Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Mayo de 2011.

Feliz día de mam...oneo

20110501013410-toxo-mendez.jpg

Primero de mayo. Día de mam…onear, concretamente del mamoneo que se traen las principales centrales sindicales, UGT y CCOO, a cuenta de las sustanciosas subvenciones que, graciosamente, les sigue concediendo el sinpar ZP, es político tan demócrata que cuando ve en un mitin que siete ciudadanos, con más razones que un santo (4.910.200, concretamente), le echan en cara su lema del pleno empleo (ese mensaje debía ir por el clan Chaves, que están todos bien colocados), coge el servicio de seguridad y los pone en la mismita calle, en compañía de otro grupo molesto para el presidente, los prosaharauis.

Yendo al cogollo del asunto, el día del mam…oneo es celebrado hoy por los sindicatos de la manera más larvada posible. A sabiendas de su más que asegurado fracaso, han optado por huir de Madrid. No pisan la capital de España porque tienen la seguridad de que no va a ir ni el de la pancarta. La ciudad es hoy un desierto porque, no lo olvidemos, mañana es también festivo en toda la región, Día de la Comunidad y me da la sensación de que tragaldabas Méndez y crucerito Toxo no deben andar haciendo vida por la gran urbe gallardonesca. Tal vez por eso, el acto central se ha desplazado a Valencia, aunque me da que también les va a salir el tiro por la culata.

Y es que UGT y CCOO están recogiendo lo que han sembrado. Productivamente, han optado por hacer el ‘cigarra’ durante todos estos años, sacándole manteca a Zapatero y al Gobierno entero. No han movido un solo dedo por los trabajadores y ahora, después de llegar a los 5 millones de desempleados, ¿creen que alguien con un mínimo de sentido común puede hacer seguidismo de estos jetaduras? Claro que no.

Méndez y Toxo han conseguido la desmovilización de las masas. Los miembros de base se están desafiliando a marchas forzadas de estas dos plataformas. En el día de ma…mar, los líderes ugetistas (más bien ujetistas) y comisioneros (más bien comisionistas) sólo tienen miras para su cuenta corriente. Cuando el Ejecutivo metió ligeramente la tijera en la mandanga sindicalista, entonces salieron el Oso Yogui y su inseparable Bubu a montarle un paripé en el día de San Miguel y San Rafael, el 29 de septiembre, al inquilino de la Moncloa. Sin embargo, el happening fue tan burdo que nadie se molestó en disimular. Estaban más conchabados que los trileros de la calle Castillo.

Lo que está claro que hoy, en el día de la madre (Felicidades mamá y a todas las madres del mundo mundial), Méndez y Toxo seguro que le han hecho un regalo a sus respectivas mamás (si es que aún viven) y a sus esposas, pero no quizá por ese amor de hijos y maridos, sino porque de madres saben mucho, sobre todo a la hora de mamar…subvenciones y ayudas diversas. Unos mamones, en definitiva.

Beato Juan Pablo II, todo un ejemplo

20110501172358-beatificacion.jpg

¿Por qué le ha indignado tanto a la progresía española la beatificación del Papa Juan Pablo II? ¿Tal vez le molestó observar que decenas de miles, cientos de miles y más de un millón de personas abarrotaron la Plaza de San Pedro y aledaños para asistir a la ceremonia religiosa oficiada por Benedicto XVI? ¿Quizá ven estos pijos-progres que no hay manera de conseguir desafecciones de fe católica en España? Lo cierto es que cada vez son más y más los ciudadanos los que se apuntan sin condiciones previas a un movimiento religioso que no exige la fidelidad o el fanatismo de otras creencias, confesiones que, por otra parte, reclaman suicidios masivos en nombre de un pirado llamado Mahoma y todos sus acólitos.

No voy a ocultar que todas las religiones tienen lo suyo y, en el caso del cristianismo y del catolicismo ahí están las denuncias, las demostraciones de curas que, aprovechándose de la sotana y del alzacuellos, han jugado a la pederastia o intentar abusar de mujeres en edad de merecer, aprovechando en determinados casos la falta de tamiz cultural de estas personas o de la creencia radicada en muchos núcleos de que arremeter contra cualquier pastor de la Iglesia era poco menos que una blasfemia, amén de que poner en tela de juicio el comportamiento de un simple seminarista era algo que se escapaba a determinados cerebros más estrechos que un racimo de uvas recién prensado.

Sin embargo, como en todos los órdenes de la vida, hay que saber distinguir el grano de la paja, observar todo con perspectiva, elevarse a la atalaya donde las figuras se pueden distinguir y sólo desde ahí podremos afirmar sin riesgo a equivocarnos que la Iglesia, en términos generales, ha efectuado y desarrolla una labor digna de encomio. Nadie te pide un certificado de fe, nadie te pone un pero a la hora de ir a comulgar, aunque lleves años sin hacerlo. Incluso, por ejemplo, la Santa Sede se muestra indulgente con vivales como José Bono, capaz de confesar a golpe de rosquillas y cuscurros de pan en la pseudoiglesia progresista.

La figura de Juan Pablo II ha sido la viva imagen de una Iglesia volcada en romper las diferencias que separaban no hace muchos años a varios millones de europeos. Lo que jamás conseguirían fanáticos del Corán, la misión eclesiástica ha logrado verdaderos milagros. Desde luego, entre unos religiosos que abogan por el amor fraterno, la reconciliación, el eterno perdón de los pecados y la limpieza de alma y corazón y aquellos turbados con turbante y chilaba que son capaces de provocar la matanza de miles de personas con tal de ‘convertirnos’ a su religión, no tengo duda de que me quedo con la primera opción, aun reconociendo que no soy un asiduo a las misas. Iglesia somos todos, vayamos o no. Con nuestras acciones demostramos del lado que queremos estar y yo, desde luego, me apunto al club de Juan Pablo II, Benedicto XVI y quien le suceda, aunque no estaría de más que ciertas riquezas estuviesen mejor distribuidas.

02/05/2011 23:40 Juan Antonio Alonso Velarde Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.


Uno menos

20110502160120-binladen.jpg

Uno menos. El Mundo (así, en mayúsculas) es hoy un lugar un poco más tranquilo, más limpio, menos mezquino, aunque por supuesto aún quedan sátrapas pululando a sus anchas, auténticos personajes que, revestidos de un barniz supuestamente democrático, masacran a su pueblo de manera más o menos larvada y consentida por una comunidad internacional que, lamentablemente, tiene una doble y hasta una triple vara de medir a la hora de dictaminar quién es amigo, quién es enemigo o quién no está en ninguna de esas dos categorías.

El asesinato de Osama Bin Laden nos deja algo más reconfortados. Es evidente que partiendo del innegable aserto que no se puede desear la muerte de nadie, entre otras cosas para quienes profesamos la fe cristiana, lo cierto es que a veces hay que bajar al terreno de la medicina y, como diría cualquier cirujano (se me ocurre por ejemplo el caso de Antonio Alarcó), extirpar un órgano secundario para salvar el resto del cuerpo. En este caso, el líder de los talibanes era esa pieza funesta, ese cáncer que estaba jeringando nuestra paz y, aunque hubiese sido deseable un juicio sumarísimo, tampoco voy a ser de los que se unan a esa hipocresía progre de llorar por Bin Laden. Uno menos, al igual que pasó con Pinochet o con Sadam Husseín.

Ahora, desde luego, me gustaría que empezasen a caer en cadena auténticos dictadores que siguen aupados en la poltrona y que cuentan en cierta medida con la connivencia del resto de estados para machacar día tras día a sus ciudadanos. Se me ocurren varios ejemplos. Cerquita de España tenemos a un impresentable que responde al nombre de Mohamed VI, un déspota, un auténtico pisoteador de los derechos humanos. Sin embargo, nuestro Gobierno, el de Zetaparo, juega a las relaciones de amistad con el sátrapa de la chilaba.

Claro, que no siempre es la izquierda la que tontea con estos regímenes totalitarios. Ahí tenemos al alcalde de Madrid, tele-prisa Alberto Ruiz Gallardón, del PP, capaz de hacerle un homenaje a la máxima autoridad de Qatar, un tipejo que, por ejemplo, es capaz de pasar a cuchillo a todo aquel que se declare homosexual. Un liberticida al que el edil de la capital pasea sin mayor sonrojo a los ojos de una sociedad estupefacta.

Y hay muchos más casos. China, con Hu Jintao, un país con el que medio mundo y parte del otro hace negocios. Les concedemos la organización de Juegos Olímpicos, pero miramos a otro lado cuando se encarcelan por millares a los defensores de la libertad. Cuba, el paraíso de los tiranosauros Castro, es otra perla de nuestra ‘gran diplomacia’ española. Desatinos Moratinos y Pocoyó Trinidad Jiménez insisten en ningunear a los disidentes. Los tratos sólo con los hermanos del puro y de los discursos plúmbeos…aunque el pueblo siga muriéndose de hambre.

Y así podríamos seguir con la Venezuela de Chavez, el Irán de Ahmadineyad o un ingente número de países africanos que sufren constantemente severas tiranías, cambios de poder donde se pasan de un canibalismo a otro, revueltas perfectamente consentidas por la comunidad internacional que, mientras tenga asegurados sus procelosos negocietes en esos lares, les importa un comino la identidad del carcelero de turno. Lo que les tiene sólo pendientes es el cobro del porcentaje. Lo demás es accesorio.

No obstante, y después de todo este rollo, me alegro enormemente que los de siempre, es decir los norteamericanos, nos hayan extirpado un cáncer llamado Bin Laden. Le pena es que el resto de parásitos siguen campando a sus anchas por el atlas mundial y, lamentablemente, con el consentimiento del mismo equipo médico que ha reducido a cenizas al líder de los talibanes.

Los Y si...

20110504011117-villa-pedro-560x280.jpg

Esta noche he tenido la oportunidad durante y después del partido de vuelta de la Liga de Campeones entre el Barcelona y el Real Madrid de escuchar la misma letanía, pero con diferentes versiones. Es como ese pliego de descargo que encuentras en muchas administraciones públicas, que siempre empiezan con el mismo formulismo, pero luego ya se deja a la creatividad del reclamante el resto del folio.

En concreto, los merengues han recurrido al formato 02/11, el llamado modelo Y si… para tapar en gran medida todas sus carencias, pero, evidentemente, no sólo los madridistas tiran de ese estilo. Quienes hemos visto el encuentro desde un punto desapasionado, también tenemos unos cuantos Y si… que oponer a las quejas de los blancos.

Las protestas de los chicos de Mourinho se han basado en:

Y si no nos hubieran expulsado a Pepe y sancionado a Sergio Ramos, hoy no nos habrían colado un gol. Y si no nos hubieran anulado el gol de Higuaín, hoy estaríamos en la final de Wembley. Y si no nos hubiesen arbitrado tales colegiados, hoy estaríamos igualmente en la final de Wembley. Y si no hubiese estado Messi, hoy el Barcelona estaría eliminado.

El problema es cuando empiezas a ver todo en su conjunto:

Y si Mourinho no hubiese planteado cicateramente el partido de ida en el Santiago Bernabéu, el Real Madrid igual hubiese tenido más opciones en la eliminatoria. Y si el técnico luso no fuese tan amarrategui, igual Benzema hubiese tenido minutos y hasta algún gol para inclinar la balanza a favor de los blancos. Y si los defensas Pepe y Sergio Ramos tuviesen más cabeza, igual hubiesen estado en el Camp Nou. Y si Mourinho se hubiese estado calladito, tal vez no habría habido que sospechar ahora de cierta tendenciosidad de la UEFA a la hora de medir los arbitrajes a unos y otros con el mismo rasero.

En definitiva, después de 180 minutos, el Barcelona es el justo finalista porque propuso más durante más de la mitad de la eliminatoria y los blancos sólo se pusieron las pilas al final, cuando ya estaban cayendo por el abismo. No lo voy a negar. El gol que le anulan a Higuaín era legal a todas luces y, tal vez, pudiese haber cambiado la suerte del partido, pero no me podrán quitar la razón en que el culpable máximo de esta eliminación a las puertas de Wembley es José Mourinho. Un tío que tiene a tres delanteros (Benzema, Higuaín y Adebayor) no puede salir en feudo propio con los tres puntas en el banquillo.

P.D: Sólo me faltaría añadir un Y si. Y si algún día la afición del Real Madrid se da cuenta del fraude que les está vendiendo Mourinho, ¿qué pasará entonces?

Y dicen que no hay censores...

20110504111107-anapastor-tve.jpg

Decía hace unos días con mucha pompa y estilismo la señora Ana Pastor, conductora de Los Desayunos de TVE, que en el ente ahora se respira libertad, pluralismo, que ya no hay censores en la televisión que dictaminen lo que se puede decir y lo que no. Es verdad. Ya no hace falta reinstaurar la figura del Torquemada mediático que hacía y deshacía a su antojo y capricho porque, qué triste, son ellos mismos, estos socialistas de carné y pesebre que son capaces de ocultar hasta lo más obvio y, evidentemente, si eso lo hacen a ojos de millones de espectadores, qué no harán cuando nadie les ve.

El caso es que muchas personas habrán reparado en un detalle durante la retransmisión del choque entre el Barcelona y el Real Madrid. En determinadas ocasiones, cámara a la zona del palco donde, al margen de los dos mandatarios futbolísticos, Florentino Pérez y Sandro Rosell, también estaban los dos máximos exponentes autonómicos, Artur Mas y Esperanza Aguirre. Sin embargo, qué casualidad, TVE evitó en todo momento pronunciar el nombre de la presidenta de la Comunidad de Madrid, ¿tal vez porque es del PP? Más aun, cuando empezaron a recibirse quejas en la centralita de Televisión Española por esa manipulación tan evidente, el cámara, muy hábil, cerró el ángulo para que sólo se viese a Mas, Pérez, Rosell y, ¡tachán! Alberto Ruiz Gallardón, alias tele-Prisa.

Insisto. Esto se hizo delante de una audiencia millonaria. Se escondió o se trató de ocultar lo obvio. Se puso su imagen, la de Esperanza, pero no se nombró y cuando empiezan a llegar las quejas, entonces borramos de raíz el plano. Nada, que no se vea y así no le hacemos propaganda a una que no es de las nuestras, que parece ser la máxima que se aplica en TVE con la connivencia de un Alberto Oliart que no se entera de nada (o al menos así parece demostrarlo).

A mí nadie me puede convencer de que TVE no está manipulada cuando, hace tan sólo dos semanas, fueron capaces de eliminar el sonido ambiente para que no se oyeran los pitidos de aficionados barcelonistas al himno de España en la final de la Copa del Rey o de cómo en 2009, también en el mismo evento, se desconectó directamente la señal desde Mestalla para no tener que asistir al bochornoso espectáculo de los silbidos e improperios a la Marcha Real. Por mucho que se quiera tapar, hoy en día es imposible y se corre el riesgo de acabar con las posaderas al aire.

Repito. Si en TVE son capaces de manipular en cuestiones tan obvias, hay que inferir necesariamente que en el resto de asuntos trascendentes como el terrorismo o los EREs de Manuel Chaves se cogen las informaciones a gusto de consumidor socialista y se las retuerce hasta conseguir que Rajoy sea el número 1 de ETA y que el PP sea la formación que ha concedido tan generosas jubilaciones en Andalucía. Así se escribe la historia...pero menos mal que tenemos a Pastor para guiarnos por el buen camino, sobre todo con el adoctrinamiento conyugal (con o sin edredón) que recibe de su ‘santo’ esposo, el señor García Ferreras, de La Secta (uyyy, perdón, de La Sexta).

Amaño apellidesco

20110505191059-banana.jpg

El Gobierno de Zapatero, definitivamente, ha perdido el norte (y el resto de orientaciones y puntos cardinales). Como en España nos aburrimos cuales ciudadanos suizos, como nos abruma la placidez de no tener paro, de no tener a cuatro desvergonzados con pasamontañas y tiro en la nuca que pretenden participar en las elecciones del 22 de mayo, como no tenemos al titular de Interior haciendo un régimen faisanesco, llegan los lumbreras de la Moncloa y deciden que a partir de ahora sea un funcionario del Registro Civil el que tenga en su mano el determinar qué apellido irá primero, si el del padre o el de la madre, siempre y cuando existe una discrepancia entre los conyuges, que la habrá, sin duda alguna, porque no todas las parejas están de acuerdo con el sistema que implica que el apellido paterno prevalezca sobre el materno.

Dice el gracioso ministro de Justicia, el señor Caamaño, que quizá habría que ‘ocultar’ (es decir poner en segundo lugar) aquellos apellidos que suenen mal, que al combinarse en primer término dieran lugar a un juego de palabras burlesco. ¡Pues está bonito el titular ministerial! Su apellido, ya puestos, da lugar a gracietas del tiempo Caamaño, ¡qué gran tamaño! Caamaño, ¡qué gran apaño! O Caamaño, ¡qué amaño! Quien más calladito tenía que quedarse, es quien más larga por esa boquita de piñón.

En cierta medida, no es de extrañar que el portavoz de la permuta apellidesca sea el ministro de Justicia. Hacía falta un patán y, desde luego, Caamaño tiene más pinta de doble de Bud Spencer en Banana Joe que de político respetable y honorable. Me imagino, ya puestos a seguir la comparación con su aspecto fisonómico, que su ‘gran tamaño’ no se debe a una ingesta masiva de plátanos, sino más bien de percebes y ya se sabe que somos lo que comemos, pero el silogismo se lo dejo a ustedes, que son la mar de inteligentes.

Pero en fin, a partir de ahora los funcionarios de los Registros Civiles comenzarán a pedir nuevos destinos ante la perspectiva de que tengan que mediar en una disputa verbal y/o física entre las parejas o que sea el propio empleado público el objeto directo y el complemento circunstancial de culpa el que cargue con la responsabilidad de decidir qué apellido se le coloca al vástago en primer lugar. Como insinuaba al diputado de Convergencia y Unión, Joan Jané, ¿habrá que plantearse la colocación de un bombo en los registros civiles? Desde luego, mientras no esté ‘caamañado’…

Eso sí, entiéndase la ironía. Que nuestra principal preocupación sea la del orden de los apellidos son, como muchas otras cosas, ganas de tocar las narices, de revolver las cosas para en realidad no arreglar absolutamente nada, sino todo lo contrario. Y menos mal que aquí en España los hijos pueden llevar los dos apellidos (paterno y materno). ¿Se imaginan que tuviéramos que renunciar directamente al femenino, como pasa en los Estados Unidos o en el Reino Unido? Claro que allí tampoco tienen a un Caamaño y si lo tuvieran…sería un actor de películas de serie B…de bodrio.

TriBildunal Constitucional

20110506174153-pascualsala.jpg

Adela Asua, Elisa Pérez, Pascual Sala, Eugenio Gay, Pablo Pérez y Luis Ortega son seis nombres que desde la medianoche del 6 de mayo están directamente relacionados con la banda terrorista ETA. Estos seis magistrados (presuntos, más bien) han dado vía libre a que Bildu-Batasuna concurra a las elecciones del día 22 y que, a buen seguro, entren en muchas instituciones, las suficientes como para recaudar una ingente cantidad de dinero con el que, posteriormente, comprar armas y material necesario para hacer del País Vasco, Navarra y, por extensión, el resto de España, un lugar en el que vuelve a colarse el miedo, el temor al tiro en la nuca, a ser víctima de una bomba lapa o abrir el buzón y encontrarte con una carta de extorsión.

Como el relato bíblico y como si José Luis Rodríguez Zapatero fuese una suerte de Poncio Pilatos, el presidente del Gobierno se asustó cuando escuchó a las masas contrariadas por el fallo del Supremo en contra de Bildu (que se reducen a Urkullu y los acólitos del pasamontañas y la goma-2) y buscó la forma para que en el Constitucional se diese carta blanca a los proetarras. Él, el inquilino de la Moncloa, se lava las manos, pero la ciudadanía, al menos los que tenemos dos dedos de frente, le estará esperando en la bajadita, es decir en las urnas. Esto no va a quedar así, desde luego.

Lo que ha sucedido con Bildu es mucho peor que lo que pasó con Acción Nacionalista Vasca. Con ANV, al no ser necesarios los votos de los peneuvistas para sacar adelante las cuentas del gran capitán zapateril, se anularon unas listas, pero otras se dejaron (aunque curiosamente se sesgaron muchas de las que no tenían opciones reales de poder sacar tajada). Ahora, en cambio, la amenaza del PNV de no sacar adelante los Presupuestos Generales de 2012 es lo que ha puesto como un flan a la progresía sociata y han hecho el Caamaño (digo el amaño) de que el Supremo quede como el ‘malo’ de la película y el Constitucional, en cambio, sea el amigo chachi, aunque claro, con un sujeto abyecto, ruin y partidista, de los del carné del PSOE en la boca (o en el hocico) como Pascual Sala, todo es posible.

Lo más ‘cachondo’ de la historia es la declaración unánime de cualquier socialista al que le pongas una alcachofa por medio, “que hay que respetar y acatar el fallo judicial”. Estos tipos, comenzando por la cúspide despuntada y en proceso de derribo y liquidación (o al revés), es decir Rodríguez Zapatero, tienen una cara de cemento armado que espanta. Ahora entendemos muchos por qué no se resuelve cierto chivatazo faisanesco o por qué esa connivencia del Gobierno con ETA, aunque, ojito, tampoco podemos olvidar la ingenuidad o la torpeza de cierta facción del PP que se deja engañar por el malvado y maléfico Pérez RuGALcaba, comenzando por corre que te Trillo, don Federico.

Con la muerte de Seve, se nos va una institución

20110507192409-ballesteros.jpg

Ha fallecido un mito del deporte mundial porque Severiano Ballesteros no ha sido patrimonio de España, sino de todo el planeta, en especial en el ámbito anglosajón, donde era considerado toda una institución, a pesar de que sus últimos años de profesional, por mor de una lesión crónica en la espalda, no hizo honor al prestigio conseguido desde los finales de los años 70, pero es que era tal el ascendente que tuvo en el universo golfista que, pese a que en muchos torneos no pasaba los cortes, era una referencia inevitable y además cualquier cita que se preciase de contar con un cartel de lujo reclamaba la presencia del de Pedreña.

Ganador de dos Másters de Augusta, tres Abiertos Británicos y cuatro Ryder Cup y Premio Príncipe de Asturias de los Deportes, Ballesteros ha sido uno de los escasos valores representativos en el concierto internacional que tuvimos durante muchos años en España. Prácticamente, contando los Ángel Nieto y Sito Pons en motociclismo, los éxitos a nivel de clubes (fútbol y baloncesto) del Real Madrid y Barcelona, Perico Delgado en ciclismo o los Abascal o González, en atletismo, apenas teníamos ‘personalidades’ de raigambre. Ballesteros era ese valor sólido, una apuesta segura en nuestro deporte y quien comenzó a inculcar el gusanillo del golf en los españoles.

Gracias a este deportista, que ahora se ha marchado a abrir el campo de golf más grande del universo, repleto de agujeros negros, greens lácteos y recorridos celestiales, esta modalidad ha crecido en número de federados en España de una manera increíble. Cuando en los años 80 apenas habría 40.000 licencias, ahora se está cerca de las 350.000, lejos aún de las fichas del fútbol o de la caza, pero recortando terreno con el baloncesto. El golf es hoy el cuarto deporte en España en número de practicantes federados y la tendencia es seguir creciendo.

Pero, ¿por qué siempre ha interesado en determinados ámbitos mediáticos de España dar una imagen negativa de Severiano Ballesteros? Pues por algo muy simple, porque siempre ha sido muy celoso de su vida privada y nunca dio carta blanca a exclusivas del papel cuché. Todo lo que fuese para hablar de su oficio, perfecto, no había un no por respuesta, pero entendía, además en buena lid, que fuera de los campos de golf solo quería ser un ciudadano anónimo, sin dar pábulo de lo que hacía fuera de los campos. De hecho, por mucho que se quisiese rebuscar, este deportista jamás ha sido protagonista de ningún escándalo y hasta su separación fue llevada con la más exquisita de las discreciones.

En cambio, en el Reino Unido, paraíso de la prensa sensacionalista, la pleitesía que los medios le han dispensado a Ballesteros ha sido digna de encomio…y eso que no era británico. La lástima es que, como casi siempre, ha tenido que acontecer el fallecimiento para que empecemos a valorar en su justa medida y en su propia patria a una personalidad como ha sido este deportista, algo que tampoco es de extrañar porque aquí elevemos a los altares y a la categoría de princesas a la Belén Esteban de turno o al Paquirrín de saldo y esquina y en cambio ninguneamos a quienes han sabido vender con prestigio y calidad la imagen de España en el exterior.

Yo también soy CIUDADANO

20110508173248-guillermo-guigou.jpg

Hay razones de sobra para votar en Santa Cruz de Tenerife a Guillermo Guigou. Hay motivos más que suficientes para pensar que en la cocapital de Canarias algo puede cambiar a partir del 22 de mayo, que ya está bien de más de lo mismo o de candidatos que no ofrecen nada nuevo, sino que son cabeza de cartel a la fuerza, o incluso han llegado a tener que ‘prestar’ su imagen con la mayor de las desganas porque, en realidad, su papel, su labor (extraordinaria, por cierto) se desarrolla a más de 2.000 kilómetros, en un escaño del Congreso de los Diputados.

Los sondeos en la capital, independientemente de quien los haga, coinciden en un aspecto, en un triunfo de CC, que puede estar más cerca o más lejos de la mayoría absoluta, pero nadie parece discutirle la victoria. Hay quien plantea un empate técnico con el PP y también parece haber un consenso definido en el varapalo y hundimiento de la candidatura de Julio Pérez, al que los escindidos del PSOE, el grupito que lidera José Manuel Corrales Aznar, Socialistas por Tenerife, le pudiera quitar algún que otro concejal.

Sin embargo, somos muchos ciudadanos los que entendemos que debe entrar verdadero aire fresco en el Palacio de los Dragos. Santa Cruz de Tenerife vive adormilada, sodomizada, cloroformizada y qué mejor que la figura de un profesional de la medicina para curar, para reponer el pulso vital de una ciudad de 250.000 habitantes que ya está harta de vivir en una constante monotonía, en el no hacer nada para que no cambie nada, en el parche constante y en la trafulla consonante; en el pelotazo de hormigón y en el líquido negociete que, remedando a una famosa compañía de comida rápida, el secreto está En(la)masa.

Es evidente que Guillermo Guigou sólo dispone de un arsenal más que reducido, pero posiblemente, si los santacruceros quisieran agudizar el oído, el más potente de todos, el arma de la razón, de la rectitud moral, de las cosas bien hechas, de decir al pan, pan y al vino, vino. Somos muchos los que entendemos que el partido que debería ser la alternativa a CC en el Consistorio, el PP, no se ha hecho acreedor a la confianza en las urnas. Hemos asistido a unas luchas intestinas por ver quién sería el cabeza de lista, hemos presenciado como Pablo Matos renunció a ser el aspirante (pero se le coloca de banderín de enganche como número dos) y se presenta como número uno la señora Tavío, la misma que pergeñó el repacto en el Ayuntamiento, pero haciéndolo a la baja.

En definitiva, Santa Cruz de Tenerife, la ciudad que me ha adoptado durante cerca de 25 años, merece un cambio y sólo gente como Guillermo Guigou lo puede conseguir. Desde luego, ya me gustaría que todos imitasen su ejemplo de poner ante notario los compromisos del partido y dar lugar a los votantes a que, en caso de incumplimiento de una sola coma, puedan presentarse ante la justicia ordinaria y sacarle los colores. Eso es tener clara la condición de servidor público, alguien que, sin necesitar meterse en estos berenjenales, puesto que su labor como médico le reporta pingües beneficios, casi 50 veces más de lo que pudiera ganar como concejal, se preocupa por el futuro de una gran capital. Mi voto, desde luego, guste o no, lo tengo más que definido porque yo también me considero CIUDADANO.

¿Pato cojo? No, ganso irresponsable

20110509125119-evahache-zapatero-560.jpg

El presidente del Gobierno de España, José Luis Rodríguez Zapatero, no es que sea un ‘pato cojo’, sino un verdadero ganso, un imprudente, un inconsciente, un frívolo y un desahogado. Salir, una vez más, en La Sexta, esta vez con la antipática de Eva Hache, que tiene menos gracia que darle a alguien en la cara con un calcetín sudado, a decir que el tema del paro, que los cinco millones de desempleados, no son responsabilidad suya, es para que, acto seguido, hubiese entrado un psicólogo o toda la parentela de Sigmund Freud a llevárselo del plató. Sólo un esquizofrénico podría abonarse a ese juicio del jefe del Ejecutivo, ver una realidad fantasiosa que nada tiene que ver con lo que se vive.

De todas maneras, a nadie nos extraña que ahora Zapatero se pasee de aquí hacia allá presumiendo de los compromisos no cumplidos. Si cuando ha tenido responsabilidades, ha actuado como un verdadero irresponsable, pues ahora que ya está decidido que no repetirá como cabeza de lista en 2012, su misión principal se basa en buscar un papel en el Club de la Comedia o de extra en alguno de los programas de La Sexta. Cualquier día, dado el gamberrismo del que hace gala esta cadena, igual lo hacen pasar por el doble de Mister Bean en una recepción de Su Graciosa Majestad la Reina de Inglaterra.

Nadie con dos dedos de frente puede apostar por este caballero y ponerlo al frente de una asesoría de una gran empresa. Sus predicciones, después de las dos tardes de economía con Jordi Sevilla, seguirían fallando más que una escopeta de feria, pero también tendría la santa caradura y los bemoles de, por ejemplo, espetarle a Botín a medio palmo de su cara que la culpa de que los beneficios del Banco Santander hayan caído es de la muerte de Bin Laden.

Zapatero, después de marzo de 2012, no es que vaya a ser un cadáver político, es que directamente se convertirá en cenizas, en microscópicas partículas que se esparcirán por el aire. Ni siquiera podrá optar al puesto del Abuelo Cebolleta porque ese lugar lo tiene bien cogido y agarrado Felipe González, el dóberman que siempre suelen soltar en época electoral los dueños de la finca socialista para que ladre y muerda a la derecha más reaccionaria y, de paso, pegarle más de dos bocados al presidente del talante.

Nadie tendrá en cuenta a ZP cuando ponga punto y final a su etapa en la Moncloa. Bueno, en realidad ya nadie se toma en serio su opinión, pero desgraciadamente aún ejerce como presidente de España y en estos diez meses aún puede dañar mucho más la imagen internacional de nuestro país. Sin embargo, con la irresponsabilidad por bandera, le importa todo una higa y, de postre, gran parte de sus ministros jugando a las primarias. ¡Manda Haches (digo huevos)!

Ni Peña ni Darias son el epílogo de La Gaceta de Canarias

20110510111250-elena-fernando.jpg

La historia de los últimos años de La Gaceta de Canarias verá dentro de un tiempo (espero que no mucho) la luz. Sé de buena tinta que se están empezando a recopilar datos, documentación y un montón de material gráfico para mostrar a la sociedad canaria qué sucedió con un rotativo que nació a finales de 1989 y que se mantuvo en pie hasta los albores de noviembre de 2008. Son y somos muchos los que, voluntariamente, prestaremos nuestra colaboración para intentar dejar a cada quien en el lugar que le corresponde, pero desde luego quien se debe llevar la mayor hostia (mediática) es esa pareja de sinvergüenzas descerebrados que responden al nombre de Fernando Peña Suárez y Elena Rodríguez Darias, sepultureros de una ilusión de papel que con tanto esfuerzo sacaron adelante unas cuantas hornadas de excelentes periodistas.

Evidentemente, me gustaría que fuéramos muchos los que prestásemos nuestra memoria para relatar no sólo esos últimos años de La Gaceta, sino que todo arrancase desde el inicio, cuando un grupo de arriesgados empresarios (esos sí que lo eran) y un grupo de periodistas novatos y otros curtidos en mil batallas se juntaron para lanzar a la calle un producto revolucionario, rompedor, que se ponía como contrapunto a un conservadurismo demasiado tradicional como eran La Provincia, El Día o el Diario de Avisos.

Hay que reconocer que centenares de profesionales que pasaron por las distintas sedes que tuvo La Gaceta de Canarias dejaron su huella, su laboriosidad, su sacrificio de una vida personal en pos de conseguir la última hora de un incendio que asolaba los montes de Tenerife, la situación de peligro de unos excursionistas atrapados en una galería, huelgas varias, pactos políticos, partidos memorables de nuestros representativos en las diferentes modalidades, los ascensos del Tenerife con esas victorias ante los grandes, Real Madrid y Barcelona, las hazañas de la UEFA. En suma, un montón de historias, un sinfín de vivencias que siempre quedarán presentes en nuestra mente.

Me niego, desde luego, a que Peña y Rodríguez sean el punto y final de La Gaceta de Canarias. Personajes tan abyectos, empresario tabernario y maniquí de Lookflowers, no merecen ser quienes hayan dicho la última palabra, en absoluto. Somos centenares de personas las que más o menos tiempo hemos reído y sufrido en y con el periódico. Hemos sido una gran familia, con ramificaciones infinitas, con sus desavenencias, como todo núcleo familiar que se precie, pero teniendo claro siempre un aspecto, el que al día siguiente había que empezar a rellenar páginas y más páginas, opiniones, noticias, matraquillas, impresiones, tiraderas…lo que fuese, pero con la premisa de prestar un servicio casi público a quienes eran nuestros lectores, quienes también se quedaron huérfanos cuando hicieron acto de presencia el mago del pan de cemento y la vedette verbenera. Al menos esperemos que en un lapso de tiempo no muy grande puedan tener en sus manos esta historia. Es de justicia.

Barba...ridades

20110511114512-gregorio-peces-barba.gif

¡Qué pena para lo que ha quedado el señor Gregorio Peces-Barba! Este caballero, socialista de carné, tiene demasiado tiempo libre y, debido a su avanzada edad, sólo le transitan por la cabeza pocas y caducadas neuronas y, claro está, si por tu cerebro sólo transita eso, lo lógico es que el tránsito verbal que acabes produciendo sea similar al que se evacua por el ano. Aun así, siempre habrá alguien que te preste una tribuna para soltar espumarajos por la boca y uno de esos fieles ‘prestamistas’ es El País, que hoy aparece drapeado con un artículo de este jurista y catedrático que no tiene desperdicio.

Desde luego, lo que produce verdadera repugnancia y un asco hasta el vómito es que el señor Peces-Barba se digne a darnos lecciones de verdadera democracia y que su primera enseñanza sea la de que los madrileños tienen que evitar los casposos de la derecha, los herederos de Franco o la marquesa Esperanza Aguirre sigan en el poder, que hay que echarlos (no dice cómo) porque el PSOE no hizo ni la Transición ni la Constitución para que estos tipos estén en el poder.

A ver, Gregorio o Grigorito (como le gusta decir a mi amigo Padrón Sabina, don Juan Antonio), ¿tú qué entiendes por democracia? ¿qué gane solamente el PSOE? Es evidente que cuando estuviste junto con los otros seis padres redactores de nuestra Carta Magna te quedaste dormido en algún punto crucial o, peor aún, no te has leído el texto constitucional porque me parece increíble que sueltes todas esas baboserías por la boca. ¿O es que acaso buscas un nuevo apartadero después de haber hecho del Alto Comisionado para las Víctimas del Terrorismo la casa del tócame roque y conseguir que ETA fuese aún más fuerte?

A mí, desde luego, me hacen mucha ‘gracia’ estos personajes que se enorgullecen de estar investidos de una túnica de púrpura democrática, pero que a las primeras de cambio se les ve con demasiada facilidad su rejo autoritario y, lo que es peor aún, que en su árbol genealógico tienen antecedentes claros y fehacientes sobre el modo en el que se debe tratar a las personas discrepantes. Su propio padre, muy socialista él, encubrió en la Segunda República la muerte del comunista Andreu Nin. ¿El motivo? Que no pensaba como el resto de socialistas y, por tanto, había que pasarlo a cuchillo o mandarlo al paredón, a sabiendas además de que se estaba actuando en contra de la legalidad.

Resulta penoso que casi 80 años después se siga pensando de una manera tan sectaria. Uno puede discrepar sobre el PP, PSOE o IU, pero lo que no es tolerable bajo ningún aspecto es considerar a nadie heredero de no sé qué golpe de estado o qué dictadura. Mal vamos cuando para derrotar a Esperanza Aguirre hay que rescatar de los túmulos a los muertos del franquismo (pero sin tocar a los que los republicanos, con Carrillo al frente, se cargaron también de manera impune). Lo que pasa es que, a estas alturas, no podemos esperar nada bueno de un señor al que también le molestan las iglesias. Pues nada, que le hagan embajador en Libia o en Pakistán, que seguro que allí va a estar muy a gusto.

Provincianismo blanquiazul

20110512010531-fc-barcelona.jpg

Me repatean los provincianismos, los localismos, para qué te cuento y ya determinados barriobajerismos es que me enervan por completo. Anoche, emisora va, emisora viene para estar al tanto de la desgracia acaecida en Lorca con, de momento, diez fallecidos por mor del terremoto, tropecé con la retransmisión del encuentro entre el Betis y el Tenerife en los micrófonos de Radio Club, de la Cadena Ser, (medio que escucho habitualmente para poder hacer las crónicas del cuadro blanquiazul, incluso cuando juega en casa, porque ya sabrán que a Periodista Digital el abyecto esbirro de oro nos privó de acreditaciones basándose en el hecho de que somos unos jetas que queríamos entrar de gorra a los partidos). Pero bueno, a lo que iba, me sorprendió ayer, de manera desagradable, que se pusiese en tela de juicio el tinerfeñismo de algunos aficionados porque, simplemente, se pusieron a celebrar el triunfo del Barcelona.

Todo el debate se desencadenó por una serie de mensajes en los que se afeaba la conducta de ciudadanos que estaban lanzando petardos, voladores y otros elementos de artificio para festejar la Liga ganada por el cuadro blaugrana. ¿Y eso es malo? Pues parece que para los señores Manoj Daswani y Javier Cabrera no era la postura más conveniente, que con un Tenerife casi certificando su descenso a Segunda División B casi habría que estar sufriendo por el representativo y no celebrar éxitos ajenos. De chiste, por favor.

El CD Tenerife ha hecho sufrir a los más fieles durante nueve meses, ha sido un parto doloroso que al final acaba con un feto defuncionado y encima pretenden algunos comunicadores que compartamos la tristeza o, mejor dicho, que los seguidores del Barcelona se sumen a esa depresión de los blanquiazules más acérrimos, como si el hecho de alegrarse por la victoria de los culés suponga que uno es menos tinerfeño que Cristóbal Amador, por poner un ejemplo.

El club del Heliodoro no se merece una sola lágrima de los miles de socios que han llenado en cerca de sus tres cuartas partes el estadio gran parte de la temporada y es normal que se busquen referentes fuera de la isla porque, además, siempre ha sido así. El eterno binomio Real Madrid-Barcelona siempre ha existido y no habrá quién lo pare. Lo del descenso se fue incubando desde septiembre y se dejó ir extendiendo la pandemia por la geografía corporal del Tenerife. Ahora sólo un hálito de esperanza le queda y es que el Salamanca no venza…pero eso es alargar innecesariamente una agonía que todos quieren que ya suceda porque no queda otra.

Y, ya puestos a afear conductas, también habría que recordarle al señor Daswani y al señor Juan Carlos Castañeda el pitorreo que tenían el pasado sábado cuando la UD Las Palmas perdía en Xerez y el Salamanca ganaba en Vallecas. Ahora el objetivo es intentar arrastrar a los amarillos al descenso y no se dudó en festejar desde los micrófonos de la Ser en Tenerife los goles que perjudicaban a los grancanarios. Por la misma lógica, señores Daswani y Castañeda, ¿no era mejor estar tapaditos cuando ya tenemos bastante en casa? ¡Qué malos son los provincianismos!

La B(f)ragancia de una mentira

20110512181513-cristaviobragas.jpg

Carmelo Rivero es un mentiroso, los periódicos, las radios, las televisiones y todos los portales de internet son unos falsos que no veas. Es más, creo que yo mismo también debo ser un mendaz de marca mayor. Y es que con ese apelativo, mentirosos, nos ha calificado la candidata del PP al Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, doña Cristina Tavío Ascanio, que aún tiene la santa caradura de negar la mayor y, a la pregunta de un internauta en el chat-entrevista de La Opinión de Tenerife sobre las facturas de marras, aquellas de las bragas y lencería diversa, contesta sin empacho: “Qué pena que se usted se crea todas las mentiras que cuentan”.

Mire, señora Tavío, mal vamos por ese camino si empezamos a tildar a la prensa de mentirosa y considerar a los ciudadanos de ignorantes. No, esa no es la vía, señora candidata del PP. En política, como en otros ámbitos de la vida, han de asumirse los errores, las meteduras de pata, las equivocaciones, los deslices. Decir que todo esto es mentira es hacernos creer, por ejemplo, que Santa Cruz de Tenerife es una ciudad idílica y todos sabemos que no es así, que tiene sus problemas, como cualquier otra urbe.

Ya sabemos que lo que usted o su grupo pudieron gastar era el chocolate del loro o que, realmente, esas facturas que pusieron de su cosecha eran para ‘suplir’ las que no habían pedido en su actividad como grupo municipal, lo cual habla pésimamente de quien tuviera que llevar la contabilidad y la administración del PP en el Ayuntamiento capitalino. Vamos, antes que proporcionar facturas de bikinis, bragas, sostenes, joyas o comilonas en restaurantes de alta cocina, sinceramente, prefiero aportar los tickets de compra del Carrefour o del Mercadona, al menos podría pasar por cutre, pero no por un Gastón superfluo.

Y es que parece mentira que aún haya políticos que se crean que en esta vida todo vale. Ya sé que me argumentarán que en realidad a costa del erario público no se ha gastado un solo euro en esas frivolidades, pero es igual, esos cargos han aparecido en unas facturas de carácter público y sólo el celo de la Intervención es quien ha puesto reparos a esos documentos contables. Supongo el bochorno y la sorpresa, a partes iguales, de quien tuvo que dar cuenta de esos dineros al alcalde y justificarle en qué se habían empleado. Pero mucho más vejatorio para las decenas de personas desempleadas en esta mi ciudad es conocer el cachondeo que se han traído con esto y darse el lujo de espetarle en la misma cara de una institución periodística como Carmelo Rivero que esto no interesa. Pues nada, ¡qué viva la fiesta y el desenfreno! Normal que luego la mitad de los ciudadanos pasen de ir a votar.

Trapero y mentiroso

20110513172302-felipe-campos-600pp.jpg

Dicen que el que va a la trapera, consecuentemente, será un trapero y quien dice mentiras, será un mentiroso. Pues bien, y aun a riesgo de que me caiga una querella más, el señor Campos, don Felipe, alias el abogado de las causas perdidas, es un trapero y un mentiroso de marca mayor. En esta vida no vale todo y tratar de saquear el éxito indudable de un CIUDADANO honrado y trabajador a carta cabal como es Guillermo Guigou supone una bajeza moral que no estoy dispuesto a tolerar, al menos desde esta modesta tribuna de opinión.

Hace ya algunas semanas tuve la oportunidad de observar como tuvieron que llamarlo a capítulo porque, señor Campos, usted trató de vender la idea de que el único partido que en verdad estaba luchando con todas sus fuerzas para evitar la aprobación del Plan General de Ordenación era Socialistas por Tenerife, un engendro de pesada digestión en el que están ingredientes tan poco recomendables y saludables como la transgénica y tránsfuga Odalys Padrón (que rima con follón y con dame, por lo que más quieras, un sillón).

Y es que hace falta ser desahogado en esta vida para decir que la formación de Corrales (estás que te sales) es la única que curra en este sentido…pero si ni tan siquiera tiene representación en el pleno del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, al menos hasta que se celebren las elecciones. ¿O es que tal vez ya tenga usted apalabrado algún cancamito con este partido? Lo pregunto, no lo afirmo.

Para que ustedes comprueben quién es en realidad Felipe Campos, aquí tienen dos extractos de su última intervención en Radio San Borondón-Dame una Subvención. No tienen desperdicio:

“No quiero pensar en que Guillermo Guigou esté utilizando mi nombre en la campaña porque no formo parte de ningún partido político. La efectividad del candidato de Ciudadanos es ninguna, puesto que sí es cierto que ha votado en contra del documento, entiendo que ha sido a sabiendas de que su voto no cuenta para nada en la decisión final y no hizo todo lo que estaba en su mano para parar su aprobación en el pleno del ayuntamiento”.

“Es triste que en el ayuntamiento de Santa Cruz la única oposición real sea Ciudadanos, pero se trata de una oposición completamente ineficaz e inútil, al margen de que últimamente se ha prestado incluso a hacerle el juego a Zerolo para que su fracaso en torno al PGO, que son triunfos de la ciudadanía y de la Plataforma, pretende venderlos como triunfos suyos, algo que es poco ético”.

Decir todo esto por parte del señor abogado es revelarse como un jeta de marca mayor porque sabe que está faltando a la verdad y no quiero ni pensar que esa sea su estrategia en los juicios (¡pobres defendidos y más aún los acusados en el caso de que usted fuese con falacias a una vista en vez de con argumentos). Pensaba que usted era una persona seria, coherente, con sentido común, pero ha quedado usted, salvando las distancias, al nivel de cualquier Belén Esteban de saldo y esquina. Menos mal que los ciudadanos (en minúsculas y mayúsculas) sabemos quién verdaderamente se preocupa por los problemas de los santacruceros y no dejamos las cosas en manos de picapleitos que sólo buscan un exacerbado protagonismo.

Frialdad humana

20110514172743-valdescenter.jpg

¿Qué puede pasar por la mente humana para que alguien, además sin motivo, agarre un machete y degüelle a una persona que simplemente pasaba por ahí, que su único pecado era existir, estar en un lugar determinado, hacer una vida normal, tranquila, sin más preocupaciones, posiblemente, que pensar en que hiciese un buen día para disfrutar de una agradable jornada de playa? 

Cualquiera de los que vivimos en Tenerife aún no podemos digerir el suceso en cuestión. Parece sacado de una película, que uno cree que no es real. De hecho, por increíble que parezca, algún testigo no llegó a dar crédito inmediato a lo que veían sus ojos. Vino a suceder lo que, salvando las distancias, aconteció hace una década con los aviones que se estrellaron contra la Torres Gemelas de Nueva York. Nadie pensó en aquel momento que aquello pudiese ser un ataque terrorista. El periodista Alfredo Urdaci relataba que estaba viendo tranquilamente el desarrollo de las noticias de otras cadenas en su despacho cuando se fijó en un monitor y observó el choque. Inicialmente, creyó estar viendo el trailer de una película hasta que a los pocos segundos comprobó que aquello no era ficción. Pues con este suceso en el sur de Tenerife ha acontecido tres cuartas partes de lo mismo. 

Lo preocupante del hecho en sí es saber que esta persona, un ciudadano búlgaro de 28 años, estaba en tratamiento psiquiátrico (o lo había estado), amén de tener una serie de antecedentes penales, pero que transitaba a su aire por Los Cristianos. Entiendo que no va a haber un policía por metro cuadrado y que gente a la que le falta en su cabeza no un tornillo, sino la ferretería completa, circula en cantidades industriales por nuestras calles sin dar la nota más de lo necesario, pero claro, ya estamos hablando de un estrato superior en relación a este sujeto al que, ahora, curiosamente, todos los que le conocían de vista daban por hecho que padecía brotes psicóticos. Vamos, un ‘angelito’ el caballero. Y claro, no todo el mundo va por la vida con un machete y menos para decapitar a sus semejantes. 

Lamentablemente, ya nada se puede hacer por la vida de esta mujer, una británica de sesenta años, pero sí debe servir este hecho de toque de atención porque igual (y no quiero jugar a ser un morboso Nostradamus) mañana podemos ser usted y yo las víctimas de otro zumbado con ganas de tener sus quince minutos de gloria. Habrá que pedir más rigor a esos tribunales médicos que, por ejemplo, dan carta blanca a que un individuo de esta calaña pueda circular libremente. Eso es lo que realmente me preocupa, no tanto si el nombre de Tenerife está asociado hoy más que ayer a la prensa sensacionalista británica como un templo de la crónica negra que, por increíble que parezca, es lo que más le desasosiega a más de un político y empresario del turismo. Así de bananeros somos a veces.

Llamada y pasta perdidas

20110515155427-timostelefonicos.jpg

Las estafas telefónicas no tienen fin. Cuando uno piensa que ya está todo inventado llega alguien y se saca de la manga otro timo mucho más currado, con visos además, de que en realidad no estás siendo víctima de un engaño…hasta que te llega la factura de marras y no estamos hablando de 200 euros. En algunos casos, las artimañas de estos amigos de dar el tranque pueden alcanzar hasta los 2.000 euros y no es nada sencillo poder echar el guante a estos jetas. 

Ahora se ha puesto de moda la práctica de la denominada llamada perdida, un complejo sistema por el cual el usuario del móvil comprueba como le han llamado varias veces de un mismo número, con prefijo de Madrid, pero también le resulta paradójico que no le haya sonado ni una sola vez el terminal. Uno, en su buena fe, puede devolver la llamada pensando que tal vez sea algo importante y ahí comienza la desdicha para el incauto porque escuchará un mensajito en el que se le insta a que mande un SMS para que le lleven un paquete o una carta urgente a su casa. Jamás la recibirá, pero de momento ya le han cargado cerca de tres euros a su móvil y, a partir de ahí, comenzará a recibir cada cierto tiempo una serie de alertas a su aparato que se le facturarán en un rango de 40 céntimos a cerca de dos euros. 

Conozco a personas que han recibido llamadas de este número, 91 114 06 80, y yo mismo puedo acreditarlo porque me ha sucedido en un par de ocasiones. Lo que pasa es que el maravilloso mundo de Google sirve para resolver millones de problemas y una búsqueda rápida te lleva a un enlace sobre un reportaje que se hizo en la Televisión Autonómica Valencia, Canal 9, y te explica paso por paso que se trata de una empresa radicada en la capital del Turia…pero que no existe como tal, sino que es un local destartalado y donde no hay absolutamente nadie. Es decir, te pueden estar mandando mensajes desde un ignoto rincón del Caribe o de Transilvania, pero aparentando que la empresa está radicada en un punto concreto de nuestro país. 

La verdad es que ante esta práctica sólo cabe una herramienta eficaz, la prevención, evitar ponerse en contacto con esos supuestos números donde nos tienen reservada una agradable noticia o un cuantioso paquete que nos ha mandado alguien que, fíjate tú, tiene la mala milk de jugar con nuestro tiempo y, sobre todo con nuestro dinero. Evidentemente, la gente con dos dedos de frente no cae en la trampa, aunque estos expertos estafadores lanzan anzuelos de forma masiva porque saben que siempre habrá alguien que pique y con pocos que caigan en sus redes, los beneficios son más que elevados y amortizan sobradamente el gasto previo que haya que realizar. 

Otra cosa, amigos míos, es que en España tenemos una legislación tan laxa en este sentido que, por ejemplo, el Ministerio de Industria se dedica a vigilar, pongamos por ejemplo, los contenidos de Es Radio o de Intereconomía y no sea tan escrupuloso en ver los espacios de Telecinco, La Sexta o, también, que permita, en connivencia con el Ministerio de Cultura, el cierre de páginas webs en las que se ofertan descargan y en cambio se haga la vista gorda ante estas estafas a los usuarios de la telefonía móvil.

Al pozo 25 años después

20110516105422-miguelconcepcioncaceres.jpg

Un cuarto de siglo da para mucho. En 25 años ha cambiado mucho la historia. En España ha habido tres presidentes de Gobierno, Felipe González, José María Aznar y José Luis Rodríguez Zapatero, se han celebrado unos Juegos Olímpicos en Barcelona, España ha ganado la Eurocopa y el Mundial, el Real Madrid y el Barcelona han empatado en número de Champions obtenidas, tres; Induraín truncó las siestas de millones de españoles durante un lustro con sus triunfos en Francia y ahora Contador ha tomado su relevo. Ha caído el régimen comunista en casi toda Europa tras el derrumbe del muro de Berlín y ha muerto dictadores como Augusto Pinochet y han sido ajusticiados Sadam Hussein u Osama Bin Laden. Y en todo este tiempo al CD Tenerife le ha dado tiempo a salir del pozo de la Segunda B, a consolidarse en Segunda, a conocer las mieles del ascenso a Primera, a jugar una semifinal de Copa y otra de la Copa de la UEFA y, en menos de lo que piensas…caer de nuevo en Segunda B.

La historia del conjunto blanquiazul en estos 25 años tiene un nombre propio, con sus claros y sus sombras, pero un personaje imprescindible en la entidad, José Javier Pérez. El médico palmero tomaba las riendas de un club descendido un verano de 1986 a la Segunda B. Nadie daba un duro (aún estaba lejos, es que ni se pensaba en su existencia, el euro). Con cuatro cañas, con gente de la tierra, el Tenerife recuperaba en un año la categoría de plata y se disponía a asentarse en la misma. Con apuros, salvo el primer ejercicio y el segundo, sorpresivamente, logró la hazaña de ascender por segunda vez en la historia a la Primera División. Joanet en el banquillo y Rommel Fernández fueron los artífices de aquel éxito que se culminó en Sevilla, en una promoción de ascenso frente al Betis.

Los primeros años en la élite fueron muy difíciles. En la temporada de debut, y después del compromiso verbal con Luis Aragonés, el sabio de Hortaleza dejó en la estacada a los isleños que, casi sin tiempo, recurrieron a Vicente Miera. El asturiano, a pesar de que el Tenerife no jugaba nada mal, no tuvo suerte con los resultados y fue destituido al comienzo de la segunda vuelta. Xavier Azkargorta tomó su puesto y en una agónica promoción de permanencia ante el Deportivo de La Coruña (0-1) en Riazor, gol de Eduardo, el cuadro blanquiazul lograba la permanencia.

‘El bigotón’ se ganó la continuidad en el banquillo, pero la mala suerte en las lesiones, sin ir más lejos la del argentino Fernando Redondo, el crack por hacer que llegó a la isla, condicionaron el futuro del vasco y fue suplido por el ‘Indio’ Solari. El técnico consiguió revitalizar al once isleño y consiguió eludir un nuevo cruce de promoción.

La buena labor del preparador fue suficiente para que Pérez y Pérez le diese la continuidad en el área técnica. Poco a poco, el Tenerife parecía asentarse en la categoría, pero problemas de orden interno en el vestuario, con un plantel de lujo para las aspiraciones económicas de la entidad (Agustín, Estebaranz, Chano, Redondo, Pizzi, Felipe..), motivaron el cese del argentino y que su relevo fuese un compatriota, aunque con nacionalidad española, llamado Jorge Valdano, un preparador sin experiencia y al que se le encomendó un milagro llamado permanencia.

Y a fe que el hoy director general del Real Madrid solventó la papeleta porque no sólo se cargó en el Heliodoro al Valencia y al Barcelona, sino que encima doblegó al Real Madrid en una jornada intranscendente para el Tenerife, pero sí decisiva para los blancos que veían como se les iba la primera de las dos Ligas en su isla maldita. El Barça de Cruyff sacó rédito del tropiezo merengue, aunque siempre quedó la sospecha de pagos por parte de los blaugranas a jugadores del Tenerife para que se esforzasen en esa última jornada.

LA ETAPA DE ORO

En la 92-93, Valdano sigue al frente de la entidad en el terreno deportivo y poco a poco comienza a ir perfilándose como un conjunto con ambiciones mayores. El Tenerife empieza a ser muy respetado en todos los campos a los que acude a jugar y el destino, muy cruel, le vuelve a poner en el ojo del huracán, en el punto de mira de los aficionados. Esta vez, sin embargo, hay un factor diferente. Si el Tenerife gana, se clasifica para la UEFA. 2-0, con un golazo de Dertycia, que desarboló al Madrid de Benito Floro. En Barcelona, el Tenerife ya era un ‘blaugrana’ más e incluso esas navidades se pidió, entre otros, el 38005 para la lotería, puesto que es el código postal donde radica el Heliodoro Rodríguez López.

La 93-94 supone la última etapa de Valdano en el banquillo. El Real Madrid, con Mendoza al frente, quiere tener al hombre que le ha quitado dos ligas, pero aún debería de esperar un año. El entrenador nacido en Las Parejas quiere darse un garbeo por Europa y logra sellar tres veces su pasaporte. Primero, en Auxerre, en una épica eliminatoria salvada en la vuelta, en terreno francés, por 0-1, gol de Felipe y con Pier, ante la lesión de Agustín, en la meta. La siguiente cita fue en Atenas ante el Olimpiakos (2-1) y (4-3). Al Tete le salvó el valor doble de los goles en campo contrario, pero sufrió una verdadera sangría de tarjetas. Ese lastre fue demasiado ante la Juventus de Turín. El Tenerife fue al norte de Italia con lo justo, faltándole jugadores para completar el banquillo, y perdió 3-0. En la vuelta. Un honroso 2-1 para despedir su primera incursión continental.

En esa campaña, además, tuvo el honor de jugar una fantástica Copa del Rey, apeando en cuartos al Real Madrid (2-1) y (0-3), pero sucumbiendo ante el Celta (3-0) y (2-2). En la competición regular, un papel discreto, dadas las distracciones eliminatorias y la cortedad del plantel.

En 1994-1995 llegó Vicente Cantatore, un técnico de acreditada solvencia, pero que no conectó con el entorno. Pese a todo, el Tenerife solventó el ejercicio con suficiencia y sin demasiados apuros clasificatorios.

Ese año en barbecho quedó compensado por la llegada de otro grande al banquillo, Jupp Heynckes. El preparador alemán, que había dado muestras de saber de este deporte en su estancia en Bilbao, comenzó a hacer el Tenerife un club que creyese que su puesto natural era estar entre los cinco primeros. Al término de la competición, quedó en quinto lugar y, lo más importante, privaba por segunda vez en la historia al Real Madrid de tomar parte en los torneos europeos, igual que al final del curso 76-77.

SEMIFINALES DE UEFA

En 1996-1997, el Tenerife comienza muy fuerte la Liga, con grandes goleadas en el Heliodoro, como los seis que le clavó al Compostela o los cuatro chicharros que le cayeron al Barcelona en el que jugaba un tal Ronaldo Nazario de Lima y que ese año ganaría Copa y Recopa. Sin embargo, la trayectoria en UEFA, con eliminatorias de infarto, empieza a distraer al plantel y se queda, por poco, fuera de la pomada europea para el año siguiente.

Sin embargo, los aficionados estaban como locos por un Tenerife que conseguía deshacerse del Maccabi de Tel-Aviv en primera ronda gracias a un 1-1 en la vuelta, 3-2 en la ida. El Lazio de Roma se imponía 1-0 en Italia, pero el Tenerife, en un alarde de coraje, puso patas arriba el Heliodoro con un 5-3 inexplicable aún para un conjunto romano que vino de turismo a la isla. El siguiente en caer fue el Feyenoord holandés, 0-0 en la isla, pero en Rótterdam, el Tenerife llegó a ponerse 0-4, al final el conjunto de los Países Bajos dejó el tanteador en un 2-4. Los cuartos ya eran una barrera muy lejana, máxime cuando el Brondby danés se llevó el triunfo de la isla, 0-1, pero los canarios supieron reponerse en tierras vikingas y, gracias al gol de Mata en la prórroga, 0-2, el once capitalino se metía en semifinales.

Y en esa ronda tocó en suerte al Schalke 04 alemán. El Tenerife afrontó con ilusión la eliminatoria y se fue a tierras de Gelserkichen con la seguridad de dar batalla a los azules. Y a fe que lo consiguió, pero cuando se acariciaba la opción, el conjunto teutón empataba la eliminatoria y en el tiempo extra, 30 minutos, anotaba el 2-0, que puso el fin a la aventura continental del Tenerife y de Heynckes en el banco.

BAILE DE DESTITUCIONES

Pérez, deseoso de seguir haciendo del conjunto chicharrero una referencia nacional, ficha a Víctor Fernández para el banco y trae a varios crack de talla internacional, Maakay y Domingos, pero una temprana eliminación con la UD Las Palmas en la Copa de Rey propició que el técnico aragonés fuese cesado y comenzase un baile de nombres y de estilos de juego que condenaron al Tenerife al sufrimiento. Vino Artur Jorge, otro técnico de campanillas, pero incapaz de despertar a la plantilla y, en una apuesta arriesgada, Juan Manuel Lillo salvó los muebles ante el Valencia y en la última jornada.

Lillo logró el crédito suficiente, pero duró hasta las navidades de 1998, aún con el equipo fuera del descenso. Vino a suplirle Aimar, experto en salvar de situaciones complejas a otros clubes (Logroñés y Celta), pero esta vez no hubo suerte y todo se confió a Robi en las últimas jornadas, pero ya sin posibilidad alguna de mantenerse en Primera.

El Tenerife estuvo dos años en Segunda 1999-2001. El primer año le confió el proyecto el presidente al italiano Sandreani, que duro poco más de mes y medio, sobre todo tras perder en Getafe y reconocer que el equipo se le había desmadrado. Se fichó a Castro Santos que, con altibajos, llegó a hacer creer con argumentos en el sueño del retorno, pero una serie de malos resultados, empate con el Toledo o con el Recreativo fulminaron al gallego y se fichó a Ángel Cappa, quien había sido segundo de Valdano y ex de la UD Las Palmas. Sus ocho partidos se saldaron con cero victorias y un aroma de que no comenzaría en el nuevo curso, como así ocurrió.

Con la pretemporada en marcha, el Tenerife se hace con los servicios de Rafa Benítez. Nadie ponía al cuadro tinerfeño en la pomada del ascenso. Ese año militaban en la división de plata nada más y nada menos que Sevilla, Betis y Atlético de Madrid. Pues bien, el equipo isleño lideró la categoría durante varias jornada y sólo la pésima primera vuelta de los rojiblancos, amén de derrotas o empates decisivos en el tramo final (Murcia, 0-3) y Lleida (1-1) dieron el premio del ascenso al Tenerife y el Atleti se quedó a las puertas del regreso.

ASCENSO Y DESCENSO EXPRESS

Benítez, que fue cuestionado por parte de la directiva blanquiazul, no renovó con el Tenerife y se marchó al Valencia. La entidad confió en Pepe Mel y tuvo más de una vuelta para demostrar su sapiencia, pero un 0-6 ante el Barcelona propició su salida y la llegada de Javier Clemente. El vasco no pudo enderezar la nave tinerfeña, sobre todo tras una decisiva derrota en casa ante el Valladolid (1-5). El tercer ascenso duró muy poco y de nuevo vuelta a la Segunda, donde permanecería varios años.

El presidente del Tenerife, por aquel entonces, ya estaba demasiado agotado y su imagen muy deteriorada. Puso en otro segundo, Edvald Lienen, ayudante de Heynckes, el proyecto de retorno, pero el cuadro iba a trancas y barrancas. Además, la oposición a Pérez era enorme y en las navidades de 2002 llegaba Víctor Pérez Ascanio a la presidencia del club y con el un nombre que hoy es actualidad, David Amaral. La llegada del de Arico revitalizó al Tenerife y llegó a estar a pocos puntos del ascenso, pero al final una serie de empates lastraron la remontada.

2003-2004 comenzó con Amaral en el banco, pero terminaría con Martín Marrero en el mismo. El equipo no funcionó casi desde el inicio y también en navidades Amaral reconocía que no podía con el plantel y le cedió los trastos a un Marrero que comenzó con paso de cangrejo, pero acabó haciendo unos grandes números, aunque eso no le supuso renovar la confianza.

Moré accedió a coger al club en el verano de 2004, pero desde el primer momento fue muy cuestionado por directivos y aficionados. El Tenerife no jugaba a nada y ante el riesgo de una catarsis aún mayor, Ascanio lo destituyó y puso al Tigre Barrios en las labores de rescate, algo que hizo sobradamente. Ya para entonces, empezaban los primeros problemas económicos en la entidad.

Y en las 2005-2006, con un Tenerife que, clasificatoriamente, no iba mal, en la parcela monetaria estalló una guerra civil. Barrios se iba a la calle, llegaba Antonio López que, de tener al equipo en la órbita del ascenso prácticamente lo lleva al pozo, Víctor Pérez Ascanio da un portazo, pero antes de deja fichado de nuevo a  David Amaral y al final es Bernd Krauss, ya de la mano de Miguel Concepción, el que salva la permanencia.

Krauss inicia la campaña, pero como en años anteriores, no la acaba. La derrota en Ponferrada le deja K.O y su puesto es ocupado por Casuco. El preparador murciano consigue salvar el descenso, pero unas tensas relaciones con jugadores y prensa motivan su relevo en las dos últimas jornadas de liga, dando paso a Toño Hernández.

En la temporada 2007-2008 Miguel Concepción confía el proyecto de retorno a Primera, en el plazo de dos años, a José Luis Oltra. El valenciano estuvo rozando el objetivo, pero un arbitraje polémico en Las Palmas, con gol fuera del tiempo reglamentario, distrajo en exceso al Tenerife y, de luchar por el ascenso, estuvo a punto de costarle el descenso.

CUARTO ASCENSO

La 2008-2009 fue el año del éxito, del nuevo regreso a Primera. Pese a estar en la categoría grandes formaciones como Real Sociedad, Zaragoza, Murcia, Hércules o Celta, los de Oltra subieron en compañía de Xerez y de los aragoneses. Eso sí, tuvo que esperar el cuadro tinerfeño hasta la penúltima jornada, con triunfo en Montilivi, en Gerona, 0-1, gol de Kome.

El cuarto ascenso volvió a durar escasamente nueve meses. Pese a que jugaba muy bien el conjunto tinerfeño, los resultados le dieron la espalda y desde finales de la primera vuelta su lugar estuvo en puestos de descenso. Aún así, en la última jornada, estuvo a un paso de haber logrado la permanencia. Una victoria en Valencia o un empate, unido a una derrota del Málaga, le daba la permanencia, pero el Tete cayó en Mestalla y los malacitanos conseguían un valioso empate.
 

SEGUNDO DESCENSO CONSECUTIVO

La caída a Segunda supuso una fuerte inversión por parte de Concepción. Oltra no fue renovado, se trajo a Arconada, se fichó mucho y, teóricamente bien, sobre todo con Julio Álvarez, pero los nombres no se reflejaron en el terreno de juego. Cuatro derrotas consecutivas y la eliminación en la Copa del Rey pusieron al míster blanquiazul en la cola del paro. Se fichó a Mandiá, pero apenas pudo mejorar la situación, se consiguieron puntos, pero insuficientes para salir del descenso. El empate in extremis de Las Palmas en el Heliodoro supuso la destitución del gallego.

Ya el descenso a Segunda B no era una mera posibilidad, era una realidad latente y se recurrió a Antonio Tapia, a pesar de las reticencias de Juanjo Lorenzo, nuevo director deportivo, en sustitución de Santiago Llorente. El efecto del nuevo preparador surtió efecto y el equipo llegó a ponerse fuera del descenso, pero apenas duró esa alegría. Una goleada en el Heliodoro del filial del Barcelona puso contra las cuerdas a Tapia, que fue ejecutado tras empatar a 1-1 en Tarragona.

David Amaral ya era la última opción a la que agarrarse y los primeros 12 puntos de su etapa fueron tirados a la basura y supusieron que el cuadro tinerfeño dijera adiós por adelantado a una categoría que, inicialmente, parecía que se le podía quedar pequeña. Sólo cuando el Tenerife ya estaba al borde de la muerte deportiva, ganó al Huelva y al Valladolid. Ahora, a pensar en viajes a Leganés, a Vallecas, a Alcalá, a Vecindario, a Tafira…, salvo que exista la clásica triquiñuela de ingeniería en los despachos, pero eso es mucho soñar.

¡Qué decepción, Lorca no es Japón!

20110517005805-terremoto-lorca.jpg

¡Qué pena! Uno, en su inocencia, pensaba que tras el terremoto de Lorca nos comportaríamos al estilo de los japoneses quienes, dicho sea de paso, sufrieron una catástrofe exponencialmente superior a la del seísmo que tuvo lugar en la localidad murciana, pero los hechos han demostrado que en España somos diferentes, que buscamos siempre sacar rédito de la desgracia ajena y este caso no ha diferido de esa peculiar picaresca que nos caracteriza. Somos unos Rinconete y Cortadillo, pero en versión moderna, desnaturalizados y sin sentido de la compasión, pasando tres kilos de si nuestra acción de pillastre puede perjudicar a otra persona que, en realidad, lo está pasando verdaderamente mal.

Por si alguien aún está perdido, les cuento que al segundo día de haberse producido el temblor en Lorca, hubo personas que fingieron estar afectadas por la pérdida de sus viviendas y empezaron a hacer cola para hacerse con el kit básico de mantas, sacos y, sobre todo, comida. Muchos de los afectados, inicialmente, tuvieron un comportamiento ejemplar porque, con la confusión y el trauma momentáneo, nadie iba a ponerse a exigir un documento acreditativo de nada. Se buscaron los medios y los alimentos suficientes para poder satisfacer la demanda. Hasta ahí, sin problemas.

El lío llega desde el momento en que los técnicos de urbanismo comienzan a evaluar las viviendas y a dar carta blanca para que quienes tengan su casa en condiciones de habitabilidad regresen a las mismas y, claro está, tendría que bajar necesariamente la demanda de petición de comida. Pero nada más lejos de la realidad. A pesar del alto porcentaje de casas que podían estar listas para ser nuevamente ocupadas, el nivel de personas que se ponían a la cola no bajaba en la misma proporción y, cómo no, aunque suene mal o rastrero, hubo que empezar a hacer un seguimiento de determinadas personas y saber fehacientemente si eran o no perjudicadas del terremoto y si su hogar estaba en condiciones de volver a ser habitado.

La sorpresa fue descubrir que un grupo bastante nutrido no vivían en Lorca, sino en otros núcleos que no habían sufrido la acción del devastador seísmo, es decir, se apuntaron a la sopa boba, abusando de la buena fe de las autoridades, voluntarios y los verdaderos afectados. Por eso, cuando uno observa actitudes de este estilo, uno no puede sino echar la vista atrás, mirar hacia Oriente y ver como Japón nos ha dado un ejemplo en todos los aspectos. Luego nos quejaremos de que salgan políticos corruptos y que ninguno dimita en este santo país llamado España. Si ante la desgracia general somos capaces de sacar provecho…

El cartelito

20110517175525-valla.jpg

Las leyes están para cumplirse, es una obviedad, y si el PP de Canarias ha incumplido la normativa electoral, que afirma que no se puede emplear la imagen o símbolos de los candidatos de otro partido, ocultando además que eres tú el que estás jugando al disimulo, al a ver si no me pillan, pues entonces bien retirada que estará la campaña en el que se observa el logo de CC y la foto del apretón de manos entre Paulino Rivero y José Luis Rodríguez Zapatero con esa frase mítica y lapidaria de “lo haría mil y un millón de veces si fuese necesario”.

A los conservadores en Madrid les pasó algo similar y hubo que añadir el logo del PP para que los socialistas no se agarrasen tremenda mosca. Y es que a Esperanza Aguirre no se le ocurrió mayor ‘felonía’ que tomar la frase de Tomás Gómez (PSOE), que dijo que quería para Madrid lo mismo que ZP había hecho en España. El equipo de campaña del Partido Popular vio el cielo abierto e hizo una composición buena no, excelente, pero la Junta Electoral le obligó a añadir el logo del PP para no inducir a la confusión.

Dicho esto, para que luego no me vayan a comparar con los zarrapastrosos antisistema que vaguean impunemente en la Puerta del Sol y en otras ciudades españolas, esos que dicen que traen la verdadera democracia (la de no dar un palo al agua y llevarse el máximo beneficio), lo cierto es que aún tenemos unas leyes que, con perdón, casi son más propias de un país meramente intervencionista, que aún casi le tiene que decir a sus administrados como deben de pensar, de actuar y que hay que tutelarlos hasta cuando van a hacer sus necesidades más íntimas.

A estas alturas de la película, sinceramente, tendrían que estar derogadas ciertas normas. El hecho de que, en términos generales, la publicidad no pueda ser el conducto para atacar, con argumentos veraces, a la competencia y que en la específicamente electoral no se puedan sacar los colores a los adversarios ante sus incumplimientos es, cuando menos, haberse quedado anticuado en el Paleolítico.

Considero que somos una democracia madura, que, ante todo, quiere ver a políticos que gestionen adecuadamente los caudales públicos, que no vayan a las instituciones únicamente a figurar y a llevárselo calentito a final de mes, que den cumplida cuenta de sus rendimientos económicos, que no tengan que vivir eternamente de la política, que no se hagan fotos de trampa y cartón. Si un presidente prometió el pleno empleo y su hombre en la Comunidad de Madrid dice que quiere hacer lo mismo que su jefe y éste deja una España con cinco millones de desempleados, ¿por qué no se puede emplear como una verdad irrefutable? ¿O por qué, si un mandatario regional, en este caso Paulino Rivero, se deja fotografiar en compañía de un presidente mentiroso, Zapatero, y permite que se incumpla repetidamente con Canarias, no se puede recurrir al hecho de recordar al electorado que mucho ojo a la hora de depositar el voto y a quién se le da?

Insisto, las normas son las que son y el PP canario tendrá que cumplir con la legalidad vigente, pero evidentemente no somos tontos y todos sabemos que el platanero y la del taburete han aplaudido con las orejas al inquilino de la Moncloa a cambio del inexistente Plan Canarias o de unas abstractas, como diría Antonio Alarcó, aguas Paulinas. ¡Eso sí que es naufragar a lo grande! aunque quienes se ahogan son el resto de canarios, ellos no, que para eso tienen asegurado el escaño (alguna con cojín de suplemento).

17/05/2011 16:55 Juan Antonio Alonso Velarde Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Boicot soriano

20110518112802-josemanuelsoria.jpg

¡Qué pena que determinados dirigentes políticos, por un quítame allá esas pajas o unos salmones caigan en el terrible error de discriminar a un medio de comunicación porque, simplemente, en su momento, se criticó un hecho! De acuerdo, la Justicia ha hablado alto y claro y ha exonerado a José Manuel Soria, presidente del PP, de toda culpa en ese asunto, pero, y a pesar del aprecio personal que siento por este político, no puedo dejar de ser periodista y, en este caso, tratándose de un amigo el que sufre el desdén del equipo regional de campaña del Partido Popular, voy a abusar del corporativismo profesional.

Y es que vaya por delante que a Gonzalo Castañeda, director de Es Radio Pulso Tenerife, ha conocido la cara amarga de alguien que le está asesorando pésimamente a José Manuel Soria. Le cuentan que el líder del PP autonómico no quiere ponerse delante del micrófono porque entiende que este periodista fue muy crítico en su momento con el llamado caso salmón, pero es que si uno repasa la hemeroteca, la fonoteca, la videoteca y hasta la ‘interneteca’ descubrirá que casi la totalidad de los medios fueron duros hasta la extenuación, sobre todo, por ejemplo, Televisión Española en Canarias, donde ayer el líder del PP estuvo debatiendo ampliamente con los otros dos candidatos con opciones a ser el próximo presidente regional.

Si hacemos un somero repaso, el mandatario conservador ha estado en la Ser, en los principales periódicos del Archipiélago, Canarias 7 y La Provincia, entre ellos, y que yo sepa no se le ha negado por parte de Soria una declaración y eso que podríamos ver ataques de la peor calaña contra el dirigente del PP. Reconozco, eso sí, que no sé hasta qué punto Gonzalo Castañeda profundizó en sus críticas, pero yo, que me precio de conocer a este periodista y amigo (el orden es lo de menos), sé que todos sus palos han sido argumentados, con las pruebas en la mano, porque jamás ha dado una noticia que previamente no estuviese contrastada. Otra cosa es que luego haya personajes desahogados como Felipe Campos que, lamentablemente, no sólo ha engañado a este periodista, sino a muchos ciudadanos, entre los que me encuentro, y a sí mismo, porque ha sacrificado sus valores para hacerse acreedor a una canonjía de Socialistas por Tenerife.

En definitiva, José Manuel Soria ha perdido una extraordinaria ocasión de hacer llegar su programa, sus ideas y sus proyectos a un amplio espectro de oyentes en Tenerife y todo por, insisto, un quítame allá esas pajas y esos salmones. Pero fíjate, Gonzalo, que aún siendo una torpeza supina del líder del PP de boicotear a un medio, mucho más me parece la metedura de pata de quien tiene que llevarle su agenda. Y que yo sepa mi querido amigo, añado, a ti no te han llevado al juzgado como a cierto periodista de apellido desabrido. También te digo que todo esto es muy típico de la derecha y no me extraña que al final tenga que haber un Federico, un Díter, un César, un Luis, a nivel nacional, o un Gonzalo a escala local, para poner los puntos sobre las íes. Con estos bueyes tenemos que arar.

¿Y ahora por qué?

20110519013642-indignate.jpg

¿Tienen los jóvenes derecho a expresarse libremente? Por supuesto. Pero toda libertad también tiene unas limitaciones, aquellas que deben respetarse para no entrar en conflicto con el respeto a los demás, al resto de la colectividad y estos miles de personas no parecen darse cuenta de que con su actitud totalitaria, rebelde y hasta pelín violenta empiezan a perder cualquier crédito que pudiesen tener, sobre todo porque las imposiciones son malas y estos caballeretes y damiselas pretenden jugar el partido con sus reglas, romper unilateralmente las que existen, pero al mismo tiempo abrazan símbolos de una ideología demasiado concreta, demasiado comunistoide, demasiado olor a dictadura.

Dicen estos jóvenes (alguno no tanto, porque que yo sepa ni Cayo Lara ni Willy Toldeo están por debajo de los 40, precisamente) que a ellos no les manipula nadie, que no están ni a favor del PSOE o de PP, que son personas con ideas propias, jóvenes que están hartos de que nada cambie, de que hay un 40% de paro, de que al poder siempre llegan los mismos, de que las poltronas se reparten independientemente de la ideología, de que las normas se hacen siguiendo fielmente la ley del embudo, de que es una pornografía moral las pensiones vitalicias por siete años dándole al botón del sí o del no. Sin embargo, qué quieren que les diga, tengo mis argumentos para entender que esta protesta no es espontánea y que a alguien le ha interesado desviar oportunamente la atención.

Pongámonos en antecedentes. Durante la pasada semana, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, anunció a lo largo de los últimos días de campaña habría una sorpresa y ¡vaya sí la ha habido! Por lo pronto, se ha conseguido dejar a un lado los mítines de campaña, minimizar el revolcón que se puede llevar el PSOE e intentar que un grupo de voluntariosos jóvenes hagan bajar del pedestal al PP y colocar en la misma escala a quienes han provocado esta crisis, los socialistas, que quienes pueden traer ideas renovadas para arreglar el desaguisado, los conservadores.

Tal y como se demostró con el envío masivo de mensajes a los móviles desde determinadas sedes del PSOE el 13 de marzo de 2004, de nuevo vuelve a convocarse, esta vez a golpe de red social, a los jóvenes para que invadan las plazas principales de las grandes ciudades, pero, ¡qué chocante! ¿por qué no hay manifestaciones frente a, por ejemplo, Delegaciones del Gobierno, Congreso de los Diputados o el mismísimo Palacio de la Moncloa? Ya que hay una demostración palpable de que se está en contra del poder establecido, vayamos a los lugares donde se encuentra establecid, ¿o tal vez las protestas van en contra de Esperanza Aguirre, por poner un ejemplo?

A mí, sinceramente, cuando España está con cinco millones de parados, decenas de miles de personas (por no decir centenares) que están a punto de perder sus viviendas, cuando cada vez cuesta llegar más a final de mes, cuando decenas de miles de autónomos están con la soga al cuello porque las administraciones no les abonan los trabajos realizados, no me cuadra que sólo salgan a manifestarse un grupo de voluntariosos jovenzuelos, muchos de ellos, dicho sea de paso, que hasta la fecha han vivido muy bien a cuenta de la sopa boba casera. Esperemos que el día 21 se respete la jornada de reflexión y que el 22 podamos votar libremente, sin coacciones y sin insultos, aunque quienes están detrás de esto no buscan precisamente esa tranquilidad.

¿Demócratas? No. Infectos y abyectos

20110519184832-15-m.jpg

Hoy no voy a hacer un artículo de opinión al uso. Esta vez dejaré que sea mi compañera de profesión Teresa Palacios la que ocupe esta tribuna y, fielmente, reproduciré parte del relato que magistralmente ha publicado en Periodista Digital sobre el movimiento de Democracia Real en la Puerta del Sol. Únicamente, antes de dejarle con el mismo, una matización, una reflexión, un apunte a modo de prólogo, ¿estos infectos individuos son los que reclaman un cambio? Pues aviados vamos.

Sinceramente, entre la situación que tenemos en la actualidad o que el país caiga en manos de determinados sujetos abyectos como estos, que se ‘envalentonan’ con un señor de avanzada edad por el simple hecho de llevar la bandera de España…en la capital española o llamar hija de las cuatro letras a una periodista que, antes que nada, es persona, ciudadana como todos los que llevan cinco días acampados, prefiero quedarme tal y como estoy. Ya sufrimos un totalitarismo durante 40 años y me niego sobremanera a que algún heredero de Stalin venga a apretarnos las clavijas…en nombre de la libertad y de la democracia.

Y sin más, les dejo con la crónica, la película de los hecho.

Este 18 de mayo de 2011, que estuve dando varias vueltas por la plaza entre la multitud había banderas de Marruecos, Egipto y hasta de Túnez.

Al ver cómo increpaban al señor me acerqué para intentar poner fin a una actitud que, a mi juicio, estaba fuera de lugar. Varias personas rodeaban al hombre, situado en la parte cercana a la calle Preciados. Otros le defendían.

Periodista: ¿Os parece normal lo que estáis haciendo? Aquí estamos todos por un mismo motivo y no es el de discutir e insultarnos a nosotros.

Manifestante: Aquí no queremos a votantes del PP. Que se largue.

P: ¿Cómo? ¿Qué tiene que ver una cosa con otra? En esta manifestación también hay gente que vota al PP. ¿Por qué no pueden estar?

M: Pues no queremos a fachas.

P: Pero llevar una bandera de España no es ser facha.

M: La organización ha dicho por Internet que no se trajera banderas.

P: Vale, pero este hombre que tiene más de 70 años, dudo que se haya metido en Internet y se haya enterado de eso. Ha venido de forma personal y espontánea. Ademas, yo llevo aquí todo el día y he visto varias banderas

M: Eso es metira.

P: Te digo que es verdad. De todas formas, si te pones así ¿tú por qué estás aquí?

M: ¡Por la democracia!

Se pueden imaginar ustedes mi cara ante la respuesta que me dio la muchacha. El hombre finalmente tuvo que guardar la bandera y marcharse de la manifestación ante los gritos y zarandeos.

Se fue justo a tiempo porque en ese momento, mientras yo continuaba discutiendo con los "demócratas" llegaron un grupo de Red Skin o Sharperos:

Sharpero: ¿Qué pasa? ¿Dónde está el de la bandera? ¡Que la hemos visto desde la otra punta de la plaza!

Periodista: ¿Pero estamos locos? ¿Os parece normal todo esto?

S: Cuidado con esta que es de la policía secreta.

P: ¿Cómo? ¿Yo secreta?

S: Tú eres de la secreta hija de puta y no queremos a chusma como tú

P: Eres secreta porque el otro día me registraste tú. Bueno... aunque iba muy pedo. ¡Pero eras tú! ¡Estoy seguro!

De nuevo les digo que se pueden imaginar ustedes mi cara. Por un momento pensé que la situación no iba a acabar bien pues se enteraron, por una amiga que me acompañaba y que pensó que desvelar mi profesión calmarían los nervios, que era periodista y eso les sentó peor.

Entre insultos y empujones conseguí salir de ahí indignada, muy indignada.

Llevo días junto a los jóvenes, pacíficos, que han llevado a cabo estas protestas. No quieren violencia y que se les relacione con grupos políticos.

Pero lo cierto es que se les está yendo de las manos y la izquierda más radical resurge de sus cenizas para crear este tipo de situaciones desagradables. Este incidente no deja de ser un hecho aislado, pero entre todos debería evitar que cosas así sucedan porque esto no es democracia.

Moncloaca

20110521005359-moncloaca.jpg

Perros flautas, inquisidores, soviéticos, republicanos, procastristas, intolerantes, inflexibles, chusma pulguienta, porreros, borrachos impenitentes, descerebrados, inútiles que no saben hacer la ‘o’ con un canuto (a lo sumo fumárselo), pendencieros, irrespetuosos con la propiedad privada, totalitarios del régimen, más expropiadores que Hugo Chavez y Evo Morales juntos y revueltos, vociferantes sin criterio, reivindicadores del todo y de la nada, idealistas estériles, cerebritos de la nadería, pijos-progres que desconocen el valor del esfuerzo porque, en el fondo, vienen algunos de familias donde todo se les ha dado hecho.

Gente sin rumbo, pero que si mañana pudiera volaban en business class en Jumbo. Entes incoherentes, que hoy piden pan y mañana están a régimen, estorbos para todo, perros del hortelano, dictadores del mundo y de sí mismos, inestables a más no poder, liberticidas que no se arredran ni con insecticida, cromanognes de aspecto, pero muy egipcios a la hora de poner el cazo.

Comunistas de pacotilla, oportunistas sin merecerlo, rémoras del sistema, inconformistas gandules que, cuando la partida comienza, rompen el tablero porque las normas no les gustan. O se cambian o se cargan el juego. Incendiarios por doquier, antiespañoles de pura cepa, nacidos por generación espontánea, esporas que ni siquera Cousteau fue capaz de identificar en sus tiempos de gloria por la mar océana.

Gente chunga, pasados de la raya, que no están en coma, sino que ellos mismos son la coma, el punto, los dos puntos, las interrogaciones y las contestaciones. Chusma aficionada a las vejaciones, a gritar a voz en cuello ¡Fuera de aquí, españoles! Babosos como los caracoles, posiblemente sin estudios porque no quisieron ir al cole, pero quieren tener los privilegios del resto de la prole.

Y quizá todo esto se acababa si quien tuviera que poner orden no se llamase Rubalcaba. Pero nuestro ministro del Interior no sólo lo hace mal, sino que mejora por hacerlo aún peor. Esto no es democracia, es un horror, y al igual que toda esa turba, todo se reduce a un hediondo hedor y un fétido tufillo sociata procedente de la Mocloaca.  

(Hernández Abad ) Je t'aime PSOE

20110521175812-jaimehernandezabad.jpg

Leo en El Digital de Canarias la siguiente noticia, concretamente en su sección de El Fisgón Indiscreto:

“Una enorme sorpresa corrió por muchos de los que hace unos días se encontraban en la sede del PSC-PSOE de Santa Cruz de Tenerife, ahora lleno de vida al estar metidos de pies y cabeza en la campaña para las elecciones de este domingo. Y no es para menos. El todavía concejal de Hacienda del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, Jaime Hernández Abad, entró en dicha sede y se dirigió a los que estaban allí, preguntando como les iba y si necesitaban ayuda, si podía colaborar con ellos, ya que en ese momento, muchos se encontraban ensobrando las papeletas de voto del candidato socialista”.

“De buenas maneras se rechazó su sorprendente ofrecimiento y se le preguntó si iba a cambiar de partido y él afirmó a todo el mundo que se lo estaba pensando y que a lo mejor si lo hacía, antes de salir de allí. Algunas personas que se encontraban por los alrededores señalaron a los militantes que todavía se recuperaban de la impresión, que momentos antes, el concejal había estado dando vueltas, pensándose que hacer y al final, dio el paso que le puede costar caro, por lo menos ante los ojos de los que ahora gobiernan el partido de Rajoy en Tenerife”.

“Y es que al final la deslealtad a un amigo, a un proyecto, como el de Ángel Llanos tiene su precio. La soledad de Jaime Hernández Abad, buscada y merecida, le ha llevado a este episodio bufonesco, que da cuenta de lo que pasa realmente en el PP tinerfeño, cuya sensación de unidad, de buen rollo, se resquebraja de manera inmediata y donde bulle una corriente secreta de descontento y de mal rollo en torno a la presidencia del partido. Mucho se juega Cristina Tavío en Santa Cruz, que lo ha sacrificado todo, dejando al resto de la Isla, supertirada, para hacer una campaña brutal, sin importar gastos, mientras los comités locales vivieron en la más absoluta precariedad y buscándose la vida”.

“Y en medio de todo esto un concejal que vegeta en una lista al Parlamento en un puesto que no va salir ni de coña, cuestionado por Tavío y su gente y rotas sus relaciones con el que lo dio todo por él y le ofreció su casa, su amistad y su confianza. 22 M es una fecha mágica para todo el mundo, puede levantar o hundir en un minuto a todos los que han hecho de la política su razón de ser”.

No tengo el gusto de conocer en persona a Félix Rojas, pero sé de buena tinta que nadie va a inventarse una historia de tamaño calibre sin que previamente tenga agarrados todos los cabos. Desde luego, si yo fuese Hernández Abad y me hubiesen trincado de esta manera, inmediatamente desaparezco del mapa, pero además por una razón de peso, que es la constatación de que uno no milita por la ideología o por el proyecto en un partido, sino por llevárselo calentito a final de mes.

Ardo en deseos de conocer la reacción de señor Hernández Abad que, yendo en unas listas (de relleno, eso sí) del PP al Parlamento de Canarias no sólo es que se deje caer por la candidatura del PSOE, sino que encima se ofrezca a echar una mano (ni que se le hubiese inundado el local electoral al bueno de Julio Pérez).

Ya lo decía hace muchos años el insigne Alfonso González Jerez, la política canaria ha hecho mucho más por el Carnaval que cualquier gala de Jaime Azpilicueta. Hay que tener menos luces que una patera para llegar a este nivel de bote sifónico. Para esto, digo yo, mejor decirle a tu partido, el que parece que quieres dejar, que no te incluyan en las listas y ya está.

Lo bueno de esto es que al final el tiempo va demostrando y dejando al descubierto muchos hechos, a la par que eleva a los altares a verdaderos caballeros como Miguel Cabrera Pérez-Camacho o Alfonso Soriano, personas hechas, derechas, con su profesión y a las que no les supone mayor revés el tener que dejar de ir en unas listas, como es el caso ahora del señor Soriano, del cual míster Hernández se permitió cuestionar su modo de hacer política.

¿Descenso merecido?

20110522171623-descensodepor.jpg

¿Merecía bajar el Deportivo de La Coruña a la Segunda División? Siendo frío, objetivo, restando toda la pasión de la que uno puede hacer gala, la respuesta es afirmativa. Los gallegos, tras la marcha de Jabo Irureta del banquillo, han ido de más a menos. Los proyectos de Joaquín Caparrós y de Miguel Ángel Lotina se vieron condicionados por la nulidad económica de un conjunto que estaba no sólo a cero en las arcas, sino que además debía (y debe) un pastizal. Fichajes de medio pelo y encima, de lo poco bueno que había en la plantilla, al final se ha vendido a otros clubes. Los gallegos cierran la Liga tal y como la empezaron, aunque entre medias del cuento nadie pensó que este desenlace pudiese tener igual final, el del profundo desencanto, y con el mismo verdugo que hace 17 años, el Valencia.

En descargo de los ché, hay que decir sin ningún género de dudas que hay que alabar la profesionalidad de estos. Podían haber jugado a medio gas, no meter el acelerador a fondo y dejar que fuese el encuentro entre la Real Sociedad y el Getafe el que polarizase la lucha dramática por la permanencia. Otro que apenas se jugaba nada, sólo evitar una previa, el Atlético de Madrid, vencía estérilmente en Mallorca, puesto que tendrá que regresar antes de las vacaciones para poder clasificarse de forma definitiva para la Europa League. Sin embargo, su triunfo, inesperado, estuvo a punto de costarle un severo disgusto a los bermellones, que temían que en cualquier momento el Deportivo empatase en Riazor y diese al traste con su continuidad en Primera.

Culpar ahora al Levante del descenso gallardo por perder ante el Zaragoza sería lo fácil, lo sencillo, lo recurrente, aunque hay motivos. Es más, muchos daban por bueno que los maños ganarían en el campo blaugrana amparándose en un precedente que se ha cerrado en falso, la ‘ayuda’ a un Athletic de Bilbao que en 2007, sorprendentemente, se jugaba la permanencia. Muchos ríos de tinta y horas en televisión y radio se han malgastado hablando de un fraude que, al final, nadie ha sido capaz de poner negro sobre blanco, sólo habladurías y acusaciones veladas. Pero aún así, al final quien tiene el alto porcentaje de culpa es el propio conjunto coruñés, puesto que dependía de sí mismo y no lo supo aprovechar.

Sé que en La Coruña este fracaso ha sabido igual de mal que la pérdida de la Liga de 1994, pero ahora no queda más remedio que ponerse a trabajar seriamente en recuperar el lugar que al que otrora fuese el SuperDépor le corresponde, la Primera División. En los últimos 26 años han bajado grandes e históricas escuadras, entre ellas Atlético de Madrid, Sevilla, Valencia, Español, Valladolid, Zaragoza, Betis, Real Sociedad, Sporting de Gijón, Celta o Málaga y, más tarde o más temprano han logrado el ascenso. Lo importante ahora es no volverse loco porque, también está demostrado, las grandes inversiones en Segunda no aseguran nada. A veces, y aprovecho la ocasión para felicitar al Rayito, hasta sin cobrar y con una gestión caótica se consiguen los mejores éxitos.

Ni nacionalismo, ni socialismo

20110523131753-soria-cardona-bravo.jpg

El Archipiélago canario ha hablado. Ni PSOE ni CC, pero también ha puesto sus reparos al PP, cuyo triunfo ha sido insuficiente para gobernar a nivel autonómico y en determinadas corporaciones. Cierto es que a nadie le amarga un dulce y hoy el equipo de José Manuel Soria disfruta de una victoria en los papeles, pero que al final no tendrá su reflejo en las instituciones. Y es que, salvo el triunfo sin paliativos en Las Palmas de Gran Canaria, donde Juanjo Cardona arrasó literalmente a Jerónimo Saavedra, el resto de circunscripciones donde los conservadores han ganado estarán pendientes de pacto (Gobierno de Canarias, Cabildo de Gran Canaria y Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife), aunque también es verdad que en el Cabildo tinerfeño y en San Cristóbal de La Laguna el PP, segunda fuerza más votada tras los nacionalistas, puede conseguir arañar la presidencia y la alcaldía, respectivamente.

Lo chocante de una larga noche electoral fue ver las caras de los miembros de Coalición Canaria. Por mucho respaldo que consiguieron en sus comparecencias Bermúdez, Melchior, Rodríguez o Rivero, lo cierto es que las caras eran un verdadero poema. En esos momentos, las cábalas, lo que pasaba por las cabezas de estos líderes, se centraban en ver cómo poder mantener sus principales bastiones. Por lo menos, el candidato a la alcaldía santacrucera lo tenía claro, tirar de móvil y poner en contacto con Julio Pérez (PSOE) para garantizarse los 14 concejales. Nadie esperaba el triunfo de Cristina Tavío, ni siquiera los más acólitos de la formación conservadora, ni que un partido como Ciudadanos de Santa Cruz se viera abocado a quedarse con un solo concejal.

Rivero, a pesar de mostrar un rostro desencajado y de haber sido arrollado por la ola azul, sabe que será presidente porque, evidentemente, Soria no va a ceder su posición ya que ha sido el más votado, aunque con los mismos escaños que CC, 21. La negociación de los nacionalistas con el PSOE, 15, parece evidente y hasta a José Miguel Pérez le viene de maravilla su derrota, sobre todo porque no se veía como jefe del Ejecutivo y ahora, siendo la tercera fuera más votada, pero decisiva para la gobernabilidad, puede conformarse con la vicepresidencia y alguna consejería de campanillas, ¿tal vez Sanidad para Dolores Padrón?

También es verdad que Coalición Canaria estará muy atenta a lo que pase dentro de unos meses. Haciendo una extrapolación de los resultados cosechados ayer por el PP a nivel nacional, Mariano Rajoy se quedaría a unos 12 escaños de la mayoría absoluta. Nadie parece poner en tela de juicio el triunfo de la marca azul en las Generales, pero ni mucho menos es un cheque en blanco. Me da la sensación de que habrá que tener mucho cuidado a la hora de entablar acuerdos, especialmente cuanto más importante sea la institución. Para CC sería dramático echarse en los brazos del PSOE y que en marzo de 2012 (si no hay adelanto electoral) sea el PP el que gobierne en España y los nacionalistas estén unidos a un partido en Canarias, el PSOE, que no les puede dar absolutamente nada.

Varapalo (político) personal

20110523135026-guillermo-guigou.jpg

No me voy a ocultar. Electoralmente, en lo que compete a Santa Cruz de Tenerife, me he llevado un chasco, una desagradable sorpresa, un revés, una hostia con la mano abierta (y también cerrada) con el resultado escuálido que ha obtenido Ciudadanos de Santa Cruz de Tenerife. Lo dije y lo mantengo, pese a ser afiliado del Partido Popular, entendía que la ciudad precisaba de un aire nuevo, de una persona trabajadora a carta cabal, y mi apuesta era Guillermo Guigou. Sé que lo sencillo sería mantenerse tapado, ahuecar el ala y estar calladito…pero eso no va con mi estilo.

Evidentemente, no voy a ser un hipócrita y no puedo pasar a convertirme ahora en un palmero de Cristina Tavío a la que, eso sí, nobleza obliga, hay que felicitarla por el triunfo en la capital tinerfeña y recordarle que estoy dispuesto a pagar mi apuesta hecha en su momento y que, si se busca por el ciberespacio de este blog, se puede reclamar y yo saldarla porque la palabra dada y escrita es sagrada, al menos para mí. Sin embargo, de verdad, sigo sin comprender que el PP haya obtenido unas cifras tan espectaculares en la capital, a no ser, desde luego, que fuese por mor de la ola nacional.

Y es que esa es la única explicación, el único argumento sólido, el de la influencia a nivel del Estado, lo que haya motivado que el PP santacrucero haya conseguido los segundos mejores resultados en número de concejales (9), que paradójicamente suponen un empate con CC y una victoria en votos. Los mejores, curiosamente, lo obtuvo en 1995 Guillermo Guigou, con 10 ediles, a pocas papeletas de empatar en actas con CC, que logró 11 por aquel entonces. Ahora queda por ver cómo se las ingenia la lideresa del PP capitalino para conformar gobierno o si se confirma el entendimiento entre nacionalistas y socialistas.

Por supuesto, alguien podrá argumentar que Ciudadanos habrá hecho algo mal para tener un resultado tan malo. Pues miren, es posible, sobre todo el hecho de no tener los altavoces mediáticos de otras formaciones, haber trabajado con denuedo estos últimos cuatro años, destapar el tejemaneje de Emmasa, posicionarse en contra del PGO, llevar en su programa el rescate de las licencias de taxistas. Entiéndase, claro está, como una ironía. Para mí, ha sido una decepción tremebunda, pero ni una cuarta parte de la que debe tener el equipo de campaña.

De todas maneras, los electores de Santa Cruz de Tenerife han tenido algo muy claro, que no querían mayorías absolutas, que se obligará a pactos, que será una legislatura de mucho diálogo y, ¿por qué no? no descartaría a Guigou como posible opción para reforzar el acuerdo que salga de las diferentes conversaciones que se mantendrán en los próximos días. Sea como fuere, lo que ahora le toca a Ciudadanos es trabajar con denuedo, seguir en la misma línea y conseguir que los atropellos nacionalistas que se han perpetrado en Santa Cruz de Tenerife se queden en eso, en meras intentonas.

Pier no doy una

20110524113212-pier.jpg

Pier no doy una. La verdad es que el motecito de marras que en su momento le pusieron a Pier Luigi Cherubino, ex jugador del CD Tenerife, tiene su aquel. Días antes de celebrarse las elecciones municipales, este ex futbolista rechazó de plano el ofrecimiento hecho por David Amaral para integrar la parcela deportiva en la entidad blanquiazul. Su respuesta fue corta, precisa y contundente: “Tengo mejores cosas en mente”, en clara referencia a su posible elección como concejal en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife. Sin embargo, las nueve actas que ha obtenido el nacionalista José Manuel Bermúdez, que era la lista en la que concurría Pier, no alcanzan hasta el puesto que ocupa, el número 13 (un número que, de por sí, ya daba mal fario) el ex deportista.

De todas maneras, elevando lo anecdótico a la categoría de ley, lo cierto es que en las últimas legislaturas el Consistorio capitalino se había convertido en una suerte, en una bicoca para auténticos desahogados de la vida, gente sin carrera, sin trabajo, sin más ambiciones en la vida que la de medrar, llevárselo crudito a final de mes y no mirar por el bien de la ciudad. El hecho de que Pier no entre en la institución, al menos como concejal electo (luego la ingeniería política da para mucho), es un alivio. Ya hemos padecido durante ocho años a un colegiado, Brito Arceo que, nunca mejor dicho, nos tomó por el pito del sereno a los santacruceros con su presencia en Gran Marrano (digo Hermano).

El Ayuntamiento no puede estar viciado de aroma a puro pringoso y ser un arsenal de toxiques o de concejales que viven por y para las croquetas y pinchos diversos o ediles con apellido acabado en UTE que no sepan lo que es una ONG o que ni sepan pronunciar debidamente la palabra Al-cal-de. El Palacio de los Dragos no puede ser un lugar en el que se mande a la Intervención la primera factura que a alguien se le ocurra o manejar los plenos a golpe de Aquí mando yo. No, eso no es serio.

Por eso, me alegro en gran medida de que, por una parte, se quede fuera de la corporación gente inexperta, y por otra, que también hayan visto abortadas sus pretensiones de carguitos, aquellos nefastos acreditados o auténticos chupatintas que sólo quieren que a fin de mes su cuenta corriente esté cargadita de ceros a la derecha. Lo que espero de quien gobierne mi ciudad a partir del 11 de junio, que será la fecha del pleno de constitución del Ayuntamiento, es que no gestionen ni dicten órdenes a golpe de Facebook o Twitter, más que nada porque me parece una mamarrachada airear las diferencias por un canal tan poco oficial.

La poltrona les vicia

20110525114845-riveroblogiia.jpg

La poltrona les vicia. El nacionalismo en España y, especialmente en el caso de Canarias, tiene por religión exclusiva el poder. Coalición Canaria no sabe de otra cosa que no sea estar en el poder, al precio que sea, chalaneando las voluntades populares, pero hay que mandar sí o sí. Da lo mismo ganar que perder. La incógnita de la ecuación la forzarán para que siempre salga con un signo positivo. Si a determinados personajes les dejasen gobernar las matemáticas, serían capaces de pervertir las normas más elementales para que, cualquiera que sea la combinación o la fórmula a aplicar, la igualdad siempre arroje como solución el término invariable de Coalición Canaria.

Desde luego, en la sede de Galcerán son maestros en la perversión del lenguaje que, al mismo tiempo, mezclan adecuadamente con las manipulaciones aritméticas. Que salga Paulino Rivero a decir que su fuerza es la más votada está al mismo nivel que afirmar tajantemente que ahora la superficie de Canarias ocupa los 50.000 km cuadrados (y dos piedras) por lo de la no-ley de la aguas archipielágicas.

Guste o no, lo cierto es que a nivel regional el triunfador ha sido el popular José Manuel Soria, con unos 70.000 votos de diferencia sobre CC. Los topes electorales, donde PP y CC siempre se han mostrado renuentes a su modificación a la baja, han perjudicado en esta ocasión a los conservadores porque, curiosamente, en 2003, con una situación a la inversa, pero con menor distancia en el número de sufragios, alrededor de 15.000 a favor de Coalición, los nacionalistas obtuvieron cuatro diputados más que el PP. Haciendo un evidente cálculo proporcional, con esos casi 70.000 papeletas de ventaja, el rédito de Soria hubiera sido mucho mayor, más cerca de una mayoría absoluta o, por lo menos, de un triunfo holgado en número de puestos a ocupar en el salón de plenos.

Lo curioso de todo esto es que desde CC se le llama inflexible, intolerante y obcecado a José Manuel Soria porque pretenda la Presidencia del Gobierno, pero, vamos a ver, ¿qué pretenden estos nacionalistas? ¿Amar a la poltrona por encima de todas las cosas? ¿Se han parado a pensar que tal vez los ciudadanos se han hartado de tanto discurso plañidero, de tanta estrella verde de pegote, de folklore de trampa y cartón, del rancio bocadillo de mortadela?

Entiendo que debe ser muy duro para determinados dirigentes de CC, verbigracia Paulino Rivero, quedarse sin poltrona, sin coche oficial, pero es que al final todo cansa, lo bueno y lo malo, sobre todo esto último. Al ‘jefecillo’ de El Sauzal lo hemos visto la intemerata de años de alcalde, de consejero, de diputado, de presidente y así súmale más de 30 años agarrado a la teta del poder local, insular, nacional y regional. Es lógico que cuando se está tantas décadas imbuido por la púrpura dorada, uno piense que aquello es su finca particular. Pero nada más lejos de la realidad. El terreno es nuestro y el político está cuatro años de alquiler, sin embargo con un matiz esencial, que el alquilado acaba poniendo las normas, los símbolos y lo que haga falta, mientras nosotros…ajo y agua hasta la próxima cita con las urnas.

El no, pero sí, de Campos

20110526110908-campos-corrales.jpg

¿Es el Partido Popular una formación antidemocrática? A juicio del abogado Felipe Campos, sí. ¿Es el Partido Popular la fuerza que debe unirse al progresismo para echar al régimen, entendido como tal el que representa Coalición Canaria? A juicio del abogado Felipe Campos, sí. Entonces, planteo yo, ¿a qué carta nos quedamos los ciudadanos, señor letrado? ¿Es la marca de la gaviota una organización que está al margen de la Constitución? Y, estando fuera de esos parámetros democráticos, ¿tenemos que inferir que esa izquierda también lo estaría? Quien se une con un delincuente, entiendo yo, está asumiendo el mismo rol.

Lo cierto es que el llamado abogado de las causas perdidas está que se sale y lo ha demostrado con pelos y señales en el programa Tenerife Week, el magazine que magistralmente conduce semanalmente en Radio Unión Tenerife don Ángel Suárez. Con su fino olfato, el letrado hace un análisis tremendo y sesgado de la situación post-electoral de Santa Cruz de Tenerife. Para empezar, y guardándose muy mucho de mencionar los resultados obtenidos por Socialistas por Tenerife, no duda en calificar el juicio de los votantes como un no radical del Plan General de Ordenación, un documento que han apoyado sin ambages Coalición Canaria y, aquí con alguna fisura superficial, el Partido Popular. 18 concejales han sacado entre las dos fuerzas, los nacionalistas, dos menos que en 2007 y los conservadores, tres más. En definitiva, dos tercios de la representación popular de la capital tinerfeña han dicho sí a este PGO, por mucho que Campos se empeñe en demostrar lo contrario.

Y es que, a su entender, la ciudadanía le ha restado 12.000 votos a Coalición, que sumados a los de otras fuerzas progresistas, más los votos nulos, los votos en blanco y cuento 20, y eso es un signo de que se está en contra del documento que pretende aplicar el Ayuntamiento de Santa Cruz. Lo raro es que en ese sesudo conteo del letrado no se hayan incluido a los árboles, las farolas o los imbornales que, dada su evidente actitud pasiva, tampoco fueron a las urnas.

Y ya para rematar la intervención del señor Campos, aseguró desconocer (y no sé si hasta poner en tela de juicio) las declaraciones del líder de Socialistas por Tenerife en el Ayuntamiento de Santa Cruz, José Manuel Corrales Aznar, en las que venía a decir que no veía con malos ojos el pacto entre CC y PSOE, que sería lo más lógico. Aseguró Campos que, “de haber dicho eso, me parece una cagada” (con perdón). Lo chocante de todo esto es que la formación que encarnaba el no al PGO, siempre según la versión del abogado, sólo obtuviese un concejal en las urnas. Pero claro, la culpa la tiene la Junta Electoral por no tener en consideración a las farolas, los árboles, los imbornales y hasta algún que otro perro flauta que no quisieron o no pudieron ir a votar. ¡Qué falta de consideración, por Dios!

Adeu Chacón

20110527112051-adeuchacon.jpg

España no está (ni lo estará) preparada para tener como candidata a presidenta de Gobierno una señora que presume de independentista, de catalanista, de pacifista, de buen rollo (y el plus p’al salón). Carme Chacón, afortunadamente para el conjunto de la nación, ha sido descalificada de la carrera a la sucesión de José Luis Rodríguez Zapatero. No es que me guste tampoco Alfredo Pérez Rubalcaba, pero a esta catalana antiespañola, sinceramente, no la quería ver ni en pintura.

Es evidente, desde luego, que la debilidad del actual presidente del Gobierno es tan profunda que ni siquiera ha movido un solo dedo por defender a su protegida, a la niña de Felipe González (tal y como ella misma se definió). Es más, Zapatero ya no tiene empacho en contestar a los periodistas que había hablado con Patxi López y que ya había llegado a un acuerdo para explicar en la Federal de mañana cómo iba a ser todo el proceso de primarias. Es decir, se cuelga la medalla de afirmar que había convencido al lehendakari para que no hubiese congreso extraordinario y en realidad lo que hizo fue dejar que Chacón sacara la cara por su jefe renunciando a esas primarias.

Desde luego, a nadie se le escapa que en el PSOE, tras los resultados del 22 de mayo, no querían ahondar en una crisis aún mayor. Las peleas y los navajazos entre los partidarios de Rubalcaba y Chacón habrían sido de órdago a la grande, sin desdeñar lo que algunos outsiders podrían haber colaborado en avivar las llamas, especialmente el liante de José Bono, siempre presto a enredar en la vida pública, a pesar de esa cara de beato que siempre pone, como si jamás hubiese roto un plato, cuando la realidad es que se ha cargado fábricas enteras de vajillas.

A mí me da en la nariz de que Zapatero no es que tenga los días contados al frente de la Presidencia del Gobierno, que los tiene, sino que su relevo al frente de la Secretaría General puede estar más cerca de lo que se cree. Tengo la sensación, al menos si fuese ZP, de que habría que llamar a los obreros que le construyen su coqueta vivienda en León para que se apuren con los trabajos. Es más que posible que las uvas, los turrones y hasta los huesos de santo se los tome ya en su nuevo hogar. No es la primera vez que el PSOE, en un situación electoralmente desfavorable, adelanta los comicios y consigue un triunfo corto, pero inesperado, o una derrota a los puntos (o amarga victoria para el PP). Cuando una táctica funciona, lo normal es volverla a emplear. Lo que está claro es que a doña Carme le han dicho adiós o, más en su lenguaje, adeu y con el bombo a otra parte.

Pajas mentales

20110527233552-pajin-560x280.jpg

Hace muchos años en el País Vasco se producía un fenómeno social cuando menos curioso. Las víctimas de los atentados de la ETA sufrían la marginación mediática de una sociedad sumamente cerrada y donde hablar de política era poco menos que jugarse el tipo, así que échenle hilo a la cometa de la imaginación cuando se intentaba condenar un crimen de los hijos de la mala madre que ahora se han hecho carne en forma de Bildu. La consigna era pasar por esos actos de terrorismo de manera discreta. Cuanto menos publicidad se le diese a un muerto por el tiro en la nuca o por la bomba lapa, mejor que mejor. Había que contrarrestar ese discurso de los medios nacionales, tan malévolos ellos metiéndose siempre con los de Euskadi. Si hasta determinados curas, muy cobardes ellos, decían que no se podía hacer distingos entre el tío que apretaba el gatillo y el muerto, que ambos eran criaturas de Dios y, por tanto, uno merecía la santa sepultura y el otro el eterno perdón de los pecados.

Pues bien, ahora, en otra escala, en la de la violencia de género o, machista, como le gusta llamar a las pijo-progres a este fenómeno, la señora Pajín, ministra por accidente, sale ahora con unas normas que están a la altura de ese silencio mediático que se imponía en Euskadi para acallar lo más posible la comisión de atentados. Es que, claro está, los hombres de paz no cometían crímenes, sino heroicas acciones.

Yendo al grano, a lo que nos pone en un puño las meninges, la inepta de Sanidad, Igualdad y vaya a saber usted que tonterías más implica el cargo, pretende que, y cito el tenor literal de la propuesta, “se limiten los detalles que contribuyan a la identificación entre homicida y agresor como el modus operandi del crimen, denuncias anteriores, nacionalidad de la víctima o agresor.  La información no puede durar más de 30 segundos Los crímenes no deben aparecer ni la apertura de los informativos, ni es los titulares. No es bueno sacar fotos ni imágenes de las víctimas Tampoco es recomendable emitir los testimonios de familiares y vecinos”. 

Esta impresentable, porque no merece otro calificativo, considera primordial que los españoles no nos sensibilicemos ante una muerte, dos o 20 por violencia de género. Nada, que no se hable o que si se hace, que sea de manera larvada. Los medios de comunicación están para dar cuenta de la inacción gubernamental, de las naderías de Zapatero o de las fechorías de un tal Rubalcaba, ese mismo que, a pesar de ser vicepresidente y ministro del Interior, desobedece los mandatos de la Junta Electoral y permite que siga el estercolero de Sol y de otras ciudades agregadas donde el perroflautismo campa a sus anchas.

Pues nada, empecemos por no dar claramente los asesinatos de las mujeres, luego tampoco los de los hombres que, aunque menos, también sufren esa violencia, después tampoco hablemos de la extorsión a los concejales del PP y del PSOE en el País Vasco y Navarra a manos de los terroristas políticos de Bildu, pasando por no dar tampoco las cifras del paro, ni de lo mal que van la educación y la sanidad. Nada, hablemos de fútbol, del Real Madrid y del Barcelona y luego pongamos el resto del día a Anne Igartiburu, a Belén Esteban o a Jorge Javier Vázquez hablando de chorradas intrascendentes. En fin, ahora entiendo en su justa dimensión la expresión pajas mentales…

Cuestión de química

20110528172429-rubalcaba-ceja1.jpg

Cuestión de química. Lo del PSOE es pura cuestión de tabla periódica que alterna épocas en las que, según la ocasión, escogemos al líder por primarias o si la situación se tuerce más de lo debido, congresazo que te crió, previo envío de mensajes sugerentes a posibles candidatos (o candidatas con pocas armas y menos defensa) para que rehúsen al intento de disputar la poltrona del socialismo a quien ya tiene todo atado y bien atado para intentar frenar la más que presumible debacle de la marca del puño y la rosa. En definitiva, ahora se tiene que cambiar de lema, pasando a la historia el con Z de Zapatero para brillar con luz propia el con R de Rubalcaba.

Evidentemente, el PSOE da un paso importante para intentar recuperar parte del caudal de votos que se ha ido por el desagüe y otras grietas en las elecciones de hace una semana, pero tampoco es la gran solución si, como se piensa, el que va a seguir haciendo y deshaciendo a su antojo es el actual inquilino de la Moncloa. Mientras Zetaparo continúe al mando de las operaciones, el PSOE no hará otra cosa que caer en picado, aunque también me adhiero a la tesis de los que consideran que, en cuanto Alfredo Pérez Rubalcaba sea investido como candidato in péctore, es más que posible que le digan al aún secretario general de los socialistas que ahueque el ala, que se haga de perfil, que se eche a un lado y deje a otros empezar a marcar los tiempos.

En el caso de que Zapatero, en un alarde de loco de la colina se negase a desistir de su acción de Gobierno hasta el último segundo, dentro del PSOE son capaces de hacerle provocar un adelanto electoral para sufrir el menor daño posible en las urnas, pero si consiguieran sacarle del primer plano en todos los sentidos, especialmente del mediático, mucho entonces van a tener que empezar a temer en Génova. Si hay un candidato que ahora mismo puede lograr un volteo espectacular es Rubalcaba, sobre todo cuando delante tiene a un buen gestor, pero un pésimo aspirante como es Mariano Rajoy.

Todos sabemos cómo se las gasta el vicepresidente primero y ministro del Interior. No es un candidato al uso como lo pueda ser Zapatero, alguien que sólo es capaz de decir naderías, expresarse con frases vacuas, tontorronas, púberes. Rubalcaba sabe retorcer sabiamente el lenguaje y las situaciones. El 13 de marzo de 2004 supo articular muy bien una estrategia para dar el golpe de gracia a un PP paralizado por las bombas, por los muertos y por las algaradas callejeras. Ante las leyes físicas, estaría tranquilo, pero cuando la cuestión es de pura química, ¡ojito!

Ganar sin estridencias

20110529191924-guardiola.jpg

La Europa futbolera y futbolística ha tenido que rendirse otro año a las excelencias de un Barcelona que, además, de no haber sido por la final de la Copa del Rey, perdida ante el Real Madrid, ha estado a punto de repetir la gesta de 2009, llevarse tres títulos de una tacada y luego intentar disputar los otros tres restantes. Pero bueno, no creo que haya clubes muchos clubes sobre la faz de la Tierra que puedan presumir del palmarés actual de los blaugranas, sobre todo de un Pep Guardiola que está inconmensurable y además lo hace desde la perspectiva de la modestia. Jamás se le escuchará una declaración altisonante, exceptuando lo de aquel del “puto amo”, pero que era una respuesta esperada ante los ataques e insinuaciones de Mourinho.

El entrenador del Barcelona, por mucho que le acusen desde determinado sector de la prensa de abusar de una falsa modestia, está comportándose como un verdadero caballero. Jamás se le oirá comentar con desdén tal o cual aspecto sobre un rival. El secreto, precisamente, radica ahí, en que no sale con la prepotencia de otros colegas, sobre todo si son lusos y dirigen a Real Madrid. Guardiola es un tipo que respeta al adversario y que tampoco juega a la humillación más absoluta. Todos hemos presenciado partidos del Barça en los que la goleada parecía más que probable, pero además de escándalo. Pero a veces esa superioridad es rebajada por el míster de Sant Pedor con unas gotas de maestría.

La pena es que minutos después de la consecución de la cuarta Champions para el Barcelona, algún que otro acólito merengón, que gusta muy mucho de exponer sus argumentos a voz en cuello, intentó ningunear el mérito de los catalanes. Comenzó a sacar la hemeroteca, las 9 Copas de Europa del Real Madrid y las no sé cuántas Ligas. Sí, la historia es la que es e indica que los blancos aún conservan una ventaja envidiable sobre los azulgranas. Pero la vida es presente y éste marca que hoy por hoy, sin ningún género de dudas, es el cuadro de Guardiola el que hace las envidias del planeta balompédico.

En este aspecto, reparen unos momentos en los perfiles del técnico barcelonista y de Vicente del Bosque, nuestro egregio seleccionador. ¿No ven algo en común? Son ganadores natos, han conseguido lo que nunca habían vivido sus respectivos equipos y ambos lo han hecho desde el papel de la discreción, del trabajo serio, gregario, sin altanerías, controlando a quien pudiera desmandarse, pero sin poner el foco sobre el problema, sino sobre las soluciones. No me extraña que mientras unos celebran Champions, haya otro que aún estén preguntándose ¿Por qué? Pues eso, porque jugaste mal, al cero-cero, al patadón y encima sin delanteros.

Guerra socialista

20110530200532-jose-miguel-peres.jpg

Se empiezan a poner cachondas las cosas en Canarias. Desde la lejanía que supone estar en la capital de España, pero también desde la perspectiva que permite ver las cosas sin el apasionamiento mediático de las Islas, lo cierto es que tiene toda la pinta de que la imposición de la regional socialista, verbigracia José Miguel Pérez, de que aquí (o allí, mejor dicho) no se va  a pactar con el Partido Popular, sino con Coalición Canaria, va a desatar una guerra de proporciones desconocidas en la marca del puño y la rosa. Ese no es el acuerdo que quieren muchos socialistas en las Islas y las ejecutivas insulares, incluso las locales, están cerrando pactos a pesar de la prohibición expresa de los mandamases autonómicos.

José Miguel Pérez sabe que ha sacado unos resultados horrorosos, pero se siente avalado por los popes de Ferraz, en especial el fontanero José Blanco. A ese especie de mixto entre Manolo Vieira y Juan Cruz (conste que la comparación no es idea mía, pero la comparto) le deben un favor muy grande, ser el enterrador de todo aquello que ha supuesto el juanfernandismo y, por supuesto, haber dado la cara por el partido en un escenario nada favorable, máxime cuando además el PSOE a nivel regional ha hecho aguas por varias vías con la escisión de varios históricos como Santiago Pérez o José Ramón Mora.

La idea del secretario general de los socialistas en el Archipiélago es conseguir con Coalición Canaria un pacto global, que incluya desde la Presidencia al resto de corporaciones. Lo curioso del caso es que ese dejarse querer le supondría cuantiosos réditos a los nacionalistas, entre ellos el retener el poder en tres circunscripciones que ahora están pendientes de un hilo, bien por no haber sido la fuerza más votada (Gobierno de Canarias y Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife) o bien porque un pacto con populares y otras fuerzas (Ayuntamiento de La Laguna y Cabildo de Tenerife) les puede dejar fuera a los chicos de CC.

Desde luego, y no voy a ponerme ahora en la posición de defender a Juan Fernando López Aguilar, José Miguel Pérez está a un paso de darle prácticamente todo el poder al nacionalismo cuando el escenario que se pinta en las Islas es, curiosamente, el de mandar al INEM (o al Servicio Canario de Empleo) a toda la cohorte coalicionera. El secretario general del PSOE se agarra a la tabla de salvación de Madrid, pero es que en la capital de España las cosas no pintan nada bien y menos aún si el desastre del 22 de mayo se reproduce dentro de unos meses. Por eso los socialistas tinerfeños quieren pactar con el PP, porque es la fuerza ganadora, porque CC, posiblemente, tampoco se coma un colín en las generales.

Va a estar divertido el asunto, sobre todo por verle el rostro de descomposición que tiene algún que otro político que ya se ve sin cargo, sin dinero y, encima teniendo, a lo mejor, que ponerse a buscar un empleo fuera del ámbito institucional por primera vez en su vida.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris