Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Octubre de 2010.

Primarias sin guitarrista

20101001194030-psoe-jose-miguel-perez-e1284195503754.jpg

Los socialistas canarios, murcianos y madrileños están a poco más de un día para definir sus candidatos como cabezas de lista a las elecciones autonómicas. Por estos lares, por las Islas, la batalla será entre los Pérez (José Miguel y Santiago). Por los avales, qué duda cabe, el favorito parece el clon de Manolo Vieira, aunque éste es más soso que el genial humorista. De todas maneras, hemos de esperar hasta el domingo para ver si se impone el modelo que busca el acercamiento a Coalición Canaria (propugnado por el aún presidente del Cabildo de Gran Canaria) o la ruptura de cualquier puente con los nacionalistas, que es la idea que persigue (como buen juanfernandista) Santiago Pérez.

Pase lo que pase, el resultado no se conocerá hasta las diez de la noche (como mínimo) y esperemos que quien gane no lo haga por un estrecho margen porque, se lo garantizo, la cara de recurso y pataleo que se le quedará al perdedor será de órdago a la grande. Lo que sí espero que tengan claro el uno y el otro es que esta elección no es para presidir ningún gobierno, sino para ser el número uno regional en los comicios del 22 de mayo. Y es que tanto proceso preelectoral puede confundir al más pintado y, por ejemplo, Pérez (el clon del humorista) ya estaba haciendo cábalas sobre como gobernar en minoría. ¡Quiero parao, amigo! De momento, en el caso de que usted triunfe el domingo, sólo va a tener el honor de ser el number one del puño y la rosa (o lo que quede de ellos) en el Archipiélago.

Sin embargo, a nadie se le oculta que la verdadera atracción de la jornada se halla a unos 2.000 kilómetros de Canarias, concretamente en la capital de España. La pelea entre Tomás Gómez (alias rebelde con causa y sólo ante el peligro) y Trinida Jiménez (la niña bonita de Zapatero) va a acaparar la atención de todos los medios informativos. Lo que suceda en esta realidad atlántica tiene su punto de interés a modo de aperitivo, pero se demostró que el proceso de primarias canario fue más un 'me lo pido' que un convencimiento real, aunque es verdad que al final Santiago Pérez obtuvo, por los pelos, los avales suficientes para saltar al ruedo o a la lona.

No obstante, los socialistas, al menos los de las bases, confían en poder tener un candidato que, como mínimo, sea serio, que no les deje colgados si no toca poder. Aún se lamentan de la escasa maniobra negociadora de Juan Fernando López Aguilar cuando impuso unas condiciones leoninas a Rivero para llegar a un pacto de gobernabilidad. Aquello fue el ejemplo de lo que nunca debe hacer un líder. La inflexibilidad por bandera no funciona y menos con alguien con las mismas o más ambiciones políticas que Aguilar. El ex alcalde de El Sauzal y hoy presidente canario no iba a permitir que con su apoyo gobernase en pleno el PSOE. Sí, eran cinco los diputados que le hubiesen hecho falta al PSOE para gobernar con mayoría absoluta. Una mínima diferencia sobre el papel, pero enorme a la hora de las negociaciones.

Por eso los socialistas quieren ilusión, trabajo y alguien que no coja la guitarra a las primeras de cambio y se mande a mudar a Madrid y luego a Bruselas donde, por cierto, el susodicho ya no da tanto la nota o los acordes no llegan con la misma intensidad que antaño cuando andaba en el puente aéreo del insulto entre la capital y Canarias.

Listas tramposas

20101002203512-artiles.jpg

Curiosa la denuncia realizada esta semana por el periodista Manuel Artiles, director de Mirame Tv, en relación con la praxis de determinados partidos políticos (la mayoría, dicho sea de paso) de llevar en sus listas lo que yo denominaría banderines de enganche, señuelos para reclamar la atención del votante y que luego, una vez asegurado el caldero de votos, cambian la liebre por el gato. Y no es la primera vez que se produce en estas benditas islas y en todo el territorio nacional.

Una de las formaciones más habituadas a jugar con las voluntades populares es Coalición Canaria. Ponía Artiles sobre el tapete el caso de Ana Oramas. A menos de un año para que fuesen las elecciones generales (2008), la niña de CC gana indiscutiblemente los comicios municipales en San Cristóbal de La Laguna. Internamente, ya se sabía en la organización que supliría a Paulino Rivero en el Congreso de los Diputados, pero se ocultó hábilmente que no haría el doblete del ex alcalde de El Sauzal. Renunciaría a ser munícipe para irse a los madriles a hacer la política pura y pedigüeña que siempre ha caracterizado al nacionalismo.

Muchos laguneros se sintieron traicionados por la jugarreta planteada desde la calle Galcerán porque, independientemente de cómo lo pueda estar haciendo su sucesor, Fernando Clavijo, lo cierto es que nadie les advirtió del cambio de producto electoral sino cuando ya sólo quedaba agarrarse a los llamados hechos consumados.

En Santa Cruz de Tenerife también se ha empleado una estrategia similar, además por partida doble en el caso de Manuel Hermoso que, como vicepresidente del Gobierno canario, en primer lugar, aprovechó una moción de censura en mitad del mandato 1991-1995 para eregirse como presidente y dejar la alcaldía santacrucera en manos de José Emilio García Gómez. En 1995, con menos tapujos, optó a ambos puestos y al irse a la Presidencia, dejó en su lugar al hasta hoy primer edil del chicharrerismo más arraigado, Miguel Zerolo.

Como bien expone el periodista Artiles, a ver si los partidos se comprometen por escrito a no hacer estos cambalaches que, al fin y a la postre, sólo denotan una falta de confianza en los segundos de a bordo, a los que llevan como polizones en sus planchas y que, una vez recolocados en un puesto de más lustre el Martínez Fresno o la Pilar Parejo de turno, les dan categorías de concejales cuando ya las urnas están repletitas de apoyos.



Mourinho, un arrogante tramposo

20101003213850-mou.jpg

El Real Madrid comienza a tener un serio problema con Mourinho. El entrenador luso se ha convertido en un quebradero de cabeza para el madridismo porque está poniendo la imagen de la entidad a los pies de los caballos. Las salidas de tono del técnico merengue ya pasan la raya de lo permisible y no se puede tolerar que este personaje se crea con la licencia de dar lecciones a todo el que pasa por su lado.

Ya estuvo sembrado con la famosa frase de que los rivales regalan los puntos al Barcelona. Pues el ejemplo es que el Hércules se llevó los tres del campo azulgrana y esta mista tarde el Mallorca arañó un punto y estuvo a un palmo de haber logrado la victoria. ¿Insistirá el señor Mourinho en su discurso pobre, llorón y plañidero?

Pero lo de esta semana ya ha sido de traca. El lunes se permitió dar lecciones sobre periodismo. Según él, preguntarle por Pedro León era casi una indignidad, que lo importante para él era saber cuál era el equipo titular que sacaría ante el Auxerre. Y, al mismo tiempo que le dio el palo a la canallesca, aprovechó para darle un soberano soplamocos a su jugador, del que dijo que no era ni Zidane ni Maradona. Pero, pregunto yo, ¿entonces por qué se le fichó? Si esto lo hace Pellegrini, el biógrafo del madridismo más exacerbado, el señor director de Marca, Eduardo Inda, crucifica al chileno.

Y para terminar la semana de los dislates, el portugués también trató de engañar a los medios de comunicación sobre la cerrazón decidida verbigracia por el mismo a la hora de que los periodistas informasen sobre los entrenamientos del equipo. Radios, periódicos y cadenas habían denunciado la restricción de apariciones de técnico y jugadores, pero éste, con datos tramposos en su mano, espero a que alguien saltase en la rueda de prensa del sábado para dar una retahíla de datos que, sin ser falsos, sí dejaron ver que, en comparación con otras semanas, Mourinho dio órdenes de restringir las ruedas de prensa.

Reza el penúltimo chascarrillo blanquiazul que si vas al Corte Inglés y pides el nuevo disco de El Último de la Fila, te darán el himno del CD Tenerife. Este domingo, el Pierderife dejó de perder, pero sólo pudo sacar un punto (y gracias) frente al Cartagena. Ceballos Silva, colegiado de la contienda, escamoteó un penalti a los murcianos y luego ofreció un recital de tarjetas que terminó con tres expulsados, amén de Mandía, el técnico del Tenerife al que su estreno en el banco sólo le duró 44 minutos.

Los blanquiazules trataron de olvidar la etapa anterior desde el pitido inicial. Nino, autor del gol local, fue el más incisivo de los locales, el que más garra puso, pero no obtuvo el seguimiento de sus compañeros. El Cartagena se vio agobiado en los primeros minutos y le costó quitarse de encima la presión de los de Mandía.

Las pocas ocasiones que se generaron en la primera mitad fueron, prácticamente, del lado blanquiazul, en especial por parte del delantero almeriense. Pero entre los palos y el espigado guardamente cartagenero, Casilla, la empresa fue imposible.

En la recta final de los primeros 45 minutos, el panorama se despejaba para los de casa. El conjunto visitante se quedaba sin Mariano Sánchez por una fea acción. Pero no fue el único en ver el camino del túnel de vestuarios antes de tiempo. A Mandía, por protestar, también le mostrarton la roja.

El segundo tiempo estuvo más trabado, aunque fue donde se vieron los goles. Nino, nada más arrancar la reanudación, casi sorprende a Casilla, pero de nuevo la mala fortuna se alió con los canarios.

Y más aun cuando pasado el cuarto de hora de los segundos 45 minutos Toni Moral era derribado por Ricardo dentro del área. Toché ejecutó la pena máxima y puso el miedo en el graderío local que ya mascaban la sexta derrota en la Liga.

Aun con el 0-1, el cuadro murciano tenía motivos para estar de uñas con el colegiado porque en una acción anterior a ese penalti también hubo una entrada más clara, pero prefirió inhibirse.

La alegría de los visitantes duró cinco minutos, cuando Nino consiguió la igualada tras un pase de Juanlu. Con uno más sobre el terreno de juego, los blanquiazules fueron a por los tres puntos, pero con poco orden y bastante desconcierto.

Al final, los minutos finales sólo sirvieron para que el local Bellvis fuese expulsado y minutos después Chus Herrero tras agredir a Julio Álvarez. Esa dinámica benefició al Cartagena que, con nueve sobre el terreno de juego, se llevó un punto, pero que pudieron ser los tres con un arbitraje menos partidista.

ZP, ¿por qué no te marchas?

20101004121457-zp.jpg

Si Zapatero fuese un político decente, hoy mismo tendría que estar planteándose su futuro al frente de la Moncloa. El fracaso de Trinidad Jiménez en las primarias de Madrid es el revés que debe llevarse al contado el presidente del Gobierno. Su apuesta fracasó, por poco, pero lo que cuenta es el resultado y Tomás Gómez se impuso contra viento y marea a toda la maraña oficialista, encabezada por el propio ZP y su cohorte ministerial.

Ahora nos quieren hacer ver desde las filas socialistas que existe una unidad que te desmayas, que hay un buen rollo que te lo fumas y que todo son nubes de algodón y pastillas de colores, pero la verdad es muy diferente. Ya sabemos como se las gastan desde Ferraz cuando no sale el resultado previsto. Aún me acuerdo de que le hicieron la cama a José Borrell tras imponerse al candidato oficial, Joaquín Almunia. En el partido no pararon hasta hacerle descabalgar y que fuese el ex ministro de Sanidad quien ocupase el primer lugar para las elecciones generales del año 2000. El fracaso en las urnas fue espectacular, pero para la dirección del PSOE eso era lo de menos.

Evidentemente, a Gómez no le van a hacer la 13-14 con el poco tiempo que quedan para los comicios en Madrid, pero a buen seguro que estarán preparando la guadaña ante el previsible batacazo que se pegarán los socialistas en la Comunidad madrileña. Las encuestas, auténtico leiv motiv del socialismo, fueron las que llevaron a ZP a promover e imponer a Jiménez a los socialistas de Madrid. En el Ayuntamiento capitalino, en cambio, nadie puso reparos a Jaime Lissavestsky, sobre todo porque no se conoce un trabajo de oposición sólida a tuneladora Gallardón.

Lo cierto es que la victoria de Tomás Gómez ha servido para que a Patxi López, lehendakari del País Vasco, le haya dicho su socio de Gobierno, el popular Antonio Basagoiti, que es posible enfrentarse a Zapatero sin que pase absolutamente nada. Esa especie de estrella que seguía a ZP en sus comienzos se empieza a apagar a una velocidad de vértigo y ya son también varias las voces que han planteado la posibilidad de un recambio para 2012. Quizá esas encuestas, esas a las que tanto seguidismo hace ZParo, sean las únicas que desoiga...porque le tocan a él, of course.

Saavedra y sus fastos

20101005115841-saavedra-mason.jpg

Las Palmas de Gran Canaria vive al filo de la navaja por los aires de grandeza de su alcalde, el socialista Jerónimo Saavedra. El primer edil es capaz de echar la casa por la ventana para celebrar que su ciudad ha pasado el corte para quedar entre las finalistas a ser elegida capital cultural europea en el año 2016, pero en cambio le cuesta encontrar las perras para necesidades más perentorias que lucirse en los mingitorios culturales.

Saavedra sólo está interesado en la capa de barniz electoral que proporciona que Las Palmas de Gran Canaria compita con Córdoba, Segovia, Burgos, Zaragoza o San Sebastián para obtener en junio del año que viene esa mención. Salvo sorpresa, será la ciudad andaluza la que logre ese mérito. Pero eso es lo de menos para un alcalde que ha tenido la capital patas arriba y con un abandono rayano en la desesperación.

Y mientras el señor Saavedra está satisfecho con su nuevo juguete y empieza a buscar la financiación por aquí, por acá y por acullá, hay personas y entidades en Las Palmas de Gran Canaria que las están pasando canutas y el alcalde mirando a otro lado porque, sinceramente, no le interesan los problemas del pueblo llano. Él, tocado de un poder semidivino, no está dispuesto a rebajarse para escuchar a los pobres.

La ciudad grancanaria, como cualquier otro punto de nuestra geografía, está repleta de ciudadanos que no lo pasan bien. La desidia de la institución capitalina es solventada en gran medida por voluntariosas ONGs, pero éstas, obviamente, precisan del lógico empuje municipal a modo de subvención o de concesiones materiales para poder ejecutar su trabajo a la perfección.

Dice la oposición en el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria que lo sangrante es que en breve más de media docena de estas organizaciones pueden echar el cierre y una de ellas, Gull-Lasegue, especializada en la lucha contra la anorexia y la bulimia, fue distinguida hace pocos meses con la medalla de oro por parte del propio Saavedra. Esa es la política de este socialista pasado de vueltas y que pasa de todo. Se hace la foto de rigor, pero luego olvida que la concesión del premio implica el seguir trabajando codo con codo.

De todas maneras, tampoco me sorprende esta actitud de Saavedra. Su llegada a la poltrona sólo ha significado un retroceso alarmante en la ciudad, con todos los servicios básicos convertidos en un mírame y no me toques o con una política de enchufismos que llegan, incluso, al propio marido de la delegada del Gobierno en Canarias. Si el alcalde cree que puede presumir de éxito por seguir en la pugna de la capitalidad cultural europea, mejor que se lo haga mirar.

Las Palmas de Gran Canaria ha perdido más de tres años valiosísimos y no será sencillo volver a la senda correcta, pero ahora, sinceramente, es más que preocupante que estas organizaciones no gubernamentales puedan dejar en la estacada a sus trabajadores y, lo que es aún peor, a las miles de personas a las que atienen y ayudan a salir de problemas económicos y de integración social, amén de ese excepcional trabajo que hace una asociación como Gull-Lasegue con el drama de la anorexia y la bulimia.

Tele Sucesos

20101006162539-director-general-corp-presentacion-520.jpg

¿Por qué, invariablemente, la Televisión Canaria da el almuerzo o la cena a sus televidentes con una retahíla de sucesos en el inicio de su informativo? Da lo mismo una muerte, un navajazo, una violación o un leve choque en nuestras carreteras. La televisión que pagan todos los canarios está al servicio de las noticias amarillistas, de una crónica de sucesos que, sin negar su interés y su enganche, no parece pertinente dedicarle un bloque tan extenso y menos aún que sea la apertura de todos y cada uno de los telenoticias.

Quien suscribe este artículo ha trabajado en un periódico local, La Gaceta de Canarias, y el orden ordinario eran informaciones políticas, económicas, sociales, locales, sucesos, deportes y finalmente la cultura. Por supuesto, cuando acaecían hechos extraordinarios como las inundaciones del 31 de marzo de 2002 o la tormenta Delta del 28 de noviembre de 2005, el esquema sufría la lógica alteración, pero lo normal es no revolver los intestinos de los lectores desde la primera página. Y pienso que las televisiones deben entrar en esa dinámica de respeto.

A mí me parece muy respetable que los responsables de la programación de los informativos, con la anuencia del señor Willy García, busquen un primer plano de las vísceras, pero la gente quiere enterarse de otras noticias, de hechos que realmente resulten reconfortantes, que se sepa, por ejemplo, que han hecho o dejado de hacer nuestros políticos. Por ejemplo, la información que se suele ofrecer sobre la actividad parlamentaria suele quedarse en la bronca, en el rifi rafe, en la propaganda del Paulinato, pero hay vida más allá de ese triángulo sucesos-Rivero-deportes.

La gran mayoría de los profesionales que trabajan en la Tv Canaria son excelentes periodistas, cámaras de primera, realizadores de tomo y lomo y presentadores que ya quisieran para sí muchas televisiones, pero a veces su labor se queda diluida por esas órdenes que reciben desde arriba y que ordenan los actos que se cubren, los que no y como debe hacerse ese seguimiento. Todo en la televisión está sometido a la dictadura del tiempo, pero muchos sabemos que ruedas de prensa de 1 hora no han llegado ni a los diez segundos de duración en función de quien se tratase.

Sería deseable, de una vez por todas, que la Tv Canaria, como el resto de autonómicas y la Televisión Española apuesten por un modelo de autogestión, sin políticos de tres al cuarto que mangoneen en las mismas. Por desgracias, desde la más grande a la más chica, todas están al servicio del presidente regional de turno. Lo que manda trillo es que salga el clon del humorista, don José Miguel Pérez, a decir que la Tv Canaria es la única sectaria. ¿Acaso está conforme con el pansocialismo del que hacen gala la TVE o la Televisión Andaluza?

Ecolojetas y políticos apocados

20101007125329-mesa-puerto-granadilla.jpg

Mi buen amigo y director de Es Radio Pulso Tenerife, Gonzalo Castañeda, se emputaba (como se dice en Canarias) con los llamados ecologistas o ecolojetas por ese doble lenguaje que tienen en función de si una infraestructura se acomete en una isla o en otra. Todo lo que se hace en Gran Canaria cuenta con la anuencia o, cuando menos, el silencio de los defensores del entorno natural. En cambio, hacerlo en terreno tinerfeño supone una aberración, una atrocidad y hay que ver cómo saltan los colectivos Ven Pa'ca Magec y Patán, enemigos del progreso.

Pero es que es verdad, llevamos más de una década con varios proyectos que cuentan con sus respectivas presentaciones a bombo y platillo, con proyectos que cuentan en muchos casos con las fichas financieras y las ayuditas de Europa y, por una razón o por otra acaban viendo la oscuridad de la gaveta. En cuanto chirrían los del pañuelo palestino, aquí los Melchior, Zerolo, Rivero, etcétera, agachan la cabeza y esconden sus ideas hasta mejor ocasión.

Nadie pone en tela de juicio que vivimos en un territorio limitado, frágil, donde no podemos comernos más terreno porque es que nos saldríamos de la isla o habría que empezar a pensar en la posibilidad de hacer una carretera desde Guía de Isora a San Sebastián de La Gomera. Tenemos un sistema eléctrico que sólo ante la aparición de dos nubes se viene abajo, unas carreteras que están planificadas en algunos casos por Pepe Gotera y Otilio, un puerto de Granadilla afectado en sus trabajos de construcción por el escarabajo tocapelotas o unos trenes del sur y del norte que verán la luz cuando igual ya en otros lugares se pueda ir al espacio como el que toma la guagua para ir de Santa Cruz a La Laguna.

También es verdad que no toda la culpa es del ecologismo. Nuestra clase política, la que gobierna en la isla, es muy apocada, se arruga con facilidad, pero también es una postura que le conviene. Igual no es tan efectiva a la hora de poner en marcha y plasmar sobre el terreno esas ideas. A bote pronto, se me ocurre un ejemplo, los hospitales comarcales de Tenerife. ¿Cuánto tiempo llevan esperando su conclusión, cuatro, seis, ocho años? Volverán ahora con la matraquilla de que en esta legislatura venidera tendremos esos complejos...naturalmente hasta que pasen las elecciones.

Por tanto, a nuestros señores políticos les aconsejaría dos cuestiones fundamentales. Que se olviden del ruido de los altavoces ecolojetas mirándose en el espejo de lo que sucede en Gran Canaria y que dejen esa actitud calimera a un lado y comiencen a ser efectivos de todas todas. Porque, si bien te acobardas porque no te dejan hacer el trenecito, tampoco se trata de perder tiempo en construir algo tan esencial para los ciudadanos como unos hospitales. Que no es de recibo que casi 700.000 personas estén con el riesgo de hacerse varios kilómetros para ingresar en un centro de referencia (y que sea público, claro).

Paripé zapateril de Barreda

20101008172712-barreda1-560x280.jpg

El invento de las primarias socialistas en Madrid le está costando más de un disgusto a Zapatero. Lo que suponía, inicialmente, un triunfo sencillo y cómodo de Trinidad Jiménez (además pensaría él que nadie discutiría su decisión), ha pasado a ser una derrota de la elegida y de que muchos socialistas comiencen a escarbar el terreno bajo sus pies en busca de una caída progresiva. La estrella de ZP comienza a difuminarse, a apagarse lentamente y eso lo saben personas importantes en el partido.

Por lo pronto, el presidente de Castilla La Mancha, José María Barreda, ya ha pedido a ZP que ni se le ocurra presentarse por su feudo para hacer campaña en las autonómicas. Hay miedo y un fundado temor en el socialismo manchego a perder las elecciones en 2011. Y no es que el efecto de Dolores de Cospedal sea, precisamente, un factor relevante, sobre todo porque a este mujer le falta un poco de más malas pulgas a la hora de decir determinadas cosas. No basta con decir verdades como puños, sino además sacar el matiz necesario para reforzar el mensaje.

Pero bueno, volviendo al señor Barreda hay que decir que no es la primera vez que el socialista le planta cara a Zapatero. En ocasiones anteriores ya ha criticado ciertos aspectos de la política llevada a cabo por el inquilino de la Moncloa, el retraso en determinadas infraestructuras o el atraso con respecto a otras comunidades o ese famoso desequilibrio inversor entre las autonomías. Sin embargo, en esta oportunidad, Barreda juega duro, buscando quizá la baza efectista de hacer creer al electorado que votar al PSOE manchego no es respaldar a ZP. Eso de que pide a ZP que no atraviese el Tajo...está por ver, sobre todo conociendo a uno y a otro.

Lo que sí me ha sorprendido es que ahora el presidente castellano-manchego se acuerde de un sistema que sólo aplicó en sí mismo el ex mandatario español José María Aznar, el de limitar el tiempo de estancia en un cargo a no más de dos legislaturas o, lo que es lo mismo, a ocho años. Sí, claro que puede hacerse por ley, como en Estados Unidos, pero ¿quién le pone el cascabel al gato? Barreda busca desesperadamente desmarcarse de ZP y no dudaría en vender su alma al diablo con tal de no contagiarse de la sangría de votos que va a perder el socialismo en mayo de 2011. Lo que pasa es que ya muchos han calado a un mandatario más falso que un billete de seis euros.

Santa pifia urbanística

20101009175102-ifara.jpg

La Comisión del Territorio y Medio Ambiente de Canarias (Cotmac) ha procedido a anular el famoso Plan General de Ordenación de Santa Cruz de Tenerife. Los reparos que el departamento de la Consejería regional de Medio Ambiente realiza al texto que el Consistorio aprobó a principios de este año era, nunca mejor dicho, una bomba de relojería, sobre todo en lo que se refería a la urbanización de determinados espacios del municipio chicharrero.

Debe ser que en el Ayuntamiento zeroliano hay más de un elemento (o elementa) con un complejo infantil. Quizá el trauma provenga de que no les dejasen jugar a las casitas o al Lego y ahora se estén tomando cumplida venganza construyendo allá donde les permite su entendimiento que, lamentablemente, parece bastante limitadito a tenor de los dislates que se han cometido en esta ciudad.

El PGO contemplaba seguir levantando calles y casas-edificios en lugares empinados, laderas, cercanías de barrancos como si no se hubiese aprendido de experiencias precedentes. Santa Cruz de Tenerife es un canto al disparate urbanístico allá donde uno ponga la vista. Tenemos el lujosísimo residencial Ifara, toda una oda poética de cómo enfrentarse a la furia de la naturaleza. Es, posiblemente, uno de los espacios más selectos de la capital, pero a la par uno de los más peligrosos el día que caigan chuzos de punta. Se han tenido que practicar costosísimas obras de encauzamiento del barranco que transita por medio de la urbanización, especialmente tras la gran riada del 31 de marzo de 2002, pero las lluvias de principio de este año demostraron que no se da abasto en cuanto las precipitaciones son más de las tolerables.

Y, claro, estamos hablando de Ifara, posiblemente, insisto, uno de los lugares más 'in' de Santa Cruz, pero vaya usted, por ejemplo, al Barrio de la Alegría, a María Jiménez, a Valleseco o a los altos de San Andrés. Le puede dar un ataque de risa o de pánico, a gusto de consumidor. Es caer cuatro gotas en esos núcleos y la pesadilla de esos vecinos no tiene fin. Y claro, como esto va según el principio de tanto tienes tanto vales el Ayuntamiento pasa un kilo de estos ciudadanos. Las obras de rehabilitación de barrancos y laderas va más lenta que un campeonato mundial de carreras de caracoles.

En sí, Santa Cruz de Tenerife es una ciudad mal hecha o, mejor dicho, mal construida. Por lo pronto, lo que más llama la atención a quienes la visitan o quienes deciden instalarse en ella es que vive de espaldas al mar. Todo el litoral está copado por un puerto mal aprovechado, con dos pequeños espacios de baño, bastante tercermundistas, dicho sea de paso, y una playa, Las Teresitas, que tendría que aparecer en los anales de un recinto ideal para coger infecciones en determinadas épocas del año y para acabar rebozado cual croqueta de guachinche cualquier día que usted asuma el riesgo de acudir a la misma.

En fin, aunque sea tarde y determinados disparates ya sean irreversibles, al menos me alegro de este tirón de orejas de la Cotmac, a ver si se aprenden a hacer las cosas con un mínimo de planificación, ¿o es que la concejal de Urbanismo no da más de sí, sólo está lista para viajar high level a Madrid y pegarse la vidorra padre, tal y como colgó alguien en una conocida red social?

Fallece un hombre incansable

20101010191357-adan-martin.jpg

Día duro para Canarias. El fallecimiento del ex presidente Adán Martín ha supuesto un revés para las Islas que, no por esperado, nadie pensaba que pudiera producirse de forma tan repentina. El antecesor de Paulino Rivero demostró tener una resistencia vital a una enfermedad implacable. En 1999, cuando se le detecta el cáncer, comienza una dura lucha, casi en la intimidad, cuerpo a cuerpo contra la enfermedad.

Es más, Adán Martín fue durante la etapa 1999-2003 el vicepresidente del Gobierno canario y también ocupó la Consejería de Economía y Hacienda. Aceptó ese cargo con la condición de que si el mal iba a mayores, tendría que renunciar a sus ocupaciones. Pero la fortaleza del ex presidente fue superior a los dolores que pudiera sentir. Sus viajes a Barcelona fueron frecuentes, pero también eran realizados de la forma más discreta posible. La tenacidad, las ganas de trabajar de Martín le llevaron a pensar más en el interés de Canarias que en el suyo propio.

Decía hoy la ex alcaldesa de La Laguna y diputada nacional de CC, Ana Oramas, que el único defecto palpable del ex jefe del Ejecutivo era que llegaba tarde a todos los sitios, incluso a su propio fallecimiento, puesto que los médicos que lo atendieron hasta el último segundo habían diagnosticado que su fallecimiento no se extendería más allá de las primeras horas del sábado. Pero Martín decidió prorrogar la espera de la dama de negro durante casi 24 horas más.

Evidentemente, es un tópico hablar bien de alguien cuando ha fallecido y hoy amigos y adversarios políticos de Martín han coincidido en destacar los rasgos que pudieran unirle con el que fuera presidente de Canarias. Es verdad que el ex mandatario regional nunca fue un hombre de grandes titulares para la prensa, no se le conocen andanadas de grueso calibre. Simplemente, se dedicaba a actuar, a ejecutar. No daba avisos.

En 2005, en mitad de la legislatura, donde estaba apoyado por el PP, rompió el pacto de Gobierno. Un sábado de primeros de mayo, donde informativamente nadie lo esperaba, Martín hizo volar por los aires la alianza con los conservadores y un viernes, a última hora de la noche, presentaba el nuevo equipo que le acompañaría hasta mayo de 2007. Así era Martín, alguien con el que cualquier cálculo era imprevisible y que jamás recurrió a los fuegos de artificio para decorar sus acciones.

Tras celebrarse los últimos comicios autonómicos, el ex dirigente quiso retirarse de la vida pública, dedicarse a sus quehaceres privados, a culminar algunos proyectos que tenía pendientes desde entonces, incluso a dedicarle más tiempo a su compañera sentimental y mujer desde hace sólo unos meses, Pilar Parejo. Su vida como político le había restado tiempo para los pequeños detalles, para su vida privada. La pena es que con 66 años, a nueve días de los 67, todos sus sueños personales han quedado truncados.

Sin duda, se va un hombre bueno, afable en el trato personal, independientemente de consideraciones políticas, pero que jamás mostró un mal gesto o una mala palabra. Descanse en Paz y desde estas líneas, por supuesto, un sentido pésame para su esposa, familiares, amigos, allegados y, por extensión, a todo un Archipiélago canario que ha perdido a su primer ex presidente regional.

¿Un espectáculo mediático?

20101011172318-mineros.jpg

Sorpresa y estupefacción. Con esas dos palabras me gustaría definir la encuesta que el pasado domingo realizó en su edición del mediodía la Cadena Ser a nivel nacional. La pregunta que realizaba la emisora del grupo Prisa a sus oyentes era que si consideraban que se estaba haciendo un espectáculo mediático con el rescate de los mineros chilenos atrapados desde hace algunas semanas en un galería del desierto de Atacama.

La verdad es que no soy quien para dar lecciones de deontología, pero la cuestión de marras me parece aberrante de todo punto. Espectáculo y vergüenza mediática, por ejemplo, es todo lo que rodea a Belén Esteban. Eso sí que es deleznable, que las televisiones, radios y revistas pierdan su valioso tiempo en desvelar los cuernos verdaderos y falsos que esta señora ha puesto y también se ha llevado. Pero, en cambio, que haya interés por el futuro de los mineros no sólo es deseable, sino que además nos están dando a todo el planeta una lección de saber sobrevivir en unas condiciones extremas.

El simple testimonio de cualquiera de estos trabajadores vale mucho más que cualquier desdén de la llamada pomposamente princesa de San Blas. Estamos ante personas que se han metido hasta las entrañas de la tierra para poder sostener a sus familias, personas anónimas que tienen vidas normales y que, a buen seguro, después del rescate, querrán seguir teniendo ese estatus de privacidad.

Aquí, en España, pretendemos convertir cualquier bobada en un fenómeno social. Gran Hermano, El marco, etcétera, son espacios donde gente sin necesidades básicas que cubrir, sin preocupaciones, no tiene reparos en mostrar sus miserias a millones de ciudadanos que tienen exactamente el mismo vacío ocupacional que les permite sentarse frente al televisor y observar las evoluciones de cuatro mamarrachos. Eso sí que es un espectáculo mediático, pero un espectáculo ridículo a todas luces.

Los mineros, en cambio, nos están dando una lección diaria de compañerismo, de no ponerse más nerviosos de lo necesario ante el paso de los días y la cercanía de su rescate. Si para la Ser estas personas están haciendo un espectáculo mediático, con su pan se lo coma. Sin duda, estamos ante la noticia más relevante del año, ante la supervivencia física y mental de unos héroes y de unos familiares que han mantenido un comportamiento exquisito, que jamás han negado una palabra o una declaración a cualquiera que se ha acercado hasta ellos en ese campamento de la esperanza y que en nada será del júbilo por ese feliz operación salida a la vida.

Chapuzas riverianas

20101012121855-rivero-pulpo.jpg

¡Qué chapuzas! El Gobierno de Canarias, a pesar de que ayer a mediodía se procedía al entierro de Adán Martín Menis y el luto decretado por el presidente, Paulino Rivero, alcanza hasta el día de mañana, miércoles 13, celebró el lunes por la tarde su reunión ordinaria. Eso sí, el papelón de justificar la decisión del sauzalero le tocó al portavoz del gabinete, a Martín J. Marrero. Digan lo que digan, me ha parecido una falta de respeto y, sobre todo, el argumento esgrimido de que al fallecido es lo que le hubiese gustado hacer de estar en el lugar de Rivero, seguir trabajando. Eso, aquí y en la China Popular es una falacia más grande que un castillo.

La verdad es que lo del sentido común en las administraciones, lamentablemente, brilla por su ausencia. De hecho, el pasado domingo, minutos antes de la comparecencia de Rivero, observábamos como las banderas de los mástiles de Presidencia aún no ondeaban a media asta. El solícito jefe de prensa del presidente, José Luis Díaz, nos explicaba que se debía a una cuestión burocrática, que era necesario que Rivero firmase el decreto para adoptar tal medida.

Y miren, ¿qué quieren que les diga? Está muy bien eso de ponerlo todo negro sobre blanco, pero hay determinados aspectos que trascienden a la sensibilidad y eso de que a mediodía aún siguiensen las banderas ondeando como acostumbran de ordinario pues es una tamaña falta de respeto y de consideración. Hay cuestiones que tienen que ser burocratizadas de antemano, pero otras, como ésta, no hay que aguardar al puño y letra del señor presidente.

Entiendo, además, que el Consejo de Gobierno pueda reunirse cuando la situación así lo requiere, cuando estamos frente a una catástrofe, pero no tiene sentido que si se decretan tres días de luto en la Comunidad Autónoma de Canarias, llegue Rivero y decida que hay que reunirse. ¿No podía haber esperado al jueves, hombre de Dios?

Pero, encima, la reunión de presidente y consejeros fue, principalmente, para aprobar planes de empleo e inversiones en carreteras, algo que urge extraordinariamente al pueblo canario. A veces no sé si determinados políticos creen realmente que están conectados con los ciudadanos, pero el gesto de ayer indica claramente que van a lo suyo. No les importó una higa que minutos antes enterrasen a Adán Martín. Y encima aún alegan que ya bastante detalle fue el aplazar la reunión del Consejo de Gobierno para la tarde. ¡Consio!

Las tempestades de ZP

20101013110927-zp-560x280.jpg

El refranero español no sólo es prolijo en su contenido, sino que además dice verdades como puños. A Zapatero se le podría aplicar esa máxima del que siembra vientos, recoge tempestades. Nuestro presidente se divirtió durante mucho tiempo cuando al ex mandatario español José María Aznar era insultado y abucheado por doquier, incluso en los funerales de Estado por los más de 60 fallecidos en el accidente del Yak-42.

Nadie puede tener ahora vacíos de memoria. Sería imposible no recordar lo que pasó la tarde de 13 de marzo de 2004, cuando grupos perfectamente organizados por Ferraz se presentaron en las sedes del PP a insultar y, de paso, a intentar agredir a quien tuviese la osadía de estar por allí en aquellos momentos. Tampoco se puede borrar lo que aconteció el día de las elecciones, las reiteradas ocasiones en las que se llamó asesino al matrimonio Aznar. Todo eso era jaleado desde las filas socialistas y encima se permitían el lujo de dar lecciones de democracia. "Ha hablado el pueblo y cuando éste habla, hay que escucharlo", decían muchos socialistas por aquel entonces.

Pero han pasado más de seis años, el PSOE está en la poltrona y sus enseñanzas ya se han quedado en el olvido. Ahora no interesa lo que dicen los ciudadanos. Cuando los ataques dialécticos eran contra Aznar, lo democrático era marcharse del poder, pero cuando se arremete contra Zapatero, entonces sólo se trata de grupúsculos perfectamente organizados, de personas que viene a cumplir un guión, una tradición. ¿Una tradición? pregunto yo.

Héte ahí el quid de la cuestión. Que se esgrime el argumento de los chillidos contra ZP y la petición de dimisión como una tradición que ha habido siempre en el desfile del Día de la Hispanidad, pero eso es falso, es una tamaña falacia que no cabe por ningún lado. De siempre, esta jornada ha sido una verdadera fiesta, un desfile de varias horas de duración donde nuestros distintos cuerpos militares desfilaban frente a autoridades y ciudadanos. El respeto siempre fue la norma a seguir...hasta que llegó a escena ZP.

El propio presidente ya la lio en su momento cuando se negó en redondo a levantarse ante el paso de la bandera estadounidense. Allí, que podrán ser muchas cosas menos bobos, le tomaron la matrícula a ZP y de ahí que jamás un mandatario norteamericano en activo se haya prestado a venir a España desde entonces. Ni el repudiado Bush ni el vendehumo de Obama tienen a nuestro país como un socio fiable.

Zapatero y sus ministros se quejan como plañideras del mal trato que reciben cada 12 de octubre por parte de los ciudadanos, pero, tal y como expongo más arriba, que recuerden entonces cuando se sumaban al coro general de los ciudadanos que tildaban de criminal a José María Aznar. La desmemoria de estos dirigentes socialistas alcanza límites de inmoralidad y, como inicié el artículo, ZP no está sino recogiendo las tempestades de los vientos sembrados con anterioridad.

Humorife

20101014120322-humorife.jpg

Avanzadas conversaciones con Paramount Comedy permiten adelantar una primicia para los amantes del deporte y del humor. El Club de la Comedia tendrá a bien celebrar en las próximas fechas un espectáculo único en el mismo césped del Heliodoro Rodríguez López. De hecho, también se espera que el CD Tenerife pase a denominarse, por exigencias del contrato, CD Humorife, porque su situación provoca la hilaridad y las risotadas de todos los que tienen que enfrentarse al equipo dirigido ahora por Mandarín.

El reportorio humorístico en torno al Pierderife (digo Humorife) no parece tener fin. El penúltimo de los chascarrillos que circula por la isla es el del diálogo de dos astronautas y el uno le pregunta al otro que cómo se ve al Tenerife desde la luna y el otro le responde que se ve como un punto (chiste que puede caducar el domingo a las 18.50 en relación de lo que acontezca frente al Numancia).

Por supuesto, como bien expresa mi compañero de tertulia en Radio Unión Tenerife, Luis Suárez, los popes del optimismo siguen ahí, hablando no de la primera victoria, sino del ascenso, de que aún es posible. Claro, todo en esta vida es factible y si en vez de suelas llevase ruedas, tal vez sería un monociclo. Habrá que entender esa forma de ver la vida de color de rosas como otro mal chiste, pero encima con nula gracia.

Porque claro, tú te paras a pensar en patrocinadores que pudiera tener el Pierderife para sacarle rentabilidad a su nulo crédito puntuacional y enseguida se te viene a la cabeza Titsa. Como bien dice el director de esta emisora, Radio Unión, el Cabildo podría promocionar en las camisetas del cuadro blanquiazul las distintas líneas de guaguas, la 012, la 015, la 118, la 121....Esperemos que no tenga que llegar a la 480 o similares.

Y, ya por último, hay distintas productoras musicales que andan como locas por traer al Estadio al mítico grupo El Último de la Fila, pero con una novedad importante. Ya no serán Manolo García y Quimi Portet los que actuarán para los 22.000 espectadores, sino once componentes, con tres espontáneos, amén del director de la formación (siempre y cuando mantenga la boca cerradita).

P.D: Fuentes bien informadas también me han dicho (y Luis Suárez sabe bien lo que se trae entre manos) que en el Callejón del Combate Miguel Concepción está pensando en trasladar las oficinas del club del Segundo A al Segundo B. Quería haber cogido el piso Primero, pero en el BBVA no le han dado crédito e incluso le han recomendado que no es bueno seguir Adelante con el actual local en el 2ºA.

ZPito del sereno

20101015113937-gritos-zp.jpg

Nos toman por el pito del sereno. El Gobierno de Zapatero, con llorica Chacón a la cabeza, pretenden establecer una especie de protocolo para evitar que en lo sucesivo los ciudadanos tengan oportunidad de abuchear al presidente (al presidente socialista, claro está). Estos mismos que ahora quieren cambiar las reglas del juego democrático (llamar asesino a Aznar era de una libertad sensacional, según el PSOE), son los que en tropel acudían a distintos actos del Ejecutivo del PP para reventarlos. Y eso por no hablar de la fábrica de sms que salió desde cierto rincón socialista el 13 de marzo de 2004.

Me parece lamentable, y en eso hasta Felipe González les ha zurrado la badana a sus compañeros, que haya personajes como la Chacón o Corbacho que se arruguen ante unos silbidos, frente a unos abucheos que no dejan de tener su justificación. España está atravesando por uno de sus peores momentos económicos. Tenemos cinco millones de desempleados y una economía sumergida que haría las delicias del comandante Cousteau. ¿Y con este panorama qué desea su eminencia, el inquilino de la Moncloa? ¿Qué le aplaudan, qué le vitoreen? Me parece mucho pitorreo o un cinismo exacerbado.

Miren, parto de una base clara. Las pitadas durante el homenaje a los caídos estuvieron fuera de todo lugar, pero también en la misma escala que los insultos al presidente Aznar y a su ministro de Defensa, el señor Trillo, en unos funerales de Estado por la muerte de 62 militares. De hecho, hubo familiares que renegaron de aquellos que se tomaron la licencia de proferir aquellos improperios. Decían que, en todo caso, si alguien estaba disconforme con la política seguida por los conservadores, para eso estaban las urnas u otro tipo de actos menos solemnes.

Eso sí, nadie en el PP se atrevió a prohibir la entrada de medios o de personas en esta clase de acontecimientos. ZP lleva temiendo desde hace tres años el asistir a funerales de asesinados por ETA y también evita, en la medida de lo posible, acudir a la llegada de los féretros de los militares muertos en las guerras pacifistas de Afganistán. Incluso, trata de que los cuerpos lleguen a España a horas intempestivas para que se vea lo menos posible.

Este es Zapatero, un político más pendiente de cultivar su ego que de resolver los problemas que tiene España, pero también insisto en que la oposición, en este caso el PP, no debe ni tiene que conformarse con las encuestas. Hay que hacer labor de acoso y derribo (siempre dentro de los cauces legales) y proponer alternativas. Me consta que hay personas conservadoras tremendamente preparadas, pero el currículo hay que llevarlo a la práctica.

Estafados y reincidentes

20101016154700-paulino-riverogobierno.jpg

Zapatero ha conseguido la prórroga necesaria para perpetuarse en el poder hasta el final de la legislatura. Ya le importa una higa si las cuentas para 2012 saldrán o no adelante. En teoría, con el apoyo del PNV más el último aporte necesario, el de Coalición Canaria (llamada popularmente Cortedad Cambiante, por su estrechez de miras y su espíritu camaleónico), los socialistas ya pueden dormir tranquilos puesto que el ejercicio económico previsto para 2011 contará con la bendición urbi et orbi de dos formaciones que han demostrado su irresponsabilidad manifiesta.

Alguien, cualquier afiliado del PNV o de CC, podría rebatirme, no sin razón, que esos partidos no están para velar por lo intereses generales, sino que antes deben mirar en beneficio de su comunidad. Correcto, nadie dice lo contrario. Pero, como bien dice un profesor mío, "Houston, tenemos un problema". Estas dos fuerzas (como ha habido otras antaño) no sólo están representadas en su región, sino que también han presentando candidatos para las Generales. Se supone que deberían llevar un programa articulado para todo el Estado. Pero nones, y como encima te descuides, más de una intenta deslizar el tema de la indenpendencia.

Lo curioso del caso es que aquí, en estos lares isleños, al PP se le tilda de partido incoherente por mantener el apoyo a CC en el Parlamento canario e ir en contra de los PGE en Madrid. Señores, no hay ninguna contradicción ni nada por el estilo. Los conservadores quieren sacar los mejores réditos para el Archipiélago, pero también tienen la amplitud de miras de ser un partido de corte estatal. Durante los ocho años de Gobierno de José María Aznar se demostró que era posible el bien general de España y, por ende, el beneficio para las autonomías

El problema viene sobrevenido cuando en Madrid manda un partido que no sabe buscar las alianzas adecuadas, que prefiere la gula de poder aun a cambio de perder sus señas de identidad, que es capaz de acuchillar al PNV en el País Vasco y luego plegarse a éste en el Congreso o que llega a los extremos, al paroxismo surrealista y esquizofrénico de pactar en Cataluña con ERC e IU y luego en Las Cortes darse un morreo pornográfico con Convergencia i Unio.

Así actúan Zapatero y toda su corte. Lleva seis años riéndose y tomando el pelo a unos y a otros. Porque encima, ya de paso, a partidos a los que reclama su apoyo (pero que no son tan necesarios), caso de CC, ya será la enésima vez que le hace el truco del almendruco. Se lo ha hecho con el Plan Canarias y ya verán ustedes como el tema de las aguas acabará en un naufragio de cesiones por parte de Rivero. Las amenazas de que debe haber un calendario cerrado para dar carta de naturaleza a las aguas canarias o, de lo contrario, habría un corte de mangas a los PGE de 2011 no se las cree el presidente canario ni mandándose toda la cosecha vitivinícola de Tacoronte-Acentejo.

Un rincón de la comida verdadera

20101017145052-miradordelanoria.jpg

¿Busca usted un rincón en pleno centro de Santa Cruz de Tenerife donde poder comer a gusto, a un precio competitivo y además disfrutar de un ambiente incomparable? Pues próximamente sus deseos se harán realidad en un nuevo local, El Mirador de la Noria, justo enfrente de la Iglesia de La Concepción.

Los amantes de la cocina de verdad, no ésa de alquimismo y de magia donde todo lo grande se convierte en pequeño, tendrán un lugar al que acudir y degustar platos de toda la vida, sin renunciar a los avances de la gastronomía, pero con la sensación de estar disfrutando de una comida o una cena hecha con la máxima de las atenciones, respondiendo a las expectativas del consumidor.

Porque, no nos engañemos, ahí está el verdadero secreto de un restaurante, ofrecer al cliente lo que demanda y nunca al revés. Estamos en una sociedad donde la crítica prevalece por encima de otros aspectos. Una obra de teatro, una película o una exposición parecen haber sido un fracaso si el experto de turno ha valorado negativamente la creación. En el mundo de la cocina, el aserto funciona exactamente igual.

Todos conocemos en Tenerife (y en cualquier rincón de la geografía española) restaurantes que, pese a estar abarrotados fin de semana tras fin de semana, no aparecen en las prestigiosísimas guías del buen gourmet, publicaciones algunas que, permítanme la licencia, tienen un curioso criterio, el de tener que plegarse a los gustos gastronómicos de su editor o, directamente, tener que pagar el correspondiente peaje publicitario para sostener la publicación de marras.

Sinceramente, no sé qué le han visto a fogones como los de El Bulli, donde el comensal debe atiborrarse de más platos de lo normal para satisfacer un hambre canina y su cartera quedarse más pálida que su dueño en pleno mes de enero. El caso es que siempre es una buena noticia que haya emprendedores como los responsables de El Mirador de La Noria que apuesten por ese tipo de cocina de toda la vida, con retoques modernistas, pero que consigan que el cliente salga satisfecho con las propuestas que, en pocos días, podrá empezar a degustar.

No es 'Loro' todo lo que reluce

20101018114840-orcas.jpg

Nueva sorpresa con la que hoy nos hemos podido desayunar. La edición canaria de ABC lleva algunas semanas desvelando determinadas irregularidades acaecidas en el Loro Parque en relación al espectáculo de las orcas y que, lamentablemente, causó el fallecimiento de Alexia Martínez, uno de los adiestradores del show. No sólo la dirección del recinto evita ofrecer cualquier explicación al respecto, sino que ahora también se conoce que los empleados encargados de manejarse con estos cetáceos de más de 3.000 kilos no cuentan con la titulación necesaria.

Desde luego, ya era todo bastante oscuro y opaco por parte del emporio de Wolfang Kiessling como para que encima ahora la Inspección de Trabajo revele un dato tan grave y tan contundente. Resulta que los propios adiestradores reconocen que no cuentan con una preparación específica, sino que se les dan unos cursillos y un manual para que se lo aprendan. Y faltaría decir esa máxima de que Dios les coja confesados.

Hasta la fecha podíamos pensar que la ambición del Loro Parque llegaba a los extremos de incrementar su oferta de espectáculos y que había llegado a unos límites un tanto peligrosos al mantener un espectáculo que podía poner en riesgo (como así ha sido) la vida de los adiestradores y, aunque suene a sensacionalista, de alguna persona del público. Pero no, resulta que ahora nos enteramos por este informe que saca a la luz pública ABC en Canarias que los empleados no han recibido una formación específica.

Sinceramente, con el corazón en la mano, considero que no es lícito que Loro Parque mantenga abierta un minuto más esta atracción. No sólo ya es la negativa a reconocer su responsabilidad civil por la muerte de un trabajador, sino que además se les niega el derecho a una formación adecuada y, de esto también estoy convencido, en el estadounidense Sea World estarán echándose las manos a la cabeza por esta imprudencia cometida en Tenerife y que, de una u otra manera, tiene que ser conocida por la sociedad.

Entiendo que esta clase de informaciones no gusten en el Loro Parque e incluso en quienes tienen negocios con el imperio Kiessling. Turísticamente, es una mala noticia, pero considero que debe difundirse porque, frente a los millones de euros que ingresa anualmente Loro Parque (y sus empresas asociadas), la vida de una persona vale muchísimo más y ya es hora de que se cercene el oscurantismo que rodea a este negocio, que comenzó como algo simpático, pero que ha trocado en un monstruo de grandes tentáculos que trata de acallar voces a golpe de cheque o de amenazas de despido a sus trabajadores.

Ruptura consecuente

20101019233248-paucanarias7-420x210.jpg

Día intenso en las Islas. La tormenta perfecta tras la escena del sofá de Rivero y Zapatero descargó en Canarias, como no podía ser de otra manera. El pacto de Gobierno entre CC y PP se rompe porque, entre otras cosas, no podía seguir ni medio minuto José Manuel Soria ostentando cargos de representatividad con un personaje que ha sacrificado el bienestar de los canarios y del resto de los españoles por un capricho personal.

Los ciudadanos de las Islas deben conocer de primera mano que el acuerdo al que el lunes llegaron el presidente canario y el mandatario estatal es, ni más ni menos, que las madres que ya no alcancen a dar a luz antes del 31 de diciembre se quedan sin los 2.500 euros, que hay una reforma laboral que recorta muchos derechos a los trabajadores, que crece la ficha financiera en materia de subsidios por desempleo porque el paro no va a parar de crecer y así un largo rosario de penurias para España.

Estamos hablando de los peores presupuestos de la historia moderna de nuestro país, de unas cifras aterradoras, pero que los nacionalistas canarios, en su cortedad de miras, apoyan para conseguir estar en el candelero. Estoy más que convencido de que en el fuero interno de CC anida la sensación de haber metido la pata hasta el fondo, pero ha habido que tirar hacia delante con todas las consecuencias.

La propia Ana Oramas, en un ejercicio de funambulismo político, ha precisado que la legislatura de Zapatero ha sido mala, pero que, pásmense ustedes, los presupuestos son buenos para Canarias. ¿Pero en qué, señora mía, en qué benefician a los canarios estas cuentas? ¿Van a poder facilitar la vida a más de 260.000 personas que no tienen empleo? ¿Van a poder establecer un cheque bebé canario? ¿Van a pagar ustedes las prestaciones a los desempleados que ya no perciben un euro de ayuda?

No. Aquí lo que cuenta es que se ha ¿logrado? que las aguas sean canarias (a lo mejor eran de Cabo Verde y no nos habíamos enterado) o que nos manden unos milloncejos para políticas activas de empleo que, por si no lo saben, es repartir una limosna porque, desde el mismo momento en el que el parné se acabe, el empresario subvencionado liquida al empleado que ha estado ahí gracias a convenios con el Servicio Canario de Empleo.

Soria ha sido coherente en su postura, quizá titubeante y poco claro durante toda la jornada hasta llegar a la Ejecutiva y exponer ante los suyos la estrategia a seguir. Si Rivero, como actor principal, y Oramas y Perestelo como egipcios votantes en el Congreso han apoyado estas cuentas estatales, no quedaba más remedio que abandonar por la puerta de emergencia más próxima este Gobierno. El PP puede sostener, si le apetece, a CC en la votación más importante que queda hasta agotar la legislatura, la Ley de Presupuestos de Canarias, pero siempre desde fuera. Ahora, quien debe responder del acuerdo en Madrid es Rivero y sólo Rivero.

Todo calculado

20101020184533-paulino-rivero-radio-club6.jpg

¿Le cogió por sorpresa a Paulino Rivero la ruptura del pacto de Gobierno? Lo dudo. Casi estoy por asegurar que desde que compareció en rueda de prensa en el Palacio de la Moncloa, y anunció a bombo y platillo el acuerdo al que había llegado con Zapatero, en su fuero interno sabía que quedaban horas, si acaso un par de días, para que la crisis controlada estallase. Y sí, digo controlada porque es como se está abordando la problemática del final de esta alianza.

El señor Soria decía, y no tengo porque dudar de su palabra, que no había podido contactar con el presidente canario para hacerle partícipe de la decisión. Quizá coincidió su intento de ponerse en comunicación con el mandatario cuando éste ya volaba desde Madrid a Tenerife, pero creo que toda la historia comienza desde primera hora de la mañana, en esa entrevista que le realizan a Soria y que, como bien relata mi compañero Gonzalo Castañeda, se le escapó lo de que se iba a romper el pacto. Después, vista la repercusión nacional y que su intentona de recapacitar era casi peor que seguir adelante, optó poner caducidad diferida al acuerdo.

Ahora queda por saber cómo se van a conformar las consejerías que deja vacantes el PP. Quizá, fíjense la ironía, la propuesta de Soria de que las áreas quedasen reducidas a seis podría darse ahora. Estamos a medio año para las elecciones. La realidad indica que en breve se va a pensar más en clave de campaña que en efectividad de cara a los ciudadanos. Hay determinadas áreas que pudieran asumirse temporalmente por los consejeros de CC que siguen en sus puestos. Total, el trabajo principal lo realizan los técnicos, así que tampoco habría que volverse loco en hacer nombramientos para tan escaso tiempo.

Por eso, Rivero tampoco ha considerado que la ruptura del pacto le cree un desasosiego mayúsculo. Tiene 72 horas para pensar lo que hará. Quizá no tenga que nombrar cuatro nuevos consejeros, quizá lo deje en la mitad y reunifique competencias. Si acepta las cuentas que mañana le presente José Manuel Soria, y todo hace indicar que así será, nada importante debería de cambiar de aquí a mayo de 2011. Lo más trascendental que queda, en el plano político, es aprobar en el Parlamento los Presupuestos y no parece que haya voluntad en el PP de cambiar un voto favorable, máxime porque serán sus números los que se debatan en la Cámara.

En definitiva, el PP saca el rédito de marcharse del lado de un partido que se ha echado en brazos del PSOE en Madrid y que será corresponsable del incremento del paro y de los recortes sociales, pero también Rivero puede aprovechar la tesitura para, si suena la flauta de una improbable recuperación, ponerse la medalla de campeón.

Improvisación infumable

20101021120230-imagen-tabaco.jpeg

Infumable. El Gobierno de España, al igual que otros asuntos, está jugando a la improvisación en el tema del tabaco. No sabe cómo arreglar el entuerto cometido por la entonces ministra de Sanidad, la prohibicionista y fundamentalista Elena Salgado, pero, desde luego, cada vez que a alguien en el gabinete de ZP se le ocurre una idea para paliar el desaguisado lo que hacen es enmierdar más la cosa hasta extremos insospechados.

Como diría mi amigo Lewis Rogers, sigamos la estrategia de Jack El Destripador, es decir, vayamos por partes. Parto de una base fundamental, que la ley aprobada a finales de 2005 debería de haber puesto los puntos sobre las íes desde el primer minuto. No fumar en locales cerrados, prohibido totalmente. Nada de zonas especiales ni zarandajas. En todo caso, aprobar y regular los llamados clubes de los fumadores donde, obviamente, se impediría la entrada a menores.

Pero claro, el Ejecutivo del talante llega y empieza a poner una serie de excepciones que sí con tantos metros hay que poner zonas separadas, que si tiene menos metros no hace falta, que si luego dejan cierta autonomía a las comunidades.¿Resultado? Una chapuza de tres al cuarto donde, al final, el empresario de un local de restauración que haya invertido sus miles de euros en construir un habitáculo para fumadores se lo puede ir comiendo con papas. No sólo es que no se pueda fumar ya, es que encima el Gobierno dice que no hay compensaciones económicas.

Evidentemente, nos hemos topado con un gabinete que es amigo de seguir la nada agradable metodología de la improvisación. Le estalla a la Salgado o a la Jiménez de turno una idea en una cabeza cargada de cubitos de hielo y alguien, muy diligente, la anota en una servilleta. Y claro, las propuestas que se gestan así, acaban pariendo auténticos disparates del gusto de Luces de Bohemia.

El esperpento de la reforma de la ley del tabaco aplica, por un lado, el prohibicionismo radical, pero por la otra parte incrementa el número de puntos de venta del nefasto producto. ¿En qué quedamos? Todo fundamentalismo es malo porque, en este caso, si bien hay que proteger nuestra salud, lo que no parece de recibo es que quieran legislar dentro de nuestras propias casas, de nuestras propiedades y menos tolerable es que a quien se le conminó a hacer una reforma en su local, ahora, cinco años después, le digan que se tiene que aguantar. Y eso por no hablar de las nulas ayudas estatales para aquellos que quieren dejar el pernicioso vicio del cigarrillo, vicio del que, dicho sea de paso, se beneficia a espuertas el Estado.

Sigan mamando

20101022183622-teide.jpg

Existe una canción salsera, muy oída y pinchada en los Carnavales, que se titula Sigan bailando. Pues bien, ese tema experimenta en la vida de Tenerife una especie de remake por el que llevaría en suerte el estribillo de Sigan mamando. Y sí, tiene toda su razón de ser porque esta semana nos hemos podido enterar de dos informaciones que vienen a demostrarnos que determinadas instituciones están a la búsqueda del dinero fácil, de mamarse los cuartos de los ciudadanos, algo casi pornográfico en tiempos de crisis.

El primero de los casos lo protagoniza el siempre hipersurrealista Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, una suerte de corporación donde lo anormal es la moneda de uso común. Sale el otro día en rueda de prensa el concejal de Fiestas del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, el señor Norberto Plasencia, y anuncia todas las novedades para el Carnaval 2011. Todo genial, todo muy edulcorado, incluso las lamentaciones por el recorte de un millón y pico de euros en el presupuesto. Pero miren ustedes por donde, el precio de las entradas de los principales espectáculos sufren un incremento. ¡Qué casualidad!

O sea, señores ediles, en especial los responsables de Fiestas, que estamos en crisis, que la ciudad, tal y como decretó Miguel Zerolo, está en alerta social porque mucha gente no tiene ni que llevarse a la boca, y van ustedes y le meten una subida a las entradas. Me parece demencial de todo punto. El bono total para ver todas las fases de las murgas se incrementa en cinco euros y sólo ver la final pasa de 10 a 12 euros. Encima quieren crear una especie de zona VIP donde se triplicarían los precios, sitios que se reservarían a los touroperadores. Eso sí, los de siempre, seguirán mamando y acudiendo by the face a los espectáculos.

Y claro, como se ve que la cuestión de tocar el bolsillo a los menos pudientes está de moda, llega el Centro de Iniciatibas Turísticas de Santa Cruz de Tenerife y aboga por poner una tasa de cinco euros a quienes osen a llegar caminando hasta el pico del Teide. Sí, según el organismo encargado de potenciar el turismo (por eso la capital sufre una cerrazón permanente domingos y festivos), son unos 300.000 los aventureros que no se conforman con el viaje en teleférico o en contemplar el Teide desde los Roques de García. No. Estos pobres excursionistas quieren ir andando y, claro está, hay que atizarles en el bolsillo.

La excusa esgrimida por el CIT es de lo más peregrina y de lo menos original. Es que en Europa se cobra por todo, hasta por ir a mear, palabras literales de uno de los responsables de este centro. Miren, una de las cosas que me tiene hasta el gorro es esa falacia comparativa para lo que les interesa. Sí, habrá sitios donde te hacen pagar, pero también es verdad que hay unos guías cualificados que te preparan excursiones donde te explican un montón de cosas que sacian la curiosidad del más preguntón de la clase.

Y ojo, que parece que gravar a los senderistas es sólo una pequeña parte del gran plan establecido. Durante muchos años se viene rumoreando con la posibilidad de hacer pagar a turismos y guaguas que accedan hasta la zona del Parador Nacional. Dicen que con la transferencia de las competencias a los Cabildos, igual en Tenerife se plantean el cobrar a quienes también suban en sus vehículos. Si eso es así, espero que también, como mínimo, obliguen a bares y restaurantes de la zona a bajar sus precios, que en muchos casos se paga más del doble y hasta del triple por consumiciones que me tomo a precio de risa en el bar de Don Antonio. En definitiva, están empeñados en que bailemos al son del Sigan mamando. Ellos ponen la música y nosotros, como paganinis, los euros.

Ignorante aldeano

20101023172416-maximino.jpg

Patanes, lamentablemente, tenemos a nuestro alrededor para parar un tren. Gente que se creen que hacen la gracia o que son graciosos, pero nada más lejos de la realidad. Son metepatas profesionales y encima, a veces, lo hacen de forma extremadamente grosera, confudiendo el culo con las témporas y la velocidad con el tocino. Eso es lo que le ha sucedido a un tal Maximino Martínez, presidente de la Federación Asturiana de Fútbol que se permitió el lujo de llamar "extranjero" a Pep Guardiola por el manido tema de los futbolistas que podrían acudir a la recogida del Premio Príncipe de Asturias.

Este señor, por tildarlo de alguna manera, cogió la primera alcachofa que vio al vuelo y se descolgó con estas manifestaciones cuando le preguntaron por la reticencia de los grandes clubes a dejar venir a sus estrellas: "Mourinho y Guardiola son casi extranjeros, uno es portugués y el otro catalán, por lo que igual no saben lo que significan los Premios Príncipe de Asturias".

En el caso del entrenador luso del Real Madrid no vamos a negar la evidencia, es extranjero y, además, es verdad que soltó un "innegociable" cuando se le cuestionó sobre si habría alguna posibilidad de que determinados jugadores estuviesen el viernes en la tarde en el Principado. Pero en el caso de Guardiola, el tal Maximino se equivocó de extremo a extremo. Si hay algo que ha definido a la perfección al técnico del Barcelona es su saber estar, su no poner peros a la presencia de jugadores en la Selección Española, su visita al combinado rojigualdo días antes de la final ante Holanda. En sí, Guardiola ha tenido un comportamiento que se ha situado en las antípodas del corrupto y secesionista Joan Laporta.

Evidentemente, si el presidente de la Federación Asturiana de Fútbol quería protagonismo, ya lo ha logrado, ha tenido sus minutos y sus líneas de gloria mediática, pero después de esto seguirá siendo el mismo mindundi, un don nadie fuera de su comunidad autónoma y que se ha creído provisto de licencia para soltar el exabrupto a los cuatro vientos. Sin lugar a dudas, ha actuado como un verdadero pueblerino, un paleto pertrechado del valor que confiere la ignorancia innata en la que debe manejarse a diario. Seguramente, estamos ante un personaje que no ve más allá de los Picos de Europa y que, a poco que le pregunten, igual cree que Galicia, Castilla-León o Cantabria son países que circundan su peculiar aldea global.

Los fans del 'simpatiquísimo'

20101024135908-fernando-alonso-ficha-por-ferrari.jpg

Estaba callados, retirados en sus cuarteles de invierno, pero han vuelto exultantes. Me refiero a todos los seguidores de Frenando Alonso, ese 'simpatiquísimo' piloto asturiano que nunca reconoce los fracasos propios y tampoco comparte el éxito con los demás. Es como una especie de inventor de la ley del embudo, lo ancho para mí y lo estrecho para los demás, majetes.

En sí, no hay que dejar de aseverar algo que es bastante cierto, prácticamente todos los pilotos de la Fórmula 1 son más raros que un perro verde. Gente tosca, arisca, sobre todo cuando van engordando su palmarés. Alonso, al contrario que otros deportistas españoles, se ha convertido en el tío más inaccesible, a cobrar por entrevistas, a marcar un distanciamiento brutal, mirando siempre a la prensa por encima del hombro. Nada que ver, por ejemplo, con gente de la talla de Rafael Nadal, Dani Pedrosa, Pau Gasol o Iker Casillas.

Nadie va a negar la maestría de Alonso al volante, especialmente ahora que está en una, por no decir la mejor, escudería de la Fórmula 1. Ferrari, que nadie lo olvide, lo ha fichado para ser campeón, para reverdecer los laureles de otro 'humorista' del gran circo del motor, el teutón Michael Schumacher. Por tanto, el deber del asturiano era estar ahí y el mérito de haber recortado y superado la desventaja que llevaba en el Mundial es indudable, pero era su misión, máxime tras las nulas temporadas entre 2007 y 2009.

De todas maneras, si encima hay algo irritante en el titular del volante de Ferrari son sus aspavientos tras cada triunfo. Lo de hoy en Corea ha sido casi bochornoso. No entiende que aún quedan dos carreras, que debía de tener un poco más de humildad, que igual dentro de dos semanas es él el que se pega el patinazo en el circuito de Interlagos.

Cierto es que ahora Alonso lidera el Mundial, que todo pasa por estar en el podio en las carreras que quedan, pero la mala fortuna que tuvieron hoy los Red Bull se puede traspasar a Ferrari. Es más, el piloto español ya sabe la fórmula de como un Mundial que estaba ganado fue a parar, al final, al finés Kimi Raikkonen, que encima era el tercero en la pugna y con menos opciones que Lewis Hamilton y que el propio piloto asturiano.

Y se hundía, se hundía

20101025165045-mandia-ricoperez-es.jpg

Afloran los nervios en la familia blanquiazul. Normal, nueve semanas (sin la y media de la película) han bastado para darse cuenta de que en menos de lo que piensas estaremos más perdidos que el barco del arroz, que no somo siquiera el Titanic, que nos está pasando como aquel famoso galeón que estrenó el gafe Luis Yáñez y se hundió sin remisión antes de surcar los mares. El CD Tenerife está a seis puntos de la permanencia y a más del doble de los puestos de play-off de ascenso. La música sigue sonando y el once blanquiazul sigue palmando o, a lo sumo empatando.

El cuadro tinerfeñista se va a pique o, mejor dicho, ya está en ese pique y todavía puede seguir profundizando en su crisis de juego, de identidad y de vaya a saber usted qué otros males le pueden diagnosticar. Ya no es un problema de Arconada, de Mandía o de que la abuela fuma. No, hay algo en la entidad, algo tan podrido y tan funesto, pero que está tan enquistado que nadie es capaz de sacar a la luz ese mal, ese cáncer tan hondo que aqueja a la entidad.

El actual entrenador se muestra incapaz de mejorar la situación deportiva. Bien es verdad que con él se han sumado tres puntos de 12 posibles. Pero es que ya son 27 los puestos en liza y sólo suma el Tenerife la novena parte, un botín tan escuálido como sumamente indicativo de que se va directo al precipicio de la Segunda División B.

Ahora, cuando ya se le ven las orejas al lobo, cuando hay dos partidos seguidos en casa, ante el Elche y el Tarragona, la entidad tira la casa por la ventana (metafóricamente hablando) con cuñas en las que se pide a la afición que vaya en masa al estadio, que haga reventar el Heliodoro Rodríguez López el domingo que viene, que hay que ir a por la primera victoria. Se ha extendido tanto el cáncer en el organismo blanquiazul que ya ninguno de los actuales doctores es capaz de dar con la solución ideal. Ni siquiera los popes más exacerbados se atreven a hablar de una mejoría a corto/medio plazo.

Lamentablemente, esta situación de metástasis se ha extendido a diversas áreas del club. La que nos toca, la de prensa, es una de las más afectadas. La gangrena se ha apoderado del departamento de comunicación desde el mismo momento del descenso. No sabemos si es que el shock del descenso golpeó tan fuerte al señor Armas que aún no se ha repuesto y que piensa que el Tenerife está jugando la Liga de Campeones, pero lo cierto es que las babiecadas que se están cometiendo reiteradamente con determinado sector de la prensa ya suenan a dictadura pura y dura. O escribes al dictado de lo que le guste al rebenque o ya sabes lo que hay, a seguir el fútbol por la 'Atinómica' o por el Digital Plus y, si no, ráscate el bolsillo, lorito.

En definitiva, seguiremos apostando por una salvación del Tenerife, pero más tirando de corazón que de cabeza. Esto no es que esté mal. Está peor que una casa en ruinas. Existe una aluminosis tremenda en todo el Callejón del Combate y la construcción amenaza con derrumbarse en cualquier momento. Posiblemente, si se hubiese prestado atención cuando los inquilinos, los más de 14.000 abonados, exigieron y gritaron a voz en cuello el nombre del arquitecto salvador, José Luis Oltra, tal vez el edificio estaría ya en una avanzada fase de rehabilitación, pero se apostó por otro especialista que, cuatro semanas después, sólo ha mejorado en tres puntos al anterior currante del inquilino. A lo sumo, ojo al parche, le dan dos semanas para que el exterior al menos empiece a mostrar otra cara.

Puerto de la Cruz, de mal en peor

20101026174345-puerto-de-la-cruz.jpg

El Puerto de la Cruz, una coqueta localidad del norte de Tenerife, se ha convertido, definitivamente, en el laboratorio de pruebas de todas las chapuzas municipales que usted pueda imaginar. No sólo es que la ciudad esté despanzurrada por los cuatro costados con obras de mayor o menor dimensión, sino que todos los proyectos pendientes de ver la luz pueden dormir tranquilamente el sueño de los justos. La excusa ideal es la tradicional, no hay dinero, pero bien que fríen y sofríen a los portuenses a impuestos para comprobar como la misma calle se levanta cuatro veces durante el mandato del de siempre, del que no gana elecciones, sino mociones de censura, el patricio romano Don Marcos Brito, y dos piedras.

Tuve ocasión de estar el pasado fin de semana en el Puerto de la Cruz y el espectáculo que pude presenciar fue de lo más variopinto. Los accesos a la ciudad, ya sea por la zona del Botánico o por Martiánez, cortados en algún momento del trayecto. La zona de la estación de guaguas (cerrada y sin construirse aún la nueva) parece el escenario apropiado para el disfrute de atracadores y otros bichejos de dos patas. La Policía, por supuesto, ni está ni se la espera.

La ciudad parece haberse quedado anclada en los principios de los años 90. No se ha hecho nada nuevo, algún que otro retoque como operación de cosmética electoral para intentar embaucar al votante, pero nada más. El gran proyecto del muelle permanece atascado en alguna gaveta, a pesar de que el presidente del Gobierno, Paulino Rivero, fue capaz de hacerse la foto con Marcos Brito para decir que sí, que los ciudadanos de esta zona disfrutarían de una instalación portuaria como Dios manda. ¡Chiquita cara la de estos personajes!

Y ya no vayamos a la resolución de problemas particulares, caso del famoso edificio Iders. Años de injusticia con unos vecinos que ven como pasa el tiempo y que nadie toma cartas en el asunto. Un municipio que vive del turismo y que en plena zona hotelera tiene que ver como existe una especie de queso gruyere a su alrededor que amenaza ruina y desplome inmediato. Aunque, bueno, también es verdad que hay complejos hoteleros que van camino del derrumbe, alojamientos desvencijados, obsoletos y que no consiguen atraer a los turistas a pesar de sus ofertas de a 15 euros la habitación. Así está el panorama.

Pero nada, en las siguiente elecciones ganará el partido A o el B, pero al final, en el supuesto de que vuelva a presentarse el señor Brito, será éste quien coja las riendas del municipio. Posiblemente estamos ante uno de los casos en España más disparatados. El candidato que jamás ha ganado unos comicios, pero, por hache o por bé siempre ha tenido bien agarrado el bastón de mando. No sé si tendrán que hacérselo mirar los vecinos-votantes o que la democracia ha llegado a tal punto de perversión que ya cualquier disparate es factible.

Dos años después

20101027183053-lagaceta4.jpg

Hace dos años, aproximadamente, algunos compañeros que tenía en La Gaceta de Canarias obsequiaban a la gerente de la empresa cada vez que entraba o salía de su despacho, Elena Rodríguez Darias, con dos bandas sonoras, 'Había una vez un circo' y 'La gallina turuleta'. Y el tiempo les ha venido a dar la razón porque el show continúa. Lo que pasa es que la payasada está yendo muy lejos y le está costando un sufrimiento económico a muchos de los trabajadores que llevan esos más de 720 días sin ver un solo euro. Gente que ha tenido que recurrir a la ayuda familiar para pagar una hipoteca, el colegio de los niños, poder comprar aunque fuera la marca blanca del súper del barrio.

Pero claro, ¿quién es Elena Darias? Pues en realidad, una don nadie, alguien sin la preparación suficiente como para llevar la empresa, al igual que quien estaba en la cúpula, Fernando Peña Suárez. Y mira que no será porque no se lo advirtieron los más viejos del lugar, personas con experiencia suficiente como para saber qué hacía falta para sacar la empresa adelante. Pero no. Se empeñaron en sobredimensionar la plantilla, en poner sueldos galácticos y crear disensiones por las diferencias salariales entre trabajadores que, siendo jefes, cobraban menos que redactores rasos.

Lo cierto es que ayer martes pudimos presenciar en el Juzgado Número 1 de lo Mercantil una muestra de la astracanada en la que se ha convertido todo lo relativo a La Gaceta de Canarias. Dicen que ante un juez no se puede (o no se debe) mentir. Pues falsedades escuché por un tubo, por una y otra parte, porque tampoco se pueden ir de rositas los responsables de El Mundo. Ellos no nos tenían que pagar la nómina, por supuesto, pero quedaba especificado en el contrato que no podía haber deudas con los empleados y en Unedisa estaban al tanto de nuestros problemas mensuales en el pago de los salarios porque, entre otras razones, había fuentes dentro de La Gaceta que les hacían llegar fielmente los días o semanas de retraso que llevábamos en la percepción de la nómina.

Luego, por parte del empresario local, del señor Peña, escucharle decir que era imposible imprimir por sí sola La Gaceta porque no había "impresoras" (sic) era como para miccionar y no echar gota. Se refería a que no le hubiesen dejado sacar su producto en otra rotativa porque, alegaba, que todas pertenecían a una empresa periodística determinada. Falso, más que nada porque en Tenerife se hacía en Tenerife Print, donde también se sacaba el ABC, La Opinión, algunas veces del Diario de Avisos, los deportivos catalanes y en Gran Canaria se hacía en AGA Print, donde se tiraba El País y La Provincia. El problema era que no había dinero. Lisa y llanamente.

Una amiga, la voz de la conciencia la llamo yo, me dice que no escriba de esto, que igual me llevan al juzgado. Pues mira, de verdad, a estas alturas de la película me da lo mismo Juana que la hermana. Si después de todo el disparate que se ha montado en torno al fin y a la destrucción de un periódico que era negocio, importa más lo que escriba o deje de escribir un plumilla del montón como soy yo (e incluso esquirol, busquen ustedes en internet Juan Velarde, 29 de octubre, La Gaceta de Canarias) pues aviados vamos.

Sinceramente. Ni busco protagonismo, ni nada por el estilo. A esa persona en concreto y que, estoy seguro que en breves minutos leerá mi artículo, sólo quiero decirle algo sencillo. No soy vengativo ni tengo nada personal contra esas personas. Y recalco lo de no tener algo personal contra ellas. En mi vida privada, ni Elena ni Fernando se han metido jamás, pero sí que profesionalmente ha habido un pleito y sólo busco que esto acabe de una vez por todas, donde se pague a cada uno lo que corresponde en buena lid. Ni más, ni menos.

Dicen que el que paga, descansa y quien reconoce sus errores, más aún. Yo, insisto, metí la pata hace dos años y negar los hechos sería persistir en el error y no quitarme el come come de la cabeza. Por eso, querida amiga, ten por seguro que no soy esa mala persona ni un maltratador psicológico, sino alguien que busca saldar sus deudas con la profesión y conmigo mismo.

Una vida salvada, pero...

20101028113911-pilar.jpg

Se llama Pilar y tiene 64 años. Afortunadamente, una noticia sobre malos tratos no empieza con el famoso se llamaba tal, tenía tantos años y era madre de equis hijos porque eso indicaba que la víctima había fallecido a manos de su agresor. Me alegra saber que esta persona, natural de Tafalla, haya escapado del infierno del maltrato. 44 años de convivencia y cinco hijos en común no sirvieron a quien había sido su esposo para ser feliz. Precisaba de ser un gañán con pintas, un hombre de modales tabernarios, de tasca de mala muerte y que, en un arrebato de rabia de su esposa, acabó en la morgue.

Lo que sucede, y aquí viene el contrapunto a la algarabía por el hecho de que se haya salvado la vida de un mujer, es que tampoco podemos convertirnos en los ejecutores de la Ley del Talión. El ojo por ojo no es deseable en una sociedad occidental que tiene que seguir progresando, rompiendo barreras y tabúes de la mejor manera posible, por la vía del diálogo. Y es que, entiéndame ustedes, no he leído en ninguna de las noticias que esta mujer hubiese interpuesto denuncia alguna contra su esposo. Siquiera los cinco hijos, conocedores de las torturas psicológicas a las que su padre la sometía, fueron capaces de presentarse en comisaría.

Entiendo que cuando la vida de una persona está en peligro uno saca las fuerzas de flaqueza necesarias para defenderse como gato panza arriba. Seguramente, el marido de esta mujer adoptó una actitud mucho más que amenazante para que ésta agarrase un cuchillo, se lo clavase y lo dejase tieso por toda la eternidad. Ahí no me voy a poner con paños calientes porque, siempre según el testimonio de Pilar, era su vida o la de él.

Pero insisto en un hecho relevante, el de la ausencia de denuncias. Dicen que no es tan sencillo interponer denuncias por malos tratos, que el protocolo no siempre funcionar debidamente, que las medidas de alejamiento suenan a risa, que los chips localizadores se cotizan a precio de oro. Bien, pero vuelvo sobre lo mismo. No existen esas denuncias o, por lo menos, no se han hecho constar en el juicio, algo que sería una prueba más que fehaciente para que ni tan siquiera se hubiese tenido que llegar a la instancia judicial. Con eso hubiese bastado para archivar el expediente y que esta víctima de violencia de género no hubiese tenido que transitar por comisaría y los juzgados.

Me alegra sobremanera que Pilar lo pueda contar, que sus hijos no tengan que velar la pérdida de su madre, pero tampoco tiraría yo cohetes cuando, reitero, nunca esta mujer se presentó en los juzgados a interponer la correspondiente denuncia. Y no estamos hablando ni de 44 días ni de 44 meses, sino de 44 años de matrimonio y de unos hijos que acabaron por largarse de un hogar donde no se podía vivir. Perfecto, pero a mí hay algo que no me termina de hacer clic. Es como ese puzzle gigantesco donde falta por encajar una pieza.

Sindicalista de los de verdad

20101029174641-marcelino-camacho.jpg

La muerte de Marcelino Camacho, fundador de Comisiones Obreras, deja desamparado al sindicalismo español. Posiblemente, se ha marchado la figura más señera de un representante auténtico de los trabajadores, alguien que supo vivir como ellos y luchar por sus derechos. Se podría estar o no de acuerdo con sus postulados, pero al menos en algo todo el mundo está de acuerdo, que era un líder dialogante, capaz de sentarse las veces que hiciera falta en una mesa de negociación e incapaz de traicionar por la espalda a los de su gremio, es decir, a toda la clase obrera.

Actualmente, estamos acostumbrados a ver a representantes sindicales que sólo buscan su propio beneficio, que se pegan la vidorra padre en restaurantes de súper lujo o en cruceros reservados para la beatiful people, como ha quedado acreditado con los indecentes señores Candido Méndez y Fernández Toxo. El sindicalismo de antaño, quizá hasta el de hace dos décadas, era verdadero, noble, leal, duro, áspero, pero sin plegarse al poder establecido como se está viendo en la actualidad con dos centrales históricas como UGT y CC.OO, pero que en nada se parecen a la ideología con la que fueron concebidas.

Nadie niega que en tiempos de crisis todos tengamos que arrimar el hombro, que haya que realizar ciertas concesiones, que el empresario, en líneas generales (salvo engendros como Gerardo Díaz Ferrán, a nivel nacional, o Fernando Peña Suárez, a escala más local) también sufre lo indecible por mantener abierta una empresa, poder pagar la nómina de sus empleados y mantenerse al corriente de pagos con la Seguridad Social y Hacienda. Por supuesto, no es que esté animando a la bajada generalizada de sueldos, y menos aún con carácter perpetuo (porque los hay que les das la mano y se cogen la anatomía entera), pero también hay que llegar a un pacto expreso en el que tanto dueño como trabajador acuerden ligeros retoques al alza o a la baja en función de la situación del momento.
 
Lo que sucede es que ya no tenemos a esa clase de dirigentes sindicales, al menos en un estrato nacional. Estoy convencido de que a alguien como Marcelino Camacho se asustaría al ver como se programa una huelga general con seis meses de antelación o como se anuncia otra protesta con casi dos meses de plazo (encima un sábado, cámbate lorito). Los Méndez y Toxo actuales son capaces de meterle una puñalada trapera a más de cinco millones de españoles con tal de seguir en el machito. Nunca estos sindicatos habían disfrutado de unas subvenciones tan cuantiosas y eso, precisamente, es lo que ha provocado la corrupción de la lucha obrera verdadera.

¿Quién se cree ya a un Méndez comiendo a dos carrilos en los restaurantes más prestigiosos de la Villa y Corte o a Toxo cogiendo bronce en la cubierta de un extracarísimo crucero con dos daiquiris a las doce de la mañana? Esa es la gran diferencia con los líderes de antes. Mientras Camacho no se quitaba el jersey de lana y jamás ha renunciado a marcharse de su modesto piso de un Carabanchel obrero, los sucesores se han comportado como verdaderos Robin Hoods, pero al revés que el pepino, robar a los pobres (y también a los ricos) para mamárselo ellos mismos.

¿Y por qué el lunes no?

20101030210928-barca-vs-madrid-nov-2009-en-vivo-1-.jpg

¿Por qué todos los medios de comunicación han salido a defender la tesis de Real Madrid y de Barcelona de que jugar el partido de la máxima rivalidad en lunes es cargarse el espectáculo del balompié en España? ¿Acaso, con perdón, miccionan colonia los componentes de ambas plantillas? ¿Quizá su carácter de señoritos les prohíbe currar los lunes como a los otros 18 equipos, que sí tienen que hacerlo alguna que otra vez a lo largo del campeonato liguero? ¿Su ADN no contempla un día de la semana como ése, cuando todo el mundo (salvo cinco millones de españoles) comienza a currar?

Lo cierto es que se está faltando al respeto a la mayoría de los clubes que conforman la competición liguera porque a falta de un mes para el clásico ya se está hablando del partido y de la fecha en la que se debería de jugar. Las elecciones catalanas, que serán el domingo 28 de noviembre, son el quid de la cuestión. Por motivos de seguridad, no se quiere hacer coincidir el choque con la jornada electoral. Habría que hacer un desdoblamiento policial tremendo y eso podría provocar ciertos problemas de seguridad. De hecho, tradicionalmente, cuando hay procesos electorales en España se procura pasar el grueso de la jornada al día anterior.

Lo que sucede es que la Liga de Fútbol Profesional, en connivencia con los operadores televisivos que tienen los derechos de los equipos, dio carta de naturaleza a la reedición experimental de los encuentros del lunes. Ya el año pasado tuvieron que pasar por el aro prácticamente todos los equipos a excepción de merengues y culés, amén del Atlético de Madrid. Catalanes y rojiblancos tenían la justificación de estar inmersos en competición europea, pero los blancos, eliminados de Champions y Copa, fueron excluidos como rival para los lunes, en un claro alarde de favoritismo.

Y eso ha quedado acreditado ahora cuando ninguno de los dos quiere jugar ese día. El sábado ya ha quedado descartado porque Roures (Gol TV) ya ha dicho que no contempla llevar el duelo al primer día del fin de semana porque no le sale rentable y que también sabe que el domingo, con los comicios de por medio, como que tampoco parece lo más conveniente. En definitiva, blanco y en botella…Y además quien paga, es quien manda.

Aquí, lo que no es de recibo, es que se constituyan clases o estratos a la hora del tratamiento. Nadie pone en duda el potencial del Real Madrid o del Barcelona, pero sus millones no pueden ser el salvoconducto para imponer las normas. El lunes se creó para todos y si les toca jugar ahí…pues a tomar el trago de ricino como lo han hecho todos los demás. De hecho, cuando el invento de los partidos de los lunes en Antena 3, hace ya casi tres lustros, nadie dijo ni media y ahí acabaron jugando más de un partido tanto los merengues como los blaugrana. Por tanto, ahora no veo nada diferente. Y si no, que no hubiesen vendido su alma (sus derechos) al diablo (Roures).

Carmona: The star system

20101031023228-carmona.jpg

Hoy voy a jugar a ser pitoniso. Sí, aún no me he acostado, pero es que he tenido una revelación y no quiero que los dioses o el maléfico Morfeo me pueda borrar de mi más que limitado disco duro (que hace juego con esta mollera que se sostiene entre los hombros). Por eso la quiero exponer en este espacio antes de que pueda desaparecer de mi espectro mental. Apuesten conmigo lo que quieran a que dentro de un tiempo (no sé cuánto) el señor Antonio Miguel Carmona acabará ostentando un puesto de privilegio en la política nacional, siempre y cuando el PSOE siga mandando que, tal y como están las cosas, esperemos que tenga vacaciones gubernativas por unos cuantos lustros. Pero esa es harina de otro costal.

El señor Carmona está revelándose como el star system del panorama tertuliano español. Igual va a Intereconomía, que a Tele 5 o a Veo 7. Le da lo mismo el carácter más o menos politizado, más o menos inclinado hacia la izquierda o la derecha del espacio al que acude. La estrategia de este señor (no sé si por propia iniciativa o por órdenes de Ferraz) es la de estar en todos las salsas y, a ser posible, quedar por encima de todas.

Sin duda, hay que atribuir al señor Carmona un mérito innegable, el de saber manejar con tremenda habilidad sus tiempos para no soltar el hilo. Es capaz de unir un argumento con otro de tal manera que siempre tiene en su boca la manida frasecita de “déjenme terminar, por favor”. Y claro, ahí radica la trampa, en que el ovillo dialéctico de este socialista no termina nunca y, en cuanto puede, trata de enredarse en las aportaciones del resto de contertulios.

Desde luego, tampoco hay que negarle otro gran recurso, el de conocer al dedillo los escándalos de corrupción del principal partido de la oposición, el PP, y el de hallar siempre los argumentos necesarios para defender a los suyos. Aún no ha dicho ni medio sobre los mangoneos de Bono (Don José), de la hija de Chaves (Don Manuel), de los conchabeos de Benidorm o de las artimañas del señor Barreda. No, todos esos casos no existen, al igual que muchos otros donde, curiosamente, está metido hasta las cejas (o Zejas) el PSOE.

Me imagino (o quiero suponer al menos) que el señor Carmona no está ejerciendo esta defensa de forma desinteresada, en absoluto. Debe ser consciente que cuando hace esas defensas a ultranza de los suyos, a sabiendas de la que está cayendo en este santo país llamado España, al final tendrá su recompensa. Y es que Antonio Miguel no es bobo. Sabe perfectamente lo que se trae entre manos. Aprovecha sus minutos de una manera espectacular y consigue meter siempre la cuña que le interesa. Otra cosa es que los espectadores consuman o no su producto (normalmente lo dejan caducar), pero esa salida en tromba para proteger a los suyos tendrá su premio tarde o temprano. Ya lo verán.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris