidos los argumentos de los galenos y despreciamos un factor importante, el de la presunción de inocencia, esa que tenemos todos hasta que no se demuestre lo contrario.

 

Seguro que hay formas menos dolosas y dolorosas de llevar al soporte de papel, de las ondas o de la imagen, así como al infinito mundo de Internet, casos como el de la niña Aitana, pero de entre todas ellas escogimos la peor, qué duda cabe. ¿Me contrariaría tener que pagar una indemnización o una parte proporcional para restañar parte de los daños morales causados a esta familia? En parte sí, porque me dejé influenciar por la rigurosidad de una exploración médica que, a corto plazo, se reveló negligente a todas luces; pero también es verdad que dejé poco lugar a la posibilidad de pensar que este hombre era inocente. Es más, llegué a conjeturar la hipótesis de que la madre, compañera sentimental de Diego, tal vez tuviera que ver algo en este asunto. Por supuesto, jamás tendré problemas en tener que dar personalmente mis más sinceras disculpas a estas personas o tener que publicar rectificaciones allá donde procediese o se me ordenase.

 

Eso sí, me parecería bastante injusto que desde determinados colectivos médicos o policiales se pretenda poner ahora todo el acento en la voracidad de los medios informativos. Señores, no confundamos los términos. No mezclemos información con sensacionalismo, telediarios con los ‘tomates y sálvames de turno’. Nosotros, los periodistas, nos limitamos a informar verazmente de los hechos, tratamos de encajar todas las piezas en un puzzle que puede ser variable en cualquier momento. Nadie forzó al médico o a la Guardia Civil a que dieran los datos que ofrecieron a los medios de comunicación. A todos nos gustan las primicias y ganarle por la mano a la competencia, pero en esta oportunidad aquí ni ha habido exclusiva que valiera, sino unas informaciones comunicadas a todos al mismo tiempo. Cuando algo es secreto, nos guste o no, los periodistas sabemos o tenemos que saber esperar a que concluyan todas las pesquisas. Nuestro único, aunque gran error, obviar la presunción de inocencia y sacar la foto de una persona que, afortunadamente para él, fue y es inocente con todas las de la ley.

Gol Tvtimo

20091130021339-ibra.jpg

Seis de la tarde del domingo en el Archipiélago canario, siete en el resto de España. Millones de entusiastas del balompié se agolpan mayoritariamente en bares y cafeterías para presenciar el que dicen pomposamente partido del siglo (y ya van unos cuantos). Todo va de maravilla hasta que alrededor del minuto 55 alguien en el establecimiento grita gooooool de Ibrahimovic. Todos, invariablemente, se giran para ver al sujeto en cuestión y casi compadecerle por considerar que su exceso etílico le hace ver fantasmas. Pero no, a los doce segundos, doce nada más y nada menos, se produce el tanto del sueco. ¿Acaso este caballero es pariente de Nostradamus o de Aramís Fuster? No, nada más lejos de la realidad. Únicamente que iba informado perfectamente por la radio y la habitual diferencia de los casi dos segundos se fue a más de seis veces el tiempo normal entre el narrador de las ondas y lo que nos rebota el tubo catódico. Es decir, ayer, y supongo que esta es la tónica habitual, Gol Tv está timando a millones de personas, especialmente a quienes pagan religiosamente la mensualidad, por un producto que, en el caso del fútbol, viene ligeramente caducado para que pueda ser consumido con la confianza necesaria.

Sí, el canal del señor Roures ofreció a los televidentes una realidad que ya llevaba caducada doce segundos, un retardo eterno, imperdonable y que casi hizo que se estuviera más pendiente de los señores con el pinganillo que del aparato televisivo. Y es que, de toda la vida, siempre ha habido ese ligero desfase televisión/radio, pero nunca como lo que le está pasando a este canal temático. Tendrán que mejorar la velocidad de recepción de las imágenes o, mucho me temo, la cantidad de personas que pueden empezar a no renovar su suscripción puede resultar sangrante para esta cadena que no es sino un enlace de La Sexta, pero pagando, claro está. Alguien con un mínimo de sentido común podría recomendarnos que dejásemos en casa la radio. Y sí, podría tener razón, pero también es verdad que muchas veces no se escucha ni la locución ni los comentarios que se hacen a través de la caja tonta y se precisa del referente radiofónico. Lo que nadie podía esperar es que hubiese un retardo tan espectacular y que te hacía tener que apagar la radio para no destripar una película, futbolera, claro, que estaba más apasionante que los filmes de intriga del gran Alfred Hitchcock.

Estoy convencido, eso sí, pese a que la tarifa mensual que tiene Gol Tv no es del todo mala, de que el retraso que tienen a la hora de que nos lleguen las imágenes no lo aplican a la factura. Seguro que llega puntual, pero también estoy convencido de que ayer fue la prueba de fuego para demostrar que el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero hizo una concesión digital, nunca mejor dicho, a una cadena amiga que pretende quitarle cuota a otra que también anda de lleno en lo digital y que ya no es tan amiga del Ejecutivo. Parece mentira que en pleno siglo XXI se permita que este medio en concreto pueda ofrecer una retransmisión propia de los primeros años de la televisión en España. Sinceramente, lamentable y yo, de haber sido abonado, me daba de baja ya mismo, para que aprendan a hacer las cosas en condiciones.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris