Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Diciembre de 2010.

Estampa turística putrefacta

20101201010240-lago-plazadeespana.jpg

Tenerife vive del turismo. Nadie pone en tela de juicio que los euros que entran en esta bendita isla lo hacen, en su gran mayoría, por lo que dejan los visitantes durante su estancia. Sin embargo, la capital de la isla, Santa Cruz, se muestra como la verdadera cochambre en todos los sentidos. La puerta de entrada marítima supone una visión horrenda a todas luces para todos aquellos que llegan por primera vez por barco. Un puerto feo, mal construido, peor aprovechado y nada elegante para albergar a esos cruceros que llegan durante esta época de otoño-primavera. La ciudad, con un poco de suerte, a veces llega a vislumbrarse en esa maraña de contenedores que se han convertido las dársenas.

Pero con ser esto ya un dislate, más deprimente supone ver la estampa del lago de la plaza de España. Horroroso sería un calificativo amable. Una obra que ha costado millones de euros sirve, a día de hoy, para que los patinadores campen a sus anchas, los grafiteros emborronen la superficie, las paredes y los bancos, los indigentes dejen todo aquello como un estercolero. Y no, no me invento nada. Esa imagen la pudieron contemplar ayer a mediodía unos 20 turistas que salían del puerto en dirección a la calle Castillo. Una vergüenza que, a los hechos me remito, no parece importarle a nadie.

Y miren, qué quieren que les diga. A mí me preocupa que la puerta de entrada, el recibidor de la isla esté en ese estado tan lamentable. No podemos ser unos chapuceros de marca mayor, darle esa impresión a quienes nos visitan por unos días. Estamos desprestigiando nuestra propia credibilidad como destino turístico. Nada tengo en contra de los vagabundos, pero está claro que una persona con trapos viejos, sucios, rotos y encima miccionando frente a la cristalera de lo que se suponía que iba a ser una cafetería frente al lago no es la mejor presentación para que alguien decida repetir o recomendarle este sitio a sus familiares y amistades.

El problema es que la industria turística de Santa Cruz de Tenerife está moribunda, funciona a parches, es una especie de reinvención del monstruo de Frankestein. Se coloca un tornillo allá, una tuerca acá, un by pass en el otro lado y claro, el bicho camina, pero a su estilo, con zancadas irregulares, con ideas disparatadas en ocasiones como las de habilitar ahora una pista de hielo en el lago. Es decir, no hay dinero para, por ejemplo, iluminar las calles en navidades (al menos como en años anteriores), pero sí para mantener una infraestructura carísima que, de una u otra forma, no va a atraer a más turistas, precisamente. Nada que ver esto, por ejemplo, con la sensacional iniciativa de la noche en blanco del consistorio de La Laguna.

En fin, esto es el turismo de Santa Cruz, una especie de charca putrefacta como la del lago de la plaza de España, una idea millonaria que se descuida desde el primer día. Luego nos quejaremos de que la capital es un muerto para los visitantes. Claro, pero si es que nuestras autoridades y determinadas asociaciones se han empeñado en cargarse el invento y, por supuesto, a pesar del trabajo de Federación Canaria de Ocio, Fecao, nada se puede hacer ante el inmovilismo y chapucería que hay a su alrededor. Con la burocracia ha topado usted, Don Juan José Santana.

Este Atleti...

20101202155148-atleticomadridvsaris-salonika.jpg

Este Atleti…Esa fue la frase que nuevamente se pudo escuchar anoche en los aledaños del estadio Vicente Calderón y en muchas casas rojiblancas tras presenciar la derrota de los de Quique Sánchez Flores ante uno de los equipos más débiles del continente europeo. Los fantasmas, los viejos males que aquejaban a la entidad de la ribera del Manzanares, han vuelto a aparecer por los cuatro costados del terreno de juego para recordar a quienes pensaban que la entidad había dejado de ser la Pupas de turno que estaban muy equivocados. El Atlético, qué duda cabe, es así.

Desde luego, en tiempos del malogrado Jesús Gil, un batacazo como el del miércoles frente al Aris de Salónica hubiese supuesto una catarsis. El puesto del entrenador estaría en entredicho y el choque sabatino contra el Levante sería un ultimátum. Afortunadamente, las cosas han cambiado diametralmente, de lo cual también hay que alegrarse, aunque conviene no olvidar que el Atlético de Madrid es el actual campeón de la Europa League y ha sido prácticamente apeado de la competición por un equipo de medio pelo. Los milagros existen, pero no parece que el Rosenborg vaya, siquiera, a empatar en terreno griego, amén de que los rojiblancos han de ganar en Alemania al Bayer Leverkusen.

También es verdad que el Atlético de Madrid entra en la historia, aunque sea por un aspecto negativo, dado que nunca una formación helena había conseguido arañar un triunfo en terreno español. Incluso hasta un seguro en la meta como David De Gea estuvo anoche con más fallos de lo normal, quizá porque tampoco el conjunto había conseguido olvidarse del varapalo del pasado sábado ante el Español. Sea como fuere, el caso es que el club tiene que ir olvidándose de seguir sellando el pasaporte europeo por esta temporada, pero sí centrarse en lo que queda (que no es poco).

Ahora, qué duda cabe, la entidad del Manzanares tiene ante sí la ocasión de centrarse en la Liga, luchar como mínimo por esa tercera plaza en el campeonato y de intentar superar más rondas en la Copa del Rey. Cierto es que este año el camino no es de rosas y que, en caso de superar la eliminatoria contra los periquitos, en cuartos le esperaría el Real Madrid, al que se da por hecho que superará al Levante. La afición se merece seguir con la fiesta de mayo de 2010, aunque después de quince años de sequía ya nos dimos por satisfechos. Pero el ser humano es insaciable por naturaleza.

FIFA business y ZP

20101203100052-villar-zapatero.jpg

España no aprende. De nuevo, en apenas un año, revés de los buenos para los grandes vividores federativos que pensaron que iban a llevarse un pedazo de gloria y vieron como el máximo órgano de turno, en este caso la santa madre FIFA, concedía los mundiales de 2018 y 2022 a Rusia y a Qatar (en breve Catar, según las modificaciones de los negociantes de la RAE). Y no es que la candidatura hispano-portuguesa careciera de infraestructuras deportivas, alojativas y de medios de transporte. Nada de eso, pero precisamente esa es una de las grandes desventajas de tenerlo todo, que ya no hay posibilidad de que nadie se llene los bolsillos (lo digo así para que determinados burócratas entiendan y comprendan las decisiones de esos papas deportivos que conceden esas bulas).

Las ilusiones de España y Portugal no quedaron rotas cuando Blatter sacó los susodichos sobres donde salieron los nombres de los rusos y de los qataríes. El cáncamo se había cocinado mucho antes entre bastidores. Inglaterra, que podía haber sido una de las favoritas, se quedó eliminada por los incidentes acaecidos un día antes en un partido de copa entre el Birmingham y el Aston Villa, con bengalas e invasión de campo. Holanda y Bélgica, que recientemente había organizado una Eurocopa, no eran tampoco negocio para la FIFA y por razones más obvias la candidatura ibérica. Por tanto, quedaba lo que quedaba, lugares donde nunca se había organizado un Mundial y además, casualidades de la vida, enclaves donde los poderosos aprovechan los billetes de 500 euros para sonarse las narices.

Lo que no sé si también influyó en la decisión de los fifos fue la intervención deplorable de un Zapatero que, teniendo el país como lo tiene, garantizó que mañana mismo estamos preparados para albergar la gran cita. El problema real, sobre todo si seguía este inquilino para 2018, era si España estaría entonces en condiciones de acoger tan magno acontecimiento. Está claro que, al margen de las ineptitudes zapateriles, la FIFA ya lo tenía muy claro, pero vamos que el granito de arena de ZP siempre se deja notar en estos ambientes.

De todas formas, tal y como estamos, económicamente hablando, un Mundial o unas Olimpiadas no nos interesan. Todo supone un gasto elevadísimo del cual no siempre una nación consigue resarcirse o si no que se lo digan a los griegos con los Juegos de 2004, donde con contabilidades más trucadas que la baraja de Juan Tamariz se logró la organización de un evento que a día de hoy aún están pagando con creces los helenos.

Otra cosa es que el cabreo de los Villar y compañía venga por lo que muchos ya sospechamos, pero eso es harina de otro costal y el presidente del ‘fúrbol’ español ya debería saber cómo funcionan la diplomacia deportiva y si no, por ejemplo, que le eche la culpa a ZP. Significativo fue, una vez más, que Estados Unidos apoyase a cualquier otra candidatura que ni fuese la de España.

Un caos aéreo que enterrará a ZP

20101204082145-caos.jpg

El fin de Zapatero. El desastre, el caos, el descontrol, el disparate o cualquier otro calificativo que ustedes quieran darle es lo que venimos sufriendo los españoles desde la media tarde del viernes 3 de diciembre, en el inicio del puente más largo del año, con la paralización total de todos los aeródromos. Este Gobierno zapateril decidió echarle un pulso a los controladores pero, como más de un experto ha comentado, sin tener las cartas ganadoras en su mano. ¿Firmas un decreto para tocarnos aún más las condiciones salariales? Perfecto, estás en tu derecho, pero también nosotros nos ponemos de baja colectiva, y sin excepción, en toda España. Resultado, el que todos ustedes están presenciando a través de las pantallas y de los boletines radiofónicos, así como la prensa digital.

España está ofreciendo una imagen de pandereta, de chichinabo, somos ahora mismo el hazmerreír de todo el planeta. Nadie en su sano juicio se mete de esta manera tan chulesca con un colectivo que, lamentablemente, es igual o más prepotente que Zapatero. Porque, a diferencia del presidente, los encargados del control aéreo no son nada descerebrados, en todo caso unos egoístas de tomo y lomo, pero da envidia sana su unidad frente a las bravatas de un Gobierno que ha decidido disparar contra todo lo que se mueva.

Posiblemente, estamos ante un colectivo que sabe negociar perfectamente sus condiciones y, siendo éstas en ocasiones más que abusivas, no se puede negar que los Ejecutivos de turno han ido dando carta de naturaleza a sus reivindicaciones. El actual inquilino de la Moncloa ha querido ir de justiciero del antifaz y lo único que ha provocado es reventarle (por decirlo finamente) las vacaciones a cientos de miles de españoles de forma directa, más otro tanto que aún no se puede evaluar, que son hoteleros, transportistas, etcétera, que dejarán de ingresar un pico cuantioso.

Lo que es patético que a las 7.15 de la mañana del sábado en las Islas, cuando apenas habrá podido salir alguna aeronave de los aeropuertos de esta comunidad, el presidente del Gobierno de España aún no haya dado la jeta. No sé si tenía claro lo que iba a pasar este fin de semana y por ello renunció a asistir a la Cumbre Iberoamericana en Mar de Plata o es que temía que este caos se generase en su ausencia y que el propio Rubalcaba, su número uno para todo, tomase la determinación de que ZP no volviese a entrar en España y que de hacerlo fuese conducido directamente a una institución mental para que le quitasen la manía improvisatoria (palabro que no creo que exista), que es la que ha llevado a la ruina a este país.

La papanatas carrillense

20101205174017-pilar-fernandez.jpg

Génova 13, es decir la cúpula del Partido Popular, debería no sólo de sancionar disciplinariamente, sino echar de la formación a la portavoz que tienen en el Ayuntamiento de Gijón, a doña Pilar Fernández Pardo (y a todos sus concejales), por apoyar la moción en la que se considera a Santiago Carrillo, el asesino convicto de Paracuellos, hijo predilecto de la ciudad asturiana. No este enclave podía llegar a menos ni el comunista de las manos ensangrentadas a más, pero lo que menos podíamos esperar los demócratas convencidos es que los populares secundasen esta medida. Demencial y espero que el sosainas de Mariano Rajoy dé un sonoro puñetazo sobre la mesa. Esto, bajo ningún concepto, se puede tolerar.

Carrillo es el criminal con más fortuna del planeta. A pesar de los crímenes reconocidos, el matarife paracuellense goza de un estatus privilegiado. La progresía de este país, políticos y artistas de medio pelo y subvención completa, le ha dado mil y un homenajes, se han retirado estatuas ecuestres de Franco para que este comunista se corriese de gusto, le han otorgado reconocimientos Honoris Causa, le permiten que se cisque una y otra vez en la mitad democrática de España sin que nadie le llame al orden y encima va la tonta del haba del PP gijonés y apoya que le den el título de hijo predilecto. Es para miccionar y, ya saben, no echar gota.

Uno pensaba que la tontería de pastelear con gente chunga y nada recomendable se limitaba a Fraga y sus devaneos con los Castro de toda la vida. Las relaciones entre la dictadura habanera y el canciller gallego tampoco eran nada recomendables. Cierto es que casi se circunscribían a modo de anécdota porque que el dirigente histórico de la derecha española está más para allá que para acá, pero desde luego no era una imagen nada edificante. Ahora, en cambio, que una persona de la vitalidad de la señora Fernández se preste a un juego como el de dar carta de naturaleza a ese nombramiento al asesino de Carrillo (a cambio de concederle a Rodrigo Rato el título de hijo adoptivo) es, cuando menos, para hacérselo mirar en profundidad.

De siempre, tanto el malogrado Antonio Herrero, como Federico Jiménez Losantos, han mantenido una teoría que es perfectamente válida, la del maricomplejines. La derecha, al menos la que representa el Partido Popular, no logra quitarse de encima ciertos complejos, ciertas trabas mentales y ya es hora de que los conservadores se pongan a la altura de sus compañeros europeos. No es de recibo que se mantengan estas actitudes tan serviles. Queda muy bien como cuento almibarado y bíblico lo de poner la otra mejilla, pero es que el PP tendría que tener una fábrica ilimitada de esa área anatómica porque, desde luego, es que se la parten continuamente. A veces, incluso, ellos mismos se flagelan sin necesidad de ataques externos. Desde luego, que en Gijón vaya pensando el PP en seguir cuatro años más haciendo oposición.

Zarrías y Rubalcaba, los 'Zetapetados'

20101206143033-gasparzarrias.jpg

Imagínense por un momento que ustedes son cualquiera de los integrantes del Consejo de Ministros y están reunidos de urgencia el viernes en la noche o el sábado en la mañana para tratar el tema de los controladores. Cuando se encuentran en el fragor de la discusión entra por la puerta el mentalista Anthony Blake y en un abrir y cerrar de ojos encuentran la solución. ¿Y cuál? Dirán ustedes. Fácil, que la culpa de todo la tiene el contubernio judeo-masónico del PP que sabía lo que iba a pasar y por eso Rajoy se fue a Lanzarote a tumbarse en la hamaca para disfrutar del desaguisado.

De hecho, hay datos fidedignos que así lo acreditan. El nivel de zumbamiento con el que salieron respectivamente los señores Rubalcaba y Gaspar Zarrías en sus ruedas de prensa sólo es equiparable a que alguien, una especie de parapsicólogo les hiciese una sorbida de seso tan brutal que, por supuesto, tuvieron que comparecer ante la opinión pública en un estado de shock profundo, pero dejando claro que toda la responsabilidad era de un PP que tenía datos de primera mano.

Aparte, la persona que estuvo dentro de ese Consejo de Ministros y ejecutó la terapia también logró otro efecto contundente, el de la amnesia. Este Gobierno pareció olvidar por arte de birlibirloque que hace apenas unos meses la capital de España, Madrid, vivió unas jornadas surrealistas con la brutal huelga del Metro. Por aquel entonces salía la ViceVogue para echar balones fuera y decir que la crisis la tenía que solucionar Esperanza Aguirre y, por supuesto, riéndose a mandíbula batiente el ministro del Conceto, digo de Fomento, Pepiño Blanco.

Y es que el doble rasero del PSOE no precisa de mentalistas (ni creo que haya habido ninguno en el Consejo de Ministros extraordinario). Los socialistas lo llevan perfectamente implantado en su genoma. Para Zapatero era más divertido estar en la oposición porque podía tirarse a la calle detrás de la pancarta o promover algaradas propagandísticas como las del 13 de marzo de 2004, fechas en las que aún no nos habíamos recuperado del mayor atentado terrorista y el gran conspirador del Estado, Alfredo Pérez Rubalcaba, el hoy ministro del Interior (la zorra cuidando del gallinero), dedicándose al envío masivo de mensajes y hablando de que nos merecíamos un gobierno que no dijera mentiras. Es verdad, el Ejecutivo de ZP no dice mentiras, se las inventa directamente y en cantidades industriales.

Esperemos que este episodio de los controladores le pase factura definitivamente a un Ejecutivo inepto, inútil, improvisador, mentiroso y que no respeta los derechos sociales más elementales. Y fíjense que estoy casi convencido de que a los jetaduras de los controladores tampoco les va a pasar nada a pesar de haber puesto España patas arriba con la anuencia de un Gobierno que tuvo la ‘habilidad’ de recortarles derechos salariales en el inicio del puente. ZP ya ha demostrado que tiene una capacidad para arrugarse digna del mejor acordeón (y encima siempre dando la nota).

Cabezonada blanquiazul

20101207111949-astiazaran-lfp.jpg

La cabezonada o cabezonería del CD Tenerife le ha llevado ahora (cuando se están escribiendo estas líneas) a la situación de tener que llegar a un acuerdo imposible con el Granada para la disputa del partido aplazado por la deserción masiva de los controladores aéreos. Cierto es, según cuenta el jefe de Deportes de Cope Tenerife, Guillermo García, que el vuelo que debía haber trasladado a los andaluces hasta la isla llegó con un ligero retraso, pero con tiempo más que de sobra para que el rival descansara y jugar sin problemas a las cinco del domingo. Pero claro, tal y como estaba el panorama (y que el Granada no podía meterse en una patera), lo lógico era su suspensión para esa fecha.

Lo que ya no se entiende, en cambio, es que desde el Callejón del Combate se negasen en redondo a que el encuentro se disputase el día 6 o el 8, ambos festivos. Posiblemente, estábamos ante las dos mejores fechas para no alterar en demasía los planes de unos y de otros. Ahora, en cambio, los granadinos no quieren jugar en determinado miércoles de enero para no tener que afrontar tres salidas consecutivas y a los blanquiazules les viene mal la fecha del 5 de enero, por mor del acto de la llegada de Sus Majestades los Reyes Magos de Oriente al Heliodoro y porque dos miércoles después se estaría hablando de la cita previa ante la UD Las Palmas, el gran clásico.

Es evidente que, de no haber entendimiento entre las partes, serán los entes pertinentes los que tomen la decisión final, pero en ningún aficionado blanquiazul con dos dedos de frente cabe en su cerebro que el Tenerife haya dejado escapar una oportunidad como dos festivos seguidos para haber celebrado el choque ante los granadinos y, de paso, haber podido llegar al fin de semana próximo con la nada desdeñable perspectiva de estar fuera de los puestos de descenso.

Aquí, desde luego, han fallado demasiadas cosas. Es verdad que el sábado, al menos hasta el mediodía, la probabilidad de que partiera un avión en España era tan reducida como encontrar a Bin Laden haciendo macramé, pero no menos cierto es que el conflicto se fue medio solventando y no hubiese estado de más una intentona por parte del rival del CD Tenerife de poder tomar el vuelo que ya tenían reservado a la isla. Evidentemente, al final entre la Liga de Fútbol Profesional y la Real Federación Española se encargaron de formar el taco y dejarlo todo patas arriba.

Eso sí, resulta cuando menos curioso que en un deporte tan profesionalizado, al menos en las dos primeras divisiones, no haya activado un protocolo para solventar sobre la marcha situaciones de este calado. Y es que no sólo hay que fijarse en lo que respecta a los equipos, sino también a unos aficionados a los que se les ha faltado el respeto, primero desde los organismos deportivos y luego, por una cabezonada de Concepción, desde la propia entidad blanquiazul.

SCE: Sexo como empleo

20101208143357-regala-sexo-oral-2.jpg

¿Quieren unas dotes de surrealismo mágico o sexual? Uno las ha encontrado leyendo a los compañeros de El Digital de Canarias, el rotativo on line de Félix Rojas, con la noticia de una mujer que rechazó la asistencia a un curso del Servicio Canario de Empleo porque, entre sus labores, amén de los niños, hacer determinadas domésticas, etcétera, tenía que, pásmense ustedes, hacerle el sexo oral a su esposo. Sí, puede parecer broma, pero nada de eso. Sólo le faltó a los entrevistadores del SCE que entendieron sus motivos decirle a la susodicha que “con tu pan te lo comas (o te la comas)”.

Las excusas que suelen proporcionarse por parte de personas desempleadas para evitar la realización de algunos cursos de formación suelen ser ilimitadas, pero siempre dentro de unos parámetros que entran en los márgenes de la normalidad. Desde los que no tienen con quién dejar a los chiquillos, al que tiene un familiar al borde de la tumba, el que precisamente ese día tiene un examen o el recurrente gripazo. Todos son motivos que, de mejor o peor manera, cuelan ante una administración que no está para ulteriores comprobaciones. A no ser que cobres, claro. Entonces, con percepción de por medio, el sentido arácnido de los responsables de Empleo suele activarse automáticamente.

Pero volviendo al caso de esta señora, me sorprende la tranquilidad con la que se dirigió a sus interlocutores. Desde luego, es para nota o para premio porque entre las miles de excusas que a mí se me ocurrirían para escaquearme de un curso aburrido, no estaría precisamente el que le tuviera que hacer el sexo oral a mi pareja. Vamos, no entiendo mucho de horarios y de cuándo el asunto se pone más o menos interesante, aunque algunos sexólogos dicen que por la mañana la cosa, después del relajo nocturno, está en posición de firmes y a punto de caramelo, pero el caso es que hay que echarle mucho valor o no tener un gramo de vergüenza social o de pudor para poner como pretexto que lo primero es lo primero y que antes que nada al marido le tiene que pasar el plumero.

De todas maneras, poniéndole un carácter serio al hecho, es verdad que no es de recibo que ese motivo, por muy sorprendente e hilarante que sea, suponga una exención a la obligación que tiene una persona con su progreso laboral. Quizá, qué quieren que les diga, habría que ver si estamos ante un caso de malos tratos porque, realmente, no se me pasa por la cabeza que alguien responda así a la hora de rechazar un curso formativo. A no ser que esta persona sea una verdadera desvergonzada y encima consiga que los del SCE también se chupen otra cosa…el dedo.

Curiosa detención

20101209213135-marta-dominguez2-644x362.jpg

Voy a ser irreverente. Bueno, la verdad es que casi siempre lo he sido en mis artículos y a estas alturas no parece que nadie sea capaz de cambiarme. ¿No les parece a ustedes, cuando menos, curiosa la operación Galgo en la que han sido detenidas varias personas vinculadas al mundo del deporte, entre ellas la campeona del Mundo de los 3.000 metros obstáculos, Marta Domínguez? Justo en medio de la intervención parlamentaria de Zapatero en el Congreso a cuenta del caos aéreo y cuando se exime a Otegi de un delito de exaltación del terrorismo, llega la Guardia Civil y empieza a practicar detenciones a troche y moche, una vez más, además, dejando por los suelos el principio de presunción de inocencia?

Por supuesto, siempre estaré a favor del juego limpio y de que nadie haga trampas en el deporte (como tampoco me gusta que nadie las haga en el resto de ámbitos). Dicen que a la atleta palentina se la detiene no por haber consumido sustancias que le hubiesen mejorado el rendimiento, sino que se dedicaba a suministrar ese doping a otros atletas. No lo sé, lo desconozco y es menester que la Justicia actué implacablemente contra esta deportista o contra cualquiera que haya traspasado los límites de la legalidad.

Sin embargo, me gusta ir más allá de las cosas y creo que hay un trasfondo en toda esta historia. Desprende un olor peor que el del túmulo más putrefacto. No entiendo que se haga toda una parafernalia para determinados colectivos y, en cambio, haya tanto silencio mediático con la detención de los terroristas o de aquellos menores que han causado la muerte de una joven cuyo cuerpo, dicho sea de paso, no ha sido hallado aún después de casi dos años. De vergüenza.

En el caso de la atleta palentina concurren dos hechos ineludibles. El primero, que es una más que afamada atleta, y el segundo, casi más importante de cara al aspecto mediático, que ha ejercido funciones de concejal en el PP de Palencia. Ya saldrá la progresía a vincular un aspecto con el otro, como siempre, insisto, saltándose el principio de presunción de inocencia.

Y es que ya está muy visto el Gobierno de ZP y sus tentáculos de la seguridad policial. En cuanto hay algún follón que perjudica en demasía a los intereses del PSOE, rápidamente se aceleran determinadas operaciones. Es mucha la coincidencia que la intervención de Zapatero en el Congreso de los Diputados y la liberación de Otegi queden en un segundo plano con estas detenciones deportivas. Independientemente de que puedan tener su motivación, cuando menos sorprende que alguien se haya sacado este conejo de la chistera.

Lo que me sale de los...pajines

20101210094904-leyre-pajin.jpg

¿Alguien sabe si Leire Pajín ha dimitido ya? ¿Cómo? ¡Ah, qué aún no se ha largado del Ministerio de la Igualdad Sanitaria o de la Sanidad Igualitaria! Claro, por supuesto, no habrá quien la eche de ahí. Es como una especie del barco de Chanquete, que no la moverán de ahí ni con agua hirviendo. Sí, ya se que parece que la reflexión o la argumentación empleada en este inicio de artículo se asemeja más a un diálogo de la Rue del Percebe 13, pero es que la señora aún ministra es igual de surrealista que los personajes del tebeo. Lo malo es que encima la susodicha no provoca excesivas risas porque, si en realidad tenemos en cuenta la función que desempeña, mejor sería que estuviese en un circo para decir en un lugar adecuado todas las paridas que se le pasan por su neurona planetaria.

La señora Pajín, amén de todos los descacharrantes disparates que ha podido verter por su boca, llegó a la cima del despropósito cuando el pasado miércoles aseguró a voz en cuello que ella nombraba a tal o cual directora o asesora de lo que fuese a quien ella “le salía de los cojones”. Una respuesta contundente y, por supuesto, igualitaria. ¿Por qué las féminas no van a tener los mismos atributos que el caballo del Espartero, digo yo? La Pajín, los tiene bien puestos y sólo le faltó una actitud de más machito (o machita) para ponerlos encima de la mesa, pero al natural, sin colorantes ni conservantes.

Desde luego, la salida de tono de la señora ministra da pie a que, por ejemplo, si usted va a un hospital y, por ejemplo, dice que tiene un problema en el riñón, pero le acaban operando del esófago, no se le ocurra replicar al profesional sanitario porque, en coherencia con Pajín, le puede espetar un contundente. “Yo le opero de lo que me sale de los cojones”. Y no, no le valdría poner una reclamación porque ahora la respuesta “lo que me sale de los cojones” va a ser incluida en un Real Decreto Ley y, aparte, ya se ha hablado con Luis María Ansón y Juan Luis Cebrián para ser introducida en la nueva edición del diccionario de la RAE.

Eso sí, hay que seguir haciendo una graduación del tamaño de los cojones y, evidentemente, nadie los puede tener más grandes que los de la Pajín. Si los controladores, pongamos por caso, muestran que sus atributos son más grandes, enseguida, por el artículo 116 de la Constitución Española, se los cortan de raíz, se los cercenan hasta que queden microscópico. ¿Qué es eso de competir con la responsable de la Sanidad Igualitaria (igual de mal para todos, claro) en el tamaño de las criadillas? Pues eso, no me replique usted porque yo escribo lo que me sale de los pajines, mire usted.

Bocazas Sostres

20101210174447-sostres.jpg

Lo siento. Tengo que reconocer mi más supina ignorancia, pero es que hasta la fecha desconocía la existencia de un tal Salvador Sostres, una suerte de tertuliano-opinador que ha tomado la deriva de crear polémica allá adonde va. Si en TeleMadrid se atrevió a verter una opinión sobre el olor de las vaginas, ahora ha sido en VeoJota televisión donde se las ha tenido tiesas con el resto de contertulios a cuenta de su opinión sobre la huelga de los controladores. Para este controvertido personaje, la culpa es de los ciudadanos, que sólo están pensando en el puente y no quieren trabajar. Un portento este caballero. Viene siendo un símil del ya ‘embaulizado’ Padre Apeles, pero en el sector de los tertulianos friquis.

Desde luego, si algo caracteriza al señor Sostres es su innata capacidad para cargarse cualquier atisbo de diplomacia. Le importa un pimiento que cientos de miles de ciudadanos se hayan quedado al albur de unos controladores insolidarios y que actuaron salvajemente, aunque con la pasividad de un Gobierno que ya sabía desde día y medio antes que se estaba cociendo algo en las torres de control…y no era precisamente el caldo de la abuela, sino una huelga encubierta por la chulería de un ministro de Fomento que también se merece el premio al don de la oportunidad. Sin embargo, insisto, a este opinador le pareció que la culpa de todo la tuvieron esos españoles que quisieron disfrutar del puente. Sólo le faltó espetar ese clásico del ¡qué se jodan!

Ahora bien, no sé cuánto tiempo puede durar el fenómeno Sostres, pero como siga en esta línea va a terminarse antes que un saco de caramelos a la puerta de un colegio, pero no porque aburra o al final sea tan previsible, sino porque va a conseguir que alguien igual o más descerebrado que él le espere a las puertas del estudio de televisión para ‘agradecerle’ gentilmente sus palabras. En román paladino, este señor llamó vagos percherones a los ciudadanos que quisieron disfrutar de unos días de asueto. Nadie nos regala las vacaciones, al menos a los que vivimos de una nómina. Tenemos que ahorrar como hormiguitas y no es tolerable que entre el salvajismo de unos y la torpeza de otros acabemos fastidiándonos en un aeropuerto.

Por supuesto, todo hay que decirlo, yo tuve la suerte de trabajar esos días, además me dedico a lo que más me gusta, el periodismo, y puedo asegurar que me lo pasé como siempre, bomba, pero no pude por menos acordarme de esas familias que, después de muchos sacrificios económicos vieron como una casta de privilegiados les echaba por tierra (nunca mejor dicho) el sueño de un largo puente de diciembre. Y encima, de postre, viene este personaje creado de la nada a echar sal en la herida de unos viajeros que aún claman al cielo (muy apropiado al caso) por la estafa moral a la que se han visto sometidos, amén de la económica, ya que parte de ese dinero no lo recuperarán o lo tendrán que pelear hasta la extenuación.

CC 2011: Agua

20101212020101-paulino-aguas.jpg

¿De qué nos sirve que el Congreso de los Diputados haya dado vía libre a lo de las aguas canarias? ¿Se crea más empleo? ¿Mejorará la educación de las Islas, más inclinada y a punto de derrumbarse, como la torre que da nombre al informe PISA? ¿Quizá dará para construir hospitales en el mar y, de paso, acabar con las listas de espera en nuestra denostada sanidad autonómica? ¿Haremos la República Marítima Canaria Independiente, bajo la égida, of course, de Don Pepito Lomo de Ternera, alias Don José Rodríguez Ramírez?

Estoy convencido de que si hoy bajamos a cualquier calle del Archipiélago y le preguntamos a los ciudadanos, a cualquiera de ellos, lo que les parece esta medida, si va a reportar o no algo al beneficio de las Islas, estoy convencido de que obtendríamos un aplastante NO, muy por encima del 90%. ¿A cuento de qué viene cambiar esa denominación jurídica, si es que se puede, claro, de aguas internacionales por aguas canarias? A mí me hace mucha gracia cuando sale la plana mayor de Coalición Canaria a defender la teoría de que ya somos la cuarta autonomía en extensión. Y dos piedra u otra de gambas, les faltó decir a los susodichos.

Cualquier persona que reside en estas maravillosas Islas sólo quiere mejorar su calidad de vida, llegar a fin de mes, tener un empleo digno, disfrutar de una educación que raye en la excelencia o una sanidad que no sea tercermundista. Porque, por ejemplo, a lo mal que va nuestra enseñanza, mejor no mirar a lo que sucede en el ámbito sanitario. Tenerife lleva más de una década para contar con dos centros de referencia en el norte y en el sur. Han cambiado en tantas ocasiones la funcionalidad de estas infraestructuras sanitarias que les habría dado tiempo a hacer una sucursal del Monte Sinaí, uno de los hospitales de referencia de Nueva York.

Posiblemente, todo este ruido mediático que están haciendo los diputados y todos los prohombres de Coalición Canaria en torno a las aguas sea, precisamente, para ahogar sus penas dentro de unos meses, cuando las urnas les den cumplida respuesta a una inacción y, lo que es peor, a una contradicción continua y manifiesta, actuado cual niña del exorcista. Reto a cualquier dirigente nacionalista a que me explique cara a cara, con pelos y señales, qué ganamos con esa denominación. Lo emplazo a un café y hasta soy capaz de abonarlo yo si realmente me convence con argumentos. Lo dudo, pero si alguien quiere asumir el reto, ya saben donde localizarme.

El vodevil de Miralles

20101213095438-elmundotv.jpg

Los divismos en el periodismo son ineludibles. Conozco a muchas personas, profesionales con una más que acreditada trayectoria, auténticos todoterrenos de la información, que jamás sacarán los pies del tiesto porque entienden que lo importante es la noticia y no el informador. Sin embargo, siempre existen verdadero desertores del arado, gente con unas ínfulas que no hay forma de rebajar y encima, a las primeras de cambio, se permiten el lujo de meterte una querella o una demanda por revelar, ésta es buena, la verdad. Y esto es lo que ha sucedido con el ínclito Melchor Miralles, al que despidieron de Veo7 (o VeoJota) con una cuantiosa indemnización, pero se siente molesto porque un medio, Periodista Digital, ha hecho público un dato que para nada interfiere en el honor personal de este caballero.

Lo patético de todo este asunto es que al final rascas un poco y sale a la superficie el carácter reivindicador y pedigüeño del tal Miralles, un señor que las últimas semanas antes de dejar su mullido sillón como director general de la cadena de PedroJota se dedicó al sano arte de estar ‘twiteando’ su situación laboral, que no sabía a qué se iba a dedicar en el futuro, pero a sabiendas de que se iba a llevar una morterada por sus años de servicio a El Mundo y empresas asociadas.

Y claro, como el millón largo de euros que se ha embolsado en concepto de indemnización debía parecerle escaso, ahora se descuelga con una demanda en la que reclama a Periodista Digital 50.000 euros en concepto de daños morales. Pero, ¿se puede tener más cara y además tan dura? Evidentemente, lo que busca el señor Miralles es una popularidad que ya hace unos meses perdió y que quiere recuperar a base de una estrategia demasiado manida, la de personarse en los juzgados.

Por supuesto, cuando hay asuntos que llegan a las instancias judiciales no se puede aseverar con rotundidad que algo se tiene o no ganado de antemano. Ahí, lamentablemente, nos damos de bruces con magistrados que ante un mismo asunto pueden dictaminar de manera muy dispar y, por ejemplo, en el affaire que tenemos con el constructor-panadero, el socio de PedroJota en Canarias, ha habido juicios donde salió airoso el moroso en primera instancia, aunque luego le han ido trincando en los posteriores recursos. En el caso concreto de Miralles, todo apunta a una clara derrota judicial, aunque con el exacerbado protagonismo del personaje en cuestión, mucho me temo que el proceso de puede prolongar en el tiempo. Y es que este señor está muy aburrido y, desgraciadamente, en vez de aprovechar el dinero en otros fines, parece que quiere invertir en mejorar los números económicos de la Justicia.

Inmundicia socialista en Maracena

20101214104918-maracena.gif

Si la inmundicia moral tuviera nombre, se llamaría Antonio García Leiva, concejal socialista de Hacienda del Ayuntamiento granadino de Maracena. Este personaje, anónimo y nefasto, no ha tenido mejor ocurrencia que relacionar el puesto de asesor de Juan José Cortés en el Partido Popular con el trágico asesinato de su pequeña Mari Luz. Lo peor de todo no es que haya sido fruto de un comentario insensato en la red social de Facebook, sino que en la propia web del PSOE local, http://psoemaracena.com/?p=125,  hay un largo comentario donde se puede inferir la zafiedad y la bazofia mental de este político socialista de tres al cuarto.

El texto redactado por el desneuronado Leiva (o Leyva) es bastante largo, demasiado incluso para las nulas capacidades que se le suponen a un personaje tan detestable, pero aquí les dejo tres párrafos que demuestran la cochambre mental de un personaje al que le deberían de haber dado la patada del partido hace tiempo, pero claro hablamos del PSOE, una formación que no se distingue, precisamente, por depurar responsabilidades, pero sí exigirle democracia a los demás.

“¿En qué momento dejamos de escandalizarnos por la detestable, ruin, mezquina y miserable utilización del dolor como gancho electoral? ¿Cuándo nos pareció lo más natural que un partido político considere “un fichaje” a una persona que ha sufrido una tragedia? (en referencia a Juan José Cortés) ¿Cómo es posible que hayamos aceptado que pasear la desgracia de un hombre, una familia, por doquier, para aumentar el “prestigio” de unos dirigentes es algo legítimo?”

“El PP ha marcado nuevas cotas en la indignidad política y amoralidad, y todo parece… normal. No opino de los sentimientos personales, ni de lo que pasa por la mente de una persona que ha sufrido esa tragedia. Tampoco opinaré sobre la palabra “presuntamente” que aparece en la noticia, porque no tengo ni idea si esa palabra es obligada hasta terminar el juicio o si es una estúpida (o interesada) errata. Fue asesinada, y punto”.

“El intento del PP de rodearse de gente de “prestigio intocable” para evitar cualquier crítica (quién va a criticar a una persona que ha sufrido tanto, piensan frotándose las manos) ha llegado a un punto kafkiano. Cualquiera que se atreva a poner en cuestión la opinión de este hombre será tachado de “inhumano, detestable, sinvergüenza” y otros epítetos menos agradables. Y es que existe un trasfondo en esta “estrategia” del PP, algo viscoso, pútrido y dulzón al mismo tiempo, que me da verdaderas arcadas, y que siento la necesidad de comunicar más allá de mis propios sentimientos la sensación de desesperanza que me produce todo esto”.

Evidentemente, no seré yo quien le diga a Juan José Cortés lo que debe hacer con este personaje llamado Antonio García Leiva, socialista de los de carné en la boca. Supongo que ya estará el asunto en manos de la Justicia, aunque parece que también en Andalucía los jueces funcionan con pilas Supersol (o Hiperdino) par tramitar ciertos asuntos y con megaalcalinas Duracell para defender los intereses de los señoritos socialistas. Dicho de otra manera, no puede entenderse que a estas alturas no se haya decretado la retirada del comentario en cuestión o el bloqueo de la propia web del PSOE en Maracena.

Villancico blanquiazul (En la bajadita te espero)

20101215102328-villancico.jpg

El derbi está llegando
y aún estamos en descenso,
los jugadores perdiendo,
y presidente pasando.

Pero mira como pierden
los torpes blanquiazules,
pero mira como pierden
por llegar a mayo descendidos.
Pierden y pierden y vuelven a perder,
los torpes blanquiazules
por bajar a Segunda B.

Concepción se está preparando
entre jornada y jornada,
ya tiene la Visa oro,
para cargarse a Mandía.

Pero mira como pierden
los torpes blanquiazules,
pero mira como pierden
por llegar a mayo descendidos.
Pierden y pierden y vuelven a perder,
los torpes blanquiazules
por bajar a Segunda B.

Armas va caminando
por entre aquellas aceras,
Bermúdez mira en sus ojos,
el caché de su jefe de prensa.

Pero mira como pierden
los torpes blanquiazules,
pero mira como pierden
por llegar a mayo descendidos.
Pierden y pierden y vuelven a perder,
los torpes blanquiazules
por bajar a Segunda B.

La mujer del César..

20101216105333-rosell.jpg

¿Qué está sucediendo en el mundo de la judicatura? Bien, de acuerdo, son casos excepcionales, no es, afortunadamente, la norma general, pero estamos hablando de situaciones surrealistas kafkianas y ante las que se debe dar no sólo una explicación en toda regla, sino también depurar las responsabilidades pertinentes. Lo que no es de recibo es que un magistrado trate de saltarse la propia Ley que él debe administrar con criterio. Cree conocerse los atajos para evadir culpabilidades, pero por suerte el sistema acaba poniendo a cada quien en su lugar, alguno, incluso, con posibilidades más que reales de tener que dejar de ejercer su carrera como juez.

Aún recuerdo, por ejemplo, como la señora del juez Bermúdez (el del 11-M), doña Elisa Beni, lanzó a la calle un libro sobre su esposo y donde se contaban verdaderos secretos que, visto lo visto, ojalá hubiesen sido solamente de alcoba. Pero no, en su obra, donde luego tuvo que rectificar varios pasajes porque eran producto de la sentencia que debía dictaminar su cónyuge, había información que se entendía de alto secreto, que podía afectar claramente a las decisiones judiciales, amén de las investigaciones que siguen realizándose para esclarecer la verdad del mayor y más sangriento atentado que ha sufrido España en toda su historia.

Este ejemplo, a menor escala, lo tenemos en las Islas, aunque con los roles cambiado. En este caso hablamos de una jueza y de un periodista. Este último, Carlos Sosa, director del Canarias Ahora, interpone una denuncia contra el líder del PP, José Manuel Soria, a cuenta de supuestos choriceos y trato de favor en el llamado caso salmón. Todo, qué duda cabe, de acuerdo al sistema de garantías que tenemos todos los ciudadanos españoles de recurrir a la Justicia ante situaciones que consideramos agravantes y que cercenan nuestros derechos como ciudadanos. El problema es que su pareja, en este caso la señora jueza María Victoria Rosell, accede a redactar la querella o, en el mejor de los casos, a prestarle a su santo el portátil para que se ponga manos a la obra.

Y es que aquí está el quid de la cuestión. Asegura la magistrada Rosell que ella nada ha tenido que ver con esta historia, que le han mangoneado en su disco duro y que alguien puso allí ese archivo. Sosa, por su parte, habla de que esa denuncia es, qué curioso, una similar a la que presentó un grupo de ecologistas (o de ecolojetas) exactamente por la misma razón, por el caso salmón que, dicho sea de paso, se quedó en nada…a excepción de que los demandantes tuvieron que pagar las costas del juicio. La pregunta que yo me hago y que, a buen seguro, se hacen cientos de miles de ciudadanos de estas benditas Islas, ¿qué hacía un archivo de esa trascendencia en el ordenador de la magistrada? ¿Creen de verdad que alguien se lo coló cuando ya había sido un caso desestimado en el Tribunal Superior de Justicia de Canarias?

Sinceramente, son demasiadas casualidades como para creer a pies juntillas a Sosa y a Rosell. Demasiados nervios en el periodista cuando tiene que tildar en su blog de mentiroso y de indeseable a quien hasta hace pocas semanas era el vicepresidente de los canarios. Cuando a uno le asiste la razón y el derecho, créanme, no precisa recurrir a una batería de insultos e improperios varios. Simplemente, acude a las instancias pertinentes y espera tranquilamente la acción de la Justicia.

Y en cuanto a la jueza, bien está que reclame el amparo por los insultos y vejaciones del editor independentista, don José Rodríguez Ramírez (el de los apellidos guanches), pero cuando hay un caso tan grave como el de la aparición de una demanda en su ordenador, lo menos que se puede esperar es que también permita que la investigación siga su curso, ¿o tal vez teme acabar como el juez Garzón y que el juzgador sea al final quien ocupe el banquillo de los acusados? Hay que aplicarse esa máxima de que la mujer del César no sólo debe ser honrada, sino parecerlo.

El caso Falcón: Parole, parole

20101217003748-sergiofalcon.jpg

Noticias frescas. El País, y su altavoz en las Islas, Canarias Ahora, se hace eco de un hecho que sucedió hace ya casi dos años y medio que tuvo como protagonista a Sergio Falcón, al que acusaron juntos a unos familiares de intentar extorsionar a otros parientes. ¿Y por qué esta riqueza tipográfica? Muy sencillo, porque el señor Falcón es el presidente de las Nuevas Generaciones en Canarias o, dicho de otra manera, el líder de los jóvenes del PP. Lo cierto es que toda la noticia se basa en las acusaciones de la Fiscalía, pero para nada se dice que ha habido intento alguno de contactar con el acusado para que diese su versión.

Miren, tengo por norma respetar siempre el principio de presunción de inocencia y cualquier acusado tiene todo el derecho del mundo a una defensa en condiciones. Evidentemente, para el digital de Carlos Sosa, que curiosamente dejó el enlace de la noticia en mi muro de Facebook, lo importante del hecho es que la Fiscalía esté pidiendo dos años de talego para Sergio Falcón (e imagino que también la devolución de las perras). Para la pareja de la magistrada Rosell, esto sería como un ‘caso salmón’, interpone la denuncia y luego machaco día sí y día también con la noticia de que a Soria se le puede caer el pelo, que el fiscal pide equis millones…y así hasta que el juez te desmonta el chiringuito porque, o bien pierdes la vista oral o bien te desestiman la causa en el Tribunal Superior de Justicia.

Tampoco tengo el gusto de conocer en toda su dimensión a José Manuel Soria o a la organización del Partido Popular, pero estoy convencido de que jamás nadie hubiese votado por este caballero, Sergio Falcón, como presidente de las Nuevas Generaciones meses después de estos hechos tan escabrosos que comenta El País y que airea alegremente Canarias Ahora. No hay organización que pueda ir por la vida dando lecciones de democracia y de honestidad política y luego, en cambio, tuviese a un líder con nulos escrúpulos. Dudo bastante de que la historia acabe con final feliz para los creadores de la crispación mediática, pero ya tienen petardos hasta que la causa se vea en los juzgados.

Ahora, al igual que ha hecho el líder del PP a lo largo de todos estos años, toca revestirse con el armazón de la paciencia, de dejar que todo siga su curso y de que sea la Justicia la que ponga a cada quien en su lugar. La precipitación es mala y si no que se lo digan a los que celebraban alborozados que a Soria le habían pescado con el salmón en la mano. Se creyeron a pies juntillas las informaciones de Sosa y al final pasó lo que pasó. Por eso, querido Sergio, la receta es esa, paciencia. Y frente al ruido mediático sólo caben dos opciones, ver ciertas noticias contando hasta 100 o pasando de teclear ciertos vertederos malolientes.

Insolidarios con pantalón corto

20101217181221-futbolistas-2denero.jpg

Lamentable y real como la vida misma. Nuestros futbolistas (al menos los de Primera División), estos mismos que ganan un pastizal al año, se niegan resueltamente a jugar en la jornada del 2 de enero. Dicen que no les toca, que por convenio se supone que es una fecha de descanso, pero que, claro está, si se mejorasen determinados aspectos económicos…pues entonces no les importaría ponerse a correr detrás del balón. Es decir, al final se les ve el rejo pedigüeño y plañidero.

Nuestro balompié, desgraciadamente, no está montado ya para el gran público, sino que una élite o una casta mediática es la que hace y deshace a su pleno antojo. Ahora coloco partidos aquí, los quito de allá, me guardo el derecho de dar en abierto el partido del siglo y así un largo rosario de argumentos que han conseguido algo muy sencillo, que los espectadores acaben por no acudir, al menos en campos visitantes, a animar a su equipos. No hay planificación posible y todos los viajes que antes se cerraban con meses de antelación no se pueden certificar hasta una semana antes.

Y digo que ya este deporte no está pensado para las masas como antaño porque es justo en Navidades cuando más jornadas futboleras debería haber. Voy al modelo clásico, la Premier League y su famoso Boxing Day, con grandes enfrentamientos durante las fechas vacacionales. Pero vayamos también a la NBA, donde la competición sigue su ritmo durante las Navidades. Show must go on, el espectáculo debe continuar, pero nuestro fútbol se ha puesto la coraza sindicalista desde hace ya algunos años. Quieren ganar más y jugar menos.

Posiblemente, más de uno me acuse de demagogo, pero es que, digo yo, ¿acaso no trabajan muchísimas personas el 2 de enero? Millones, amén de los que también lo harán el día 1, el 31 de diciembre, etcétera, etcétera. Y encima, añado, el fútbol no es una profesión, por lo menos en esos niveles competitivos, donde se tenga a los deportistas como esclavos. Viven de maravilla, ganando millones a espuertas por pocas horas a la semana de entrenamientos, 90 minutos de partido (que a lo sumo tienen dos a la semana) y se creen que más privilegios que quien está ocho horas diarias sobre el andamio y, por supuesto, cobrando más que nadie.

Aquí hay que dar ya un golpe sobre la mesa y poner orden en este gallinero. No es ético ni decoroso que estos privilegiados de pantalón corto salgan con argumentos de este tipo. Estoy convencido de que los dependientes de El Corte Inglés, Carrefour, Media Markt o de cualquiera de las tropecientas tiendas que abrirán el 2 de enero también querrían quedarse echados a la bartola, pero tendrán que cumplir con su cometido, ¿por qué entonces los futbolistas no?



Pensión gaseosa y natural

20101218193945-cartelgonzalez.jpg

Mola esto de ser progre. Puedes hartarte de lanzar mensajes del estilo de todo para el pueblo, pero al final tú, socialista de chaqueta de pana, eres el único que acabas enriquecido de por vida. Es más, hasta si quisieras, podrías renunciar tranquilamente a tu sueldo vitalicio como ex presidente de Gobierno y que asciende a la bonita suma de 80.000 euros, céntimo arriba, céntimo abajo.

Y sí, de acuerdo, hay otros ex jefes del Ejecutivo, como José María Aznar, que están percibiendo minutas importantes por la presidencia de FAES o por impartir conferencias, pero nunca se le ocurrió al ex líder del PP ir como un Mesías de baratillo por todos los rincones de España ofreciendo esa falsa igualdad que nos prometía, por consiguiente, Felipe González. El que iba a acabar con los ricos es ahora tanto más creso que ellos.

Ahora, el mandatario que consintió, respaldó y encubrió la guerra sucia contra la ETA, el creador de los GAL, la equis del abecedario y de la política española, se va a llevar la nada despreciable cifra de 126.000 euros por ser consejero independiente de Gas Natural, empresa a la que, casualmente, favoreció para la compra de Enagás, ¡fíjate tú qué cosas! Total, que entre un concepto y otro, se llevará 200.000 euros brutos que, en concepto neto, estará por encima de los 120.000 euracos de vellón, amén de otros provechosos negocietes del señor González Márquez.

Y es que no hay que dejar caer en saco roto que el ex dirigente socialista es uno de los gemólogos más apreciados a escala internacional, mantiene excelentes relaciones con grandes magnates sudamericanos y sus ingresos no han ido dejando de crecer anualmente. Esa es la igualdad que prometía el caballero González, ser igual, igual que los que tienen por castigo una cuenta corriente con más de cinco o seis ceros a la derecha (como mínimo).

Lo curioso del caso es que todos aquellos que, por ejemplo, pusieron a caer de un burro a gente como Zaplana por irse a Telefónica con un contrato sustancioso bajo el brazo, son los mismos que ahora callan cuando un ex presidente del PSOE no para de incrementar su patrimonio económico, la señora ex vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, entra en el Consejo de Estado con un sueldazo de agárrate y no te menees o el ex ministro Solbes cobrando no sé cuántas pensiones por sus diferentes cargos aquí y en Europa.

Insisto, es demencial que estos políticos, sean de la tendencia que sea, tengan que percibir una pensión más que pornográfica por menos de dos legislaturas de mandato. Como señala mi buen amigo Máximo Medina, lo que no puede ser es que a la gente de a pie nos quieran forzar a jubilarnos a los 67 años y encima hacernos el cálculo de la pensión sobre los últimos 15 años y estos grandes prebostes legislando sobre lo que, precisamente, no les afecta a ellos.

Periodista bernardesco y zapateril

20101220003050-zapatero2.jpg

“Les voy a hablar de la crisis de los controladores. Sí, esos militares sin uniforme, galanes sin galones, que sólo ganan una media de doscientos cuarenta mil euros al año. Una "mierdecilla", como quien dice. Esos a los que un virus mutante les entró el viernes por la tarde -a todos a la vez- y terminó con una cagalera -con perdón- general en el mismo momento en el que se decretó el estado de alarma”.

“Estos señoritos y señoritas, tan gallitos ellos hasta que les pusieron las pilas, están ganando esa inmundicia por un máximo de 1.670 horas al año, es decir, unos 140 euros a la hora. Realmente vergonzoso. Y este blindaje procede del convenio firmado en 1999, con Aznar a la cabeza del Partido Popular. Ese que no se sabe bien qué es lo que apoya ni al lado de quién está. Ni en esto ni en nada. El gobierno de Zapatero no ha querido persistir en el chantaje, aun a costa de tener todos los ojos del mundo vueltos hacia nosotros”.

“Y se ha querido poner orden en lo que era un poderoso lobby en el control aeroportuario. Ha preferido gobernar a largo plazo y en beneficio de los ciudadanos y no mirando a las próximas elecciones. Si los desorbitados sueldos y sus correspondientes cuotas de seguros disminuyen considerablemente, la traducción inmediata será la reducción definitiva del coste de los vuelos o al menos su no incremento, lo que indiscutiblemente redunda en beneficio de los viajeros. La lectura es fácil y los goterones no se arreglan sin levantar el tejado”.

“El papelón a que nos tiene acostumbrados el Partido Popular, con su líder más deteriorado que una alpargata, no ha causado grandes sorpresas. Ya lo expresó Eduardo Madina al pedir al PP que si no piensa arrimar el hombro, al menos que no moleste o lo haga lo menos posible. Ese es el concepto que se tiene en general del principal partido de la oposición, aprovechar el más mínimo resquicio para pedir elecciones, como un disco rayado y sin tener en el horizonte para nada ni el bienestar de los ciudadanos ni lo que se debe hacer en cada momento”.

Y ahora, como hizo Rajoy en el Congreso, diré firmemente que estas palabras no son mías, no me gusta la escatología y eso es lo que sí ha hecho Alejandro de Bernardo, columnista de El Día , que normalmente nos enriquece con sus panegíricos en contra de la derecha que es, por supuesto, la que tiene la culpa de todo. Hasta de lo que hicieron los controladores el pasado 3 de diciembre. ¡Qué pena, tener tanta cara, y enseñarla tan poco! (controladores y el susodicho columnista.

Este caballerete tuvo la ocurrencia hace unos días que estaba hasta los mismísimos de leer mis columnas, que ya estaba bien de estar escribiendo con el carné del PP en la boca. Pues mire, dos cosas, primero que yo no me meto cosas incomestibles por la cavidad bucal y, en segundo lugar, puesto a hablar de sustancias poco recomendables, el documento de afiliado socialista me resultaría de todo punto indigesto.

Por supuesto, a estas alturas de la película no voy a negar que tengo unos ideales políticos, pero incluso con esa premisa (puede usted preguntarle a su vecina de tribuna de opinión, la conservadora Cristina Tavío) tampoco me callo cuando los que entiendo que son la opción mejor para Santa Cruz, para la isla, para Canarias y para el resto de España empiezan a hacer disparates. Sin embargo, ¡qué curioso! para usted no hay nada que criticar a la izquierda. Si lo del conflicto de los controladores es culpa de Aznar y de Rajoy, sinceramente, no me extrañaría que cualquier día también se ponga en la línea del editor independentista de El Día y afirme que los españoles también arrasaron a los guanches y que usted no tendría que llamarse Alejandro de Bernardo, sino Bencomo Echedey.

El Plan I de Concepción

20101221093413-armasyllorente.jpg

Miguel Concepción tiene un plan, el plan I, concretamente, el de la improvisación, el de la insuficiencia y el de la inutilidad (entre otras tantas cosas que empieza por esa letra). El ‘maldatario’ del CD Tenerife ofreció el lunes una de esas ruedas de prensa que haría las delicias de los amantes del surrealismo. Amén de las mil y una patadas que suele arrearle al diccionario de la RAE, el presidente mostró su faceta de cobarde al uso para esconder su culpabilidad en esta crisis deportiva e institucional (que también empieza por I, casualmente). No sólo no resolvió nada, sino que se dedicó a dejar el panorama más enmierdado de lo que ya estaba, pero bueno, esto parece ser marca de la casa desde el último año.

Por lo pronto, la derrota frente al Betis se lleva por delante al director deportivo, Santiago Llorente, pero el ratonero del ‘maldatario’ blanquiazul no se atrevió a tomas más decisiones, sino que espera contar en breve con un nuevo responsable en esa parcela para que sea él quien tome la decisión de cargarse a Mandiá y de reforzar el equipo para conseguir el objetivo de la permanencia. ¡Qué lejos queda aquel ‘En menos de lo que piensas estaremos en Primera’! Ahora, lamentablemente, estamos en primera línea para bajar a Segunda División B.

Por supuesto, el estado comatoso del CD Tenerife es un tema capital en la isla, casi preocupa más su situación que el pleno extraordinario del PGOU (valga la exageración, por supuesto). Todos los expertos que analizan a diario la información de la entidad del Callejón del Aquí Hay Tomate (digo del Combate) empiezan a coincidir en el diagnóstico, que algo huele a podrido en el seno profundo del club. Debe haber movidas tremendas entre plantilla, entrenador, director deportivo y consejo de administración porque, de otro modo, no se entiende esta desunión que existe y que se está haciendo más que evidente.

Ahora, con las Navidades encima, y entre turrón y peladilla o entre polvorón y mazapán, el ‘maldatario’ Concepción se dedicará a la búsqueda del escudo que le salve de dar la cara ante la contingencia de nuevos malos resultados. Eso sí, tal y como afirmaba más arriba, el palmero rebenque vuelve a recurrir al plan I. No tengo director deportivo y ahora toca hacer una operación contratación Express y que luego sea éste el que se cepille al entrenador. Dada la lentitud en la primera crisis de la temporada, con la marcha de Arconada, no es de descartar que el torpe de Concepción espere a que los Reyes Magos le traigan la solución.

Y, por cierto, no me resisto a comentar la opera bufa del final de la rueda de prensa, cuando habló del papel fundamental de la prensa. ¿Se ha enterado usted, señor presidente del CD Tenerife, que muchos freelance y medios digitales estamos teniendo que cubrir la información de sus encuentros (la mayoría desastrosos, dicho sea de paso) de modos y maneras poco convencionales? Su ‘fabuloso’ y sectario dircom, Javier Armas Padilla, cuatro meses después de arrancar la Liga, aún no nos ha acreditado y, evidentemente no esperamos que a estas alturas lo vaya a hacer. De todas maneras, usted también ha sido un dejado con los medios de comunicación, los ha tratado a la patada en los últimos meses y ahora pretende buscar árnica para que no le partan la jeta.

Apechugue con las consecuencias, señor Concepción, pero todo el crédito que usted obtuvo en cuatro años lo está dilapidando en menos de seis meses. Esto sería para hacérselo mirar. Lo malo que igual cuando quiera ponerle remedio ya es demasiado tarde. Ni la corte de pelotilleros habituales del Callejón está por la labor de arrimarse demasiado, no vaya a ser que sea contagioso y acaben todo imbuidos y abducidos por el Plan I.

Astracanada y ciudadanía adormilada

20101222002845-portada-no-pgo.jpg

Lo han conseguido. Sí señor, los políticos de Santa Cruz de Tenerife han logrado que los ciudadanos, que los vecinos de la capital tinerfeña pasen tres kilos de los problemas, incluso aquellos que les afectan como puede ser, por caso, que su vivienda quede fuera de ordenación con la aprobación del nuevo Plan General. La astracanada que se ha vivido en la mañana del martes en el salón de plenos tuvo su continuidad en los exteriores de la Casa de los Dragos. Si dentro no hubo unanimidad (aunque sí mayoría, que parece lo mismo, pero no lo es) para seguir adelante con la aprobación del PGO, fuera las cosas eran como una película de Buñuel. Unos hablando de que esto no pasaría en Cuba o que también de que la culpa era de que Canarias no tenía la independencia de España (y no estaba por allí Don Pepito, el de El Día).

Y claro, cuando nuestros representantes se enredan en tecnicismos que, dicho sea de paso, ni ellos mismos entienden, porque se trata de informes que les elaboran y les dan masticados sus asesores, y los que están extramuros del Ayuntamiento confunden el culo con las témporas, pues al final acaba pasando lo que nadie desearía, que el avance de un documento tan trascendental como es el Plan General de Ordenación sigue su curso sin que haya habido tiempo suficiente para ser revisado tras los múltiples reparos del Gobierno canario.

Pero, miren ustedes, a mí lo que verdaderamente me preocupa es que los ciudadanos no estén pendientes de este tema. No digo yo que en la mañana de martes 21 de diciembre hubiesen tenido que estar los 100.000 afectados, pero es que apenas se alcanzaba la cifra de 200, sin contásemos entre ellos a dos caniches, algún bebé y agregados que pasaban por ahí pensando que en cualquier momento iban a repartir croquetas.

Luego, escarbas un poco en el tema y te das cuenta de que la lucha contra el PGO la ha asumido como propia el Centro de la Cultura Popular Canaria, con su altavoz mediático, Radio San Borondón, y sus soflamas entre lo independentista y lo comunista. Y, digo yo, ¿qué demontres tiene que ver eso con las viviendas fuera de ordenación? Eso, en buena lógica, se llama desviar el mensaje de forma bastante torticera, no sé si hecho a propósito o es que los encargados de esta especie de estrategia del caracol no son más torpes porque no se entrenan.

Al final, toda la seriedad que le reviste a su trabajo en los juzgados el abogado Felipe Campos para intentar que ese documento del PGO se elabore como Dios manda se queda diluido ante actitudes tan indecorosas como la de la ‘coja manteca’, una señora que llevaba hoy la voz cantante y que, curiosamente, sólo permitió escuchar íntegramente la versión del PSOE y en parte la de Ciudadanos de Santa Cruz. Al resto, ni agua.

Es curioso que estos que hablan de democracia se la apliquen únicamente para ellos. Podemos estar o no de acuerdo con el PGO, pero me gusta que se pueda expresar libremente la disparidad de criterios y esta señora, por ejemplo, se puso al nivel de José Alberto Díaz Estébanez, al que no le gustan las manifestaciones que van en contra de los deseos municipales. La libertad de expresión es lo que nos hace avanzar, aunque unos y otros, radicalizados en sus atalayas políticos-mediáticas, quisieran que esto fuese un régimen dictatorial.

Tomé Cano: El nuevo Bronx santacrucero

20101223000404-brito-fumado.jpg

Los vecinos de la plaza de Tomé Cano o de Los Sabandeños no pueden más. Están hasta el mismísimo gorro de ser sujetos pacientes de una especie de experimento nuclear sui géneris. Pese a estar ubicada en un lugar privilegiado de Santa Cruz de Tenerife, el pasotismo del Ayuntamiento para resolver los problemas que se generan en este entorno supera cualquier cota de desesperación imaginable e inimaginable. Es, directamente, un desastre encima de otro. Los dos últimos concejales que han pasado por el distrito Salud-La Salle, la nacionalista Begoña Ortiz y el popular Juan Manuel Brito, han sido catastróficos, pésimos en su atención a quienes habitan en esta zona. Les importa una higa lo que suceda en un lugar al que ya se le conoce como el nuevo Bronx.

Las navidades, como tal fecha, no existen en esta plaza. Cierto es que este año el Ayuntamiento se acoge a la manida crisis para recortar la decoración e iluminación en las calles, pero es que ni una triste flor de Pascua se ha colocado en la zona. Otros barrios cuentan con sus adornos florales, puestos por la concejalía de turno. ¿Motivos de la discriminación? Pueden ser muchos, aunque mantengo la teoría de que la inutilidad y la pasividad de la señora Ortiz y del señor Brito son argumentos más que suficientes para entender las razones por las que este entorno sufre el más vil de los abandonos.

Y ya no sólo es el tema de la decoración floral, de la carencia de iluminación y adornos navideños. No, el problema va más allá. La plaza de Tomé Cano se ha convertido en un nido de pseudodelincuencia consentida y permitida por la propia Policía Local. La llamas 30 veces y sólo acude, con un poco de suerte, una vez. Se han quemados bancos, contenedores, se ha destrozado el pavimento, se tronchan árboles, algunos dueños de sus mascotas dejan sus ‘pasteles’ en medio de la vía, se consiente la apertura y puesta en funcionamiento de puestos de castañas tan tercermundistas que nos los habría ni en el barrio más inmundo de Nairobi, ruidos a altas horas de la noche, trapicheos varios, robos en comercios y en quioscos, coches en doble fila, obstrucción de la salida de los garajes y aquí nadie le pone remedio. Eso sí, como juegue el Tenerife, de repente, aparecen los agentes locales como setas.

Los vecinos ya están hasta los mismísimos (lo que ustedes se pueden imaginar) de la tomadura de pelo constante del actual concejal de zona, el ex árbitro Brito Arceo. Se ha creído, nunca mejor dicho, que puede tomar por el pito del sereno a las personas que viven o mantienen sus negocios en la zona. Sus criterios de gestión, nunca mejor dicho, son totalmente discriminatorios y arbitrarios. Pero claro, qué podemos esperar de un personaje que, sin ir más lejos, abandonó sus responsabilidades como concejal en la pasada legislatura para ir a hacer el cafre a Gran Hermano. Iba a preguntarme que en manos de quién estamos, pero no es necesario. Si pésimo era en el terreno de juego impartiendo justicia deportiva, peor aún es en las lindes de la gestión municipal. A ver si los vecinos le sacan la tarjeta roja el 22 de mayo. Le estaría bien empleado por gandul y descuidado.

Sanz: Sinvergüenza y caradura

20101224005653-anuncioviceroy07.jpg

Soy fascista, lo reconozco. Desde luego si se entiende por tal condición la definición que realizó el cantante Alejandro Sanz, que se permitió el lujo de llamar así a los políticos y a los millones de españoles que estamos en contra de esa Ley Sinde y que lo único que persigue es cerrar webs por el real decreto del hago lo que me da la gana. Estos artistas del comunismo, de la igualdad, de la sopa de col y apio son, en realidad, una pléyade perfectamente organizada para vivir a todo tren a costa del dinero de los demás. La gratuidad que ellos predican acaba desde el mismo momento en que ven en peligro el más mísero céntimo de sus cuantiosas ganancias. Es entonces cuando el ‘Arriba parias de la tierra’ sigue con un ‘Viva la Mastercard (oro, ya puestos a ellos)’.

Determinados artistas, ya sean cantantes, actores del cine o del teatro, etcétera, siempre me han resultado una casta interesada, oportunista, capaces de apreciar un negocio a miles de kilómetros a la redonda. Entre un minúsculo grupúsculo fueron capaces de crear ese gran emporio de la usura llamada Sociedad General de Autores Españoles, la SGAE. Persiguen por aquí y por allá a quien se atreva a tener un aparato receptor en su local y no pague el correspondiente canon, se cuelan en representaciones teatrales, en bodas, bautizos y comuniones (a este paso también acabarán en los entierros, tiempo al tiempo) por si están interpretando música que por la que previamente no han abonado sus correspondientes derechos de autor.

Ahora, gracias a que Zapatero nombró ministra a una directora de cine (por supuesto del clan cejatero, ¡faltaría plus!), la inepta Ángeles González Sinde, los internautas están siendo objeto de duras persecuciones por una política que se sabe presionada por los suyos (no por el PSOE, sino por el resto de los artistas de la cuerda). La idea es acabar con cualquier foro de libertad, que todo el mundo pase obligatoriamente por el embudo de la caja única y Teddy Bautista, por ejemplo, ejerciendo de taquillero a las puertas de las webs.

Lo que sucede es que la piratería, el poder conseguir música o películas gratis o a bajo coste es algo tan viejo como el comer. Cuando no estábamos abducidos por las nuevas tecnologías, nos apañábamos perfectamente con los radio-casettes de doble pletina o los vídeos que permitían copiar una cinta original. Por supuesto, las compañías dejaban de ganar un porcentaje, pero se daba por hecho.

Nadie de los años 80, ni a nivel musical ni fílmico, montó la escandalera de estos señores y encima con el agravante de que tampoco eran requeridos para ser imagen de tantos y tan caros productos. Por ejemplo, cuando veo a gente como Alejandro Sanz anunciar una determinada marca de reloj (bien caro, por cierto) y soltar la frase “No es lo que tengo, es lo que soy” te dan ganas de replicarle y decirle que lo que no tienes es vergüenza y eres, dicho finamente, un caradura de marca mayor.

Sosomán regio

20101224222928-rey.jpg

El discurso navideño del Rey ha llegado a un punto de cloroformizar a quienes lo escuchan. No sólo es cansino el tono en sí (bueno, en realidad así ha sido siempre), sino que además nos pinta una realidad que de todos es sabida, pero no se moja, no entra en el fondo de la cuestión. Digamos que Su Majestad practica una especie de buenismo a lo sosomán, de no entrar a degüello contra los dirigentes que nos han colocado en tan delicada situación. Sí, plantea escenarios idílicos, bucólicos, pero completamente irreales, sobre todo dicho por alguien que hace ya mucho tiempo que dejó de estar en contacto con la realidad cotidiana, con los problemas de los españoles.

A mí, ¿qué quieren que les diga? ¿Qué el Rey ha estado duro porque ha incidido mucho en la situación de crisis y de paro? Oiga, es que eso ya es algo sabido y asumido, desgraciadamente, por cinco millones de españoles (y el contador subiendo). Aquí, aun a riesgo de que me tilden de demagogo, los únicos que no sienten las estrecheces económicas son los miembros de la Casa Real. Sí, se han recortado (o, mejor dicho, les han cercenado) un pequeño porcentaje de la asignación anual, pero nunca mejor dicho ha sido el chocolate del loro (o los Friskies de los perritos).

Fíjense ustedes si tenemos a un monarca que está fuera de la realidad que, por ejemplo, no ha hecho ni una sola mención al estado de alarma que tenemos decretado en España por primera vez en toda la historia de la democracia. Ni cuando el golpe de Estado de 23 de febrero de 1981 ni cuando los atentados del 11 de marzo de 2004, el Gobierno de la época se atrevió a plantear esa situación tan excepcional. Ahora, por mor de la exacerbada desconsideración de los controladores, el Ejecutivo, con el respaldo del Congreso, ha ampliado este estado de alarma hasta enero. ¿Y qué opina el Rey? Nada, no dice ni media y creo que es, de largo, el acontecimiento más importante que ha tenido el país, al menos desde un triple punto de vista, económico, político y social.

Eso sí, ante la situación de crisis, de pérdida de valores y de estado de alarma, Don Juan Carlos I nos suministra sabiamente la aspirina del deporte, con foto de la Selección Española en Sudáfrica levantando la Copa Mundial. Sí, en eso hemos sido todos unos números 1, con el fútbol, el motociclismo, el ciclismo, la natación, etcétera, pero esto no resuelve la situación desesperada de millones de familias que esta noche no podrán cenar ni mañana llevarse siquiera medio mendrugo a la boca. En fin, tampoco vamos a sorprendernos porque Su Majestad ni pincha ni corta en estos discursos. La duda es saber si también Rubalcaba, el megapluriempleado de la Moncloa, también ha encontrado acomodo en La Zarzuela. No me extrañaría.

Casa Cuna: ¿Denuncias subvencionadas?

20101225174441-cuna.jpg

Conozco a la compañera Belén Molina, excelente periodista y receptora de varios y merecidos premios a lo largo de su dilatada trayectoria profesional. Sin embargo, aun a riesgo de meterme en un jardín o en un berenjenal, tengo que admitir mis sospechas ante la información que viene ofreciendo en los últimos meses sobre abusos en la Casa Cuna y que habrían tenido lugar en los años de Maricastaña. Estamos hablando de personas que, supuestamente, habrían sido víctimas de vejaciones, violaciones, abusos diversos, pero que lo sacan ahora a la luz pública, no sé si buscando una especie de justicia divina (no hay que olvidar que algunos de los acusados ya están bajo tierra) o percibir un monto económico cuantioso por recrear una historia demasiado detallada y con muchas referencias para haber pasado tanto tiempo.

Los once denunciantes exponen en sus testimonios ante los abogados que, por ejemplo, “reconocen no haber padecido abusos de forma directa, pero sí haber presenciado escenas de tocamientos a otros menores, niños que salían de algún despacho llorando y con los calzoncillos bajados, un chófer que se encerraba con niñas de 11 y 12 años en los almacenes para comida”.

Hablan de lo habitual que eran los abusos sexuales, sobre todo en forma de tocamientos, tanto por parte de monjas y sacerdotes como de educadores laicos. Otros casos revelan abusos sufridos en persona, algunos brutales, como el que narra un hombre que fue abandonado en ese centro recién nacido y que padecía un problema de glotonería: “Una mujer con hábito blanco, joven, una tal Lala o Candelaria, se me bajaba las bragas delante de mis narices, me subía a un poyo de cocina o enfermería y me restregaba sus partes íntimas por mi cara. Esto se repetía habitualmente”.

Varios testimonios coinciden en apuntar al chófer de la institución, un tal Sergio, como agresor sexual de niñas. “Había un tal Sergio, el chófer de la guagua del centro, intentó agarrarme para meterme a un sótano con papas que había en la Casa Cuna, con intención de violarme, pero pude escapar. Lo sé porque le ha pasado a más niñas de las cuales también intentó abusar. Cree que este señor ha fallecido. Yo tendría en esa época 11-12 años”, afirma una mujer que entró en el centro con dos años y tres meses, en 1959. 

Estos tres párrafos están extraídos de la historia que expone Belén Molina en Canarias Ahora. Desde luego, no lo voy a negar, se trata de relatos cruentos, descarnados y que ponen la piel de gallina, pero no olvidemos y no perdamos la perspectiva. Hay acusados que ya no se pueden defender porque están muertos y tampoco conocemos cuál es la versión de la otra parte. Además, ¿qué quieren que les diga? Parece haber un desorbitado interés por poner de vuelta y media a la Iglesia y se subraya en demasía la pertenencia al clero de los supuestos agresores.

Y no es que haya que dejar de investigar estos hechos, pero me resulta curioso que medio siglo después se desempolven unos sucesos tan truculentos y se dude de una institución tan seria a día de hoy como es la Casa Cuna. Puestos a ejercer paralelismos, también podríamos vincular entonces a socialistas y comunistas con las antiguas checas, por ejemplo. Evidentemente, la historia dejará a cada quien en su lugar, pero me parece que detrás de estas denuncias subyace una actitud pedigüeña y febrilmente subvencionada.

Las vamos a pasar putas

20101226181431-cathouse-260x174.jpg

La sociedad tiene que dar un cambio. Tal como vamos, la verdad, creo que esto puede acabar en un completo desastre, máxime cuando vemos como en Estados Unidos se va a dar carta de naturaleza a un programa en el que se buscan candidatas para ser prostitutas en un burdel de Nevada. Sí, así como lo leen. Y no se trata de una inocentada adelantada ni nada por el estilo. Es un hecho verídico y, salvo que a alguien con un par de neuronas se le ocurra para esta astracanada, en breve la ‘puritana’ población yanqui podrá observar las peleas y puñaladas traperas de las aspirantes para quedarse como el puesto de meretriz. Sin duda, la ganadora gozará de una reputada fama.

La cadena que llevará a efecto este esperpento es la HBO, que ha elegido como título del reality, Cathouse, algo así como Casa de gata. En España, por ejemplo, hubiésemos sido más radicales, más asilvestrados y hubiéramos bautizado al espacio como Casa de putas o Las vas a pasar ídem, presentado, por supuesto, por esa gran sacerdotisa de la casquería humana, Mercedes Milá.

Dicen que la intención de los responsables es la de ofrecer sexo, espectáculo y una visión humana sobre la prostitución. Un grupo de jóvenes féminas  tendrá que pasar una serie de pruebas físicas y psicológicas para obtener un puesto en la plantilla del burdel. El reality viene precedido por una tanda de reportajes que realizó la misma cadena hace dos años sobre el mencionado burdel y que se ganaron el éxito de la audiencia.

El propietario del prostíbulo, Dennis Hof, y una madame de nombre Suzette formarán parte del jurado que elegirá a la victoriosa ganadora. Según informa la web, en el programa se ofrecerá mucho sexo como reclamo, pero, como en cualquier otro reality show, también se verán los dramas humanos de sus protagonistas.

Desde luego, ojalá todo quede en una especie de broma macabra, de un esperpento mediático al que la audiencia le dé la espalda. No sólo estamos hablando de la dignidad humana, de unas mujeres que se merecen el máximo de los respetos, sino de que estamos dando vía libre a que se comercie directamente con nuestros medios para poder llegar a fin de mes, tener una vivienda, un trabajo, una familia.

¿Se imaginan ustedes, por ejemplo, a cinco millones de españoles luchando por un empleo con la presencia diaria de las cámaras? Hemos llegado al tope de la degradación de las personas. Si ahora una cadena televisiva va a poner en términos de legalidad una especie de oposiciones a prostituta, estamos abriendo la veda para que cualquier situación corra la misma suerte. Por ejemplo, no bastará con tener las habilidades intelectuales necesarias para ser profesor, sino que además habrá que hacer el pino puente, llevarle cortaditos al director, dejarse chantajear por el alumnado, ser un depravado sexual y rebajarse a cobrar por debajo del salario mínimo interprofesional.

Puede parecer un comentario desorbitado, pero insisto, estamos insertados en una sociedad que no paga, que no valora el esfuerzo, sino la vagancia, la extravagancia, ser un parásito en potencia y no disparar un cartucho. Ya nadie se come una rosca en este país por tener un máster en Harvard. Ahora luce más en el currículum tener la licenciatura en el Universidad Gran Hermano y dar conferencias sobre las propias miserias humanas. Lo que yo digo, las vamos a pasar putas.

Mentirosos recalcitrantes

20101227103728-zp-obama.jpg

Obama es como Zapatero, un vendedor de humo, un mentiroso recalcitrante, un caradura impenitente, pero los norteamericanos ya le han cogido la matrícula desde hace ya varios meses. Por muchos sondeos de popularidad que, verbigracia, encargue el mismo, la situación no puede pintar peor. Son muchos los desencantados por la pésima gestión que está llevando a cabo y, sobre todo, por sus contradicciones pacifistas. Igualico, igualico que Rodríguez Zapatero, alias el embustero.

Obama, cuando accedió al cargo, prometió, entre otras cosas, cerrar la cárcel de Guantánamo en el plazo de un año. Teniendo en cuenta que su toma de posesión se produjo en enero de 2009, las cuentas indican que hace ya casi un año que debería de haber estado chapado este centro. Pero no, aún permanece abierto y, lo que es peor, el portavoz de la Casa Blanca, Robert Gibbs, ha reconocido que "todavía llevará un tiempo" cerrarla, dilatando aún más este plazo.

El portavoz añada que "ciertamente, no se va a cerrar el próximo mes. Llevará un tiempo", dijo Gibbs en una entrevista concedida a la cadena estadounidense CNN, donde señaló que la clausura de esta prisión "dependerá en parte de la voluntad de los republicanos de trabajar con la Administración en este tema". O sea, igual que ZParo, que al final la culpa de todo la tiene el PP, ¡cómo no podía ser de otra manera con estos progres de trampa y cartón! 

Lo bueno que tiene el señor Obama es su color de piel (y que nadie lo entienda por la vía del racismo y la xenofobia, que conozco a mis clásicos). Puede prometer hasta meter y después de metido, nada de lo prometido. En cualquier caso, nunca podrá ponerse rojo, ni mínimamente colorado porque su tez oscura repele ese tipo de tonalidad vergonzosa cuando sabes que estás timando a una nación que te ha votado para un proyecto concreto.

Es más, aún estoy esperando a que el presidente de los Estados Unidos tenga la decencia de devolver el Premio Nóbel de la Paz porque, sinceramente, ¿de qué paz nos está hablando un señor que sigue mandando tropas a Irak, Afganistán, mantiene abierto el presidio militar de Guantánamo y el derroche presupuestario en armamento sigue superando a muchos gastos sociales?

Obama no es más que un producto de un excelente marketing, una burra coja que han sabido vender como un excelente caballo, pero en cuanto se ha puesto a andar ha demostrado que lo que natura no da, Salamanca no presta (o en este caso Harvard, por hacer el paralelismo geográfico). No obstante, no me considero engañado porque a este personaje lo calé durante la precampaña y la campaña. Estos políticos de tres al cuarto, capaces de basar toda su estrategia en un slogan tan grandilocuente como vacío de contenido, se traicionan a sí mismos cuando tienen que tomar decisiones. Obama ya lo ha hecho en su país, como ZP en España.

No dan para más

20101228180856-chaves3.jpg

Hoy, 28 de diciembre, bueno más bien últimas horas del mismo, España ha celebrado, si así se puede decir, el día de los inocentes. Sin embargo, poca o ninguna gana ha habido de hacer chanzas, de buscarle el lado gracioso o picaresco a la actualidad, Y todo porque en un día como éste al Gobierno se le ocurre dar carta de naturaleza a una de las tantas subidas tarifarias que tiene en mente aplicar a partir del 1 de enero. Nos pegan un sablazo a la luz, a los billetes de la RENFE, suben el precio del alcohol y del tabaco, amén de no dejar fumar ya ni en los bares con salas habilitadas para tal fin. Vamos, que para ser un 28 de diciembre, el Ejecutivo ha hilado fino, amén, por supuesto, de soltar el clásico y plañidero “la culpa es del PP”. Claro, ¡cómo no!

A mí me da la sensación, con relación a la subida, una vez más, del recibo de la luz, que todo viene generado por los continuos cortocircuitos y subidas de tensión que se producen en el Ejecutivo de ZParo. Estamos ante un gabinete con pocas luces, por no decir ninguna y, claro está, en cuanto alguien piensa más de lo establecido, apagón que te crió y vuelta a reiniciar el sistema eléctrico de la Moncloa. Eso, al final, acaba repercutiendo en el bolsillo de los ciudadanos, no en el de ellos, evidentemente, que viven a cuerpo de rey en Moncloa, sin preocuparse de tener que mirar los euros que les quedan para poder llegar a fin de mes.

De hecho, ¿saben ustedes por qué estamos pagando a precio de oro el recibo eléctrico? Porque al iluminado de ZP, el ecolojeta número uno de este país, aún llamado España, se le ocurrió desde los inicios de su legislatura apostar por las energías limpias, por las renovables. Mi amigo Jorge Merlos, en una brillante exposición realizada esta mañana en A todo Tenerife, programa de mi ‘hermano’ Gonzalo Castañeda, detallaba que 18 de cada 100 euros van al fomento de las energías renovables y, lo peor de todo, ¿saben ustedes cuánto sale cada empleo que tenga que ver con lo verde, medio millón de euros y se destruyen a la par más de dos empleos? Es decir, la ecología queda muy bien para ir por la vida de pijoprogre, pero a los mortales nos acaban tirando al contenedor de los desechos orgánicos.

Pero nada, habrá quien se quede con el discurso del electricista Chaves para acusar de esta subida al PP porque, según dice, firmó no sé que acuerdo con las eléctricas para lograr una moratoria tarifaria. Ahora, seis años después de estar ZP en el poder, se vienen a dar cuenta de esto los socialistas, al igual que con el caducadísimo convenio de los controladores. Lo que yo digo, estos piensan y acto seguido se produce un cortocircuito. Es que no dan para más.

'Estábanos aquí'

20101229103823-miguel-concepcion.jpg

El presidente del Club Deportivo Tenerife, Miguel Concepción, ha perdido definitivamente el oremus. Hace tiempo que la situación no la controla y sólo ‘gobierna’ a golpe de improvisaciones. Hoy se levanta y piensa que tiene que echar al director deportivo y lo hace. Lo malo es que mañana es capaz de decir en rueda de prensa que tampoco era culpa de Santiago Llorente, que el cambio de responsable de la parcela deportiva tampoco va a cambiar para nada la situación. Esperemos, por el bien de sus trabajadores y de los pasajeros, que Islas Airways no la lleve por los mismos derroteros porque sino puede ser un disparate de agárrate y no veas.

Lo peor del caso es que el actual mandatario blanquiazul ha cogido la mala costumbre de creerse inmune a todo. Se siente como abducido por el poder que otorga la poltrona, el ser el rey mago (en todas sus acepciones) del palco. No se asesora, pero tampoco se deja aconsejar. Desde que el equipo subió a Primera, este personaje ha ido recubriendo su cuerpo de conchas y aguanta cualquier ataque mediático, por muy duro que sea. Además, para esas lides con los medios informativos, ya tiene al esbirro de oro, al señor Armas, que se cree el jefe de prensa del Real Madrid o de Los Ángeles Lakers a la hora de dictaminar quién tiene pase y quién no lo tiene.

Concepción, el mandatario del ‘estábanos aquí’, para colmo de males, ya acude a las ruedas de prensa sin previamente conocer la identidad de la persona que se sienta a su vera. Lo del pasado lunes fue, sencillamente, surrealista y grotesco. Confundió al nuevo director deportivo, Juanjo Lorenzo, con el redactor de deportes de Canarias Radio La Autonómica, Juanjo Toledo. Le tuvieron que chivar al oído el nombre del responsable blanquiazul porque había riesgo enorme de que hubiese persistido en el error durante toda la conferencia de prensa.

Veremos a ver qué sucede este domingo (siempre y cuando se juegue la jornada de Liga), pero me da la sensación de que a Mandía le quedan menos telediarios que a Iñaki Gabilondo en CNN +. Y no es que sea responsabilidad del míster gallego, sino de que la inutilidad del dirigente blanquiazul ha provocado que se haya perdido más de una semana en la búsqueda de refuerzos (e incluso el club es capaz de no fichar a nadie), mientras otros equipos siguen incrementando su nómina de efectivos de cara a conseguir sus objetivos.

Lo peor de todo es que algunos siguen con la musiquilla dulzona y amnésica de que no podemos bajar a Segunda B, que ese escenario no entra en las previsiones. Pues nada, sigan ustedes así, riéndole las gracietas a Concepción que igual en tres meses estamos más perdidos que el barco de arroz o con menos puntos que el IBEX-35.

El argumento Pepiño

20101230015702-blanco.jpg

España no tiene problemas. Para nada. Cinco millones de parados, subidas tarifarias por doquier, estado de alarma, situación económica al borde del caos más absoluto, pero nada señores, que en este bendito país tenemos que tolerar que un personaje de la talla de Elena Valenciano prohíba al PP referirse al ministro de Fomento como Pepiño. Esa es la verdadera preocupación de los socialistas, que hagan chanza de un apelativo que, curiosamente, siempre surgió de la acera progresista. Pero, evidentemente, ante la falta de argumentos que vender, hay que contraatacar con lo primero que se les ha venido a la cabeza. Y eso que no han debido estar muy atentos, porque también se refirió el señor Rajoy a la ministra de Defensa como la Chacón.

La astracanada anida desde hace mucho tiempo en Moncloa, Ferraz y en la bancada socialista del Congreso y del Senado. No hay criterio, tienen menos luces determinados dirigentes del PSOE que una patera en plena travesía nocturna. Si el tema del día es que el líder de la oposición llamó Pepino a don José Blanco es, sinceramente, de apaga y vámonos. Estamos hasta el cuello de problemas serios, reales y contundentes y nos vienen la señora Valenciano y el propio ministro de Fomento a ocupar la jornada del miércoles con una burrada tras otra. Lo que dije en un artículo anterior. Estos tipos piensan y se produce un cortocircuito. Normal que nos suban la luz.

España se merece un Gobierno no sólo que nos nos mienta, sino que además deje la frivolidad a un lado. No se puede estar jugando día tras día a la improvisación manifiesta, a creerte que el país es como el Quiminova y experimentar con nuestro presente, nuestro futuro y enmierdar nuestro pasado como si fuésemos cobayas. Zapatero se ha equivocado de profesión o de laboratorio. Aquí no somos ni franquistas, ni rojos, ni extremistas ni independentistas. La gran mayoría somos ciudadanos que deseamos vivir en una nación tolerante con la diversidad, pero agrupada en torno a una idea común, la de ser españoles y que nuestra nacionalidad sea una etiqueta de lujo allá donde vayamos.

Sin embargo, ser español, de cara a la opinión pública internacional, es ser ciudadano de un país donde tenemos a un presidente marioneta, incapaz de mantener sus preceptos ideológicos, vendido al nacionalismo más secesionista, plañidero y pedigüeño y que, a pesar de hundir España, sigue tan pirado como el capitán del Titánic. Lo malo que el rescate parece lejano, marzo de 2012. Para entonces, tal vez, muchos pasajeros ya han perecido ahogados. Pero nada, el problema de España es que al ministro lo llaman Pepino…¡¡¡qué pestiño!!!

2010 y unos cafés

20101230180713-espana2010.jpg

Nos deja 2010 y lo hace dejándonos un poco más pobres, más desempleados y con más tiempo de trabajo necesario para poder contar con una pensión digna. Se va este año con una subida de la luz que supone el precio de un café diario (palabras del ministro bombilla, es decir Miguel Sebastián), con la prohibición total de fumar, incluso en los locales donde hubo que invertir una pasta para tal fin, con la subida del alcohol, de los carburantes, de la congelación de las pensiones, de los recortes a los funcionarios. Es decir, 2011 va a venir más menguado de lo que se va el presente ejercicio.

Desde luego, poco o nada positivo se puede sacar de 2010. Sí, podremos decir que ha sido el año en el que España se ha alzado con el Mundial de fútbol, que Nadal ha conseguido fortalecer su palmarés con el triunfo en el US Open, el único grand slam que aún le faltaba en su haber, que en las motos somos unos número uno en todas las categorías, pero encima tampoco es que la parcela deportiva haya acabado el curso todo lo bien que quisiéramos si es que al final se demuestra que es verdad toda, y con perdón, la mierda que está saliendo de la llamada operación Galgo (aunque insisto que fue una más que conveniente cortina de humo para tapar otras crisis).

Volviendo a lo que nos interesa, el resumen de 2010, no pudimos tener peor estreno, con una presidencia temporal de la Unión Europea en la que la página oficial fue hackeada para suplir la foto de ZP por la de Mr.Bean. Cientos de miles de euros a la basura para que te chafen la puerta de entrada a tu mandato continental y encima, dicho sea de paso, con un sistema donde el presidente de turno pinta menos que el último mono de Titanlux.

Zapatero confiaba en que ser el rey del chiringuito europeo que, insisto, tiene menos valor que la corona que te regalan con el menú infantil del Burger King, pero que igual le servía para remontar la crisis interna. Pero, nada de nada. No sólo no nos han dejado hacer nada, lógico por otra parte, sino que encima los líderes mundiales nos han dado la espalda. Obama, por ejemplo, rehusó a reunirse en España con ZP. El acontecimiento planetario de la Pajín se fue a hacer gárgaras y nuestro prestigio más pisoteado de lo que ya estaba.

Y como las cosas en el patio de la UE se ponían peor y sólo le permitían jugar a ZP en su rincón español, al presidente de los derechos sociales se le ocurrió un día que ya tocaba sacar la tijera y empezar a meterle recorte a todo lo que se moviese. Reforma laboral para dejarnos con menos días por año trabajado, bajada media del 5% a los funcionarios, congelación de pensiones, subidas del IVA y así un largo paquete de medidas para hacernos más complicado el segundo semestre de 2010.

Eso sí, para que la situación terminase de ser surrealista, faltaban Óliver y Hardy, el Gordo y el Flaco, Méndez y Toxo, UGT y CC.OO con la fantochada de la huelga general del 29 de septiembre, esa que no siguió nadie y que le valió al sindicalista Valeriano Gómez para ser el nuevo titular de Trabajo en la Moncloa y adherirse a unas reformas que, supuestamente, denostaba en plena acción sindical.

En fin, seguro que ha habido aspectos más negativos, esto no deja de ser un boceto hecho a vuela pluma, pero al menos me queda ponerle mi dosis de humor para no cerrar con amargura total este pésimo 2010. Ahora, cuando vaya a encargar los cafés al bar Delicias para Máximo Medina y Batman (conocido también como Murci), ya no le pediré a Don Antonio tres cortados, sino tres subidas de la luz…a ver si me entiende.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris