Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Febrero de 2010.

África, la ley de la selva

20100201011500-caf-congress-dr-issa-hayatou-elected-by-a-plebiscite-1238410554-b.jpg

Decir que África es otro continente, sería expresar una tonta obviedad, pero si digo que África, al menos en determinados aspectos, sigue siendo un mundo aparte, donde los aspectos más tribales están por encima de la lógica y de la razón. La última de todas es lo que ha sucedido con la Selección de Togo que, a pesar del atentado que sufrió días antes del gran campeonato balompédico del continente negro y que provocó que tuviera que retirarse por cuestiones de seguridad, ha visto como la Confederación Africana ha decidido suspenderla por dos ediciones consecutivas. Nada importa que la masacre pudiera haber sido mayor, sino que los máximos prebostes del fútbol de esas latitudes les importa más el negocio que la propia vida. Aplican, lamentablemente, la propia ley de la selva, donde sólo sobreviven los más fuertes. Sí, amigos, esto es más propio de una sociedad sin civilización y, lo peor de todo, es que tenemos a las puertas un Mundial y no quiero pensar que alguien considere que tiene carta blanca para cometer una matanza de mayor calibre, pero…

Opino que, en buena lid, el presidente de la FIFA, el suizo Joseph Blatter, tendría que llamar a consultas a los máximos prebostes del fútbol africano, pero me da la sensación de que no tiene los arrestos para ello. El helvético, buen bebedor y mejor comedor, muy hábil él, sabe perfectamente que su sillón, muy mullido, por cierto, lo seguirá ocupando mientras continúe dando prebendas a federaciones y confederaciones de menor calado. Lo de la concesión del Campeonato del Mundo a Sudáfrica fue, ni más ni menos, que un peaje que tuvo que pagar la propia FIFA para que Blatter fuese apoyado por el ámbito africano. Y como este deporte de masas se ha convertido en puro negocio, tampoco creo que a los mandatarios mundiales les interese indagar mucho sobre lo que sucedió en Luanda.

Al final, todo quedará en el olvido, sólo será el combinado de Togo el que se acuerde no ya de la sanción de cuatro años, sino de las dos personas de su expedición que murieron y que pudieron haber sido muchas más. Luego serán muchos los africanos que se quejen de que desde el primer Mundo se les siga considerando como unos asilvestrados, gente sin conciencia y sin respeto a los derechos más fundamentales. Por supuesto, todo esto es generalizar y meter en el saco a personas y países que, afortunadamente, han ido evolucionando, pero aún queda un poso bastante preocupante en ese continente. No me extrañaría que, en mayor o menor medida, jugadores africanos que comiencen a despuntar traten de emigrar a Europa e intentar nacionalizarse españoles, franceses, italianos, belgas u holandeses para evitar tener que jugar con sus combinados.

De verdad, aunque sé que no pasará, invitaría al resto de selecciones y confederaciones del resto del planeta para que presionen a la delegación Africana y a la propia FIFA para que se levante la sanción a Togo. Al fin y al cabo, hizo lo más difícil, retirarse de una cita para la que estaba clasificada. La pena es que sus ‘compañeros’ de torneo fueron incapaces de tomar medidas, de ahí que entienda que la ley de la selva aún impere en determinadas naciones.

La sombra del 31 de marzo de 2002

20100202010519-02-sta-cruz-coche-temporal-010402-efe.jpg

Santa Cruz de Tenerife ha vuelto a revivir el 1 de febrero de 2010 su particular 31 de marzo de 2002. Han bastado unas pocas horas para que la ciudad se quedase colapsada por completo, con las principales arterias transformadas en una especie de canales venecianos, pero con agua mucho más sucia. Además, de remate, el invento del tranvía, una vez más, fuera de servicio a las primeras de cambio, algo lógico por otra parte porque desde que se inicio la obra eran muchas las voces que anunciaban los riesgos que podría haber cuando lloviese y ayer, evidentemente, pasó lo que tenía que pasar. Estamos hablando de una urbe en cuesta, donde ha habido que acometer unas obras cuasi faraónicas para que este medio de transporte pudiera circular, pero no se tuvo en cuenta que la fuerza del agua es imparable, sobre todo si no se realizan los trabajos de canalización y desagüe pertinentes.

Pero bueno, independientemente del caos que ha supuesto para decenas de miles de ciudadanos el hecho de quedarse sin tranvía y con retrasos considerables en las guaguas, lo que llama poderosamente la atención es que no hayamos aprendido nada de anteriores episodios y que sigamos sin corregir los defectos que tanto daño material y personal, como el 31-M, nos han causado. Transitar por la avenida de Anaga, Tres de Mayo, Ramón y Cajal, Imeldo Serís o Reyes Católicos era como retrotraerse a lo que sucedió hace ocho años y, dentro de todo, menos mal que el fluido eléctrico aguantó un poco más que antaño, porque de lo contrario las estampas hubiesen sido mucho más dantescas.

Fíjense, les pongo un solo ejemplo de lo mal que se hacen las cosas en esta capital. A lo largo de los meses del verano mantuvieron con cortes y restricciones al tráfico el tramo que va desde la piscina Acidalio Lorenzo hasta la calle Gilberto Cayol López y luego hasta el final de Heliodoro Rodríguez López con la confluencia de la calle San Sebastián. Esas obras eran para realizar unas canalizaciones que evitasen que cuando lloviera se formasen unas lagunas que anegasen por completo ese tramo de vía. Pero, a pesar de los millones que se gastó el Ayuntamiento santacrucero, ese tramo fue ayer un completo caos. Conductores y vecinos de la zona aseguraban que nunca habían visto algo similar y la indignación era considerable porque se entiende que las molestias de las obras son para mejorar la prestación de un servicio, no para empeorarlo.

De todas maneras, ya no sólo es cuestión de este desmán en particular, sino que con estas pocas horas de intensa lluvia caída sobre Santa Cruz de Tenerife se ha demostrado que la red de alcantarillado está completamente tupida, que no hay un mantenimiento a fondo y que, ya de paso, seguimos permitiendo construcciones donde no debieran estar, justo en lugares por los que discurre el agua. Así, pasó lo que pasó, que toda la zona de la avenida de Anaga estaba lleno de barro, de piedras y demás porquerías que se acumulan en las cloacas.

Eso sí, por encima de la desidia de los políticos, que pasan olímpicamente de estos aspectos, a quien hay que dar un diez es a todos los efectivos policiales, bomberos, protección civil y servicios de mantenimiento del Ayuntamiento, que tuvieron que trabajar a destajo para intentar por todos los medios que la ciudad cayese en un colapso absoluto, aunque lo cierto es que llegaron a producirse retenciones de más de una hora y con el agua llegando cerca de las ventanillas. Sólo gracias a la encomiable labor de estos responsables públicos se pudo evitar un mal mayor, pero alguien debería dar un sonoro puñetazo sobre la mesa y poner, de una vez por todas, los remedios para evitar que chubasco tras chubasco tengamos que andar mirando al cielo y preguntándonos si se repetirá un 31 de marzo.

La sombra del 31 de marzo de 2002 (II)

20100202172429-temporal.jpg

A veces la realidad supera las previsiones más optimistas, sobre todo si éstas las realizan los responsables políticos. Pues bien, tras las imágenes del anegado y desolador aspecto que presentaba ayer, 1 de febrero, la avenida Reyes Católico, paso a reproducir literalmente una nota de prensa recogida a principios del mes de julio de 2009 por la agencia de noticias Europa Press. Luego, si así lo desean, comparen el texto con las fotos y ver dónde ha ido a parar el dinero público

"El Ayuntamiento de Santa Cruz comenzará el próximo martes las obras para la mejora de la recogida de aguas pluviales en la avenida Reyes Católicos, una zona de la ciudad que históricamente ha sufrido problemas cuando se producen lluvias más intensas de lo normal, ya que en varias ocasiones en los últimos años, sobre todo el 31 de marzo de 2002, este punto de las ramblas se vio afectado por inundaciones ante la insuficiencia del sistema de evacuación de aguas pluviales.

Por ello, al efecto de paliar estas afecciones, el Ayuntamiento va a proceder a la construcción de un sistema de recogida de dichas aguas a la altura de Reyes Católicos y su desagüe al Barranco de Santos, lo que, durante un tiempo obligará a la reordenación del tráfico en la zona, según informó hoy el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife en una nota.

La obra en sí consistirá en la instalación de un colector de gran diámetro que discurrirá bajo los viales de la citada avenida y las calles de Gilberto Cayol López y Heliodoro Rodríguez López, la avenida de San Sebastián y el parque Viera y Clavijo.

Este proyecto tendrá un coste de 960.750 euros a cargo de los fondos estatales de financiación local del Gobierno central, el denominado Plan E, y un plazo de ejecución de nueves meses. Entre sus objetivos está mejorar el drenaje urbano, garantizando el desagüe de las aguas de escorrentía; reducir el riesgo de inundaciones en el área urbana y garantizar la seguridad de la población y de las actividades urbanas de la zona.

Estas obras, además, obligarán a reorganizar el sistema de tráfico rodado en la zona, una medida que afectará a la entrada y, sobre todo, a la salida de vehículos de la ciudad por Las Ramblas".

Ahora, si han leído con atención la información de los compañeros de Europa Press y que pueden encontrar igualmente en otros medios de comunicación de Tenerife, ¿podría responderme alguien quién ha sido el avispado que ha contratado a Pepe Gotera y Otilio? ¿Alguien será capaz de argumentar que las lluvias de ayer no cuentan porque cayó agua en demasía? ¿Quizá seguimos sin limpiar las alcantarillas y, por tanto, no hay canalización que dé avío con tanta agua porque esos registros estén obstruidos? ¿Se han dado cuenta que, de llagar a tener una intensidad de lluvias similar al 31 de marzo de 2002 hoy estaríamos hablando de una gran catástrofe, no sólo material, sino también humana? Y, por último, ¿los vecinos de Valle Tahodio, María Jiménez o La Alegría son de tercera categoría? Lamentable que ocho años después del 31-M hayan tenido que revivir la pesadilla de entonces. Pero claro, como son pocos votos a llenar las urnas, a los de arriba les trae al pairo.

Obama huye del gafe ateo

20100203000907-0000009609.jpg

Le han chafado la visita interplanetaria a la mística de Leire Pajín. Finalmente, los seguidores de Zapateo (sí, está bien escrito, no es que la erre se haya marchado a una república independiente) se tendrán que conformar con la foto del presidente del Gobierno de España con Barack Obama en el desayuno de oración que tendrá lugar el próximo 4 de febrero en la Casa Blanca, una propina más bien birriosa y pírrica para las expectativas que se habían levantado en este país sobre la próxima llegada de Mr Yes we can a Madrid para participar en una cumbre bilateral entre la Unión Europea y los Estados Unidos. Alguien le ha debido decir al señor Obama que menos viajecitos internacionales y más resolver los problemas que acucian a los norteamericanos, entre ellos un paro lacerante, y han tenido a bien descartar como relevante la cita que tendría lugar el próximo mes de mayo en la capital española y esa explicación, curiosamente, es a la que se han acogido todos los miembros del corifeo socialista; pero no cuela, por supuesto.

Y miren, señores y señoras del Gobierno y portavoces del PSOE en el Congreso. Sus vagas justificaciones denotan que la decisión de la Administración Obama les ha sentado como un jarro de agua fría, como una patada en el mismísimo trasero, una puñalada trasera que no se le esperaban. O sí, porque a mí me da la sensación de que si uno, con la fama de ateo que tiene nuestro presidente, se mata por ir a un desayuno de oración cuando tres meses después está fijada en la agenda un encuentro de tamañas proporciones entre los dos ejes principales de la economía, política y sociedad occidental, tal vez no había una férrea seguridad en contar con la presencia del presidente de los Estados Unidos de América. Y eso es lo que ha pasado, que al final Obama se quedará en la Casa Blanca hasta que le convenza el siguiente presidente temporal de la UE, algo que tampoco puede ser muy complicado.

Desde luego, tampoco me extraña que a Obama le hayan dicho sus asesores que antes de ir a España para que le lleven como el santo de las estampitas, de aquí para allá, mejor resolver los problemas internos. Nadie niega que el inquilino de la Casa Blanca tenga que estar en un continuo viaje, que el Air Force One haga más kilómetros dé más vueltas que el baúl de la Piquer, pero también le recomendarán que las salidas fuera del territorio estadounidense sean elegidas con coherencia y pienso que ya conocen como es Zapatero y el resto de su Gobierno, que donde van, la arman (y no para bien). Después del numerito de las niñas góticas y de las peticiones a la desesperada del jefe del Ejecutivo español para colarse en las reuniones del G-20, Obama no querrá más sorpresas y menos aún acabar completamente gafado por su homólogo español. Posiblemente, desde que empezaron los encuentros con ZP, la única buena noticia que ha tenido fue la concesión del Premio Nóbel de la Paz y me da la sensación de que su nombramiento ya había sido aprobado antes de que ambos dirigentes se estrechasen la mano y le transmitiera ese cenicismo innato.

Dejadez y desidia municipal

20100204011247-2009-10-17-img-2009-10-17-20-00-26-18lo03afot1.jpg

Monotema, la resaca del temporal que ya se ha bautizado como el del 1-F. Al margen de los destrozos y molestias que ha causado la pertinaz lluvia, lo que más me preocupa, además con toda la sinceridad del mundo, es la situación por la que están atravesando esos vecinos que viven en Valle Tahodio o en los barrios altos de María Jiménez, muy en especial los del Valle Grande, Valle Brosque o Bizcocho, completamente aislados por la rotura de la única vía que permitía el acceso a esos núcleos. Lamentablemente fueron conejillos de Indias cuando la riada del 31 de marzo de 2002, pero ocho años después han visto como la historia se repite ante la dejadez municipal y la inconsciencia de aquellos que han visto en los cauces de los barrancos una suerte de vertedero que utilizan de forma indiscriminada y, por supuesto, luego sucede lo que sucede, amén de aquellos que proyectan obras variando el curso natural de estos mismos, pero el agua, guste o no, tiene la suficiente 'memoria' y reclama su espacio, no atiende a cambio de trayectos, sobre todo cuando baja a toda pastilla desde lo alto de las montañas o desde las zonas altas de la ciudad.

Son muchas las voces discrepantes que he tenido la oportunidad de escuchar sobre la conveniencia o no de tener que dar ayudas a esas personas que, en su momento, decidieron establecerse en zonas de este municipio que comportaban arriesgarse a sufrir los rigores de una eventual catástrofe natural. Sí, en condiciones normales, al menos quienes conozcan un poco el comportamiento cíclico de la climatología insular, no es recomendable, más bien es totalmente desaconsejable asentar la vivienda o cualquier otra propiedad justo en las laderas de los montes o a escasos metros de los cauces de los barrancos. Hasta ahí, evidentemente, debe primar el sentido común y evitar que la naturaleza pueda darnos un susto de los gordos. Pero esa inconsciencia no puede exonerar al Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife de su parte alicuota de responsabilidad. Sí, porque a estos vecinos que ahora se las ven y se las desean para subsistir sin agua potable, sin apenas comida y sin nada de luz o teléfono, se les cobran religiosamente los impuestos que correspondan, a cambio de recibir unos infraservicios y de parchear superficialmente las carreteras cuando tocan elecciones. Después, si te he visto, no me acuerdo.

Uno, que es un amante del senderismo y que ha tenido la oportunidad de transitar por varios de estos núcleos, aún puede recordar como pasado el barrio de La Alegría, justo en la entrada de la vía que va hacia el Valle Tahodio, aún existe un cartel donde pomposamente se anunciaba el inicio de unas obras de reparación por los desperfectos que causó la tormenta del 31-M de 2002. Pues bien, en ocho años apenas se tocó un poco la vía, se pusieron unos metros de quitamiedos, pero de resto, el cauce del barranco siguió en pleno abandono, con residuos de todo tipo (hasta furgonetas) abandonadas a su suerte según iba uno acercándose a la presa y otra serie de disparates que daban que pensar si alguna vez volvíamos a sufrir un episodio meteorológico de estas magnitudes. La respuesta, a tenor de lo sucedido el lunes, ha sido de lo más clarificadora.

Por eso, sería visto con muy buenos ojos que la llamada Agencia de Protección del Medio Ambiente, perteneciente al Gobierno de Canarias, comenzase a sancionar a quien corresponda para evitar que se siga agravando el disparate de las construcciones donde Dios le da a entender a más de uno, así como el silencio cómplice de un Consistorio, el santacrucero, que ha consentido auténticas barrabasadas. Háganse una excursión desde el barrio de La Alegría, pasando por Valle Tahodio hasta llegar a Jardina, en lo que en su momento constituyó un camino Real, y verán la de violaciones a las normas medioambientales que se pueden encontrar. Daría para unas cuantas hojas en los periódicos y para llenar varios dossieres de procedimientos por la vía sancionadora, pero insisto en que la culpa no es de quien esté habitando, sino de la corporación que ha dado luz verde a la licencia de obras y que percibe regularmente el dinero de los impuestos.

Sobredosis balompédica

20100205000828-03.jpg

Fútbol todos los días, tan necesario como alimentarse o descansar, eso es lo que han debido pensar los prebostes del balompié patrio, con el apoyo y la anuencia del Gobierno. Así, de esta manera, con partidos desde el lunes hasta el domingo, quizá se crean que los ciudadanos dejarán de interesarse por temas como el desempleo, las carencias sanitarias o una pésima educación para quedarse embobados frente al televisor observando la pelotita corriendo de una a otra portería. Sencillamente lamentable, pero es lo que tenemos frente a una situación dramática para la sociedad española. La solución a los problemas que afectan a la colectividad, fútbol en sobredosis, así hasta que reviente la bicha o que los lumbreras de turno se percaten de que el pueblo no es bobo y pasa olímpicamente de estar sacrificando horas de sueño para tener que acudir un lunes a las nueve de la noche al estadio, a no ser que contraatacasen con el mejor partido de la jornada, pero me da que no. De momento, el primer encuentro previsto es el Tenerife-Mallorca y ya ha causado los primeros estragos al anularse más de 400 reservas por parte de aficionados baleares que pensaban acudir al Heliodoro Rodríguez López pensando que la cita era el domingo. Lo dicho, un completo disparate.

Eso sí, como hay mucho listillo que está pendiente de aquellas personas que defendemos el modelo de la Premier League, esta clase de falaces argumentan que esto mismo, lo de que haya partidos los lunes, ya se viene dando en la liga inglesa desde hace varias temporadas. Sí, por supuesto, conozco el dato, pero da la casualidad de que allí este choque fuera del fin de semana está mucho mejor organizado, se sabe de antemano cuál va a ser el partido a elegir, y no se crean que con diez días de antelación, no, no. Los clubes suelen tener margen suficiente de maniobra y mucho más los aficionados que deseen desplazarse con el equipo. En España, una vez más, como ya sucediera hace catorce años con las citas de los lunes retransmitidas por Antena 3, las cosas se hace a lo Pepe Gotera y Otilio, tirando de chapucería e improvisación. Además, como agravante, se hace en mitad de la temporada. ¿Acaso no podían esperar al inicio de la siguiente campaña e intentar articular fórmulas mejores?

Y bueno, esto es en Primera, pero es que la situación para los equipos de Segunda División es aún peor porque la LFP ha decidido que el viernes debe jugarse un encuentro. ¿Se imaginan ustedes a un seguidor, pongamos del Betis, que desee, por ejemplo, venir hasta Gran Canaria para ver a su equipo jugar contra Las Palmas y que ese duelo se haya programado para ese quinto día de la semana? Sí, el supuesto es extremo, pero pudiera darse el caso de que aficionados verdiblancos tuvieran entre sus opciones viajar hasta las Islas Afortunadas, disfrutar de un fin de semana maravilloso y encima con fútbol de propina. Con este cambio, créanme, a más de uno se le puede chafar el invento o tendrá que idearse una excusa bastante creíble frente a su jefe, máxime si curras en el ámbito privado.

Pero bueno, que aparte de que todo esto suena a chapuza auténtica, que se trata de seguir favoreciendo el negociete audiovisual del nuevo amigo mass media de Zparo, el señor Roures y su Gol TV, el trasfondo de todo es que se pretende tapar en la medida de lo posible la pérdida de rumbo de un Gobierno que ya no tiene nada que ofrecer, que está dislocado ante los continuos ridículos que está haciendo en su papel de potencia que tiene el mando temporal de la Unión Europea y que tiene un paro como no se conocía desde la etapa final de Felipe González, curiosamente también del Partido Socialista. Más de uno pensará que esos más de cuatro millones de desempleados tendrá tiempo para estar delante del televisor, pero les aseguro que muchos de esos, si están frente a la caja tonta, no creo que estén por la labor de perder su tiempo, sino de que alguien les cuente la realidad, que es muy cruda, por cierto.

Reza, reza, que así baja el paro...

20100205235953-zapatero-obama-767761.jpg

España marcha proa al marisco y la dramática situación por la que está atravesando no se resuelve ni yendo Zapateo diez veces más a rezar con Yes we can. La última estadística sobre destrucción de empleo resulta más que elocuente para inferir que, lejos de ver la luz al final del túnel, este presidente nos ha metido de lleno en una galería profunda y más profunda que la que tuvieron que recorrer los protagonistas de Viaje al centro de la Tierra, genial obra de Julio Verne. Oficialmente, ya son más de cuatro millones de desempleados, más los que sacan de esas listas del paro por la realización de los llamados tonti-cursos, aunque un amigo me apunta, pero con poca razón, la verdad, que es que en esas cifras están incluidos aquellos que aún no han tenido su primera oportunidad laboral. Pero, replico yo, ¿serán desempleados a fin de cuentas, cierto? Cuando alguien va a demandar trabajo es, obviamente, porque ya está plenamente facultado para enfrentarse al mundo laboral, pero las oportunidades que se le ofertan son prácticamente nulas, con lo que no deja de ser un parado más, como el resto de esos más de cuatro millones que estamos apuntados en las listas del INEM, conocido más popularmente como el Instituto de No Empleamos Mañana, ni hoy, ni ayer ni pasado mañana.

De todas formas, insisto en que el Gobierno actual se está tomando esta situación a verdadera chacota. Daba bastante grima ver el jueves a ZParo en el desayuno de oración escogiendo un pasaje de la Biblia en la que se hace una crítica velada a los empresarios en general, asegurando que muchos son explotadores y que tratan de evitar pagar el jornal a sus trabajadores. Bueno, esa situación, no lo voy a negar la han vivido y la hemos vivido muchas personas, no sé hasta qué porcentaje, pero lo suficiente como para colapsar los servicios de mediación y los juzgados para reclamar lo que en buena ley les y nos corresponde. Sin embargo, produce una hilaridad tremenda que sea ZP el que denuncie indirectamente esta situación, pero que encima lo haga aprovechando la distancia, en Estados Unidos. Debería de esperarle una comitiva de empleados que llevan meses sin percibir sus nóminas a la puerta de la Moncloa y reclamarle que lleve a la práctica ese discursito, ¿o es que se trataba de la enésima operación de maquillaje de nuestro mandatario para quedar como nadie frente a Obama? No lo dudo.

El problema, repito, es que cada vez estamos más ahogados en este santo país, que a muchos no les llega la camisa al cuello pensando que hoy mismo, tal vez, el jefe de turno puede llamarte a capítulo al despacho y soltarte eso tan bonito de que no llegamos a fin de mes, que la empresa está atravesando por una crisis sangrante y que se deben hacer sacrificios que pueden ir desde una rebaja sustancial en los emolumentos o, directamente, ponerte en la puerta de la oficina. Sin duda, todo un drama y es que con este Ejecutivo hemos llegado a ese punto de convertir un mísero empleo con cuatro euros aun más míseros en una especie de tesoro por el que todos somos capaces de matar y pisar al contrario. Si bien es verdad que el trabajo es un derecho, también ha de ser un deber que esté remunerado adecuadamente, pero es que si no se da lo primero, menos aún lo segundo. Y, a todas éstas, ¿dónde andan metidos los sindicatos?

05/02/2010 22:59 Juan Antonio Alonso Velarde Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Reza, reza, que así bajará el paro

20100206000359-zapatero-obama-767761.jpg

España marcha proa al marisco y la dramática situación por la que está atravesando no se resuelve ni yendo Zapateo diez veces más a rezar con Yes we can. La última estadística sobre destrucción de empleo resulta más que elocuente para inferir que, lejos de ver la luz al final del túnel, este presidente nos ha metido de lleno en una galería profunda y más profunda que la que tuvieron que recorrer los protagonistas de Viaje al centro de la Tierra, genial obra de Julio Verne. Oficialmente, ya son más de cuatro millones de desempleados, más los que sacan de esas listas del paro por la realización de los llamados tonti-cursos, aunque un amigo me apunta, pero con poca razón, la verdad, que es que en esas cifras están incluidos aquellos que aún no han tenido su primera oportunidad laboral. Pero, replico yo, ¿serán desempleados a fin de cuentas, cierto? Cuando alguien va a demandar trabajo es, obviamente, porque ya está plenamente facultado para enfrentarse al mundo laboral, pero las oportunidades que se le ofertan son prácticamente nulas, con lo que no deja de ser un parado más, como el resto de esos más de cuatro millones que estamos apuntados en las listas del INEM, conocido más popularmente como el Instituto de No Empleamos Mañana, ni hoy, ni ayer ni pasado mañana.

De todas formas, insisto en que el Gobierno actual se está tomando esta situación a verdadera chacota. Daba bastante grima ver el jueves a ZParo en el desayuno de oración escogiendo un pasaje de la Biblia en la que se hace una crítica velada a los empresarios en general, asegurando que muchos son explotadores y que tratan de evitar pagar el jornal a sus trabajadores. Bueno, esa situación, no lo voy a negar la han vivido y la hemos vivido muchas personas, no sé hasta qué porcentaje, pero lo suficiente como para colapsar los servicios de mediación y los juzgados para reclamar lo que en buena ley les y nos corresponde. Sin embargo, produce una hilaridad tremenda que sea ZP el que denuncie indirectamente esta situación, pero que encima lo haga aprovechando la distancia, en Estados Unidos. Debería de esperarle una comitiva de empleados que llevan meses sin percibir sus nóminas a la puerta de la Moncloa y reclamarle que lleve a la práctica ese discursito, ¿o es que se trataba de la enésima operación de maquillaje de nuestro mandatario para quedar como nadie frente a Obama? No lo dudo.

El problema, repito, es que cada vez estamos más ahogados en este santo país, que a muchos no les llega la camisa al cuello pensando que hoy mismo, tal vez, el jefe de turno puede llamarte a capítulo al despacho y soltarte eso tan bonito de que no llegamos a fin de mes, que la empresa está atravesando por una crisis sangrante y que se deben hacer sacrificios que pueden ir desde una rebaja sustancial en los emolumentos o, directamente, ponerte en la puerta de la oficina. Sin duda, todo un drama y es que con este Ejecutivo hemos llegado a ese punto de convertir un mísero empleo con cuatro euros aun más míseros en una especie de tesoro por el que todos somos capaces de matar y pisar al contrario. Si bien es verdad que el trabajo es un derecho, también ha de ser un deber que esté remunerado adecuadamente, pero es que si no se da lo primero, menos aún lo segundo. Y, a todas éstas, ¿dónde andan metidos los sindicatos?

Estafa sindical

20100207002631-1241123396227detalledn.jpgLos sindicatos son la auténtica vergüenza de España, al menos los dos mayoritarios, que se diga con nombres y apellidos, la Unión General de Trabajadores y Comisiones Obreras. Los líderes de estas dos plataformas, Candido Méndez y Fernández Toxo, escenificaron el pasado viernes en el Palacio de la Moncloa, una de las mayores astracanadas que ha podido conocer la esfera laboral, porque no hay mayor ridículo y surrealismo que quienes tienen que velar por el mantenimiento y la mejora de las condiciones de los trabajadores sean capaces de comulgar con ruedas de molino y dar por buena la reducción de los derechos del currante en caso de quedarse en paro. Ahora, el Gordo y el Flaco, pero en versión grotesca y de serie B, aceptan, o al menos no han mostrado una opinión en contra, a que se baje de los 45 días por año trabajado a los 33. Allí estaba para testificar la rendición sindical el Dumbo de los empresario, Mr Air Comet Gerardo Díaz Ferrán, al que le faltó aplaudir con las orejas o salir levitando del palacio presidencial tras presenciar como UGT y CCOO son capaces de apuñalar a sus afiliados con tal de seguir exprimiendo la teta de las subvenciones del Gobierno de España.

Lo cierto es que este Ejecutivo lleva ya varios meses fuera de órbita, sin rumbo fijo, tirando más que nunca de la política de la improvisación y por eso no se le puede pedir más responsabilidad de la que ya ha tenido en etapas anteriores. ZParo y su ministro Corbacho se limitan a ser meros espectadores de una situación que no controlan, ni siquiera pueden actuar como mediadores entre los rifi rafes entre patronal y sindicatos. La primera, obviamente, va a su bola, a conseguir las mayores ventajas a la hora de poder contratar con las mayores bonificaciones y pudiendo despedir sin sufrir grandes penalizaciones, mientras que los segundos son capaces de vender a sus abuelas para no perder ni un céntimo de las cuantiosas prebendas económicas con las que los tiene inutilizados, desactivados y abobados este gabinete zapateril.

Por eso no me extraña que quienes tiene un poquito de vergüenza acaben borrándose de unos sindicatos, insisto UGT y CCOO, que han pasado de ser extremadamente intolerantes ante cualquier conflicto que no acabase con el cierre fulminante de las empresas, al precio que fuera, a admitir ahora cualquier tipo de chanchullo. No buscan el bien común de los trabajadores, sino que persiguen únicamente el beneficiarse ellos mismos, aunque sea a costa de apuñalar por la espalda a sus propios afiliados. Pero, afortunadamente, ya son muchos los empleados que le han visto la matrícula a los señores Méndez y Fernández, así como a sus adlátares, y tienen claro que la defensa de sus intereses no la pueden dejar en manos de plataformas dirigidas por sujetos tan escasamente recomendables y que, en el colmo de la caradura, son capaces de ofrecer a sus empleados acuerdos nulos de pleno derecho como sucedió en Canarias con la empresa Fundescan. No sólo no les han pagado y les han echado como agua sucia, sino que además, en un acto de auténtica enajenación mental un enlace de UGT se ha atrevido a proponer a estas personas que renuncien a sus derechos a cambio de ponerles en un lugar preferencial en las listas de reserva de la Consejería de Educación del Gobierno regional. Suena a chiste, sí, pero les aseguro que no lo es. Y esto a nivel autonómico, que si miramos en todo el Estado, nos podemos llevar las manos a la cabeza, no lo duden.

El descenso acecha, pero aún hay tiempo

20100208000240-image.jpg

El CD Tenerife comienza a verse inmerso en una situación altamente delicada. Si hace un mes se daba por hecho que habría que sufrir hasta el final, aunque se observaba con cierta perspectiva optimista la pésima clasificación del Zaragoza, Almería o Valladolid, lo cierto es que ahora las cosas se han invertido sobremanera y la salvación de los de José Luis Oltra se encuentra a tres puntos de la zona que marca ahora mismo la permanencia, que curiosamente es el equipo de José Aurelio Gay, aunque con el agravante de que la diferencia real es de cuatro puntos, puesto que a igualdad al término del campeonato, los aragoneses harían valer sus dos triunfos ante los tinerfeños. Es evidente que la derrota de hace dos domingos en casa contra los maños dolió sobremanera y eso se pudo notar en el nuevo tropiezo blanquiazul, esta vez en el campo del Osasuna. De todas maneras, a pesar de que el titular del Heliodoro Rodríguez López lleva más de dos meses sin vencer en Liga, la última victoria se produjo contra el Sporting de Gijón, aún hay tiempo para poder llegar al término de la campaña consiguiendo el objetivo propuesto al inicio, quedar fuera de los tres puestos últimos que conducen a Segunda.

Sinceramente, soy de los que confía en que el CD Tenerife acabará salvándose, aunque sea en la última jornada, pero resulta de perogrullo afirmar que hace falta una mejora en la punta y, dado que no se ha podido fichar, la solución para por mirar en el filial y automáticamente ha de salir el nombre de Airam. El segundo conjunto blanquiazul está mejorando sus prestaciones y, pese a que le queda un trecho para poder certificar la salvación, es una de las mejores escuadras de la Segunda B en las últimas semanas y de ello tiene bastante 'culpa' su delantero centro. Bien haría José Luis Oltra en apostar por él en detrimento del brasileño Dinei, un jugador que no ha demostrado nada y que tiene toda la pinta de haber sido un pufo colado en toda regla, algo que no suele ser norma en las negociaciones que acomete el secretario técnico, Santiago Llorente, pero obviamente no todo el mundo es infalible y alguien supo promocionar más de la cuenta las nulas virtudes de este delantero que no tendría hueco ni en la categoría de bronce.

Desde luego, lo que será esencial es amarrar los tres puntos del próximo lunes (sí, lo han leído bien, y encima en plena noche grande de los Carnavales) frente al Mallorca, un conjunto clasificado provisionalmente en puestos de Liga de Campeones, pero que fuera suele bajar sus prestaciones hasta cotas inimaginables, como la derrota cosechada frente al Xerez hace dos semanas. Pero, por supuesto, no sólo hay que conformarse con amarrar todo lo que se pueda en casa, si bien es verdad que se pueden sumar muchos puntos, puesto que el único grande que quedar por visitar estos lares es el Real Madrid, pero hay que pensar en pescar lejos del Heliodoro, especialmente contra jerezanos, malacitanos o, próximamente, contra el Athletic de Bilbao. Sobre todo hay que pensar que el Zaragoza ha dado un salto cualitativo y en tres semanas, de estar semienterrado, ha metido en el hoyo al Tenerife y al Valladolid. Claro, que siempre podemos meter en esta terna de posibles candidatos a descender a Atlético de Madrid que está calcando fielmente los mismos números (o peores) que la temporada 1999/2000, cuando bajó a Segunda y encima llegó a jugar la final de la Copa del Rey (algo que puede hacer también este año si hace valer si generosa renta obtenida en el Vicente Calderón).

El dúo Sacapuntas...de la desvergüenza

20100209000837-blanco-pajin-1-.jpg

El ministro de Fomento, José Blanco y la secretaria de Organización del PSOE, Leire Pajín, demostraron ayer que saben ganarse el sueldo a fin de mes. Ambos protagonizaron uno de los episodios más chuscos que se pueda dar en una democracia después de salir a los medios de comunicación para quejarse amargamente de que hay un complot, una conspiración judeo masónica, para acabar con el líder socialista, con José Luis Rodríguez Zapatero. Sí, al parecer (y sin parecer) a estos personajes les parece lamentable de todo punto que determinadas plataformas de opinión o que el Partido Popular estén detrás de las severas e injustas críticas que está recibiendo a diario el presidente del Gobierno. Ni lo entienden, ni lo comparten y encima no se les cae la cara de vergüenza cuando realizan estas afirmaciones. Supongo que eso también debe ir en el salario.
 
Es decir, según Blanco y Pajín, no sólo es que España va bien, sino que estamos en el Mundial de la supereconomía (mucho más que en la Champions League) y censuran cualquier intento de desestabilización verbal, niegan la mayor, oséase, la crisis y lamentan no entender la inquina con la que actúa la derecha, a la que tildan de irresponsable por no respetar el período de Presidencia temporal de la UE que le toca ejercer a España. La verdad es que como ejercicio de hipocresía y funambulismo no está nada mal, sin embargo resulta hilarante que lo que les ocupe y les preocupe a este peculiar dúo Sacapuntas sean las críticas que se emiten desde la oposición y no la funesta realidad que vivimos, entre ellas la de un paro lacerante, una Justicia que ya no es que esté por los suelos, sino que ya transita por el mismísimo subsuelo o un sistema educativo que va proa al marisco.
 
Lo que olvida este Ejecutivo, por parte del señor ministro de Fomento, y el PSOE, en la persona de la hija de la transfuga de Benidorm, es que ellos mismos, cuando estaban en la oposición, no cejaban en sus críticas al mandato de José María Aznar. Estos mismos, junto con su jefe, Zparo, eran los que se pirriaban por ir detrás de las pancartas del No a la Guerra o del Nunca Mais, entre otras, para fustigar permanentemente al presidente de turno. Ellos sí que no respetaban absolutamente nada ni a nadie. Es más, les encantaba jalear a los ciudadanos para que salieran en masa a las manifestaciones y fueron, vía sms, los que consiguieron romper la jornada de reflexión tras los atentados del 11 de marzo de 2004. ¿Qué mayor irresponsabilidad cabe en este sistema que pasarse por el arco del triunfo 200 cadáveres con tal de conseguir un espectacular vuelco electoral? Lo lograron, sin duda, pero saben que ese argumento, falaz donde los haya, puede ser que dentro de un tiempo se acabe demostrando totalmente falso. Por si acaso, nada más llegar al poder, ordenaron la destrucción de muchas de las pruebas, entre ellas las de los amasijos de los trenes. Vamos, igualito que lo que aconteció en los atentados de las Torres Gemelas del 11 de septiembre de 2001.
 
Insisto, el Gobierno y el partido que lo sostiene en el poder se sabe muy nervioso, y no sólo por unas funestas encuestas que, al fin y al cabo, no dejan de expresar el cabreo momentáneo, pero que en dos años se puede voltear o profundizar más en él; sino que ese estado de excitación y de alteración se debe a que cada vez el agujero laboral es mayor y que, como última solución, se logra lo que parecía ya insuperable, bajar aún más la protección laboral del trabajador en caso de quedarse en paro, con la mismísima anuencia de los sindicatos y con el baile feliz de unos empresarios que, a día de hoy, siguen teniendo como jefe a Díaz Ferrán, el mismo que fue incapaz de gestionar una aerolínea, pero que no se muestra avergonzado de trato ofrecido a sus empleados y a los usuarios que se quedaron tirados literalmente en los aeropuertos españoles y de Sudamérica.
 
Por supuesto, descartada la hipótesis de un adelanto electoral, máxime con las autonómicas catalanas a la vista y las municipales dentro de un año y tres meses, Zparo se agarrará a la poltrona monclovita como una auténtica lapa. Sólo un rechazo a los Presupuestos Generales de 2011, tal y como le pasó en su momento a Felipe González, provocaría una disolución de las Cortes, pero tampoco le doy crédito a esa opción, al menos mientras los mini nacionalistas puedan seguir sacando parné del Estado (aunque es verdad que cada vez queda menos dinero y sí mucha deuda acumulada).

Sí a la Universidad de La Orotava

20100210000607-valle-de-la-orotava-con-teide.jpg

¿Por qué existe tanto nerviosismo en la Universidad de La Laguna? ¿Acaso temen sus órganos de Gobierno perder el cuasi monopolio de la educación superior que hasta la fecha han tenido, con constantes abusos y atracos hacia la economía de unos estudiantes que, en muchos casos, no podían hacer frente a tan cuantiosas tasas, amén del gasto en la bibliografía y material del curso, y que año tras año han ido incrementándose, a pesar de las falsas promesas del Rector de turno? ¿Cuáles son los recelos que pueden existir hacia la futura Universidad privada de La Orotava? ¿Dejar de ganar equis dinero y que ciertas carreras o facultades se puedan ir al garete porque no haya un número de alumnos suficientes? Bueno, eso es lo que tiene la competencia y lo importante no es que en Canarias podamos elegir entre la ULL y la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, sino que también dentro de la misma isla, en este caso Tenerife, encontremos un centro de educación superior, aunque sea de carácter privado, pero que, sin duda alguna, contribuirá a mejorar la calidad de la enseñanza que se imparte en la universidad lagunera y, de paso, aprobar una política de becas más apropiada a la realidad, por no hablar de unas matrículas que, insisto, no están al alcance del común de los estudiantes, máxime en una época de crisis.

Evidentemente, me puedo poner en la piel del Rector, del Claustro, del Consejo de Gobierno o del Consejo Social cuando temen que la Universidad de La Orotava pueda restar un porcentaje importante de alumnos, sobre todo aquellos que vienen diariamente desde los municipios del norte hasta la zona metropolitana, pero hay que moverse acorde a la evolución de la sociedad y hoy, guste o no al señor Domenech, es vital que lo público cuente con la competencia del ámbito privado porque, necesariamente, hará evolucionar a una institución que, en ciertos aspectos, parece haberse quedado anquilosada en el pasado, con profesores que imparten lecciones y temarios nada actualizados. Es más, como chistosamente me gusta decir, la Universidad, en términos generales, no sólo la ULL, sino todas las públicas, han pasado a autodenominarse como la INEMversidad, porque son sedes docentes que preparan a sus estudiantes para ir de cabeza a las oficinas de empleo, no para moverse en el mundo laboral.

Y es una verdadera pena que la Universidad de La Laguna, como otras en España, haya pasado de tener un indudable prestigio y que quienes se licenciaban o doctoraban, independientemente de la carrera cursada, contaban con ofertas casi ilimitadas a la hora de colocarse en cualquier empresa; a ser mirada ahora como una institución que le entrega una titulación a unas personas que carecen de la preparación necesaria o que las prácticas en determinadas facultades sean facultativas, eso pasaba en Periodismo, por ejemplo. Obviamente, todo eso pasa cuando nada ni nadie te hace competencia y te apoltronas. El resultado es que pierdes todo contacto con la realidad y las enseñanzas se van desviando de lo que se reclama en la esfera laboral. De ahí que en los últimos tiempos, si se quiere tener alguna oportunidad en alguna entrevista de trabajo, especialmente cuando se carece de experiencia, haya que pasar por gastarse los ingresos familiares y completar un máster.

Por eso, aunque sea desde esta nimia y modesta tribuna, todo mi apoyo para aquellas personas que pretenden sacar adelante la Universidad de La Orotava. Aunque en La Laguna no lo vean así, háganme caso, vamos a salir ganando todos, los estudiantes, los profesores, el mundo laboral, que contará con futuros profesionales mejor preparados y, finalmente, toda la sociedad. Cualquier provincia que se precie ya cuenta con universidades públicas y privadas y la convivencia no tiene que ser perjudicial, todo lo contrario. La una ayuda a la otra a ofrecer las mejores enseñanzas y cuanto mejor salgan preparados los universitarios, nuestra vida, en todos los aspectos, será mucho mejor.

El necesario éxodo venezolano

20100211003204-14596-tapa-nueva.jpg

Ni un día más. Los venezolanos de bien, que entiendo que son la gran mayoría, incluso ese sector que está amedrentado por el dictador Hugo Chávez, no pueden seguir ni un día viviendo en ese país mientras siga en la poltrona (o en la jaula) ese particular gorila rojo. Si las libertades en la República Bolivariana de Venezuela habían quedado reducidas a la mínima expresión, con la astracanada de hace dos días, las expropiaciones porque a él le sale de sus reales decretos, los ciudadanos y los inversores extranjeros han podido comprobar que la legalidad que rige en ese país es tan seria como un chiste de Chiquito de la Calzada y tan segura, por ejemplo, como la defensa del Atlético de Madrid, es decir, un completo desastre y uno puede pasar de ser el más rico de la zona o de la calle a no tener absolutamente nada, y todo en base a la revolución y a la lucha de clases a las que alude este dictadorzuelo de tres al cuarto.

Lo cierto es que ya tampoco llena de asombro el comportamiento de este político paticorto, máxime cuando estamos acostumbrados a verle completar espectaculares acciones como, por ejemplo, la del autogolpe de Estado para, finalmente, conseguir perpetuarse en el poder. Desde ese infausto abril o mayo de 2002, la sociedad venezolana ha visto como el caudillo bolivariano se ha cargado cualquier atisbo de libertad de expresión, se ha hecho con las empresas de capital extranjero o es capaz de ayudar a regímenes tan totalitarios y chabacanos como el suyo, entre ellos el del cocalero Evo Morales. Sin embargo, su país, su gente, se mueren de hambre y desesperación, pero todo es dado por bueno con tal de completar la verdadera revolución, que, digo yo, consistirá en no dejar a ningún partidario de Primero Justicia o cualquier otra fuerza que ose disputarle el más mínimo ápice de poder.

De todas maneras, las expropiaciones por sus reales decretos que acometió hace pocos días no dejan lugar a la duda de que este dictador no pretende otra cosa que no sea ir contra todos aquellos que le puedan hacer frente. Estoy convencido de que el propietario de la galería de joyas o de las grandes casas que ordenó quedarse para el Estado, es decir para sí mismo, deben pertenecer a familias que no le han hecho el caldo gordo y esto, desgraciadamente, no deja de ser un preámbulo de lo que se viene encima. Nadie puede estar seguro de poseer hoy nada en Venezuela, especialmente si no te decantas partidario del orangután miraflorino. Es tan sencillo como que ustedes pueden estar perfectamente en sus casas, incluso de madrugada, y entra una cuadrilla de chavistas, con el mismísimo Hugo Chávez a la cabeza, y les echa a patadas de su propia residencia. ¿Cuál será el siguiente paso? ¿Quedarse con sus mujeres o sus hijas? Pues miren, tal y como anda este personaje, no descarten cualquier locura que pueda estar fraguándose en su única, pero maléfica y malvada neurona.

Vacaciones de risa

20100212000317-zapatero-rajoy.jpg

Por fin volvieron de las vacaciones. Más de mes y medio sin pisar el hemiciclo porque, supongo yo, sus señorías debían estar cansadísimos del tute que se pegan a lo largo de todo el período de sesiones, dos al año y con sus respectivos días de vacaciones, como reglamentariamente les corresponde, sí, pero que no deja de ser un insulto para el resto de un país, España, que está pasando por una de sus peores crisis y que nadie da con la tecla para resolverla. Sin embargo, lo importante, lo trascendental, lo perentorio es que ninguno de nuestros diputados o senadores se queden sin disfrutar de su asueto. Y no me vale el viejo adagio de que son reglamentos aprobados y que si los marca el partido que está en el poder. No, eso es una falacia como otra cualquiera, pero aquí, en cuanto a la posibilidad de escaquearse equis días o subirse escandalosamente el sueldo, no hay diferencias partidistas ni ideológicas. En ese aspecto, seas del PP, del PSOE, de IU, CC, CiU o UPyD, todos se ponen de acuerdo.

De verdad, en Europa, ahora que ostentamos la Presidencia temporal de la Unión, deben alucinar con la idiosincrasia española, al menos en lo que toca a la clase política. Buenos sueldos, mejores despachos, dietas a tutiplén, etcétera, etcétera, y todo a cambio de ir, en muchos casos, a un escaño a hacer vaya a saber usted el qué. Es que hay parlamentarios a los que, sencillamente, ni se les conoce ni se les espera, no se sabe qué cometido ocupan, salvo el de votar según ordene el portavoz de grupo y eso, a veces, hasta lo han hecho rematadamente mal, con equívocos flagrantes como en la reciente votación de unas enmiendas en los Presupuestos Generales del Estado y que supusieron que, en primera instancia, un dinero que se iba a comprometer a no sé que gasto quedase fuera de esa previsión. Lo dicho, unos genios.

Sí, también vendrán a venderme el cuento de que ser diputado o senador es una cuestión harto difícil. Sí, no digo que no, que habrá quienes en realidad han completado una carrera de Ciencias Políticas, que han hecho sus másters o que tienen sacadas oposiciones durísimas como abogados del Estado o registradores de la propiedad. Pero, ¿qué tipo de estudios o de arduo trabajo han completado personas como Leire Pajín, Bibiana Aído o José Blanco o esos diputados del PP que, perdonen la expresión, parecen muñecos de cera, siempre circunspectos en sus escaños, con cara de aburridos, incapaces de intervenir en un pleno o en una comisión? Al final, sinceramente, quienes trabajan o tienen que tomar la palabra son los mismos de siempre y las propuestas que llevan a las sesiones, en determinadas ocasiones, mueven a la hilaridad más profunda.

No voy a negar que para el espectáculo televisivo o para la letra gorda de imprenta, los políticos son excelentes fuentes de relleno, capaces de decir la palabra o la expresión más gruesa sin que les tiemble la mandíbula. Lo peor de todo es que las puyas, incluso a veces los insultos cuasi personales que se dedican en los plenos, no dejan de ser un puro teatro, un paripé que acaba cuando se cierra la sesión y luego a limar asperezas en la cafetería del Congreso. Y mientras, volviendo a la idea primigenia, pasando olímpicamente de los ciudadanos y de los esfuerzos por capear la más cruda de las crisis.

¿Qué sabe el Rey de la crisis y el desempleo?

20100213000029-rey-regatista.jpg

Su Majestad, el Rey Don Juan Carlos I, recibió ayer a los dos principales sindicatos, UGT y CCOO, para hablar sobre la situación actual de la economía española y tratar de buscar soluciones a la salida de esta crisis que tanto nos está afectando a los españoles. Y miren, a mí me parece muy bien que se investiguen fórmulas y métodos para escapar de una situación bastante preocupante, pero lo que no concibo bajo ningún concepto es que el que llaman el primero de todos los españoles, el Rey, sea precisamente quien se ponga a establecer una ronda de conversaciones con los principales sectores sociales, políticos y económicos. Acaso, pregunto yo, ¿tiene conocimiento Su Majestad de lo que es un contrato temporal, el despido libre o una jornada de 35 horas? Pues va a ser que no.

Si Don Juan Carlos pretende aportar algo para la resolución de estas apreturas económicas, lo tiene muy sencillo, entre otras empezar a echar mano de ese extenso patrimonio y convertirlo en dinero para ayudar a las clases más desfavorecidas, a quienes llevan años sin poder cotizar y con una situación más que espantosa. Curiosamente, como por azar, a un excéntrico millonario residente en Baleares le dio por donar su gran fortuna, patrimonio inmobiliario incluido, a Don Felipe y Doña Letizia. Pues nada, no sé qué marcarán las leyes a ese respecto, pero por coherencia esos bienes deberían refundirse de tal manera que se pueda ayudar a un número importante de personas que no consiguen llegar a final de mes.

De todas maneras, hay que reconocer que España se ha convertido en un país surrealista a más no poder. El vago más vago de todos los vagos de la galaxia, ese que no es capaz ni de escribir sus propios discursos, lidera esa agenda de reuniones, de encuentros, de la anglosajona tormenta de ideas para encontrar una salida a la crisis. Hombre, quizá lo único bueno que puede deducirse de todo esto es que tal vez empiecen a saber en los mundos maravillosos intramuros del Palacio de la Zarzuela que la vida no es tan de color de rosa, que hay gente que, aunque a ellos les parezca mentira, lo pasan mal. A lo mejor, incluso, el Rey aprende de una vez por todas que el Euríbor no es una dinastía borbónica europea y que el INEM no es donde se apuntaron sus vástagos para marcharse de palacio, que no es el Instituto Nacional de Emancipaciones. Pero vamos, estos encuentros no dejarán de ser más una mera pose, una instantánea más del campechano real.

Europa no se traga los trucos de ZP

20100214000016-01-grande.jpg

Confirmado. Europa le tiene tomada la matrícula a España. Ha bastado un mes de Presidencia temporal en la UE para que ya se conozca a nuestro país como el lugar ideal para las políticas de la improvisación, para cambiar de criterio de la mañana a la tarde y de la tarde a la noche. Lo que iba a ser un período propagandístico para Zapatero y su corte ministerial, éste se ha tornado en una especie de pesadilla de la que no saben como salir y aún queda hasta junio para poder despertarse. Desde luego, cuando el Gobierno se levante del sueño europeo, va a parecer que ha dormido la mona y encima con los efectos de la resaca haciendo mella tras el tablón que se cogió con los fastos que tuvieron lugar con motivo de ese estreno europeísta de ZParo.

Los grandes de la Unión, es decir Francia, Italia y Alemania (los euroescépticos de los británicos no cuentan), están vigilando claramente los movimientos de España. No se fían un pelo de lo que pueda decir y mucho menos de lo que pueda hacer y no es de extrañar que hubiese ciertas presiones de alguna de estas naciones hacia la Casa Blanca para evitar que ZP tuviese su foto en Madrid con Barack Obama. Europa es consciente de que nuestro país no es capaz ahora mismo de liderar absolutamente nada, a no ser la tasa de destrucción de empleo, que es el único capítulo en el que Zapatero está jugando con todas las garantías en la famosa Champions League, pero del fracaso y del ridículo.

Me imagino que cualquier ciudadano medio de la UE debe estar alucinando con las improvisaciones que han podido palpar en las últimas semanas, con propuestas sobre jubilaciones retardadas o mayor tiempo de cotización obligatoria para poder tener derecho a una pensión más o menos digna. Es evidente que, a fecha de hoy, somos un país nada sugerente ni atractivo para que alguien desee quedarse. Si es que muchos españoles están sopesando seriamente coger las maletas y largarse antes de que nos pongamos a niveles cubanos o venezolanos. Estamos viviendo un verdadero caos y nuestros vecinos continentales se llevan un día y otro las manos a la cabeza. No entienden nada, pero es que para consuelo de ellos, tampoco nosotros entendemos nada de lo que hace o deja de hacer este Ejecutivo.

Lo peor es que las risotadas de ZP de hace sólo unas semanas, en las que se jactaba de que a Italia y a Francia las iba a superar en crecimiento económico no se quedan atrapadas en el macizo pirenáico o atrapadas en el puerto de Barcelona. No, esas declaraciones son conocidas por Berlusconi y Sarkozy e imagino que para carcajadas profundas y prolongadas las de los mandatarios italiano y francés. Mientras en esos países hace ya algún tiempo que se salió de la crisis, aquí seguimos atravesando las ya de por sí infranqueables profundidades abisales. Pero nada, no se preocupen, ZP está al frente de la nave, aunque de la misma se bajaron el resto de pasajeros comunitarios antes de que el avión se estrelle (si es que alguna vez es capaz de despegar, cosa que dudo, la verdad sea dicha).

Pasión rojiblanca

20100215013225-n-atletico-de-madrid-25-at-madrid-vs-barcelona-113650.jpg

El Atlético de Madrid ha vivido su semana de pasión. Acostumbrados los aficionados como estamos a las malas noticias, a las derrotas contundentes o en el último minuto, en esta ocasión nos hemos podido llevar el doble alegrón, primero por clasificarnos después de diez años para la final de la Copa del Rey y, de postre, una victoria de calidad contra el Barcelona, además jugando a un gran nivel en la zona defensiva, que han supuesto tres puntos importantes para poner tierra de por medio con la parte delicada de la clasificación. Atrás quedan tantas decepciones vividas durante los pasados meses, pero que nadie se confunda, aún hay que agarrar seis o siete triunfos como mínimo para garantizar la permanencia y hacer menos sufrida la travesía por el desierto liguero a los seguidores. Europa queda lejos de cara al año que viene, vía Liga, pero no conviene perder esta inyección anímica, por si Mallorca, Deportivo o Getafe aflojan, incluso con la opción de lucirse a partir del jueves en la European League, una competición estorbo, pero que hay que jugarla.

Lo que sí ha quedado demostrado es que este plantel, con sus carencias y todos los defectos del mundo, tiene más potencial que el que ha venido demostrando. Todos los atléticos tenemos la sensación de que los jugadores, empezando por el uruguayo Forlán, se han dedicado a sestear más de lo debido y a jugar cuando les ha dado la real gana. Aún podemos retener aquellas imágenes de un cuadro desarmado frente al Recreativo de Huelva en el Colombino y con un Quique Sánchez Flores acordándose de medio árbol genealógico de los susodichos. O qué decir de la patochada hace dos semanas ante el Málaga, 0-2. Sin embargo, la paciencia del míster ha servido para aislarse de los sonados y sonoros fracasos y si en el partido de ida te metían los onubenses tres goles a cero, pues nada, una semana después se revertía la pifia con un 5-1. Y si los malacitanos parecían el Chelsea hace 15 días, ayer, cierto que ante un Barcelona sin defensas, sólo Puyol y Milito, el Atlético de Madrid le inflingía la primera derrota en Liga al líder.

Así es este cuadro colchonero, capaz de lo mejor y de lo peor, hoy toca el cielo con las yemas de las manos y mañana puede estar cayendo de cabeza en el mismísimo infierno. Resulta imposible explicar con lógica que significa ser del Atlético de Madrid, es algo que no se puede extrapolar a una fórmula matemática o a un silogismo lógico. No, ser rojiblanco madrileño es una forma de vida, una manera de saber vivir y levantarse ante los palos de la vida. Quienes profesamos esta especie de religión podemos dar fe y testimonio que nos podrán dar una y mil veces en las dos mejillas o macerarnos a golpes, pero que tengan bien claro que sabremos levantarnos. El Atleti, sin duda, es así, lo que pasa es que le gusta (creo yo) jugar demasiado en el filo de la navaja y muy cerca de la hoguera, aunque de vez en cuando la apuesta sale a la perfección, como esta pasada semana.

Otra más del sectarismo zapateril

20100216000015-z-p-enmuseo.jpg

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha hecho gala, una vez más, de su particular sectarismo. Tras rechazar por activa y pasiva la invitación que se le hizo para asistir a tierras salmantinas, donde tuvo lugar el Congreso de las Víctimas del Terrorismo, aduciendo que la crisis le tenía absorbido todo el tiempo del mundo, ayer, curiosamente, encontró un hueco para reunir en la Moncloa a los representantes de la Academia del Cine y, de paso, también hacerse la foto con los ganadores de los premios Goya. Mucho teme el jefe del Ejecutivo que pueda estar perdiendo el apoyo de los cejateros cuando ha hecho la convocatoria de prisa y corriendo. Aun así, esos miedos no son infundados y uno de los socios fundadores del sindicato zetacejil, Luis Tosar, declinó ir a ver al presidente porque tenía cosas más importantes que hacer. Todo un aviso a navegantes, sin duda.

Está claro que a nuestro presidente le trae al fresco lo que le pase a las víctimas del terrorismo, entre otras razones de peso, porque no le suponen un rédito electoral. Su cálculo se basa en un axioma muy sencillo, si rodearse de los artistas le va a reportar más apoyos en las urnas que acudir a un congreso como el celebrado en Salamanca, evidentemente, ZP se decanta por lo primero. Además, la verdad sea dicha, también se ahorra las críticas y los abucheos que muchos de los asistentes le hubieran dedicado por sus constantes vacilaciones durante gran parte de la anterior legislatura y las informaciones que están saliendo en ésta sobre el llamado ‘caso Faisán’.

Resulta obvio decir que ZParo no puede dejar en el olvido a un colectivo tan esencial para sus fines como es el de los artistas. La deserción de Luis Tosar, aunque parezca una simpleza, puede significar el comienzo de un desencuentro entre el Gobierno y uno de los sectores que, hasta el momento, ha apoyado ciegamente al mandatario socialista. De todas maneras, para tranquilidad de ZP, también hay que aclarar que el amor y el cariño de estos artistoides, así como el de los sindicatos, se reconquista de forma muy sencilla, con las cuantiosas subvenciones que se preparan cuidadosamente en la cocina monclovita. El problema es que el ingrediente económico lo pagamos entre todos los ciudadanos, para variar, y el favor sólo es unos pocos, los de casi siempre.

ZP siempre ha tenido un olfato muy fino para elegir sus compañeros de viaje, pero esos ‘amigos’ no son de balde, sino que reclaman su parné. Aquellas manifestaciones al albur del chapapote o de la guerra de Irak le proporcionaron al entonces candidato un caudal de votos interesante y que fueron decisivos tras el 11-M. Sin embargo, ese apoyo, insisto, no es gratuito y en cuanto al jefe del Ejecutivo se le olvida quiénes le ayudaron a auparse en el poder, rápidamente alguien le recuerda que firmó algo más que una factura a plazo. Las adhesiones logradas por este presidente son una auténtica hipoteca que, dada la voracidad de los artistas (sin contar con la de los sindicatos), tiene visos de prolongarse en el tiempo. No obstante, los españoles pueden intentar cancelar esa hipoteca o llevarla a otro banco que ofrezca mejores condiciones, aunque no parece que el Popular (entiéndase la ironía) garantice mejores réditos, al menos mientras siga al frente ese director gallego.

Matar la gallina de los huevos de oro

20100217000129-0.jpg

El animador de los fines de semana en Carrusel Deportivo de la Cadena Ser, Pepe Domingo Castaño, ha declarado abiertamente que está en contra del fútbol disputado en lunes. Asegura, y no le falta razón, que la disputa de partidos en este día tan atípico de la semana acabará reventando la afición por este deporte, sobre todo, añado yo, porque normalmente se eligirá el encuentro menos atractivo de la jornada, aunque para empezar, casualidades de la vida, ha sido un choque entre el cuarto clasificado, el Mallorca, y el CD Tenerife, que está en la zona de descenso a Segunda. No obstante, a nivel de seguimiento, sólo le interesa a los aficionados de ambos conjuntos y a aquellos equipos que puedan tener un interés directo a la hora de ascender en la clasificación.

Resulta evidente que el lunes es un día rarísimo en España para que haya fútbol. Ya han conseguido a nivel europeo forzarnos a ver los martes como jornada continental, cuando hace años sólo se jugaban partidos los miércoles, mezclando absolutamente todas las competiciones, que entonces eran la Copa de Europa, Recopa y Copa de la UEFA, pero eso de que concluya el domingo y que aún haya que esperar un día más para completar la jornada, sinceramente, no se ajusta a nuestro acervo balompédico. Es más, creo que incluso va a matar, salvo que se tomen medidas, a la quiniela de fútbol porque ahora no sabemos si nos hacemos millonarios o al menos nos tocará el reintegro para tomarnos posteriormente el cortadito en el bar de Don Antonio hasta el mismo lunes por la noche o, incluso, ya tocando las primeras horas del martes.

Entiendo que los clubes se han beneficiado, y lo seguirán haciendo, del suculento parné que sueltan generosamente las televisiones, pero también es cargarse el espectáculo al sacar un partido fuera del fin de semana. Ya se intentó hace más de una década con los famosos choques de los lunes que retransmitía Antena 3, pero aquella experiencia, salvo citas muy contadas, supuso todo un fracaso de audiencia, porque lo habitual eran partidos entre el Sevilla y el Compostela, el Hércules y el Zaragoza y, muy de cuando en vez, salía el Barcelona o el Real Madrid, pero no era la norma habitual. Al final, entre todos, terminarán por matar la gallina de los huevos de oro, sobre todo porque lo poco agrada y lo mucho desagrada, Convendría no olvidarlo.

Debate nulo y previsible

20100218000036-20081203a-pelea-rajoy-zapatero.jpgEl esperado debate entre el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y el líder de la oposición, Mariano Rajoy, quedó en tablas, por no decir que fue nulo. El primero, una vez más, echó balones fuera y reclamó responsabilidad y apoyo por parte del Partido Popular, mientras que el segundo, a pesar de sus veladas amenazas sobre una posible presentación de la moción de censura, adelantó que no registraría tal iniciativa en la Cámara al no tener los apoyos necesarios. Pura aritmética parlamentaria, pero que deja bien a las claras que, si bien nadie confía ya en el actual Ejecutivo, tampoco hay argumentos para fiarse de la supuesta alternativa gubernamental. Lo cierto es que, al margen de esas dos fuerzas, tampoco hay nadie más que, a día de hoy, se pueda revelar como una serie opción de un futuro gabinete. Izquierda Unida tiene lo que tiene y la ‘democrática’ formación de Rosa Díez tampoco da para más. El resto, todos partidos nacionalistas de extremismos más o menos moderados.

Lo triste del caso es que al final este tipo de actos parlamentarios quedan para la hemeroteca como un intercambio de frases más o menos ingeniosas o de bobadas supinas; porque para tontería interplanetaria las visiones y las predicciones de ZP, que asegura que en este semestre ya se saldrá de la crisis (sí, esa misma en la que no estábamos) y que también para mayo o para junio se creará empleo neto (menos los prorrateados del Plan E, añado yo). Lo que no entiendo es que estos datos los suelte el presidente por su boca como si no costara. Imagino el alivio que debe tener el archimillonario jubilado Pedro Solbes al ver los berenjenales en los que mete a Elena Salgado el señor ZParo. La inconsciencia de un mandatario que se echa en manos de vaya a saber usted qué pitoniso financiero debe provocar úlceras sangrantes a quienes luego tienen que dar la cara (básicamente para que se la partan), que son los responsables del área económica.

Pero no se crean que Rajoy está mucho mejor. Entiendo, y en su momento lo defendí, que la moción de censura no tocaba, pero lo que no se puede hacer es amagar hasta último minuto de partido y, a la hora de rematar a puerta, es decir presentar la moción, tirar el balón al quinto anfiteatro. Lo positivo de intentar desbancar vía parlamentaria al actual Ejecutivo sería, en el caso de que no se consiguiera (y seguro que no se logra), observar con detenimiento la actitud del resto de partidos que conforman el arco democrático de la Carrera de San Jerónimo. Muchos quedarían retratados y, de paso, ofrecerían un inequívoco mensaje a sus afiliados, simpatizantes y votantes, de que prefieren seguir apoyando las políticas del llamado capitán del Titanic, ése que ya no sólo no es capaz de evitar los icebergs, sino que va a chocar directamente contra ellos. El problema es que el casco de esa nave, que se llama España, no está preparada para sufrir más embates y quienes sufriríamos el hundimiento seríamos más de 44 millones de pasajeros. Pero claro, a él le da lo mismo, tiene su chaleco salvavidas y me temo que Rajoy también llegaría a un acuerdo para escapar del ahogamiento.

Estupidez humana

20100219000126-1265049556295-100201-tfe-temporal-lluvias-01.jpg

La estupidez humana no tiene límite, al menos así lo demostraron algo más de cien personas la pasada tarde-noche del miércoles que, a pesar de la advertencia de una alerta naranja con lluvia y fuertes ráfagas de viento, se negaron resueltamente a largarse de la cola que formaban por el exterior del estadio Heliodoro Rodríguez López para ser los primeros en adquirir las entradas del partido que medirá el 27/28 de febrero al CD Tenerife con el Real Madrid. Sí, entiendo que ver al equipo merengue, como en su momento fue acudir al recinto capitalino para admirar el juego azulgrana, requiere grandes sacrificios, pero ante una situación meteorológica tan adversa y con posibilidad de sufrir daños físicos lo mejor era ahuecar el ala e irse a casa. Pero estos personajes optaron por no levantar el campamento allí establecido.

Y miren que se intentó convencer a esos aficionados de mil maneras, incluso el propio jefe de Deportes de Cope Tenerife, Guillermo García, habló con alguno de esos seguidores para intentar hacerles ver lo irracional de su postura. Les informó que el propio club, dada la alerta por el temporal, había decidido suspender el inicio de las localidades para el jueves, pero ni con esas ni con la más de media docena de policías nacionales que se personaron hasta la grada de herradura para persuadir a los hinchas de que su comportamiento no era lógico y que, en último término, podrían poner en riesgo a otras personas en la eventualidad de que la tormenta se complicase y fuese necesario rescatar a alguno de estos aficionados.

Pero ni con esas, que los señores no se marchaban ni desmontaban las tiendas. Desconozco si al final optaron por marcharse cuando sopesaran que el CD Tenerife no iba a despachar las localidades el día previsto inicialmente, pero me sorprendió sobremanera que alguien pueda tener tal afición, tal forofismo, que prefiera correr el peligro de sufrir en sus carnes las inclemencias del tiempo por ser el primero en conseguir esa preciada entrada en vez de ser razonable, arriesgarse a quedarse luego sin ticket, pero al menos asegurar su integridad física. Visitas del Real Madrid habrá muchas, pero vida sólo una y algunos olvidan fácilmente como se las gasta el viento y la lluvia en esta isla y, muy en concreto, en la capital. Y eso que el 1 de febrero estuvimos en el umbral de sufrir una gran catástrofe.

De todas maneras, y como recomendación al club, no estaría de más que empezasen a pensar los miembros del Consejo de Administración del CD Tenerife que hay un invento genial que se llama Internet y que por esa vía se puede comprar las entradas. Todos los equipos de Primera despachan así gran parte de sus localidades y los blanquiazules, digo yo, tendrán que demostrar su categoría también en el aspecto organizativo. Muchos lo agradecerían y este episodio debería de servir para ponerse manos a la obra, aunque está claro que si hubiese pasado algo, el CD Tenerife estaría exonerado de toda culpa.

Estupidez humana

20100219000356-1265049556295-100201-tfe-temporal-lluvias-01.jpg

 

La estupidez humana no tiene límite, al menos así lo demostraron algo más de cien personas la pasada tarde-noche del miércoles que, a pesar de la advertencia de una alerta naranja con lluvia y fuertes ráfagas de viento, se negaron resueltamente a largarse de la cola que formaban por el exterior del estadio Heliodoro Rodríguez López para ser los primeros en adquirir las entradas del partido que medirá el 27/28 de febrero al CD Tenerife con el Real Madrid. Sí, entiendo que ver al equipo merengue, como en su momento fue acudir al recinto capitalino para admirar el juego azulgrana, requiere grandes sacrificios, pero ante una situación meteorológica tan adversa y con posibilidad de sufrir daños físicos lo mejor era ahuecar el ala e irse a casa. Pero estos personajes optaron por no levantar el campamento allí establecido.

Y miren que se intentó convencer a esos aficionados de mil maneras, incluso el propio jefe de Deportes de Cope Tenerife, Guillermo García, habló con alguno de esos seguidores para intentar hacerles ver lo irracional de su postura. Les informó que el propio club, dada la alerta por el temporal, había decidido suspender el inicio de las localidades para el jueves, pero ni con esas ni con la más de media docena de policías nacionales que se personaron hasta la grada de herradura para persuadir a los hinchas de que su comportamiento no era lógico y que, en último término, podrían poner en riesgo a otras personas en la eventualidad de que la tormenta se complicase y fuese necesario rescatar a alguno de estos aficionados.

Pero ni con esas, que los señores no se marchaban ni desmontaban las tiendas. Desconozco si al final optaron por marcharse cuando sopesaran que el CD Tenerife no iba a despachar las localidades el día previsto inicialmente, pero me sorprendió sobremanera que alguien pueda tener tal afición, tal forofismo, que prefiera correr el peligro de sufrir en sus carnes las inclemencias del tiempo por ser el primero en conseguir esa preciada entrada en vez de ser razonable, arriesgarse a quedarse luego sin ticket, pero al menos asegurar su integridad física. Visitas del Real Madrid habrá muchas, pero vida sólo una y algunos olvidan fácilmente como se las gasta el viento y la lluvia en esta isla y, muy en concreto, en la capital. Y eso que el 1 de febrero estuvimos en el umbral de sufrir una gran catástrofe.

De todas maneras, y como recomendación al club, no estaría de más que empezasen a pensar los miembros del Consejo de Administración del CD Tenerife que hay un invento genial que se llama Internet y que por esa vía se puede comprar las entradas. Todos los equipos de Primera despachan así gran parte de sus localidades y los blanquiazules, digo yo, tendrán que demostrar su categoría también en el aspecto organizativo. Muchos lo agradecerían y este episodio debería de servir para ponerse manos a la obra, aunque está claro que si hubiese pasado algo, el CD Tenerife estaría exonerado de toda culpa.

Peineta deplorable frente a la difamación

20100220012927-f786598-aznar330.jpg

José María Aznar, ex presidente del Gobierno de España, tuvo un gesto nada decoroso, más bien bastante burdo, zafio y ordinario, con un grupo de jóvenes que le esperaron a la entrada y salida de una conferencia en Oviedo para insultarle, llamarle asesino y tildarlo, literalmente, de "lameculos de Bush". Sí, la respuesta del líder de las FAES no estuvo a la altura de las circunstancias, entre otras razones porque intentar ponerse al nivel de quienes hacen del insulto y de la infamia su herramienta dialéctica de uso común es poco menos que un ejercicio absurdo y lo único que puede generar es un rechazo por parte de la sociedad. La idea primordial debe ser la de hacer oídos sordos y vista ciega ante quienes no emplean más argumentos que la bronca y la difamación, pero Aznar no ha querido verlo así e hizo la gracieta, no sé si consciente o no de la presencia de los fotógrafos, para regocijo de quienes ahora podrán regodearse durante algún tiempo de ese instante de mala y pésima educación.

Por supuesto, podrá replicarme usted, que ha habido otros políticos que han tenido sus momentos de debilidad llamando imbécil o gilipollas integral a Tony Blair (José Bono dixit) o "tonto de los cojones" a los votantes del Partido Popular (frase del alcalde de Getafe y presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias, Pedro Castro). Sí, todas estas salidas de pata de banco son censurables y han merecido una reprobación más o menos considerable, aunque siempre muy matizadas y almibaradas en el partido donde militan estos dos señores, el PSOE. Lo curioso es que, como un resorte, han salido De la Vega o Álvaro Cuesta a hablar de escaso o nulo talante democrático por parte de Aznar, pero ni media sobre la falta de respeto a un ex presidente del Gobierno. El gesto del líder de las FAES fue grotesco, pero también habrá que poner un coto a esos pancarteros que insultan a granel y que, de momento, les está saliendo gratis ese surtido de acusaciones que traspasan los límites de lo moralmente permitido.

Y no es por comparar ejemplos ni actitudes, pero acuérdense de lo que le pasó a Zapatero en el desfile del 12 de octubre. No le hizo excesiva gracia que un grupo de ciudadanos estuviese a la espera para abuchearle y que pidiera su dimisión. De hecho, recordémoslo, halló un apoyo en el alcalde de Madrid, Ruiz Gallardón, hablando de que aquello era un acto institucional y que no había lugar a aquellas manifestaciones. Y sí, nadie niega que igual no era la ocasión, pero también está claro que las presencias de Zapatero a nivel de calle son cada vez más reducidas y en pocos sitios puede la población mostrarle su descontento.

En el caso de Aznar, los insultos se han vuelto algo normal, corriente y hasta peligrosamente habitual. Sin embargo, desde la bancada socialista se apela a la libertad de expresión de los ciudadanos y se censura el dedazo peinetero del ex presidente. Perfecto, muy bien por lo segundo, pero en lo primero, qué quieren que les diga, me parece más educado un abucheo o pedir que alguien deje un cargo que llamar asesino y criminal a alguien cuando, que yo sepa, José María Aznar no ha matado a nadie. Pero, desde luego, su peineta sobró y más le valdría cortarse el dedito, metafóricamente hablando, para no rebajarse al nivel de personas que no quieren debate, sino confrontación e intercambio de vulgaridades.

Canarias, al socaire meteorológico

20100221000021-1266502023448detalledn.jpg

He preferido dejar que pasaran unos días después de la tormenta que sufrimos en el Archipiélago hace unos días y que provocó, por ejemplo, que la isla de Tenerife sufriera por segunda vez en menos de un año una situación de cero energético, es decir, que nos quedásemos sin suministro eléctrico entre tres y nueve horas, según la zona. Sí, puedo convenir que cuando llega un frente de las características que padecimos desde el martes en la tarde hasta las últimas horas del jueves sea normal que determinados servicios queden mermados, pero no resulta lógico ni comprensible que después de los refuerzos eléctricos que hubo tras la tormenta tropical Delta, sólo hace falta darse un salto por esa autopista del Sur para observar los mamotretos que nos han colocado, a las primeras de cambio nos volvamos a quedar sin fluido y rezando para que no llegase la noche y volviéramos a pasar una velada a la luz de las linternas o de los candiles.

En este aspecto debo de coincidir y coincido con las declaraciones realizadas por el vicepresidente del Gobierno de Canarias, José Manuel Soria, quien manifestó muy acertadamente que, independientemente de la virulencia de los fenómenos meteorológicos, habrá que empezar a tomar medidas en serio, que no se puede estar continuamente al albur de lo que digan los del no a todo. Sí, la ecología, la protección del medio ambiente resulta esencial, máxime en unas Islas tan frágiles, territorialmente hablando, pero hemos de tomar medidas para evitar dar una imagen tan lamentable, que a las primeras de cambio nos quedemos totalmente aislados. No hay que olvidar que vivimos por y para el turismo y esto, aunque no se crea, ha generado un cierto rechazo y comentarios negativos, pero ya no tanto por el tema del temporal en sí, sino que nuestro sistema eléctrico es más endeble que el papel de fumar.

Y miren, no sé si la construcción del Puerto de Granadilla puede o no ayudar a que mejore subsidiariamente el sistema energético de Tenerife, pero hay que tomar cartas en el asunto. Desgraciadamente, el Archipiélago, al ser un territorio tan pequeño y tan fragmentado, no resulta atractivo para la competencia energética, seguimos dependiendo en exclusiva de Unelco-Endesa y eso provoca que muchas veces el mantenimiento no sea tan preciso como debiera. Ojo, que no acuso a los responsables técnicos de esta empresa de no hacer su trabajo, pero igual no están empleando los medios necesarios o el personal suficiente. Aún recuerdo las palabras del entonces máximo responsable en Canarias de esta empresa, el señor Plans, en una rueda de prensa para explicar todos los daños acaecidos con la tormenta tropical Delta, anunciando una burrada de millones de inversión para mejorar la red eléctrica y evitar que sufriéramos nuevas deficiencias a la hora de recibir la luz en nuestras casas, en los trabajos o en la calle. Pero nada, las palabras se las llevó el viento, nunca mejor dicho, y los millones, o no llegaron en su totalidad a las Islas, o se han infrautilizado. Sea como fuere, bien hará el Gobierno de Canarias y los Cabildos en pedir máximas responsabilidades a Unelco, aunque, sorprendentemente, y no sé en base a qué, el señor alcalde de Santa Cruz de Tenerife, Miguel Zerolo, ha declarado que no considera que esta vez sea la compañía culpable de nada. ¿Ustedes lo entienden? Yo no.

Circo judicial con la Ley del Menor

20100222000305-1128707041-0.jpg

El asesino de Sandra Palo vuelve a estar en libertad, y además con toda la chulería del mundo. Este siniestro personaje, que ya ha sido detenido y puesto en la calle cuatro veces, seguirá riéndose de la familia de esta chica y del resto de una sociedad que asiste indignada a la ligereza con la que actúan determinados jueces. Aquí da lo mismo robar un mendrugo de pan que cargarse a sangre fría a alguien. La interpretación, si no me equivoco, del artículo 25 de la Constitución Española, la de la reeducación de los presos para poder ser insertados con todas las garantías y las oportunidades en el sistema socio-laboral, es utilizado de forma muy laxa por ciertos magistrados que aplican las normas de manera muy sui géneris. Es decir, se mira más por los perjuicios del malhechor que por el sufrimiento de una familia que no sólo tiene que pasar por el trago de identificar el cadáver de su retoña, sino que además ve impotente como se ríen de ella en su cara o escuchar las manifestaciones de la señora María Antonia Iglesias, subdirectora o jefa de informativos en su momento de TVE, hablando de que estas personas, las familias de Sandra Palo, de Mari Luz Cortes o Marta del Castillo y así otras tantas, están protagonizando un circo mediático.

Desde luego, creo yo, el único circo, y además de los malos, de los que no llaman a la risa precisamente, es el que protagonizan gente como la propia Iglesias y una parte de esos contertulios que acuden a un programa vomitivo como La Noria. Bastante dolor es para estos padres el tener que enterrar a sus hijas con tan pocos años de vida o, en el caso de la niña sevillana, Marta del Castillo, encima sin haber podido localizar el cuerpo porque otro Rafita en potencia, Miguel Carcaño, ha estado y seguirá burlándose de la Justicia y de la Policía a la hora de confesar qué es lo que ha hecho con el cadáver.

Por supuesto, es deseable que los partidos políticos alcanzasen un acuerdo para incrementar las condenas a estos criminales, que no paguen un precio tan barato por sus asesinatos y hurtos con violencia. Rafita es un claro ejemplo de las disfunciones que hay actualmente en el sistema judicial y, lamentablemente, aprovechados por unos abogados capaces de defender lo indefendible. Oigan, que sí, que todo el mundo tiene derecho a ser defendido, pero tampoco conviene que algunos hagan alarde de unos éxitos que, internamente, deben reconocer que no les reporta un prestigio social. Muchos de estos problemas los evitaríamos con la eliminación de la llamada Ley del Menor, donde se juzga con un listón de parvulario a auténticos delincuentes del futuro, que son jóvenes a la hora de que su condena sea tan nimia, pero en cambio no se comportaron como niños a la hora de masacrar a una menor en la flor de su juventud. Cuando se impongan penas de adulto por actos así, posiblemente comenzaremos a mejorar y a prosperar.

Paripé sindical

20100223000129-ejemplo.jpg

Los sindivagos, digo los sindicatos, tomarán hoy las principales calles de las diferentes capitales de provincia para manifestarse por la propuesta del Gobierno español de ampliar la edad de jubilación de los 65 a los 67 años. Los señores Méndez y Fernández Toxo consideran inconcebible e inasumible que se incremente la vida activa de los trabajadores y por eso van a decirle alto y claro al Ejecutivo (jajajajaja) que por ahí no pasan. Alguien creerá que este gesto supone una ruptura entre el binomio UGT-CCOO y el gabinete de ZParo, pero nada más lejos de la realidad; no es más que un paripé que casi nadie se puede tragar, salvo los convencidos por la causa, que no dejan de ser unos meros actores secundarios que saben representar su papel a la perfección.

Lo escandaloso de todo este asunto es que los dos líderes sindicales se agarran un enfado del quince con un asunto, digamos, menor para toda la inestabilidad socio-laboral y económica que estamos padeciendo en España desde hace ya dos años, curiosamente cuando los señores Solbes y Zapatero mintieron soberanamente a los españoles al negar la crisis. Sin embargo, a pesar de que la destrucción de empleos ha ido subiendo hasta cotas exponenciales, los sindivagos más representativos se han mantenido en un más que sospechoso silencio, callados como muertos, quizá esperando a que el Gobierno pase a ser de otro color y entonces, a pesar de tener mejores cifras de creación de puestos de trabajo, montarle una gran manifestación o una megahuelga general.

Posiblemente, la mayor credibilidad que tuvieron los sindicatos fue en la huelga del 14 de diciembre de 1988, con Felipe González en el poder, cuando consiguieron paralizar de cabo a rabo todo el país hasta dejarlo sin rastro de actividad. Pero, desgraciadamente, los tiempos han evolucionado y mucho más los líderes de la UGT y de CCOO, aunque en su caso se ha producido más bien una involución, de mariposas se han transformado en auténticos capullos, incapaces de elevarse por encima del Gobierno y ver la realidad en su conjunto. ZP ha conseguido comprar, vía subvenciones, el espíritu crítico y reivindicativo de las plataformas sindicales y así están yendo las cosas en España, que hemos pasado de la algarada porque sí, porque gobiernan los que no son de mi cuerda ideológica, a pasar olímpicamente de si se destruye o no empleo. Méndez y Fernández se comportan como perfectos autistas y Zapatero como el gran hipnotizador que los maneja a golpe de chasquidos. Esperemos que la población española no se deje embaucar más y sepa a quien confía su voto para la próxima elección, aunque repito que lo que viene detrás, guste o no, tampoco es para tirar cohetes.

Liberticidas mediáticos y gubernamentales

20100224000434-antonio-jimenez.jpg

¿Molesta la libertad de expresión? A tenor del furibundo ataque del periódico de cabecera del Grupo Prisa, El País, en relación a determinados canales y programas que calificó como "ultras", en clara referencia a Veo Televisión, Intereconomía o TeleMadrid, con programas de investigación, El Gato al Agua o Madrid Opina, que a su entender (¡viva la libertad de expresión y el artículo 20 de la Constitución!), vulneran los principios que deben regir en el panorama mediático. Lo sospechoso de todo esto es que el artículo de marras se produce cuando comienzan a tenerse en la mano las audiencias de los canales que emiten única y exclusivamente en TDT y los datos son bastante aterradores para quien hasta ahora ostentaba el cuasi monopolio.

A excepción del TVE, que aún emite por ambos medios, el analógico y el digital terrestre, los programas más vistos se encuentran en Intereconomía, TeleMadrid o Veo Televisión, medios a los que se acusa de sostener al principal partido de la oposición con opciones de desbancar a los socialistas, y eso no gusta al Gobierno y mucho menos a esas empresas mediáticas que ven como pueden perder sus prebendas, aunque bien es cierto que ZP vendió a sus amigos prisaicos con el tema del fútbol para darle el negociete a La Sexta. Acuérdense de aquel decreto ley sacado a finales de la primera quincena de agosto para aprobar la TDT de pago. Fue un gol por toda la escuadra en Gran Vía 32.

Pero lejos de una cuestión de reparto de la tarta publicitaria, lo que realmente nos preocupa a quienes amamos la libertad de expresión es que vuelva a suceder con determinados medios lo que el entonces Gobierno de Felipe González hizo con Antena 3. Ese medio, pequeño y modesto, surgido a principios de los años 80 como una fórmula alternativa, fue creciendo progresivamente y se convirtió en uno de los principales látigos fustigadores de un Ejecutivo que ya andaba metido en demasiados líos y excesivas corruptelas. Los socialistas forzaron la máquina para que al final la cadena pasara, de manera totalmente ilegal (tal y como demostraron años después los tribunales), a manos de Jesús de Polanco quien, en muy poco tiempo, acabó por cerrar la radio, algo que no pudo hacer con la televisión, pero que por ganas no fue, precisamente.

Por eso, cuando un medio, al fin y al cabo un periódico como El País, que en su momento se postuló como uno de los garantes de las libertades, de la democracia y de todos los principios que inspiran nuestra Carta Magna, se lanza a poner de vuelta y media la ética de los contenidos de los programas de otros canales, miedo me da que se repita un episodio tan siniestro como el acontecido en el verano de 1992, cuando la gran mayoría de los profesionales de Antena 3, Luis Herrero, el ya desaparecido Antonio Herrero o José María García, tuvieron que salir por la puerta de atrás porque alguien se empeñó en que allí no continuarían ejerciendo su labor. Sí, alguien dirá que a más de uno se le puso sobre la mesa un contrato aún mejor que el que tenían, pero con una reducción hasta extremos insospechados a la hora de poder contar las noticias sin filtros y sin cortapisas. Lo gracioso es que algunos se quejaban de las prácticas liberticidas del Generalísimo y estos mismos son los que propugnan y exigen el cierre de otros medios. Vivir para ver.

Inmundicia televisiva

20100225000912-john-cobra.jpg

Tele 5, una vez más, en su afán de seguir superándose a sí misma en el apartado de la programación basura, ha decidido contratar a un personaje tan escasamente recomendable como Cobra que, para quienes no sepan a estas alturas quién es, es conocido por haber tomado parte en el concurso de Televisión Española para elegir candidato para el Festival de Eurovisión y que al verse relegado en la finalísima dedicó unos gestos obscenos y nada educativos al público, al jurado y a la audiencia que en esos momentos estaba concitada frente a la Primera. Un individuo de esa calaña, por decencia, por moralidad, por higiene mental o por corporativismo mediático, debería tener vetada su presencia en cualquier cadena, pero está claro que en la compañía de Fuencarral tienen por norma, desde hace muchos años, apostar por el vertedero mediático. Porquería que destaque en otro medio, rápidamente encuentra acomodo en las ubres del señor Vasile.

Pues nada, los amantes del mal gusto, del morbo y de la porquería andante y parlante tienen una cita en breves días frente a su aparato, concretamente en la pantalla amiga y, muy en concreto, en el programa más mareante y sectario como es La Noria. 30.000 euros de vellón que le van a pagar al tal Cobra y, le pongo el cuño, no será el último espacio al que acuda. Sálvame (normal o Deluxe) o Mira quién baila pueden ser otras de las alternativas a elegir por el pseudocantante y, desde luego, profesional de la procacidad y de las malas formas.

Quizá, de todas maneras, tampoco debo sorprenderme de la actitud mostrada por los gestores de Tele 5, quienes llevan ya varias temporadas fijando un claro objetivo, llenar de amarillismo (en su tonalidad caca diarreica) toda su parrilla. No olvidemos que esta misma cadena ha sido la que ha dado audiencia y millones, en mayor o menor medida, a personajes de la talla de Violeta Santander, la pareja de Antonio Puerta, agresor del profesor Jesús Neira o, más recientemente, al Rafita, el asesino de Sandra Palo y que ha demostrado sentirse orgulloso de ese crimen y del resto de delitos que viene cometiendo con total impunidad.

Por supuesto, podrá replicarme alguien, existe un invento maravilloso que es zapear, irnos a otro canal y, ténganlo por seguro, en mi casa será así, pero desde luego sería aconsejable que desde el Gobierno se regulen determinados contenidos. No se trata de ejercer la censura por capricho, pero resulta evidente que a las televisiones les resulta más rentable pagar una pequeña multa que retirar unos contenidos publicitariamente beneficiosos. Es cuando menos gracioso que, por mucho menos que lo que está haciendo Tele 5, un juez (¿por cuenta propia?) procediera al secuestro de El Jueves por la famosa portada de los Príncipes en pelota picada y, en cambio, se mire hacia otro lado cuando se le dan todos los altavoces a la cómplice de un agresor y al autor de un asesinato ejecutado con toda la saña del mundo.

Uriarte, un ejemplo de coherencia

20100226000030-11082-080526weburiarte.jpg

El presidente de las Nuevas Generaciones del Partido Popular a nivel nacional, Nacho Uriarte, ha dado ejemplo de responsabilidad y de coherencia al solicitar su cese en la comisión parlamentaria sobre Seguridad Vial. El también diputado en el Congreso fue pillado recientemente con una tasa del alcoholemia del 0,50, un valor no muy alto, pero sí el suficiente como para incluso tener que ir a un juicio, y eso, evidentemente, no conjuga nada bien con su puesto en un ámbito donde se está luchando a brazo partido por evitar el mayor número posible de accidentados y de muertos en nuestras carreteras. De acuerdo que el señor Uriarte, puestos a decirlo todo, tuvo bastante mala suerte, dado que el incidente lo estaba resolviendo de forma amistosa con la persona con la que había tenido el leve choque; sin embargo, casualidades de la vida, acertó a pasar por el lugar de los hechos una unidad de la Policía Local y tuvo que someterse al control de alcoholemia. Dio positivo y a partir de ahí, antes incluso de que pudiera trascender por otras vías, prefirió adelantarse a los acontecimientos y presentar su dimisión al frente de esa comisión. Sin duda, todo un ejemplo de saber reconocer un fallo que, grave, muy grave incluso, podría pasarle a cualquiera, máxime porque la tasa de alcohol al volante ha bajado tanto que casi con una cerveza uno puede llegar a estar sobrepasando el valor permitido.

Por supuesto, no es mi intención hacer un panegírico ni elevar a los altares al señor Uriarte. Simplemente, acoto, ha hecho lo que cualquier persona que ostente un cargo haría, dejarlo, sobre todo cuando estás en el Congreso trabajando por acabar con la siniestralidad en nuestras vías. Lo curioso del caso es, empero, que ya han salido a la palestra los socialistas a solicitar que el diputado del PP también cese en su actividad como parlamentario raso porque, directamente, supone un pésimo ejemplo para cualquier persona de la sociedad. ¡Manda Trillo, que diría aquel! Y es que me extrañaba bastante que el PSOE no quisiera sacar rédito de una situación en la que, para su desgracia, no hay nada que rascar porque la responsabilidad y la honradez moral de este diputado se han adelantado al aprovechamiento y rédito político que se pretendiera sacar desde la bancada socialista.

Y miren, si aplaudo la marcha de Uriarte como miembro de esa comisión sobre Seguridad Vial como un gesto de valentía es, entre otras razones, porque tenemos, por ejemplo, al propio director de la Dirección General de Tráfico, Pere Navarro, que aún no ha cesado de su cargo a pesar de que en su momento fue pillado in fraganti conduciendo a una velocidad muy superior a la debida. Sin embargo, nadie tuvo los arrestos para no sólo quitarle el carné, sino que tampoco fue cesado al frente de la DGT o puso el mismo su puesto a disposición del Ministerio del Interior, que es de quien depende esa dirección. Por eso, me hace bastante gracia que sea el PSOE el que venga a dar lecciones de ejemplaridad cuando se trata de algo que pasa en la oposición. Les guste o no, el señor Uriarte ha sabido responder con coherencia a un acto muy peligroso, conducir con una copa de más, pero igual de arriesgado es ir a toda pastilla y aquí, que se sepa, el señor Navarro sigue al frente de la DGT, ¿quién da ejemplo a quién?

Crimen legalizado y celebrado

20100227000010-1210588653-1.jpg

El Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero lo ha conseguido. Después de muchos meses luchando a brazo partido para poder sacar adelante su polémica, controvertida y hasta sospechosamente inconstitucional reforma de la ley del aborto, por fin, gracias a los apoyos de la izquierda y de todo el arco parlamentario nacionalista, puede colgarse la medalla de convertir al Ejecutivo en la nueva cara de Herodes, el asesino de los niños. Porque sí, señores, lo aprobado en el Congreso de los Diputados, con el refrendo incluso en el Senado, supone hasta extremos insospechados la verdadera barra libre para que quienes se hayan quedado embarazadas puedan acudir a una clínica abortiva y deshacerse del ser engendrado en su interior. Toda una declaración de intenciones del gabinete ZP, con las nada disimuladas alegrías de las señoras De la Vega, Aído o Jiménez, todas ellas, curiosamente, que no han sido madres (y en el caso de la vicepresidenta, qué quieren que les diga, ya no está ni para tener tataranietos).

Lo peor de todo, sin embargo, es la hipocresía de la que ha hecho gala el propio presidente del Gobierno español, que se atreve a decir ante las Naciones Unidas que él está por la vida, por la defensa de los Derechos Humanos y que nadie puede arrebatarle, perdón por la redundancia, ese derecho a la vida a otra persona. Pero, qué ironía, cuando toca ponerse a legislar en casa o condenar las muertes políticas que se están produciendo en el régimen tirano castrista, la respuesta es ahuecar la voz y ni una sola condena explícita y con lo del aborto, ya ni les cuento, es como si esa reforma hubiese salido de la nada, por generación espontánea. Hay que tener cara y encima mostrarse orgulloso de ello.

Ahora, como última opción, más hipotética que otra cosa, porque en realidad no va a ser así, queda que, en un arranque de honradez, de conciencia moral, Su Majestad, el Rey Don Juan Carlos I, decidiera abdicar de sus responsabilidades y se negase, por ende, a firmar esa reforma legal. No lo hará, estoy convencido de ello, porque nuestra Monarquía, desde hace ya muchos años, está fuera y muy alejada de la esfera de la realidad. En realidad, la única esperanza a la que podemos agarrarnos es que los colectivos provida comiencen a organizarse debidamente y, aparte de las grandes concentraciones que tienen previstas para el domingo 7 de marzo en prácticamente todas las grandes ciudades de España, que no sólo se contenten con una movilización en medio del desierto, sino que estás demostraciones de estar en contra de lo que ha perpetrado el Ejecutivo sean, al menos, igual de masivas y ruidosas que cuando el colectivo de los cejateros iban tras las pancartas del Nunca Mais y del No a la Guerra. Y, de paso, que cuando haya un cambio de Gobierno en España, que al partido que entre en lugar del PSOE, no se le olvide que tiene una prioridad perentoria e ineludible con quienes defendemos el derecho a la vida.

Tormenta perfectamente económica, política...

20100228000051-fernandez-vega-aterriza-guatemala.jpg

¿La tormenta perfecta? Pues sí, el Gobierno de España, sospechosamente, ha estado vivamente interesado en anunciarnos la llegada de un temporal brutalmente destructivo que entraría por Canarias a partir del viernes a mediodía. Sin embargo, a pesar de los pronósticos más agoreros, lo único cierto es que por las Islas sólo hemos tenido rachas de viento ligeramente fuertes, pero nada más lejos de las que tuvimos hace diez días y a nivel de la Península, ahí están las imágenes, siguen resultando más dramáticas las inundaciones que se están registrando en gran parte de Andalucía, aunque desde luego, después de ver las dramáticas escenas en Chile y en Perú, sobre todo en el primer país, casi que parece una broma de mal gusto estar haciendo aquí referencia a la supuesta tormenta perfecta.

De todas maneras, lo que a mí me sigue llamando poderosamente la atención es la insistencia del Ejecutivo con el famoso fenómeno meteorológico, incluso hasta la propia vicepresidenta primera, Fernández de la Vega, utilizó algunos minutos de la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros para referirse al hecho en cuestión. Sin duda, tal y con la que está cayendo en España, con el desempleo, el descrédito en la Unión Europea y las nuevas revelaciones en torno al caso del 11-M, no es de extrañar que los prebostes monclovitas se agarren a lo primero que pase por delante y este fenómeno meteorológico les ha venido de perlas, pero la realidad es que no ha sido tanto como inicialmente se esperaba, aunque se ha conseguido que, por unas horas no se haya hablado de otras cosas en este país.

Desde luego, muy mal deben andar las cosas en el Palacio de la Moncloa y en la sede de Ferraz para estar como auténticos fanáticos de la meteorología buscando argumentos informativos que anteponer para evitar hablar de lo que verdaderamente nos importa a los ciudadanos. Por supuesto, no lo voy a negar, es esencial que haya una preocupación desde el Ejecutivo ante la llegada de temporales que puedan poner en peligro nuestra integridad física, que se agradecen las previsiones y que éstas, de paso, vayan mejorando con el tiempo, pero, evidentemente, tampoco se pueden exagerar las cosas hasta el punto de hacernos creer en una rueda de prensa tan importante como la que hay después del Consejo de Ministros que en España no hay otro punto del orden del día más perentorio que la presencia de unos fuertes vientos y unos chubascos más o menos de cierta intensidad.

Al fin y al cabo, tal y como hemos podido comprobar en otros países del ámbito europeo o en los Estados Unidos de América, situaciones de inestabilidad meteorológica se han producido desde siempre, pero nunca ha dejado de funcionar la nación tal o cual ni tampoco se ha tenido que utilizar la rueda de prensa de los ministros de turno para advertir de la llegada de fuertes perturbaciones. Esas son cuestiones que se dan por descontadas y ante las que existen planes y protocolos, sin necesidad de tener que inmiscuirse en los asuntos que más nos afectan. Sin embargo, repito, el tiempo siempre es un argumento vital para desviar la atención de los problemas que acucian a los españoles y los socialistas, qué duda cabe, parecen todos muy versados en las isobaras y, aunque entren en conflicto con Aznar, en el anticiclón de las Azores.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris