Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Abril de 2010.

Andrés Campos, un profesional intachable

20100401000124-24615-392854284571-649429571-5105589-7492276-n.jpg

Dicen que la experiencia es un grado y, en el caso que toca hablar, Andrés Campos, hasta ayer máximo responsable del departamento de Comunicación de Fred.Olsen, ha demostrado hasta límites insospechados que ese aserto era más que una realidad. Por motivos que ahora no vienen al caso, lo cierto es que la naviera ha decidido prescindir de los servicios de un profesional intachable, leal a carta cabal, amigo de sus amigos, siempre presto a hacer cualquier gestión a quienes hemos estado al otro lado de la trinchera informativa. Podían ser las diez de la noche que, si por cualquier motivo, uno debía realizar una consulta a Andrés, no cabía la menor duda de que obtendría la respuesta buscada. Su móvil, de hecho, permanecía operativo las 24 horas y, por esa razón, observando la dedicación que le prestaba a su trabajo, uno también procuraba no molestar a deshora si no era urgente e imperiosamente necesario.
 
Campos ha sido, es y será un periodista de raza, un jefe de prensa que ha hecho de su profesión, permítanme la cursilería, una obra de arte diaria, una labor de la que, dicho sea de paso, deberían de aprender otros responsables de departamentos de comunicación a los que, sinceramente, a veces daba la sensación de que cualquiera de los plumillas que llamábamos para solicitar una información le debíamos algo al baranda de turno que nos atendía al otro lado de la línea telefónica.
 
Muchos, prácticamente todos, echaremos de menos a Andrés, al menos cuando tengamos que recabar datos sobre cualquier incidencia o hecho noticioso que se produzca en Fred.Olsen. Bien es cierto, y este profesional no olvida quién le dio esta oportunidad, que la compañía noruega apostó por un imberbe que había realizado prácticas en la agencia Ideapress, pero esa supuesta bisoñez se transformó inmediatamente en toneladas de una excelente labor, de una atención exquisita y de una dedicación que llegaba hasta los detalles más profundos. Jamás, a pesar del estrés de determinados momentos, le traicionaron ni la irritación, ni una mala contestación.
 
Personalmente, he visto ejercer en persona a Andrés Campos en los últimos cinco campeonatos del torneo de golf celebrados en el campo del hotel Tecina y, aunque había instantes en la que todos reclamábamos poder entrevistar al director del torneo, al jugador de la jornada o al responsable de la instalación, su tranquilidad y excepcional gestión hacía que todos pudiéramos tener en pocos minutos aquello que pedíamos, por no hablar, por ejemplo, de tener preparada la nota de prensa pertinente segundos después de que el último jugador embocase en el hoyo 18.
 
Y son muchas otras cosas más las que rodean la calidad profesional y personal de Andrés. Por eso, no me cabe la menor duda, de que allá donde esté, donde quiera ir o lo que desee hacer, su única meta será el éxito. Fred.Olsen ha disfrutado muchos años de este excelso periodista y, salvo que mis pronósticos estén errados, serán muchos los medios y las empresas que pugnen por hacerse con sus servicios. No es sencillo hoy en día hallar a alguien de esta estirpe y esa es la razón, querido amigo Andrés, por la que no te voy a desear suerte, sino que la fortuna se la deseo a la compañía que pueda hacerse con tu contratación. Por lo demás, muchas gracias por esa atención tan cuidada que siempre has tenido con nosotros y felicidades eternas.

Las cumbres del despilfarro

20100402000115-ii-encuentro-espana-africa-i-mujeres-mundo-mejor-i.jpg

Decididamente, el Gobierno de España, con José Luis Rodríguez ZParo a la cabeza, se ha puesto por objetivo financiar todo lo que se mueva extramuros aun a riesgo de dejarnos al resto de los ciudadanos con las dos manos detrás. Este Ejecutivo se ha convertido en una suerte de ONG de cooperación únicamente internacional y se dan dineros a manos llenas a asociaciones de dudosa legalidad o existencia, se convocan foros exclusivos para las mujeres africanas (¿el resto no cuentan, señora De la Vega?) o de destinan fondos para, aunque no es el fin primigenio, seguir fomentando la piratería en el Índico, o por no hablar de los millones que se le han prometido al gabinete griego, en una muestra más de la escasa conciencia que tienen nuestros mandatarios sobre la realidad que vivimos diariamente en nuestras ciudades y pueblos.

 

De todas maneras, lo del pasado fin de semana en Valencia resultó toda una farsa de esas que tanto le encanta protagonizar a nuestra vicepresidenta española. Se erige en la salvadora y en la defensora de los derechos de la mujer del continente negro y, por ejemplo, aún se da carta de naturaleza a prácticas como la ablación porque, en palabras de esos progres de pegatina y pancarta condicional, son costumbres y tradiciones que hay que respetar, que forman parte de su acervo cultural, como las lapidaciones o que un hombre pueda tener tropecientas mil mujeres y tratarlas como mercancías, como si fueran camellos, dromedarios o kilos de cebollas.

 

En estas cosas se gasta el Gobierno de España los euros de todos los contribuyentes y, salvo honrosas excepciones, lo único que se provoca es que haya determinadas naciones africanas que aumentan cada vez más su nivel de pobreza económica y de podredumbre democrática. Y todo esto se debe a que no se mira hacia quién van dirigidas esas ayudas, sino que sólo interesa hacer la transferencia correspondiente y que sean luego los corruptos políticos de esos lugares los que decidan cómo y en qué medida se reparten el sustancioso pastel español de los fondos de cooperación. El resultado, sobra decirlo, es sencillo. Aquí se trata de quedarse hasta con las últimas migajas.

 

Por desgracia, a todos estos falsos defensores de la igualdad entre sexos aún no les ha entrado en la mollera (o al menos parecen no querer percatarse de ello) que no hay mayor discriminación hacia la propia mujer que la que están realizando ahora. La mejor política, al menos es mi pensamiento, es aquella que le da un plus a la preparación, a la capacidad, a la formación, a los méritos. Lo que no es de recibo son las cuotas porque sí. Se está listo o no se está, pero eso de que en un Gobierno debe haber tantos ministros como ministras no deja de ser una injusticia tanto para ellos como para ellas. Pero nada, la mujer en España, al menos con este Ejecutivo, seguirá siendo un mero elemento decorativo. A ZP y sus mariachis sólo les importa la defensa de las féminas africanas, aunque en el fondo, bien lo saben ellos, de puertas para dentro del continente negro no hay políticas de igualdad, paridad o composición equilibrada que valgan ni ablación que lo pueda resistir.

Santa Cruz, un aburrimiento de ciudad

20100403001433-santa-cruz-de-tenerife-1.jpg

Santa Cruz de Tenerife sigue siendo un muerto de ciudad, una urbe donde, cuando llega el sábado por la tarde o cae un festivo de por medio, la cerrazón, el aburrimiento y el no saber adónde ir comparten mesa y mantel en uno de los pocos restaurantes abiertos en el chicharro. Lamentablemente, ahora con la Semana Santa que está a punto de expirar, la constatación de esa realidad resulta mucho más cruda y evidente. Nuestros gobernantes, mal que les pese, han conseguido disuadir a los visitantes y también a quienes vivimos permanentemente en la capital. De acuerdo que, por ejemplo, no nos vamos a comparar con el fervor, la devoción y, especialmente, la tradición de la Semana Santa lagunera o, por qué no decirlo, de la orotavense, pero lo que no es de recibo es que los pasos procesionales en Santa Cruz se queden reducidos a la mínima expresión, a una escasa publicidad mediática. No es de extrañar que ayer, por ejemplo, guaguas y tranvías fuesen relativamente llenos con dirección a Aguere.

 

Pero el problema no sólo se centra en una cuestión de mayor o menor promoción de la religiosidad y de que los vecinos y turistas participen de los actos, que los hay, en la ciudad santacrucera, sino que nunca ha habido o existido un impulso decidido por hacer de Santa Cruz de Tenerife una verdadera capital, una ciudad al estilo de la que nos ofrece Las Palmas de Gran Canaria, con una vida inagotable, inasequible al desaliento e incluso, sin irnos fuera de Tenerife, la actividad y la animosidad que nos depara a cada instante la Ciudad de los Adelantados.

 

Y es que Santa Cruz de Tenerife, aunque a muchos no les guste escucharlo, siempre ha ido a rebufo del resto en cuanto a la modernidad funcional. No hace mucho tiempo que en esta ciudad, antes de que llegasen los grandes imperios comerciales, la mayoría de negocios echaban el candado a mediodía, incluso el gran emporio de antaño, Maya. Nunca ha habido una ambición, un interés por captar, por fidelizar al cliente. Es más, la implantación de las grandes superficies fue mirada con gran recelo por parte de los pequeños y vetustos empresarios, aunque al final no les quedó más remedio que empezar a innovar para no perder clientela y quien persistió en aplicar caducas técnicas de mitad del siglo XX sólo pudo hacer una cosa, echar el cierre de por vida.

 

De todas maneras, tampoco es un problema de actividad comercial, sino también de ocio. En poco tiempo, la nula capacidad de mejorar dio al traste con dos multicines y el eterno Cine Víctor. Tan solo las salas que hay en el barrio Salamanca han aguantado el tirón de los Yelmo Cineplex. Y mejor no miremos a la nula programación teatral, con un Guimerá que no hace más que tragarse grandes partidas de reforma, pero que no tienen su continuidad en grandes o pequeñas obras. El Auditorio, amén de pequeño, resulta excesivamente caro para bastantes bolsillos y la vida nocturna, tras prácticamente cargarse el ambiente de la avenida de Anaga, todo se reduce a La Noria y, en último término, a los botellones clandestinos de los aparcamientos del Parque Marítimo. Sí, amigos, esta es Santa Cruz de Tenerife, una ciudad viva…pero de aburrimiento.

Desazón ante el crimen de Seseña

20100404005141-sesena.jpg

Una nueva desazón ronda como ave carroñera el aspecto más macabro de nuestra sociedad. La aparición del cadáver de la menor desaparecida en el pueblo toledano de Seseña ha reabierto, siempre según las primeras investigaciones en curso, el debate sobre la educación que están recibiendo los más pequeños. Todo está por confirmar y aún no se pueden levantar acusaciones sobre una de las posibles acusadas de haber propiciado la muerte de esta joven de apenas 13 años, pero resulta bastante escabroso pensar que alguien con dos años más pudiera haber tenido el valor de acabar así con la vida de otra chica. De ser ciertas las sospechas de la Policía y la Guardia Civil nos encontraríamos ante un nuevo caso de criminales adolescentes que, por mor de una legislación torticera, chapucera y que mantiene la happy hour para que el delincuente campe a sus anchas, se saben amparados por una Ley del Menor que apenas castiga sus acciones y, en todo caso, premia su intento de reinserción en la sociedad.

 

Lo cierto, le pese a quien le pese, es que nuestros menores de hoy en día están mucho más espabilados que los de hace, por ejemplo, 20 años, pero entiéndase ese término de estar más despiertos a la hora de cuestiones poco productivas y sí muy dañinas, en algunos casos con consecuencias irreversibles. A todo esto se ha llegado también por culpa de unos padres que no se han ocupado de sus hijos o, casi peor aún, que les han consentido toda clase de caprichos, vicios y demás peticiones descabelladas con tal de que no dieran la lata. Son este tipo de progenitores que creen absurdamente que el colegio está para que eduquen a sus pequeños, dando por hecho que no sólo les van a impartir matemáticas, lengua o ciencias, sino también modales. Así pasa lo que pasa con determinados profesores, que tienen que coger bajas por depresión al no poder controlar a una banda de auténticas termitas humanas.

 

Y claro, cuando la base falla, cuando en la casa no se ponen unas normas, unos límites, se hace lo que viene en gana o se contesta directamente a los padres, el siguiente paso es casi una obviedad, la de empezar a portarse de esa misma manera fuera de casa, a considerar que el resto de la sociedad son gente que molesta, que quien llame la atención a estos maleducados merece, como menos, ser insultado y, en el peor de los casos, agredido. Y si se portan así ya frente a un adulto, pero no digamos ante jovenzuelos de su misma edad. Les importa un pimiento la vida de los demás y ya tenemos en España varios casos similares a lo que puede ser el de Seseña. El Rafita, autor del asesinato de Sandra Palo o Miguel Carcaño, principal inculpado en la confesada muerte de Marta del Castillo, son unos adolescentes que, en su momento, aún no habían cumplido la mayoría de edad y, en el caso del primero, ya disfruta de libertad, se jacta de seguir delinquiendo y, de paso, se pasa por una cadena privada, previo pago, a contar sus hazañas. Esta es la sociedad que se nos viene encima y, lamentablemente, nadie parece querer enderezar este rumbo cada vez más errante.

Concepción, un presidente modélico

20100405000123-miguel-concepcion-noticia.jpg

Los agoreros del lunes tienen esta semana el terreno abonado para lanzar a sus anchas las consignas más radicales. Volverán a reclamar destituciones por doquier, pero en especial que deje el cargo de presidente en el Consejo de Administración del CD Tenerife Miguel Concepción, el hombre que ha sido capaz de rescatar a la entidad de una quiebra técnica más que evidente y que se ha dejado muchas horas de sueño en hacer crecer a un club que, varios años después, consiguió ascender a Primera sin hacer dispendios excesivos. La estrategia durante las temporadas que lleva como máximo mandatario ha sido más que evidente, nada de despilfarrar, traer jugadores buenos, bonitos y baratos porque, guste o no a determinados popes mediáticos de la Isla, lo vital es rebaja la deuda que carcome al Tenerife desde hace varias campañas, especialmente cuando el ya fenecido Javier Pérez perdió el oremus y el norte y decidió descapitalizar al equipo.

 

Lo curioso del tema es que, una vez desaparecido el artífice de que los blanquiazules jugaran por primera en Europa, hay ciertos sectores de la prensa local, especialmente radicados en el ámbito radiofónico, que se han puesto en contra de Concepción, que recuerdan con nostalgia los buenos tiempos de Pérez y Pérez, pero que en cambio sufren de una amnesia brutal cuando hay que analizar los disparates contables de ese presidente, cuentas denunciadas por los señores Ascanio y el también malogrado Cabrera. De hecho, el mandatario palmero tuvo que salir por la puerta de atrás después de una gestión nefasta en sus últimos cinco años de mandato.

 

Por supuesto, a todos nos gustaría que el CD Tenerife se quedase en la máxima categoría, pero también es verdad que Concepción ha optado por intentar mantener la misma política de austeridad. Es más, con lo que no se contaba es con la mala suerte con la que han chocado los tinerfeñistas en varias jornadas. Todas las crónicas han destacado en varias ocasiones el exquisito gusto de los de Oltra por el toque, por un juego preciosista y con poca querencia a encerrarse en la parcela defensiva. Lo que pasa que en Primera no basta con jugar bien, sino también tener picardía y no arriesgar más de lo necesario.

 

Pienso que, aunque se baje a Segunda, la idea siguiente ha de ser, necesariamente, conservar a parte de este plantel, realizar los refuerzos necesarios, que forzosamente serán más asequibles, e intentar el reingreso en la élite para el año 2011. Lo que sí sería un error de bulto es romper radicalmente con lo que se ha venido haciendo hasta ahora. Por lo menos, y es de agradecer, por primera vez en mucho tiempo existe un consejo de administración que no dilapida innecesariamente el dinero y que ha apostado por sanear al equipo para que no tenga que caer en una situación concursal.

España, el paraíso de los vagos

20100406002703-vagos-20permanentes.jpg

Hoy quiero y pretendo hacerles partícipe de una reflexión urbana que llegó hace unos días hasta mi correo electrónico y que, analizándola en profundidad, lo cierto es que tiene bastante sentido y no deja de ser una ironía lo que pone al final del texto. Sin más preámbulos y, de antemano, pidiéndoles disculpas por le lenguaje un tanto soez, aquí les dejo leer textualmente este mensaje:

 

“¿Van a tener relaciones sexuales? El Gobierno les facilita las medidas de protección. ¿Ya las tuvieron? El Gobierno les ofrece la píldora del día después. ¿Ha habido embarazo? El Gobierno les garantiza el aborto. ¿Tuvieron el niño?

El Gobierno regala el cheque bebé. ¿Están desempleados?  El Gobierno les paga el paro. ¿Son vagos y no les gusta trabajar? El Gobierno les concede el mínimo de subsistencia.

 

Ahora... prueba a estudiar, a trabajar, a producir... A ver qué ocurre. El Gobierno te sube los impuestos para pagar todo lo anterior. Moraleja: Folla, aborta, sé un vago, pero nunca, nunca jamás se te ocurra ponerte a trabajar. Eso no lo financia el Gobierno y tendrás que mantener a todos los gandules que hay en España”.

 

Sí señores, esta es la realidad ante la que nos encontramos hoy en día, un país donde se premia la falta de esfuerzo, la vagancia congénita, los comportamientos soeces. La política de tener que currarse algo hasta la saciedad, según qué clase de trabajo haya que ejercer, ha muerto definitivamente. Pero no se trata de una exageración, es que incluso hay empleos oficiales, de funcionario, por decirlo claramente, donde los jefes tienen que empujar a los subordinados más voluntariosos para que salgan y consuman la hora del cortadito, que no se queden tramitando expedientes o indexando documentos. Nada, aquí lo que cuenta es percibir el parné de final de mes y rascarse la…barriga.

 

Pero vamos, que haciéndome eco del correo que llegó a mi poder, lo verdaderamente preocupante es que un Ejecutivo como el que preside Rodríguez Zapatero se haya puesto por montera el regalo de cientos de miles de euros y no me refiero concretamente a la protección por desempleo o por maternidad, sino a la gratuidad de unas medidas de protección, a la facilidad para poder abortar o a la mamandurria de un subsidio por no disparar chapa. De acuerdo que hoy no es sencillo hallar empleo, pero lo que no resulta lógico es que sea el propio Gobierno quien fomente posturas tan cómodas y vagas de este calado.

 

El transporte del Gobierno canario

20100407004514-108112-1g.jpg

La entrevista realizada el pasado fin de semana al vicepresidente del Gobierno canario, José Manuel Soria, por parte de los compañeros de La Provincia/Diario de Las Palmas, no ha dejado indiferente a nadie, incluso dentro del propio Ejecutivo regional. Las palabras del también responsable de las cuentas autonómicas en el sentido de que igual hay que empezar a dejar el coche oficial y apostar por el taxi no han sentado nada bien en la residencia de Paulino Rivero, quien ironizó sobre que no ve a ningún mandatario autonómico viajando a bordo de las “unidades libres, próximas a quedar libres”. En fin, que parece que los chóferes que se encargan de llevar de aquí para allá a los miembros del gabinete regional no van a perder su alto nivel de trabajo, aunque a veces los desplazamientos van de Presidencia al Parlamento, apenas un kilómetro y casi en llano.

 

De todas maneras, en rigurosa exclusiva, ha llegado hasta mis manos un fragmento del simulacro que han protagonizado diversos representantes del Ejecutivo archipelágico que, puestos a ir más allá, no sólo renunciaban al coche oficial, sino también al taxi. Todos, absolutamente todos, apostaban por coger la guagua. La película de una jornada de trabajo comenzaría tal que así:

 

Paulino Rivero: José Manuel, ¿por dónde transitas?

 

José Manuel Soria: Calla, calla, Paulino, que estoy aquí en la parada de San Juan de Dios esperando a que pase la 014, pero es que ni la 911 pasa. Me da que me voy a tener que rascar los cuartos y tomar un taxi o ir a pata hasta Presidencia.

 

Y justo en estos momentos, en el móvil de última generación del presi, riing, riiiiiiiiiing.

 

P.R: Hombre Ruano, ya era hora que dieses señales de vida, ¿cuándo te piensas presentar por el búnker, que ya son las 12 y tenemos que empezar el Consejo de Gobierno?

 

José Miguel Ruano: No me hables presi, no me hables. Después de un viaje mareante en el Fred.Olsen, resulta que estoy en la parada para coger la 910 y enlazar luego con la 908 y ni a tiros, por aquí no pasa ni el carrillo de los helados.

 

P.R.: Pues haz como Soria, coge un taxi o vente a pata, hombre, que total estás al lado de Presidencia, por favor. Yo todas las mañanas me hago diez kilómetros con los ojos cerrados, así estoy sano y apolíneo. Por cierto, date prisa que ya veo por la ventana que Soria viene en taxi y sólo faltas por llegar tú y Rit….

 

Y sin terminar de pronunciar el nombre de la consejera de Turismo, suena el tercer teléfono del jefe del Ejecutivo, también de ultimísima generación y con el himno de las siete estrellas verdes.

 

P.R.: Rita, muchacha, que te estamos esperando.

 

 Rita Martín: No, si yo ya estoy aquí, pero no hay nadie por fuera, tan solo unos guiris haciendo fotos como locos. Por cierto, no sabía que ahora el edificio lo patrocinaba MoMa. Menudo viajecito en la guagua, hemos parado por todos los pueblos e incluso por el aeropuerto. No sabía que el coche oficial corriese tanto, de verdad, se me ha hecho el desplazamiento eterno.

 

P.R.: ¡Ay, madre! Ésta se marchó al centro de congresos del Sur. Seguro que no entendió que tenía que coger la 911 y lo que hizo fue marcharse en la 111. Nada, nada, que esto de ir en Titsa no me convence.

Un clásico con aroma blaugrana

20100408003227-el-clasico-real-madrid-barca.jpg

Apenas faltan poco más de 48 horas para que se dirima sobre el césped del Santiago Bernabéu un alto porcentaje de la presente Liga. Real Madrid y Barcelona, ambos con idéntica puntuación, se verán las caras el próximo sábado con la clara intención de asestar un golpe casi mortal a su adversario. La ventaja en este caso, con el riesgo que ello conlleva adelantarlo antes de que se produzca el acontecimiento, es claramente para el conjunto de Guardiola. Exhibiciones de Messi al margen, lo cierto es que los blaugranas, quizá sin llegar a la excelencia del 2009, sí es verdad que demuestran un juego más fresco, dinámico y creativo que el de un Real Madrid más gris, pero igualmente resolutivo a la hora de hacerse con los tres puntos en litigio. Como sostienen los matemáticos más modernos, da igual la fórmula o el método que se emplee si al final se halla la solución, en este caso alzarse con el torneo liguero.

 

Reza el tópico que las comparaciones son odiosas y que visto el juego de los merengues y el de los barcelonistas, la crítica deportiva no alberga la menor duda, los catalanes están, hoy por hoy, varios escalones por encima de los blancos. Sin embargo, las florituras y el juego de toque del Barcelona se puede topar con la contundencia que el Madrid presenta en la delantera. Cristiano Ronaldo y Gonzalo Higuaín tienen el gol por castigo y suponen una amenaza para cualquier zaga, incluida la azulgrana. Quizá los de Pellegrini no enamoren con su juego, aburran a las ovejas y desesperen al personal, pero nadie pone en tela de juicio que, a excepción de los tropezones frente a Alcorcón y Lyon, estos meterán los tantos necesarios para equilibrar y remontar la contienda, como les ha pasado al Almería, Gijón, Sevilla o Atlético de Madrid. Pese a jugar varios minutos con el marcador en franquía, al final la pegada de los de Chamartín hizo que los tres puntos se quedasen en su terreno.

 

Por supuesto, soy de los que creo que la eficacia del Real Madrid se vendrá abajo en esta oportunidad, que igual vemos un partido de 3-3, 4-6 ó 3-5, pero que los de Guardiola viajan con casi todas las papeletas para hacerse con la victoria y atar una parte importante de la Liga. Y ojo, que a pesar de los detractores que hay en la prensa madrileña, considero que el gran culpable de que los blancos aún tengan sus opciones intactas en la competición es Pellegrini. Nadie oculta que el fracaso en la Copa del Rey y en la Champions League se debe en parte a él y, en otro tanto por ciento nada desdeñable, especialmente con el Alcorconazo, a unos futbolistas que parecieron querer jugar con el futuro del técnico chileno. De todas maneras, e insistiendo en el insultante favoritismo del Barcelona, no hay que olvidar que esto es fútbol, que nadie puede dar nada por sentado y que si los de casa deben recurrir a lo que pasó en la eliminación copera, los catalanes tampoco han olvidado, eso creo yo, el susto que les propinó el Rubin Kazán.

UGT, vergüenzas al desnudo

20100408235954-ugt.jpg

¿Se imaginan ustedes que uno de los sindicatos mayoritarios en España, que tiene como misión primordial defender a los trabajadores, actúe internamente como el más despiadado de los empresarios y sea capaz de dejar en la estacada a sus asalariados? Pues dejen de imaginar y visualicen esta realidad en el Archipiélago canario, concretamente con las empleadas de la empresa Fundescán que, gestionada por la Unión General de Trabajadores, ha dejado a esas mujeres totalmente desprotegidas, al amparo únicamente de la buena voluntad de familiares, amigos y caseros que les echan una mano en esta situación tan dramática.

 

El problema es, además, doble, porque estamos hablando de unas trabajadoras que están ocupadas en atender pisos tutelados, viviendas donde, en la gran mayoría, habitan mujeres que han sido víctimas de malos tratos y que, en muchos casos, están a la espera de que se celebre el juicio contra su presunto maltratador. Si, de repente, hubiera que dejar estas casas por falta de pago podríamos hallarnos ante la tesitura de que la protección de la que gozaban estas personas se vea rota por los cuatro costados.

 

Las empleadas de Fundescán no han tenido más remedio, en una medida desesperada, que mostrarse tal cual Dios las trajo al mundo, aunque tapándose lo esencial con un cartel denuncia en la que se manifiesta claramente que UGT las ha despojado de todo. Desde luego, una vergüenza la situación a la que se ha llegado y que a estas horas, lamentablemente, nadie en el sindicato haya dado un paso al frente, bien para ofrecer una solución o bien para dimitir en bloque. La pella económica que han dejado los del sindicato de Méndez se eleva a nueve millones de euros y nadie se hace responsable.

 

De todas maneras, amén de las culpas que ha de purgar la UGT, también habrá que mirar a la administración pública. Desconozco si la competencia la manejan los Cabildos o también ha de ver algo el Gobierno de Canarias, pero evidentemente alguien aprobó que esta empresa vinculada al sindicato gestionase un servicio tan delicado y, por tanto, también debería producirse una reacción rápida y contundente. Lo que no es de recibo es que mientras se debata que si la culpa es de A o es de B quienes acaben perdiendo sean las trabajadoras, que no cobran un solo euro desde hace meses, y las mujeres que están viviendo en esas casas protegidas y de las que pueden ser desalojadas por impago.

08/04/2010 22:59 Juan Antonio Alonso Velarde Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.

UGT, vergüenzas al desnudo

20100409000129-ugt.jpg

¿Se imaginan ustedes que uno de los sindicatos mayoritarios en España, que tiene como misión primordial defender a los trabajadores, actúe internamente como el más despiadado de los empresarios y sea capaz de dejar en la estacada a sus asalariados? Pues dejen de imaginar y visualicen esta realidad en el Archipiélago canario, concretamente con las empleadas de la empresa Fundescán que, gestionada por la Unión General de Trabajadores, ha dejado a esas mujeres totalmente desprotegidas, al amparo únicamente de la buena voluntad de familiares, amigos y caseros que les echan una mano en esta situación tan dramática.

 

El problema es, además, doble, porque estamos hablando de unas trabajadoras que están ocupadas en atender pisos tutelados, viviendas donde, en la gran mayoría, habitan mujeres que han sido víctimas de malos tratos y que, en muchos casos, están a la espera de que se celebre el juicio contra su presunto maltratador. Si, de repente, hubiera que dejar estas casas por falta de pago podríamos hallarnos ante la tesitura de que la protección de la que gozaban estas personas se vea rota por los cuatro costados.

 

Las empleadas de Fundescán no han tenido más remedio, en una medida desesperada, que mostrarse tal cual Dios las trajo al mundo, aunque tapándose lo esencial con un cartel denuncia en la que se manifiesta claramente que UGT las ha despojado de todo. Desde luego, una vergüenza la situación a la que se ha llegado y que a estas horas, lamentablemente, nadie en el sindicato haya dado un paso al frente, bien para ofrecer una solución o bien para dimitir en bloque. La pella económica que han dejado los del sindicato de Méndez se eleva a nueve millones de euros y nadie se hace responsable.

 

De todas maneras, amén de las culpas que ha de purgar la UGT, también habrá que mirar a la administración pública. Desconozco si la competencia la manejan los Cabildos o también ha de ver algo el Gobierno de Canarias, pero evidentemente alguien aprobó que esta empresa vinculada al sindicato gestionase un servicio tan delicado y, por tanto, también debería producirse una reacción rápida y contundente. Lo que no es de recibo es que mientras se debata que si la culpa es de A o es de B quienes acaben perdiendo sean las trabajadoras, que no cobran un solo euro desde hace meses, y las mujeres que están viviendo en esas casas protegidas y de las que pueden ser desalojadas por impago.

Cerco a las alfombras de pipas y a los patinadores

20100410003106-tn-tarragona-17-jpg.jpg

El Ayuntamiento de Tarragona, en un claro ejemplo de respeto por el cuidado del entorno de la ciudad, ha decidido acabar de una vez por todas con dos costumbres muy feas y espantosas que hoy abundan en cualquier urbe de nuestra querida España, la de los que se forran a comer pipas y luego dejan las cáscaras debajo de los bancos y esparcidas por todo el pavimento y aquellos que, monopatines en la mano (o en los pies, mejor dicho), se cargan las aceras que, lógicamente, luego tenemos que pagar nosotros de nuestros impuestos. Da lo mismo que pongan señales prohibiendo la práctica del skateboard o similares, al final estos practicantes hacen lo que les viene la realísima gana.

 

Pero bueno, volviendo al caso de las pipas, el Consistorio tarraconense ha decidido que se acabó esa happy hour de dejar el suelo como una alfombra pringosa de cáscaras. Desde hace algunos días, en una más que acertada medida, se ha empezado a sancionar, no a quienes comen, sino a quienes tiran esos restos piperos al piso. De momento, ya han probado la ordenanza un grupo de jóvenes que, sorprendidos, dicen que se niegan a pagar la multa porque consideran que resulta injusta y que fueron víctimas de un capricho de un agente de la autoridad. Lo cierto es que al final, les guste o no, tendrán que apoquinar los euros que les ha caído o, su resistencia a abonar el dinero, les saldrá a la larga mucho más cara.

 

Lo cierto, y no es que trate de animar a las corporaciones a que inicien un afán recaudatorio desmedido, es que muchas veces nos clavan tasas abusivas, especialmente en tiempos de crisis, y hay ordenanzas municipales que proporcionarían a los ayuntamientos pingües ingresos sin necesidad de tener que clavar económicamente a sus vecinos. Así, a bote pronto, las multas a aquellos propietarios de perros que no recogen los excrementos de estos, y que es uno de los males más pronunciados en nuestras ciudades; los coches que aparcan en doble y hasta en triple fila, aquellos conductores que sobrepasan los límites del respeto, decoro y resistencia auditiva del resto de personas con sus estridentes músicas a toda pastilla, etcétera, etcétera.

 

Y en cuanto a los de los monopatines, poco más que decir, una legión de destrozones profesionales, al menos esos que rechazan irse a los circuitos que habilitan los ayuntamientos para ir a cargarse el mobiliario urbano y, de paso, echar al resto de personas que, hasta entonces, estaban tranquilamente en la plaza. Pues bien, el Ayuntamiento de Tarragona también ha puesto coto a esos desmanes y a uno de los infractores de la normativa la broma le ha salido por más de 1.000 euros. Ojalá que el ejemplo de esta ciudad catalana impere en el resto del país y que hagamos de nuestras urbes espacios de convivencia, respeto y, especialmente, mucho civismo.

El maleficio del diez y la excelencia blaugrana

20100411010234-260xstory.jpg

El Real Madrid está viviendo esta temporada bajo el influjo maléfico del diez. No sólo se trata de que estemos en el año 2010, de que Messi lleve el mismo dorsal o de que haya que esperar una campaña más para alcanzar la cima de la décima Copa de Europa. Este conjunto blanco se ha estrellado cada vez que ha tenido un enfrentamiento crucial en el día 10. Primero fue el famoso alcorconazo, un 10 de noviembre; después fue la eliminación continental frente al Olympique de Lyon el 10 de marzo y ayer fue el batacazo casero ante el Fútbol Club Barcelona, 10 de abril. Y, de paso, como me recordaba un amigo, dos ex madridistas, Sneijder, en el Inter de Milán, y Robben, en el Bayern de Munich, ambos con el dorsal diez en sus camisetas, fueron esenciales para meter a sus equipos en las semifinales de la Champions.

 

Sin embargo, hechizos, conjuros o males de ojo al margen, lo cierto es que la entidad merengue se vio ayer claramente superada por un Barcelona que, a día de hoy, está muchos escalones por encima del resto. De acuerdo que lo del triplete no se repite este año porque quedó eliminado de la Copa del Rey ante el Sevilla en pleno mes de enero, pero en la Liga se le han puesto las cosas muy de cara y en la vertiente europea está a tres partidos de revalidar el entorchado y, además, con el morbo de hacerlo en el estadio del eterno rival, en el Santiago Bernabéu.

 

Veremos a ver qué sucede de aquí a lo que queda de campaña, pero al menos tengo la certeza de que no acabará como la de hace un año, cuando después del 2-6 ni Madrid ni Barcelona fueron capaces de vencer sus encuentros ligueros. Es más, los de Guardiola fueron campeones sumando dos puntos sobre doce (Villarreal y Deportivo) porque los merengues se quedaron en cero tras caer consecutivamente con Valencia, Villarreal, Mallorca y Osasuna. Ahora, con 21 puntos en litigio y la ventaja de tres más el average para los azulgrana, todo puede pasar, aunque el calendario de los culés no es nada complejo, con dos salidas a mi gusto algo intrincadas, Español, por la rivalidad local y Sevilla. El resto de enfrentamientos, sinceramente, no parecen complejos. Hombre, tal vez el Villarreal en el Madrigal, pero tampoco es ese equipo fiero de otros años, si bien arrancó un empate en el Nou Camp.

 

Desde luego, ya para terminar con la influencia del diez, esa es la excelencia por la que debe apostar Pellegrini en lo que queda de competición, ir a por los siete partidos en juego y confiar en dos empates blaugranas que darían un vuelco a una clasificación que, tras el trámite de Chamartín, parece casi resuelta. Pero en fútbol, menudo topicazo, no está nada escrito y hazañas más complejas se han visto a lo largo de los años en este deporte.

Otro atraco a los derechos de los periodistas

20100412012345-paulino.jpg

Los compañeros de la productora Vídeoreport han comenzado una huelga parcial, que en pocas semanas puede pasar a ser indefinida, en el caso de que los responsables en el ente Radio Televisión Canaria no se avengan a modificar sus intenciones de tocar los derechos de los trabajadores de esta empresa, que es la principal suministradora de contenidos de la televisión autonómica. Corren, qué duda cabe, malos tiempos, pésimos años para el sector de la prensa en España y, muy en particular, en el Archipiélago canario. Lamentablemente, la crisis se ha ido llevando por delante o dejando muy mal parados a determinados medios. La Gaceta de Canarias, por ejemplo, conforma una excepción a esa situación económica global. Todos sabemos que ese periódico fue hundido poco a poco por la nefasta gestión de determinados empresarios, pero muy en especial por un amigo de los pelotazos inmobiliarios (y otros negocios de dudosa y turbia procedencia, especialmente basados en pasarse de la raya…de la legalidad) y que se hace llamar aún Fernando Peña Suárez y su testaferro, mejor dicho testaferra, Elena Rodríguez Darias.

 

Sin embargo, volviendo al caso del ente autonómico, resulta lamentable que se pretenda tocar una serie de derechos a los profesionales que cumplen más que rigurosamente con su labor frente al micrófono, detrás de la cámara, en la elaboración de los contenidos o, en algunos casos, teniendo que actuar de auténticos pilotos kamikazes para poder llegar con puntualidad germana a las ruedas de prensa. Porque, miren ustedes, podemos entender que con esto de la crisis se les pueda pedir a estos empleados de la Tv Canaria que tengan paciencia y aboguen por una congelación salarial. Pero no, no sólo no se pide que mantengan las condiciones económicas actuales. Nada de eso, se les intenta rebajar el sueldo con la aplicación de no sé qué convenio o retirarles por las bravas el actual.

 

A mí, que he trabajado durante tantos años en los medios de comunicación (si bien sólo me equivoqué en más de diez años en ir a currar un día concreto, el 29 de octubre de 2009, al ser engañado (y no querer ver yo la estafa) por el impresentable señor Peña y testaferra), me resulta todo esto, las maniobras de querer recortar derechos a los que día a día demuestran su profesionalidad, un atropello, un atraco a mano armada mientras los responsables políticos, con perdón, se lo están llevando crudo a manos llenas. Confío, de todas maneras, en que la presión que están haciendo las diferentes plataformas sindicales consigan, finalmente, que la huelga se resuelva favorablemente para los compañeros periodistas y que, de una vez por todas, se empiece a magnificar en la vertiente de los derechos una profesión que realiza un bien social impagable, pero que algunos usureros (públicos y privados) se empeñan en devaluar a diario o convertirla en el blanqueo de sus ambiciones.

Pocoyó Concepción

20100413000117-pocoyo253x226-253x226.jpg

El presidente del CD Tenerife, Miguel Concepción, se ha convertido en el Pocoyó de los mandatarios de Primera División. Al conjunto blanquiazul, lamentablemente, le han tomado por el pito de sereno en la Liga de Fútbol Profesional y, lo peor de todo, es que esa tomadura de pelo va a continuar hasta el final de la presente campaña. Lo de que el domingo que viene (salvo que la huelga de futbolistas se mantenga y no haya jornada) el CD Tenerife tenga que jugar en el Heliodoro Rodríguez López ante el Getafe a las 16 horas supone toda una declaración de intenciones de lo que se piensa ante las quejas de la directiva blanquiazul. Dicho de otro modo, los Astiazarán, Villar y compañía fueron a París y se pasaron las quejas tinerfeñistas en relación a los horarios por el mismísimo Arco del Triunfo.
 
Y miren, soy un defensor a ultranza de Miguel Concepción, considero que es un dirigente moderado en sus formas, pero también es verdad que a veces hay que pegar un sonoro puñetazo sobre la mesa. Al CD Tenerife le han hecho un sinfín de faenas horarias, con varios partidos caseros disputados a las cuatro de la tarde, fue el primero en estrenar el partido de los Lunnis (digo de los lunes) y, por si fuera poco, justamente colocan el choque frente al Valladolid dos horas antes del clásico entre el Real Madrid y Barcelona. Pese a las promesas de la LFP, los blanquiazules seguirán condenados a jugar en las franjas horarias más delicadas. Los aficionados, sinceramente, están hasta el gorro de estos tejemanejes, pero acudirán, una vez más, en masa para apoyar al equipo de sus amores.
 
Además, por si fuera cachondeo recalcitrante, siempre se ha mantenido una teoría que se cae por su propio peso, que en determinados horarios no pueden coincidir partidos. Se supone, siempre según la LFP y los operadores televisivos, que el sábado de 19 a 21 horas (de 20 a 22 en el resto de España) no podían coincidir dos partidos. Pues bien, en esta pasada fecha no sólo es que haya habido dos encuentros, sino tres. ¿Y las quejas de las cadenas que daban los choques? Nada, ni media. Sin embargo, cuando el Tenerife ha propuesto como horarios habituales, salvo que fuese el encuentro escogido por La Sexta o por el Canal Plus, jugar los sábados a las 19 horas o los domingos a las 18 horas (siempre entendiendo esa petición cuando actúa como local), la respuesta ha sido tajante, que es imposible por no sé qué estricta regulación horaria para no perjudicar los derechos de los operadores audiovisuales. Luego, por supuesto, la LFP ha hecho lo que le ha venido en gana y Pocoyó Concepción ha tragado como un campeón.

La asesora etérea y el concejal asesorado

20100414004006-zeroloparlam.jpg

El Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife se ha convertido en el lugar donde la astracanada campa a sus anchas. Cualquier cosa, por extraña que pudiera parecer, puede suceder en cualquier momento en el Palacio consistorial. Si ya es grave que la Concejalía de Economía y Hacienda nos cueste a los vecinos capitalinos más de 100.000 euros al año porque al titular del departamento, Jaime Hernández Abad, tuvieron que ponerle un asesor, Guillermo Núñez, un especialista en esto de las cuentas (aunque no cumplió su palabra de mantenerse fuera de la órbita de las corporaciones públicas), ahora tenemos que enterarnos por los compañeros de distintos periódicos digitales y de papel que el Consistorio le está pagando casi 50.000 euros a una asesora del alcalde, Miguel Zerolo, y cuyo principal mérito, según consta en esas informaciones, es no haber hecho acto de presencia por el Ayuntamiento. Es más, nadie la conoce, no se sabe nada de su paradero y, lo peor de todo, es que igual no es la única que, como personal de confianza, esté llevándoselo crudo sin disparar chapa.

 

Lo que no resulta de recibo, sinceramente, es que a estas alturas de la película, con todos estos datos sobre la mesa, nadie haya presentado la dimisión correspondiente. Todo esto es consecuencia de un reacuerdo sobre el acuerdo o del repacto del pacto entre Coalición Canaria y Partido Popular que, en perfecta sintonía, han conseguido convertir el Ayuntamiento en la casa de los líos, donde parece que sólo importa trincar la parcela de poder correspondiente y que a los ciudadanos, dicho alto y claro, les vayan dando por donde amargan los pepinos.

 

Muy elocuentes fueron las palabras vertidas hace unos días en una emisora local, Radio El Día, concretamente, por la concejal de Urbanismo, Luz Reverón, donde esgrimía como un éxito que el área de Vivienda siguiera en manos de Coalición Canaria. En definitiva, la historieta del pacto no ha sido más que otra cortina de humo perfectamente lanzada por Miguel Zerolo y que ha logrado expandirse por la perfecta colaboración de Cristina Tavío, una política que, con el paso de los años, se ha demostrado como alguien acomodaticia, que le encanta vivir del erario público y no meterse en más problemas. Para ella, sin duda, más complicaciones serían las de tener que mandar en una corporación. Por eso, nadie en el PP capitalino va a pedir explicaciones por los 50.000 euros de la asesora etérea.

Sindicatos, todos a una con Garzón

20100415000351-pilar-bardem.jpg

¿Qué información manejará el juez Baltasar Garzón para que la progresía en pleno de este país llamado España haya salido en bloque a defenderlo frente al magistrado Varela que es quien ha conseguido llevarlo al banquillo por una de las tres causas de peso por la que ha sido acusado, las escuchas ilegales en la trama Gürtel, ley de la memoria histórica o los negocietes con el banquero Botín y sus cursos en los Estados Unidos pagados con, entre otros, los dineros de muchos clientes de la entidad que no concede créditos, pero que sí se gasta los millones en la Fórmula 1? Evidentemente, hay mucho temor en la Moncloa, concretamente por parte de José Luis Rodríguez Zapatero, él sabrá por qué, y no se ha dudado un instante en poner de acuerdo a los sindicatos laborales y a los de la ceja para unirse como en Fuenteovejuna, todos a una, a apoyar al juez megaestrella de la judicatura.

 

Lo cierto es que la fractura social y moral que se está provocando en los últimos años desde la llegada de ZP a la presidencia del Gobierno es de tal calibre que son ya varias las voces las que consideran que falta relativamente poco para que volvamos a sacar las armas a la calle y empecemos a pelearnos como en el año 1936. Este mandatario ha sacado, ya no del baúl de los recuerdos, sino de las fosas más profundas de las entrañas de la Tierra, una serie de acontecimientos manipulados, tergiversados, convenientemente cercenados para crear un clima de debate que nos desvía de lo sustancial. ¿A alguien le interesa, después de muchas décadas, que Miguel Hernández o Federico García Lorca, fueron asesinados por las huestes de los azules por no pensar ideológicamente como ellos o por tener una orientación sexual no acorde con los tiempos? Pues miren, me imagino que a los familiares de la época sí, pero ahora, porque al jefe del Ejecutivo le matasen a su abuelo, no es de recibo que se quiera hacer norma general un suceso individual porque, ya que estamos, reabramos las heridas hasta el paroxismo y saquemos a la palestra los religiosos fusilados o las carnicerías que, bajo la firma del señor Santiago Carrillo, se llevaron a efecto en Paracuellos del Jarama.

 

España, afortunadamente, logró dejar atrás toda una época de crispación, de rencillas, de enfrentamientos entre nativos y se dio la oportunidad de la Constitución de 1978. Es curioso que cuando los que quisieron que se investigasen los crímenes de Paracuellos fueran despachados con cajas destempladas por el propio Garzón alegando éste que esos hechos habían prescrito. Digo yo, entonces, que con más razón están fuera de órbita las atrocidades que se pudieron cometer en la Guerra Civil, y que no sólo se produjeron en el bando de Franco, sino también en el de los rojos. Pero nada, aquí lo que interesa es meter bulla, evitar que se hable de otras cosas y mientras les paguen a toca teja, siempre tendrá ZP y Garzón la defensa de los sindicalistas del trabajo y de la ceja.

¿Crisis en Grecia? Pues ya verán en España

20100416000158-euro.jpg

Pintan mal las cosas para España en materia económica, pero ya no sólo en relación a un problema interno, con alrededor de cinco millones de desempleados, y subiendo, creación y destrucción de empresas con la misma facilidad que se chasquean los dedos o el incremento lógico de las peticiones de ayudas sociales para poder llevarse, más que sea, un mendrugo de pan a la boca. No, esto, con ser ya un escenario horrendo, no es nada comparado con lo que, en petit comité, se está manejando en el seno de la Unión Europea. Al parecer, circulan unas encuestas internas sobre el estado de la economía de cada uno de los estados miembros y, asombrosamente (o no) las alarmas se disparan cuando se refieren a España. Miren que Grecia está mal, en una situación de coma financiero sostenido, pero es que la herencia que está legando José Luis Rodríguez Zapatero ya ha traspasado fronteras y hay quienes mantienen que como nuestro país caiga a los niveles de los helenos, lamentablemente, no va a haber remedio que nos saque del atolladero.

 

Cierto es que a veces desde Bruselas, Estrasburgo o Luxemburgo las cosas no se analizan a detalle, sino que se ven en un contexto más general y, por ejemplo, en 1995 España no cumplía ni uno de los requisitos para estar en la Europa del euro. Bien es verdad que en 1998 no sólo se nos aceptó en ese inicialmente selecto club, sino que además nos dieron pase VIP para ir directamente a la clase oro, lejos del vagón de tercera categoría o de segunda donde inicialmente estábamos destinados a viajar. Ahora bien, tampoco es falso que hubo un cambio de Gobierno y pasamos del socialismo de la corrupción y el derroche a la gestión de los conservadores, a quienes hay que atribuirles todo el mérito de habernos puesto a nivel de Alemania, Francia o Italia.

 

Ahora, 15 años después, nos encontramos frente una tesitura de semejantes características, con un Ejecutivo socialista que se ha mostrado incapaz de frenar la sangría del paro, que se ve desbordado a la hora de tramitar las ayudas sociales (las anuncia, pero luego no hay ficha financiera, como el cheque-bebe o los famosos 400 euros) y que se ha convertido en el hazmerreír del resto de socios europeos. Insisto, la preocupación por España existe y se teme muy mucho que en cualquier momento esto estalle por los aires y dejemos en un juego de niños lo que ha acontecido, por ejemplo, en Grecia. Desde luego, esta especie de presidencia parcial de España al frente de la UE está discurriendo con mucha pena y sin ninguna gloria. ZP trató de convertir este semestre en una especie de plebiscito virtual para demostrar al resto de la Unión que es un dirigente capaz de manejar los hilos de los 27, pero viendo el desbarajuste diario de su casa, en Europa le dijeron que nada de mangonear más allá de los Pirineos. Lo peor es que, seguramente, tenga que ser la propia UE la que, de seguir así, tenga que rescatarnos de los desatinos de Míster Bean (digo de ZP).

Exigente y polémica reforma funcionarial

20100417000137-funcionario-desbordado.jpg

El Gobierno de Canarias está estudiando endurecer hasta extremos insospechados la actual legislación sobre Función Pública. Si las reformas que se plantean salen adelante, se acabó la happy hour del cortadito o del Corte Inglés para esos funcionarios que se habían vuelto acomodaticios, expertos en no dar un palo al agua y en evadir los sistemas de control instaurados por las instituciones. Ahora, en cuanto estas medidas cuenten con el consenso necesario, a aquellos empleados públicos que muestren una persistencia en no pegar ni medio sello, serán inmediatamente separados del servicio, lo que comúnmente conoceríamos en la empresa privada como un despido en toda regla, pero con el agravante de que además, cuando te ponen de patitas en la calle dentro de la Administración Pública, no vuelves a trabajar en ninguna otra corporación, ya sea un ayuntamiento, cabildo o Gobierno regional.

 

Por supuesto, imagino yo, los sindicatos habrán puesto el grito en el cielo ante una medida que considerarán injusta, que deja desprotegido a una especie de trabajador hasta la fecha prácticamente intocable salvo que, por desatinos de la vida, éste tuviera un mal día y, o bien se lo llevase crudo o se dedicase a pegar tiros a sus compañeros y administrados. Sin embargo, qué quieren que les diga, a mí me parece magnífico que la Función Pública comience a parecerse en ciertos aspectos a la empresa privada. Lo que no es de recibo, por supuesto, es que los ciudadanos tengan que vivir el penoso espectáculo de ir a determinadas administraciones y deban esperar más tiempo del necesario porque de cuatro ventanillas de atención al público sólo haya una disponible. Dos de los tres que están vacantes se fueron a tomar el cortadito de las diez y el otro, por ejemplo, tuvo que salir a resolver un asunto de interés particular e inexcusable. Por supuesto, el ámbito público no está para tener superávit (tampoco déficit), pero sí que hay que perseguir una evaluación de la calidad, del desempeño, concretamente, que hagan funcionar correctamente a la administración que, entre otras cosas, la sostenemos nosotros con nuestro dinero.

 

Eso sí, no todo es positivo en este nuevo marco legal e igual que alabo una medida, critico otra que no ayuda, precisamente, a la motivación de los funcionarios. Hasta la fecha, la permanencia de dos años en tu puesto de trabajo te permitía concursar internamente para obtener una plaza con mejor nivel. Ahora, según se está cociendo en las entrañas del Ejecutivo canario, la idea es que haya que permanecer seis años en la misma mesa y silla para optar a unas condiciones mejores. Así, qué quieren que les diga, será muy difícil motivar al empleado público que tenga verdaderas aspiraciones y, de verdad, lo único que conseguirán es que los mejores trabajadores acaben marchándose a otras corporaciones fuera de las Islas. Lo que no es de recibo es reclamar más atención a la hora de desarrollar las funciones, que me parece fenomenal, pero por el otro lado desincentivar a estos mismos triplicándoles el tiempo para poder subir en el escalafón administrativo. No es de recibo, desde luego.

¿Ayudas? Para el paro, no, para Cuba, sí

20100418001559-castromoratinos.jpg

¿Precisa usted una ayuda porque se ha quedado desempleado? ¿Tiene usted hijos en edad de ir ya a la Universidad y, sin embargo, no pueden matricularse porque no salen las cuentas? ¿Necesita operarse urgentemente en la sanidad privada porque las infaustas listas de espera no le dan cita hasta, por lo menos, dentro de dos años, pero su cuenta corriente no le permite ese dispendio de ponerse en las manos de los mejores especialistas? ¿Y se ve usted apurado para pagar el alquiler de la vivienda o la hipoteca y, sin embargo, las administraciones le cierran las puertas de las posibles ayudas? Pues nada, si usted se siente identificado con alguna de estas situaciones, lamentablemente, no tendrá más remedio que recurrir al manido ajo y agua (a joderse y aguantarse) porque nadie le va a hacer caso. Sus problemas le traen al pairo a muchos de nuestros gobernantes, pero muy en especial si miramos hacia el Ejecutivo que preside José Luis Rodríguez Zapatero.

 

Pero, igual que tiene que soportar esta situación, la cosa puede cambiar desde el momento en el que usted demuestre tener creada cualquier clase de ONG y que trate de defender cuestiones sociales en cualquiera de los países de la llamada Alianza de Civilizaciones. Por ejemplo, se puede usted embolsar una kilada (de kilo euraco) si asegura que ha montado una asociación para defender los derechos de las lesbianas en Zimbabwe, un problema que, como cualquier mortal puede comprender, le quitan el sueño a más de uno, sobre todo cuando la principal preocupación de uno de los países más pobres del planeta debe ser esa que dice el Gobierno para justificar los miles de euros destinados a esa nación y no las dificultades de la gran mayoría de la población para acceder a los alimentos de primera necesidad, por ejemplo.

 

¿Quiere usted más ideas extramuros de España? Pues justifique usted que va a ayudar a los congoleños, otra nación de reconocido potencial económico, a mejorarles el pie zambo. Caminar, desde luego, lo harán mejor, pero seguirán subsistiendo con la principal y casi única preocupación, la de asegurarse el sustento diario. Pero si verdaderamente desea dar el verdadero golpe, al estilo de la famosa película protagonizada por Paul Newman y Robert Redford, convenza al Gobierno de España que su objetivo es mantener la estirpe del tiranosaurus cubano, con Fidel y Raúl Castro como especímenes en peligro de extinción. Ante esa petición, Zapatero, Moratinos y el resto de ministros y ministras del Gobierno del talante le soltarán, a toca teja (o ceja), tres cuartos de millón de euros. Y estos son sólo unos ejemplos, pero los disparates de subvenciones y ayudas injustificadas se dan a docenas a diario y sumando miles de euros por aquí y por allá se va un auténtico pastón. Pero, cómo no, para los más necesitados de la propia casa llamada España no hay ni medio euro.

Un final de Liga más que apasionante

20100419000952-messi-luis-garcia-espanyol-barcelona.jpg

La Liga se ha puesto al rojo vivo en lo que respecta a todos sus apartados. Cuando ya muchos pensábamos que el Fútbol Club Barcelona había asestado un golpe mortal a la Liga tras el triunfo de hace una semana en el Santiago Berbabéu, el Español arrancó un empate valioso ante los de Guardiola y ha vuelto a dejar más abierta que nunca la lucha por el entorchado nacional. Desde luego, si los catalanes no vuelven a fallar, el cuadro blaugrana sigue dependiendo de sí mismo, aunque hay que recordar que tiene dos salidas no muy sencillas ante el Villarreal y el Sevilla, rivales que se juegan entrar en la Europa League y Liga de Campeones, respectivamente. Los merengues, calendario en mano, pueden hallas complicaciones ante el Zaragoza, que tendrá que dar el todo por el todo para evitar el temido descenso, o la visita del Bilbao al feudo merengue, un equipo vasco que también ansía entrar a Europa vía extinta UEFA o por la Champions.

 

Pero si el interés radica en la lucha por el campeonato, no le va a la zaga la pelea por los otros dos puestos de Liga de Campeones. El Valencia, siempre a priori, parece tener uno asegurado, el tercer puesto, que encima le evita jugar la eliminatoria previa. Pero al acecho se encuentran el Sevilla, el Mallorca y un renacido Villarreal que va de menos a más. El Athletic ha perdido comba, pero parece tener bastante encarrilada su presencia en competiciones continentales, sobre todo si nos atenemos a que el Mallorca, que posiblemente entrará en fase de concurso de acreedores, tenga que renunciar a su participación europea.

 

Deportivo de La Coruña y Getafe, a bote pronto, parecen los únicos clubes que poco o nada se juegan ya en la competición. Todavía tienen opciones de clasificarse para el segundo torneo continental, especialmente aprovechando algunas combinaciones, que siempre pasarían porque el Sevilla no entrara en Champions, pero sí en la Europa League ganando la Copa del Rey frente al Atlético de Madrid.

 

Y por abajo, qué duda cabe, está montado todo el cacao. Desde el conjunto rojiblanco madrileño, que atesora 40 créditos en la tabla, hasta el Xerez, con 27, nadie puede afirmar que tiene garantizada la permanencia o que el descenso es ya un hecho. Quien más se ha movido en estas tres fechas es, sin dubitaciones, el CD Tenerife que ha logrado siete puntos de nueve posibles y ha pasado de unos paupérrimos 25 puntos a los 32, a uno del Málaga, 33, a dos del Zaragoza, 34; y a cuatro del Racing de Santander, con 36, pero tampoco deben descuidarse Español, Almería, Sporting o Osasuna, que se encuentran en la horquilla de los 37-40 créditos.

 

Sea como fuere, al final, y a pesar de que muchos hemos hablado de campeonato anodino, nos esperan unas jornadas de auténtico infarto e igual podemos llegar a dilucidar todo en la última jornada. Ese día las radios, las televisiones y lo que sea menester echarán humo. Esperemos que quienes hasta este domingo lo habían tenido en su mano, sea el objetivo que sea, no tengan que lamentarse de las oportunidades perdidas. Y es que hay una máxima, que quien viene por detrás, acaba rebasando a los de delante.

Tomadura de pelo parlamentaria

20100420005950-450-parlamento.jpg

Los diputados del Parlamento de Canarias, al menos aquellos que suelen jugar a firmar el parte de asistencia y luego mandarse a mudar, han vuelto a demostrar que les importa muy poco (o nada) el deber y la obligación de servicio público al que se comprometieron cuando, por la vía de las urnas, fueron elegidos para desempeñar la labor de representación del pueblo canario. Sí, vale, puedo comprender que escuchar los plúmbeos argumentos de José Miguel González supone poner a prueba la paciencia más férrea, pero miren ustedes, a estos señores se les eligió por un proceso democrático, se llevan un excelente sueldo a final de mes y, por tanto, su deber es permanecer en el escaño durante las sesiones plenarias o las comisiones. Pero no, al parecer el truco radica en hacer como que van al hemiciclo y luego, sorprendentemente, cuando uno asiste al desarrollo del pleno, más de uno ha desaparecido de su sillón y, en el mejor de los casos, se hallan en sus despachos tramitando no sé qué asuntos. A otros, increíblemente, los podemos encontrar de compras en alguna conocida tienda o centro comercial. Total, arguyen, si no hay nada que votar, pues no vamos a estar recibiendo contaminación acústica en el salón cameral.

 

Fíjense que hasta el propio Antonio Castro, presidente del Parlamento de Canarias, tuvo que recordar a sus señorías el deber que tienen con la ciudadanía, que no se puede ofrecer esa estampa de un vacío casi sepulcral, que sólo son 60 los afortunados en todo el Archipiélago que pueden acceder a la representación autonómica, que los señores Santiago Pérez, Manuel Fernández o José Miguel Barragán, por ejemplo, no están ahí por su cara bonita, sino porque miles de personas decidieron dar su voto a la formación a la que representan y, por ende, deben devolver la confianza depositada en ellos. Sin embargo, eso parece que se las trae al pairo y día sí y día también nos encontramos con un hemiciclo desierto, con sólo los miembros de la Mesa, los portavoces de los grupos y, con un poco de suerte, alguno de los miembros del Gobierno.

 

Por supuesto, no estamos hablando de un mal endémico del Archipiélago. Esto lo hemos visto a nivel del Congreso de los Diputados y en otras asambleas legislativas autonómicas y supone exactamente la misma vergüenza y produce bochorno. Lo malo de todo es que quienes tienen que ponerse colorados, esos representantes de la soberanía nacional o autonómica, no sólo no se arrepienten de esos escaqueos constantes, sino que además se muestran orgullosos de acudir únicamente a las sesiones para darle al botón del sí, de no o la abstención. Para estos menesteres tan poco edificantes, sinceramente, mejor que se reduzca toda la clase parlamentaria a los cabezas de partido y que se les otorgue un voto ponderado en relación a los votos obtenidos en las urnas. De paso, nos ahorraríamos unas buenas pelas.

Criminalizar los hurtos menores

20100421010012-hurtos.jpg

Hago mía una información que publica www.elmundo.es, pero que a buen seguro habrá sido objeto de análisis y publicación por el resto de los medios que tenemos en España. Resulta, según publica la edición digital de este rotativo que “los delincuentes que se dedican a cometer hurtos inferiores a 400 euros, a sabiendas de que eso no es un delito sino sólo una falta castigada con una multa, pueden empezar a preocuparse: el Gobierno y Convergència i Unión (CiU) han llegado a un acuerdo que permitirá castigar esos pequeños robos con la cárcel. En la actualidad existen casos de personas que cometen decenas e incluso varios centenares de pequeños hurtos cada año, pero no son enviados a la cárcel porque, a pesar de la reincidencia, la ley no prevé esa posibilidad para las faltas.

Para empezar, se creará un registro de faltas único para toda España, de tal manera que cualquier juez pueda acceder a él y comprobar en el acto si el delincuente que tiene delante, acusado de un hurto, ha cometido más con anterioridad. La reincidencia en ese tipo de faltas podrá ser castigada con penas de prisión, que los delincuentes cumplirán los fines de semana y los días festivos. Como esos días otros presos disfrutan de permisos, no existirá el problema de que vayan a llenar todavía más unas prisiones que están sobresaturadas”.

Y bien, dicho esto, ahora me hago la siguiente reflexión, ¿no ha cansado el Gobierno de repetirnos por activa y por pasiva que acometer reformas en el Código Penal supone un arduo trabajo y de ahí, por ejemplo, que sigamos viendo casos tan lacerantes como los de Sandra Palo y Marta del Castillo que, a tenor de una flexibilísima Ley del Menor, se castigan con mucho menos de lo que se pretende hacer con esta reforma en el Código Penal? Ya puestos, considero yo, es hora de bucear a fondo dentro del marco normativo legal y propiciar cambios que realmente preocupen a nuestra sociedad.

Porque, miren ustedes, los grandes establecimientos, cadenas de supermercados e hipermercados, etcétera, que son las principales víctimas de estos hurtos, suelen tener suscritos una serie de seguros ante estos hechos puntuales y, de no tener esa póliza, nos clavan la presunta o hipotética sustracción al resto de los clientes. Es decir, que esto viene siendo como el canon digital, si alguien se lo descarga y le pillan, multa que te meto Aniceto, pero si consigue esquivar los largos tentáculos de Teddy Bautista, presidente de honor de la SGAE y candidato a ocupar un puesto en la diestra del mismísimo maligno (Adrián dixit); al final quienes sustentamos el rollo de las descargas ilegales (aunque no las hagamos) somos nosotros, los pobres compradores de móviles, Ipods y demás tecnología gravada con el pernicioso canon.

En definitiva, aquí se ve un claro y fehaciente ejemplo de que como estamos en crisis económica hay que trincar las perras por donde sea y ahora se va a criminalizar una serie de hurtos que, ojo, no veo bien que se cometan y me parece genial su erradicación, pero tenemos en España crímenes y delitos de más calado, ya no sólo en relación a los casos de los menores, sino también a esa estirpe política que se ha llenado los bolsillos a paladas y que no mueven ni media ceja cuando hay que abonar a toca teja 3 millones de euros. Te matas de la risa, ¿verdad Jaume?

Ruindad merengue

20100422000830-distefano-grande-es.jpg

Penoso, sencillamente lamentable que el entorno madridista, comenzando por los propios medios de comunicación afines al Real Madrid, y terminando por los aficionados más radicales, hayan mostrado su satisfacción por el mal resultado obtenido el martes por el Fútbol Club Barcelona en la ida de las semifinales de la Liga de Campeones frente al Inter de Milán. Los popes del periodismo merengue, a cuyo púlpito se ha encaramado descaradamente el director de Marca, Eduardo Inda, no saben qué hacer para evitar la debacle que para ellos supondría que los azulgranas disputen la final en el estadio Santiago Bernabéu. De acuerdo que un medio de comunicación no anota ni recibe goles, pero sí que resulta triste que se desee que un equipo español (al margen de los cuatro independentistas que consideran que Cataluña es una nación) caiga para no tener que sufrir lo que algunos consideran la mayor afrenta para los blancos, que el Barça juegue y gane este entorchado en Chamartín.

 

Convenimos que los de Guardiola no estuvieron finos, que se vieron superados en todo momento por el conjunto interista y que las respuestas o las soluciones buscadas no resultaron eficientes para frenar el ímpetu del equipo lombardo. Es más, el entrenador de la escuadra nerazurra, José Mourinho, estaba más que motivado frente a un Barcelona al que siempre le ha unido una relación de odio-odio exacerbado. Pareciera importarle poco haber regalado el liderato del scudetto a la Roma con tal de apear a los catalanes de la final de Madrid. Pero queda una vuelta por disputar y me parece absurdo descorchar el champán dialéctico antes de que se haya comenzado el encuentro del Nou Camp. A algunos les puede suponer más de un disgusto o úlcera estomacal como el Barcelona remonte. Y no es nada descabellado.

 

A mí, sinceramente, me da mucha pena que un rotativo tan ecuánime como había sido Marca en los últimos años, haya pasado a convertirse recientemente en un periódico de información casi íntegramente madridista, pero además proporcionada desde una vertiente que raya en algunos casos el forofismo más radical. De hecho, me sorprendió bastante observar hace un par de semanas como Eduardo Inda colgaba un vídeo-blog en la edición digital para criticar la decisión de Ramón Calderón, ex presidente blanco, de haber solicitado la final de la Champions, ¿Por qué criticó ahora la decisión y no antes de que el Real Madrid fuese eliminado ridículamente de esta competición?

 

La soberbia y la falta de perspectiva de determinados gurús mediáticos están haciendo un daño irreparable a la institución blanca, aunque de momento Florentino Pérez parece haber aprendido de errores anejos y se ha mantenido firme en cuanto a la continuidad del entrenador, de Pellegrini. De acuerdo que es duro que después de más de 300 millones de euros de inversión sólo se pueda exhibir como éxito un subcampeonato liguero (que a estas alturas es lo único seguro de lo que puede presumir el Madrid), pero el dinero, aparte de no dar la felicidad, tampoco garantiza títulos ni da poderes extra al equipo, tal y como certificaron Alcorcón y Lyon. Por eso, el cachondeo en la orilla merengue me recuerda a la del mal estudiante que se ríe de aquel que suele sacar de media nueves y dieces y que un día, por circunstancias de la vida, sólo saca un cuatro. Seguro que en la repesca solventa el compromiso con Matrícula.

Pedigüeñismo empresarial

20100423004556-3036323w.jpg

La erupción de un volcán en Islandia, de nombre sumamente impronunciable, al menos para los castellano-hablantes, ha provocado un auténtico caos en la aviación internacional, con especial incidencia en la mayor parte de Europa. Cierto es que se trata de una causa de fuerza mayor y que, por mucho que haya avanzado tecnológicamente este sector, aún hay cuestiones de la naturaleza que son imposibles de controlar. Sin embargo, lo que no puede convertirse la nube de humo y ceniza es en la excusa ideal para empezar a implantar expedientes de regulación de empleo en las compañías aéreas y, sobre todo, en los hoteles.

 

Y no se trata de un comentario al aire, sino que ya ha sido la propia patronal turística en Canarias la que ha alertado de que la crisis del volcán ha provocado pérdidas millonarias, anulaciones a porrillo y no sé qué otras calamidades más. Bien, nadie pone en tela de juicio que se ha vivido una situación complicada, que durante más de una semana no se ha podido operar con normalidad en los principales aeropuertos europeos y que, por ende, de ha visto también afectado el flujo con Asia y con América. Se ha tenido que aplazar, por ejemplo, una de las carreras del Mundial de Motociclismo, que se iba a celebrar este fin de semana en Japón, por la imposibilidad de llegar a tiempo. Pero también estamos de acuerdo en que esta circunstancia ha sido excepcional y pronto se volverán a recuperar estos sectores.

 

Lo que sucede, desgraciadamente, es que los empresarios del turismo, muy en especial en esta querida España, están a la que saltan en cuanto ven que quedan sin un pedazo del suculento pastel al que están acostumbrados a meterle mano a su libre albedrío. A mí me resulta hilarante que en las Islas los muñequitos del pim, pam, pum, en cuanto hay la menor crisis, sean los empleados de los hoteles y sectores agregados al sector servicios subordinado al turismo. Ya se han producido en los últimos meses bastantes expedientes de regulación de empleo, han cerrado establecimientos alojativos o se ha dejado en la indigencia y limbo laborales a varios recepcionistas, botones y camareros que, para no perder sus derechos, han malvivido durante mucho tiempo en las instalaciones de un conocido hotel del Puerto de la Cruz.

 

Esta crisis volcánica ha venido a revelar, una vez más, el preocupante sustrato que acompaña a quienes tienen las riendas de la economía turística en el Archipiélago canario y en el resto de España. Esa esencia es eminentemente cicatera, de no repartir ni medio céntimo en la época de vacas gordas y, en cambio, solicitar de sus empleados todos los esfuerzos para evitar cierres. Y ya está bien, creo yo, de maltratar a quienes tienen que prestarnos un servicio esencial, ¿o es que algunos creen que los hoteles, las playas o los restaurantes se mantienen impolutos y con cinco estrellas de calidad porque el dueño tiene una varita mágica? Está claro que no, pero el problema es que o no quieren verlo o hacen gala de una caradura impresionante.

El boliviano fumeta

20100424000445-27.jpg

El Premio Nóbel de Medicina de este año ya tiene un ganador indiscutible. Tras muchos años de estudio por parte de los científicos más prestigiosos y con más renombre que El Bulli (esa especie de timo-restaurante del falseador de comidas, Ferrán Adriá), ahora un sencillo indígena boliviano, afecto a los ponchos y jerseys multicolores, el presidente Evo Morales, acaba de dar con la tecla, con la relación causa-efecto entre la ingesta del pollo y la Coca Cola y el hecho automático de quedarse calvo y, al mismo tiempo, volverse homosexual. Vamos, ni Einstein habría dado jamás con la fórmula que ha hallado, tras sesudos estudios, el mandatario de Bolivia. Ahora, sin duda, los hombres de poca o nula cabellera y aquellos que sienten querencia afectiva por los de su propio sexo ya saben que tendrán que echarle la culpa al señor Coca Cola y, en el caso del pollo se pueden dirigir a Calimero.

 

Desde luego, el señor Evo Morales, a la hora de echarnos unas risas, es mucho mejor que los cómicos de la Paramount Comedy. Junto con Hugo Chávez o nuestro nefasto Zapatero, pueden darnos un curso acelerado de cómo causar la risa y la hilaridad en apenas dos tardes (que es el tiempo que tardó nuestro presidente en asumir los conceptos económicos, tal y como le dijo Jordi Sevilla). Sin embargo, fuera de bromas, resulta lamentable que los ciudadanos bolivianos tengan que soportar a un elemento de dudosa reputación, casi hasta de la peor calaña porque, qué duda cabe, haciendo las veces de un buenismo hipócrita, acabó en el poder aplicando los mismos métodos dictatoriales que sus maestros venezolano y cubano.

 

Pero vamos, que volviendo a la ridícula y surrealista intervención del presidente de Bolivia, lo cierto es que no sé si el pollo o la Coca Cola, combinados ambos, tienen efectos más demoledores que las de una rica digestión a base de eructos, pero lo que sí está demostrado es que la coca que el amigo allí presente se desayuna debe presentar alguna alteración genética de bastante importancia. Sólo así se explica que el caballero, micrófono en mano, sea capaz de desbarrar de esa manera. La próxima de este elemento será que los billetes de euro y los dólares provocan cáncer de piel o que la televisión y el Internet son creaciones del maligno.

 

Todo puede pasar, qué duda cabe, pero esto nos tiene que hacer caer en la reflexión del nivel al que hemos llegado con ZP en el poder. Nuestros principales amigos son un fumado boliviano, un tiranosaurus cubano y un mangante venezolano. Sí señores, este es el selecto club que conforma nuestra red de relaciones internacionales, los campeones de la destrucción de los valores democráticos y fundamentales. Como el ejemplo abunde, cualquier día nos quitan el Cola Cao porque, vaya usted a saber, igual produce impotencia.

Celda 69

20100425000426-gallizo4.jpg

La prisión femenina de Alcalá Meco, en Madrid, se convirtió en los últimos años en una especie de celda 69 (rememorando al título de la película celda 212). Los sucesos que han acaecido en este presidio, con funcionarios que se han aprovechado de la situación de inferioridad de las reclusas para intercambiar favores sexuales a cambio de drogas y alcohol, suponen hasta extremos insospechados un reflejo de la ruindad humana, de la suciedad y de la bajeza moral de unos individuos que, amparados en el silencio cómplice de sus superiores, han hecho y desecho a su antojo hasta que alguien, afortunadamente, puso sobre la pista al Ministerio del Interior (siempre suponiendo que no supieran a ciencia cierta lo que estaba sucediendo) para poner punto y final a esta depravación y abuso de poder y todo lo que se puedan imaginar sobre unas pobres mujeres que intentan redimir sus penas y salir de ese submundo de delincuencia y delitos por los que fueron encerradas entre rejas.

 

Desgraciadamente, a pesar de que la Constitución Española dispone en su artículo 25 que uno de los derechos de los presos es a recibir una educación conducente a la reinserción en todas sus facetas, a que pueda integrarse plenamente en la sociedad cuando salga de la cárcel y que podrá acceder a una serie de privilegios educacionales y laborales dentro de la prisión, lo cierto es que, visto lo visto, lo único que han podido obtener estas mujeres son una vía directa a seguir delinquiendo. Si los propios funcionarios, que tienen que velar por el normal cumplimiento de las penas y de que se apliquen las políticas de reinserción, son los que han pervertido en todas sus formas y maneras a estas presas, ¿qué podemos esperar cuando estas mismas reclusas salgan a la calle?

 

Sinceramente, a pesar de que el Gobierno de España ya ha destituido (y supongo que separado del servicio) al responsable del presidio y a los funcionarios autores de estos delitos morales y penales, la verdad es que las explicaciones ofrecidas por la señora Mercedes Gallizo, responsable de Instituciones Penitenciarias, no han sido nada convincentes y nos ha dejado a todos con la sensación de que la cárcel sigue siendo esa especie de inframundo donde, o eres etarra y vives como Dios, o te pudres de por vida, sometido por los cabecillas carcelarios y determinados funcionarios corruptos y, por lo presenciado en Alcalá Meco, depravados sexuales. Ya no hace falta remitirse a las películas norteamericanas a la hora de hablar de prisiones turbias. Aquí en España las tenemos a porrillo, pero la gravedad de los hechos acaecidos en la cárcel madrileña han sido de lo más bochornoso que hemos vivido hasta la fecha.

Garzón y los 5 millones de parados

20100426000102-1260618657258.jpg

Definitivamente, España es un país diferente. Cuando tenemos alrededor de cinco millones de desempleados y con riesgos evidentes de que la cifra siga subiendo porque las empresas se vez cada vez más ahogadas fiscalmente y no pueden hacerse cargo por mucho más tiempo de las nóminas de sus empleados, los sindicatos, esos entes que en teoría están para defender al trabajador, han decidido que sus menesteres principales se centran en apoyar al juez Baltasar Garzón por mor de todas las causas que tiene pendientes. Entre los turbios acuerdos con Botín, toda la ruidosa metralla con la Ley de la Memoria Histórica y sus vacilaciones a la hora de tramitar el caso del chivatazo del Bar Faisán, amén de las escuchas ilegales con el caso Gürtel, lo cierto es que el personaje togado ha encontrado una más que sospechosa colaboración ¿espontánea? por parte de sindicatos, artistas cejateros y hasta, por supuesto, del propio Gobierno de España, que ve con pavor como el Tribunal Supremo pudiera sonsacarle ciertas informaciones poco convenientes.

 

Sin duda, insisto una vez más en la teoría de que Garzón es un personaje sumamente peligroso, conocedor de datos que pueden implicar al actual Ejecutivo en más follones de los que ya tiene. La ya famosa cacería con Mariano Fernández Bermejo, ex ministro de Justicia, supuso toda una subversión de las normas legales establecidas. El juez instruye un sumario, pero, como venía el fin de semana y ya tenía invitación para irse a echar unos tiros a una finca jienense, opta por dejar a los inculpados más de 48 horas incomunicados hasta que su señoría regresó a Madrid para seguir con el proceso.

 

Pues bien, ¿qué datos conocerá el juez puñetero (por las puñetas de las mangas, of course) para que la progresía en bloque se movilice en todas las ciudades a cantar las excelencias del individuo? Desde luego, qué quieren que les diga, a mí me parece que Garzón no es para nada alguien con el expediente inmaculado, que se ha cambiado de bando por intereses personales, que ahora está sacándole toda la manteca a este Gobierno y a sus amigos, pero que en cualquier momento se pueden cambiar las tornas. Por eso, y esa es la gran verdad, Zapatero no quiere por nada del mundo que Garzón sea expulsado de la carrera judicial y empiece a largar verdades incómodas por su boca. De todas maneras, nada de esto hubiese pasado si a este juez no se le hubiese dejado reingresar con tremenda rapidez a la Audiencia Nacional después de un año y pico ejerciendo de socialista por el Congreso de los Diputados.

 

Eso sí, sin olvidarme de lo denunciado al principio, vuelvo a insistir en una idea básica y fundamental. Siendo uno de esos cinco millones de parados, no sólo es que sienta cierta inquina por Baltasar Garzón, sino también por unos sindicatos apesebrados y subvencionados a los que no les importamos ni media. Y miren que la oposición que tenemos actualmente no me merece ningún crédito, pero está claro que algo tenemos que hacer porque, directamente, este país se ha vuelto loco, con los pájaros disparando a las escopetas.

Fraude en rojo y blanco

20100427001213-atletico-madrid-liga-de-campeones.jpg

El fútbol español volverá a sufrir este fin de semana un nuevo episodio de estafa y fraude, además a sabiendas de que se va a cometer impunemente. Los protagonistas principales de este engaño masivo son el Sevilla y el Atlético de Madrid, el primero por pasivo, que sabe a ciencia cierta que el segundo, el conjunto rojiblanco, no se va a esforzar para ganar los tres puntos en litigio porque a los de la capital madrileña les interesa que los hispalenses sean cuartos y, después de la derrota sufrida en Getafe, la victoria les urge aún más. El Mallorca ya les supera en dos puntos y un nuevo tropiezo supondría que casi dijeran adiós a todas las posibilidades de clasificarse para la Champions League.

 

¿Y por qué insisto en que el Atlético de Madrid se dejará perder o, dicho en términos más legales, no se esforzará en conseguir el triunfo, siquiera el empate? Pues muy sencillo, porque los de la ribera del Manzanares disputan la final de Copa de Rey ante los sevillanos y si estos, por avatares del destino, ganan esta competición, en principio dejarían sin torneo europeo a los madrileños, a no ser que el Sevilla fuese cuarto y entonces, obviamente, la plaza de Europa League, vía competición del K.O, iría a parar al subcampeón, el Atlético de Madrid, que no tendría entonces la necesidad imperiosa de hacerse con el entorchado copero para volver a viajar fuera de España en competición oficial.

 

De todas maneras, no sólo es el Sevilla por inacción (que al fin y al cabo es el menos culpable de esta historia, ya que su obligación será ganar los puntos en juego) ni el Atlético de Madrid, por dejación de funciones, los únicos sospechosos de esta estafa deportiva, sino que también la propia Federación Española ha contribuido a este especie de timba al no haber buscado una mejor ubicación a la final de la Copa del Rey. El torneo que todas las ligas de primer orden suelen establecer en fechas de prestigio, en España se ha convertido en el quebradero de cabeza a la hora de insertarlo en el calendario. De haberse jugado ya (algo sencillo si se instaurasen las famosas eliminatorias a partido único), igual ahora no existían los cambalaches de resultados extraños.

 

Y, desgraciadamente, esto no ha hecho más que empezar. Ya verán como en las siguientes jornadas, sobre todo por la zona de abajo, se verán situaciones extrañas, resultados increíbles como los que protagonizaron, por ejemplo, el Barcelona y el Real Madrid hace un año, cuando con todos los deberes hechos regalaron la permanencia al Osasuna, ya que éste venció en el Nou Camp y luego derrotó en el Reino de Navarra a los merengues.

 

Las Teresitas, un fango político-empresarial

20100428000347-nuevo-nombre-playa-teresitas.jpg

¿Ha mentido el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife a sus vecinos con respecto a la playa de Las Teresitas? ¿Qué turbios negocios pueden salir a la superficie tras conocerse la sentencia del Tribunal Supremo que anula la compra de once parcelas del frente de este espacio por parte del Consistorio a Inversiones Las Teresitas? ¿No habíamos quedado hace ya algunos años que nadie en la Casa de los Dragos había aportado un solo euro para la recompra de estos terrenos porque, según la publicidad que se mandó a los medios de comunicación, jamás se había procedido a la venta de parcela alguna? ¿Y esos 52 millones que supuestamente debe devolver a las arcas municipales la empresa de Antonio Plasencia para que, a su vez, éste recupere los terrenitos en cuestión?

 

Sinceramente, créanme que con toda esta historia me pierdo, que por muchas vueltas que le dé al asunto me resulta sumamente intrincado, mucho más que las afectaciones presupuestarias. Lo único que me queda claro de todo este tejemaneje es que tanto unos como otros han intentado lucrarse, pero que se han topado con la dureza y la implacabilidad de la Ley. A los santacruceros, en particular, y al resto de ciudadanos de Tenerife, en general, amén de quienes vienen a visitarnos, nos han chalaneado un espacio público ideal, donde con cuatro retoques podríamos disfrutar de un entorno envidiable. Aún me acuerdo como se apresuraron en levantar en peso los míticos Pepe Ramos I y Pepe Ramos II para iniciar unas obras que jamás tuvieron lugar. O como se ha dejado a medio hacer el fantasmal mamotreto o los otros líos judiciales con el Valle de las Huertas.

 

El problema que tiene el caso Las Teresitas se asemeja a su rebelde arena, que cuando uno considera que ya ha conseguido quitarse hasta el último grano de encima, una ráfaga de aire te vuelve a cubrir por completo, es decir que cuando parece que se produce una limpieza judicial, nuevos datos vienen a manchar y a enfangar a más personas, políticos, empresarios y, ya de paso, alguna que otra medusa. No es de extrañar que con lo enturbiada que esta cuestión hasta los emisarios submarinos se rompan y vaya a verter toda, con perdón, la mierda  en plena orilla. Lo que sucede es que mientras esos vertidos provocaban ciertas erupciones cutáneas, lo que ha pasado con la no compra-venta genera putrefacción social y política, aunque ciertos inquilinos del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife parecen inmunizados frente al virus de la corrupción.

Zapatero, embustero

20100429005743-zparo2.jpg

El presidente del Gobierno de España, José Luis Rodríguez Zapatero, sigue empeñado en embaucar a los pocos ciudadanos que aún pueden creer en el proyecto del socialista del nulo talante y aun más escaso talento. Las cifras o, mejor dicho, las no cifras de la Encuesta de Población Activa, que dan o darán un 20% de media de paro, en Canarias, por ejemplo, nos vamos casi al 30%, desmontan por activa y por pasiva el discurso de este optimista patológico, incapaz de ver la realidad como la interpretan la gran mayoría de los españoles. Es más, incluso hay significados opinadores mediáticos muy pro PSOE que ya empiezan a mostrarse críticos con la pésima gestión de ZP. No traspasan los límites de los conservadores a la hora de reclamar elecciones anticipadas, pero sí que es verdad que ya ni la corte de aduladores puede sostener por más tiempo el castillo de trolas con las que nos obsequia el presidente cada vez que sale un mal dato en materia de creación de empleo.

 

El problema es que desde finales de 2008 hasta abril de este año, más o menos unos 18 meses, ZParo ha asegurado en multitud de oportunidades que ya había pasado lo peor de la crisis, que la destrucción de puestos de trabajo había tocado suelo o que la curva ascendente del paro ya había llegado a su techo máximo. Sin embargo, los datos del Ministerio de Trabajo no han hecho más que confirmar la tendencia alcista, aunque siempre se nos vendía el manido discurso de que en marzo de 2010 se había creado menos desempleo en relación al mismo mes de 2009, un discurso de consumo indigesto porque, en realidad, la cifra de personas sin curro crecía sin parar, independientemente de la comparación, y que no dejaba de ser, dicho sea de paso, una falacia de campeonato.

 

Y miren ustedes si los argumentos de ZP tienen las patas más pequeñas que la mayor de las mentiras que incluso los responsables de la EPA, supongo que siguiendo órdenes supremas, publicaron el lunes el aterrador dato del 20% y, cuando empezó a circular el rumor por los digitales y las llamadas congestionaron los móviles de los responsables de prensa ministeriales, esos mismos jefazos ordenaron que el guarismo desapareciese por arte de magia de la web. Al final, por toda explicación, se adujo que había sido un error informático (pobre colectivo, la verdad, siempre metiendo la pata o, mejor dicho, siendo el chivo expiatorio de las chapuzas gubernamentales) y que los verdaderos datos se publicarán mañana viernes.

 

Pero, si les digo la verdad, todo esto no deja de ser una minucia en relación a la visión que tiene de nosotros la Unión Europea y la agencia de calificación crediticia Standard&Poors. Ya no les preocupa tanto la situación por la que atraviesa la economía griega, sino que tienen claro que España está bajando cada vez más y que la posibilidad de que se generen más impagos es más que real. Todo esto, qué quieren que les diga, es producto de la prepotencia de un señor que se jactó de aprender economía en dos tardes, que tuvo de ministro del ramo a un caballero que en 1994 demostró ser menos solvente que su apellido y que ahora tiene a doña inepta al frente del Ministerio de Economía, una señora déspota, que hizo la peor ley antitabaco que se recuerde, y que con el tema de las cuentas no se entera de la misa la media. Pero nada, Zapatero, el embustero, se sigue cachondeando del país entero.

Atlético, a contracorriente

20100430013001-forlan-0.jpg

El Atlético de Madrid demostró ayer que es el equipo más imprevisible del planeta. Cuando la temporada, allá por el mes de enero, pintaba con más bastos que otra cosa, ahora los de Quique Sánchez Flores están a sólo dos partidos de convertirse en los reyes de copas, en plural, porque se han metido en las dos finales de los llamados torneos del K.O, la Copa del Rey, frente al Sevilla y la Europa League, ante un sorprendente Fulham. Evidentemente, quienes sentimos la casaca rojiblanca estamos aún que no nos podemos creer que estemos viviendo un momento casi inédito en la historia de esta entidad. Hace tan solo cinco días aún hacíamos cuentas de los puntos que eran precisos para atar la permanencia y, desde anoche, ya sólo vivimos para las dos citas del 12 de mayo, en Hamburgo, y la del 19 del mismo mes, en Barcelona. Justo el año que más crisis hay, los aficionados atléticos se van a tener que rascar más el bolsillo, pero seguro que lo harán con todo el placer del mundo. Estas oportunidades se dan con menos frecuencia que el paso del cometa Halley.

 

Evidentemente, en el análisis que tengan que hacer los sesudos dirigentes del Atlético de Madrid, habrá que convenir que el principal artífice del éxito rojiblanco (llegar a dos finales en la misma campaña ya lo es, no digo nada lo que puede ser ganar alguna de ellas) ha sido la llegada de Sánchez Flores, capaz de enderezar una plantilla rebelde, acomodada, adocenada, con un Agüero o Forlán que pasaban de todo o un Reyes que era silbado día sí y día también por la afición. El míster, que llegó a últimos de octubre, estuvo a un paso de verse superado por los acontecimientos, el equipo no arrancaba, la derrotas seguían sucediéndose y el descenso a Segunda era una pesadilla más que palpable.

 

Sin embargo, fue empezar el año y llevarse un soplamocos de campeonato frente al Recreativo de Huelva, 3-0 en la idea de los dieciseisavos de Copa, para que el efecto de la disciplina de Flores comenzara a surtir efecto. Remontada en el torneo copero, 5-1, y apelando a la heroica, ligera mejora en la Liga, llegando a estar a cinco puntos de zona europea y eliminatorias a cual más épica frente a Galatasaray, Sporting de Lisboa, Valencia y Liverpool.

 

En definitiva, que en cuatro meses se ha volteado una campaña gris, pésima, desastrosa y calamitosa en un año que puede resultar grandioso para la entidad del Manzanares, aunque en Liga, por supuesto, se ha hecho el mayor de los ridículos, especialmente desde que se logró llegar a la final de la Copa del Rey y tenerse que jugar un puesto en Hamburgo contra el conjunto de Rafa Benítez. Bien es cierto que si la apuesta era desterrar todo esfuerzo en el campeonato de la regularidad para centrarse en la cita continental, el riesgo ha valido la pena, pero desde luego no éramos pocos los que hemos lamentado que el curso donde más fácil iba a ser meterse en la Liga de Campeones, el Atlético de Madrid haya flojeado (no sé si a propósito o porque la cortedad del plantel también ha contribuido a ello).

 

Eso sí, cabe destacar la deportividad y la caballerosidad mostrada ayer por aficionados ingleses y españoles y por los propios jugadores, entrenadores y directivos. Nadie se excedió ni en la celebración ni se volvieron locos por la derrota. Es más, chapeau por la deportividad del Liverpool que felicitó sobre el terreno a la plantilla madrileña y ésta, al contrario que el desfasado de Mourinho, no hizo gestos que pudieran molestar al exquisito y correcto aficionado red. Posiblemente, los ingleses también hubiesen sido justos finalistas, pero Benítez no tiró de cerrojazo como su colega interista, apostó por el fútbol bonito y eso, lamentablemente para los británicos, afortunadamente para los atléticos, nos benefició hasta extremos insospechados. Ahora sólo queda decir, aúpa Atleti y, al menos, que ganemos el 12 frente al Fulham y que una semana después, la fortuna sea la que dirima el choque entre rojiblancos e hispalenses.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris