Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Octubre de 2009.

La igualdad no está en los cuentos

20091001121905-luisa-salazar-realejos.jpg

El Ayuntamiento de Los Realejos, concretamente su concejal (o concejala) de Igualdad de Oportunidades, Luisa Salazar, presentó a principios de esta semana una nueva edición del proyecto Niñolandia, que como principal novedad para este año incluye la readaptación de cuentos clásicos para evitar el "sexismo" que hasta ahora emanaban en sus páginas. Es decir, no hay preocupación por las altas tasas de absentismo escolar, del fracaso académico o de la falta de respeto hacia los docentes. No, lo que realmente angustia a los políticos que gobiernan en este municipio del norte de Tenerife es que los alumnos de las más tiernas edades pierdan el tiempo en reconvertir los clásicos de toda la vida en historias donde se vea la igualdad, otros prototipos distintos a los que hasta ahora los hermanos Andersen y compañía nos habían vendido.

Pues mire usted, señora Salazar, uno, personalmente, está de acuerdo en apostar por la igualdad, pero me resulta sumamente surrealista cambiar el rol de los personajes de unos cuentos que llevan décadas y décadas pasando de generación en generación y nadie se ha traumatizado por lo mal que lo pasaba El patito feo, el mobbing socio-laboral que sufría la pobre Cenicienta o la pérfida bruja del bosque que envenenó con una jugosa manzana a Blancanieves. De verdad, a veces ustedes, los políticos, ven fantasmas donde no los hay, al estilo de los gigantes que creía ver Don Quijote cuando sólo se trataba de unos ordinarios molinos de viento. ¿Cree de verdad que la igualdad se consigue por cambiar unos argumentos que, a fin de cuentas, no dejan de ser unos cuentos infantiles que no tienen la menor de las malicias?

Pero, ya puestos, si queremos hablar de igualdad y de contextualizar los cuentos a lo que es la sociedad de hoy, vayamos entonces a saco. No olvide usted, señora Salazar, que hoy está aprobada la unión entre parejas del mismo sexo, ¿por qué entonces no ponemos a una Cenicienta que sea conquistada en el baile por una princesa o que Blancanieves sea un hombre, viva con siete enanitas y sea despertado por un hombre tras ingerir la manzana de un brujo? Ya puestos, seamos rompedores y radicales sin tapujo alguno.

De verdad, la igualdad de oportunidades es un asunto mucho más serio que cambiar los roles de los personajes de unos inocuos cuentos. La lucha contra la discriminación sexista no se gana por modificar esas historias infantiles, sino velando porque hombres y mujeres accedan a un puesto de trabajo en función de sus capacidades, no por una cuestión de hombría o de cuota. ¿Cree usted que Zapatero, por ejemplo, es feminista por tener la mitad del Consejo de Ministros lleno de mujeres? Créame, eso es lo más sexista que pueda haber porque parece que a las féminas se las ha metido en el Gobierno por una mera cuestión de cuota (bueno ha habido y hay casos en los que determinadas ministras no dan la talla) y no tanto por su valía. ¿Por qué en vez de ser la relación de un 50%-50% no es del 60% a favor de las mujeres? Mientras nos fijemos en el detalle, en la anécdota y no en lo que realmente interesa...

CCOO se cae del guindo

20091002134912-desempleo-en-espana.jpg

El sindicato CCOO afirmó hoy que los datos del paro en septiembre, con más de 80.000 personas que han engrosado la lista del INEM, confirman que España está en medio de la crisis y no en la salida. Por fin, aunque sea producto de un guarismo tan negativo como éste, una de las principales plataformas sindicales de nuestro país se cae del guindo y empieza a llamar a las cosas por su nombre. Ni brotes verdes ni lo peor de la recesión ha pasado, frases que apadrinaron en su momento la ministra de Economía y vicepresidenta segunda, la señora Elena Salgado y el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ahora más ZParo que nunca a tenor de las cifras que se han conocido este viernes 2 de octubre. Como lo de Madrid 2016 no salga adelante, vaya día más aciago para quien también asumió la cartera de Deportes.

Lo cierto es que al final, observando la marcha de la economía mundial, resultaba poco menos que una utopía que España estuviese situada en la pole position de las naciones candidatas a abandonar esa situación de economía crítica. Aquí el problema ha venido sobrevenido por tener a un mandatario incapaz de reconocer los sintomas, de pensar que los resfriados que estaban padeciendo las grandes potencias, Estados Unidos, Alemania, Francia, Japón o Reino Unido no nos iban a perjudicar. Mientras a finales de 2007 ya estaba la situación extremadamente delicada en esas latitudes, aquí seguíamos atando a los perros con longaniza...por suspuesto hasta que se acabó la longaniza y hasta el propio can.

Por desgracia, cuando aquí ya se empezó a pronunciar el vocablo crisis y no digamos ya cuando salió de la boca de Solbes y ZP el término recesión (eso ya fue una experiencia orgásmica), los países de nuestro entorno empezaron a remontar escalones, de manera pausada, pero haciendo todos los esfuerzos del mundo para salir adelante. Es más, en realidad el gran engaño ha sido que mientras unos subían, nosotros bajábamos, pero al coincidir a la mitad del recorrido, era muy fácil alardear de que estábamos a la altura de esas naciones superpotentes, pero sin percatarse de que la dinámica de ellos era alcista y la nuestra claramente a la baja, como se ha venido demostrando en el último año y medio.

Pero si es que hasta el Fondo Monetario Internacional, a pesar de revisarnos moderadamente nuestra situación de crisis, nos cifra un desempleo del 20% o más. Ya no hay excusas, señor ZParo. Si hasta los amigos sindicalistas comienzan a quitarse la venda de los ojos y ya hablan claramente de que España no está en una situación de salida, sino en medio de la crisis, no sé qué demontres hace usted hablando por los distintos foros de una gestión idílica. Bueno, claro, también podemos hacer que salga el señor Blanco a hablar del colesterol (no aclaró si era del bueno o del malo) económico que nos dejó José María Aznar.

Felicidades a Río 2016. Ánimo para Madrid 2020

20091002194020-rio-de-janeiro-2016-logo-3084.gif

Río de Janeiro ha sido la ciudad designada por el Comité Olímpico Internacional para albergar los Juegos Olímpicos del año 2016. Antes que nada, hay que felicitar a la candidatura brasileña porque, independientemente de los factores y leyes no escritos, lo cierto es que ha sabido llevar en todo momento el peso de la presión de ser la máxima favorita para esa elección. Ni siquiera el efecto Obama y el supuesto vuelco que mostraban las casas de apuestas sobre un sprint bestial de Chicago hicieron mella en la expedición sudamericana. Siete años por delante tiene Río de Janeiro para preparar a conciencia el evento. Además, no lo olvidemos, cuenta con el trabajo que deje el Mundial del 2014 en materia de infraestructuras deportivas así como la hotelera y una mejora sensible en las comunicaciones nodales.

Evidentemente, como han señalado muchos analistas, posiblemente de no haber llegado Río a la final y la rival de Madrid hubiese sido otra, bien Chicago o bien Tokio, lo cierto es que la capital española hubiese conseguido a buen seguro ser sede olímpica. Pero la rotación continental que se lleva practicando desde hace más de seis décadas, así como el hecho de que Latinoamérica nunca había albergado unos Juegos, han sido factores decisivos para que los miembros del COI se inclinasen finalmente por Brasil. Hay quienes ya han alzado la voz sobre el afán voraz y acaparador de Brasil, con Juegos y Mundial en un plazo de dos años, pero hay que recordar que no es la primera vez que sucede. México organizó ambos eventos en 1968 (Juegos) y 1970 (Mundial) así como Munich, con los JJOO en 1972 y el Mundial en 1974. Por tanto, el argumento de la voracidad se cae por su propio peso.

Y, obviamente, la pregunta ha de ser la siguiente en el caso de Madrid, ¿y ahora qué? Pues ahora, de momento, habrá que tomar el tiempo prudencial para analizar en frío todo lo que ha sucedido, pero tampoco descartar de entrada la posibilidad de optar a los Juegos de 2020. Todo parece indicar que van a ser muchas las ciudades europeas las que opten a la elección, que será en el año 2013, y para ese entonces la capital española ya tendrá finalizadas todas las infraestructuras, entre ellas el futuro estadio donde jugará el Atlético de Madrid.

Sí, estamos también de acuerdo en que la aventura olímpica ya le ha costado a los madrileños y a los españoles un pico, pero, sinceramente, siempre y cuando no nos metamos de lleno en una crisis económica más profunda, se ha hecho un trabajo excelente a lo largo de todo este tiempo y sería una pena rendirse cuando la meta está más cerca que nunca. Posiblemente el error ha sido competir para la cita de 2016 por el hecho de que Europa acoge los JJOO de 2012 en Londres, pero en el 2020 quieren postularse París y Roma, entre otras, y Madrid, para ese entonces, estará más que preparada para ganar. De todas maneras, ahora toca reflexión y, por supuesto, desear toda la suerte del mundo y felicitar a la que ha sido la brillante ganadora de esta designación, Río de Janeiro.

Parque Mari-Timo

20091003192400-parque-maritimo.jpg

Los ciudadanos de Santa Cruz de Tenerife, especialmente aquellos que sean usuarios habituales del Parque Marítimo César Manrique, tienen que estar muy 'contentos' con las gestiones municipales a la hora de desbloquear un conflicto que ya mantiene cerrada esta instalación desde hace medio año y parece, por lo que se ha conocido recientemente, que ésta podría permanecer aún sin abrirse al público hasta finales del 2010. De hecho, si el insigne artista conejero que da nombre a esta instalación levantara la cabeza, reclamaría no tener nada que ver con este centro y que éste fuese rebautizado como Parque Mari-Timo, dada la estafa que se ha cometido con los trabajadores y con los usuarios del mismo.

A pesar de las promesas realizadas por el alcalde santacrucero, Miguel Zerolo, sobre la temprana reapertura de este centro de ocio, los famosos veinte días se pueden convertir fácilmente en 400 y mientras, una temporada más, darse un baño en esta ciudad volverá a ser una completa odisea. Habrá que rezar, qué duda cabe, para que lo de Las Teresitas se solucione algún día o para que la autoridad competente no acabe prohibiendo el acceso a la playa. Como sigamos con la misma inercia, no descarten que acabemos pegándonos un chapuzón en el lago de la plaza de España y poniendo la sombrilla y la toalla por los alrededores del Bar Atlántico.

De todas maneras, lejos de jugar con la fina ironía, entiendo que ha llegado la hora de exigir responsabilidades políticas, que alguien en el Ayuntamiento dé un paso al frente y reconozca que las cosas se han hecho tan rematadamente mal que al final se ha secuestrado para toda la ciudad una oferta de ocio veraniego y que, quizá lo peor de todo, que la recuperación de este espacio, así como los arreglos que se han de hacer en el mismo, nos van a salir a los vecinos de Santa Cruz por un ojo de la cara. Hasta la fecha, sólo se ha repartido un rol de malo de la película, que ha recaído en el empresario al que se le había arrendado la concesión, Luis Gil. Sin embargo, como ya he mantenido en otras ocasiones, me resulta una reducción excesivamente endeble, que esto no puede ser responsabilidad únicamente de este empresario, que también los poderes públicos tendrán algo que ver en este enredo que lleva camino de no resolverse ni a corto ni a medio plazo.

Lo dicho, ahora Las Teresitas

20091004124707-lasteresitas.jpg

Los pensamientos, a veces, resultan premonitorios de lo que puede pasar poco tiempo después. Si ayer apuntaba, cierto que desde un punto de vista irónico, que igual cualquier día la autoridad competente se veía en la obligación de cerrar la playa de Las Teresitas, lo cierto es que ese mal presagio se ha convertido en una cruda realidad. Es verdad que no se ha prohibido ni restringido el acceso a la arena, pero el baño se ha prohibido, al menos, hasta mañana lunes y conocer de primera mano qué vertido tóxico ha llegado hasta la orilla y que produjo tales urticarias y sarpullidos a dos decenas de usuarios que rápidamente colapsaron el puesto de atención de la Cruz Roja. Sinceramente, es lo que ya nos faltaba para el duro, encima en un fin de semana particularmente caluroso por estos lares, a pesar de estar ya en el mes de octubre.

Desde luego, es mi modesta recomendación, le aconsejaría al Consistorio santacrucero que comience a hacerse mirar esto de Las Teresitas en algún gabinete esotérico, porque está claro que esto ya es algo que escapa a lo normal. No se puede tener tan mala suerte con este espacio de ocio y esparcimiento. Si no había bastante con todos los hipotéticos problemas judiciales que acucian a los terrenos que circundan la playa, ahora, de postre, empezamos a tener cuestiones que afectan directamente a la salud de los usuarios. Entiendo, aunque eso quedará en manos de los responsables de salud pública, que esa sustancia que ha dejado el agua como un café expreso con abundante espuma tiene que venir forzosamente de algún barco que esté fondeado no muy lejos de Las Teresitas o algún emisario que se haya roto y dejase escapar toda la porquería a esa zona de la playa.

No obstante, en materia de suciedad de nuestra costa capitalina, no nos deberíamos sorprender a estas alturas. ¿Cuántas denuncias no han llegado a los medios de comunicación sobre la presencia de vertidos desde la zona del Castillo Negro hasta María Jiménez, pasando por la playa de Valleseco? Desgraciadamente, no es la primera vez que tenemos que hacernos eco de hechos tan lamentables, lo que sucede es que en esta ocasión estamos hablando de un problema que ha derivado en un serio problema de salud. Imagínense ustedes que este hecho hubiese acaecido a media mañana, con Las Teresitas de bote en bote. Lo gracioso de todo este asunto (si es que tiene algo de cómico) es que hay por ahí algún elemento que se lamenta por las esquinas porque esta playa lleve más de una década sin recibir la bandera azul. ¿Necesita usted más pruebas?

 

La tranquilidad debe imperar en el CD Tenerife

20091005121758-n-cd-tenerife-roman-martinez-517826.jpg

El CD Tenerife perdió el pasado sábado su primer encuentro como local. Ya son cuatro las derrotas que suma la entidad blanquiazul en seis jornadas, pero no sería procedente encender las alarmas porque, se quiera o no, ésta va a ser la tónica general a lo largo de toda la temporada. La escuadra entrenada por José Luis Oltra presenta un plantel que es el mismo que obtuvo el ascenso a Primera División, con algún que otro retoque, y con esas armas hay que emplearse a fondo para mantener la categoría, que es el único objetivo al que se puede aspirar en estos momentos, máxime cuando encima se ha tenido tan mala suerte con las lesiones, especialmente con Ricardo y Bertrán.

Sin embargo, a pesar de que tenemos que ser conscientes de las dificultades por las que atravesaremos a lo largo de esta campaña, me sorprende bastante que haya ciertos sectores (aficiones y mediáticos) que ya estén poniendo el grito en el cielo y exigiendo la máxima excelencia a esta plantilla. Pues miren, el salto de Segunda a la élite no resulta sencillo, pocos equipos se adaptan de una manera rápida (el Almería fue, en su momento, una rara avis) y si empezamos a poner palos en las ruedas, el avance será aun más tortuoso. Claro que perder no le gusta a nadie, pero es que este año tendremos que asumir que serán muchos puntos los que vuelen del Heliodoro y que lograrlos fuera tampoco será nada sencillo.

Además, si vemos la clasificación con frialdad, salvo los inalcanzables Barcelona y Real Madrid, a los que se les ha unido un potente Sevilla (veremos a ver si le alcanza la gasolina para afrontar tres competiciones), el resto de equipos están en un pañuelo de seis puntos, desde el cuarto, Deportivo (12) hasta el decimoquinto, Tenerife (6), que además tiene los mismos puntos que uno de los grandes de nuestro campeonato, el Atlético de Madrid, o tres puntos más que el Villarreal. Vale, en condiciones normales, estos dos nos superarán en la tabla dentro de unas jornadas, pero de momento siempre es un placer codearse con una formación histórica y con una que hasta la fecha ha venido completando unas últimas campañas sensacionales.

Ahora, con este parón de dos semanas por los compromisos de las selecciones nacionales, queda analizar lo que se ha hecho hasta la fecha, tratar de mejorar en punta de lanza, donde nos cuesta Dios y ayuda hacerle un gol al arco iris y poder trabajar a destajo con la defensa de circunstancias que nos ha dejado una lesión fortuita, la de Martínez, y aquella provocada por un entradón brutal de Drenthe. Yendo paso a paso, sin ponernos nerviosos desde el momento en que podamos caer en los puestos de descenso, la permanencia será posible. Fíjense el año pasado como un equipo como el Osasuna, desahuciado antes de la décima jornada, acabó por salvarse y meter en el fango al Real Betis. Por eso, la mejor medicina que se debe administrar desde el Callejón del Combate es la de la tranquilidad, que hasta ahora, con sus fallos lógicos, las cosas no se están haciendo nada mal.

El Real Madrid es un equipo por hacer

20091006122321-pellegrini.jpg

El nuevo Real Madrid de los grandes megacracks sufrió frente al Sevilla su primera derrota de la temporada y los que estaban con el cuchillo afilado ya han empezado a producir los primeros cortes en la sólida estructura merengue. Las primeras críticas a los planteamientos tácticos de Manuel Pellegrino han comenzado a arreciar y poco menos que empieza a cuestionarse su presencia en el banquillo del Santiago Bernabéu. Desde luego, uno que es de la otra acera (deportivamente, claro, porque soy del Atlético de Madrid) asiste con asombro a un aluvión de desaprobaciones por parte de las plataformas mediáticas que siguen al Real Madrid. Ahora, fíjense ustedes, resulta que el entrenador chileno es todo un aprendiz, alguien a quien le han dado una plantilla que le viene muy grande. O sea, que los años más gloriosos del Villarreal, por ejemplo, no fueron responsabilidad de Pellegrini, sino de uno que pasaba por ahí. Guste o no, el preparador que tiene el Madrid cuenta con una acreditada experiencia en nuestra Liga, con cinco temporadones en el conjunto amarillo y tiene todo a su favor para hacer de su nuevo club una máquina perfecta para ganar, pero antes habrá que engrasarla y probarla para que funcione adecuadamente.

Estamos de acuerdo en que los madridistas, después del triplete del Barcelona, aderezado en este arranque con la Supercopa de España y la de Europa, pretenden que el año 2010 sea la era de los merengues. Plantel tienen para ello, pero también hay que reconocer que son muchos nombres nuevos y aunque todos sepan desempeñar su papel, no es igual cuando llegan a una nueva entidad. Todos han de amoldarse a un sistema, a conocer al resto de compañeros y una vez se produzca el deseado acople, tengan por seguro que este equipo será prácticamente invencible. Lo de Sevilla, más que un accidente, fue una derrota que entraba en los pronósticos, máxime cuando el Real Madrid aún está por encontrar ese patrón ideal de juego, pero que acabará hallándolo, qué duda cabe.

Ahora, lo que ya me resulta un insulto a la inteligencia del resto de aficionados de los otros clubes es que los dos grandes diarios deportivos de la capital de España, AS y Marca, destacasen en sus portadas la ausencia de Cristiano Ronaldo como un argumento de peso para justificar el revés en el Ramón Sánchez Pizjuán. Nadie le va a restar los méritos que tiene el jugador luso y la contribución demostrada hasta la fecha con la elástica blanca, pero de ahí a creer que su ausencia fue uno de los motivos de la derrota, sinceramente, creo que va un trecho bastante largo. El Real Madrid ha confeccionado una escuadra para optar a todos los títulos y su banderín de enganche, por muy mediático que sea, no puede centrarse únicamente en Cristiano. Kaká, Alonso, Granero, Benzemá, Albiol, Arbeloa o Garay son también razones para decirle al Barcelona que este año los títulos tocará pelearlos a fondo.

Posiblemente, aunque suene a contradicción con el título del artículo, en el inconformismo de aficionados y medios de comunicación, radique la grandez del Real Madrid, que no puede tomarse ni un solo respiro. En cambio, desde la orilla del Manzanares nos conformamos con un cuarto puesto y llegar lo más lejos posible en Copa y Champions. Y a veces, la diosa fortuna nos regala algún título de Pascuas a Ramos y así todos tan contentos.

Astracanada en el Puerto de la Cruz

20091007132314-marcos-brito-y-sandra-rodri.png

El Ayuntamiento del Puerto de la Cruz vivió ayer a mediodía uno de los capítulos más chuscos en la historia del municipalismo canario. De nuevo, el sempiterno Marcos Brito accedió a la alcaldía norteña por la vía de una moción de censura tras pactar con el mismo partido, el PP, al que había desahuciado en la anterior legislatura. Desde luego, independientemente de las directrices que se hayan dado desde las direcciones regional e insular, me parece un completo disparate por parte de los conservadores que se hayan prestado a hacerle el juego a los nacionalistas para que estos tengan su parcela de poder. Los populares, salvo que de repente se produzca un auténtico milagro, lo tienen bastante crudo para aparecer en el mapa electoral del Puerto de la Cruz en el próximo mandato. Al tiempo.

Lo que está claro es que a esta localidad tinerfeña, al igual que sucede con Las Teresitas, la ha mirado un tuerto. Son muchos años de problemas, de inestabilidades políticas, de contubernios, de complots perfectamente articulados, de vendettas personales y mientras, lo que verdaderamente importa, los vecinos, son relegados a lo último, no importan para nada, salvo para que depositen su voto cada cuatro años. A este paso, las próximas elecciones, con el descontento general que debe haber entre la población portuense, bastará con tres o cuatro urnas y que cada partido se vote a sí mismo.

Miren, uno conoce un poco el Puerto de la Cruz, aunque no reside allí y, por tanto, no puedo ofrecer con detalle los disparates que deben padecerse a diario. Por supuesto, no sé hasta que punto el mandato de Lola Padrón (PSOE) ha sido beneficioso o perjudicial para la Ciudad Turística, pero sí que mi entendimiento alcanza a comprender que no es normal que a menos de dos años para que acabe la actual legislatura los dos partidos de la oposición lleguen a un acuerdo para desbancar a Padrón y poder ponerse Brito en la poltrona, que al parecer es lo único que le interesa.

Ahora, una vez más, toca empezar a ver qué proyectos tiene el nuevo equipo de gobierno para la ciudad y cuando estos quieran salir adelante, entonces habrá que paralizar más de uno porque, lamentablemente, llegará la cita con las urnas. A ver si de una vez por todas se produce una mayoría absoluta en el Puerto de la Cruz y, sea el partido que sea, que gobierne cuatro años con la seguridad de no sufrir una moción de censura (aunque no descarten a algún tránsfuga) y que pueda ejecutar un programa de gobierno con todas las de la ley.

¿De qué sirven los sondeos electorales?

20091008120616-080222.carteles.elecciones.jpg

¿De qué sirven las encuestas electorales que se publican a dos o más años vista de la cita con las urnas? La verdad, para prácticamente nada. Se trata de un ejercicio que sólo vale para reforzar a aquellos partidos que salen favorecidos en ese estudio demoscópico o para ser rechazadas por aquellas formaciones que entienden que la visión que se ha dado en esa muestra no se corresponde con la realidad. Ambas actitudes son perfectamente lícitas y comprensibles, sobre todo porque no conozco aún a un partido en concreto que reconozca que el castigo en esos sondeos se corresponde perfectamente a su nulo o erróneo trabajo, sea en el Gobierno, sea en la oposición.

El pasado fin de semana, algunos rotativos, entre ellos La Razón y La Vanguardia, publicaban unas prospecciones electorales en las que se constataba una pérdida más o menos evidente del poder por parte del PSOE, es decir de José Luis Rodríguez Zapatero. Ambos estudios coincidían en una pérdida masiva de votos, por encima del millón (incluso del millón y medio de sufragios), pero eso no repercutía al mismo tiempo en un ascenso meteórico del PP o, lo que es lo mismo, que la desconfianza lógica en las políticas del Ejecutivo de ZParo no redundan instantáneamente en un apoyo incondicional a los conservadores.

De hecho, si uno analiza bien las encuestas, en el mejor de los casos para el PP, que era la de La Vanguardia, aún se queda a media docena de escaños de la mayoría absoluta y, viendo el actual sistema de alianzas que hay en el Congreso, o Rajoy acabaría gobernando con mayoría simple y teniendo muchas dificultades para sacar adelante su programa de Gobierno o, nada desdeñable, que el PSOE tuviese el apoyo de varios grupos parlamentarios (fórmula empleada ya por dos veces para gobernanr en Baleares).

En definitiva, por muchas encuestas y sondeos demoscópicos que nos quieran vender, la realidad es que a día de hoy quedan muy lejos las elecciones generales (incluso las autonómicas y municipales) y lo que interesa a los ciudadanos es saber cómo llegar a fin de mes, encontrar un empleo, disponer de un sistema sanitario y educativo en condiciones o, ya puestos a pedir, a ver cómo podemos optar a una pensión tan jugosa como la que se ha llevado recientemente ese cargo del BBVA, con un nombre tan complicado y cargado de letras como su montante mensual en la cuenta corriente.

Asunto espumoso...y escabroso

20091009131614-kksitas5.jpg

El kafkianismo, la astracanada y el surrealismo se dan cita en Las Teresitas. Técnicos de la Dirección General de Salud Pública del Gobierno de Canarias detectaron a primera hora del miércoles unas manchas situadas en la orilla que está frente al puesto de la Cruz Roja. Ante la posibilidad de que pudiese tratarse de un hecho similar al detectado el fin de semana pasada que obligó a no recomendar el baño se tomaron muestras que a partir de ahora serán analizadas. Tampoco se sabe si se ha producido algún tipo de percance sobre los bañistas como ocurrió el fin de semana pasado cuando cerca de una veintena de personas sufrieron urticaria tras bañarse. La psicosis por lo ocurrido en estos días parece haber hecho de las suyas y por ello no se quiere descartar ninguna hipótesis. Por ahora tampoco se sabe el resultado de las muestras remitidas a la Facultad de Farmacia de la Universidad de La Laguna y del Instituto Nacional de Toxicología sobre las muestras obtenidas durante estos días en la playa y que supuestamente darán a conocer la causa y origen de estos focos. Por lo pronto desde Emmasa y el Ayuntamiento se descarta que tenga nada que ver con los emisarios submarinos. Hasta aquí, el hecho noticiable.

El problema se ve aumentado desde que la noticia ha saltado ya a los medios nacionales porque nadie entiende como esta capital de provincia ha descuidado hasta los extremos más insospechados el tesoro más valioso que puede tener, el contacto directo con el mar. Posiblemente, y si alguien conoce un caso similar, que me lo haga saber de inmediato, estamos hablando de la única ciudad española con puerto de mar que no dispone en la actualidad de una playa en condiciones a lo largo de su litoral, pero sobre todo que sea un lugar accesible y que pueda dar avío a miles de bañistas un fin de semana o en la temporada veraniega.

Todavía estoy por saber exactamente qué es lo que se pretendía con aquel concurso de ideas para mejorar Las Teresitas. De verdad, permítanme que sea pesado, pero es que para mí no hacía falta desplegar ningún trámite administrativo para llevar a cabo un certamen en el que varios arquitectos pusieran de relieve sus proyectos. Si es que todo está inventado, un paseo que uniese San Andrés con la playa, una mejora de los accesos y de los chiringuitos que hay por fuera de la arena, así como una habilitación de aseos públicos y una mayor presencia policial durante el verano. Con poco se podía haber hecho mucho, pero aquí se nos han vendido otras cosas que, cuando la Justicia las ha declarado ilegales, ahora todos niegan, incluso sacando aviesas campañas publicitarias sobre lo que no se quería hacer en Las Teresitas.

En fin, lo cierto es que todo lo que tiene que ver ahora mismo con la playa está gafado, pero que encima ya no se sepa ni de dónde proceden esas manchas tan igualmente asquerosas como contaminantes supone todo un ejercicio de irresponsabilidad, de ignorancia o de supina caradura por parte de quien tenga que dar las explicaciones. De algún lado deben de proceder esos vertidos, sólo espero que alguna institución o laboratorio independiente tenga el valor de dar las explicaciones pertinentes y los ciudadanos sepamos, por fin, a quién exigirle las resposabilidades.

Obama, estos suecos se han vuelto locos

20091010135229-obama.jpg

Reza o rezaba una de la campañas de la gran multinacional IKEA que "estos suecos se han vuelto locos", refiriéndose a los precios tan bajos a los que colocaban determinados productos que, en condiciones normales, solían ser bastante costosos para el consumidor. Pues bien, este mismo lema sirve para definir a los miembros del jurado de los Premios Nóbel de la Paz, que han decidido que el galardón del año 2009 caiga, ni más ni menos, en la persona de Barack Obama, a la sazón presidente de los Estados Unidos de América y cuya principal aportación conocida por toda la Humanidad es la de la coletilla del "Yes, we can", pero el resto son promesas que aún no se han materializado, entre otras razones porque no lleva ni nueve meses en el cargo como para poder desarrollar un programa de Gobierno en condiciones.

Nadie, creo que incluso los Obamamaníacos más radicales, puede entender ni comprender la concesión de este galardón a un mandatario que acaba de llegar al poder, que no ha hecho nada digno de mérito y que su llegada a la Casa Blanca ha estado cargada de grandes proyectos, pero aún no se sabe exactamente por dónde va a hincarle el diente a asuntos tan complejos como el cierre de Guantánamo, la sanidad o el envío de tropas a Irak o Afganistán, por ejemplo. Es, además, cuando menos bastante curioso que se le otorgue el Nóbel de la Paz a un dirigente que preside la nación más militarizada del planeta y que, por otra parte, tampoco ha hecho esfuerzos visibles por reducir la presencia de soldados norteamericanos en esas zonas de conflicto. Es más, por lo pronto, ya se aprobó en el Congreso el envío de más tropas a esos puntos calientes del planeta. Por lo menos, digo yo, habría que hablar de cierta contradicción.

Pero bueno, lo que sí está claro es que la culpa no es de Barack Obama (desconozco si podría renunciar a recibir tal honor, si es que es honrado y honesto consigo mismo), que quien ha metido la pata hasta el corvejón y llegando a profundidades abisales es este comité o jurado de los Nóbel de la Paz que, desde 2009 en adelante (ellos han creado el precedente) pasarán a denominar este galardón como el Nóbel de la Paz preventivo o, dicho de forma más moderna, por si aca (por si acaso). Como ayer señalaba todo un experto de las Relaciones Internacionales, el portavoz de Asuntos Exteriores del PP en el Congreso de los Diputados, Gustavo de Arístegui, "igual dentro de diez años podemos justificar la entrega de este premio, pero es evidente que darle este honor a un líder político que aún no ha demostrado nada, es crear un precedente sumamente delicado".

Y es que es evidente que estos premios internacionales, como pueden ser a escala más pequeña el Príncipe de Asturias o el Premio Canarias, se otorgan en función de una trayectoria, no de un hecho puntual. Todos convenimos que ha sido un paso importantísimo para los Estados Unidos que un hombre de raza negra haya accedido a la Presidencia del país más poderoso del Mundo, pero ello no lleva implícito que se le conceda el Nóbel de la Paz. Es que, si seguimos el razonamiento de los suecos (aunque el galardón de la Paz se elige en tierras noruegas), el próximo premio se lo darán, por ejemplo, a Arnaldo Otegui, bautizado por Zapatero como "un hombre de paz".

Aguirre sí da ejemplo en el caso Gürtel

20091010141050-gurtel-2.jpg

Los tres diputados madrileños implicados en el caso Gürtel -Alberto López Viejo, Alfonso Bosch y Benjamín Martín Vasco-, abandonaron el grupo popular en la Asamblea de Madrid el pasado jueves. El movimiento, fruto de la expulsión decidida por la presidenta de la Comunidad, Esperanza Aguirre, fue comunicada por ella misma al tiempo que confirmaba que los ex alcaldes de Boadilla y Pozuelo, Arturo González y Jesús Sepúlveda, dejarán los grupos municipales del PP.
Aguirre aseguró haber pedido a los diputados imputados que devolvieran sus actas, pero que ellos decidieron conservarlas, lo que supone que pasarán a integrar el grupo mixto. Obviamente, tal y como está diseñado nuestro sistema democrático, el PP (como cualquier otro partido) no puede hacer más, pero está claro que a estos caballeros se les acabará la oportunidad de seguir medrando en las próximas elecciones. Por lo menos en las filas de los conservadores.

Evidentemente, Esperanza Aguirre ha hecho lo que desde hace ya tiempo debía haber ejecutado el presidente nacional del Partido Popular, Mariano Rajoy (llamado ya en cierto círculos Marianito El Corto, más que nada por su falta de vista y de perspectiva para haber dado ya un puñetazo en la mesa y haber liquidado este caso de presunta corrupción). Y es que mientras las críticas han seguido arreciando hacia la sede de Génova 13, en Madrid, la dirigente popular siempre tuvo claro que lo primero que había que hacer es asumir todas las responsabilidades que pudieran derivarse de esta putrefacta trama de amiguismo y chanchulleo vario. Esos personajes que, supuestamente, están implicado en el tráfico de influencias y favores ilegales ya están fuera del Grupo Popular, imagino que en breve serán expulsados del partido y sólo les queda poco más de año y medio para hacer de diputados en la Asamblea de Madrid. Después, tendrán que dedicarse a mejores menesteres...esperemos que legales (si es que antes no acaban entalegados por delitos de cohecho o tráfico de influencias).

Con esta acción, qué duda cabe, la señora Aguirre gana muchos enteros para sustituir al frente de la dirección nacional del PP a un líder que sigue dando bandazos, un día parece que se va a comer el mundo y al siguiente, cuando debe ponerle los puntos sobre la íes a ZParo, se presenta como un líder de la oposición capidisminuido, sin gancho, sin la contundencia que se precisa para arrinconar como se merece a un Partido Socialista que, a tenor de como está dejando nuestra economía y sociedad, tendría que andar más perdido que el barco del arroz en las encuestas. Vamos, hay muchas voces autorizadas que creen que por muy mal que siga la situación en España, a día de hoy, con las urnas por delante, todavía el PSOE sería capaz de ganar las elecciones generales. Personalmente, suscribo ese pensamiento.

Por eso, no entiendo los motivos que han llevado a Rajoy a estar mirando permanentemente hacia otro lado en relación con el caso Gürtel. Mire, esto es tan sencillo como revisar la hemeroteca y observar lo que hizo en su momento José María Aznar en los albores de los 90 con el caso Naseiro. No dejó que el escándalo se extendiera. Puso en su sitio a quién correspondiese y así se evitaba distraer la atención de los ciudadanos sobre los grandes casos de corrupción que afectaban a aquella España felipista, amén de un paro galopante. Así se puede defender una doctrina, pero mareando la perdiz y escondiéndola, que es lo que hace el señor Rajoy...pues acaba dando nefastos resultados.

El fin de las bolsas de plástico ¿ecología o negocio oculto?

20091011135435-el-uso-de-bolsas-de-plastico-v.jpg

Hoy, haciendo una excepción, me tomo la licencia de reproducir una presentación por la red (llamada pomposamente power point) que me envía mi siempre fiel Lewis Rogers sobre el gran negocio que parece haber detrás de la urgente retirada de las bolsas de plástico de varios hipermercados de España. Tal cual me lo mandó, así  va entrecomillado:

"Hace unos meses que ha empezado una campaña en contra de las bolsas de plástico de los supermercados, que es el engaño mas importante de las últimas décadas, bueno una más. En nombre de la ecología se dice:Que las bolsas no son reciclables. MENTIRA, son reciclables al 100%. Que las bolsas tardan 400 años en descomponerse. MENTIRA, una bolsa expuesta a la intemperie se descompone en unos meses. Además, con los nuevos aditivos, se puede programar su descomposición entre 6 semanas a 6 meses. También pueden descomponerse en contacto con el agua si así lo deseamos. Que lo mejor que podemos hacer es substituirlas por otras de rafia o tejido sin tejer MENTIRA".

Si las grandes superficies dejan de dar estas bolsas se ahorran millones de euros. Por si fuera poco, nos venden unas bolsas, alternativas (muy difícil de reciclar) con lo cual generan más beneficio. El plástico es un subproducto del petróleo, que si no se usa se convierte en un residuo de la refinería. Al suprimir estas bolsas en España dejaremos a unas 20,000 personas más en el paro. Las bolsas alternativas están fabricadas en Extremo Oriente".

"Junto con el papel, el plástico es la materia mas fácil de reciclar y más reciclada y que en su proceso se genera menos CO2. Desde que empezaron a existir los supermercados se dejó de reutilizar los envases de vidrio. Y no es por culpa de los envasadores, ya que ellos siguen reutilizando los de bares y restaurantes. Para reciclar el plástico es necesaria una temperatura de unos 200º y para reciclar el vidrio debe ser de 1300º. Y que el estado subvenciona el reciclado del vidrio y el del plástico no".

"Lo que se debe hacer es exigir a las autoridades que reciclen los residuos de plástico que depositamos en los contenedores amarillos. Exigir a las grandes superficies que gestionen todos los envases de sus productos sean de plástico, de cartón, de vidrio, etc. Exigir a las autoridades que junto con las grandes superficies se hagan cargo de los costos de supresión de las bolsas. Si no, al final nos seguirá tocando pagar todas estas medidas".

Evidentemente, quien suscribe no tiene los conociemientos suficientes para valorar en qué medida podemos contribuir a salvar el planeta si apostamos por esa retirada de las bolsas de plástico con la que nos llevamos la compra a casa, pero no podemos negar un hecho contundente. Esos mismos hipermercados fueron los que nos dieron esos recipientes y, de paso, hacerles publicidad gratuitamente. Ahora, curiosamente en tiempos de crisis, nos venden la moto de la ecología, del cambio climático y de los años que tarda en desaparecer una bolsa de plástico.  Bien, pero, ¿y los artículos que vienen envasados en ese mismo material, como las legumbres, los congelados, la pasta, el pan de molde, bollería diversa, los envases de las pizzas, etcétera, etcétera? No sé, no me veo yo a la industria de turno envasando todo en cristal.

En fin, será cuestión de esperar a ver cómo se desarrollan los acontecimientos, pero ya les aviso de que este asunto pinta muy mal, sobre todo por la precipitación con la que se ha planteado el mismo. Demasiada prisa y demasiado el afán de rapiña de determinados establecimientos que suelen calcular sus beneficios con una anticipación que, desgraciadamente, muchas veces se nos escapa al común de los mortales.

Laporta ya no oculta su rejo independentista

20091012134917-laporta.jpg

El presidente del Fútbol Club Barcelona, Joan Laporta, afronta su última temporada en el club y ha decidido que este último año debe aprovecharlo para postularse definitivamente como el líder del independentismo catalán. No le importa que el equipo, en todas sus secciones, pero en especial la del balompié, esté logrando hitos que nunca jamás se habían conseguido por parte del resto de equipos de la Liga. A él, lo único que le interesa es capitalizar todos esos éxitos para tener una base sobre la que asentar su salto a la arena política y no se percata que, a ojos de toda España, está convirtiendo al Barcelona en una entidad bastante desagradable y que son muchos los que, lamentablemente, suelen desear la derrota del cuadro del Nou Camp por los devaneos que sus dirigentes, pero en especial el señor Laporta, han tenido y tienen con el entorno del independentismo.

Siendo objetivos, claro está, tenemos que apreciar que el Barcelona ha desplegado en esta pasada campaña y en la actual un fútbol de ensueño y eso debe estar por encima de directivos (y algún que otro futbolista) con ansias y sueños de verse fuera de España. De hecho, fíjense ustedes en la incoherencia del propio Laporta y sus miembros de la junta directiva que a estas alturas aún han sido incapaces de convencer a la Real Federación Española de Fútbol y a la Liga de Fútbol Profesional que su deseo es competir únicamente con equipos de su entorno, es decir, Nástic, Girona, Lleida, Figueres, Reus, Mataró, Hospìtalet, Gramanet o Badalona, por poner unos ejemplos. Y claro, no han podido convencer a estas instancias deportivas por la simple razón de que ni se plantean perder el maná de ver pasar a los grandes de la Liga por el Nou Camp y poder participar anualmente en el negocio de la Liga de Campeones. Cataluña, tal y como está montada ahora mismo la UEFA, es posible que sólo pudiese tener una plaza para la Champions y empezando por las rondas previas. Es decir, un negocio ruinoso.

De todas maneras, lejos de tomarnos a chacota lo que sucede con las ansias independentistas de Laporta, alguien debería tomarse muy en serio las actitudes de este caballero, que ya se las ha tenido tiesas con dos presidentes autonómicos, el cántabro y el extremeño, así como con el presidente del Sevilla o los ataques velados (y sin velar) hacia el Real Madrid. Estoy convencido de que son muchos los seguidores del Barcelona dentro y fuera de Cataluña que ven con pavor y temor el comportamiento irresponable de su presidente. Si usted quiere hacer política, sobre todo fuera de la legalidad vigente, deje usted de presidir una entidad tan señera como la blaugrana y dediquese a dar mítines en las Ramblas, en Canaletas o en la playa de la Barceloneta, pero deje de mezclar conceptos y escenarios porque el resto de aficionados no se merecen ser señalados por el ridículo y la payasada constante en la que usted convierte cada aparición pública suya.

 

ZP y Chacón nos tergiversan la realidad

20091013110904-2008042080chacon-art.jpg

El lenguaje se puede pervertir todo lo que uno quiera. El periodista, el columnista, el político o el economista, por ejemplo, puede jugar con las palabras y disfrazar los hechos, pero nunca podrá cambiar la realidad de las cosas, por mucho que uno se empeñe en hablar, por ejemplo, de desaceleración económica (cuando la verdad es que estamos en crisis y recesión) o de misiones de paz (cuando lo único cierto es que vamos a lugares donde hay que dar tiros porque, de lo contrario, te los pegan a ti y encima puedes sufrir bajas personales). Con este Gobierno progresista, las guerras y los conflictos bélicos se han convertido por arte de magia y de bibibirloque en misiones de paz. Es decir, nuestras tropas, perfectamente instruidas, no van a luchar, sino a poner paz entre las partes, a restablecer el suministro eléctrico de agua y luz en zonas remotas de Afganistán y, de paso, a asegurar que las comunicaciones por tierra y aire se pueden realizar sin mayores problemas. Sí, claro, ahora en los cuarteles españoles se da un curso intensivo de fontanería, electricidad y primeros auxilios. De milagro, por ejemplo, no rescatamos a las señoritas de la Cruz Roja con su hucha y banderita para que esos talibanes depositen cristianamente el óbolo o limosna correspondiente.

A este Ejecutivo se le ha vuelto en contra el boomerang del "No a la guerra" que tan entusiastamente apoyaban desde la oposición los señores Zapatero, Blanco o la súpermega pacifista Carmen Chacón, hoy flamante ministra de Defensa. Sí, así es la vida, la power flower del PSOE es hoy la que tiene la responsabilidad de gestionar un ministerio que, a buen seguro, hubiese querido quitar cuando estaba en la bancada opositora. Y claro, como no está bien visto anunciar que nuestros soldados van a una zona de guerra, pues hay que disfrazar el asunto como una misión humanitaria...hasta que, claro, empiezan a matarnos a nuestros militares o derribarnos helicópteros. ¿Qué misión de paz es esa, señora Chacón y señor Zapatero?

Los militares, por si acaso lo han olvidado estos señores, son conscientes de la profesión que han elegido porque, precisamente, nuestro Ejército se ha profesionalizado desde hace algunos años. Ya no existe el Servicio Militar Obligatorio y quien quiere ser soldado desde hace una década lo es libremente y porque quiere y ama a este país y está dispuesto a darlo todo por la patria. A nadie, por supuesto, le gusta tener que ir a dar tiros por ahí, pero es que es la misión para la cual han sido escogidos y que al mismo tiempo han elegido. Es tan perverso creer que un militar no está para empuñar un fusil como pensar que un policía no está para perseguir a criminales o que un bombero no tiene porque enfrentarse a un pavoroso incendio.

Nuestras tropas, señora Chacón, están para luchar por el bien de España y su obligación es estar al servicio también de la comunidad internacional. El problema es que cuando no se tienen responsabilidades políticas es muy fácil berrear en contra de la derecha y de la matanza en Irak, pero cuando son ustedes los que tienen el mando del poder, entonces hay que revestirlo todo de un manto de dulzón subido y hacer creer a la ciudadanía que todas las muertes que se producen ahora son fruto de la mala suerte. Pues no, estas muertes son el resultado de ir a una guerra y esos fallecimientos tendrían una nobleza y un honor póstumos si ustedes, pacifistas de pacotilla, no quisieran ocultar la realidad.

Libertad de expresión a la carta

20091014133955-esp12b.jpg

La libertad de expresión, uno de los derechos recogidos y reconocidos por nuestra Carta Magna, parece que quiere ser controlada o autorizada por determinados sectores políticos y plataformas mediáticas para ser servida a la carta. La pitada y los gritos de !Zapatero dimisión! o los "fuera, fuera" que se corearon en los instantes previos al desfile del Día de la Hispanidad o cuando el acto concluyó han sido los argumentos de fuerza con los que se quiere demonizar a una parte de la ciudadanía española que no comulga con la acción que está llevando a cabo el presidente del Gobierno de España. No ha gustado que se abuchee al jefe del Ejecutivo y, encima, le salen aliados como el siempre prisaíco y olímpico Alberto Ruiz-Gallardón, que como un pelotillero más se acercó a ZP para mostrar su disgusto con la actitud del público y asegurar que aquello era un acto institucional y que no había lugar a esa manifestación de desaprobación.

Desde luego, o mucho yerro en mi apreciación o creo que no hay al año muchas ocasiones en la que los españoles de a pie podamos mostrar nuestro afecto o reprobación a la labor presidencial. No veo yo dejando a José Bono, presidente del Congreso de los Diputados, que se llene de cualquier persona la tribuna de invitados o que en las ruedas de prensa del Consejo de Ministros, en el caso de comparecer Zapatero, cualquier individuo de la calle se cuele para censurarle por meternos en una crisis brutal. Por tanto, sólo actos como el del otro día son donde se puede expresar una opinión (siempre dentro del respeto) para valorar el trabajo de este Gobierno. Pero pedirle a alguien que dimita o que se vaya no es, por más vueltas que se le quiera dar, un insulto ni tampoco creo que esté claro, aunque la ViceVogue piense lo contrario, que la gran mayoría que se personase en el Paseo de la Castellana fuesen miembros de una derecha rancia. Más de un socialista desencantado y de un comunista, así como personas totalmente apolíticas, se personaron para censurar una acción gubernamental. De ahí a pensar que eran todos enviados desde la calle Génova o que eran herederos del tardofranquismo, va un trecho bastante largo.

Insisto, como ya señalé en otro artículo, que aquí, en este país, se ha insultado gravemente al ex presidente José María Aznar, al que se le tildó de asesino y de criminal, pero ya no sólo en las manifestaciones, sino incluso en unos funerales de Estado y nadie parece que se rasgó las vestiduras. Nada de eso, más bien esos ataques estuvieron promovidos por políticos, artistas y medios de comunicación que hoy exigen que se guarde respeto a Zapatero. Sí, evidentemente nadie tiene porque insultar a nadie, y menos a un jefe del Estado, pero repito que hay una diferencia muy grande entre llamar asesino a alguien y pedir la dimisión o que se vaya fuera de la Moncloa. Al fin y al cabo esto es como lo de las manifestaciones, que se jaleaban a bombo y platillo las que tenían lugar contra la guerra de Irak, pero en cambio, esos mismos defensores de la vida son los que ponen el grito en el cielo porque este sábado Madrid acoja una gran marcha en contra de esta manga ancha y libertinaje respecto al aborto. ¿Curioso, verdad?

Casi un año de ignominia. Ahora me toca a mí

20091014193907-gaceta.jpg

Hace casi un año, el 29 de octubre de 2008, quien suscribe este blog actuó como un auténtico esquirol al servicio de un empresario impresentable, Fernando Peña Suárez, y la mononeuronal de su consejera delegada, Elena Rodríguez Darias, una pareja que perfectamente podían haber suplantado a los míticos Bonnie&Clyde con su nefasta gestión al frente de un sueño largamente trabajado por centenares de personas que pasaron y trabajaron en la hoy extinta La Gaceta de Canarias. Sí, hace casi 365 días que trabajé y puenteé a los que eran verdaderos jefes de la redacción, desde Santiago Díaz, Joan Tusell, Sergio Fernández, pasando por Julio Gutiérrez, Carlos Vega, Estela Crespo, Luis Bretón o Erickl Canino, en la ignorancia supina de creer que podía estar contribuyendo a la salvación del periódico cuando, posiblemente, igual colaboré a su más rápida defunción. Pero como se suele decir normalmente, el desconocimiento de la ley no implica que ésta deba incumplirse. Yo, sinceramente, me salté a la torera este precepto e hice de ese día mi particular día de la ignominia y que poco a poco ha ido creciendo hasta llegar al año. Pero miren, me lo merezco, qué duda cabe y sólo pido nuevamente perdón a quienes se sintieron traicionados, vejados, apuñalados y todos los adjetivos que deseen colocar.

Sin embargo, a pesar de que lo más importante, que sería volver a ver con vida este rotativo, es un hecho totalmente imposible, al menos me queda el consuelo de ver como los dos gestores (bueno, el pseudogestor y la propietaria del cerebro mononeuronal) van a empezar a pasar por el Vía Crucis por el que yo estoy atravesando desde hace mucho meses. Durante todo este tiempo no he podido gozar de las mieles de un trabajo, siquiera ver un triste ingreso, lógicamente, pero a partir de ahora, pecando de mal cristiano, tendré la oportunidad de ver como a estos señores la Justicia empezará a desposeerles de todo lo que tienen para resarcir el daño que han hecho a decenas y decenas de honrados y sacrificados trabajadores. Sus inventos y marañas empresariales para intentar escaquearse de pagar lo que deben comienzan a ser desmontadas razonadamente en las instancias judiciales y mañana, por ejemplo, tendremos la oportunidad en los Juzgados de lo Mercantil de Santa Cruz de Tenerife (10.15 horas) de ver hasta qué punto mantuvo engañado a su socio en Madrid, el Mundo, al que ni le informó de la convocatoria de una huelga ni de la petición de un concurso de acreedores. 

Sinceramente, no me duelen prendas si digo y escribo (la libertad de expresión reflejada en la Constitución me ampara y me concede la licencia de decirlo) que espero y deseo que tanto el señor Peña como su consejera delegada acaben en la más completa ruina. Su trayectoria ha sido la de poner zancadillas a todos aquellos que no comulgamos con su manera de hacer las cosas. La última que, por ejemplo, sufrí, fue la de ser dado de baja un mes antes de que un juzgado comunicara favorablemente mi recesión de contrato (algo que ha hecho con otros compañeros). Pero vamos, esto sólo ha sido pecata minuta con todas las atrocidades que la pareja ha cometido a lo largo de casi dos años. Vamos, por ponerlo más claro, si no han extorsionado a determinados políticos, han pasado muy cerca de ese límite y en Presidencia de Gobierno saben perfectamente de las actitudes del personaje.

En fin, está claro que viendo y recopilando un montón de datos sobre los comportamientos nada recomendables del señor Peña y la señora mononeuronal, uno no puede sentirse orgulloso de hacer lo que hizo y exonero de culpa a quienes trabajaron conmigo ese día porque, sinceramente, de no ser por mí no hubieran podido hacer, en el caso de más de una, ni la O con un canuto, hubieran sido totalmente incapaces de sacar ese periódico adelante, ese papelucho del que sólo quien suscribe, Juan Antonio Alonso Velarde, fue único responsable. Pero bueno, lo hecho, hecho está, sólo queda no repetir en la vida tan vergonzoso episodio y al menos utilizarlo de experiencia y lección magistral de vida. Pero eso sí, todo este año de ignominia que he vivido y padecido espero poder traspasárselo, con abultados intereses, al señor Peña Suárez y a la señora Rodríguez Darias, para que sepan lo que es empezar a sufrir el escarnio y la mofa de toda la sociedad y, lo más importante, que restituyan económicamente todo lo que han dejado de pagar a honrados y sacrificados empleados, desde el director hasta llegar al más anónimo de todos, Diego, el entrañable encargado de la limpieza.

El ego de Cristiano Ronaldo

20091015144159-cristiano-ronaldo-real-madrid.jpg

¿Cree tener usted el ego subido? Nada, lea ahora mismo las manifestaciones de Cristiano Ronaldo, crack del Real Madrid, y verá como lo que usted sufre, realmente, es un ataque de modestia que no se puede aguantar. El futbolista luso, que al parecer no tiene abuela, ha manifestado que aquellos que criticaban que él no valía los casi 100 millones de euros que el equipo de Florentino Pérez había desembolsado por su fichaje ahora tendrían que tener el rabo entre las piernas. Y, pregunto yo, ¿qué rabo, señor Ronaldo? ¿Acaso usted ha hecho algo tan espectacular como meter goles desde el banquillo o ha metido ocho tantos al Barcelona, por ejemplo? No sé, me da la sensación de que al portugués, en la concentración con Portugal, se la ha ido un tanto el oremus, pero claro, seguramente ahora será culpa de la malvada prensa española que ha malinterpretado las palabras de Cristiano o que el periodista ha sacado de contexto sus palabras, muy típico y muy tópico.

No, no crean que me cogen desprevenido las palabras del delantero madridista porque su fama de prepotente siempre le ha acompañado allá por donde va y en el Real Madrid no va a tener un comportamiento mejor que en el Manchester, tal y como se pudo comprobar cuando fue sustituido en uno de los partidos en el Bernabéu, negándole el saludo de manos al propio Pellegrini. Vamos a ver, nadie puede negar que CR9, como dicen pomposamente muchos periodistas deportivos, ha tenido un arranque fulgurante en la competición española y en la Champions, pero es que es lo mínimo que se le puede exigir al deportista por el que se ha hecho un esfuerzo económico ímprobo.

Estoy convencido de que nadie, absolutamente nadie vale ni 96, ni 80 ni 50 millones de euros porque es un auténtico crimen tal y como están las cosas en nuestra economía. De acuerdo que los clubes pueden hacer lo que les plazca con su presupuesto, que lo aprueban o lo rechazan los socios (bueno, aquellos que tengan la suerte de que el club de sus amores no sea una Sociedad Anónima Deportiva), pero no menos cierto es que alguna vez alguien debería de explicarnos por qué, por ejemplo, las grandes entidades deben cientos de millones de euros y en cambio siguen teniendo el aval de los bancos para pedir, y no cansarse, créditos a mansalva. Mientras tanto, posiblemente el vecino de su edificio, igual mañana le cortan la luz porque no puede pagar los 20 euros del recibo mensual o le embargan el propio piso porque no puede satisfacer los 600 euros de la hipoteca. ¿Es justo? Claro que no. Pero el fútbol ha vuelto a crear la escala de clases y ya sabemos que, como mínimo, Cristiano Ronaldo vale casi 100 millones y ustedes, queridos lectores, y yo nos metemos el rabo entre las piernas y nos pondremos, de propina, un esparadrapo en la boca.

Acuerdo beneficioso para el infractor

20091016134337-juanmiguel.jpg

Pónganse ustedes en esta tesitura. La empresa A, de carácter nacional, llega a un acuerdo con la compañía B, de ámbito regional, para distribuirse conjuntamente en una especie de promoción 2X1. A paga todos los costes de impresión, papel y distribución, mientras que B tendrá que hacer frente a los gastos de personal, mantenimiento de las oficinas, etcétera, pero con el beneficio, además, de quedarse con todas las ventas de publicidad que vayan insertadas en su propia publicación, la B, e incluso con un acuerdo que le permita llevarse un tanto por ciento de las ventas publicitarias en A, siempre y cuando se refiera a campañas de escala autonómica. En principio, las reglas del juego están claras y si B, por un casual, deja de editar su publicación, adeuda dinero a sus empleados o deja de pagar a la Seguridad Social, A podrá romper el acuerdo o contrato y, por tanto, también exigirle las responsabilidades derivadas de ese incumplimiento. Creo, por tanto, que no queda duda y se pueden dar nombres a este ejemplo. A, evidentemente, es El Mundo y B, La Gaceta de Canarias.

En un momento determinado de este sensacional acuerdo, a los responsables empresariales de La Gaceta de Canarias se les ocurre presentar un concurso voluntario de acreedores en vísperas, además, del inicio de una huelga parcial que, posteriormente, pasó a ser indefinida. El señor Fernando Peña, saltándose los puntos esenciales del contrato, no comunica ni medio a su socio en Madrid y sólo El Mundo tiene constancia del disparate cometido en las Islas por este personaje cuando empiezan a recibirse quejas no sólo de los clientes que se sienten estafados por la falta de una de las publicaciones, sino también de los trabajadores y de la propia Seguridad Social a través de las respectivas denuncias y demandas que fueron llegando paulatinamente hasta su sede en la capital de España.

Obviamente, los servicios jurídicos de todas las partes implicadas comienzan a preparar sus estrategias para preservar sus intereses y defender sus derechos, pero héte aquí que cuando lo lógico es que sea La Gaceta de Canarias, empresa comprada por la constructora Salatín, dato que conviene tenerlo muy presente, la que empiece a pagar todas las deudas o, subsidiariamente, Salatín, llega ayer el administrador concursal nombrado por el Juzgado de lo Mercantil de Santa Cruz de Tenerife, Juan Miguel Munguïa (quién además se permitió el lujo de discriminar a los trabajadores y pagar a unos sí a y a otros no, en función de los criterios de amistad de la consejera delegada, Elena Rodríguez Darias), y se descuelga en el juicio que ya no hay razón de que continúe el concurso porque no hay producto y no hay trabajadores, argumento al que también se adhiere el abogado de La Gaceta de Canarias, algo que no comparten ni el letrado de El Mundo ni el de los trabajadores que están representados por Miguel Ángel Díaz Palarea.

Desgraciadamente, la petición de retirada del concurso le sirve de razón de peso a la jueza para no seguir con la vista y sólo queda esperar a su sentencia para ver si finalmente se da la razón al administrador judicial y al defensor de La Gaceta de Canarias o se hace caso a los argumentos de El Mundo y el abogado de los empleados que piden que la empresa no sólo siga abierta, sino también que vuelva a reiniciar su actividad. Y es que, en función de la decisión judicial, el problema de dar la razón a los primeros significaría, en primer lugar, cierre definitivo del periódico que, además, conllevaría posteriormente una petición por parte de La Gaceta de Canarias, el infractor en todo este tejemaneje, de una indemnización a El Mundo porque entiende que ha sido esta empresa la que ha incumplido el contrato. A la vez, los trabajadores acabarían perdiendo un porcentaje más que considerable de los emolumentos que aún deben percibir entre liquidaciones, indemnizaciones y nóminas pendientes.

Somos muchos los que confiamos en la existencia de una Justicia que, si no infalible, sí al menos ecuánime y considerada con una situación surrealista, de auténtico sainete y que ya sería de auténtico atropello a los derechos más fundamentales que un infractor, en este caso el señor Fernando Peña Suárez, acabe ganando dinero después de saltarse a la torera todas las leyes laborales. Si esto fuera así, a partir de ese momento se daría luz verde a que otras empresas pudieran actuar de la misma manera. Esperemos que se imponga la razón y que la ceguera de la Justicia no le impida actuar con un mínimo de sentido común.

 

Vacaciones sindicales

20091017131818-241953.jpg

Los principales sindicatos españoles, UGT y CCOO, acaban de pensar una nueva propuesta revolucionaria en estos tiempos de crisis. Vamos, creo que la noticia ha llegado hasta las desoladas estepas siberianas, alcanzando, incluso, los desiertos más inhospitos de Australia. No, no se crean que su idea va encaminada a la potenciación o al incremento de la oferta de empleo. Nada de eso, queridos amigos, su intención es que se subvencione las vacaciones a cualquier país de Europa para aquellas personas que tienen menos recursos económicos. Sí, como lo leen. Es decir, me estoy once meses viviendo en la lucha constante por amarrar hasta el último céntimo, pero a cambio los sindicatos van a conseguirme unas opíparas vacaciones por otro país del Viejo Continente, y encima sin pagar apenas nada. ¡Qué lujos y qué cosas!

De verdad, y aunque crean que esto es una persecución porque sí, porque no comulgo con las ideas de estas plataformas, a mí me da que alguien les suministra sustancias psicotrópicas porque no es normal que con la que esté cayendo, los sindicatos estén pensando en asegurar las vacaciones de todos los ciudadanos y, en cambio, mostrar menos interés, por ejemplo, por la creación de puestos de trabajo con un salario razonable y velar porque los ya creados no estén sometidos a los vaivenes de la temporalidad y de la racanería a la hora de satisfacer el empresario de turno la nómina mensual. Esto, sólo esto, es lo que le pido que hagan los sindicatos, preocuparse por los derechos laborales de los empleados. Sí, ya sé que marcharse de vacaciones es un derecho importantísimo, pero es que no me veo yo en la tesitura de apenas llegar a fin de mes, pero luego poder irme a pasar dos semanitas lejos de mi hogar (no sé si en la pensión Estanislava o en un megahotel de cinco estrellas) con casi todos los gastos pagados. Todavía si me dijeran que se costea el viaje y la estancia dentro de España...al menos igual hasta salen beneficiados los empresarios turísticos de aquí. que ya sería algo.

En fin, no sé al final en qué quedada esa proyectada medida, pero de veras que me suena a chirigota, a una idea surgida del aburrimiento de un viernes al mediodía porque ya se está pensando más en el fin de semana que en las cuestiones que realmente importan. Señores de UGT y CCOO, menos vacaciones y más buscar un acuerdo con patronal y Gobierno para que el mercado laboral se reactive, sea estable y con sueldos que estén a la altura de nuestros vecinos europeos. Pero, claro, para eso igual hay que empezar a reconocer que España está en una crisis y como los Méndez y Toxo le han bailado el agua durante todo este tiempo a ZParo, ahora resulta complejo vender la idea contraria.

Los malos modos de Maradona

20091018192317-4ad7ed1d31c7b-400-.jpg

Diego Armando Maradona, técnico de la Selección Argentina, ha dejado clara su educación y su saber estar tras la clasificación de la albiceleste para el Mundial de Sudáfrica de 2010. El Pelusa, como se le conoce popularmente, aprovechó la rueda de prensa para decirle a los periodistas que "la chupen, que la sigan chupando", en un claro alarde de soberbia y de respuesta a aquellos que no veían nada seguro el pase de los Messi, Agüero, Tévez y compañía a la cita mundialista, incluso siquiera por la vía de repesca. Pero miren, Argentina, al igual que las grandes selecciones del planeta, se impuso más por su nombre que por el juego exhibido a lo largo de toda la fase sudamericana. Sin embargo, el logro obtenido no le da derecho ni licencia al astro argentino a arremeter de esa manera contra los profesionales de los medios de comunicación. Entre otros argumentos, con ese lenguaje soez lo único que ha hecho es perder toda la razón, en el caso de que la tuviese porque, siendo francos, Argentina estuvo más fuera que dentro, sobre todo en el penúltimo partido.

Y es que a Maradona parece que se le olvidó rápidamente el sufrimiento vivido frente a Perú, con unos jugadores argentinos que poco menos que les faltó arrodillarse ante los franjirrojos para que no forzasen la máquina. De hecho, tras el empate de los peruanos, y antes del 2-1 anotado por Palermo, los visitantes estuvieron a un paso de haber puesto el 1-2 y aquéllo hubiese sido la gran hecatombe. Vamos, de no haberse clasificado para el Mundial, a día de hoy no quedaban ni los cimientos de la Iglesia Maradoniana. No obstante, aunque a más de uno le pueda hacer gracia la salida de tono de Maradona, que además ya es una estrella rutilante en los canales de vídeo que abundan por la red de redes, lo cierto es que las autoridades pertinentes deberían de tomar cartas en el asunto porque sus palabras incitan directamente a la violencia. Ahora, cualquier aficionado de la albiceleste y seguidor del entrenador podría tomarse la licencia de agredir a un periodista o espetarle en la cara cuatro palabras poco decorosas.

Ya que la FIFA abunda tanto en el respeto, en el juego limpio y en la tolerancia, debe no dejar caer en saco roto las manifestaciones del Pelusa, imponerle una sanción ejemplar, al menos desde el plano económico y, por qué no, también sancionarle uno o dos partidos. Sólo espero que cuando dentro de un mes llegue a España para celebrar con su Selección el fraudulento centenario de 96 años de la Federación Española de Fútbol no se le haga el juego a sus payasadas y salidas de tono. Es más, por simple corporativismo, y en tanto en cuanto no se desdiga o pida perdón públicamente por sus afirmaciones, la prensa española debería evitar asistir a la rueda de prensa de este ídolo venido a menos y con una educación comparable a la de otro crack mundial, Paul Gascoigne.

Combatir la obesidad desde niños

20091019121515-obesidad-infantil.jpg

Danone Canarias y la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias han elaborado una campaña divulgativa en el que esperan concienciar a las familias sobre la importancia de mantener en la población infantil unos hábitos saludables tras el inicio del curso escolar. La campaña recomienda realizar ejercicio físico y llevar una alimentación equilibrada. Además, se recuerda la importancia de desayunar correctamente antes de salir de casa y de realizar al menos cinco ingestas al día en las que no falten frutas, verduras y lácteos. Uno de los aspectos claves de la campaña es concienciar a los padres de la importancia de desayunar en casa antes de salir al colegio. Según el programa de Salud Infantil de la Consejería, del aporte calórico que debe recibir un niño a lo largo del día, una parte esencial aparece en el desayuno, que debe ser una de las comidas principales del día. Con esta iniciativa, Danone Canarias y la Consejería de Sanidad informan de que un desayuno inadecuado puede ser perjudicial para el menor, ya que podría ocasionar hipoglucemia con la consiguiente fatiga, dificultad para la concentración y disminución del rendimiento escolar.

Lejos de pretender convertirme en un comentarista-bloguero anuncio, lo cierto es que la cuestión de la obesidad infantil en el Archipiélago no es, precisamente, asuntó baladí. Las estadísticas hablan bien a las claras de que las Islas conforman la región de España donde hay mayor densidad de personas obesas, pero sobre todo es preocupante que esta cifra se dispara a muy tempranas edades, justo donde se puede empezar a poner el remedio para evitar que a esa gordura se asocien otra serie de enfermedades que quitan gran parte de la calidad de vida a quienes tienen que arrastrar, literalmente, todos esos kilos de más por mor de una dieta totalmente inadecuada, así como por un sedentarismo que ayuda bastante a ir ensanchando el perímetro de la cintura.

Desde luego, es misión de los padres velar por el correcto desayuno de sus hijos y resulta alarmante acercarse a las puertas de los colegios y ver a bastantes niños a los que han despachado con un bollo industrial o un paquete de papas fritas como forma de empezar el día, es decir, que ni siquiera han tomado un vaso de leche con galletas o cereales en su casa. Evidentemente, con esa manera de comenzar la jornada, lo lógico es que al final el niño no haga sino consumir productos de muchas calorías, pero de nula calidad alimenticia, amén de rendir mucho menos en el aula.

Pero no sólo los padres tienen un papel relevante en este apartado, también los docentes deben cuidar que en los colegios no haya esas perniciosas máquinas que sólo despachan chocolatinas, papas fritas y bollería industrial. Estamos de acuerdo, porque todos hemos sido niños, que esas golosinas nos atraen más que una pieza de fruta o un bocadillo de jamón serrano, pero sin duda estas dos últimas opciones son mucho más sanas y contribuyen a mejorar el desarrollo físico e intelectual del menor. Y ya no sólo es una cuestión de existencia o no de esas máquinas, sino que también en los comedores escolares debe educarse el paladar de los más pequeños, acostumbrándoles a todos los sabores y a saber comer con corrección, a no rechazar un alimento a las primeras de cambio.

Si se siguen esos pasos, podremos hacer que las nuevas generaciones de canarios comiencen a desterrar del horizonte la palabra obesidad, un mal que, tal y como han señalado grandes expertos en medicina, es una de las lacras mayores que sufre el Archipiélago y los fondos para luchar contra la misma son demasiado cuantiosos. Posiblemente, esa educación nutricional desde las edades más tiernas sea la mejor inversión para tener que evitar pasar años después por un quirófano. Porque la obesidad, queridos amigos, no se trata de una cuestión de imagen o de estética, sino de salud, que hay que saber cuidarla para disfrutar a tope de la vida.

Porquería 'enjaulada'

20091020121655-jaulasacantilados.jpg

Nuevas teorías vienen a arrojar luz en la oscuridad en la que se ha sumido definitivamente el episodio vivido hace un par de semanas sobre la espuma de un color entre rancio y marrón que apareció en una parte de la playa de Las Teresitas y que obligó a su cierre total y posteriormente parcial hasta dar con la tecla o con la explicación de la procedencia de esa sustancia viscosa que produjo urticarias instantáneas a los incautos e inocentes bañistas que pretendían disfrutar de una agradable jornada de sol y agua. Después de arrojarse la pelota unos a otros y que nadie, por lo visto, tenía la responsabilidad o la culpa de que aquello apareciese en la orilla, es decir que no era ni un emisario submarino, ni vertidos de los barcos, ni una tubería que hubiese echado aguas fecales desde San Andrés o desde El Suculum, ahora parece que la respuesta está en las jaulas marinas que están alrededor de la zona de costa.

Según los más versados expertos en la materia, el problema viene porque a los peces que existen en esos receptáculos se les está alimentando con un pienso que no es precisamente el más recomendable ni el más saludable. Dicen que, incluso, se les puede estar retroalimentando con restos de peces muertos de su misma especie y lo que se está consiguiendo, nunca mejor dicho, es crear un caldo de cultivo nada sabroso, precisamente, y esos restos que se han ido acumulando a lo largo de los últimos meses al final habrían acabado por salir de esa superficie hasta poder descomponerse libremente en la orilla de Las Teresitas, razón por la cual el agua dejaba un reflujo de espuma bastante asquerosa. También, apuntan otros ilustrados en la materia, puede deberse a que el alimento que se da a esos peces enjaulados sólo es un tipo de comida apta para ellos, pero no para las especies de fuera. Algún que otro pescador asegura haberse encontrado bastante peces muertos, más de lo normal, y eso podría suponer otro motivo más de que, tras descomponerse, la corriente fuese llevando hacia la zona de costa esos restos putrefactos.

Sea como fuere, lo verdaderamente cierto es que el negocio de esas jaulas marinas está regentado por importantes personas del mundo de la política y de la economía de la isla de Tenerife y, por tanto, parece que no interesa en exceso que salga a los medios de comunicación que la contaminación que ha sufrido Las Teresitas provenga de ese lado. Muchas han sido las reticencias de los colectivos ecologistas y también de los pescadores sobre la implantación de esas jaulas marinas, por eso, de demostrarse que la porquería ha sido producto de esa actividad, más de uno tendría que empezar a ahuecar el ala. De todas maneras, si quieren mi humilde opinión, al final todo este episodio pasará al rincón del olvido, como todas las cosas que han sucedido a lo largo de los últimos años en esa playa, un espacio que alguien, no sé con qué ocultos y abultados intereses, ha pretendido (y aún lo intenta) cargárselo y privar a cientos de miles de visitantes sin un lugar privilegiado en el que poder darse un chapuzón.

 

La LFP sigue discriminando al CD Tenerife

20091021141622-2441958w.jpg

La Liga de Fútbol Profesional la ha vuelto a hacer. A pesar de las reiteradas peticiones del CD Tenerife para no tener que jugar sus partidos en el primer tramo horario del domingo, a las cuatro de la tarde en las Islas, nuevamente le ha correspondido a la escuadra blanquiazul tener que saltar al césped del Heliodoro Rodríguez López a las 16 horas, afectando asimismo a miles de aficionados que deberán de modificar sus planes dominicales de ir a comer por ahí fuera o bien llenar los guachinches prácticamente mojando el último churro en el chocolate. Es decir, un completo desbarajuste y no será, precisamente, por la falta de tramos horarios en los que podría jugar perfectamente el Tenerife sus encuentros como local que, a tenor de esa diferencia con el reloj, son los que van a dar más de un quebradero de cabeza por una postura obtusa desde Madrid, ya sea la LFP o los operadores televisivos.

Desconozco si la Liga ha sido capaz de demostrar fehacientemente los efectos negativos que comporta ese horario tan demencial (y eso que este domingo, por ejemplo, se atenúan los factores negativos por el cambio de hora) por el calor que suele hacer a esa hora en un lugar tan cálido como Tenerife que, pese a estar ya en la segunda quincena de octubre, vive este año en un verano excesivamente prolongado. Insisto en que para el cuerpo es una prueba de fuego, nunca mejor dicho, jugar a pleno sol, pero también supone todo un suplicio para aquellos aficionados que están situados en las gradas donde más pega el astro rey y ni con gorrita, abanico o botellita de agua se puede combatir a la perfección los rigores de una meteorología nada propicia para disfrutar de este espectáculo.

Lo que sí es verdad es que la excusa de que lo que se busca no hacer coincidir los partidos del Real Madrid y del Barcelona con otros encuentros y, por eso, al Tenerife no le queda más remedio que jugar en ese horario este fin de semana es, simplemente, un argumento débil. Ahora mismo, hay seis tramos horarios que, a nivel del Archipiélago, son los siguientes: 17, 19 y 21 horas los sábados y 16, 18 y 20 horas los domingos. El Real Madrid, por ejemplo, juega el sábado a las 19 y el Barcelona, el domingo, a las 20 horas. Quedan libre por tanto, otros dos tramos, domingo a las 18 y el sábado a las 17. La opción del sábado a las 21 horas no se contempla al ser el partido que se emite en abierto por las autonómicas y La Sexta y ahí no puede haber otros encuentros.

En fin, esperemos que las gestiones del presidente del CD Tenerife, Miguel Concepción, surtan efecto en la capital de España y que se tenga en cuenta su razonamiento. No se trata de sacar ventaja o tener un privilegio por encima del resto, sino de que hay que adecuarse a una especial ubicación geográfica. Al igual que pasa en términos económicos y que Canarias disfruta de una serie de réditos por mor de su lejanía con el resto del continente europeo, también debe contemplarse este aspecto deportivo y no se puede obligar al Tenerife a jugar en un horario que ninguno de los otros 19 equipos inmersos en la competición quisiera para sí, aunque como consuelo queda decir que en Segunda la situación es peor, ya que todos los sábados hay un partido a las tres de la tarde, un horario ideal para coger una insolación (al menos en Canarias) y no olvidemos que en esa categoría milita la UD Las Palmas.

 

Nightmare in Chelsea

20091022114642-77294-feature.jpg

Midnight in Chelsea es el título de una canción de Jon Bon Jovi que ayer el Atlético de Madrid cambió ligeramente por el de Nightmare in Chelsea, que viene a ser en español Pesadilla en Chelsea, bueno más bien en el campo de este equipo londinense. Las huestes del todavía (sí, a estas alturas aún no ha sido cesado, aunque no es el máximo responsable) entrenador rojiblanco, Abel Resino, sucumbieron al primer embate de los de Stamford Bridge. Fue hacerles el primer gol al filo del descanso y en la segunda mitad los madrileños apenas pudieron decir ni media, sólo ver como los chicharros caían uno detrás de otro hasta llegar al 4-0 y dejar prácticamente finiquitadas todas sus opciones de seguir compitiendo en la Champions e incluso no tener nada claro el seguir en la consolación de la European League. Un equipo que en tres partidos ha recibido seis goles por cero a favor no tiene muchos argumentos para su defensa.

Sin embargo, la principal preocupación de los aficionados (la directiva ni siente ni padece) empieza a radicar en lo que compete al torneo nacional, a la Liga. La situación resulta mucho más alarmante, con números mucho peores que la temporada en la que se bajó al pozo de la Segunda División y nadie es capaz de poner orden. Cierto es que tras la victoria contra el Real Zaragoza, y con dos semanas de relax, Abel también anduvo 'fino' a la hora de acusar al plantel de falta de carácter. Obviamente, ningún jugador reconocerá públicamente que no rendirá a tope, pero siempre hay una serie de actitudes que indican que la plantilla (al menos una parte importante) no comulga ya con el de Velada y hará todo lo posible para darle ese empujoncito hacia el mundo del paro.

Veremos a ver qué sucede el próximo sábado frente al Mallorca, pero los antecedentes indican que, en caso de que siga Abel y se produzca una derrota o un empate, en el Vicente Calderón puede arder Troya; pero no se crean que los efectos serían mínimos en el caso de que el banquillo lo ocupe otro inquilino (Quique Sánchez Flores, Bernd Schuster o Michael Laudrup suenan como principales recambios). En este segundo supuesto, las protestas arreciarían contra Cerezo y, muy especialmente, contra Miguel Ángel Gil Marín y García Pitarch. Y ojo, que lo de no ganar a los bermellones sería más que probable por el fenomenal arranque de temporada de los baleares y, por si fuera poco, llega con ellos el técnico más trabado para sus ex conjuntos, Gregorio Manzano, quien ya ha puntuado varias veces en el estadio colchonero.

Sólo cabe esperar para la gran familia atlética que el panorama se mejore cuanto antes y que, antes que nada, habrá que empezar por apuntalar la clasificación en la Liga española. El año en que se bajó a Segunda nadie creía en infiernos hasta que al final nos vimos en la recta final y sin depender de nosotros mismos. El resto de la historia ya la conocen, dos años en la categoría de plata y cuando parecían que las cosas se empezaban a hacer bien, con casi tres años con Aguirre en el banquillo, a alguien le pareció que tanta calma era perjudicial y que el Atleti tenía que volver a ser como Saturno devorando a sus hijos. Así nos va.

El concepto socialista de machismo

20091023134001-elena-salgado2.jpg

José Bono, el hoy presidente del Congreso de los Diputados, dijo sobre la jefa del Ejecutivo madrileño, Esperanza Aguirre que "besa de día y muerde de noche". Esa frase, bastante desafortunada, no contó con el corifeo tradicional de las mujeres socialistas saliendo a defendir a la presidenta de la Comunidad de Madrid. No, nada de eso, la callada por respuesta y encima alguna de ellas, como Magdalena Álvarez, ex ministra de Fomento (y follones), llegó a espetarle que el único lugar donde podría estar la señora Aguirre era en las vías o en la catenaria, en relación a las competencias sobre el transporte guiado. Sin embargo, cuando los supuestos comentarios o ninguenos vienen desde las filas del PP hacia las féminas del PSOE, entonces la vara de medir es muy diferente, tal y como ha podido comprobar esta semana el líder de la oposición, Mariano Rajoy.

El presidente del Partido Popular, en el debate sobre las enmiendas a la totalidad de los Presupuestos Generales del Estado para 2010, pidió a Zapatero que no se ocultara o se escudase detrás de la ministra de Economía y Hacienda, Elena Salgado, que fuese él, el presidente del Gobierno, quien diera la cara por unas cuentas redactadas por su oficina, pero cuya defensa le correspondió a la señora ministra. Esa misma fórmula, y ahí están las hemerotecas para refrendarlo, es lo que sucedió hace un año con los números que defendía con poca vehemencia y menos convencimiento Pedro Solbes. Entonces, al igual que sucedió con Salgado, Rajoy reclamó que ZP no eludiese su responsabilidad en esos presupuestos. ¿Cuál es la diferencia ahora? Simplemente que se trata de una mujer socialista a la que, supustamente, el líder del PP ha ninguneado y eso le ha sentado muy mal al rojerío patrio.

Lo triste del caso es que al final, después de un largo debate, sólo nos quedamos en la anécdota, además edulcorada de falsedad, porque nadie, en su sano juicio, entendió que Rajoy actuara como un perfecto machista cavernario. Simplemente pidió responsabilidades a quien corresponde, en este caso el presidente del Gobierno que, tal y como se ha demostrado en los últimos años, ha hecho y desecho (sobre todo esto último) a su antojo, arrobándose competencias a gusto de consumidor, como las de deportes, o incluso a ¿regalar? dinero a espuertas, sin previsión de ningún tipo y para disgusto en estos pasados años de Pedro Solbes, al que cada vez le resultaba más complicado cuadrar las cuentas. Acuérdense, por ejemplo, de cuando hablaba del Sudoku financiero para dar más a Cataluña sin que el resto de las comunidades autónomas se cogiera un rebote del quince.

Sinceramente, una vez más, la señora Salgado demuestra dos claros errores, el primero de ellos es dejarse mangonear por su jefe a la hora de presentar unos presupuestos que ni ella misma cree y, el segundo, salir a la escena pública creyéndose víctima de una persecución machista por parte de la derecha. Mire, si usted hubiese confeccionado esas cuentas, nadie, empezando por Rajoy, hubiese tenido inconveniente alguno en debatir directamente con usted esos números. Pero era sabido que esos presupuestos vinieron cocinados directamente por Zapatero y su equipo de economía en dos tardes, así que déjese de ver machismos y actitudes intransigentes donde no las hay. Además, lo que nos interesa a los españoles son medidas concretas y reales que redunden, sin ir más lejos, en la creación de empleo y en recuperar la confianza inversora, algo que a día de hoy es una verdadera utopía, con o sin machismo.

Enemigos de la Navidad como concepto cristiano

20091024134448-ernest-maragall.jpg

Los alumnos catalanes están a un paso de que, a partir del próximo curso, no vuelvan a nombrar las vacaciones de Navidad o Semana Santa. Y no, no estarán castigados sin días libres, sino que, probablemente, dejarán de utilizar esta terminología. Así lo dispone el Consejo Escolar de Cataluña (CEC), que ha dado vía libre al consejero de Educación, Ernest Maragall, para que cambie el nombre de estas festividades por la nomenclatura de vacaciones de invierno y de primavera. La propuesta se recoge en un documento al que ha tenido acceso el periódico La Razón y en el que los miembros de la comisión del CEC –formado por asociaciones de padres y madres, sindicatos de docencia y agentes del sector empresarial–, aprueban este cambio de nombre, según indica el texto, por acuerdo mayoritario de los asistentes. Esta medida viene a unirse al viejo deseo de determinados políticos catalanes (y también del resto de España) que pretenden desposeernos de todos los símbolos cristianos porque, según manifiestan, "hay que respetar las otras creencias" y, claro, parece que eso del Misterio o de las procesiones de Semana Santa parece que molesta. La duda que me queda es si realmente incordia a los practicantes de otras religiones o es que se trata de un capricho de determinados políticos.

En fin, lo que me hace verdadera gracia es que a estos enemigos de la religión católica sólo les estorba la parte simbólica, la imageniería, pero en cambio parecen bien contentos con el hecho de poder disfrutar de entre una docena de días y casi tres semanas de vacaciones, al igual que la decena de la Semana Santa. Si no les gusta esa nomenclatura, digo yo, tampoco deberían tener mayor querencia por el período vacacional que conlleva. Nada, trabajen, especialmente el 24 de diciembre por la noche, el día 25, y, sobre todo, no olviden hacerse unas horas extras a partir de las once de la noche del día 31 de diciembre y empatarlas con una jornada normal el 1 de enero, algo que también se aconseja altamente el Jueves y Viernes Santo. Lo digo, más que nada, para que no corran el riesgo de contagiarse de cristianismo y catolicismo. Pobrecitos.

De todas maneras, a pesar de los intentos de los políticos catalanes de querer cambiar el nombre a lo que ha sido la celebración por excelencia de toda la vida, me da que poco van a tener que hacer. Es más, estoy convencido de que aquellos fabricantes de, por ejemplo, cava, ya estarán acordándose, y no para bien, en toda la parentela de Maragall. Los últimos años, con la ofensiva que se ha hecho desde Cataluña con las multas a los productos que no están etiquetados en catalán, han sido nefastos para las ventas de muchos productos que se fabrican en esta comunidad y que se distribuyen al resto de España. El boicot ha sido más que evidente y muchos han optado por regar los turrones, mazapanes y peladillas con los caldos de otras regiones.

Sinceramente, siempre había tenido por excelentes negociadores a los catalanes, incluida su clase política, pero ésta, en los últimos tiempos, está llevando a una comunidad siempre tan próspera a un nivel de incompetencia tan solo comparable a la Ley de Murphy. A ver si el Año Nuevo les reporta mejores ideas, sobre todo por el bien de los millones de ciudadanos que viven allí y que ven con pavor que a los chicos de Montilla sólo se les ocurren disparates y bobadas diversas.

Censura a la carta...de Sinde y cia

20091025150856-saw-6.jpg

Los amantes del cine de terror en España nos tendremos que quedar sin ver, por obra y arte de gracia de este Gobierno, la última película de la saga Saw, la sexta parte concretamente, obras que, efectivamente, no dejo de reconocer que son extraordinariamente violentas, pero que, digo yo, para eso hay una especie de código de regulación a la hora de permitir o prohibir la entrada a los cines a personas menores de edad. De hecho, vistas las cinco entregas anteriores, a cada cual más desgarradora, no sé exactamente qué es lo que puede contener esta película para que su proyección fuese desautorizada en las salas comerciales y su visionado, por tanto, sólo fuese factible en salas X, como si se tratase de una producción pornográfica.

La verdad es que la ministra de Cultura, la señora Sinde, se está comportando en este aspecto como una auténtica comisaria totalitaria, tratando de decirnos a los ciudadanos lo que debemos ver y lo que no, lo que podemos o no podemos descargarnos (si por ella fuera, las descargas estarían suprimidas por orden ministerial) y no se da cuenta de que nos encontramos, todavía, en una economía de libre mercado, o sea, que aún podemos elegir entre diversas opciones, aunque parece que desde ese departamento, como del resto del Ejecutivo, se nos quiere hacer pasar por el embudo del pensamiento único. Por ello, no les quepa la menor duda, los responsables de distribuir este film en España han decidido que no se dé, dada, entre otras razones, la escasez de salas X a lo largo y ancho de nuestra geografía.

Pero miren, es que lo de Saw VI es sólo la punta del iceberg de lo que pretende este Gobierno. Ahora, por ejemplo, le ha dado por regular el sexo por televisión que, en principio, me parece sumamente acertado. Es correcto y procedente que ciertas películas se pasen a altas horas de la noche, cuando los menores ya no tienen acceso a la llamada caja tonta. Sin embargo, pretende acotarlo todo a los canales de pago. Pero, vamos a ver, señora De la Vega, ¿acaso se cree que en un hogar donde tengan contratados los dos canales de pago conocidos hasta la fecha, el de toda la vida y ahora el de sus nuevos amigos mediáticos alguien puede impedir que los menores conecten el aparatito? Por favor, si hoy un crío de 5 años sabe todas las prestaciones de un móvil y sabe como enredar en su mecanismo, así que un codificador le parecerá, nunca mejor dicho, un juego de niños.

Sinceramente, antes que ponerse a censurar películas o tratar de preservar el negocio del sexo televisado para sus plataformas amigas, lo que hay que hacer es una ley que prohiba definitivamente toda esa telebasura que se ve en horarios infantiles, con series y telefilmes de dudoso gusto o con emisiones en los intermedios de las escenas más eróticas de los encerrados en la casa de marras (el experimento sociológico de la señora Milá). Si se quiere respetar al menor, empecemos por erradicar todos esos espacios, al menos de esa franja en la que puede haber niños frente al televisor. Luego, por supuesto, serán los padres quienes deban velar porque su hijo no esté a determinadas horas espacios para los que su mente y su conocimiento aún no están formados.

 

Valentía y arrojo empresarial

20091026131702-davila.jpg

No son tiempos fáciles para el periodismo, especialmente para el soporte de papel. Aquí, en Canarias, no hay más que recordar lo que ha sucedido recientemente con La Gaceta de Canarias, extinguida por la acción de un empresario ignorante que ni tenía idea de cómo funcionaba este sector, pero que tampoco quiso el asesoramiento de quienes sí realmente sabían sacar adelante la empresa. Es más, de todos es conocido que su primera medida fue poner a estas personas de patitas en la calle, lo que significó el principio del fin. Pero bueno, en las Islas han sido muchos más los medios impresos que han ido feneciendo, como La Gaceta de Las Palmas, La Tribuna o la fusión de productos de la misma editora como El Día y Jornada o La Provincia y Diario de Las Palmas. Todos, sin excepción, están atravesando un mal momento, con reajustes de plantilla ¿necesarios? y recortes salariales. Y la crisis no sólo es en las Islas, también a nivel de todo el territorio nacional. Las grandes empresas editoras tampoco atraviesan por su mejor momento, ABC, El País o El Mundo han tenido que adecuarse a una nueva situación que, obviamente, no es compartida por aquellos trabajadores que se ven afectados por esas regulaciones de empleo, máxime porque muchas veces los recortes se realizan por la parte baja, nunca la que afecta a los grandes directivos y sus más que abultados sueldos.

Por todo ello es más que de agradecer que el Grupo Intereconomía haya decidido apostar por sacar adelante una aventura de papel llamada La Gaceta. Sí, no es un porducto ex novo al uso, pero sí es verdad que se trata de un periódico que estaba en tierra de nadie y esta empresa ha optado por tener algo de lo que aún carecía, el soporte en el papel diario. Sí, es cierto que posee la revista Época, pero no deja de ser una publicación semanal. Ahora, al margen de radio, televisión e internet, también los amantes de un periodismo comprometido, de verdad y que llama a las cosas por su nombre tienen un nuevo referente, La Gaceta, un diario que ya no sólo se centra en los aspectos económicos, sino también en la política, en la sociedad, en el deporte, en definitiva en todo lo que interesa a los lectores.

Por eso, por la gran valentía que han demostrado los responsables de Intereconomía a la hora de sacar a la calle La Gaceta, merecen que los ciudadanos respalden masivamente su proyecto, algo que, además, redundará en la mejora de los competidores y, de paso, a que se incremente la lectura de periódicos en España, uno de los países con las tasas más bajas en este capítulo. Esta fórmula acabará proporcionando pingües beneficios a todos y, asimismo, podrá contribuir a un aumento de las contrataciones de periodistas, una profesión que, como decía al principio, se encuentra en una situación más que delicada.

Nunca pasa nada

20091027143939-2008-07-11-img-2008-07-04-22-58-49-04lo03afot1.jpg

Tomando descaradamente prestado el título de uno de los infinitos artículos pergeñados por el siempre genial y ácido Alfonso González Jerez, Santa Cruz de Tenerife es la ciudad donde nunca pasa nada y donde sus ciudadanos tienen un papel de extras en La ley del silencio. Todo aquello que sea negativo, cualquier pelea, cualquier violación, etcétera, suele cubrirse con un manto de desinformación, no conviene que se entere nadie, ni dentro ni fuera. Durante muchos años, hasta que terminó de degradarse definitivamente, el Carnaval en la calle era poco menos que una invitación a pegar impunemente. La excusa del disfraz bastaba y sobraba para que algunos grupos se dedicasen a ir sembrando el terror entre los pacíficos carnavaleros. De todos es más que conocida la leyenda de la sonrisa del payaso o el arrojar un objeto al aire para que al incauto que le cayese encima era, inmediatamente, víctima propiciatoria de una paliza que dejaba secuelas terminales. Todos esos episodios, pese a ser perfectamente conocidos, eran callados de todas las maneras lícitas e ilícitas que puedan conocerse. Es más, en los hospitales los propios médicos tenían orden de hacer sólo su trabajo y prácticamente tenían vetado el hablar con los medios de comunicación. Ya saben, lo que no sale por las ondas o aparece reflejado en el papel no es noticia.

Esta situación, que parecía superada, vuelve a renacer por obra y arte del jefe de la Policía Local de Santa Cruz de Tenerife, Bienvenido Onrubia, quien tuvo esta mañana el atrevimiento de replicar en Cope Tenerife la información servida por el periódico El Día en relación a un nuevo episodio violento producido el pasado fin de semana en locales de ocio de la Avenida de Anaga y calles aledañas. El señor Onrubia, lejos de dar crédito a los hechos, aseveró que en los informes de quienes patrullaron esa noche por la zona no había constancia de reyertas. Sin embargo, el acerado José Carlos Marrero no se amilanó e insistió en el hecho y sólo entonces concedió la posibilidad de que pudieran haberse producido esos incidentes, pero que nunca fueron requeridos los agentes municipales. Entonces, ¿quién, la Policía Nacional?

Desgraciadamente, Santa Cruz de Tenerife, al igual que sucede en otras ciudades españolas, se ha convertido en un paraíso del botellón y no sólo por una razón económica (porque no hay más que ver a qué precios están las copas en determinados locales de ocio de la capital chicharrera), sino también porque cada vez hay menos sitios adonde ir y estos, encima, suelen tener unos horarios de apertura relativamente tardía. Así que entre poca oferta, cara y clientes con una o dos copas de más y que quieren evitar a toda costa pagar la entrada, el caldo de cultivo para el lío y la trompada está más que servido.

Sin embargo, al margen de que habrá que hacer de una vez por todas un proyecto en serio para que Santa Cruz sea una ciudad atractiva para el ocio nocturno y vespertino, lo que no puede ser es que los altos mandos de la Policía Local sientan una especial aversión a la hora de acudir allá donde existen follones. Sabemos perfectamente que uno llama al 092 para que acuda una unidad porque en una obra se han colado tres o cuatro personas a destrozar el trabajo que allí se está haciendo y una voz muy educada te responde que van al momento. Sí, claro, al momento, media hora después y eso que la incidencia de la que les hablo se está produciendo en plena plaza de Los Sabandeños, a un minuto escaso en moto. Pero claro, igual es que estaban solventando la reyerta en la Avenida de Anaga, ¿cómo? No, claro, ahí tampoco. No, en realidad los mandaron a descansar porque al día siguiente sí que hace falta una legión en los alrededores del Heliodoro Rodríguez López porque juega el Tenerife.

Real coscorrón en Alcorcón

20091028144322-alcorcon-realmadrid.jpg

Pellegrini, antes que nada, debería de seguir como técnico del Real Madrid. La humillante e histórica derrota sufrida ayer por el conjunto merengue en el feudo de Santo Domingo (4-0) en el partido de ida de la Copa del Rey ante el Alcorcón es achacable y sólo achacable a unos jugadores que, en su mayoría, se dedicaron a pasear por el campo y, en cierta medida, a mandarle un recadito al técnico chileno por haberles concentrado para este encuentro. Algo está sucediendo en el seno de la plantilla blanca, pero el asunto no huele nada bien y me recuerda a lo que aconteció hace años con José Antonio Camacho, quien se marchó dando un portazo y aseverando que mientras se permitieran ciertos vicios a determinados futbolistas, ahí no habría preparador que fuera capaz de sacar provecho. El tiempo le dio la razón y desde septiembre de 2004 a junio de 2007, el Madrid no ganó ni el torneo de la galleta.

Desconozco si finalmente Florentino Pérez, acuciado y agobiado por sus consejeros áulicos, tomará la decisión de firmar el finiquito de Pellegrini, pero está claro que si accede a las pretensiones de quienes le rodean empezará a cometer los mismos errores que en su anterior etapa, la de dejarse llevar por un impulso aislado, el de un resultado catastrófico, (que eso es algo que a nadie se le oculta) pero que tampoco deja de ser remontable dentro de quince días en el Santiago Bernabéu a poco que la plantilla se conjure para ello. Por supuesto, tampoco quiero dejar fuera un dato importantísimo, el 5-0 que el año pasado le endosó el Poli Ejido al Villarreal, cuadro castellonense que esta dirigido por aquel entonces por el hoy máximo responsable del banquillo merengue. ¿Casualidad? Puede que sí, pero también había que entender que el plantel amarillo no era tan amplio como el madridista y que había una apuesta mayor por la Liga y por la Champions.

De todas maneras, lo sucedido anoche no es para imputárselo al técnico que, además, poco menos que tuvo que ejercer de educador del indomable Guti. Era tal el estado de excitación que tenía el jugador blanco que no hubo más remedio que dejarle en el banquillo durante la segunda mitad o la expulsión de éste era más que un hecho evidente. Insisto, la responsabilidad máxima del fiasco frente al Alcorcón debe imputarse a los once que salieron al campo porque cualquiera de ellos podía y debía darle mil vueltas a su rival. No digo yo que no se pudiera perder o incluso empatar, sobre todo porque los pequeños en su terreno se hacen más fuertes y máxime ante uno de los grandes de la Liga, pero no es de recibo que te claven cuatro y tú, ni tan siquiera, hacer el del honor. Eso se llama pasotismo y querer hacerle la cama al entrenador. Así de claro. Fíjense, por ejemplo, como el Sevilla fue capaz de contener y poner en su sitio la rebeldía del Atlético Ciudad, que no sólo se adelantó en el marcador, sino que incluso con 1-2 fue capaz de empatar. Luego, en la segunda parte, los hispalenses dejaron su impronta, 2-4.

Veremos a ver si Pellegrini aguanta, al menos, hasta este fin de semana, pero a nadie se le escapa que existe un cierto run run desde hace varias semanas en torno al juego del Real Madrid y, a pesar de tener a muchos de los mejores jugadores del planeta, hay una cosa vital que se llama período de adaptación y de acople. Por muy buenas que sean estas megaestrellas, habrá que darles tiempo, pero eso parece que es lo que le falta a Florentino o, cuando menos, a sus acólitos y ya hay quien tiene preparada la guillotina tras el Real Coscorrón recibido ayer. Ahora sólo falta que alguien la accione (candidatos parece que no van a faltar) y que nombren a un nuevo técnico, seguramente del gusto de los consentidos de la plantilla. Así, créanme, el Real Madrid podrá fichar a lo más granado del mundo que como no se les dé tiempo, acabarán sumidos en el más grandioso de los fiascos.

 

Turismo congelado

20091029124807-rita.jpg

Quien suscribe tiene una especial querencia por Rita Martín. Es de esas personas que están en el mundo de la política con una formación previa, que al menos tiene una plaza de funcionaria en el Cabildo de Lanzarote. Es decir, alguien que no necesariamente precisa de estar en esta esfera pública para asegurarse un futuro económico. Ése, afortunadamente, lo consiguió hace ya mucho tiempo. Sin embargo, la amistad o la subjetividad no puede privarme de señalar que a la Consejería de Turismo que tiene el honor de dirigir le han colado un gol por toda la escuadra con la famosa campaña Say no to the winter blues (Di no a los inviernos tristes o melancólicos). Siete millones de euros para presenciar por la televisión lo que pudimos ver hace pocos días me parece, cuando menos, una frivolidad.

Hablo, obviamente, desde la perspectiva de quien no ha estado las 24 horas con esos embajadores o voluntarios de buena fe que viajaron hasta Islandia, pero es que las imágenes que nos han ofrecido, perdónenme ustedes, me parecieron de auténtica chirigota, con un grupo de jóvenes pasándoselo pipa y con aquellos islandeses flipados con aquellos muchachos vestidos de naranja y regalando botellas de cristal con el mensaje claro y evidente de que el tesoro está en Canarias. De eso, por supuesto, no me cabe la menor duda. Pero, insisto, salvo que realmente luego hubiese un trabajo algo más serio por parte de estos aventureros, lo que vieron ustedes y lo que vi yo, sinceramente, me pareció un auténtico dispendio de los fondos públicos, una utilización poco efectiva, al menos a priori.

Reconozco, eso sí, que a Rita Martín le ha tocado gestionar un departamento muy complicado porque ahora, seamos objetivos, nadie se gasta los cuartos en viajar, salvo que haya una ofertas escandalosamente reducidas y ya saben mi opinión, que es mejor apostar por la calidad que por la cantidad. Es, permítanme el ejemplo, como cuando uno va al supermercado y tiene la fruta perfectamente envasada, que es cara, pero muy buena y justo al lado la mercancía a granel, mucho más económica, pero con el riesgo de tener que tirar a la basura la mitad porque están en mal estado. Pues con el turismo pasa eso. De cara a las estadísticas en cuanto a ocupación, pinta muy bien el tener los hoteles y apartamentos hasta los topes, pero lo que realmente le importa a los empresarios es saber cuánto se gastan esos visitantes. Tengan en cuenta que de ello depende el futuro ya no sólo de bastantes empleos, sino incluso de la pervivencia de muchos establecimientos hoteleros y de restauración.

Por eso, ante una situación tan crítica, tal vez esos siete millones de euros que se han quedado congelados en Islandia (sobre todo por el frío) hubieran dado un mejor rédito en una campaña menos aparatosa. De hecho, por ejemplo, el anuncio promocional de las Islas Canarias que está en varias cadenas de televisión tiene su punto de enganche, con una buena sintonía de fondo y con una excelente selección de los rincones naturales del Archipiélago. Seguro que ese spot supone más llegadas de turistas que la aventura de los jovencitos anaranjados. Pero vamos, desde estas líneas estoy dispuesto a apostarme una comida con la responsable de Turismo si me demuestra con cifras en la mano que esa campaña de Say no to the winter blues ha sido un éxito sonado.

Economía española, eso sí que es de Halloween

20091030141715-obama-happy-halloween-thumb-7-.png

España, definitivamente, es diferente. De un tiempo a esta parte, sin saber exactamente por qué, nos hemos visto envueltos e inmersos en la celebración de una fiesta que para nada tiene que ver con el espíritu primitivo. Y es que el Día de Todos los Santos se ha visto relegado en cierta medida por la apuesta de Halloween, cuando no se trata de una fiesta de carácter lúdico. Aquí, al igual que ha pasado con el 24 de diciembre, hemos adoptado, bien voluntariamente, bien por la fuerza, un acto que no se correspondía con nuestro arraigo y acervo cultural. Sin embargo, por acción u omisión se ha permitido que las estampas góticas, los "trucos o tratos" o los sustos sin permiso se hayan instalado en nuestras vidas y, conociendo la idiosincrasia de este santo país, ya nada hará que Haloween desaparezca de nuestro horizonte vital.

Pero lejos de querer convertirme en un aguafiestas, sí digo que la misma facilidad que tenemos en España para adaptarnos a las costumbres festivas de otras latitudes del planeta, también reclamaría que esa misma efectividad la tengamos a la hora de adoptar otras costumbres menos festivas, más espartanas si cabe. Sé que como latinos que somos, nos gusta más un boncho, enlazar un jueves por la noche con un viernes o un miércoles por la noche y no parar hasta el fin de semana. El espíritu de la jarana va implícito en nuestros genes e incluso hasta los ateos más recalcitrantes no renuncian a sus vacaciones navideñas o de Semana Santa, aunque ahora quieran revestirlas de períodos festivos de invierno y primavera. Es igual, a nadie le amarga un dulce, en este caso una fiesta, pero no sólo de esas diversiones viven las personas.

Y es que mucho acusaban en su momento al Generalísimo de querer tener distraido al país con folclore, con el pan y circo del fútbol y demás eventos de ocio para que no se interesara demasiado en otros aspectos sociales más relevantes. Pues bien, ahora parece que a nuestra sociedad parece no importarle todos los problemas que nos acucian a diario, el paro, la sanidad, el fracaso escolar, etcétera. Recalco el término parece porque no estoy seguro de que muchos estén para celebraciones continuas, pero es que son determinados medios de comunicación los que nos transmiten un panorama de diversión como si en España estuviéramos en el paraíso de la abundancia. Y sí, señores, estamos en el párnaso de la abundancia...pero de desempleo, de listas de espera en la sanidad, de autónomos impagados, de alumnos que no aprueban y que se estrellan contra el sistema cuando llegan a la Universidad al haber sido pasados al curso siguiente en los años anteriores.

En fin, lo único que nos asemeja en estos momentos con Halloween, y quizá por ahí podamos tener ese nexo de unión, ese paralelismo, es que la situación económico-social en España es de auténtico terror. Da tanto miedo abrir todos los días el periódico, escuchar la radio o ver los telediarios que en cuanto sale la primera noticia nos echamos a correr de forma despavorida.

Aznar nunca hizo del aborto un derecho

20091031145346-manifestacion-aborto-pasado-domingo-madrid.jpg

La progresía más radical se ha puesto de acuerdo para poner de vuelta y media al ex presidente del Gobierno de España, José María Aznar, por su presencia en la manifestación contra la reforma de la ley del aborto celebrada hace dos semana en Madrid. Varios sectores, pero con especial virulencia desde las filas socialistas, criticaron al ex mandatario por protestar ahora contra estos cambios en la ley cuando, según mantienen, durante los ocho años de Gobierno del PP se cometieron un número masivo, pero indeterminado de abortos. Sí, por supuesto, añado yo, pero es que a algunos les conviene jugar con el lenguaje y confundir a la opinión pública. Aznar, por mucho que les pese a algunos, no ha incumplido ningún precepto legal. Se limitó a cumplir escrupulosamente la ley, tal cual estaba, y, a lo sumo, trató de perseguir aquellos casos contrarios a la normativa vigente, es decir los abortos que se cometían en ciertas clínicas, pero donde tampoco era sencillo poder pillar a los facultativos con las manos en la masa, o sea, en el feto.

Lo que sucede ahora es que el Gobierno de Zapatero, con el ¿asesoramiento? de Pocoyo Aído, pretende convertir el aborto en un derecho, es decir, dar vía libre a que todas aquellas mujeres que se queden embarazadas porque sus parejas no han tomado las precauciones mínimas (ponerse el preservativo) o por olvido de las féminas de tomarse la pildorita o implantarse el famoso DIU. Ya no hablamos de los supuestos de malformación, riesgo de muerte para la embarazada o violación. No, ahora ampliamos el período varias semanas, incluso con la posibilidad de que aborten las de 16 años sin consentimiento paterno/materno o la adquisición de la pastillita mágica en las farmacias sin necesidad de receta médica. Esta es la verdadera cara de la reforma que pretende (y que parece más que probable que la saque adelante) aprobar el Ejecutivo socialista. Esa es la realidad, lo demás son ganas de marear la perdiz.

Por tanto, le guste o no a esos sectores de la izquierda y colectivos pro-abortistas, Aznar tiene todo el derecho del mundo a acudir a la manifestación en contra de esa reforma de la ley y a reclamar que se dé marcha atrás a ese proyecto. Por supuesto que nos hubiese gustado más a todos una persecución implacable y un cierre definitivo de todos aquellos centros que han practicado abortos al margen de la ley. En ese sentido, posiblemente, el PP ha estado algo blando e incluso uno de sus bastiones regionales, Madrid, ha sido bastante receloso a la hora de clausurar centros de todos conocidos, donde se practicaban abortos como churros y sin ningún tipo de miramiento a lo que marca la norma. Pero nunca jamás los conservadores han querido hacer del aborto un derecho, al igual que tampoco ninguna mujer en democracia ha ido a la cárcel por abortar fuera de esos tres supuestos que indica la legislación.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris