Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Septiembre de 2010.

El muñeco de la hipocresía

20100901131521-nino-miguelin2-560x280.jpg

El cinismo, la hipocresía, la caradura y la desvergüenza del presidente del Gobierno de lo que queda de España, José Luis Rodríguez Zapatero, llega lejos, tanto como para viajar hasta Pekín con el muñequito Miguelín, un monstruoso bebé de varios metros y que, según el babieca de Moncloa, representa el futuro de nuestro país. Hay que echarle rostro al asunto, pero la jeta del jefe del Ejecutivo parece de hormigón armado. No se descompone un ápice.

Puesto a poner un ejemplo de lo que representamos en el panorama internacional, ZParo no pudo haber llevado hasta la Expo china una muestra de su peor catadura. Y no es porque la economía nuestra se encuentre en pañales, que lo está, sino por la propia representación de un niño que, aparte de habernos costado a los españoles más de medio millón de euros, encima es una contradicción a las políticas de Herodes que ha puesto en marcha el Gobierno del Zapafiestas este.

Para quien necesite un refresco mental, ZP ha impulsado la barra libre del aborto. En España no sólo es que sea un chollo poder cercenar las vidas que están concibiéndose en el vientre materno, sino que además ya se acabaron las ayudas a las familias que opten por concebir un bebé. Se ha optado por las medidas del revés del pepino, castigar a quienes apuestan por la reproducción y darle, en cambio, todos los medios a aquellos que piensan que la creación de la vida es un juego y que se le puede dar al botón del Cancel o del Reset como si no pasara nada.

Lejos de parecidos del muñequito de la hipocresía con ZP, nuestro aún presidente del Gobierno sigue insultado la inteligencia de los españoles. Sólo a él se le podía ocurrir representar nuestro futuro económico con el símbolo de un gran niño. Aplicando sus mismas medidas abortivas, eso quiere decir que nuestro porvenir en el terreno de la economía está forzado a acabar en la vía muerta, en el depósito de cadáveres o, peor aún, en el cubo de los non natos.

Lo del bebé, por si queremos profundizar aún más, no deja de ser una alegoría de nuestra inmadurez e irresponsabilidad a nivel internacional y la peligrosa obcecación de un mandatario que, al igual que el recién nacido, no es capaz de ver el peligro. El problema es que cada vez que ZP ha metido los dedos en el enchufe los que nos hemos electrocutado hemos sido nosotros.

Nerviosismo coalicionero

20100902131702-claudinamorales.jpg

El nacionalismo canario está nervioso, al menos el de Coalición Canaria. La formación presidida por Claudina 'Pocoyó' Morales ha tenido a bien tirar de las orejas a un grupo de entusiastas que pretendían escindirse de CC. Es más, este partido, Renovación Nacionalista Canaria, le da un soberano palo a los coalicioneros y estos, raudos y veloces, ya han saltado para recordar la cercanía de las elecciones y de que cualquier intentona por montar el pollo le puede costar la pérdida de varios escaños.

Desconozco cuáles han podido ser las presiones (y las llamo así porque no se podría entender de otra manera la llamada de Sebastián Díaz Herrera a Periodista Digital para desmentir una información y pedir su derecho a réplica, que por supuesto le será concedido, como no podía ser de otra manera) desde la calle Galcerán, pero han tenido que ser muy duras para intentar tachar al medio de mentiroso y de inventarse las informaciones.

Pues no. Uno no juega a eso, a inventarse lo que no existe. Cierto es que los datos obtenidos para confeccionar una información sobre Renovación Nacionalista Canaria se apoyaron en unas reflexiones de Cristóbal Hormiga, secretario de organización, colgadas en la propia web del partido: http://www.rncnacionalistascanarios.com/rncarticuloconquiengobernar.html bajo el título ¿Con quién gobernar?

Hormiga, en uno de los párrafos, afirma que "a nuestros nacionalistas, les hace falta estar un tiempito en la oposición, para que entiendan cuales son los verdaderos objetivos de los canarios, y recuperar una credibilidad que perdieron hace algún tiempo. Aunque sospecho que CC en la oposición, no duraría ni un minuto, a ello ninguno de sus actuales mandatarios están acostumbrados, y sería muy difícil el recorrido espinoso que tendrían que recorrer".

Esto es lo que posiblemente haya molestado en el entorno de CC y que haya propiciado las llamadas a la redacción en Madrid y luego a Canarias por parte de Sebastián Díaz Herrera. Y miren, lo entiendo. Comprendo, aunque no he estado en la trinchera política, los nervios que deben pasarse a pocos meses de las elecciones y cuando te estás jugando la Presidencia de Canarias.

No debe ser un plato de buen gusto encontrarse cada poco tiempo con 100, 200 ó 500 militantes que optan por coger la puerta para marcharse de un nacionalismo cada vez más embrutecido y rodeado de un perfume independentista y secesionista que tira para atrás.

Los coalicioneros no están para muchas bromas. Tienen varios desagües por donde se les van a manos llenas los votos. Entre Nueva Canarias, a nivel regional, el CCN o los Dimas Martín and company, a CC le están saliendo muy caros los divorcios y ya en 2007 se llevó un susto morrocotudo, salvado en última instancia por los apoyos del PP a la persona de Paulino Rivero.

'Spanoverla'

20100903013030-spanair-560-560x280.jpg

Telecirco, Telemorbo, Teleca.. y otra serie de apodos y nombretes que ha recibido el canal de Paolo Vasile en estas últimas horas tras la emisión de la primera parte de Vuelo IL 8714 reflejan el enfado y la indignación monumentales que existe en la sociedad española y, muy en particular, en la canaria.

La trivialización de los hechos, centrarse en aspectos que no pueden quedar demostrados y que sólo llevarán a la confusión final, ha sido la línea argumental de la productora a la que le da lo mismo si hubo 4, 54 o 154 fallecidos. Lo importante, lo relevante, era poner sobre la mesa que la cadena de Fuencarral podía emitir una cinta capaz de jeringar la seriedad de una investigación que sigue en curso.

Un avispado lector me hacía llegar un oportuno comentario. Si el famoso accidente del Concorde ha tardado una década en conocerse los primeros resultados de la investigación, ¿cómo es posible que en dos se conozcan las causas de un siniestro aéreo que se produjo en 2008¿ ¿Seremos en España unos craneos privilegiaos, que diría Valle Inclán? Mucho me temo que no, pero en la sede de Fuencarral se han querido pasar de listos.

La chapuza de Telemorbo fue tal (y ellos lo sabían) que a continuación de la serie colocaron lo que sí debió haber sido emitido en prime time, el documental sobre las voces de la tragedia. Pero no, la investigación en esa cadena sólo está especializada en sacar a flote toda la porquería fecal de los más bajos fondos. Hacer un espacio riguroso, serio, de investigación como Dios manda supone quedar relegado a horas intempestivas.

Supongo que a estas horas ya habrá presentadas en los juzgados varias denuncias por la emisión de un film que sólo ha contribuido a generar confusión entre la audiencia y, lo más importante, entre quienes tendrán que tomar una decisión judicial y técnica. Se ha contaminado sobremanera cualquier pesquisa, aunque siempre están los listos que arguyen a que tras los atentados del 11 de septiembre de 2001, rápidamente surgieron al amparo de la actualidad películas sobre el hecho.

Cierto. Lo que sucede es que las producciones fueron más bien relatos documentales y no hay que olvidar un hecho claro y meridiano. Se supo a los pocos minutos que el secuestro y posterior estrellamiento de las aeronaves había sido obra de un atentado perpetrado por las huestes de Bin Laden. Claro que había que investigar, pero la existencia del documento visual permitía un hilo conductor sobre el que basarse.

Aquí no. Aquí nos hemos centrado en lo anecdótico, en datos sueltos, deslavazados y la conclusión es que todo fue obra de un mecánico chapuzas, que encimo tuvo los santos testículos de apagar el móvil y de un piloto que estaba pensando más en el ERE de la compañía. Por favor, seamos serios. La vida de 154 personas no puede quedar tratada así, como si no importase el dolor de los familiares. Todos esperan una explicación, pero desde luego esta no va a venir de la sede de Fuencarral.

Pajinadas mentales

20100904235932-leire-pajin-afp.jpg

Los 20.000 euros de la señora Leire Pajín no se corresponden con los favores y las portabobadas que le toca decir a la secretaria de Organización del PSOE. La pajiniana, la de chafado acontecimiento planetario, es una especie de kamikaze que sale a los medios de comunicación a decir las tontadas que, obviamente, previamente le han escrito (quizá el inefable Pepiño Blanco, que hasta hace bien poco era el ariete oficial de la oposición).

Dice ahora la señora Pajín que el Partido Popular está aprovechando la crisis para ganar votos, que lo de Melilla ha sido un ejemplo de deslealtad por parte de Aznar y de una formación conservadora que también ha intentado sacar tajada y así podríamos seguir hasta el infinito planetario. No cabe duda de que los socialistas tienen una doble vara de medir ideal. Una, cuando están en la oposición y hacen de la algarada y la bronca su moneda de uso común. Otra, cuando mandan. Ahí, entonces, quieren que los demás sean responsables, moderados y que no les enmienden la plana. ¡Qué didáctico y constructivo! ¡Qué morro, hombre ya!

Me da la sensación de que en la sede de Ferraz están carente de The Memory o la partida que tienen está más caducada que un yoghourt Clesa. A ver, líder de las pajinianas, ¿es que ya no se acuerda de cuando ZP encabezaba las pancartas del Nunca Mais, del No a la Guerra o se puso del lado de los sindicatos cuando la reforma laboral que le costó el puesto de ministro a Aparicio, el hoy alcalde de Burgos? ¿O quizá tampoco visione en su mente el viaje de Zapatero a Rabat cuando la crisis diplomática de 2001, cuando éste sólo era líder de la oposición?

Entiendo y puedo entender que en la política todo vale y vale todo. Aun así, creo que existe una forma distinta de moverse en estos ámbitos y no se puede estar permanentemente mudando de criterio. Lo que entonces era bueno, según ustedes, no puede dejar de serlo años después. Además, hay sustanciales diferencias. Mientras el presidente de honor de los populares fue a Melilla, es decir a territorio español, ZP se postró ante Mohamed VI en feudo alauita. Tampoco nadie del PP se ha hecho la foto de oportunidad con los sindicatos o sindivagos.

Esa es la gran diferencia, que ustedes, señores socialistas, sólo saben utilizar a la gente para sus fines personales. Dentro de unas horas, veremos en Rodiezmo la escenificación (por ausencia) de un engaño masivo. El compadreo de ZP con Méndez y Toxo duró lo que duró. Ahora, ante la huelga del 29-S (otra trola, otro paripé) usted huye, señor Zapatero. Pero estoy convencido de que por detrás ya tiene pactado algo. Ahora sólo hace falta que Pajín le diga cuando se producirá un nuevo cruce interestelar para comunicar la buena nueva.

Rashidi, ¿un nuevo estafador en nuestro balompié?

20100905153806-puertollano.jpg

Si fuese aficionado del Puertollano, estaría tentándome la ropa. Leo en Marca.es que el equipo de la provincia de Ciudad Real ha sido adquirido por una especie de jeque de los Emiratos Árabes, Kami Rashidi, de procedencia iraní y con nacionalidad española, que promete poner en cuatro años al equipo en la Primera División del fútbol español. Asegura que tiene millones para lograr tal empeño, aunque de momento tendrá que luchar porque los del Sánchez Menor salgan del agujero más complicado de nuestro balompié, el de la Segunda División B.

Toda generalización acarrea injusticias, pero es que hemos visto como en nuestro fútbol han llegado auténticos fanfarrones multimillonarios que han cogido diversos clubes y cuando se han cansado del juguete, lo han devuelto a sus socios para el arrastre. En otros casos, ni rastro de la entidad, desaparecida por deudas, impagos y morosidades varias.

En España hemos sufrido a personajes como Dimitri Piterman, un millonario ruso que, inicialmente, cogió al Racing de Santander hasta que fue desalojado de ahí antes de que llevase a la quiebra económica y deportiva a la entidad cántabra. Después, como todos sabrán, se fijó en el proyecto del Alavés. Como Atila, dejo al cuadro de Mendizorroza hecho, nunca mejor dicho, unos zorros. Hoy transita el equipo con más pena que gloria por la Segunda División B.

Al margen del estafador de la estepa, nuestro país ha sido un objetivo ideal para auténticos cantamañanas de la Pampa. Leganés, Badajoz o Xerez han sido víctimas de empresarios argentinos que vinieron prometiendo el oro y el moro y lo único que dejaron fue una ruina más que evidente y riesgo de desapariciones o refundaciones de los equipos.

Marcelo Tinelli se hizo con la mayoría de las acciones del Badajoz a finales de los 90 y estuvo tres temporadas en la entidad pacense. Sus ansias de intentar poner al equipo en Primera duraron poco. Su mejor clasificación, una decimocuarta posición. Al final, cómo no podía ser de otra manera, los blanquinegros acabaron descendiendo a Segunda B, luego a Tercera y al final se tuvieron que refundar, como pasó en su momento con otros históricos como el Burgos, Málaga o Almería.

Leganés también conoce de las andanzas de un timador profesional como Daniel Grinbank, el que quería hacer del cuadro madrileño un referente y ponerlo en la élite. Nunca hizo oficial la compra del club pepinero y el clan de los argentinos que trajo para el plantel, con Carlos Aimar como técnico, se quedó tirado como una colilla mientras el supuesto empresario hacía las maletas rumbo a Buenos Aires. El daño fue irreversible y el Lega también sucumbió al fantasma del descenso.

Finalmente, el Xerez conoció a otro caradura procedente de Argentina, el empresario Federico Souza. Cierto es que en el caso de la entidad andaluza lo de tener presidentes y dueños impresentables ha sido moneda de uso común. Desde los que pasaban de pagar al plantel a los que, directamente, acababan siendo conocidos por sus devaneos con el mundo de la prostitución y las drogas.

Souza, dentro de esta media, sólo se limitó a prometer y una vez metido, ya se sabe, nada de lo prometido. Su único acierto, Néstor Gorosito, un técnico que hizo creer a una plantilla de medio pelo que era posible la permanencia (pese a estar a más de 15 puntos de la salvación) y estuvo a un paso de conseguir la hazaña. Una vez certificado el descenso a Segunda, el empresario levantó el chiringuito y que ahí se pudran los jerezanos.

Por eso, que echen las campanas al vuelo los buenos aficionados del Puertollano. Los proyectos empresariales, especialmente los deportivos, dependen de muchos factores, pero en especial de que la pelotita quiera entrar en la red. Además, dicho sea de paso, me gustaría ver esos 25 millones de euros que pretende invertir el señor Rashidi. Me sé de un tal Fernando Peña, empresario del pan y de la construcción en Tenerife, que prometió invertir cuatro millones en el proyecto de El Mundo-La Gaceta de Canarias. Aún están esperando a que ponga el primer euro. Estafadas cien familias y, también, el avispado Pedro J.Ramírez.

CD Tenerife: De mal en peor

20100906114808-arconada.jpg
El CD Tenerife va de mal en peor. Un plantel de calidad, con pólvora arriba más que suficiente, con una pésima gestión desde el banquillo. O tal vez no es culpa del entrenador. Arconada siempre ha destacado como un preparador de ideas amarrateguis. Su concepto es defender y esperar el fallo del rival para marcar el tanto de la victoria. En el Numancia, en su primera etapa, consiguió el ascenso con una plantilla de un gusto por la destrucción del juego rival y sorprender a la contra.

Su llegada a Tenerife no es que fuese cuestionada por ser quien es y por como plantea los partidos, sino porque se echó como agua sucia a José Luis Oltra, el responsable de subir a Primera y quien, con pocos materiales, estuvo a punto de conseguir el milagro de la permanencia. Con los jugadores que hay hoy en nómina de la entidad del Callejón del Combate, el míster valenciano hubiese sacado mejores réditos que los demostrados hasta la fecha.

Por supuesto, me sumo a la tesis de que a los entrenadores hay que darles tiempo, pero es que las sensaciones que está ofreciendo el CD Tenerife son terribles y no tiene pinta de que la cosa mejore a corto plazo. De hecho, la derrota ante el Salamanca ha terminado de activar todas las alarmas. El sábado que viene, Televisión Canaria en directo, los de Arconada visitan el feudo del Rayo Vallecano, que está en los puestos cabeceros de la categoría.

Una derrota del cuadro insular en la capital de España puede propiciar una temprana destitución de Arconada, pero ya adelanto que no toda la culpa es de él, sino que también tienen mucho que ver y que decir el director deportivo, Santiago Llorente, y el presidente, Miguel Concepción.

El primero, porque parece que no ha estado muy atinado a la hora de escoger a la clase de jugadores que han aterrizado en la isla y que conjuguen con la idea balompédica del técnico elegido para afrontar la empresa del ascenso. En el caso del mandatario, porque desde el minuto uno comenzó con mensajes subliminales sobre lo intolerable de los fallos defensivos, dando a entender la falta de confianza en su propio director deportivo y, por supuesto, en el entrenador.

Desde estas líneas siempre ha habido un respaldo incondicional hacia Concepción, pero comienza a mostrar este presidente ciertos síntomas de desidia, de dejadez institucional y parece haber dado órdenes de cerrar filas en torno a aquellos que sólo saben alabar su gestión y minimizar hasta el ocultamiento sus errores.

Quizá, añado yo, está siendo mal llevado y mal aconsejado por su dircom, el señor Javier Armas Padilla, que insiste en dejar a determinados medios sin las acreditaciones, entre ellos Periodista Digital, Tenerife Week y otros freelance que no le bailan el agua al inquilino del Callejón del Combate.

Peña: El pan como unas tortas

20100907112435-ramirez-mindn-260x346.jpg

Fernando Peña Suárez, el fiabilísimo socio de Pedrojota Ramírez en Canarias, ordenará a sus herederos que el día de su muerte coloquen este epitafio en su lápida: "El hombre que se hizo a sí mismo y así hizo las cosas, un pan como unas tortas". Este personaje va regando de perlitas todas sus actuaciones. Al contrario que los cuatro héroes del Equipo A, no dude en evitarlo o su dinero puede correr serio peligro.

Desde luego, casi dos años después del cierre de El Mundo-La Gaceta de Canarias, aún no sé que es lo que pudo ver el perspicaz equipo directivo de Unidad Editorial para confiar su proyecto insular a semejante haragán. Fíjense que aún quedan vistas pendientes entre el empresario y El Mundo, también están por resolverse varios juicios de cantidad, denuncias por supuestas faltas y así un largo etcétera que motivaron la huída y borrado colectivo de memoria de un Pedrojota al que le han metido uno de los mayores goles por la escuadra.

Pero, si surrealista ha sido todo lo que ha acontecido con la defunción del diario, no se pierdan ahora el penúltimo episodio. Si Santiago Segura dio vida a Torrente como el brazo tonto de la ley, Fernando Peña se convierte ahora en el tonto de oficio al representarse a sí mismo en los juicios. Hay que recordar que entre las grandes consecuciones de este empresario de pan y de la construcción (Paybo y Salatín) está el no haber pagado un solo euro a los abogados que le han representado en diferentes vistas.

Una de las primeras que se puso como guardiana de Corps de los intereses fernandianos fue una tal Margarita. Persona más pleiteadora e ir casi en contra de la lógica legal para perjudicar a unos trabajadores a los que se puteó desde el minuto 1 de la entrada de este empresario jamás se había visto. Eso sí, cuando Peña ya no la necesitaba se desprendió de ella sin pagarle los emolumentos pertinentes. Ahora, curiosamente, está en la cola de los acreedores. ¡Qué cosas!

Lo dicho, como este personaje no puede (o no quiere, más bien) costearse un abogado (le debe 62.000 a Garrigues), ahora ha optado por presentarse a las vistas como autorepresentado. Eso sí, menos mal que no se le permite que se coloque una toga. Este tipo sería capaz de ponérsela y todo. Se limita en su exposición de los hechos a leer un papel (vaya usted a saber quién se lo ha redactado) y se queda tan ancho.

A este paso, al ex socio de Pedrojeta en Canarias sólo le quedará ponerse como administrador concursal o, mejor aún, pedir que le coloquen en la lista de acreedores. Capaz es todavía de justificar que este extinto proyecto le ha hecho perder dinero.

Indecencia millonaria

20100908112123-sanz.jpg

"Presidente Chávez, quiero ir a cantar a su país. ¿Me lo permite? Me da su palabra de que no le pasara nada ni a mi publico ni a mi gente ni a la empresa ni a mí? Si usted me da permiso y nos da su palabra de que nada va a pasar yo cierro mi gira en Venezuela. Usted tiene la palabra".

Estas palabras escritas en la cuenta que tiene en Twitter Alejandro Sanz demuestran hasta que punto uno de los amigos del clan de la ceja (o de la caja, mejor dicho) es capaz de rebajarse hasta la humillación con tal de no perder una parte del pastel pecuniario que le reporta poder actuar en el país bolivariano.

Y es que hay que recordar que Sanz, hace ya más de un lustro, se mostró, sorprendentemente, en contra de los preceptos dictatoriales del mandatario venezolano. Sus declaraciones en contra del referéndum para perpetuar su figura en el poder motivaron que, en el año 2007, al artista se le impidiese actuar en Caracas, a pesar de estar todo el papel vendido. Se alegaron problemas de seguridad, pero a nadie le quedó duda de que el motivo real de la suspensión de la gala fueron sus manifestaciones en contra del dictador, del gorila rojo.

La decencia por la que apostó Alejandro Sanz se ha visto enturbiada ahora, bien por la amnesia, bien porque existe un apego desmedido al color del dinero. De acuerdo que no se debe de mezclar la política con el arte (en cualquiera de sus expresiones), pero es que siempre ha sido el clan de la ceja los que se han postulado en favor de unos y, al mismo tiempo, arremeter contra los otros. Seguro que al cantante madrileño-andaluz le han explicado que Chávez es uno de los baluartes a los que hay que apoyar y que no se puede estar enfrentado al régimen por un quítame allá esas pajas.

Sanz demuestra, como otros músicos de la facción cejatera, que su modus vivendi es el de a más dinero ganar y no mirar con quien. El cantante no tiene escrúpulos en arrodillarse ante la egregia figura del dictador bolivariano con tal de asegurarse unos pesos. Algo así le sucedió en su momento a Víctor Manuel que, por muy rojo que siempre ha demostrado ser, no se anduvo con melindres a la hora de elogiar en un tema al caudillo, al General Franco. Esa es la conciencia política de estos personajes del mundo de la canción, cantar loas a quien mejor les pague. Una indecencia que les reporta millones.

Ante la crisis, nacionalismo exacerbado

20100909122041-paulino-estrellasverdes.jpg

Ante la crisis, nacionalismo, y cuanto más radical y exacerbado, mejor que mejor. Esta parece ser la consigna, el dogma de fe de determinados elementos en Coalición Canaria que venden patrioterismo barato y estigmatización española para eludir las responsabilidades propias. La gran mayoría de las competencias están transferidas desde hace varios años a las comunidades autónomas y muchas de ellas no han sabido gestionarlas. Más bien, destrozarlas.

Canarias, en el ranking competencial, es de las regiones con uno de los techos más altos, pero también la que demuestra una mayor incompetencia a la hora de ofrecer resultados positivos. Somos de las peores en materia educativa, con unos niveles de fracaso escolar que se pone a la altura de las enseñanzas que pudiese impartir Belén Esteban.

En turismo, unos ineptos totales. El sector que tiene que ser el motor económico de las Islas se ha visto ninguneado por los presidentes canarios y los planes cambian a capricho. Al final, hoteles cerrados, abandonados, con plantillas a las que no se paga y, lo peor de todo, una desatención al cliente que provoca, lógicamente, la huída en masa de decenas de cientos de miles de visitantes hacia otros destinos más competitivos y con el plus de una atención de calidad.

¿La sanidad? Esa mejor que ni la toquemos. En Tenerife, por ejemplo, aún están por verse hechos realidad los grandes complejos sociosanitarios del Sur y del Norte. Los hospitales de referencia, Nuestra Señora de La Candelaria y el Hospital Universitario, viven en medio de obras perennes, de grandes inauguraciones de la nada, de complejos acristalados donde la nadería es lo único que se puede presentar. No hay más.

Gran Canaria, por el sectarismo de Román Rodríguez (todo para su isla) es la única que ha mejorado en ese aspecto. Las islas menores viven del milagro constante. Cualquier intervención delicada precisa de medios de transporte urgente para poder llegar sano y salvo a las dos grandes islas. Y más de una vez el helicóptero de turno estaba siendo empleado en fines nada relacionados con el aspecto sanitario. A buen entendedor...

Podemos seguir con la creación de trabajo, con un Servicio Canario de Empleo saturado, incapaz de solventar el tapón de más de 250.000 desempleados y con un presidente de Gobierno, Paulino Rivero, que anuncia la creación de 80.000 empleos y luego los rebaja a 50.000. Me recuerda a Felipe González con sus 800.000 puestos de trabajo bajo el brazo. Mentiras acreditadas, pero aquí no pasa nada.

En definitiva, la clave es consumir nacionalismo plañidero, vender la idea de que vivimos acogotados por una España vil y cruel que nos somete cual señor feudal. Pero ese caldero de votos cautivos va perdiendo diámetro y profundidad. El discurso sólo lo compran cuatro amiguetes de Cubillo y algunos jóvenes que aún se creen el cuento de la descendencia de los guanches. Guste o no, a todos esos que defienden un origen tan noble, que vayan desengañándose. La Historia acreditó el exterminio casi por completo de la raza guanche. No quedó ni Cathaysa, la niña guanche de la canción de Pedro Guerra.

Zerolismo

20100910111645-zerolo-alcalde.jpg

El Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife precisa de un cambio sustancial. Savia nueva que sepa darle un runbo diferente al adormilamiento que viene padeciendo la capital chicharrera en los últimos años. El Consistorio, la ciudad entera está bajo los efectos del zerolismo, una especie de cloroformo narcotizante, que ha sido capaz de paralizar y frenar cualquier crítica de la oposición e incluso de su socio de Gobierno (el PP), más decapitado que nunca por cuestiones que algún día, eso espero, alguien ofrecerá con todo lujo de detalles.

Pero a lo que iba. El fenómeno del zerolismo, tras 16 años (4 legislaturas) de amojonamiento en la poltrona, no resultará sencillo de sustituir. Es más, cuando el propio alcalde ve que en Coalición Canaria le quieren dar la jubilación (con la posibilidad, eso sí, de ir de número dos al Parlamento de Canarias), entonces se produce la reacción en contra. El primer edil siempre ha manifestado (con la boca chica) sus deseos de mandarse a mudar del Palacio de los Dragos. Pero basta que alguien le ponga la alfombre roja que facilite su salida para que, entonces, sopese permanecer otros cuatro años más. Dos décadas, ni más ni menos.

La presente legislatura de Zerolo se ha caracterizado, especialmente, por la desidia a la hora de arreglar los problemas costeros. La capital ha vivido con el alma en un puño ante el cierre durante cerca de año y medio del Parque Marítimo César Manrique y los líos judiciales en relación con la playa de Las Teresitas.

Posiblemente no exista en todo el planeta Tierra una ciudad con costa que haya mostrado tanto desinterés por su litoral. Los santacruceros han recibido (y lo siguen sufriendo) un trato de tercera categoría a la hora de buscarse su ocio estival. Las Teresitas no deja der ser un recinto artificial cuyo entorno y entrada son un buen ejemplo de lo que pudieron ser las pruebas atómicas en el atolón de Mururoa. El Parque Marítimo sufrió el abandono, entre otras razones, por un quítame allás esas pajas (y alguna que otra falda).

Y como la ciudad no tiene otros problemas, un paro lacerante, miles de ciudadanos agolpados en el comedor del albergue municipal de los Verodes o un cierre constante de negocios diario en las principales arterias, ahora la gran obsesión del alcalde, Miguel Zerolo, es pleitear con el alcalde de La Laguna, el socio independentista Fernando Clavijo, por el futuro estadio del CD Tenerife.

Ahora quieren construir en el barrio lagunero de Taco un gran recinto deportivo para albergar los encuentros del CD Pierderife. Eso, como no basta con el Heliodoro Rodríguez López, ahora otra instalación más, aunque tiene toda la pinta de que los amiguetes constructores de la Fuerza de Canarias pretenden hacer negocios inmobiliarios con los actuales terrenos donde juega el cuadro blanquiazul y que son de titularidad cabildicia donde gobierna, fíjense ustedes, Coalición Canaria.

Atraco en Estambul

20100911234158-turquia2010logomascota.jpg

El baloncesto FIBA sigue estando en manos de auténticos estómagos agradecidos. Basta que llegue el equipo anfitrión a las semifinales y que el partido esté en un pañuelo para que los árbitros sepan perfectamente qué pitar, cuándo hacerlo y sobre todo a favor y en contra de quién. Los serbios, que nos derrotaron con el triplazo de Teodosic, se vieron atracados anoche por los colegiados. Turquía tenía que pasar sí o sí y como Serbia no llegó a disponer de rentas excesivamente altas, al final pasó lo que tenía que pasar.

Lo cierto es que no era descabellado pensar que al rival de los turcos, que perfectamente hubiéramos podido ser nosotros, le iban a quitar la cartera, el reloj, la ropa y hasta la dentadura. Ya hace nueve años, coincidiendo con un europeo, España sufrió los rigores en cancha otomana de unos jueces de cancha excesivamente congraciados con los turcos. No sólo se nos machacó desde el minuto uno, sino que además, cuando ya se había producido la reacción de los nuestros, se produjo un descanso con una duración anormal.

Hoy, qué duda cabe, los Estados Unidos pondrán las cosas en su sitio. Guste o no, Turquía ya se puede dar por satisfecha con el rol de subcampeona. A igualdad de condiciones arbitrales, los locales no tienen nada que rascar, pero incluso con ayudas arbitrales no sería lógico que los estadounidenses tengan problemas para alzarse con el entorchado mundial y que, además, defenderán dentro de cuatro años en España, que albergará el Mundial 2014.

De todas maneras, urge un cambio inmediato de los directivos que presiden la FIBA. No es de recibo que a los aficionados se nos haya hurtado una final más interesante como la que podría haber sido el Estados Unidos contra Serbia. Los turcos (salvo que los hechos dentro de unas horas me contradigan) no tienen caché ni peso para luchar por el oro.

Los norteamericanos, hasta con los ojos vendados, son superiores en todos los parámetros. Seguro que más de un jugador del quinteto yanqui estará casi celebrando el favor FIBA porque los balcánicos hubiesen sido más molestos, con un juego de transiciones muy rápidas y que les hubiesen creado más problemas que los que tendrán ante Turquía. Pero este negocio es así y mientras nadie se rebele...

Pierderife desacreditado

20100912123247-concepcion-santos.jpg

El CD Pierderife prosigue con su política de méritos que, en menos de lo que piensas, le puede llevar a estar en Segunda División B. El tercer capítulo de la Liga Adelante se resumió en un paupérrimo 'que no nos metan gol'. Y claro, cuando se afronta cualquier partido con mentalidad amarrategui suele pasar que acabas perdiendo y encima con el agravante de haber ofrecido un paupérrimo espectáculo.

Me imagino que Miguel Decepción, presidente de la entidad blanquiazul, hará algo al respecto. Podría acometer una inteligente política del dos por uno. Al mismo tiempo que saca del banquillo a Arconada, también podría ir en el lote Desacreditator Man, el hombre que 'Ar más' puro estilo siciliano reparte credenciales de tinerfeñismo y decide qué medios pueden o no informar in situ sobre el glorioso Pierderife.

Lo de Vallecas, como lo de hace una semana ante el Salamanca, lo de Elche o lo del arranque liguero en Montilivi, refleja síntomas más que preocupantes de que el míster blanquiazul está más solo que la una. Nunca hasta la fecha el mandatario del Pierderife se había metido a remedar al malogrado Jesús Gil y Gil. Por supuesto, sin la furia del soriano, pero lo cierto es que en dos semanas ha hablado más sobre la parcela técnica que desde 2006, cuando llegó a la presidencia del club de la mano de Paulino Rivero.

Para mí que, salvo sorpresa, a Arconada le van a dar el finiquito hoy mismo o más tardar a comienzos de esta semana. El proyecto del ascenso se tambalea peligrosamente y el problema no es el entrenador. El ex del Numancia sabe de que va el invento, lo que sucede es que, tal y como señalaba el sinpar Gonzalo Castañeda en Código de Barras (Mírame TV) el míster no tiene el apoyo de nadie de la directiva y sólo le respalda Santiago Llorente, un director deportivo con un prestigio innegable, pero que, y esto lo añado yo, también es el campeón del escaqueo cuando las cosas marchan mal.

El mal rollo que se ha instalado en el equipo debe ser extirpado inmediatamente. La plantilla no es, ni mucho menos, mala, sino todo lo contrario. Hay equipo para acometer la empresa del retorno a Primera, pero me da que alguien en el Pierderife ha perdido el oremus y cuando el máximo responsable de la entidad sale a opinar sobre errores defensivos, en los ajustes, etcétera, etcétera, al final a quien se pone en la picota es al entrenador al que, dicho sea de paso, su antecesor, José Luis Oltra, tuvo de nula delicadeza de juzgar en este comienzo de competición.

Ya estaría bueno que después del pésimo comportamiento de Miguel Decepción con el artífice del último ascenso ahora fuese el revulsivo. Para ese viaje no se hubiesen precisado tantas alforjas. Ya sería demasiado descrédito, pero tampoco nos íbamos a sorprender, sobre todo porque este curso parece el de los fenómenos 'para anormales'.

Informáticos informales

20100913123320-rodriguez-sce.jpg

¿Sirve de algo la aplicación de la Ley Electrónica si luego el servicio que presta es irregular o nulo a todos los efectos? Esto es lo que está sucediendo cada dos por tres en el Archipiélago canario con el servicio telemático que ofrece el Gobierno para realizar determinadas labores, entre ellas la renovación de la demanda de empleo. De nuevo, este fin de semana y lo que va de lunes los usuarios que ha pretendido renovar el documento se han visto imposibilitados por errores en el sistema informático.

No es la primera vez que sucede este problema. A mediados de marzo del presente año ya hubo problemas a lo largo de todo un fin de semana, a pesar de que se decía en la propia web del Gobierno de Canarias que el problema se subsanaría antes del mediodía. Al final, la deficiencia duró casi 24 horas más de lo inicialmente previsto.

Se supone que un servicio que se presta para que el ciudadano no tenga que perder tiempo en el desplazamiento a las oficinas de empleo tiene que funcionar a la perfección, que no se puede tolerar que un fallo informático afecte de tal manera a la Administración y, lo más importante, perjudique a los administrados, que son los que, con el dinero de sus impuestos, sostienen este conglomerado burocrático.

Desconozco si en el Servicio Canario de Empleo o en Gobierno de Canarias han contratado a Pepe Gotera y Otilio para mantener el sistema informático, pero los hechos demuestran que no podemos fiarnos de unos técnicos que o bien no tienen ni pajorera idea o, directamente, no existen, que los arreglos en los servidores se le adjudica a empresas externas que, frecuentemente, incumplen lo acordado en el contrato.

Sirva como anécdota, además relatada por expertos en la materia, que el propio Ejecutivo regional, en sus oposiciones de 2008, vio como tenía que impugnar varias preguntas del apartado informático porque, en algunos casos, estaban mal redactadas o con dos posibles respuestas válidas y, en otros, ya estaban desactualizadas. Si los mismos que plantean esas cuestiones teóricas son los que tienen que acometer los arreglos informáticos, aviados van los ciudadanos.

Deformación nada profesional

20100914161002-nadal-zp.jpg

España vive con dos referentes opuestos, el de la efectividad y fiabilidad de Rafael Nadal y el de la improvisación y chapuzas varias del presidente José Luis Rodríguez ZParo. Sí, mientras el deportista se batía el cobre con Djokovic, el Mr.Bean de turno de la Unión Europea en el primer semestre soltaba por su cavidad bucal un disparate más de su recurrente metodología de la ocurrencia. Ahora, querido amigo, si usted está desempleado, pero está haciendo un curso de formación, sepa usted que está trabajando para el país (en minúsculas, el otro es el otrora diario de cabecera zapateril, hoy más tendente a crearle quebraderos de cabeza).

Evidentemente, no voy a pedir un cambio de papeles entre Nadal y ZP. Lo más probable es que el tenista manacorí sepa poco o nada de la gestión política (a él, además, no le pagan para que haga proselitismo), pero menos aún sabría de darle a la raqueta el inquilino de la Moncloa. Sin apenas estrenar la cancha de baloncesto de La Mareta el presidente se hizo un esguince, capaz de que con el artilugio en la mano se abre la testa o de da en salva sea la parte.

Lo que resulta evidente es que ZP va camino, como Nadal, de conseguir un récord histórico, pero en este caso no deportivo, sino el de mayor número de desempleados en nuestra santa nación. Entre la cocina y demás triquiñuelas contables, el paro ha llegado a estar en algún mes por debajo de los cuatro millones, pero sabemos que esas cifras no se corresponden con la verdad. Es más, no sé si en un alarde de originalidad o que directamente este señor se está cachondeando de los españoles, tuvo que estar en Oslo para soltar eso de que los parados en formación no son desempleados al uso.

Y digo yo, ¿qué es eso de un desempleado al uso? ¿Será algo así como cuando algún que otro artista de la ceja, el Bardem de toda la vida, hizo Los lunes al sol? O sea, si usted tiene la fortuna de encontrar un curso de formación (tercer contenedor, justo al lado del de los residuos de sueldos decentes), váyase dando con un canto en los dientes. No saldrá en la próxima encuesta del desempleo, pero a cambio podrá gozar de las ventajas de saber lo que es formarse. Sí, ya sé que le darán unos cursos que no tendrán posterior aplicación, ¿y lo entretenido que es? Además, no sea bobo. Ahora usted no paga nada, pero ya verá como ZP se pone manos a la obra para hacernos pasar por caja. Tal y como pintan las cosas, no lo duden.

CC criminaliza a Gorrín

20100915112255-juangorrin.jpg

Coalición Canaria prioriza los cálculos electorales sobre las personas. Sólo de esta manera se puede entender la patada en salva sea la parte que se le ha propinado a Juan Gorrín, aún alcalde de Santiago del Teide y ya ex miembro de los nacionalistas. El partido no le retira su confianza porque sí, sino porque teme que las elecciones de 2011 se le pueda recordar que Gorrín era el regidor de la localidad tinerfeña cuando aconteció el suceso de la playa de Los Guíos que se llevó por delante la vida de dos mujeres.

Para los desmemoriados, que en la sede de Galcerán deben ser unos cuantos, hay que recordar que Gorrín aceptó en su momento un reto durísimo, tomar el relevo del malogrado Pancracio Socas, quien falleció repentinamente a puertas de la cita con las urnas en el año 2003. Fue un palo durísimo para Coalición y para todo el municipio sureño. Aun así, el nuevo candidato aceptó el reto y ganó las dos elecciones a las que se presentó. Sin embargo, hay alguien interesado en el seno de CC de hacerle responsable de las muertes de esas dos personas en una playa que, dicho sea de paso, estaba cerrada a los bañistas. Pero ya sabemos que el ser humano es así de complicado y de transgresor de las normas.

No soy habitante de este pintoresco rincón de Tenerife, donde se disfruta visualmente del impresionante acantilado de Los Gigantes, barrera natural con el norte de la isla, pero tengo que decir con meridiana claridad que jamás se le puede imputar a Gorrín un ápice de responsabilidad en este funesto asunto. El Ayuntamiento adoptó todas las medidas que en buena lid se pueden aplicar. Se situaron agentes locales en los primeros días del cierre, había un socorrista que tuvo que advertir a varios bañistas, incluso se habilitaron balizas y otras barreras con los carteles indicativos que desaconsejaban o, directamente, prohibían el baño en la zona. Pues como si nada, queridos amigos.

Pero nada, Coalición da por amortizado a su alcalde, lo echa como agua sucia del partido (ahora dirán que él se marchó por su propia voluntad) y sólo le falta tildarlo de criminal, una práctica muy habitual en nuestra política nacional, sobre todo cuando la progresía achaca a José María Aznar que es el autor intelectual del 11-M, de los muertos del Yak-42 y hasta de la Guerra Civil si me apuran.

Desde estas líneas le deseo toda clase de parabienes al señor Gorrín, al que la Justicia demostrará que nada tuvo que ver en la muerte de esas dos mujeres. Claro que todos sentimos ese desgraciado suceso, sin embargo no podemos echar en el saco del olvido de que su fallecimiento se produjo fruto de su propia imprudencia. Pero en España hemos llegado a unas cotas de paranoia al creernos siempre con derecho a indemnizaciones porque sí, por nuestra pretty face (cara bonita).

Manos Unidas y Sarrautte

20100916110150-sarrautte.jpg

Manos Unidas ha sido galardonada con el Premio Príncipe de Asturias de la Concordia en su lucha por combatir la pobreza del Mundo. La ONG se hace acreedora a un premio que, pese a todo, no paga la maravillosa labor humanitaria que realizan sus miles de voluntarios por cualquier rincón del planeta donde hay muchas bocas que alimentar.

Eso sí, por suerte para esta organización, en el jurado que tenía que fallar el premio no estaba la ínclita Esther Sarrautte. De haber estado ahí, es más que probable que ese reconocimiento no lo hubiesen tenido. Igual, incluso, hasta desalojan a la ONG de su local porque, según esta mediocre política del PNC (fuerza coaligada con CC), no existe en la isla ninguna fundación con las siglas ONG.

Esta concejal, incapaz de hacer su trabajo, cargó la tinta sobre los técnicos del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife. Me acuerdo de ese pleno, en noviembre de 2008, cuando cuestionado por Gullermo Guigou sobre el número de locales del que disponían las ONG en la ciudad, la señora Sarrautte dijo con todo el aplomo que le caracteriza (e incluso descaro) que no había encontrado ningún local gestionado por la asociación ONG, que sí había encontrado inmuebles en los que estaban la Cruz Roja, San Miguel, Cáritas, Manos Unidas, etcétera.

Es por eso que sostengo que la fortuna que ha tenido Manos Unidas de que personajes como esta concejal no tengan atribuciones más allá del Consistorio. De todas maneras, sería conveniente que alguien le explique a este persona lo que es una ONG y a lo que se dedica, principalmente porque hace algunas semanas, en un chat digital en La Opinión, aún mostraba lagunas sobre la misión principal de estas organizaciones no gubernamentales.

ONGs como Manos Unidas tiene de por sí una ardua labor de intentar llegar a los más desfavorecidos, tener que litigiar con regímenes dictatoriales y con la incomprensión de ciertas etnias locales como para que encima, en tu propia casa, tengas que aguantar a una politicastra que cree que ONG es una empresa al uso. Ese Premio Príncipe de Asturias fue toda una bofetada de realidad para quien pasó olímpicamente de realizar su trabajo como debía ser.

El dedo en la llaga

20100917105329-diputadodelcomun.jpg

Manuel Alcaide, Diputado del Común, ha vuelto a poner el dedo en la llaga de la sensibilidad social con su último atisbo de propuesta que, a buen seguro, sólo se quedará en una declaración que no pasará de polémica. Dice este representante parlamentario que igual habría que plantearse que los funcionarios llevaran uniforme para controlar de alguna manera a aquellos que se pegan sus buenos escaqueos con cafelitos a mansalva o con compritas en los comercios. Ni que decir tiene que las palabras han sentado igual de bien que a un Cristo dos pistolas.

Los amiguetes del reduccionismo laboral (que no salarial) ya han salido a la palestra a arremeter contra Alcaide y los socialistas, cómo no, piden que se vaya de una vez por todas, que sólo sabe crear conflictos y que consideran esta medida de los uniformes tiene hasta tintes franquistas. Alguno ha dicho, incluso, que ha confundido la realidad con la serie de Cuéntame y las peripecias ujieriles de Antonio Alcántara.

Pero, miren ustedes, en el fondo del asunto no veo tan disparatado un cierto control a ese pequeño porcentaje de servidores públicos que aprovechan la más mínima ocasión para evadirse de sus obligaciones.

Es cierto que, quizá, lo del uniforme no sea ahora lo más adecuado, sobre todo porque no podemos estar gastándonos dinero en cuestiones banales, pero si es verdad que debemos establecer mecanismos de control para saber exactamente por qué la señorita o el señor de la mesa de tramitación de nuestro expediente lleva una hora fuera sin razón aparente y con una cola detrás nuestra digna de Doña Manolita en las previas del sorteo de la Lotería de Navidad.

Hace ya algún tiempo, en el Cabildo de Tenerife, se habilitaron unas máquinas dactilares para controlar las entradas y salidas de los funcionarios. Con la ley antitabaco en vigor, las excusas de los fumadores eran enormes para salir cada equis tiempo del edificio insular y echarse la caladita.

Una vez se puso en funcionamiento la maquinita de marras, unos optaron por burlar la ley yéndose a fumar al sótano, contraviniendo, por supuesto, los preceptos legales. Otro, directamente, reventaron el bicho de una soberana patada. "¿Quién se cree que es el Cabildo para controlarnos?" espetó algún que otro representante sindical.

Por eso, las afirmaciones o los deseos de Manuel Alcaide son compartidos por la gran mayoría de los ciudadanos. Lo que pasa es que meterse con la masa funcionarial no es políticamente correcto. Al PSOE canario le traen al pairo estas manifestaciones, pero ha visto un jugoso caladero de votos y no dudará en ganarse el favor de estos.

Sin embargo, no nos equivoquemos. Aquí lo que se trata es de que cualquier trabajador, ya sea público o privado, cumpla con las tareas encomendadas. El escaqueo en el sector no funcionarial suele pagarse caro, incluso con el despido fulminante. Los privilegios del funcionario son tener un trabajo fijo, un sueldo asegurado (aunque con ZP un 5% menos) y una estabilidad que para sí la quisieran 4,6 millones de españoles. A partir de ahí, está obligado a pencar sus 7-8 horas de lunes a viernes como un campeón. Con o sin uniforme.

Los 'principios' de Odalys

20100918130814-eltrio.jpg

Dicen que antes que pilla a un mentiroso que a un cojo. En el caso de la señora Odalys Padrón, que rima con follón, se dan ambas circunstancias. No sólo mintió hace medio año en la misma cara de Gonzalo Castañeda, director y periodista de Pulso Radio, sino que además puso en tela de juicio la deontología de otros medios informativos (pocos) que se hicieron eco de la noticia. Esta política se atrevió a darle un toque de atención y a intentar desacresditar al informador que en febrero de este año adelantó que Odalys 'follón' Padrón estaba en avanzadísimas conversaciones con el PSOE de Santa Cruz de Tenerife para pasarse a sus filas.

Los hechos son tozudos y, como diría el genial José María García, el tiempo es ese juez único, inexorable e insobornable que da y quita razones. El señor Castañeda ha vuelto a demostrar que tiene una industria de la razón ilimitada, mientras que la señora Padrón (que rima con follón) acredita que es experta en manejarse en escenarios de trolas, medias verdades y mentiras sujetas a un corto espacio de tiempo.

Ahora se nos presenta doña Odalys como el paradigma de la progresía chicharrera, la adalid que luchará contra las injusticias sociales. Todo lo que usted quiera, pero bajo esa capa de barniz comunistoide enrojecido sólo se descubre una peligrosa ambición de poder, de querer estar en el machito una y otra vez. La ideología que cuenta para usted es la del AMDG, A Más Dinero Ganar. Mientras le paguen por sus servicios, perfecto, cumplirá fielmente la misión por encima de cualquier ética política.

Y es que no deja de resultar gracioso y hasta oportunista que ahora la señora Padrón (insisto, que rima con follón) se nos revele como una socialista izquierdista de tomo y lomo. No sé si el efecto de haber estado casi ocho años bajo de égida de las dos ges, Guimerá y Guigou, habrá tenido algún efecto para curarse su ceguera y abrazar abiertamente el socialismo de José Manuel Corrales. Vamos, hasta lo que yo conozco, sus dos compañeros del PNC y luego de Ciudadanos de Santa Cruz tienen lo mismo de progresistas que el Rey de republicano.

Quizá, señora Odalys, lo único que usted ha sacado en común con sus ex compañeros de andanzas municipales es el amor al dinero. No hay que olvidar que esos mismos que se chotearon del lema del Yo cumplo, de Miguel Zerolo, presentando un Pinocho en su cartel electoral, son los que dos años después brindaron (alguno, en concreto, de forma literal y habitual) un apoyo al gobierno de concentración pergeñado por el propio alcalde (a cambio de un puestito, claro).

Morir de prepotencia

20100919142348-nino.jpg

Cádiz, Murcia, Alavés, Málaga, Burgos, Córdoba, Oviedo, Castellón, Granada, Rayo Vallecano, Racing de Santander o UD Las Palmas son formaciones con una gran historia tras de sí, incluso muchas de ellas con apariciones en competición europea, y que en algún momento han caído en el pozo de la Segunda División B o han tenido que pasar por el tormentoso proceso de la desaparición o de la refundación para poder subsistir. Su grandeza, en algún momento, les cegó a la hora de ver la crisis que se cernía encima de ellas y el palo de un descenso al pozo del fútbol español fue inexorable.

Tenemos muy frescos los precedentes de Castellón y Murcia, dos equipos hechos el año pasado para lograr, respectivamente, una cómoda permanencia y luchar por el ascenso. Sin embargo, especialmente en el caso de los pimentoneros, comenzaron a perder partidos como si no costara y cuando quisieron darse cuenta de la situación ya habían cedido mucho terreno. De hecho, los de La Plana bajaron con alguna que otra jornada de anticipación y los murcianos se vieron inmersos en la peor pesadilla, bajar en el minuto 95', merced a un penalti en contra ante el Gerona.

Tenerife vive en estas tres semanas de competición oficial un deja vú con respecto al Murcia. El cuadro blanquiazul, confeccionado para el retorno a Primera División, ya ha regalado 12 puntos, los que había en disputa y no sólo es que la empresa del ascenso se aleje, sino que voces autorizadas como Nino afirman taxatívamente que no se puede hablar de estar en la pugna por regresar a la élite si el equipo aún ha sido incapaz de lograr un solo punto. Más claro, el agua.

Por estos lares, lamentablemente, hay quien se cree que está ejerciendo sus funciones en un Real Madrid o en un Barcelona. Miguel Decepción, insistimos, está ausente del día a día del club. Habla a destiempo del entrenador, Gonzalo Arconada, tras el primer partido de Liga y ya le puso el sello de Saimaza a su cese, confirmado tras el varapalo frente al Celta. Este dirigente no se entera ni por activa ni por pasiva que su director de comunicación, Javier Armas Padilla, sigue ninguneando a determinados medios de comunicación. Tampoco parece escuchar la voz de la afición, incluso con claras insinuaciones de que se marche ya.

Ahora mismo, guste o no, debemos mirarnos en el espejo del Murcia. Ver qué sucedió allí hace un año para que, con un plantel de relumbrón, se acabase descendiendo a Segunda B. Muchos no contemplan esa opción, pero el Tenerife ya estuvo inmerso a mediados de los ochenta en esa categoría y ahora el retorno es mucho más complejo que hace tres décadas.

Es claro y meridiano que el apoyo a Arconada se agotó y todo lo que sea poner un relevo en el banquillo urge y de qué manera. No toda la culpa es del preparador, pero ya se sabe que es más sencillo degollar a uno que no a once. Y, por supuesto, nadie pone en tela de juicio que aún no podamos ascender, pero seamos prácticos y vayamos al partido a partido. O, por ejemplo, acuérdense del todopoderoso Atlético de Madrid en su primer año del descenso. Se iba a comer el mundo y en las tres primeras jornadas sumó un cero como una casa

Silencios con Bertrán

20100920113500-bertran.jpg

Marc Bertrán, valeroso jugador del CD Tenerife, debe estar que echa las muelas del cabreo interno tan grande que debe tener. Hoy nos hemos desayunado con las cuatro portadas de los periódicos deportivos donde se llevan las manos a la cabeza por el entradón a Messi que, a fin de cuentas, sólo le tendrá dos semanas en el dique seco. Al lateral blanquiazul, la espantosa entrada de Drenthe le valió cuatro meses sin jugar y encima el holandés de fue de rositas. ¿Qué dijeron entonces los cuatro grandes rotativos en sus portadas? Nada, pequeñas acotaciones, pero alejadas de grandes dispendios tipográficos, faltaría plus.

Y miren, no digo que la entrada de Ujfalusi sobre Messi sea de juzgado de guardia, pero volvemos al tramposo debate sobre la protección a unos jugadores y la falta de seguridad del 90%. Las estrellas de cualquier Liga lo son en función de su juego, de sus habilidades, pero eso no es puede dar bula papal para que cada entrada que se les realice lleve aparejada una sanción desmedida y, en cambio, si te llamas Marc Bertrán, entonces te fastidias y si te quedas cuatro meses sin jugar, no pasa nada.

Por eso, me parece tramposo e interesado el debate que vuelve a reabrir la prensa deportiva y los dos grandes clubes, Real Madrid y Barcelona. La protección arbitral debe ser para todos los jugadores y las consecuencias que deba apoquinar el que va a buscar el perjuicio del rival también deben aplicarse uniformemente, sin mirar DNI o equipo de procedencia. Hoy todos se llevan las manos a la cabeza por la última entrada, más propia de un criminal de presidio. Pero miren, señores de Marca, AS, Mundo Deportivo y Sport. Esto es el pan nuestro de cada día, no sólo cuando le toca al Cristiano Ronaldo o al Messi de turno.

El checo del Atlético de Madrid tendrá, como mínimo, un partido de sanción por dejar 15 días sin jugar a la estrella argentina del Barcelona (aunque merced al ruido mediático que están montando desde tierras catalanas, con la connivencia de la canallesca madrileña podemos intuir que le puede caer alguno más de propina). En cambio, Drenthe sólo tuvo una amarilla por los cuatro meses que se quedó sin poder saltar a los terrenos de juego Bertrán. Ambos casos son censurables, pero eso de la igualdad entre personas, en el ámbito de nuestro fútbol, queda relegado a la parte final del intestino.

Avitaminosis comercial

20100921130320-callecastillo.jpg

Nos han engañado o, por lo menos, han intentado estafar con sus argumentos de medio pelo a los ciudadanos santacruceros. Las organizaciones de los pequeños y medianos comerciantes siempre han defendido la cerrazón a cal y canto de los establecimientos durante los festivos, incluso luchando por un horario partido. Han querido imponer responsables como Luis de Miguel, de Fedeco, el menú comunista de café para todos, que el grande no pudiera jeringarle económicamente el descanso al pequeño y así ha sido hasta la fecha.

Nos han vendido estos personajes que los habitantes de Santa Cruz de Tenerife no teníamos ganas de perder un fin de semana en centros comerciales, que aquí, a pesar de la directiva Bolkstein, se seguiría chapando todo (aunque con cierta manga ancha para los pequeños locales). El concepto liberal que aplican otras naciones como Estados Unidos, con recintos abiertos las 24 horas del día, sería incomprensible para señores como De Miguel, con unas miras más estrechas que la carretera de El Bailadero a Chamorga.

Es cierto, aquí nunca se han planteado un abierto hasta el amanecer y hasta el infinito, pero sí una mayor flexibilidad con aquellas personas que no disponen del tiempo necesario durante la semana. Los estudios lo demuestran. Permita usted la apertura de todos los locales comerciales de la ciudad y ya verá que el llenazo está asegurado. Madrid ya lleva un tiempo con esta medida en su núcleo histórico y nadie renuncia a la tentación de darse un garbeo. Bares y cafeterías están encantados de ese ir y venir de gente que, al final, acaba entrando a consumir.

Aquí, sin embargo, van con el argumento falso y mentiroso de que una medida así obligaría a los pequeños comercios, a esos establecimientos regentados por la propia familia, a no tener un solo día de descanso. Eso no es así. A nadie se le obliga a aperturar su negocio, lo que pasa es que quieren descansar y que la competencia, el Corte Inglés, el Saturn o el Carrefour de turno no hagan caja y eso es retrotraernos a tiempos inmemoriales.

La capital de la isla no puede dar la espalda de esta manera a su gente, pero tampoco a los turistas. Aquí han llegado 15.000 cruceristas un domingo y han visto con espanto como Santa Cruz de Tenerife era una especie de cementerio. Nada abierto. Eso sí, a 35 kilómetros, en el Puerto de la Cruz, los comerciantes de esa zona poniéndose las botas.

Por eso, medidas como la puesta en marcha por el consistorio, el Santa Cruz Sal2, celebrada el pasado sábado, no deja de ser una medida que tiene el mismo poder nutritivo de una papilla. La avitaminosis del comercio chicharrero es de tal envergadura que hacen faltan más iniciativas de este calado y, dicho sea de paso, que se aplique la ley Bolkstein en toda su amplitud. Se beneficiarían grandes y pequeños.

Hoy, no sólo se quiere evitar que el grande presente una facturación de lujo los domingos, sino que encima, en esa lucha empecinada por ponerle trabas al grande, los pequeños están cayendo como chinches y se cuentan a docenas los comercios que cada mes han cerrado en la capital.

Culebrones blanquiazules

20100922095415-tono.jpg

El CD Pierderife prosigue su escalada en pos de hacerse hueco entre las producciones cinematográficas que aspiran a los premios Oscar a la comedia de surrealismo hilarante, mezclado con gotas de drama. El capítulo de la destitución de Arconada ha dejado entrever una especie del malrrollismo entre el ya ex míster blanquiazul y Toño Hernández, al que intentaron dejar sin funciones en el equipo y al final se abrió paso a codazos para estar ahí, en la cocina del Heliodoro y del Mundialito. Ahora le acusan de ser el instigador, el chivato, el culichichi y el correveidile. Tarde, mal e inoportuno el amigo Arco...nada a la hora de denunciar estos hecho.

El preparador vasco nunca tuvo que dejar (siempre manteniendo la tesis de que esto fuera cierto) que nadie que no fuese de su plena confianza estuviese en la zona de decisión, de la planificación deportiva. Soltar ahora por esa bocaza que Toño era el filtrador de las cosas del vestuario a la prensa no sólo es que sea inoportuno, sino que además demuestra una falta de personalidad del señor Arconada. El típico tópico indica que la ropa sucia se lava dentro de casa, pero el donostiarra ha querido sacar los trapos nada limpios a relucir delante de toda la afición blanquiazul.

Dudo mucho de que el técnico de Euskadi fuese capaz de decirle ni media a Toño Hernández. No me lo creo. Si yo voy a una empresa con plenos poderes, en este caso el de ser entrenador del representativo, no voy a permitir que me impongan a zutano o a mengano y menos aún que, si al final me lo tengo que comer con papas, el susodicho esté todo el día móvil en mano contando a la prensa las interioridades del vestuario.

De todas maneras, mantengo también desde estas líneas que al presidente de la entidad, Miguel Concepción Cáceres, el juguete se le ha ido de las manos hace mucho tiempo. Ha querido jugar a ser director deportivo, saltándose y puenteando a Santiago Llorente. No sólo ya es el tema de Oltra, sino que a Arconada le hizo marcaje desde la primera jornada de Liga. Ahí, quieran o no quieran verlo, ya le puso el sello Saimaza de la destitución, agravada con las derrotas de Elche, en Copa, y Salamanca, en la segunda fecha liguera.

Dicen los mentideros que el siguiente inquilino del banquillo es Juan Ramón López Muñiz. A vuela pluma, hay que recordar que este técnico logró el ascenso con el Málaga en la última jornada de la campaña 2008/2009, en un partido ante el CD Tenerife. Es curioso, pero este entrenador estuvo en el punto de mira de las sospechas tras las acusaciones de Jesuli, ex del Tenerife, que aseguró que hubo pagos de cuadro malacitano para que los tinerfeños no se esforzaran en demasía. Podría ser una buena pregunta para el señor Muñiz y así ya esclarecer toda sombra de duda.

Turismo socialista

20100923113253-canarias.jpg

Hay hechos en esta vida que, por mucho que se quiera adornar con la panoplia lingüística, no tienen vuelta de hoja. Dice el senador socialista por la isla de Tenerife Aurelio Abreu que los socialistas han hecho por el turismo más que nadie en toda la historia de la democracia. Y, digo yo, ¿por qué turismo? ¿Por el de Turquía, Egipto, Túnez, Marruecos o la República Dominicana? Desde luego, por el de España y más en concreto el de Canarias, nones.

Puede hablar y no parar desde su atril, señor Abreu, pero los datos son incontestables. A principios del nuevo siglo, entre el año 2000-2003, aquí nos visitaban de media 12 millones de personas y ahora cuesta Dios y ayuda llegar a esas cantidades. El trabajo que con denuedo está llevando el departamento autonómico de Turismo (aunque en franca controversia siempre con los patronatos insulares) no se ve apoyado por el Gobierno central, que parece estar más contento con el hecho de que sus nacionales veraneen o pasen sus días de asueto fuera de nuestras fronteras. ¿Tal vez para que así no se enteren por unas semanas de los desmanes que aquí se cometen? Puede.

España, en las últimas décadas, era un destino de prestigio, con playas maravillosas, con un floreciente turismo rural y cultural, pero hemos descuidado la gallina de los huevos de oro hasta el punto de que hoy estamos al nivel de la Italia de los años 80, cuando ya empezaba a huir el turista de los encantos transalpinos por los robos (legales y criminales) que tenía que aguantar día tras día. Por ejemplo, la cosmopolita Barcelona está entre las urbes con más sustracciones de carteras y cámaras de todo el planeta.

Por lo que respecta al Archipiélago, hablar de un turismo de calidad y de que usted pretenda colgarse una medalla me parece poco menos que pretencioso. Disponemos de una planta alojativa que raya en la obsolescencia, no hay visos de que la situación pueda revertirse y tenemos noticias semanales de hoteles que cierran sin remisión, el último en Santa Cruz de La Palma, o establecimientos que cuentan sus días para poner el candado mientras los trabajadores permanecen en sus puestos para evitar perder sus derechos adquiridos durante tantos y tantos años.

Fíjese, señor Abreu, si ustedes, los socialistas, hacen poco por el turismo que ahora, por ejemplo, quieren cargarse parte de los porcentajes del descuento establecido para que baleares, canarios, ceutíes y melillenses viajen de un lado a otro del país. Consienten que la compañía de bandera (con el seguidismo hipócrita de las otras) nos jeringue con el cobro de la segunda maleta, que se ponga precio a todo (hasta por estornudar), que se prohiba la rotulación en castellano en Cataluña o, lo más surrealista, que a un ciudadano de Tenerife le sea más barato viajar a Londres que a Madrid o que incluso a la vecina Lanzarote. Esas son las facilidades y las contribuciones turísticas del socialismo.

¡Qué fracasen los tres!

20100924131035-zapatero-y-sindicatos.jpg

Los españoles deberíamos de rebelarnos frente al borreguismo y el seguidismo que nos pretenden imponer. La huelga general del 29 de septiembre no deja de ser una pantomima sindical, una suerte de fuegos de artificio en los que se pretende que nosotros seamos la pólvora a estallar. Los motivos para haber llevado a efecto esta jornada de paro mucho antes son prácticamente innumerables, pero haber esperado a esa convergencia europea para meternos en la harina de este costal pues no convence a nadie.

Desde luego, comparto la opinión generalizada de que no queremos hacerle el juego ni a los sindicatos, pero tampoco al Gobierno de ZParo. Los primeros quieren usarnos para esgrimir ante la opinión pública el exitazo de la huelga, el presidente, en cambio, busca que la jornada fracase para apuntarse el tanto de su reforma laboral, de la congelación de las pensiones y del recorte del sueldo de los funcionarios en un 5%. Ni uno ni otro son santos de mi devoción y no quiero que hagan bandera de mi intención de trabajar o irme a la huelga.

Obvio es que no podemos hacerlo, pero desde el plano teórico me gustaría hacer un llamamiento a la población en general para que se fuesen a la huelga...un día después. Este Ejecutivo se merece una jornada reivindicativa desde hace mucho tiempo y estoy convencido de que si el inquilino de la Moncloa hubiese sido alguien del PP, a estas alturas ya habríamos llevado decenas de algaradas y alguna que otra jornada de paro generalizado.

Y los sindicatos se merecen que el 29 de septiembre les vaya la cosa como esa parte del cuerpo donde la espalda pierde su casto nombre. Nos han estado hurtando la verdad de las cosas. Ellos, Méndez y Toxo, han estado callados mientras cobraban sus cuantiosas subvenciones. Sólo ladraron (pero poquito) cuando se les tocó el sueldo a los servidores públicos y ahora buscan al resto de los españoles para protestar por unas medidas que ZP va a aplicar sí o sí. Aquí no hay hoja de ruta ni calendario de movilizaciones. Habrá que esperar a que Europa vuelve a plantear una jornada general de paros para que nuestros sindivagos se sumen a las mismas.

Ojalá que tras el 29-S España pudiera disfrutar de esas ofertas tan sensacionales que a veces promocionan los hipermercados, una especie de tres por uno, que la marcha de Zapatero se llevase también las de los secretarios generales de los sindivagos UGT y CCOO.

El Callejón del Aquí hay Tomate

20100925163502-callejondeltomate.jpg

El CD Tenerife, más conocido como el CD Pierderife, se ha metido en un lío de mil pares de narices. No es que ya a estas alturas de competición sea una utopía hablar de ascenso, sino que como siga por esos derroteros, igual en diciembre ya tiene el pasaporte para la Segunda Dvisión B. Los blanquiazules han vivido una semana convulsa, llena de acontecimientos extradeportivos como las acusaciones de chivato con las que Arconada se fue rajando de Toño o un Frente Blanquiazul tildando al técnico donostiarra de basura. Todo reconfortante y, cuando alguien se vino a dar cuenta, resulta que había que personarse en Los Rodeos porque tocaba jugar en Chapín. El resultado de toda esta casa de los líos fue un 2-0 y cero de 15 puntos posibles, amén de la eliminación en la Copa del Rey. La crisis del Tenerife no se ha sabido gestionar con diligencia. Rapadura Concepción ha intentado amarrar hasta el último céntimo con el entrenador saliente y eso le llevó a no poder anunciar que se cargaba al mismo hasta el lunes. El surrealismo es de los grandes porque, entre otras razones, se le obligó a Arconada a dirigir el primer entreno de la semana cuando, en realidad, ya era más que carne de cañón (que cantase Fito y los Fitipaldis). Así, es imposible que nadie pueda centrarse, entre ellos los jugadores que, para el caso que le habían hecho al míster, menos aún se lo iban a hacer con la soga en el cuello. Concepción tiene una salida airosa al embrollo en el que anda metido, traer de nuevo a Oltra, pero el palmero es más seco y con menos emociones que el cantante de Taburiente y sigue en sus trece de no recurrir al favorito de la afición. Miedo me dan los nombres de López Muñiz o de Mandía, que no son preparadores con la experiencia suficiente como para aguantar la doble o triple presión que tendrán en la isla. A los listos del Callejón de Aquí hay Tomate seguro que se les ocurre la genialidad de exigirle al nuevo inquilino del banquillo que luche obligatoriamente por las dos primeras plazas de ascenso. Hombre, con un mes íntegro de competición arrojado ala basura y, por ejemplo, recurriendo al ejemplo del Atlético de Madrid, cuando perdió los tres primeros encuentros o apenas fue capaz de hacer 5 de 18 puntos, el hacer tamaños regalos suele perjudicar en exceso a la hora de alcanzar ambiciosas metas. A día de hoy, viendo el panorama, conformémosnos con salir lo antes posible de la zona de descenso y quizá, con un poco de suerte, estar rondando la sexta plaza y poder luchar por el ascenso vía eliminatorias, pero para eso hay que empezar a ganar y el domingo 3 de octubre nos lo jugamos a una carta...frente al Cartagena.

Veleta Inda

20100927004526-01.jpg

Eduardo Inda, el director con el criterio más variable que una veleta, está ofreciendo un espectáculo semanal en Marca con sus reflexiones. La inquina que demostró desde el minuto uno con Manuel Pellegrini, se está convirtiendo en bálsamo y mermelada con José Mourinho. Al chileno no le pasó ni media, ni tiempos de adaptación ni pepinillos en vinagre. Al luso, por contra, le concede todo el crédito y habla en su blog como el gurú del madridismo y pide todo el tiempo del mundo para él. Increíble, pero cierto.

El señor Inda, la verdad sea dicha, lía bastante a sus lectores con los criterios adoptados cada día. El mega Real Madrid del año pasado estaba poco menos que obligado a mear colonia después de cada partido. Se empeñaba el director navarrico en adoctrinarnos sobre la necesidad de que este caballero, Pellegrini, se fuera de la entidad, que su crédito estaba más que acabado (a pesar de que llegó a la última jornada con opciones). Este mismo señor fue capaz de alabar que la final de la Champions la acogiera el Santiago Bernabéu y luego, con los merengues ya eliminados, y con un Barcelona que amenazaba con repetir presencia en la cita, trocó sus opiniones y hablaba de riesgo de desórdenes públicos. ¡Qué juego de cintura lingüístico!

Volviendo al tema de Mourinho, habría que investigar si el señor Inda es su jefe de prensa o su biógrafo de cabecera. A muchos madridistas les habrán podido dar gato por liebre, pero también hay otra parte que no van a caer en la trampa. Saben que Mou es del estilo Capello, entrenador tranquista, de jugar a mantener la puerta a cero y sacar los partidos por un golpe de inspiración. Pero esta falla, como la vida de las pilas, y te hace la puñeta como ante el Levante.

Por supuesto, si al final se logra la triple corona, Liga, Copa y Champions o dos de esos tres entorchados, el debate se cerrará aduciendo que aquí importa el resultado. Esa es la nueva inclinación de Inda, el tanteador, el lograr los fines sin importar los medios. El maquiavelismo más exacerbado que se ha podido conocer.

¿Cuántas editoriales no se hubiesen hecho desde el diario de la Avenida de San Luis si, por ejemplo, el autor de las palabras de Mou: "Los rivales regalan los puntos al Barcelona" hubiese sido Guardiola hablando del Real Madrid. Le hubieran crucificado. Pero Mourinho les hace gracia y hasta le ríen sus devaneos y sus declaraciones contrapuestas en relación a la oferta para entrenar a Portugal. Pero en fin, tampoco vamos a descubrir a Inda, un individuo que fue incapaz de descubrir la trama de corrupción de Ramón Calderón. Tuvo que ir a rebufo de un Tirachinas capaz de sacarle los colores al ex presidente merengue, amén de hacerle dimitir.

Sindicalistas de ayer y de hoy

20100927174931-antonio-gutierrez.jpg

El sindicalismo español de hoy (al menos el que representan UGT y CCOO) nada tiene que ver con las reivindicaciones y la acción de lucha de demostraron en etapas pretéritas los máximos exponentes de estas dos grandes centrales. La estrechez de miras de los Méndez y Toxo choca de pleno y de plano con las actitudes beligerantes, pero siempre dentro de un contexto negociador, de Fidalgo, Gutiérrez, Camacho o Redondo.

No creo que en la época de Nicolás Redondo o Marcelino Camacho se llegase al extremo de aguardar medio año para convocar una huelga general. Es más, los afiliados a esos sindicatos se hubiesen dado de baja masivamente. Llevamos mucho tiempo aguantando las veleidades de un Zapatero que se ha puesto el mundo por montera, que cree que puede hacer y deshacer a su antojo. Ha pensado que tenía de su lado a los sindicatos y a los asociados de la plataforma de la Ceja (los artistas), pero hasta estos, cuando han visto en peligro sus cuantiosas prebendas, piden ahora que el país se paralice.

Hace unos días, en un artículo en el que también abordaba el tema de la huelga, un lector opinaba que mi reflexión rayaba casi en el vómito. Entendía este señor que yo estaba en contra de la movilización del 29 de septiembre. Y sí, estoy en contra tal y como ésta se ha planteado, pero no estoy en contra de que a ZP se le haga llegar un mensaje muy claro por parte de la ciudadanía, de ese grupo de personas que tenemos un criterio propio, que no tenemos ni nos dejamos marcar la agenda por unos sindicatos cobardes y rastreros, que han permitido que el contador del paro haya rozado los cinco millones de personas y ellos, especialmente Méndez, mandándose homenajes gastronómicos. Eso es lo que no es de recibo.

España no es que merezca ya otro presidente, también merece figuras sindicales serias. Fíjense, por ejemplo, en los tiempos de Aznar, donde ya empezaba a despuntar Méndez, como eran las cosas. Sólo se le montó una huelga general, por las dos y media que le hicieron a González. Eran tiempos donde los sindicatos, con un componente claro de izquierdas, demostraron llegar a muchos más acuerdos con un gobierno de derechas.

Zapatero sólo ha planteado sus reuniones con los sindicatos (y con cualquier gato que pasara por su lado) como una política de maquillaje, de imagen. El mismo no negó el otro día que aquí lo importante es la foto. Eso, pura superficialidad, una capa de barniz de buenas intenciones, pero vacua en cuanto a los hechos. Esto es lo que hasta la fecha han tolerado y consentido los señores Méndez y Toxo, que nadie se lleve a engaño. Lo del 29-S es un paripé, una tramoya perfectamente diseñada para distraer, para hacer ruido. Unos y otros se necesitan, aunque tengan que hacer, por el momento un papelón de extras en 'Y si no, nos enfadamos', una hilarante película de Bud Spencer y Terence Hill.

Las soflamas de dos vividores

20100928183337-caraduras.jpg

Estamos a escasas siete horas en Canarias de que comience la huelga general de 24 horas, una medida cobarde y solapada de los coqueros y ugetistas que, amparándose en que el Sena pasa por París, han aprovechado la protesta europea para hacer ver que aquí los sindicatos también reivindican. Pero la verdad es otra bien distinta. Los Méndez y Toxo que pululan por esta tierra nuestra son el ejemplo más vivo de la holgazanería perfectamente organizada.

¿O cómo sino explican ustedes que este par de haraganes sindicales puedan despalillarse, por ejemplo, grandes comilonas en los restaurantes o embarcarse en lujosísimos cruceros allende los mares? ¿Lo hacen con su dinero, con el de los afiliados o con las cuantiosas dádivas procedentes del ámbito gubernamental?

Tengo amigos que hace muchos años, en la España que salía de la catatonia franquista, creían en una lucha de clases, que la acción social podía llegar lejos, que era posible instaurar un sistema más justo, que el reparto de la riqueza no era una utopía. Sin embargo, vieron horrorizados como aquellos que predicaban unos postulados, una vez llegados a las esferas del poder, olvidaron sus principios y abrazaron la ambición y el capitalismo. Por eso, muchos de esos amigos acabaron apartándose de centrales sindicales como UGT y CCOO, porque estaban hasta el gorro de ver como estafaban a sus afiliados.

Y es que nadie le hace ascos a vivir mejor de lo que está, eso es de catón. Pero lo que resulta impresentable es que estos dos señores (y sus asociados) salgan a la escena pública a reclamar compromiso de la ciudadanía, que asuman sus tesis, pero que, al mismo tiempo que lanzan sus proclamas reivindicativas, estén poniéndose morados a dos carrillos en la mejor mesa y en la cubierta de unos lujosísimos restaurantes y cruceros.

Con esa estampa, resulta de todo punto imposible que los ciudadanos se crean las soflamas de estos caballeros que sólo juegan a repartirse los millones de las generosísimas subvenciones que reciben desde las instituciones. Eso sí, a la hora de las responsabilidades, ahuecan el ala y la voz y entonces ahí es donde sólo saben apuntar con el dedo acusador a los españoles, sobre todo si, como parece, dentro de unas horas les saldrá el tiro por la culata.

Crónica de un fracaso anunciado

20100929233718-carotas.jpg

Hago mío el título de mi tocayo y compañero de fatigas periodísticas, Juan Antonio Padrón Sabina, cuando habló de la crónica de una huelga anunciada. La liturgia que se vivió ayer en las ciudades españolas cumplió a rajatabla el guión preestablecido. Los servicios mínimos donde se habían establecido, es decir en la cosa pública, se ejecutaron con plena limpieza, aunque con algún problemilla a primera hora aprovechando la nocturnidad. Pero, en cuanto los primeros rayos de sol crepitaron en el azul cielo, los cuatro piqueteros se marcharon a sus cuarteles de invierno hasta juntarse con las maras a la hora fijada para cantar consigna que no fueran en contra de ZParo.

España, lamentablemente para ellos, para los sindivagos, no se paró, la actividad alcanzó las cotas de un sábado prenavideño, con gente entrando con total normalidad en supermercados, tiendas, supermercados, grandes superficies. Ellos quisieron amedrentar a todo el mundo, pensaron que la gente se iba, por decirlo finamente, a acongojar. Pero nada más lejos de la realidad. Los empresarios optaron en su gran mayoría por aperturar sus negocios, aunque más de uno vio como le habían hecho el ataque preventivo al meterle silicona en el cierre o los clásicos palillos de madera. Los cerrajeros, qué duda cabe, se hicieron de oro, en un claro error de estrategia de los propios piqueteros que, en realidad, deberían de haber impedido que estos saliesen en multitud a arreglar los problemas del resto de comerciantes.

Por supuesto, ninguno de los miembros de UGT o CCOO, o sea, los señores Méndez y Toxo, piensan dimitir tras el escandaloso ridículo. Haciendo una media entre la bajísima cifra ofrecida por la factoría socialista de Corbacho y la de los sindicatos, que tampoco era espectacularmente elevada, a mí me sale que, a lo sumo, el seguimiento de la huelga estuvo cifrado en un 35%-40%, un desastre a todas luces para los coaccionadores de los abuelitos y de los niños. Los que soñaban con dejar a España sumida en el caos, en la incertidumbre tienen que ver como sus bravatas han ido desde bajarse el trasero delante de una cámara de Intereconomía o agredir a un Policía Nacional en la empresa CASA.

Los afiliados a esas dos centrales, al menos los que tengan un poco de dignidad, este jueves 30 de septiembre deberían de colapsar el departamento de tramitación de bajas por la vergüenza que tuvieron que pasar ante un escaso seguimiento de la huelga. A muchos se les han tenido que caer los pelos del sombrajo cuando han visto y comprobado que las preocupaciones de sus líderes son las de comer a mesa y mantel a todo lujo o tostarse en un crucero maravilloso. Cuando se ven esas escenas, ¿creen que se puede convencer al resto de los españoles para que pierdan 60, 80 ó 120 euros de salario? Seguro que ellos no han perdido ni medio céntimo, pero sí el escaso crédito que tenían ante la ciudadanía.

Amojamado en su sillón

20100930133654-zerolo-amojomado.jpg

Miguel Zerolo es un fenómeno, una suerte de político pizpireta capaz de decir hoy una cosa, mañana la contraria y pasado mantener y defender con la misma vehemencia ambas posturas. El primer edil de Santa Cruz de Tenerife juega magníficamente al despiste, es un as de la ceremonia de la confusión y no le gusta un ápice que nadie le diga lo que tiene que hacer. Sabe perfectamente que en 2006, cuando estallaron casi al unísono los casos de Las Teresitas y Fórum Filatélico, se puso en sus reales sitios para desautorizar al mismísimo Paulino Rivero. El entonces candidato a presidente del Gobierno salió al paso de las informaciones que dejaban en mal lugar a Zerolo para decir que ya no iba presentarse a la reelección al Palacio de los Dragos. Craso error.

Y es que el alcalde coalicionero se siente autorizado o con los arrestos suficientes para volver a repetir candidatura si a él le apetece o le sale de los mismísimos. Tras 16 años ocupando la poltrona, amojamado en su sillón, ya no atiende a razones. Es curioso escucharle cuando afirma que él está a las órdenes del partido y, al mismo tiempo, hablar de que él no está cansado ni ha pensado firmar un plan de jubilación anticipado.

Está claro que si finalmente Zerolo salta por los aires (municipalmente, claro está), el Consistorio chicharrero sufrirá una renovación considerable en cuanto a las caras que ocupen las respectivas áreas de Gobierno, mande quien mande. Ya es hora de que gente como Toni Bello, Hilario Rodríguez, Norberto Plasencia y comparsas se vayan a sus casas. Ya son muchos años a la sombra de la concejalía de turno, de creer que esa es su empresa particular. Ya va siendo hora de que en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife entre una ráfaga de aire fresco, de que la ciudad empiece a notar una mayor actividad durante toda una legislatura, no sólo cuando queda medio año para las elecciones.

Zerolo ha envejecido, más mal que bien, en su atalaya, ha visto la vida pasar desde ese balcón municipal, pero la ciudad ha sufrido pocas transformaciones en relación la otra capital de Canarias. Alguien podrá rebatirme que ahí tenemos una esplendorosa avenida Tres de Mayo o Cabo Llanos o un plan de barrios muy efectivo (al menos de cara a esa primera capa de maquillaje). Sí, pero son unos cambios ínfimos para 16 años de mandato y más teniendo en cuenta que algo tan esencial como la remodelación de la playa de Las Teresitas, el proyecto culmen de la legislatura 2003-2007 se encuentra esperando el sueño de los justos en los tribunales de Justicia, esperando a que un ímprobo funcionario o un juez no contaminado por la esencias hipnotizadoras del zerolismo se atreva a poner negro sobre blanco sobre uno de los hipotéticos pelotazos urbanísticos más demenciales de la historia de esta urbe más pueblerina que metropolitana.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris