Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Julio de 2010.

Paletismo político catalán

20100701004145-sinde.jpg

Cataluña lo ha conseguido. Y no, no me refiero al famoso Estatuto porque, visto lo visto, tampoco se han salido con la suya los chicos de la independencia, ni los moderados (CiU) ni los más radicales (ERC). Digo que la comunidad ha logrado una de sus ambiciones más perseguidas en los últimos años, cargarse la industria cinematográfica. Por ley, por sus reales decretos, las salas de cine, en los pomposamente llamados por los chicos de Carod Paisos Catalans, tendrán que ofrecer el 50% de las cintas dobladas al catalán. Sí, como lo oyen o como, en este caso, lo leen. Si la gente, por término general, está empezando a vaciar los cines y multicines, ahora la deserción será mayor. Sólo subvencionando y pagando a espectadores de pega que hagan de auténticos figurantes pasivos (y sentados), tal vez se pueda sacar algún rédito, pero lo dudo.

Lamentablemente, para los amantes del séptimo arte, la opción será descargarse películas de la red (con el riesgo de que los mamporrero económicos de Teddy Bautista se presenten en casa), pagar religiosamente 15 euros por el DVD original o, directamente, como en tiempos de la censura, irse a otra comunidad autónoma o tener la suerte de que la sala de cine más cercana proyecte las obras en español.

Los abanderados de la libertad, los que clamaban contra los cortes morales y moralistas de Franco (que al fin y al cabo sólo censuraba imágenes poco decentes) son los que ahora miran hacia otro lado cuando entran en juego las imposiciones lingüísticas, que quieren situar al catalán, un idioma hablado por poco más de un 10% de la población de España, al nivel de la lengua oficial, el español. Pero nada, aquí no se busca la convivencia, sino la imposición por la imposición. La minoría imponiéndose a la mayoría. Se quiere eliminar todo lo que no sea el pensamiento único catalanista y, lo peor de todo, es que eso se está consiguiendo con la connivencia de un Gobierno de España que hace un entreguismo casi pornográfico con tal de seguir en el machito.

Pero nada, permanezcan atentos a sus pantallas (con o sin subtítulos en catalán/castellano/francés/inglés), vean como se descompone la sociedad catalana y, una vez hayan llegado al provincianismo más independentista, tal vez comience a imperar el sentido común. Nadie niega la riqueza de que en una región se hablen dos idiomas, al contrario, eso es una fortuna intelectual incalculable. Lo que no tiene lógica es que se quiera analfabetizar al pueblo llano por la cortedad de unos políticos que, dicho sea de paso, están comandados por un cordobés acomplejado llamado Montilla.

Huelga heterófoba

20100702011425-huelga-en-el-478x270.jpg

La huelga de Metro en Madrid es heterófoba. Sólo así se puede entender la manifestación de un sindicalista que justificó que durante el fin de semana el servicio esté a pleno rendimiento porque no se podía reventar la fiesta del orgullo gay. Eso se llama tener sensibilidad y a los demás, con perdón, que les vayan dando por donde amargan los pepinos. No tiene vuelta de hoja, la verdad. Los huelguistas han reventado a más de dos millones de madrileños porque, claro, era sencillo montarle el pollo a Esperanza Aguirre, pero no a Zapatero. O sea, no sólo, con perdón (y sin que nadie se ofenda, por Dios) es que los de UGT y CCOO pierden aceite, sino que además no disimulan a la hora de mostrar sus filiaciones políticas.

E insisto y recalcó que todo trabajador, tal y como recoge nuestra Carta Magna, tiene todo el derecho del mundo a hacer huelga, a que se respeten sus derechos laborales, las conquistas salariales y a que no sea siempre la clase obrera la que pague las ocurrencias y las gracietas de los políticos de turno. Pero lo que no es de recibo es que esta medida en el Metro madrileño responda a una paranoia político-sexual. Se han estado riendo de los usuarios desde el pasado martes y encima, en el colmo de la caradura, ahora quieren hacernos ver que cerca de 500 trabajadores habían estado enfermos. Sí, malitos, pero de falta de vergüenza, de respeto y de comprensión hacia unos ciudadanos que han tenido que rascarse el bolsillo para llegar a su trabajo y, a ser posible, en tiempo y forma.

Pero sí de inmoral hay que calificar esta huelga, porque sólo es selectiva, buscando un rédito político que se les volverá como un boomerang en su contra, la salida de pata de banco de un sindicalista hablando de respeto máximo a la fiesta del orgullo gay ya es como para hacérselo mirar. Y es que parece que la huelga ésta iba en contra de los heterosexuales, según el razonamiento del amigo piquetero.

Dicen los sindicatos que no pueden tener un comportamiento homófobo y que no está en ellos reventar el Día del Orgullo Gay, que respetan al máximo esa celebración. ¿Y el resto de personas? Pues nada, se ve que no les importa una higa. Pero que no se preocupen, que la vida da muchas vueltas y lo más seguro es que cuando toque ir a la huelga el 29 de septiembre serán muchos de estos usuarios los que actúen como contramanifestantes. Es decir, les reventarán la jornada de paro a los sindicatos porque ellos, ahora, han ido a escarbar el suelo electoral de Esperanza Aguirre. Y no será porque muchos le tengan simpatía a ZParo, pero es que los Méndez y Toxo se han comportado, dicho con todos los respetos, como muy machos contra Esperanza y muy amariconados a la hora de zurrarle la badana al inquilino de la Moncloa.

Los nuevos Torquemadas

20100703002420-100207-escolar1.jpg

Los Torquemadas del siglo XXI ya tienen a un posible candidato a censor general del Estado. Ignacio Escolar, ex director de Público, señala en una entrevista que no está conforme con las informaciones que se publican en Internet, que la red de redes se ha convertido en una especie de vertedero donde se publica de todo, sin contrastar. Parece que al caballero, lo que le preocupa son los medios que cuentan aquellas noticias que no salen en los medios convencionales, los que no le dan jabón a Zapatero y al socialismo más radical.

Lo que parece mentira es que alguien que se hace llamar periodista y que, por ende, debe convertirse en un paladín de la libertad de expresión, se sume a la moda de poner en tela de juicio lo que es un derecho constitucional. Sí, claro, por supuesto que en Internet hay personas que se aprovechan del anonimato para publicar disparates, pero no menos cierto es que hoy en día, tal y como ha avanzado el tema de la vigilancia policial en el ciberespacio, resulta bastante sencillo saber de dónde proceden determinados escritos.

Escolar, lo que debería hacer, por ejemplo, es defender los derechos de unos trabajadores que cada vez son peor tratados por sus empresas. Todo el emporio del señor Jaume Roures aguanta mientras la Moncloa siga teniendo a Mediapro de socio preferente, pero Escolar es (o al menos debe de serlo) consciente de que la deuda que atesora Público o La Sexta es brutal. Los derechos del fútbol, del baloncesto o de la Fórmula 1 no han sido gratis, precisamente, y ahora empiezan los problemas contables y las peleas con los compañeros de espectro ideológico, que no empresarial, que es el grupo Prisa.

Insisto, el sector de la prensa en España está que agoniza. Los medios tradicionales, especialmente los periódicos de papel, se las ven y se las desean para imprimir y pagar nóminas. La publicidad ha descendido (y no por culpa de la aparición de los digitales) y encima la que queda, de corte institucional, se reparte torticeramente entre aquellos que son afectos a la causa. En Castilla-La Mancha, por ejemplo, a un determinado medio se le quitó la publicidad del Gobierno de Barreda porque no gustaba su estilo crítico.

Es una pena que Escolar comparta gustos pensadores con otro gran defensor del pensamiento único, Enric Sopena, un elemento nada recomendable y que, paradójicamente, tiene un soporte web que se hace llamar El Plural. Pero de diversidad de ideas no tiene nada.

España se cita con la historia balompédica

20100704005348-paraguay-espaa.jpg

España, por vez primera desde que el Mundial entró en la época de la modernidad, va a jugar una de las semifinales. El tope para nuestra selección, desde que se instauró el actual sistema de liguilla y eliminatorias en México 1986, siempre había sido los cuartos de final. Precisamente, nuestro gafe con esa ronda empezó en la cita azteca, cuando caímos en la suerte suprema de los penalties frente a Bélgica. Ocho años después nos apeó del sueño de las semifinales Italia y otro tanto tiempo después fue Corea, con un arbitraje escandaloso, la que nos puso camino del aeropuerto. Ahora, ese maleficio de los cuartos se ha roto y todo lo que se haga de aquí al fin de semana venidero es subir uno o dos peldaños para nuestro combinado.

Lo cierto es que el partido de Paraguay no fue, lo que se dice, una perita en dulce. Como preveía, los guaraníes se pertrecharon muy bien atrás y nos dieron más de un susto en el ataque. Y, a fuerza de ser justos, no hay que ocultar que tuvieron la mejor ocasión para haber cambiado la suerte de la eliminatoria. Con un penalti tan riguroso como innegable, Cardozo echó por la borda (o acertó Iker Casillas) las esperanzas de los rojiblancos. Eso sí, la suerte también estuvo para los de Martino cuando Alonso, en la siguiente jugada, marcó de penalti, pero el árbitro mandó repetir y entonces Villar, el meta paraguayo, estuvo fino para rechazar el disparo del centrocampista español.

Al final, un golpe de fortuna, un doble remate de Pedro al palo, primero y Villa, al poste y gol, después, dejó eliminado a un rival que se mereció algo más. Y es que España, guste o no, no está jugando brillantemente. Es verdad que hay ráfagas de buen balompié, pero no las suficientes como para decir que está desplegando un juego de calidad. Es más, a mí me sorprende y me llama poderosamente la atención que las casas de apuestas den como máximo favorito al conjunto de Del Bosque. Sin querer menospreciar a los entendidos, considero que ahora, con diferencia, la gran candidata al título es Alemania. Los germanos se han cargado a Inglaterra y Argentina con un global de 8-1 a favor.

Pero bueno, esto es fútbol, no es una ciencia exacta y si Holanda fue capaz de tumbar a Brasil o Uruguay, que llegó por la puerta trasera al Mundial, también es semifinalista, siempre hay que darle una oportunidad a España, pero insisto en que la empresa será harto compleja y muy ardua. Sin embargo, nadie ha ganado un Mundial sólo con papitas suaves. Ahora toca medir ese prestigio ante uno de los mejores equipos del planeta. A ver si la suerte nos acompaña.

Revés para los críticos con Nadal

20100705000131-nadal1-1663865c.jpg

¿Dónde están los profetas de la catástrofe que tan prestos estuvieron a salir a la palestra hace apenas un año para empezar a darle palos hasta en el carné de identidad al bueno de Rafa Nadal? Nada, no los esperen porque ahora se han escondido, han tenido que cavar un túnel de varios kilómetros de profundidad porque los hechos han demostrado que el tenista manacorí nunca flaqueó en su juego. Sólo una lesión le mantuvo con dudas sobre si podría seguir o no en las pistas, pero nunca porque su juego hubiese bajado enteros. Al revés, ahora, con 24 años, se encuentra en el momento de mayor explosión y amenaza con dar dos o tres años de alegrías a España.

El triunfo en Wimbledon supone, hasta extremos insospechado, un acicate al gran objetivo que culminará en ésta o en la siguiente temporada, que no es otro que hacerse con el único gran slam que aún le falta el US Open. Nadal quiere pasar a la historia como uno de los pocos deportistas que han conseguido el póker de triunfos. Ya lo hizo en Australia, dos veces en la hierba londinense y cinco en la tierra batida de Roland Garros. Ahora quiere conseguir el torneo norteamericano y estoy convencido de que en la presente edición va a presentar sus credenciales. Reconoce que en esta edición aún no se ve del todo maduro para alzarse con el trofeo yanqui, pero insisto que si no es en esta oportunidad, dentro de un año tendremos a un Nadal triunfante en Nueva York.

Lo cierto es que el tenista balear no se cansa de ganar títulos, cada victoria la disfruta como si fuese la primera en su carrera y, lo más importante, jamás tiene un mal gesto para el adversario. Siempre ha sabido reconocer el esfuerzo que hacen sus rivales por ponerle las cosas complicadas. Jamás se le oirá una declaración altisonante, aunque es verdad que en la edición de 2009 de Roland Garrós, cuando cayó frente al sueco Soderling, tuvo un mensajito envenenado contra el público francés. Éste, no muy caballeroso, deseaba una eliminación de nuestro tenista y Nadal no se contuvo. Fue un gesto poco honroso, pero lo cierto es que también los galos se ganaron a pulso esa respuesta tan espontánea como inesperada, siendo quien es y como es el deportista español.

En definitiva, otra superficie, la hierba, que empieza a no tener secretos para nuestro campeón y ahora, aunque por poco tiempo, un merecido descanso para el tenista de Manacor que, a buen seguro, ya tiene en mente las pistas de la ciudad neoyorquina para tratar de llegar lo más lejos posible y consolidar un número 1 que, después de esta victoria, parece imposible que pueda perder en lo que queda de año. Enhorabuena, campeón.

100.000 euros de multa por ser normales

20100706001028-intereconomia.jpg

El Ministerio de Industria, como no tiene mejores cosas que hacer, ha optado por meterle una multa de tomo y lomo a Intereconomía por la emisión de un spot en el que, según los entendidos en la materia, ridiculizaba la fiesta del orgullo gay. En síntesis, lo que ha molestado es que la cadena incluyese la coletilla de que ellos celebraban los 364 días de la gente normal. Y sí, puede ser un vídeo que hiere sensibilidades, pero las de las personas que nos consideramos normales. Ver a locas disfrazadas de no sé qué aparataje, a especímenes gritándole a Rajoy que se joda que se casaban hoy y no sé que otras burradas supone, sin duda, una visión degradada de lo que no es la población española, ni siquiera representan a quienes dicen defender, el colectivo de gays, lesbianas y transexuales.

En España hace años que dejamos atrás, afortunadamente, la catatonia golpista de Franco. Los homosexuales han ido cobrando un protagonismo fundamental en la sociedad y hoy en día nadie se impresiona por ver a dos mujeres o a dos hombres cogidos de la mano. Otra cosa es que, al igual que las parejas heterosexuales, se pongan a dar el numerito en plena vía pública, que es en realidad lo que hacen durante la fiesta del orgullo gay, donde se dedican a pasear todas sus desvergüenzas sin ponerse colorados.

Lo peor de todo es que estos llamados defensores de los derechos de los homosexuales se creen que todo se resuelve con una fiesta anual, con un carnaval colorista y grotesco. Nada de eso. Eso no es velar por los intereses de ningún colectivo. Es reírse de ellos y fruto de ello es que hasta un reconocido gay como Jesús Vázquez ya ha advertido que está harto de sentirse la maricona oficial y que no está de acuerdo con la payasada en la que se ha convertido la fiesta de marras.

Los derechos de los homosexuales, como los de cualquier otro grupo, se defienden con un trabajo del día a día. Si los gays se pueden llegar a sentir discriminados es, precisamente, por actos como los del pasado fin de semana. El juez Marlaska, otro gay declarado, no va por ahí mostrando sus tendencias sexuales. En realidad, cualquier persona con un mínimo de coherencia no va dando la nota sobre sus inclinaciones. El problema es que cuatro progres, con tal de cautivar el voto de los gays, son capaces de montar fiesta de plumas y colorines y consideran que ya han cumplido con el deber de apoyar su causa. Pues están equivocados, pero claro, la culpa de la homofobia, según su criterio, la tiene Intereconomía, no sus meteduras de patas continuas y constantes. ¡Habrase visto!

Aborto para confundir

20100707005003-aaido.jpg

¿Para qué ampliar la barra libre del aborto en España, si en realidad ya estaban contemplados y asumidos los supuestos en la ley anterior? Para enredar, para no tener que dar explicaciones sobre lo mal que está España, para no hablar sobre los trampeos contables del INEM que contrata temporales para aligerar las estadísticas, pero que en realidad los intereses se cobrarán a final de año o a principio del siguiente. Lo del aborto es como la tabla de salvación de un Ejecutivo que se muestra incapaz de tomar un rumbo fijo, pero que necesita como el comer fuegos de artificio sobre los que sustentar su paupérrima existencia.

Recuerdo que hace poco alguien me cuestionaba por qué el social y socialista Zapatero había decidido cargarse el cheque bebé. La razón que le argumenté a mi amigo era tan sencilla como irónica. ¡Cómo va a seguir dando 2.500 euracos por nacimiento si ahora es más económico abortar! Las parejas que deciden concebir una nueva vida saben que tienen que enfrentarse a una serie de gastos importantes y esos pocos miles de euros les solventaba una parte ínfima del sufrimiento económico, pero al menos era un alivio para los bolsillos más maltrechos. Sin embargo, el Gobierno del doctor muerte optó por permutar los términos y dar gratis la posibilidad de cercenar la vida del pequeño. Ahora, mientras sigan estos elementos en el poder, tener un niño se penalizará y, en cambio, casi te regalarán una comida en Los Limoneros si decides abortar.

Y no voy a volver con la manida frase de que ojalá las madres de tales y cuales presidente y ministras hubiesen optado por la misma opción que él y ellas aprueban tan alegremente. Además, con gran cinismo por parte de la ViceVogue, se advierte de que no se permitirá a las menores de 16 años abortar libremente…a no ser que existan conflictos generacionales y entonces, cómo no, se haría la vista gorda y se le practicaría el aborto a la niña.

Eso sí, lo paradigmático del caso es que en España, hoy en día, si tienes un cáncer, da gracias a Dios si te atienden en menos de medio año y que antes no te hayas ido al otro barrio. ¿Pero el Gobierno le costeará, en todo caso, los gastos de la sanidad privada?, preguntaría usted. ¿Costear? Nada de nada. Aquí, con la égida socialista, sólo se pagan las operaciones de cambio de sexo y los abortos. El resto, a esperar la lista de espera, a pagárselo cada quien de su bolsillo o, lamentablemente, a poner una esquela en el periódico. Con esa ideas, normal que a ZP y Aído sean tan proclives al aborto.

España, a un paso de ser parte de la historia

20100708003010-extras-portada-0.jpg

España ya ha hecho historia, pero ahora falta pasar por encima de la misma, ser la historia misma ganando la final del domingo a Holanda. Por supuesto, adonde se ha llegado, ya es más de lo que habíamos alcanzado en todos los mundiales. Brasil, en 1950, nos vio ser cuartos, pero después todo han sido decepciones, cuartos de finales con gafes, árbitros y Salinas de turno fallando lo increíble. Los nuestros pueden cerrar un círculo sensacional con el triunfo logrado hace dos años en Viena y el domingo, si así los hados lo quieren, frente a una fantástica selección de Holanda.

Sea cual sea el resultado, ya hay algo seguro, que el 11 de julio de 2010 habrá un novísimo campeón del Mundo. Quizá el cuadro tulipán lo merecería tras dos finales jugadas y perdidas (Alemania y Argentina), pero los españoles ya van a por todas y si juegan como ante los germanos, no daría muchos euros por nuestros rivales. Pero esto es fútbol y no hay que olvidar que estos se cargaron a una campeona como Brasil y que han ganado todos sus partidos, un dato muy a tener en consideración.

España entera (aparte de irse de borrachera) ya tiene que sentirse orgullosa de una selección que, por fin, se ha olvidado de sesgos deportivos, de eternas pugnas entre compañeros. Los raulistas, una vez más, se tienen que esconder ante la evidencia de los hechos. Ha bastado con la no convocatoria desde hace cuatro años del siete merengue para que en el once nacional se respire un ambiente sensacional, sin crispación. En Alemania 2006, por ejemplo, fueron los mangoneos de Raúl los que llevaron a una división atroz, que nos hizo perder frente a Francia. Luis Aragonés vio claro cuál era la lacra y optó por extirpar el quiste. Su obra quirúrgica culminó con la victoria ante Alemania en la final de la Eurocopa y ahora Del Bosque, que ha mantenido el mismo criterio, está a 90 minutos de la gloria para toda una nación.

Por supuesto, ahora no hay tiempo que perder. En España se puede celebrar hasta la extenuación el pase a la final. En Sudáfrica, en cambio, no habrá tiempo para el disfrute. Estamos en esa situación que viven los escaladores o los corredores de maratón. Nos falta coronar la cumbre o un kilómetro para romper primeros la línea de meta. La concentración ha de ser máxima, sobre todo porque Holanda es una selección que ya ha rondado dos veces la victoria y dice nuestro refranero que a la tercera va la vencida. Aunque también es verdad que los gitanos no quieren a sus hijos con buenos principios y eso se lo puede aplicar España tras su derrota inicial con Suiza.

Mejor no jugar con fuego

20100709000429-fuego.jpg

El Cabildo de Tenerife (pero podría ser cualquier otra administración, el ejemplo sería igualmente válido) tiene que recordarnos, un año más, las precauciones que hemos de tomar si queremos ir al monte a pasar el fin de semana. Por supuesto, ni que decir tiene que no se pueden hacer chuletadas durante los meses de más calor, pero muy en especial en este fin de semana en el que vamos a estar sometidos a altas temperaturas. El consejero de Medio Ambiente, Wladimiro Rodríguez Brito, ha recalcado que, de no ser absolutamente necesario, ir a nuestros montes este sábado o este domingo sería casi una temeridad por la ola de calor.

Sé que hay muchos ciudadanos, la gran mayoría, que entienden y comparten el criterio del responsable de nuestros espacios verdes. Y no es que Brito esté culpabilizando a nadie de querer provocar un incendio de forma voluntaria. Nada de eso. El problema es que lugares de ocio como La Raíces, La Caldera, Las Mercedes o Afur se pueden convertir en auténticas ratoneras de saltar la más mínima chispa. Un cristal, una colilla lanzada desde un coche o una quema controlada de rastrojos pudiera suponer que esas áreas sean una cortina de fuego y humo en cuestión de minutos y a veces los accesos son tan limitados que sólo existe uno.

Tengo que reconocer que soy un asiduo a estos espacios, en concreto a los que existen en el macizo de Anaga, desde Tegueste hasta Chamorra, pero no dejo de comprender que ahora no es una época ideal para practicar, por ejemplo, el senderismo. Ya solo el fuerte calor te puede acabar dejando en el sitio. Pero, insisto en la idea, lo más preocupante pudiera ser que nos sorprendiera un incendio y ya hemos tenido en esta época ejemplos claros de los efectos devastadores de las llamas en espacios poco accesibles. Y eso que el macizo de Anaga, hasta la fecha, se ha ido salvando (aunque en 2009 se produjeron un par de conatos que mantuvieron algún que otro día en alerta a los servicios de extinción del Cabildo tinerfeño).

Esperemos que este verano pueda ser tranquilo en este aspecto, que no se produzcan más sustos que esos pequeños despistes de agricultores, pero que suelen tener un fácil remedio. No hay que olvidar que los primeros años del presente siglo han dejado episodios muy dramáticos en prácticamente todas las islas a excepción de Lanzarote y Fuerteventura. Con la prevención de las instituciones y con un poco de cabeza por nuestra parte, podremos ganarle este verano la batalla al fuego.

Acomplejados de España

20100710094423-bandera-espana.jpg

¿Existe complejo por parte de las autoridades de nuestro país a la hora de exhibir abiertamente la españolidad que, por otra parte, debería ser una cuestión fuera de toda discusión? Pues sí, empezando por el mismo presidente de Gobierno y ministro de Deportes ad hoc, José Luis Rodríguez Zapatero, quien parece que al final no irá a Sudáfrica alegando que debe preparar a conciencia el Debate sobre el Estado de la Nación que tendrá lugar esta semana que viene. Buena excusa, mr.president, pero no cuela. No es la primera vez que tiene usted una cita parlamentaria de este calado y no ha dudado en estar previamente en el extranjero, pero en fin, ¿qué vamos a pedir a estas alturas, verdad?

Lo cierto es que Zapatero ha demostrado tener una aversión terrible a todo lo que tenga que ver con España. Salvo la final del campeonato de Europa de baloncesto de 2007, que se celebró en suelo patrio, el inquilino de la Moncloa ha evitado convenientemente varios acontecimientos de primera línea. Y miren que a lo largo de los seis años de mandato ha habido oportunidades. Estuvo, que yo recuerde, en la final de la Eurocopa de 2008, pero nada más. Hemos tenido campeones de la Davis, del Giro, del Tour y, cuando no era por un motivo, era por otro. Eso sí, en su momento se buscó el cancamito para ir en mayo de 2009 a ver la final de la Champions entre el Barcelona y el Manchester, algo que no ha hecho con otros equipos como, por ejemplo, el Atlético de Madrid, que quedó campeón de la I Europa League.

El caso es que Zapatero no quiere incordiar a sus socios catalanes, los que le apoyan en Madrid y los que le apoyan en la Generalitat. Su ambigüedad le hace poner una vela a Dios u otra al diablo, pero a poco que nos descuidemos, le duplica o triplica la ofrenda a Satanás con tal de seguir en el machito. Gracias a sus amigos mediáticos, en España estamos hasta el mismo gorro de que la Selección Española sea llamada invariablemente La Roja. Incluso la Cope, tan católica y tan conservadora ella, ha caído en la trampa del arrastre social. Pues allá ellos, pero somos millones de personas las que no nos avergonzamos ni de llevar con orgullo la bandera ni de gritar a los cuatro vientos los goles de España y las hazañas de sus deportistas.

Esperemos que dentro de unas 45 horas (más o menos) podamos cantar y contar el triunfo de los jugadores de Vicente Del Bosque y que el nombre de España retumbe en cada rincón del planeta. Estoy convencido de que a estas alturas el pulpo Paul es más español que muchos de esos mediocres dirigentes políticos que no se atreven a pronunciar la palabra España.

Sebastián, un cínico desmemoriado

20100711011818-miguel-sebastian.jpeg

El ministro de Industria, Miguel Sebastián o es un desmemoriado de campeonato o es un cínico impenitente. No se puede tener más cara (y enseñarla tan poco) cuando se atreve a decir en una rueda de prensa que ni este Gobierno (el de Zapatero) ni los anteriores han perseguido nunca a un medio de comunicación. Eso, como dice la voz en off de un programa de Tele 5 (El Juego de tu vida), es mentira, patraña patrañera, como lo de Yoigo, pero al revés.

Usted, como responsable del Ministerio de Industria, ha actuado con discrecionalidad, con abuso de poder, con sectarismo alarmante porque no gustan en su Ejecutivo las verdades de Intereconomía. Buscaban una excusa y no se les ocurrió otra que la del anuncio de 364 días de orgullo de la gente normal y corriente (en 2012, señor Sebastián, serán 365, que es bisiesto). Pero nada, ustedes fueron a por lana y van a salir trasquilados, se lo aseguran millones de espectadores y de lectores de este grupo mediático y, por supuesto, quien suscribe, un humilde periodista y autor de un blog en Internet (¿me pondrá usted también 100.000 euros de multa por opinar como Intereconomía?)

Lo gracioso de su intervención esta semana fue lo de decir que jamás ha habido un intento premeditado de sancionar administrativamente a nadie. Sí, es verdad, a ustedes no les gusta eso de tener que empezar un procedimiento sancionador ni nada por el estilo. Son más amigos del estilo Hugo Chávez (¡exprópiese!), pero de forma más sutil, como hizo Felipe González con la extinta Antena 3 de Radio (y su televisión). Cuando profesionales como la copa de un pino como el malogrado Antonio Herrero, José María Carrascal, José María García, Luis Herrero y un largo etcétera comenzaban a destacar y a sacar las vergüenzas de la corrupción socialista, el number one, F.G, optó por entrar a saco en la sede de Oquendo 23 y arrasar con la emisora hasta que se cerró (con sentencia aún incumplida por el grupo Prisa de devolver las antenas de las que se apropió ilícitamente).

Le refresco la memoria, señor Sebastián, este episodio del antenicidio aconteció en 1992, pero antes decidieron ir a por otrora valeroso Pedro J. Ramírez en Diario 16. Les molestaba a los Barrionuevo, Corcuera, Vera y compañía los datos sobre la guerra sucia y decidieron pedir la cabeza del director. Les sirvió para ganar tiempo, pero poco, porque al cabo de los meses sacaba a la calle El Mundo.

En fin, señor Sebastián, usted podrá sostener que su Ejecutivo ni el de González han ido a cerrar medios. Nada más lejos de la realidad. A ustedes les encanta el pensamiento único, que nadie opine distinto, que todos se hagan de la religión del talante (por detrás y por delante), pero su discurso se ha ido quedando viejo, caduco, arcaico y, sobre todo, nada creíble. No engañan a nadie y no vayan haciendo previsión de cobrar esos 100.000 euros porque nunca un juez les dará la razón. Van a acabar corneados (casualmente, un toro es el símbolo de Intereconomía, casualidades de la vida, ¿no?).

Volcán rojigualdo

20100712025314-espana1-560x280.jpg

Canarias entera, desde Lanzarote a El Hierro, se convirtió en un volcán en explosiva erupción alrededor de las 22 horas. El silencio forzoso, por los nervios de una prórroga que se iba como arena entre los dedos para llegar a los siempre imprevisibles penalties, se tornó en un grito unánime de júbilo cuando Iniesta remachó la jugada trenzada por Torres, Cesc y el propio futbolista manchego.

El Archipiélago, atenazado por la incertidumbre del resultado, igual que el resto de la geografía española, no se contuvo en los minutos finales. Cualquier bar, cualquier plaza con pantalla gigante, los domicilios, cualquier rincón era ideal para iniciar un bullicio que ya fue imparable desde que el británico Howard Webb pitó el final del encuentro y daba oficialidad a España como el mejor equipo del Mundo.

Nada más entregar la Copa al capitán, a Casillas, las calles comenzaron a vestir sus mejores galas. Las principales ciudades de las Islas, tranquilas un domingo por la noche, se vistieron de rojo y amarillo. Todo el mundo parecía haber sido previsor tras el éxito de junio de 2008 y nadie quiso acudir a la fiesta sin el uniforme de rigor, camiseta, bandera, gorra, lo que fuera, incluso hasta pinturas por el cuerpo si fuese menester.

Uno de los contrastes que permite constatar el paso del tiempo se dio en la capitalina plaza de España de Santa Cruz de Tenerife. Hace un año, recién remodelada y con el atractivo de un gran lago, era el lugar donde decenas de miles de aficionados celebraban por todo lo alto el ascenso del CD Tenerife a la Primera División. Anoche, sólo bastaba cambiar los colores blanquiazules por los rojigualdos. Pero la fiesta era la misma, incluso esta última con más intensidad.

Los cánticos que se podían escuchar a lo largo y ancho de las principales urbes eran los famosos Yo soy español, español, español, tornado a lo largo de la larga madrugada en un Yo soy campeón, campeón, campeón. También pugnó por estar arriba en el hit parade nocturno el España entera se va de borrachera, con sus versiones por isla. El éxito de Manolo Escobar, ¡Qué viva España!, tampoco podía faltar en el repertorio.

Uno de los momentos álgidos del inicio de la fiesta se produjo cuando en las cámaras de Tele 5 Sara Carbonero e Iker Casillas se daban un beso delante de millones de aficionados. El griterío fue ensordecedor con frases reproducibles y otras tantas irreproducibles. Lo más fino que le decían al portero es que se llevaba dos trofeos. Si esto lo oye Bibiana Aído, a más de uno le cae un paquete...y no de tabaco, precisamente.

En definitiva, todo un Archipiélago feliz con su Selección Española, decenas de miles de personas celebrando por todo lo alto el histórico triunfo y hoy, aunque toque ir a trabajar, habrá manga ancha por el éxito logrado, aunque siempre habrá quien no tenga jefes tan flexibles y toque meterse entre pecho y espalda una buena dosis de café para aguantar lo que ha sido una noche y una madrugada con más ambiente que Nochevieja y, por qué no decirlo, casi igualando los grandes fastos de las carnestolendas isleñas.

(Crónica ambiente en www.periodistadigital.com/canarias)

Nueva Zelanda, el Invictus de Sudáfrica

20100713005434-nueva-20zelanda2.jpg

Reflexiones postmundial. España rompió la tradición que decía que el equipo que perdía el primer partido del torneo no se convertía en campeón. La derrota frente a Suiza fue lo mejor que le pudo pasar al cuadro de Vicente Del Bosque, Al igual que hace un año con la Selección de baloncesto, cuando perdió frente a Serbia, el combinado de fútbol fue de menos a más hasta imponerse en la finalísima a una Holanda marrullera, procaz, irreverente y que olvidó el buen fútbol que le caracterizaba para jugar como la Italia más tacaña de todos los tiempos.

España ha sido de los conjuntos menos goleados (también es verdad que ha sido cicatero en ataque, pero sus goles han supuesto ganar seis de los siete encuentros). A excepción del choque contra Suiza, el resto de citas se han saldado con, al menos, un tanto. La practicidad en la zaga se tradujo en efectividad en la zona de arriba. Al fin y al cabo, la fórmula de los campeones de cualquier cita. En eso hemos copiado perfectamente a los italianos, pero con un toque de distinción en el juego.

Sin embargo, aunque suene a paradoja, la única selección que puede presumir de haber cerrado el Mundial de Sudáfrica con cero derrotas es Nueva Zelanda, que incluso sorprendió con un empate a la hasta entonces vigente campeona del Mundo, Italia. Los neozelandeses, que partían como víctimas propiciatorias, se quedaron a un solo gol de haber pasado a la segunda fase.

El ámbito sudamericano, que logró el éxito de meter a todos sus equipos en la segunda fase, en octavos, fue viendo como poco a poco perdía sus efectivos, con una criba brutal en cuartos (Paraguay, Argentina y Brasil). Sólo Uruguay, que estuvo contra las cuerdas frente a Ghana, completó méritos suficientes, pero un par de despistes ante Holanda le llevaron a caer en semifinales.

La zona centro y norte de América aguantó poco. Honduras, fuera a las primeras de cambio. México, lamentablemente, jugó muy bien, pero se encontró con una versión de Argentina contundente y, sobre todo, con un colegiado cegato y pertinaz en el error. Las cámaras del estadio de fútbol reflejaron el fallo en el primer gol de los albicelestes, pero no rectificó. Estados Unidos, que prometía más tras su éxito en la Confederaciones, se acabó doblegando al poder de Ghana.

Los africanos, salvo los ghaneses, tuvieron un papel irrelevante. Ni Sudáfrica, ni Camerún, ni Argelia, ni Costa de Marfil fueron capaces de atravesar el Rubicón de la primera fase. Una pena porque se esperaba que en este Mundial que se jugaba en continente propio hiciesen un excelente papel. No obstante, la selecciones de este ámbito volvieron a demostrar que no son mentalmente fuertes y cuando no van por delante en el marcador suelen desmoronarse a las primeras de cambio.

La mordaza de Rojas

20100714003748-inesrojas.jpg

Tenía yo por seria, responsable y trabajadora a la señora Inés Rojas, consejera de Bienestar Social, Vivienda y no sé qué más apellidos que tiene la susodicha área a su cargo. Sin embargo, el mito se me ha caído por los suelos cuando observo, leo, escucho y veo unas declaraciones suyas, tras el minuto de silencio por la última víctima de la violencia de género en el Archipiélago, en las que sopesa que igual la información que está llegando a los medios de comunicación o, mejor dicho, la forma que tenemos de interpretar, de colocar estas noticias, pueden llevar a un efecto imitación bastante pernicioso. Para ella, sería conveniente una atenuación de los hechos y más aún de las cifras. Muy bien, señora Rojas, fantástico. Eso es una ley mordaza con todas las consecuencias.

Tengo casi por seguro que la consejera (o quien le asesoró) se fijó en una propuesta, afortunadamente caída en saco rato, de uno de estos progresistas de trampa y cartón que abogaban por la no publicación en prensa de los atentados terroristas, hubiera o no muertos, porque así ETA, al no ver reflejadas sus acciones en los medios informativos, desistiría de seguir matando. Es decir, llevándolo al terreno de las mujeres que son víctimas de la violencia de género, a la señora Rojas se le enciende la bombilla y piensa que igual las parejas de estas féminas tampoco proseguirán con sus ataques físicos y psíquicos.

Pero la medida que plantea y sugiere la responsable de Bienestar Social encierra varios peligros evidentes. Y no me refiero ya al de cercenar un derecho constitucional como el de la libertad de información, sino que se le da manga ancha al maltratador. Podemos encontrarnos en la tesitura de que un hombre, de aparente buena educación, con quien nos topamos diariamente en el ascensor, en el trabajo o en la guagua, es, en la intimidad, un agresor del diez, que tiene atemorizada a su esposa. Sí, tal vez cuente ya con una orden de alejamiento, pero sólo lo saben el juez, la fiscal, los dos policías encargados de la vigilancia, el presunto maltratador y la propia víctima. Pero el autor de los delitos se ahorra el oprobio de tener que pasar vergüenza ante su entorno social porque, directamente, se desconocerían los hechos.

Y ojo, que por supuesto también soy muy sensible al fenómeno de las denuncias falsas (uno mismo tuvo que pasar por ese trago de comparecer en un juzgado hasta que se demostró punto por punto la falsedad de los hechos) y no se puede señalar libremente con el dedo porque luego suceden episodios como el de Diego Fajardo y cuando todos metemos la pata emitiendo un juicio a priori luego nadie sabe cómo pedir disculpas al afectado.

Por tanto, señora consejera, sensibilidad informativa, toda la que desee, desposeer de morbo a estas informaciones, lo suscribo, pero no podemos dejar de dar la muerte de una mujer porque considere que esto genera un efecto imitación. Nada más lejos de la realidad. Esto produciría desinformación y un salvoconducto para el maltratador. Lo que usted, en coordinación con las otras comunidades y el Estado, debe hacer es articular medidas para proteger a las víctimas, no lamentar únicamente la pérdida de una nueva vida.

En defensa de Gonzalo Castañeda

20100715005854-castaneda.jpg

El patrimonio de un periodista, de un comunicador, de un contador de cosas es la verdad. Si el reportero miente en los hechos, diluye la realidad o se niega, resueltamente, a rectificar los errores, todo el peso de la ley le caerá, indefectiblemente, encima. Seguramente, tendrá que dejar su profesión por mentiroso y porque lo exige el código deontológico de nuestra preciosa profesión. Sin embargo, y este es el caso que me ocupa, contar las cosas tal y como son le está generando más de un problema a mi amigo y excelente profesional de Pulso Radio Tenerife, Gonzalo Castañeda.

Desde hace algunas semanas, el pequeño dictadorzuelo, esa especie de romano cebón, amigo de los actos suntuarios y de autobombo para mayor gloria de su oronda figura, que es el alcalde del Puerto de la Cruz, Marcos Brito, la ha cogido con el señor Castañeda por decir la verdad y nada más que la verdad. El regidor, que entiende que el único argumento que debe imperar es el suyo, se ha tomado como una afrenta personal las críticas del periodista porque, entre otras cosas, estamos a puertas de unas elecciones y no interesa que salgan trapos sucios de un alcalde que nunca ha triunfado por la vía de las urnas, sino por pactos y, mayormente, por las trapaleras mociones de censura.

Castañeda, y hablo con toda la objetividad del mundo, es uno de esos periodistas que hacen falta en esta profesión, al igual que el responsable del Digital de Canarias, David Cuesta. Estas personas no se paran en barras, le dan al de la izquierda, al de la derecha, al del centro, al nacionalista y al independentista. Las cosas son como son, pero en una tierra gobernada por caciques, por los que llevan en el poder décadas, la costumbre es la de no hacer daño por si me quitan la publicidad, la subvención institucional y, claro está, así se está haciendo un periodismo de cámara, cortesanos de la pluma a los que sus jefes no les dejan escribir de tal o cual cosa porque se pueden cargar las perritas prometidas de la campaña de turno.

Por eso, cuando salen profesionales maravillosamente irreverentes como los señores Cuesta y Castañeda, el político de turno rechina, empieza a mover los mecanismos para hacer callar al periodista y, si no lo logra, es capaz de presionar ya no al director del medio, sino al empresario de turno al que, normalmente, no le supone un gran trauma tener que sacrificar a un peón con tal de tener el pesebre de las subvenciones asegurado por toda una legislatura (o las que sean menester).

Por eso, desde esta humilde tribuna, mi apoyo absoluto a Gonzalo Castañeda porque profesionales de esta estirpe salen de Pascuas a Ramos y en el caso del responsable de Pulso Tenerife, por mucho que le quisieran callar, tiene un futuro brillante por delante, sea en Tenerife, en Madrid o donde él quiera. Si un día me saco la primitiva, la euromillones o la quiniela, monto una emisora y le hago un contrato que ríanse ustedes del de Cristiano Ronaldo.

Caraduras sindicales

20100715235315-toxo-mendez.jpg

Toxo y Méndez, Méndez y Toxo, tanto monta, monta tanto, protagonizaron ayer en Tenerife la verdadera ceremonia de la confusión, el tocomocho del sindicalismo más rancio, el que vive de, por y para las subvenciones del Estado. De ahí, amigos míos, que estos señores de CC.OO y UGT no se hayan atrevido a convocar una huelga general ya.

La fecha elegida es el 29 de septiembre y solapada con una jornada de movilizaciones a nivel europeo. Ahí, el sindicalismo que hay en el resto de la UE, más responsable, más concienciado que el mayoritario que padecemos por estos lares, ha venido a rescatar a los secretarios generales comisioneros y ugetistas. De no ser así, créanme, estos caraduras nunca hubiesen dado el paso de hacer una huelga general…y aún está por ver que la lleven a cabo.

Lo que sí que no se les puede negar a los señores Méndez y Toxo es que hacen gala de un cinismo a prueba de bombas. Tienen un rostro de hormigón y ni siquiera se inmutan cuando alguien les interpela en una rueda de prensa y les cuestiona que por qué no son valientes y hacen ya la huelga general. Pues no, ellos se mantienen impertérritos y precisan que ahora esa acción sindical no tiene sentido porque con las vacaciones se diluye, no tendría los efectos deseados.

Por eso, se van a septiembre, pero no los primeros días, ni en la primera quincena. Nada de eso, el 29…y porque aprovechan que el Pisuerga pasa por Valladolid (las movilizaciones europeas). Los euros monclovitas pesan mucho y no están por la labor de echarse a pelear con Zapatero y que éste les corte el grifo de la mamandurria.

Fíjense ustedes como está España, con casi cuatro millones de parados (aunque encima los sindicalistas tenían las cifras erradas y hablaron de 4,6 millones), con una reforma laboral que el Gobierno nos ha metido con calzador (por no decir con vaselina) y con un recorte brutal en las ayudas sociales, y llegan estos dos irresponsables y le piden a los trabajadores (y trabajadoras) que renuncien a un día de salario para ganar el futuro. Hay que echarle rostro, señor Méndez, ¿renunciará usted también a su sueldo? Me da que no, ¿verdad?

Canal 7: El muerto-viviente

20100716171506-egm-560x280.jpg

¿Podemos fiarnos de las encuestas del Estudio General de Medios? Personalmente, al igual que muchos otros profesionales de las empresas informativas, tenía mis serias dudas, pero después de lo visto a escala local, en una magnífica información de los compañeros del Blogoferoz, no me cabe la menor duda de que los sesudos conteos del EGM están encaminados a favorecer a determinados medios por encima de otros. Lo gracioso del estudio que sacan a colocación los responsables de esta web es que hay un canal en Tenerife, Canal 7, que tiene televidentes a pesar de permanecer en un intenso negro las 24 horas del día. Tiene guasa la cosa.

Y es que, digo yo, al menos, si vas a hacer una chapuza, una manipulación de los datos, hazla, pero que no se note de una forma tan descarada. Por lo visto en este sondeo demoscópico mediático, no deben tener mucha simpatía al Canal 8, al que, teniendo una parrilla consolidada, le adjudican menos audiencia que a un canal que no se ve.

Señores, que literalmente uno prende la TDT y va intentar ver qué echan en el Canal 7 y es que ya ni piratean el Euronews o el Eurosport. El medio de Francisco Padrón hace tiempo que dejó las emisiones. Otra cosa diferente será conocer los motivos por los que tiene una licencia de Televisión Digital Terrestre y a otros medios se les ha ninguneado o su cobertura es más bien pésima. A ver, Gobierno de Canarias, señor viceconsejero de Comunicación, investiguen esta irregularidad. No la del EGM, sino la de por qué se concede esta licencia para dejarla sin contenido.

Por eso, tras esta cacicada del EGM, que no es la primera, ni tampoco será la última, supongo que las empresas de publicidad de turno ya sabrán que se pueden fiar poco o nada de los datos que les proporcione este ente. Normal, de todas maneras, que medios como Es Radio hayan optado por salirse de ese Estudio General de Medios, más bien conocido como la Estafa General de Medios. Aquí se funciona por filias y fobias, pero no creía que las iras llegasen a tanto como para darle más audiencia a una televisión inerte. Eso sí que es un fenómeno paranormal y no el de la niña Reagan en Polstergeist, precisamente.

El jardín del Estatuto catalán

20100717171433-zapatero-20discrepa.jpg

José Luis Rodríguez Zapatero se ha metido en un jardín de los que resulta imposible salir indemne. Su postura respecto del Estatuto de Cataluña le va a seguir creando quebraderos de cabeza tales que ni toneladas de aspirina le van a aliviar la presión cerebral a la que se está viendo sometido por las presiones de su propio partido en esa comunidad autónoma y por los partidos independentistas-catalanes, ERC y CiU.

El deseo de ZP de seguir hasta el final de la legislatura va a suponer un alto precio que, o mucho me equivoco, vamos a tener que pagar el resto de los españoles. El lío en el que acostumbra meterse esta especie de Mr.Bean, pero sin gracia, no va ser gratis. Tiene sus contraprestaciones y, como en su momento le sucedió a González con Pujol, esto va a resultar una sangría económica imposible de soportar.

El problema mayor es que Zapatero no sabe estar con la boca cerrada ni medio minuto. Cuando el Tribunal Constitucional, después de cuatro años, emite su sentencia y aclara punto por punto que cuestiones era infumables, desde la óptica constitucional, claro, llega el liante de turno a hacerse el gracioso en la tribuna de oradores del Congreso y a prometer que, a pesar de lo dicho por el TC, aún es posible estirar los límites que ha puesto el Tribunal.

Obviamente, ¿qué seguridad podemos tener con un jefe del Ejecutivo que es capaz de enmendarle la plana a unos juristas que han pasado las de Caín para elaborar una sentencia. Porque, no lo olvidemos, aquí lo que ha salido es una resolución a la carta, que deja descontentos a todos, a los independentistas y a los socialistas, por mucho que ahora los de Ferraz quieran apuntarle al PP un sonoro fracaso. Falso, las tesis conservadoras, en esencia, han sido las que han triunfado. Me da la sensación, y no creo estar muy errado, que se ha intentado pactar un acuerdo de mínimos. Con las elecciones catalanas ahí, a la vuelta de la esquina, no interesaba demorar mucho más las deliberaciones. Desde Moncloa sabían que el recorte del texto articulado era mínimo, pero esencial para que las aspiraciones segregacionistas de los ERC y CiU no se llevasen a cabo.

Eso sí, sorprende mucho el discurso del charnego Montilla, más ultracatalán que nunca, incluso disputándole tal condición a los señores Más y Rovira. Veremos a ver qué sucede a últimos de octubre o principios de noviembre, pero esto pinta a que va a haber un voto bastante repartido y, casi seguro, una abstención importante porque nadie cree ni en unos ni en otros. Normal, la verdad.

En menos de lo que piensas...

20100718173143-tenerife-34015.jpg

En menos de lo que piensas estaremos en Primera. Esta frase es el eslogan que ha escogido el CD Tenerife para atraer la atención de los aficionados y de los abonados de cara a conseguir el ascenso a la máxima categoría. Da pena pensar que lo tuvimos en la mano hasta la última jornada, que incluso, de haber ganado al Almería, hubiéramos logrado la empresa de mantenernos. Pero bueno, ahora toca hacer el trabajo de rearmar al equipo en Segunda y se puede conseguir el reto de ascender un año después.

Es verdad que se han ido jugadores, pero al menos se ha logrado retener a uno de los básicos, al menos por el momento, que es Nino, y han llegado ya a la isla piezas fundamentales como Antonio Hidalgo, Natalio o Gregory. Para el banquillo, Gonzalo Arconada, un acreditado entrenador, que ya ha logrado ascender con el Numancia y que suele trabajar muy bien con los equipos en los que ha estado. Luego, por supuesto, todo se reduce a una cuestión de que entre o no la pelotita, pero creo que podemos disfrutar de un buen Tenerife.

Lo que sí está por ver es el cariño de los seguidores, esos blanquiazules que el año pasado se mataban por renovar o por hacerse con el abono. Me gustaría que ese mismo ímpetu lo mantuviesen ahora, cuando hace falta ayudar al once blanquiazul desde la grada. Es muy fácil ser del Tenerife en Primera, sobre todo cuando visitan el Heliodoro Rodríguez López los más grandes. Pero es ahora cuando hay que demostrar ese corazón blanquiazul, ¿o al final habrá que darle credibilidad a esos que dicen que el Tenerife no tiene más afición que 7.000-8.000 espectadores?

De acuerdo, comparto con ustedes que la Ponferradina o el Alcorcón no son, precisamente, grandes reclamos, que la mediocridad es la base general de la división de plata, pero siempre hay atractivos como el Betis, Valladolid o Celta, recientes ex Primeras, que animarán la competición y que tienen que ser, junto con el Tenerife, los grandes favoritos para el ascenso, sin olvidar a otros que también han saboreado las mieles del éxito y tampoco muy lejanos en el tiempo como el Xerez, Huelva o Numancia.

Como una vez señaló el hoy entrenador bético, Pepe Mel, la Segunda sólo tiene siete puestos de interés, los tres del ascenso y los cuatro últimos, los del pozo a Segunda B. Y fíjense que hasta subcampeones de la UEFA, como el Alavés, cayeron en esa categoría y aún no ha vuelto. Por eso, resulta vital el apoyo al Tenerife desde el minuto cero.

Moratinos desatinos

20100719162259-moratinos.jpg

Las relaciones diplomáticas de España van de mal en peor. Zapatero ha conseguido que seamos el hazmerreír mundial gracias, entre otras razones, a que tenemos a un ministro que es incapaz de decir no a todos los encuentros con los sátrapas que campan alrededor del planeta. Miguel Ángel Moratinos ha sabido adoptar a la perfección el papel de tonto útil (o inútil) de las relaciones internacionales. Posiblemente, estamos hablando del personaje con menos actitudes para ostentar el cargo, pero se mantiene en el mismo porque ha conseguido hacer migas con lo más granado del lado oscuro. Lo del encuentro con el criminal ruandés Kagame (¡menuda cagada, dicho sea de paso!) es la guinda a nuestra agenda de relaciones con otros países.

Hace ya tiempo, de todas maneras, que las andanzas de Moratinos no sorprenden a nadie. El responsable de Asuntos Exteriores ha hecho de su departamento el negociado de las dictaduras de la Tierra. Sus innumerables viajes a Cuba siempre han tenido por objeto bailarle el agua a los hermanos Castro. Ni un solo gesto para los disidentes políticos, esos mismos a los que el actor Guillermo Toledo tildó de delincuentes comunes. La llegada de esos presos políticos a España no es, ni de lejos, un acierto de la gestión de Moratinos. Entre la labor de la Iglesia y de que los Castro querían quitarse a esas personas de ahí, lo demás era coser y cantar, pero, ya que vino el tonto útil hasta la isla caribeña, le endosamos unos cuantos presos de conciencia a nuestro amiguete Zapatero.

Por supuesto, seguimos haciendo el primo en otras naciones como Venezuela o Bolivia. Aquí, no hablamos ya de presos políticos, sino de que intereses españoles son pisoteados impunemente ante la pasividad moratiniana. Cualquier queja emitida por Curro Moratinos es inmediatamente aplacada por el Chávez o el Evo Morales de turno. Si nos expropian, que nos expropien, pero mejor no llevarse a mal con otros dos elementos de la alianza del mal, que son de los pocos ¿amigos? de los que podemos presumir a nivel internacional.

Esto, señores, es nuestra contribución a la diplomacia universal, unos ejemplos que, como ustedes comprenderán, deberían de estar urgentemente incluidos en una manual de Relaciones Internacionales, en el apartado de lo que no debe hacer una nación o en chapuzas y deslices varios. España tiene excelentes conocedores de la diplomacia internacional, Gustavo de Arístegui, por ejemplo, es uno de ellos, que ayudarán, cuando toque el momento, a recomponer nuestras maltrechas relaciones con los que tendrían que ser nuestros verdaderos socios (Estados Unidos, Israel, Francia, Gran Bretaña, Japón, Italia o Alemania). Mientras tanto, a ponernos en manos de la divinidad, que alumbre a Moratinos para que no siga por la vía del ridículo y del desdoro.

Contador y los gabachos

20100720174357-contador.jpg

¿Contador debe pedir disculpas por su acción de ayer cuando atacó al ver que a Andy Schleck se le salía la cadena de la bicicleta por una acción, dicho sea de paso, que sólo es achacable a su torpeza o falta de pericia? Pudiera ser que por limpieza deportiva, por fair play, el ciclista de Pinto tendría que haber parado y esperado. Pero, ¿y el resto de compañeros en la fuga? Samuel Sánchez, por ejemplo, tercero en la clasificación, no fue de los que se volvió hacia atrás, al igual que el resto de corredores del mini pelotón de fuga que iban a lo suyo.

Los franceses, muy peculiares ellos, muy gabachos, la emprendieron a pitos contra Contador cuando recibió el maillot amarillo. Les pareció un gesto innoble no esperar a Schleck, pero es que en esto del Tour de Francia hay ejemplos como para parar un carro de participantes que han tenido que decidir en cuestión de milésimas de segundo sobre lo bueno para ellos o lo conveniente para los demás. Lance Armstrong, heptacampeón de la ronda gala, tuvo en 2003 la fortuna de ir por detrás de Josefa Beloki cuando éste, por mor de un asfalto muy caliente (o lo que fuese) se pegó la morrada de su vida. De hecho, su carrera como deportista profesional quedó truncada en pruebas de gran escala. El norteamericano fue testigo de la caída, pero no se frenó, se lanzó como un kamikaze por un campo de trigo y esa acción, a la larga, le valió para sumar el que fue en el 2003 su quinto Tour. Nadie, que yo sepa, recriminó nada a Lance.

El problema es que la honradez cotiza a la baja, y más en el deporte. Ser honrado a carta cabal le costó un ascenso a Primera División al mítico Eibar. David Silva, que en aquella época, temporada 2004/2005, jugaba con los armeros, tuvo el noble y leal gesto de abortar una acción de ataque en la que se quedaba mano a mano con el portero del Lleida. Prácticamente, era chutar a gol y poner a los eibarreses a un paso de la élite, pero el centrocampista canario optó por echar fuera el balón. Ese gesto tuvo su recompensa en forma de premio al deportista más deportivo, pero como dijo su entrenador, José Luis Mendilibar, “nosotros perdimos un ascenso”.

Evidentemente, en la alta competición ya nadie se fía de nadie. El ciclismo, precisamente, siempre ha sido un ejemplo de engañar al rival con tretas presentables y otras no tanto. Perico Delgado, por ejemplo, siempre jugaba con la baza de hacerse el desfallecido y arrancar como un reactor en cuanto llegaban los repechos más complicados. Otros, como el danés Rasmussen, en lucha con Contador (el que al final sería el primer Tour para el de Pinto) prefirió emplear armas más sutiles como la de doparse hasta la cejas. Pero la jugada le salió mal a puertas de París y fue descalificado cuando lo tenía todo para ser el ganador en los Campos Elíseos.

Por eso, con todas las marrullerías que se cometen en el deporte, lo que hizo Contador fue pecata minuta, pero insisto que, además, no fue el único en atacar. El resto también lo hizo. Lo que sucede es que Francia, desde la época de Fignon, no ha vuelto a ver a un francés en lo más alto del podio y encima se han tenido que comer con papas fritas a muchos españoles, Delgado, Induraín, Pereiro, Sastre o Contador como líderes y campeones absolutos. Demasiado españolismo para el delicado estómago gabacho.

Menor responsabilidad, mayor morbosidad

20100721174600-jose-antonio-valbuena-maria-teresa-cruz-oval-juan-ignacio-viciana-4.jpg

Los abusos sexuales sobre los menores que están internos en centros de acogida, caso de la Casa Cuna, no es un asunto que deba tratarse a la ligera. Adelantar hipótesis o conjeturas sólo conlleva crear una situación de alarma que no contribuye en nada a las investigaciones judiciales y policiales que se están llevando a cabo. Este principio, sin embargo, debe desconocerlo el Partido Socialista en el Cabildo de Tenerife puesto que convocó una rueda de prensa para pedir ahora una comisión de investigación y encima, de postre, se basan en una denuncia anónima que no saben si es o no cierta.

Las elecciones, como quien no quiere la cosa, están a la vuelta de la esquina y los socialistas están muy nerviosos. Llevan muchos años, desde los tiempos de Pepe Segura, que no se comen un colín ni en ésta ni otras muchas corporaciones. Los tres bastiones importantes de Tenerife, Ayuntamientos de Santa Cruz de Tenerife y San Cristóbal de La Laguna y el Cabildo han visto pasar gobiernos monocolores de CC o con el apoyo del PP, pero el PSOE está a verlas venir y sabe que en 2011 poco o nada va a cambiar el panorama político.

Sin embargo, nervios aparte, no parece consecuente la rueda de prensa ofrecida por el trío de la cordialidad, José Antonio Valbuena, Teresa Cruz Oval y Nacho Vicina. No se puede comparecer ante los medios de comunicación esgrimiendo como argumento una denuncia anónima para pedir y exigir al Cabildo que cree una comisión de investigación por los supuestos abusos a menores en esos centros. Seamos serios señores (y señora) a la hora de afrontar los problemas. El grupo de Gobierno, comandado por Ricardo Melchior, ya dio las explicaciones pertinentes y dijo taxativamente que, mientras el caso estuviera bajo la lupa policial, la corporación guardaría un respetuoso silencio.

Ahora, poco más de tres semanas después de conocerse estos hechos que se están comprobando minuciosamente, llegan ustedes blandiendo una denuncia anónima y encima reconociendo que pudiera no ser cierta. Eso sí, cuando se ven cogidos por las lógicas preguntas de los periodistas piden que no se provoque un alarmismo innecesario. Perdonen ustedes, la alarma social la han generado ustedes por presentarse en una rueda de prensa con la petición de una comisión de investigación y mezclarla con el anuncio de una denuncia anónima. La protección a los menores debe ser la prioridad, pero tampoco nos carguemos de un plumazo un principio básico y constitucional como la presunción de inocencia.

Del paquete de papas a Los Limoneros

20100722181119-limoneros.jpg

¿Se les caerá alguna vez la cara a determinados políticos que, una vez les han pillado con el carrito del helado, siguen negando la mayor? Lo que ha sucedido en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, con la filtración a determinados medios de comunicación de un informe de la Intervención, período 2003-2007, deja bien a las claras que no hay un afán ético por parte de algunos de nuestros representantes en las corporaciones. El dinero que se distribuye entre los grupos para mejorar su actividad ha servido para justificar, por ejemplo, hasta un paquete de papas fritas. Sí, esa es la anécdota, una bolsa de fritos colesterosos, porque lo preocupante es que apareciesen en esa relación hasta pendientes, noches de hotel y comidas en Los Limoneros, uno de los restaurantes más caros de Tenerife.

Y miren ustedes, en un gesto de honradez, el diputado Manuel Fernández reconoció o tildó de despilfarro (“han dilapidado, han dilapidado” fue lo que dijo en una emisora) lo que habían hecho los concejales conservadores. Porque, señores, no nos engañemos. Aquí no vale esa máxima de que el otro gastó más en cosas que no tenían que ver con la actividad propia del partido en actividades municipales. Está muy bien que este informe haya salido a la luz pública y que todos sepamos adónde van los dineros que se le da a las formaciones políticas para labores propias de su ocupación.

Porque, eso sí, hay que aclarar un aspecto fundamental. No estamos hablando de corruptelas, de que alguien haya metido mano en la caja. No, no. El problema, lo decía el propio Fernández, es que cuando hubo que justificar los gastos, bien por desconocimiento o por no pedir las facturas correspondientes, los concejales tuvieron que recurrir a tickets y comprobantes particulares. Así sale, por ejemplo, el dichoso paquete de papas fritas, las noches de hotel, la comilona en Los Limoneros o las joyas (pero no las de la Corona).

Lo que sí mosquea en cantidad (por mucho que hoy Cristina Tavío llegase a cabrearse en directo en la antena de Radio Club Tenerife) es que los concejales compren material de oficina, paguen los recibos de móvil, transporte para acudir a entrevistarse con asociaciones de vecinos y no pidan las correspondientes facturas o no guarden los recibos.

Me parece sumamente vergonzoso tener que pasar a intervención gastos que son de mi vida privada. ¿Le importará mucho al señor interventor si yo he pasado la noche con fulana de tal o me di un homenaje gastronómico en un selecto restaurante? Creo que no, y mucho menos me gustaría que el conjunto de la ciudadanía lo sepa. Pero claro, una cosa es jugar con dinero propio, del que sale de tu cartera o tu bolsillo y otra es que esos euros sean de libre disposición y a justificar únicamente su dádiva, independientemente del uso que hagas de ellos.

¡Toma talante!

20100723113735-jeronimo-saavedra-2.jpg

El alcalde de Las Palmas de Gran Canaria, Jerónimo Saavedra, da muestras de su talante democrático al amenazar aviesamente a su socia postiza de Gobierno, Nardy Barrios, de que o su grupo aprueba el Plan General de Ordenación o se rompe el pacto. Claro, esa es la valentía del político socialista, acabar con un acuerdo que para el PSOE no supone nada trascendente. Los socialistas barrieron en las urnas en 2007 y obtuvieron la mayoría absoluta. Lo que sucede es que quisieron premiar a Compromiso por Gran Canaria por ser el azote del Partido Popular durante la legislatura anterior (2003-2007).

Saavedra apunta que en esta cuestión el voto no es libre. ¿Y los principios democráticos básicos, señor alcalde, dónde quedan? ¿En el cubo de la basura? El juego de la política, estimado regidor de la capital grancanaria, no consiste, precisamente, en la imposición de las voluntades. Usted, engañosamente, siempre había sido tenido por una persona dialogante, con talante, con apertura de miras y consideración de puntos de vista discrepantes. Pero no, usted ha demostrado que es un intolerante de marca mayor, capaz de gobernar para sus intereses y haciendo falacias sobre lo que conviene o no a la mayoría.

Y cuidado, que tampoco es que tenga yo especial querencia por los ideales de Compromiso por Gran Canaria, especialmente por las derivas psicoparanoicas de la señora Nardy Barrios. Pero es verdad que si estamos en democracia lo que no es de recibo es coaccionar a un grupo político que ha sido puesto en las urnas por miles de ciudadanos. Compromiso, como cualquier otra opción política que tenga representación en el pleno de Las Palmas de Gran Canaria, tiene todo el derecho del mundo a discrepar, a defender su postura. Nadie le pidió ni le obligó a Saavedra a firmar un pacto de Gobierno postizo. Usted ya tenía los concejales suficientes. Pero claro, la cuestión había que revestirla de talante, de mano abierta a las voces que, según usted, habían sido tapadas y censuradas durante el mandato del PP. Y todo va bien mientras le den la razón, el sí por sistema.

Pues mala cosa es, Don Jerónimo Saavedra, que sus principios democráticos terminen donde empiecen los de las otras alternativas. Los socios de Gobierno en cualquier corporación no siempre tienen que estar de acuerdo en todo, pueden mantener diferencias, pero no hasta el punto de amenazar con romper un pacto. Pero insisto, usted, señor alcalde, juega con trampas porque sabe que no le hace falta el banderín de enganche de Compromiso. Sólo se llevó consigo a este partido para demostrar sus aptitudes de diálogo que se han revelado dictatoriales.

Granadilla: Tiempo perdido

20100724185916-granadilla.jpg

¿Qué está pasando con el puerto de Granadilla? Uno, e imagino que el resto de la población también, está totalmente desorientado con lo que se va a hacer en ese erial donde residen unos sebadales y no sé qué otros líquenes y batracios submarinos en general. Las obras de esta futura instalación industrial se han convertido en todo un expediente X, en un CSI tinerfeño que no sería capaz de resolverlo ni el investigador más sagaz. ¿Tienen razón los ecologistas cuando blanden los argumentos de que nos podemos cargar un espacio natural único? ¿O acaso los defensores de la instalación están en lo cierto de que los trabajos son necesarios y que, después de aprobado el catálogo de especies, ya no hay impedimientos legales?

Sea como fuere, lo cierto, lo único verdadero de esta historia es que estamos asistiendo a una romería, a un folclore de inicios abortados, de cuantiosos viajes de Los Verdes de aquí para allá con datos científicos en la mano sobre los desastres ecológicos que depararía la construcción de esta infraestructura en Granadilla. Y no digo que los ecologistas estén carentes de razón, pero más de uno ha pasado de ser ecologista a ecolojeta y, en el caso de Lanzarote, cuando un periódico sensacionalista británico dio la noticia de que a la isla de los Volcanes le iban a retirar el título de Reserva Mundial de la Biosfera, estos ejemplares salieron a la calle a denunciar los desmanes de los políticos...hasta que se demostró que la información era más falsa que Judas. Entonces, chitón y a otra cosa mariposa.

Reconozco que puede ser que me falten datos suficientes para valorar en su conjunto la conveniencia o no del puerto industrial de Granadilla, pero es que no he escuchado a ninguna instancia oficial, regional, estatal o europea pronunciarse en contra de la misma. Con matices, como todo en la vida, el proyecto ha tenido que ir corrigiéndose, pero es que esos defectos, esos vicios de forma son casi cosustanciales a cualquier obra de gran envergadura. Distinto es que alguien pretenda mamonear, económicamente hablando, o que calcule muy por debajo a la hora de presupuestar, como aconteció con el Auditorio de Tenerife, que salió más de cinco veces su coste inicial.

Pero, lejos de una cuestión económica, lo que sigo sin oír son reparos tajantes y contundentes de la Unión Europea a la construcción del puerto. El Ministerio de Medio Ambiente, en su momento, cuando Narbona era la titular del área, ya se manifestó a favor de la infraestructura. Si adujo ciertos defectos que había que subsanar, pero el proyecto era impecable. Entonces, como la instancia española falló para los intereses de los ecologistas, la guerra se trasladó a Europa y cuando la UE da vía libre, entonces ahora la pega es que el catálogo de especies aprobado es anticonstitucional. Y mientras discutimos si son galgos o son podencos, el tiempo va pasando y la economía canaria está perdiendo un tiempo precioso.

Contador cierra un julio glorioso para España

20100725190848-alberto-contador.jpg

Alberto Contador ganó su tercer Tour de Francia, el segundo de forma consecutiva tras la exclusión del equipo Astaná en la edición de 2008. Sin embargo, a pesar de que el ciclista de Pinto ha demostrado estar por encima de todos sus rivales, ha estado a un paso de no alcanzar el primer puesto del podio por culpa, en parte, de determinados medios de comunicación que se lanzaron como posesos cuando el famoso episodio de la cadena. La que le armaron a Contador fue terrible y desde entonces, como si hubiese cometido el gran crimen, ha estado conservador, incluso sin llegar a disputarle la victoria a Andy Scheleck en la cima del Tourmalet. Al final, gracias a la ventaja que tenía sobre otros buenos contrarrelojistas como Dennis Menchov, el deportista madrileño se alzó con la victoria final, pero fue más duro de lo previsto.

Y es que la prensa francesa se agarra a lo que sea con tal de tapar la insuficiencia y la muy deficiencia deportiva que llevan acumulando desde hace más de dos décadas. No hay un profesional galo que sea capaz de estar ahí, en la pomada, luchando, al menos, por los tres primeros puestos de la clasificación. Sólo Richard Virenque, entre finales de los 90 y los albores del siglo XXI, fue capaz de arañar algo de protagonismo con victorias de etapa y alzarse con el preciado maillot de la montaña. Pero lejos, muy lejos, de optar al triunfo final.

Si encima hay algo que les dé rabia a los franceses es que los españoles sumen una década consecutiva de éxitos tras la dictadura de Lance Armstrong. En el año 2006 fue Pereiro (aunque su título fue reconocido meses después de acabar la carrera, cuando se demostró el doping de Landis). El año 2007 fue el primero de Contador, pero también beneficiado por las trampas químicas del danés Rasmussen. 2008 fue la aparición estelar de Carlos Sastre y los dos últimos años han dejado a Contador como rey absoluto de París.

Evidentemente, analizando como ha sido este mes de julio de éxitos en las canchas y en los circuitos, el deporte español no va a querer que concluya nunca. Ha sido un período glorioso, con el segundo Wimbledon para Rafa Nadal, triplete de victorias en el motociclismo, triunfo del ‘simpatiquísimo’ Frenando Alonso en Alemania y, al margen de Contador, la histórica Copa del Mundo para la Selección Española. Y encima, dentro de poco, tenemos a los chicos de Scariolo rumbo a Turquía para tratar de revalidar el campeonato del Mundo de baloncesto. Será una empresa complicada sin Pau Gasol, pero los americanos también parece que hayan renunciado al título tras autoexcluirse las estrellas de la NBA.

ZP celebra diez años...de dislates

20100726180423-zapatero.jpg

España es diferente y esa es una realidad que no se le escapa a nadie. Lo de Zapatero, la pasada semana, celebrando su décimo aniversario como líder de los socialistas españoles es como para hacérselo mirar al propio presidente y al coro de palmeros (y palmeras) que acudieron a la fiestuqui cumpleañera. Es decir, estamos atravesando una de las crisis más cruentas que hemos conocido por estos lares y al señor del talante no se le ocurre mejor cosa que conmemorar su décimo año de acceso a la secretaría general del PSOE. Pues será de las poquitas alegrías que el caballero pueda darse porque, exceptuando el autobombo diario que se regala, el resto son todo noticias que van de lo malo a lo peor.

Pero, ya puestos en la ceremonia, convendría recordarle a ZParo que su estancia en lo más alto del Partido Socialista Obrero Español se debe, ni más ni menos, que a una especie de trampa o trasvase sospechoso de votos del grupo de Balbás. El propio José Luis (Balbás) reconoció que su apoyo inicial iba hacia la candidatura de Mr.Atiquito, el señor José Bono, pero al final se optó por la vía vallisoletano-leonesa que representaba Zapatero. Por eso, por muy estrecho margen, ganó un desconocido candidato del que ahora muchos se arrepienten de haber escogido. Es más, desde que accedió por accidente (y por 200 muertos) a la Moncloa Zapatero no ha hecho otra cosa que fulminar a la vieja guardia y, especialmente, a los más discrepantes. El talante y la tolerancia de este individuo son nulos. Sólo vale su criterio y así lo impone ante quien sea y como sea.

España entera ha visto como este hombre, de menos luces que una mina de Rodiezmo, varía su criterio en función de circunstancias subjetivas. Fue capaz de mantenerse en una insoportable tensión con George W. Bush hasta el punto, incluso, de negarse a levantarse ante el paso de la bandera estadounidense por delante de la tribuna de autoridades. Su antiamericanismo se trocó en una ridícula adicción a estar al lado de Mr.Obama cuando éste se convirtió en el primer presidente negro de la historia de los Estados Unidos. Se ha colado nuestro ZP de rondón en cumbres donde no nos correspondía estar o salir en plena Asamblea de la ONU con aquella frase mítica de que la Tierra no pertenece a nadie, sólo al viento.

El rosario de contradicciones es casi interminable. Ahora doy para el cheque bebé, a los dos años lo quito, doy 400 euros, ahora ya no los doy. Creo un ministerio de Deportes, ahora ya no y, de paso, se carga una secretaría de Estado de Turismo, dejando bien a las claras que las dos tardes de economía que aprendió con Jordi Sevilla le sirvieron solamente para hacer el ridículo allá por donde va.

Este es Zapatero, señores, lo que pasa es que tampoco la alternativa, Mariano Rajoy, termina de despuntar y, guste o no en ciertos círculos de Génova 13 o de la calle Juan Padrón, en Santa Cruz de Tenerife, el líder de la oposición volvió a dejar escapar una ocasión de oro de desmontar la gran mentira política que se vive en el Congreso. Yo, personalmente, claro que me lanzaría por esa moción de censura y que por fin identifiquen los españoles a esos carotas de nacionalistas e independentistas de pacotilla que viven de maravilla a la sopa boba y sin tener que mojarse ni la planta de los pies.

Cuitas socialistas en Canarias

20100727171115-spinola.jpg

Lo del PSOE en Canarias, como dirían los jóvenes de hoy en día, es muy fuerte. Sí, aún no se han recuperado en la sede socialista de la pésima gestión realizada por Juan Fernando López Aguilar cuando, en un alarde de soberbia y altanería, prefirió el frío escaño de la oposición a una negociación consensuada con Paulino Rivero. El hoy eurodiputado del PSOE se puso el mundo por montera y su acuerdo era todo el Gobierno para mí y para el resto, en este caso CC, las migajas que quedasen después de que el socialista se engullese todo el pastel.

Lo que suele suceder, sin embargo, es que las actitudes egoístas se acaban pagando demasiado caras. A Aguilar lo apartan del camino a la poltrona su gula de poder, el poder decir aquí estoy yo y las cosas se harán a mi modo y manera. Los nacionalistas salieron espantados de los encuentros con la cúpula del PSOE y normal que llegasen a un rápido entendimiento con los populares. De hecho, prácticamente el 50% de la gestión está en manos de los conservadores.

Y uno cree que con el paso del tiempo y con la marcha a Bruselas del guitarrista errante, los socialistas canarios habrían entendido la lección, que aquí no se trata de buscar el poder por el poder, sino presentar un proyecto serio a los ciudadanos y que así, tal vez, se produjese un cambio de Gobierno tranquilo. Nada, puro espejismo. Ha bastado con que Paco Hernández Spínola haya anunciado que los resultados que manejan (sin decir cuáles) son extraordinarios y que su hombre para las urnas es José Miguel Pérez para que los críticos hayan preparado sus armas y cuestionen la candidatura del secretario general.

Pues si a estas alturas estamos en discusiones de este calado, ¿para cuándo piensan en la sede socialista regional ponerse a elaborar un proyecto serio, un programa que ilusione? Esperemos que al menos tengan la decencia que no tuvo el señor Aguilar que, sin tiempo para venir a Canarias hasta dos meses antes de los comicios, le encargó la redacción de las propuestas electorales a Romero Pí y éste a su vez le endosó el muerto a algún becario y, tachín, tachán, por arte de magia el PSOE presentó el programa...de Ciudadanos de Cataluña.

Vagancia policial en Santa Cruz

20100727234001-hilario.jpg

La Policía Local de Santa Cruz de Tenerife se ha ganado a pulso el apelativo del cuerpo de seguridad más vago del planeta. ¿Usted tiene un problema? Nada, no se preocupe, los agentes capitalinos se lo resolverán en el decenio siguiente. Es que ni lo intente, ni lo piense, ni siquiera trate de imaginar lo que es llamar al 092. No vienen, pasan del ciudadano como de esa cosa que empieza por eme y termina en a. Eso sí, si hay fútbol o hay que estar en la zona de la plaza del Príncipe guardando el orden en la infinita cola para ver la Copa del Mundo, entonces sí que aparecen como hongos. Se multiplican como los Gremlims, se clonan a sí mismos.

Me consta que cada vez que desde estas líneas se ha criticado a la Policía Local, el concejal de Seguridad, Hilario Rodríguez, se pone más caliente que los pringosos puros que acostumbra fumar con cierta frecuencia. No le gusta que critiquen a sus hombres, pero es que esos caballeros, estimado concejal, son unos vagos de marca mayor. Se les puede reclamar dos, tres y hasta cuatro veces y siempre responden con la misma letanía, que en cuanto tengamos una unidad libre (ni que fueran taxis) mandamos un servicio.

El penúltimo ejemplo (nunca hay el último, igual que tampoco se toma la última copa) se dio anoche en la plaza de Tomé Cano. Desde las tres de la tarde se llamó en varias ocasiones a la Policía Local, que tiene, dicho sea de paso, la central a unos 300-400 metros de este enclave. La contestación siempre fue la misma, en cuanto podamos enviamos una unidad. Al final, el servicio lo tuvo que realizar, y además de forma excelente, la Policía Nacional, para desdoro de un cuerpo municipal que está a otra cosa mariposa. El problema era sencillo de solucionar, hacerles retirar a unos pibes unas tablas que habían habilitado en un banco, que es lo que finalmente hicieron los agentes nacionales. Alguna persona les llamó la atención, pero claro, como son menores, ¿a ver quién les desmonta el chiringuito?

Ante hechos como éste, sólo cabe preguntarse varias cosas, ¿está tan mal de efectivos la Policía Local de Santa Cruz de Tenerife? ¿Está infectada por el virus de la galbana y de la indolencia? ¿Era necesaria la creación de los hombres de Harrelson, conocidos oficialmente como la Unipol? Aquí los agentes locales están al servicio del alcalde, Miguel Zerolo Aguilar y del concejal de Seguridad. Los problemas de los chicharreros les importan una higa, pero nada, sigamos gastando dinero en cuerpos de poca o nula actividad mientras arrinconamos a los efectivos que sí velan por nuestros intereses, Policía Nacional y Guardia Civil.

El País se pasa de frenada

20100728232355-tavio.jpg

La plataforma escrita de Prisa ha dispuesto todos los amplificadores para darle y bombo y platillo a la presunta corruptela del Partido Popular en Santa Cruz de Tenerife. Además, dicho sea de paso, lo hacen con un ligero retardo, cuando la noticia no sólo es que fuese ya vieja, sino que encima la propia Audiencia de Cuentas ya dijo que los números económicos presentados por el grupo municipal eran correctos. Otra cosa es que algunas de las facturas presentadas por los conservadores fuesen provenientes de sus gastos personales.

Evidentemente, el diario de Juan Luis Cebrián ha visto un filón en el desierto veraniego en un informe de la Intervención que fue filtrado convenientemente a determinados medios para que se hicieran eco de ello. Claro que llama la atención que aparezcan en la fiscalización de las cuentas gastos de un paquete de papas fritas, un barraquito, una comida en Los Limoneros, viajes a Madrid o noches de hotel. Pero es que de lo que se trata es que el dinero dado para la actividad del grupo se justificó hasta el último céntimo. Lo lamentable y lo censurable es que no se conservasen las facturas y recibos de los gastos propios de la actividad política y se optase por la fórmula de aportar los tickets particulares.

No obstante, no es la primera, ni será la última, que El País pique el anzuelo de las presuntos casos de corrupción del PP y luego, cuando la historia llega a su fin sin que el juez de turno observe nada punible, la historia quede diluida en el abismo del olvido. El propio José Manuel Soria ha visto como ha sido imputado por el diario de Prisa en innumerables ocasiones, que si el caso salmón, que si el alquiler de una vivienda y, al final, todo queda en agua de borrajas. Pero aquí se trata de, con perdón, enmierdar la vida política, de vender ejemplares aun a riesgo de engañar al lector.

Lo dicho, si algo se le puede achacar al PP santacrucero es haber caído como un pardillo en un asunto de poco fuste, pero que, obviamente, tiene su enganche como anécdota. Ahora bien, que sea portada del diario prisaico o que ocupe una página completa en el interior supone un ejercicio de estirar el chicle hasta extremos insospechados, sobre todo cuando tienen a dos pasos el Congreso de los Diputados y a su presidente, José Bono, que tiene más propiedades inmobiliarias que Paco el Pocero.

A favor de la vida...del toro

20100729181413-vida.jpg

La prohibición de las corridas de toros en Cataluña estaba cantada. Y digo que era esperada porque todo lo que huela a tradición española es convenientemente vetado en esa región, especialmente desde 2003, cuando entraron en escena unos señores que representan el tripartito y que su único interés es vivir a costa de España, pero sin España. Es algo así como querer lograr la independencia, pero con financiación estatal. Claro, porque eso de vivir emancipado debe ser la releche, pero que las perras las siga poniendo mamá-papá Estado central, ¿verdad?

A mí, lo de que no haya corridas de toros, en general, me parece genial. El espectáculo de la Fiesta Nacional debería de ser como en Portugal, donde únicamente se lidia a la res, pero luego es devuelta a su dehesa natural. Lo que sucede con los políticos catalanes, todos esos que se han puesto rampantes con la aprobación de la prohibición, es que a ellos les motiva, como decía Albert Rivera, borrar toda concepción española. No pueden soportar la idea de ser una más de las 17 comunidades autónomas. Ellos tienen que ser más, una nación y si pueden cargarse el espectáculo de los toros, lo harán, no lo duden.

Lo que sucede, mis queridos amigos, es que las contradicciones llegan de inmediato. Las mentiras, en este caso, tienen los cuernos muy cortos y, el mismo día en que se aprueba en las Cortes Catalanas esta ley, en San Carlos de la Rápita se celebra a bombo y platillo el espectáculo del toro con bolas de fuego. ¿Ahí no sufre el animal, señores Rovira, Mas, Saura y compañía? Parece mentira que ustedes tengan tanta cara y la muestren tan poco.

Y podemos ir más allá, casi hasta el infinito, señores míos. ¿Ustedes son los que velan por el derecho del toro a vivir con una mano, pero con la otra votan sí al aborto? Lo de ustedes es de una hipocresía que no conoce límites a la desvergüenza. Hay que echarle rostro al asunto para salir a la escena pública y no descomponerse en absoluto. Tiempo precioso que está perdiendo la Conferencia Episcopal Española en readaptar su campaña publicitaria. Olvídense del lince. Pongan un toro al lado del niño. Más efectista y oportuna no podría ser la propaganda.

La reforma de Nostradamus

20100730180802-nostradamus.jpg

La reforma laboral elaborada y aprobada verbigracia por el propio PSOE compite en méritos adivinatorios con las predicciones de Nostradamus. Zapatero se ha lanzado en picado a una carrera de oráculo de Delfos y con su mágica varita va a ir tocando en la testa de todos los empresarios de España que tendrán la capacidad vidente de saber si dentro de su semestre su compañía irá a pérdidas y, entonces, es el momento ideal para soltar lastre preventivo, o sea, el trabajador.

Lo fascinante de este cambio en la ley es que el propio ministro de Destrucción de Trabajo, Celestino Corbacho, afirma que no ayudará a paliar el crecimiento del paro. Entonces, ¿es que no tenían más opción que aplicar esta media? ¿Las otras ideas eran peores? Por lo pronto, sin que la reforma haya entrado en vigor la Encuesta de Población Activa ya le ha dado el primer disgusto al Gobierno del talante. Ya hemos pasado del 20% (y lo que te rondaré morena).

Para mí, que ya hemos llegado a ese punto en que el elástico ha dado tanto de sí que ya no tiene capacidad para regresar a su centro. El Ejecutivo se ha puesto por montera (o por Monteira) lanzar mensajes absurdos, contradictorios, disparatados a ver si pueden seguir timando y tomando el poco pelo que le debe de quedar a los españoles. Se están convirtiendo (el presidente y los ministros) en los campeones del disparate, del surrealismo kafkiano más profundo. La ciudadanía, máxime en verano, parece narcotizada y sólo desea arrancar la hoja de julio para evadirse de una clase gobernante atroz.

Sin embargo, si todos los males desapareciesen con la canícula agostina, seguramente todos gozaríamos a tope de unas mejores vacaciones. Pero vamos a tener que aplicarnos cual hormiguita de la fábula. Habrá que seguir guardando, haciendo prácticas de amarrategui para cuando llegue la crudeza septembril. Es más, Zapatero no se va a ir de España, así que ni siquiera podemos idear una ley que impida entrar al país al mandatario que se va.

En definitiva, si quieren gozar de una mejor vida, matricúlense en el curso de quiromancia de la bruja Lola y aprendan a tener mejor visión de futuro que los empresarios para los que trabajan. Quizá, de esta manera, sean ustedes los que pueden pactar mejores finiquitos antes de que venga el tío ZP con la rebaja. O más aún, esfuércense en visionar quién será el mirlo blanco que nos sacará de esta crisis. Una pista. No miren ni en Moncloa ni en la calle Ferraz.

Móviles por doquier

20100731162726-telefonos-moviles-para-ninos.jpg

¿Dónde está el negocio para las empresas de telefonía móvil que, supuestamente, regalan aparatos como si no costara? A día de hoy, ser cliente o no viene saliendo en muchos aspectos lo mismo. Si te das de alta con la compañía equis, te regalan un teléfono de última generación, pero si perteneces a la zeta puedes cambiar cada año de modelo sin coste adicional. Y pregunto, ¿para qué? ¿Hay necesidad real?

Me imagino que el truco debe estar en algún sitio, que tal vez cojan a los consumidores como conejillos de indias para experimentar la funcionalidad de cacharro en sí. Otro aspecto, sinceramente, no alcanzo a ver. El otro día, de hecho, hablaba de estas cuestiones con mi amigo Lewis Rogers y él me aseguró que, al igual que yo, sólo hemos tenido dos móviles a lo largo de todos estos años. La compañía suya y la mía, que es la misma, Movistar, nos han llamado innumerables ocasiones para ofrecernos nuevos terminales. No se cansan, oigan.

Pero no, nosotros no caemos en esa tentación de tener un aparato repleto de funciones. Sí, puede estar fantástico para los friquis de las nuevas tecnologías, pero nosotros sólo queremos un móvil para hablar, recibir llamadas y mandar sms. A veces pensamos que cualquier día los terminales van a venir equipados con vitrocerámica, nevera y lavadora. Sólo les falta eso, la función gastronómica para que ya dependamos 100% del aparetejo en cuestión.

La verdad es que si las compañías quieren estar a bien con sus clientes, no pongan tanto el acento en regalar móviles, sino empezar a ajustarse a las tarifas que existen en muchos países de la Unión Europea. No es que sólo las llamadas sean caras, sino que además los mensajes suelen salir por un ojo de la cara en comparación con lo que cuesta en los países de nuestro entorno. Y, ya puestos, a ver si mejora la atención con el clientes, especialmente cuando toca darse de baja, que todo son complicaciones.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris