Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Enero de 2012.

La experiencia del corredor 37718

20120101142525-sansilvestre.jpg

Cerca de 50.000 corredores, entre inscritos y un porcentaje importante que se cuela en la fiesta del atletismo del 31 de diciembre, y un ambiente excepcional. Así fue la primera experiencia en la San Silvestre Vallecana, después de casi una década corriendo en un homónima de San Cristóbal de La Laguna. El espíritu el mismo, pero está claro que el marco, el escenario, muy diferente, una carrera más larga, 10 kilómetros, muy cómoda hasta prácticamente el final, menos el tramo del kilómetro 8 al 9, donde una pertinaz cuesta te puede dejar para los restos si no estás física y mentalmente preparado. Dicen que lo importante no es ganar, sino participar y, añado yo, poder terminarla en buenas condiciones. En mi bautismo de fuego madrileño, con el dorsal 37.718, el resultado fue de 59 minutos y sin media agujeta que sufrir, producto también de un circuito bastante cómodo a excepción hecha de ese tramo final y del inicio, donde toca subir la cuesta de Concha Espina.

Evidentemente, cualquier carrera exige una preparación concienzuda, no basta con matarse la última semana, los 15 días previos o un mes, pero no hablo de disputar los primeros puestos, sino el simple hecho de llegar a meta, fresco como una rosa, poder aguantar esos 10.000 metros y una maremágnum de personas a izquierda, derecha, delante y detrás que también requiere un esfuerzo porque, en ocasiones, hasta que no has sobrepasado la Puerta de Alcalá, resulta harto difícil poder llevar tu ritmo sin encontrarte con corredores que te bloquean o incluso ser uno mismo ese estorbo para los que vienen desde atrás y que van a un ritmo más rápido que el tuyo.

Por supuesto, cualquier San Silvestre tiene su particular encanto y no estoy para nada desprestigiando la que casi durante una década he tenido la oportunidad de correr, que es la lagunera, pero es verdad que el espectáculo, el ambiente y todo lo que le rodea a la San Silvestre Vallecana hay que vivirlo in situ, impregnarse de ese espíritu, de esas ganas de finalizar el año corriendo por una ciudad que durante casi 365 días al año está invadida por un agobiante tráfico a motor. El placer de transitar libremente por Serrano, Colón, Puerta de Alcalá, La Castellana, El Prado, Atocha o el populoso barrio de Vallecas es algo que no siempre se puede hacer y creo que cualquier corredor llega después a su casa con esa doble alegría, acabar la carrera y hacerlo por un marco incomparable.

El año de los recortes

20111231153051-luisdeguindos.jpg

2012 no comienza con buenas noticias económicas para España. El recorte de los 16.000 millones de euros obliga a medidas estrictas, urgentes, sin ningún tipo de miramientos ni concesiones a la galería o a los brotes verdes. Luis de Guindos se va a convertir con toda seguridad en el rostro más desagradable del Gobierno, el tipo más antipático que pueda haber en el gabinete de Mariano Rajoy, el hombre al que todos los ciudadanos teman porque cada vez que sale por la pequeña pantalla, acaba sacando la podadora, pero es que no queda de otra. Es meterle un buen tajo a los gastos que hasta la fecha se habían venido efectuando alegremente o es sufrir mucho más dentro de unos meses si se nos seguía engañando como había venido siendo la normal habitual de los últimos años.

Obviamente, no se puede decir que el Partido Popular tenga una entrada fulgurante en el Gobierno. Se ha encontrado con lo que se ha encontrado y, obviamente, no había tiempo para recrearse en el paisaje. Había que actuar con la precisión de un cirujano y empezar a estirpar los diversos males que nos aquejan y que no son pocos, entre ellos un paro lacerante, una economía por los suelos, un gasto excesivo y sin visos de que alguien le pusiera un tope. En fin, estamos en la UVI, pero con serio riesgo de acabar en la morgue y que la UE acabase rezando un réquiem por el alma de España.

También es verdad que las primeras medidas de choque que emprende el Ejecutivo no van a ser ese bálsamo milagroso que haga que un chasquear de dedos la situación se revierta o se invierta. En absoluto. Vamos a tener que trabajar denodadamente por salir adelante, que se nos van a exigir muchos sacrificios, que es la hora de empezar a darle prioridad a lo que interesa a la colectividad, no a lo que a cada ciudadano le interese de forma egoísta e individual. Se nos pedirán jornadas más largas, horas extras sin remuneración, será una senda larga y tortuosa, pero si con ello alcanzamos la estabilidad y que podamos recuperar el prestigio de una nación en el seno de la Unión Europea y de los Estados Unidos, pues bienvenidos sean ése y otros sacrificios.

Lo que tenemos que tener claro desde el primer momento es que no basta con hacer el gesto o el ademán, sino que hay que ponerse firmes a la tarea del pico y pala. En 1996, con Aznar en el poder, España iba rumbo a la deriva. Ahora, con matices, se trata de copiar la misma fórmula, sólo que en vez de conseguir entrar en el criterio de convergencia del euro, es lograr que la UE no nos eche a patadas de la moneda única. Y no es una predicción alarmista, sino que es la pura verdad, aunque a alguno no le guste mirar ni escuchar las pésimas noticias que sobre España tienen nuestro vecinos comunitarios.



Bodrio navideño en TVE

20120102123404-annemota.jpg

Televisión Española se ha ‘lucido’ estas Navidades con sus especiales de Nochebuena y Nochevieja. Si alguien pretendía ver programas de calidad estos, desde luego, no han pasado por el canal público. Directamente, las cabezas pensantes del ente decidieron que no había que hacerle la competencia a nadie, que de lo que se trataba, lisa y llanamente, era ponerle a la audiencia la primera bobada que estuviese a punto para ser consumida y así, evidentemente, hemos debido de tragarnos verdaderos bodrios que, dicho sea de paso, poco o nada tenían que ver con estas entrañables fiestas de adviento que estamos viviendo.

En este sentido, el Partido Popular va a tener que entrar a fondo en TVE y ver papel por papel para conocer exactamente qué precios, qué facturas, qué conchabeo ha sido éste en el que por arte de magia se duplicaban servicios o se le daban programas infumables continuamente a los mismos. La cosa es sencilla, cuando alguien, un humorista por ejemplo, no funciona, está más seco que la  mojama en cuanto a ideas, lo mejor es no arriesgarse. Pero está claro que en el equipo saliente de TVE, que dejó todo atado y bien atado, lo que importaba únicamente era dejar unas minas perfectamente engarzadas para que estallasen en este final de ejercicio.

Los programas de la noche del 24 de diciembre fueron directamente un bodrio, incluso con alguna que otra falta de respeto a quienes creen en la religión católica. Después, un programa insoportable de actuaciones musicales en las que la atea Ana Belén se nos presentaba como maestra de ceremonias. Sí, es verdad, en otras televisiones privadas la cosa no apuntaba mejor, bien con películas o retazos de los reality del año 2011, pero es que en la empresa privada es precisamente el presidente quien se juega sus cuartos y si se equivoca, ya tendrá que asumir las responsabilidades en forma de share y de ingresos publicitarios. Sin embargo, en la TVE aspiramos a una programación de calidad que contente al general de la audiencia, no a satisfacer cuatro intereses individuales.

Y si lo de Nochebuena fue un perfecto insulto a la inteligencia, en Nochevieja estos maestros de la ceremonia de la confusión remataron la jugada con el tostón de José Mota, un humorista al que determinados programas le quedan demasiado grandes. La recreación humorística de Seven fue por momentos un intento lamentable de sacarnos las últimas carcjadas de 2011. Tópicos demasiado vistos, metiendo imitaciones con calzador y, sobre todo, la crítica, muy sutil, siempre en la misma dirección.

Y la guinda la pusieron la cansina Anne Igartiburu y el propio José Mota minutos antes de las campanadas anunciando que el día 1 disfrutaríamos del tradicional Concierto de Año Nuevo y de ¡¡¡los saltos de esquí!!!, cuando estos, por primera vez en 50 años, no se han dado al parecer por una cuestión presupuestaria. Evidentemente, sólo puede haber dos explicaciones para justificar el resbalón, o fue un despiste manifiesto o, directamente, en TVE, directamente, pasan de revisar los guiones que se les escribe a los presentadores de las Campanadas. En cualquier caso, ridículo supino y unas Navidades en la televisión pública que es para olvidar.

¿Dónde está Wally Rajoy?

20120103130539-on-es-wally-rajoy.jpg

Mal, muy mal empieza el presidente Mariano Rajoy su mandato si su política de comunicar las cosas se va a basar en la estrategia del avestruz, es decir la de meter la cabeza en un agujero y esperar a que pase el temporal para dar la cara. Le guste o no al nuevo inquilino del Palacio de la Moncloa, el cambio de rumbo en su ruta programática, donde hemos pasado de no subir los impuestos a todo lo contrario, merece, cuando menos, una explicación precisa, concreta y detallada, no se que mande a los ministros a las radios y tertulias de televisión a dar la cara por el presidente mientras éste permanece cómodamente instalado en su burbuja monclovita.

Evidentemente, podemos convenir que las previsiones de los dirigentes salientes estaban falseadas, como muchas otras predicciones económicas trufadas de brotes verdes y de champions league, pero ello no era óbice para que durante cuatro meses más el de propina durante el traspaso de poderes Rajoy nos machacase a los ciudadanos con el estribillo de que nunca tocaría los impuestos y mucho menos a las clases menos pudientes. El resultado, nada más tomar posesión, ha sido justo el inverso, lo que no se ha tocado, precisamente, han sido los privilegios de los dueños de las SICAV, mientras que al resto de los mortales venga a subirle los tipos impositivos. De traca, pero encima sin salir a explicar los motivos del cambio.

Desde luego, mucho deberá cambiar la postura inerte y inane de Mariano Rajoy en lo que se refiere a su expresión oral. El silencio le pudo valer durante la precampaña y la campaña, pero ahora ya nadie quiere la callada por respuesta. Los ciudadanos exigimos respuestas y, sobre todo, que se nos explique hasta la saciedad cualquier modificación en ese plan preestablecido. Dicho de otro modo, no vamos a montar una algarada si todo se justifica en un contexto de que se ha entrado a fondo en las cuentas y se descubre que no queda ya no sólo un euro, sino que se le debe pasta hasta al del carrillo de los helados. Sin embargo, sí me parece una tomadura de pelo el cambiar la hoja de ruta y que el jefe del Ejecutivo no tenga al menos la gallardía de salir a la escena pública a dar la cara.

Claro, tampoco me extraña nada que la actitud de Rajoy esté condicionada por ese equipo de asesores en comunicación que siempre le han aconsejado que se calle o que, a lo sumo, sólo hable de deporte. Pues, señora Martínez Castro y asociados varios, aquí ya no están ustedes en Génova 13, sino en el Palacio de la Moncloa. Ahora exigimos soluciones y explicaciones y no está de más recordarles que su crecimiento fue únicamente de medio millón de votantes, que su mayoría absoluta se fraguó por el hundimiento en Ferraz. Y cuatro años, más en política, pueden pasar demasiado rápido, así que ojito al parche.

La 'Veleta' del Gobierno

20120104140704-carmenvela.jpg

Mariano Rajoy sigue sin enterarse de qué va la fiesta. Al presidente del Gobierno de España le ha colado su ministro de Economía, Luis de Guindos, un gol por toda la escuadra con el nombramiento de la señora Carmen Vela como secretaria de Estado de Ciencia e Innovación. Esta política arribista, además nunca mejor dicho, ha conseguido la proeza de que la realidad supere a la ficción, de ser más camaleónica que ningún otro bicho de la selva, de ser capaz de vender y traicionar sus principios por un plato, sustancioso eso sí, de lentejas. Y es que esta señora es una propagandista del PSOE a la que ahora poco le importa colocarse la camiseta del adversario. Lo que importa, debe pensar para sí, es seguir vegetando a la sombra del poder.

El caso es que Carmen Vela, el 9 de febrero de 2008, aplaudía con fruición y con una sonrisa de oreja a oreja las mil y una andanadas que estaba soltando por su boca el cineasta José Luis Cuerda. En palabras de este director, el PP estaba conformado por una turba de mentirosos y además tampoco tuvo reparo en llamar a los militantes imbéciles. De hecho, la que es hoy nueva secretaria de Estado de Ciencia e Innovación, tuvo parte activa en esa plataforma pro Zapatero y aseguraba con infantil ilusión que el candidato socialista era el mejor político que podía haber, que con ZP era posible. En síntesis, habrá que hacerse la pregunta del millón, ¿es la señora Vela una mentirosa o una imbécil? Más que nada porque ahora se ha pasado a ese lado oscuro.

De todas maneras, la actitud de Carmen Vela ya empieza a no sorprender ni a propios ni a extraños. Siendo tan excelente como era Zapatero, en plena precampaña y posterior campaña, no tuvo tampoco el menor empacho en poner por las nubes a Alfredo Pérez Rubalcaba. Aseguraba con un convencimiento inédito que con el aspirante socialista se podían alcanzar grandes logros en investigación. Es más, de su magín surgió lo de Ciencia con Rubalcaba. Pero cuando el candidato de Ferraz se vio superado en las urnas, entonces se vio en la necesidad de mutar nuevamente y arrimarse a quienes van a tener la vara de mando durante los próximos cuatro años.

En definitiva, ya sabemos que en el Gobierno de Rajoy no es que haya una independiente declarada, sino una señora que actúa como veleta, que sus ideas se resumen en un concepto claro, a más dinero ganar. Le da lo mismo estar al lado del PSOE, del PP o de quien detente el poder. El caso es estar ahí, al calorcito de una mayoría absoluta y después, cuando los conservadores pierdan el poder, pasarse una vez más al mejor postor.

Más recortes Mas

20120105184038-artur-mas.jpg

Reside usted en Tarragona? Pues entonces tenga mucho ojo con la clase de enfermedades que pueda sufrir porque, por ejemplo, si se infarta después de las cinco de la tarde, nadie le atenderá en los centros sanitarios de la provincia tarraconense, así llegue usted infartado.

El Ejecutivo de Artur Mas, especialista en los recortes, entre ellos el del cierre de quirófanos en horario vespertino, se niega, en cambio, a poner candados a las embajaditas y oficinas autonómicas que tiene en medio planeta y parte del otro. Es decir, usted, catalán de bien o residente en esa comunidad, puede estar perdido por esos lugares de Dios y quizá tenga suerte de encontrarse con la ayuda de una representación diplomática sui generis. Sin embargo, si vive en Salou o en Torredembarra, vaya rezando lo que sepa porque las va a pasar moradas. En el mejor de los casos, le derivarán a un centro barcelonés y en el peor, a esperar a las 8 de la mañana del día siguiente. Y eso si antes no la diña, que también puede ser.

Lamentablemente, el nacionalismo de CiU está tratando de acercarse cada vez más a ese secesionismo, a ese independentismo que otros partidos sí anuncian de manera nada disimulada. Fíjense ustedes que el nuevo ministro de Exteriores, el señor Margallo, le ofreció a la Generalitat la opción de compartir espacio físico en las entidades consulares que España tiene por el extranjero. La respuesta que se le ha dado por parte del Ejecutivo catalán es que no se quiere subordinar al centralismo y que se quiere seguir haciendo dispendios y derroches a todo trapo. Total, dirán Mas y los suyos, la ronda la pagan los contribuyentes.

Todos estamos de acuerdo en que uno de los grandes errores que se han cometido en este país es la transferencia de determinadas competencias, de que la sanidad, por ejemplo, no debía haber caído en las manos autonómicas porque al final se ha visto que en cada sitio se ha tratado de manera muy distinta. Si los navarros disfrutan de una sanidad de lujo, en otros lugares está siendo maltratada, con listas de espera infinitas, con una tropa de interinos interminable y con un instrumental que está a la altura de Kenia o de Eritrea y se me ocurre, por ejemplo, Canarias. Pero el récord del maltrato a los pacientes lo tenemos en Cataluña donde lo importante es tener oficinas consulares para mayor gloria de los acólitos del nacionalismo, aunque luego a los enfermos los dejes arrinconados o en estado moribundo porque no hay quirófanos donde poder atenderlos.

Silencios marianos

20120106115416-rajoy2011.jpg

Hace falta que, urgentemente, alguien le diga a Mariano Rajoy (valdría cualquiera de sus asesores) que deje de actuar, comunicativamente hablando, como solía en Génova 13, es decir, tratando de esquivar todas las ruedas de prensa habidas y por haber, a mantener la boquita cerrada y esperar a que fuese el equipo gubernamental de Zapatero el que hablase y siguiese hundiendo a la formación de Ferraz hasta llegar al resultado por todos conocido de los casi cinco millones de votos perdidos con relación a 2008. Esa técnica del mudito le vino muy bien, pero ahora se acabó la plácida bajada del puerto y hay que afrontar un Tourmalet enorme y el líder del PP, hoy ya investido presidente del Gobierno, no puede escudarse en sus gregarios. Toca dar la cara y toca hacerlo ya. De hecho, ayer ya era tarde.

Y es que, según nos anunciaba en rueda de prensa la señora Soraya Sáenz de Santamaría, Mariano Rajoy ni está ni se le espera para antes del 30 de enero (incluso se especula con que no será hasta primeros de febrero) cuando empieza a desgranar punto por punto los brutales recortes a los que nos hemos visto sometidos, entre ellos el de una subida de impuestos que, para no varias, nos acaba tocando el bolsillo a las clases productivas, es decir, a quienes vivimos de un salario más o menos decente, pero que no tendríamos que pagar esa fiesta del derroche de los dirigentes salientes.

Sin embargo, independientemente del tijeretazo, lo que queremos los ciudadanos es que se nos dé cumplida cuenta de esas medidas extraordinarias y que sea el propio Rajoy quien dé la cara ante todos los españoles. Como bien expresaba un compañero de profesión hace unos días, quizá si hubiese ofrecido en persona las explicaciones, no mandando a la primera línea bélica a Luis de Guindos y Sáenz de Santamaría, posiblemente hubiésemos entendido la medida, si además ésta se argumenta con datos en la mano, porque no olvidemos que la señora Salgado insistió y persistió en que nuestro déficit sería de un 6%, no del 8% como finalmente se ha venido a demostrar.

Lo que sucede, y esta es una tesis que vengo manteniendo desde hace mucho tiempo, es que el aparato de comunicación de Mariano Rajoy no es que sea malo, sino pésimo en todos sus extremos. A ver, a estas alturas de la película el presidente no puede emplear la táctica del avestruz. Habrá que enfrentarse a las situaciones, máxime cuando ésta no ha venido sobrevenida por sus acciones. Pero, si ahora actúa así, mejor no pensar qué puede pasar dentro de un año. Y es que entre el político que tiene alergia a los micrófonos y quienes le llevan la comunicación, lo cierto es que las explicaciones que todos esperamos quedan perpetuamente castradas (y sí que va con segundas).

Con (falso) aroma andaluz

20120107204203-carme-chacon.jpg

Lo de la señora Carme Chacón es de chiste…pero de los malos. Esta política que siempre ha presumido de catalanista, de antimilitarista y de socialista no españolista es capaz de vender sus principios más elementales con tal de no bajarse del machito del poder. Ahora, aprovechando que el PSOE está como está, es decir, con 110 diputados y cada vez más desprestigiado por sus cuitas internas, trata de vender una imagen de militante española, incapaz de poner a Cataluña por delante de los intereses generales del partido. Es más, como la dejen, acaba siendo más andaluza que las peinetas o que Federico García Lorca. El problema es que la señora Carmen podrá engañar a muchos, pero la prueba del algodón Tenn no la pasaría ni de lejos.

Y es que hay cuestiones que por mucha tierra y arena que se quiera echar encima, no cuela esta reconversión de Chacón. Hace tan solo unos meses hizo un discurso pancatalanista que ríanse ustedes de los que pudiese hacer Sabino Arana en pro de su Vascongadas querida. De manera bastante sutil, nos llamó ignorantes al resto de los españoles, habló de una Cataluña que siempre estaba a la vanguardia de todo, que era sinónimo de avance y que por eso el resto del país estaba impregnado de una envidia contra su región. Hasta la fecha, que se sepa, no salió a replicar con contundencia aquellas acusaciones de Duran i Lleida sobre la vagancia congénita de los andaluces.Y ahora, en cambio, se nos presenta como una descendiente orgullosísima de padre almeriense.

Lo que es evidente, y en realidad es lo que busca la señora Chacón, es que Andalucía aporta la cuarta parte de delegados del PSOE en el Congreso Federal para la elección de secretario general y eso es lo que quiere la candidata del PSC, intentar cautivar las voluntades de los militantes de esta comunidad para conseguir llenar el zurrón de votos y poder hacer frente a Rubalcaba (y siempre pensando en que no surja una tercera o una cuarta vía que ponga más caliente la disputa por la poltrona de Ferraz).

Desde luego, y el tiempo se encargará de dar y quitar razones, ya verán como le va a durar poco, muy poquito, el espíritu andaluz a Chacón, sobre todo como pierda. Entonces volveremos a ver las estrategias nada disimuladas de querer secesionar el PSC del PSOE. Y es que para ciertos dirigentes sólo es democrático todo aquello que les permite mandar. El resto, son trampitas perfectamente edulcoradas.

Realmente pinta mal

20120107210042-urdangarin.jpg

Lo de Iñaki Urdangarín y sus procelosos negocietes por ser quien era, es decir el Duque de Palma, empieza a tener muy mala pinta. Demasiados cabos saltos, demasiadas pistas, demasiadas evidencias y, sobre todo, demasiadas contradicciones. Si incluso el mismísimo Rey Don Juan Carlos tuvo que verse forzado a reconvenir al yerno perfecto porque la cuestión del supuesto mangoneo de capitales había sido tal que ya el escándalo no se podía tapar bajo ninguna de las maneras. 

Lo hechos, desde luego, no dejan en buen lugar a la institución monárquica porque nadie (o muy pocos así lo creen) puede dar hoy por buena la tesis de que no se sabía nada sobre las hipotéticas mañas de Urdangarín para hacer crecer y crecer sus negocios. Casado con una hija del Rey, nadie en su sano juicio puede creer que ésta estuviese callada ante los repentinos golpes de suerte económicos de su esposo. Es de todo punto imposible. Ella debía saberlo y, por tanto, en La Zarzuela tenían que tener fiel constancia de las andanzas del señor del balonmano, pero mientras nada se supiera, mejor mirar hacia otro lado. 

Hay ahora un nerviosismo evidente. La Casa Real ha pasado a convertirse en un verdadero polvorín donde cada gesto o cada paso se analiza conveniente y detalladamente por parte de los medios de comunicación y eso ha llevado a una mayor censura y control previo del jefe de turno de La Zarzuela para evitar que se puedan hacer interpretaciones. Ya es un clásico en los últimos años que en la Pascua Militar se deje fuera del brindis a los periodistas para que luego no tomen nota de lo que sucede en los corrillos. Así Su Majestad puede hablar libremente con quien le plazca, sin tener que dar cuenta a nadie ni temer una publicación de las confidencias que hace o le hacen. 

Sinceramente, lo de Urdangarín tiene toda la pinta de acabar como en su momento sucedió con Jaime de Marichalar, es decir divorciado y fuera de la Casa Real, aunque a diferencia del ex marido de la Infanta Elena, el Duque de Palma, mucho me temo, tiene demasiados datos, sabe cosas comprometedoras y no va a ser fácil un acuerdo. Lo que está claro es que su presencia pone cada vez más al borde del precipicio el prestigio del Rey y de su familia. Dos escándalos más, y en este país, por la fuerza, nos imponen la República, aunque al menos nos ahorraríamos derroches y despilfarros.

El Pelota Vasco

20120108114102-willytoledo.jpg

El peculiar Willy Toledo vuelve a perpetrar un nuevo acto de desprecio a las víctimas del terrorismo con su presencia en una manifestación organizada por Amaiur y donde se reclamaba por enésima vez la liberación de los presos de ETA, esos sujetos que, todavía, no han pedido perdón por sus atentados y por los cerca de mil muertos que han dejado en estas más de cuatro décadas. Este caballero, que no tiene nunca tiempo para apoyar a los familiares de las víctimas, en cambio siempre encuentra minutos para intentar ser el niño en el bautizo, el novio en la boda y el muerto en el entierro de cualquier acto que vaya contra toda la lógica y contra la mismísima razón. 

Es verdad que Willy Toledo, un acto regularcejo, alguien que incluso ha sido despreciado por los propios zejateros, siempre intenta estar en la palestra, en el candelero informativo a base de mostrarse lo más radical posible. ¡Que de repente no le llaman para ninguna película! No hay problema, este artista se las ingeniará para que la prensa hable de él. Y eso, por ejemplo, pasar por publicar un libro en el que puede poner a Imanol Arias o a Emilio Aragón a caer de un burro o decir, por ejemplo, que Orlando Zapata era un auténtico subversivo, alguien capaz de cargarse la libertad y la democracia del régimen de Fidel Castro en Cuba.. 

Toledo haría un buen papel como actor de camuflaje porque es capaz de saber ocultar sus verdaderas intenciones cuando conviene. El hombre de la pegatina del No a la guerra la olvida, por ejemplo, en otros conflictos bélicos. El que decía manifestarse en una postura equidistante en el conflicto entre ETA y los asesinados, resulta que ahora se nos convierte en un publicista y propagandista de los etarras, a los que sólo falta que reclame su nombramiento como Premios Nobeles de la Paz y de la Concordia. 

En definitiva, el señor Toledo es incapaz de vivir en un mundo real. A él sólo le importa estar en primera línea mediática, aunque sea para que hablen mal de él. Y es que cada vez es menos reclamado por directores de cine porque su arte es más bien escaso y, mucho me temo, su futuro como actor en Cuba es más bien limitado. Igual tendría que trabajar gratis o incluso contribuyendo de su propio bolsillo a la permanencia del régimen castrista. Quizá por eso apoye a los etarras, a ver si le dejan un papel estelar en la reedición de La Pelota Vasco, que en versión toledana sería El Pelota Vasco.

Pasarse de la raya

20120109194217-grinan-copia.jpg

Mal se ponen las cosas en la Junta de Andalucía para el PSOE si al final se acaba demostrando el testimonio del chófer del ex director general de Empleo. Según el testimonio del conductor que tenía asignado Francisco Javier Guerrero, éste se despalilló gran parte de dos subvenciones de 450.000 euros por barba barbilla para fines muy diferentes que al original, que era la inserción de parados en el mercado laboral o en cursos de formación. Vamos, dicho finamente, alguien se pasó de la raya.

Lo cierto es que el escándalo de los ERES irregulares en la Junta de Andalucía sufre una nueva vuelta de tuerca y encima a pocas semanas de las elecciones, donde el PSOE se juega mantener su último bastión de poder importante en esta España de las autonomías. Las investigaciones realizadas por la juez Mercedes Alaya han constatado que el ex director general de Empleo de la Junta de Andalucía, Francisco Javier Guerrero, se quedaba con parte del dinero que destinaba a pagar los ERE para gastárselo en cocaína, copas y fiesta.

Esta conclusión se desprende de la declaración del chófer del ex director ante los agentes de Policía. Guerrero se gastaba para su uso personal en juergas parte del dinero. Fue su propio chófer, Juan Francisco Trujillo, quien de forma voluntaria declaró ante la Policía que recibió subvenciones por valor de 900.000 euros en 2004 de su entonces jefe, el ex director de Trabajo, sin que ese dinero se destinara al uso para el que se lo concedieron.

El chófer, investigado por dos presuntos delitos de fraude de subvenciones, admitió que recibió de la Dirección General de Trabajo y Seguridad Social de la Junta dos subvenciones de 450.000 euros cada una. Evidentemente, algo no casa y menos aún que un conductor pueda manejar tal cantidad de parné sin que haya controles previos, ¿qué pasa? ¿qué cualquiera puede pedir una subvención y dártela sin mayores requisitos? En Andalucía parece que sí sucede esto, pero con dos salvedades, o eres familiar de Chaves o eres un militante del PSOE. De resto, esas generosas partidas sin justificación alguna no se abonan así como así y menos si quien debe aprobarlas es Griñán.

Cuando el silencio no es rentable

20120111161704-el-presidente-del-gobierno-mar-54244233175-51347059679-342-226.jpg

Se puede decir mas alto, pero no mas claro. Rajoy ha salido de su cueva para ofrecer una entrevista a la agencia EFE, pero nada nuevo nos descubre, en todo caso que podía haberle tocado el bolsillo a los pensionistas o rebajado las prestaciones que reciben los desempleados. Todo un aviso a navegantes.

Convenimos todos en que la cosa pinta fea, que vamos a tardar en salir de la crisis la intemerata, pero al menos le pedimos valentía al presidente del Gobierno, que diga a todos los españoles por qué ha tenido que subirnos los impuestos, que abandone los juegos florales con los socialistas. Ha habido un engaño masivo, pero Rajoy alegremente opto por vender optimismo hueco.

Lo preocupante del caso ya no es este cambio de estrategia económica, que al fin y a la postre viene impuesto por las circunstancias, sino que su forma de comunicar las cosas venga envuelta en un bonito papel celofán donde la realidad que se deja ver tras el envoltorio es simplemente un bonito publirreportaje, una entrevista masaje donde se le hace de inicio una supuesta pregunta incomoda y luego no se toca un punto trascendental como el nombramiento de la zejatera Carmen Vela.

El jefe del Ejecutivo debe salir al resto de los medios, dar a conocer sus medidas y justificarlas, no mandar una entrevista precocinada o mandar a Montoro a dar explicaciones, que encima la acaba liando con las ’miembras’ y sus medidas sin tema secundario. Si Rajoy vuelve al sarcófago al que ya nos tenía habituados en Génova 13, habrá que empezar a tomar una determinación....que rima con moción (de censura). A ver si espabila.

160 currantes íntegros

20120112163033-1325796369004periodicosdn.jpg

Público, lamentablemente, esta al borde de la desaparición. Unas terribles deudas, por encima de los diez millones de euros, lastran el presente de un diario que nació como nació, fruto de una estrategia empresarial diseñada y con el visto bueno del entonces inquilino en La Moncloa, José Luis Rodríguez Zapatero. En 2007, nos guste o no, no había más espacio para nuevos periódicos, pero el empeño de Roures y Barroso fue superior a la cruda realidad.

Ahora, desde luego, no se trata mirar quien tuvo la culpa del dislate, sino de velar y preservar esos 160 empleos que están en peligro de extinción. El concurso de acreedores esta aceptado y ahora habrá que ver que fuentes de financiación existen para poder cubrir las nominas adeudadas a los empleados, así como satisfacer a los acreedores.

Los compañeros de Público, tengo constancia de ello, están sacando con denuedo, esfuerzo, sangre, sudor y lagrimas el periódico porque, es verdad, mientras el papel siga saliendo diariamente, siempre habrá una esperanza, un clavo ardiendo al que agarrarse con firmeza.

Sin embargo, permítanme poner en tela de juicio que se venda como un acto noble lo de que Roures ha tenido la gallardía y el gesto de visitar la redacción y dar las explicaciones pertinentes. Conozco bien el paño porque en Canarias vive algo similar con La Gaceta de Canarias y un empresario del pan y la construcción Fernando Peña, que se hizo con el control del diario, empezó pagando megasueldos durante cuatro meses para luego terminar adeudando más de una anualidad a sus empleados. Sus explicaciones a la redacción fueron: "señores, aquí no hay dinero y encima ustedes cobran mucho...". Esperemos que en Público esto no haya pasado.

Masaje judicial

20120113191042-marta560-560x280.jpg

Se ha consumado la ignominia. La Justicia, ciega como ella sola, ha decidido que en el crimen de Marta del Castillo solo vaya a la trena el autor confeso de los hechos, Miguel Carcaño. Veinte años de cárcel mientras que a los cómplices, encubridores o como se les quiera tildar, nada de nada. Libres, absueltos, como si nada hubiese pasado.

Dicen los doctos en la materia que nuestro sistema judicial es garantista y que cubre siempre los derechos del criminal, que toda persona es inocente mientras no se demuestre lo contrario. Esta claro que así debe ser, que nuestro sistema no es el de Estados Unidos donde muchos inocentes han ido a la silla eléctrica o han muerto por inyección letal ante una investigación errónea o donde se aportaron pruebas falsas.

Sin embargo, si bien es condenable darle matarile a alguien por ser sospechoso, por no tener el 100% de la evidencia, tampoco es del agrado que presuntos delincuentes o asesinos se burlen de la justicia como si no costara, cambiando su testimonio a mejor conveniencia de la defensa, riéndose del magistrado, fiscales, abogados, familia y de todo el conjunto de la sociedad.

Gracias a que el cuerpo de Marta del Castillo no ha aparecido aún, el castigo sólo recae en una persona, que al final acabará saliendo de prisión mucho antes de lo que marca la sentencia de 20 años porque, ésa es otra, luego hay un más que generoso sistema de redención de condenas por el cual, al final, se puede reducir la pena en un alto porcentaje. Basta con un comportamiento modélico mientras se está en barrotes, así como hacer trabajos dentro del presidio para conseguir que en un lustro ya se pueda gozar de un tercer grado (cuando no antes, claro).

En fin, aquí el PP tiene materia para hincar el diente. Así que el señor Alberto Ruiz-Gallardón ya puede ponerse manos a la obra para reformar un sistema judicial que está como está y que ha permitido que tras tres años de búsqueda infructuosa de un cuerpo la sentencia sea más suave que un masaje.

Guerra de vídeos y los responsables del déficit..de rositas

20120113215524-8ball.jpg

La guerra de los vídeos. PSOE y Partido Popular se han lanzado a la carrera del ‘y tú más’ a cuenta de la subida de impuestos que ha aprobado el gabinete de Mariano Rajoy. Creando un precedente que pudiese parecer contradictorio, lo cierto es que ambas formaciones tienen toda la razón del mundo en sus críticas. Estamos ante el clásico problema nunca resuelto de qué fue antes, si el huevo o la gallina. Pero, sea como fuere, y como diría Jack El Destripador, vayamos por partes, que hay mucha tela que cortar (y más para estar en los albores del domingo).

El caso es que a primeras horas del mediodía del 13 de octubre de 2012 era la formación de Ferraz la que nos presentaba un vídeo donde se veía a un Mariano Rajoy en varias de sus intervenciones de precampaña, de campaña y después durante la sesión de investidura anunciando que no tocaría los impuestos y mucho menos que esa carga impositiva recayese en las clases trabajadoras. Tiene toda la razón el PSOE en denunciar ese flagrante incumplimiento electoral. El líder conservador aseveró por activa y por pasiva no tocar el bolsillo a los que menos ganan y resulta que a las primeras de cambio, volantazo y a darle a la maquinita de subirnos el IRPF.

Pero, como los genios de las videotecas abundan en todos los lados (aunque nadie mejor que Juan Francisco Lamata y su prodigiosa cabeza para acordarse de lo que ya nadie tenemos noción), a media tarde eran los responsables de Génova los que colgaban en su página web un vídeo donde detallaban las varias veces que Elena Salgado, ex ministra de Economía, nos recordaba que el Gobierno cumpliría con ese 6% de déficit. Al final, la cosa ha derivado en que no es ese 6%, sino un 8%, lo que ha forzado al Ejecutivo a cambiar de estrategia y, por tanto, tocarnos los euros a los que vivimos de una nómina.

Y bien, ¿qué podemos sacar en claro de todo esto? Por un lado, que el PSOE se queda tan ricamente denunciando una medida que, a fin de cuentas, no deja de ser responsabilidad suya por haber mentido con el déficit y por otro un PP que fue de sobrado y que una vez en el poder no tira por recortes en otros aspectos, como sueldazos, cargos y demás, sino en tijeterearnos a los mortales. Eso sí, quienes cometieron el dislate se han ido de rositas. Lamentable.

Una Infanta en el punto de mira

20120115155304-urdangarin.jpg

El cerco parece estrecharse cada vez mas en torno a un miembro natural de la familia Real en el llamado caso Urdangarín y las prebendas del Instituto Noos (lo hemos llevado). Las ultimas informaciones apuntan a un presunto beneficio de la señora esposa, la infanta (de limón o naranja) dona Cristina de Borbón. Evidentemente, solo estamos ante unos indicios, pero es realmente complejo abstraerse de la realidad y ya son demasiados datos que indican que la cosa no pinta nada bien en el Palacio de La Zarzuela y que la investigación que se está acometiendo no deja dormir a pierna suelta al monarca.


A oídos de los amigos de interponer querellas, muy listos en esta época de crisis para intentar sacar parné de donde no hay,  hablare siempre en el condicional, en clave de supuesto trinque y delinque de parte de la realeza y con el hipotético consentimiento o pasividad consentida de quien tendría que poner mano dura, es decir, Don Juan Carlos I. Porque, nos guste o no, nadie puede creer que el monarca hiciese la vista gorda ante estos hechos, pero si bien quedo claro en el mensaje de Navidad que no estaba de acuerdo con la conducta impropia del yerno, verdad es también que al del balonmano y a la infanta les ha traído todo al pairo y que han hecho lo que les ha venido en gana.

De momento habrá que poner todo en cuarentena y dejar pasar el tiempo suficiente para valorar los acontecimientos porque también es verdad que eso de que la Justicia es igual para todos no parece cumplirse con la Casa Real. La Audiencia Nacional ha dicho que el caso no tiene entidad y parece que se queda en la jurisdicción balear.

Habrá que tener confianza en nuestro sistema judicial, pero sabemos que a nivel autonómico muchos juzgados funcionan por camarillas y solo hay que decir la palabra clave, Marivent, para que algunos magistrados se vean mediatizados y condicionados. Esperemos que no sea así y que, si así lo marcan los hechos, que no se arredren a la hora de poner las peras al cuarto a una infanta.

Cobardía a bordo

20120116175827-costa-concordia-nueva.jpg

Reza la ley marina o marítima (la verdad nunca me ha quedado claro el termino) que en caso de naufragio las mujeres y los niños deben ser los primeros en ser rescatados. Eso ha pasado en el Titanic y hasta en la chalupa mas arcaica que exista allende los mares. Sin embargo, visto lo acaecido este fin de semana, queda claro que algunos creen que la norma esta para saltársela. Da lo mismo ser el capitán del navío, si el barco se hunde, el salta primero.

Lo cierto es que el Costa Concordia, el crucero que se ha hundido este fin de semana frente a las costas italianas ha sacado a la superficie la cara mas siniestra del comportamiento humano, un auténtico capitán araña al cargo de una embarcación que ha dejado colgado a pasaje y tripulación a las primeras de cambio.

Este sujeto, a Dios gracias detenido, dejó a su suerte las miles de vidas que en ese momento estaban a su cargo, personas que vivieron una tremenda situación de pánico ante un barco que zozobraba a estribor y babor sin que se diesen ni las oportunas ni las correctas explicaciones. Y encima, para colmo de males, llega un momento en que la luz se corta y el sálvase quien pueda fue la regla vigente.

Lo que queda claro, al margen de la actitud cobarde del capitán, es que tampoco tenía una  carta de navegación actualizada porque una roca, que yo sepa, no surge de las profundidades abisales de hoy para mañana. Esperemos que este sujeto quede a buen recaudo y, sobre todo, que no le dejen ser capitán ni en la bañera de su casa.

Fraga: Luces y sombras

20120117225822-fraga-rompe-carta-dimision-aznar.jpg

España pierde a una de sus figuras más emblemáticas en el panorama político. La muerte de Manuel Fraga significa decir adiós a una parte fundamental de nuestra historia, a un hombre que, con sus aciertos y sus errores, fue clave para que este país diese un salto importante hacia el aperturismo, que empezásemos a ser considerados internacionalmente en los estertores del franquismo.

Cierto es que a Fraga siempre se le podrá poner en el debe cierto autoritarismo, hoscos modales, relaciones políticas nada recomendables con la dictadura cubana, pero también es verdad que nunca ocultó su manera de moverse por las pantanosas aguas de la política, que todos sus encuentros mas polémicos, esos halagos con Fidel Castro, por ejemplo, siempre tuvieron luz y taquígrafos.

Manuel Fraga era, ante todo, un personaje peculiar, capaz de cortar una entrevista cuando creía que el periodista estaba más pendiente de conseguir una respuesta al uso de sus intereses, a lograr un titular histriónico en el diario de la mañana siguiente que de las respuestas que le daba el político. Tampoco olvidara cierto redactor como fue echado con cajas destempladas por llegar unos minutos tarde a una entrevista. Así se las gastaba el colérico gallego.

Pero es verdad que Fraga, lejos de ambicionar ser presidente al precio que fuese, dio por bien empleadas las dos derrotas con el PSOE de Felipe González y dio un paso al costado. Eso si, durante mas de tres años Génova 13 fue un polvorín, con Vestrynge, Herrero de Miñón o Hernández Mancha peleando por el sillón de mando.

Posiblemente su último gran acierto fue no aceptar la dimisión de Aznar en 1990, puesto que seis años después, bingo, fue presidente del Gobierno de España. Y es que Fraga pasara también a la historia por aquel: "Aquí no hay ni tutelas ni tu tías", dando claramente a entender que el partido pasaba a las manos de ese entonces modesto y apocado chico de Valladolid.

El Supremo tiene la palabra

20120118192504-garzon.jpg

Ha causado un hondo cabreo entre sectores de la progresía española la decisión de que Baltasar Garzón sea juzgado en el Supremo, entre otras razones, por su capricho de buscar restos de los represaliados del franquismo o exigir el certificado de defunción de Franco. Sí, el argumento de los Bardem, Llamazares, Lara o Chacón es que parece mentira que al final sea el juez quien purgue culpas mientras gente como Fraga se ha ido en vida sin condenar las atrocidades cometidas por Paco.

A ver, vayamos por partes. Aquí aún tenemos a un acreditado personaje como Santiago Carrillo que actuó de forma sangrienta en las matanzas de Paracuellos. Este político tiene unas responsabilidades no depuradas, pero ya prescritas y además se le ha paseado por media España como el brazo incorrupto de Santa Teresa, con Premio Honoris Causa entre otros galardones. Al líder comunista lo ha tenido Garzón a tiro de piedra para encausarle, pero quizá no le era atractivo a sus investigaciones.

De todas maneras, todos sabemos que a Garzón no lo lleva al banquillo su parcialidad guerra civilista y anti franquista. Lo que hace que le empapelen son sus cuestionables métodos, escuchas a abogados en las cárceles para acometer sus investigaciones, supuestos tratos de favor a determinado banquero para que eluda la cárcel a cambio, eso sí, de que supuestamente se le abonasen ciertas cantidades para costear su estancia neyorquina.

Por todo ello, este magistrado ha de dar cumplida cuenta en los tribunales y estos decidir y deliberar qué responsabilidad ha tenido en los hechos por los que se le juzga. Que aquí algunos son muy de sentenciar a los Gómez de Liaño, pero en cambio a Garzón que no se lo toquen.

Paciencia agotada

20120119195809-mou-644x362.jpg

El Real Madrid tiene un serio problema con José Mourinho, pero también con Pepe. La enésima derrota de los merengues ante el Fútbol Club Barcelona deja al descubierto la cicatería táctica del entrenador luso y los modales de matón de discoteca del defensa, un continuador en el campo de la línea temperamental de Mou y que sólo está consiguiendo un efecto, descloroformizar a la afición madridista, que ya ve con espanto cada enfrentamiento con los blaugrana. Si en la década de los 90 era Johann Cruyff quien hacía verdaderos estropicios de planteamientos cada vez que iba a medirse al club blanco, ahora es el inquilino del banquillo de la entidad del Bernabéu quien se vuelve literalmente tarumba cuando tiene que preparar los partidos contra su eterno adversario.

La novedad de esta derrota no está en sí en el resultado, sino en que la prensa de Madrid, hasta la fecha bastante condescendiente con Mourinho, ya se ha quitado la venda de los ojos y, pese a que las reacciones en caliente siempre pueden estar cargadas de esa pasión momentánea, sin el necesario y justo reposo, lo cierto es que han pasado las horas y las opiniones siguen sin moverse un ápice. Es decir, todos apuntan a José Mourinho, pero también se empieza a elevar el punto de mira hacia el palco, o sea hacia Florentino Pérez.

Y es que al aficionado blanco no le vale en absoluto ir primeros en la Liga o tener un cruce teóricamente asequible en octavos de la Champions. Lo que el seguidor quiere es ganar y jugar bien, pero lo que nunca va a admitir es que un entrenador se ría de ellos y que sea capaz de tirar competiciones por puro gusto. En 2011 fue la semifinal de Champions cuando en la ida se juega sin puntas (0-2) y lo del miércoles fue apostar por los prácticamente inéditos Carvalho y Altintop, amén de mantener en el campo a un tal Pepe que mereció ser expulsado tres veces, pero salió indemne, pese al pisotón salvaje a Messi en la mano.

En definitiva, negros nubarrones se ciernen sobre el futuro más inmediato de Mou, pero no porque el club pueda tomar una decisión drástica, que no lo va a hacer bajo ningún concepto, pero sí porque los seguidores, hasta la fecha muy defensores del preparador portugués, acaben por hacer de cada partido un infierno de pitos y broncas hacia el banquillo. Y es que tras la derrota contra el Barcelona, tampoco es que estuviese muy diplomático el entrenador de Setúbal y como dicen muchos periodistas de corte madridista, si algo hay sagrado en el Bernabéu es la afición, socios y seguidores puntuales. Es un Senado que no admite desplantes.

Ahorrar cuesta dos millones

20120120194639-belloch.jpg

Cuenta el anecdotario popular que hubo un hombre tan limitado intelectualmente que no tenía dinero para echarle gasolina al coche y no se le ocurrió mejor idea que vender su utilitario para comprar el combustible, es decir, todo dentro de la lógica aplastante, si se entiende la ironía. Esto, que no deja de ser un chascarrillo, se ha hecho realidad en el Ayuntamiento de Zaragoza, gobernado por Juan Alberto Belloch (PSOE).

El Consistorio maño, acuciado por las deudas, dicen que más de 800 millones, tendrá que pagar otros dos ’kilos’ extra porque al primer edil se le ha ocurrido una genial idea, que le asesoren para ahorrar costes. Sí, así como lo leen.

La empresa que se encargará de la tarea de asesorar al consistorio maño es Pricewaterhouse Coopers, que es una consultora de un gran prestigio internacional, pero es evidente que una entidad ahogada en deudas no puede permitirse el lujo de gastarse más dinero, sobre todo porque no creo que estos señores den con la fórmula magistral para acabar con el déficit.

Hay métodos más sencillos para empezar a recortar gastos para que las arcas municipales no se vean resentidas, pero, claro, todo aquello que no sale en una rueda de prensa parece que no tiene efecto en la sociedad. Es decir, quizá una reducción drástica del personal de confianza, de los coches oficiales, de pluses sin sentido en las nóminas, menos almuerzos, menos actos protocolarios, menos oficinas institucionales o menos viajes contribuirían decisivamente a acabar de una vez por todas con esa gravísima deuda.

Lo peor de todo es que esas serán las recetas que le darán los de la asesoría, pero al nada módico precio de dos millones de euros. Y, además, pregunto, ¿no hay técnicos especialistas en el Ayuntamiento de Zaragoza que estén ya de sobra pagados para aplicar esos sistemas de ahorro? Por lo que parece, o no tienen mucha idea o directamente ni el propio alcalde conoce lo que tiene en su casa.

Sacrificios necesarios

20120121171932-ayuntamiento-de-santa-cruz-palacio-municipal-418342.jpg

No suelo ser partidario de las alabanzas al político porque, entre otras razones, está puesto ahí para que realice su trabajo con la profesionalidad que se le supone. Pero tengo que reconocer que es una excelente medida la decisión del ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife el hecho de solicitar un esfuerzo en horas a los funcionarios, de tal manera que en vez de las 35 horas semanales completen 37,5. Estamos en crisis y un poco de flexibilidad por parte de todos no viene mal.

Es verdad que se trata de modificar un convenio y que han de estar las partes de acuerdo, pero no podemos negar ese hecho innegable de que ante la delicada situación que vivimos, es importante hacer sacrificios y el cuerpo de funcionarios en España cuenta con una más que privilegiada situación que se deriva de esa permanencia en el puesto de trabajo, algo de lo que no pueden presumir muchos ciudadanos de este país, que día a día acuden a su puesto con miedo a poder perderlo en menos que canta un gallo. 

Eso sí, ya salieron los sindicatos de turno a decir que no están dispuestos a esa cesión de horas libres, que esas dos horas y media a la semana suponen un abuso y que da lo mismo que otras corporaciones vecinas, el Ayuntamiento de San Cristóbal de La Laguna sin ir más lejos, apliquen una norma estatal y que debería de ser no de recomendado, sino de obligado cumplimiento para todos los empleados. Guste o no, en las instituciones hay que sacar adelante mucho trabajo, sobre todo en materia de asuntos sociales y determinados expedientes no pueden estar durmiendo el sueño de los justos por secula seculorum.

Otra cosa distinta, y en esto también hay que poner el acento, es que haya corporaciones que mientras cambian las condiciones a los empleados públicos, no sean capaces sus dirigentes de renunciar a una serie de prebendas que ahora mismo se antojan indecentes de todo punto. Si a los funcionarios se les pide comprensión, cuando menos es de recibo que empiecen los dirigentes por apearse del carro del derroche y de los lujos asiáticos. Así que fuera coches oficiales, fuera llamadas indiscriminadas y, sobre todo, gastos de representación, gastar menos que en alpiste.

Hágase la luz

20120122122509-josemanuelsoria.jpg

Excelente medida la del nuevo ministro de Industria, Energía, Telecomunicaciones y Turismo, José Manuel Soria. El rescate de la factura bimestral de la luz supone normalizar una situación caótica y surrealista a la que nos había conducido su antecesor en el cargo, el señor Miguel Sebastián, conocido popularmente como el genio de las bombillas (que a mí, por cierto, nunca me llegaron).

Dicen los entendidos en la materia, que la decisión adoptada en su momento por el que fuese ministro de Zapatero supuso un descuadre en no pocos presupuestos familiares, y que al final la lógica tenía que imponerse de manera decidida. Y es que no era de recibo (nunca mejor dicho) que un mes llegase una factura de pongamos 114 euros y al siguiente el gasto sólo hubiese sido de 5, es decir, un gasto medio de 60 euros, pero que alguien muy ‘listo’ se encargaba de cobrarte por adelantado y, por supuesto, sin ningún tipo de recargo por el dinero que nos forzaban a adelantar a los consumidores a las compañías eléctricas.

Evidentemente, más en los tiempos que corren, no se trata de estar haciendo estimaciones sobre lo que podemos o no gastar en electricidad. Hay que ser cuidadosamente exquisito a la hora de realizar los cálculos e insisto en que no tenía razón de ser esos desbarajustes que, por ejemplo, podían hacerte llegar en pleno mes de vacaciones, con la casa cerrada a cal y canto y con los fusibles desconectados, una ‘dolorosa’ de no menos de 70 euros, y todo en base a unas estimaciones que, a ojo de buen cubero (bueno, más bien sería de malo), hacían los operarios de las eléctricas desde sus oficinas de control.

Ojalá, ya puestos en materia y metidos en harina, que el señor Soria empiece a meterle mano también a otras cuestiones que ponen al consumidor de los nervios, entre ellas los acuerdos vergonzosos entre las operadoras de telefonía móvil para que al final sea igual irte a la empresa A, que a la B o que a la C y que se cumpla de una vez por todas la ley europea en materia tarifaria, que no puede ser que España siga teniendo uno de los costes más altos en el contexto de la Unión Europea. De momento, eso sí, ya ha arrojado luz y taquígrafos sobre ese oscurantismo eléctrico.

Se la van a (des)cargar

20120123174658-megaupload-logo.jpg

Están las redes sociales que echan chispas a costa del cierre de Megaupload, esa página de descargas indiscriminadas y que, al parecer, estaba ofreciendo productos que no eran suyos. Es decir, el dueño de este sitio web no tuvo mejor ocurrencia que ’tomar prestados’, sin permiso de su legal propietario, distintos archivos que, por supuesto, estaban protegidos y que al final, tirando del hilo, se ha podido comprobar que estaba ganando ilícitamente una millonada al año. Lo que sucede es que no sólo tendrán que comparecer los responsables de este portal ante la justicia por ese perjuicio a los que han ’robado’ contenidos, sino también compensar a quienes tenían cuentas en esa red y que, por supuesto, tampoco eran gratis.

Efectivamente, no vamos a entrar aquí en un debate sobre la ética o la moral. A todos nos gustaría tener todo gratis, no pagar ni un céntimo por nada y, queramos o no, ¿quién no ha intentado alguna que otra vez descargarse películas, vídeos y programas informáticos que, dicho sea de paso, nos cuestan un riñón y parte del otro? Sin embargo, hay que reconocer que estábamos cometiendo una pequeña falta, un hurto que, en el caso de esta empresa, Megaupload, ya traspasaba los límites de una estafa en toda regla.

Y es que no puedo estar más de acuerdo con la reflexión simple, pero contundente, de la periodista Susanna Griso, de Espejo Público, en Antena 3. Ella mantenía que de pequeña le encantaba la música y que le hubiese gustado tener una amplia colección de discos, pero que, evidentemente, no tenía suficiente dinero y que, por tanto, tenía que esperar a contar con las pesetas suficientes para poder adquirir el álbum de su artista favorito.

Tampoco es desdeñable lo que decía en esa tertulia de la televisión de Planeta el columnista de El Mundo David Gistau, que exponía que a él también le seduce la idea de ir a comer a un restaurante caro y no pagar después, pero que evidentemente eso era de todo punto imposible y que, por mucho que le doliese a su bolsillo, había que pagar cristianamente.

En definitiva, que entendiendo que los internautas pueden estar cabreados en España tras el famoso canon y que ahora buscan compensaciones a ese pago ’forzado’, pero tampoco es plausible que unos vivales como los dueños de Megaupload sean unos supuestos ’chorizos’ y se apropien de lo que no es suyo y encima lo vendan como si de ellos fuera.

Mirandés, ¡¡¡qué bravo es!!!

20120125001127-infante.jpg

El fútbol es grande. Un equipo de Segunda División B, el Mirandés, hace historia, como antaño pasara con el Figueras, tras clasificarse de manera brillante y épica a las semifinales de la Copa del Rey donde le espera o bien el clásico Athletic de Bilbao o el Real Mallorca. Los de Carlos Pouso se han cargado a todo un Español, quinto en la Liga, pero al que en la Copa han dominado casi en su totalidad, con la salvedad de cinco minutos tontos en Barcelona y que les valió pasar de un cómodo 0-2 a un 3-2. En esta ocasión, en el partido de vuelta, los de Miranda de Ebro recurrieron a la heroica para ganar en el tiempo de prolongación (2-1), pero además con el mérito añadido de que los periquitos se habían adelantado en el marcador al inicio del segundo tiempo. Pero los burgaleses son unos tipos muy echados hacia delante y no bajaron los brazos, al contrario. 

La gesta de este club pasará a los anales de la memoria colectiva, pase o no a la final, algo que tampoco nadie quiere pronosticar porque visto lo visto ante Villarreal, Racing y Español es como para pensárselo dos veces antes de hacer predicciones alocadas. Todo esto pone de relieve algo evidente, que los presidentes e intermediarios de este negocio no saben hacer otra cosa que llevárselo crudo en traspasos de dudosa calidad, jugadores extranjeros que pueblan los clubes de clase media y baja que en nada igualan, por ejemplo, a un Pablo Infante (Mirandés) que ha metido ya los mismos goles que Cristiano Ronaldo o Leo Messi en esa misma competición hace un año, siete tantos en total. 

Desde luego, ahora es muy fácil ser del Mirandés y hablar de él como si uno lo conociese de toda la vida. Hasta hace dos días era un equipo más de los tantos que pululan y malviven por esa Segunda División B, que es cierto que estuvo a un paso de haber ascendido a Segunda A de no ser por un gol postrero del Guadalajara en la eliminatoria de hace unos meses, pero que no dejaba de ser eso, una entidad modesta con la intención de dar un salto de categoría. 

Ahora, sin perder el norte, en Miranda de Ebro miran un poco menos hacia la liga (donde su equipo va imparable) y se detienen con profusión en ese caramelo que es la Copa del Rey. La final está a 180 minutos y aunque su rival volvería a ser un Primera, ya nada puede poner de los nervios a un plantel que ha demostrado que puede cargarse al más pintado.

Mensajes encriptados (y aguirredos)

20120125180153-9901-944-550.jpg

¿Le ha dado un recadito encubierto Esperanza Aguirre a Mariano Rajoy? Parece que sí. En una entrevista en Onda Cero, la presidenta de la Comunidad de Madrid no se ha andado por las ramas a la hora de decir que a ella, al igual que al jefe del Ejecutivo estatal, no le gusta nada la idea de subir los impuestos…pero el inquilino de La Moncloa sí que ha subido el IRPF a los españoles, aunque dentro de un contexto diferente al que él pensaba que iba a tener. La herencia dejada por el PSOE en siete años largos ha sido devastadora, pero no por ello se puede tirar del gastado crédito de los administrados.

Lo cierto es que la señora Aguirre ha dejado esa pequeña y sutil carga de profundidad que habitúa a poner en cada una de sus frases. Es verdad que la lideresa no se anda con medias tintas ni con rodeos, que llama al pan, pan y al vino, vino, pero en esa entrevista concedida a Carlos Herrera no ha dejado pasar la oportunidad de que en Madrid se plantea seriamente esa bajada de impuestos, a pesar de que en materia de financiación la región se recaudan 50.000 millones y sólo se recibe la quinta parte, es decir, 10.000 del ala.

También es verdad que el gabinete de Aguirre ha optado por meter la tijera a fondo, como quitar coches oficiales, reducir hasta la mínima expresión los cargos de confianza, departamentos que se han tenido que fusionar, congelaciones salariales, pero todo sea, precisamente, por no cargar en las espaldas y en los bolsillos de los sufridos madrileños ese cáliz de pagar, pagar y pagar para que otras comunidades con menos previsión o con un alma derrochadora se aprovechen de la actitud cigarrera (nada que ver con el tabaco) de Madrid.

Está claro que a Rajoy se le está dejando un margen, pero en el propio PP quieren que todo se explique detalladamente, que se justifique cada paso. Y es que tampoco hay que olvidar que en dos meses hay unas elecciones en Andalucía y a nadie le gusta que con unas encuestas tan favorables en la mano, los populares la puedan encharcar frente a un PSOE andaluz en EREs, digo en horas, bajas.

El juicio del despilfarro

20120126195051-camps-juicio-560x280.jpg

La Justicia ha hablado. Tras casi cuatro años oyendo hablara día tras día de la famosa trama Gürtel y los trajes de Francisco Camps, resulta que ahora las acusaciones y las imputaciones sobre el ex presidente de la Generatitat Valenciana se han visto desmontadas y el político del PP considerado no culpable. Quien tuvo que dejar la Presidencia en julio de 2011 ve ahora como se prueba la inocencia que tantas veces había defendido a capa y espada.

Evidentemente, esto tiene un largo recorrido aún e imagino que la acusación recurrirá el fallo del tribunal popular porque entiende que ha de ser así, porque debe de ser un revés para las expectativas de unas personas que han estado calentando el ambiente que al final tus tesis acaben siendo desestimadas. Y todo esto, hay que recordarlo, por cuatro trajes que han venido a suponer un gasto en torno al medio millón de euros en concepto de celebración del juicio.

Y es que esa es otra cuestión que no podemos ni debemos dejar pasar. ¿En qué cabeza cabe que en los tiempos que vivimos se pueda despilfarrar más de 500.000 euros en una vista por esos cuatro trajecitos? ¿Es que no hay forma más sencilla de poder averiguar si el señor Camps se llevó o no por la patilla las prendas de marras? Y bueno, no sólo sencilla, sino también económicamente, que a fin de cuentas es de lo que se trata.

Se ha mirado el euro hasta la extenuación en otro tipo de casos y aquí, por una mera cuestión de oportunidad electoral, sin entrar ya en discusiones sobre la culpabilidad o no del político del PP, no ha habido empacho en gastarse el dinero que fuese necesario con tal de socavar y menoscabar ya no la imagen de Camps, sino del propio Partido Popular. Un poco más y al ex presidente valenciano lo juzgan en un edificio ex profeso como se hizo con la megavista del 11-M.

Negro futuro para el periodismo

20120127195644-mcampovidal-560x280.jpg

No se trata de hacer proselitismo ni de creernos el último refresco en el desierto, pero lo cierto es que las declaraciones que ha realizado a 13tv el señor Manuel Campo Vidal sobre lo que tienen que hacer los futuros periodistas, que es básicamente buscarse la vida estudiando ingeniería, ponen el acento en que algo mal se debe estar haciendo desde los organismos responsables. Desde luego, cuando este comunicador dice sin esconderse que los estudiantes de periodismo no van a encontrar trabajo en lo suyo es como para echarse a temblar. Entonces, ¿qué futuro le espera a esa cantera? ¿para qué seguir teniendo abiertas tantas facultades de Periodismo?

Campo Vidal pone un ejemplo que, a priori, no está mal, que es que en España casi existe un aeropuerto por ciudad y que ya se ha venido a demostrar que no eran necesarios y que, por tanto, se están cerrando todos aquellos que se han abierto por capricho. Entiende que con las facultades de Periodismo pasa tres cuartas partes de lo mismo, que han florecido indiscriminadamente y ya no hay cama para tanta gente, como reza la famosa estrofa de aquella canción de la inolvidable Celia Cruz.

Sin embargo, en el análisis de Campo Vidal se echa de menos hablar en profundidad, por ejemplo, de la ausencia de un filtro necesario para evitar intrusismos profesionales. Hemos admitido como ’animal de compañía’ que no sea necesario estar licenciado en Ciencias de la Información, que se tenga en cuenta la experiencia en medios de comunicación, pero por lo que no se puede pasar, bajo ningún concepto, es que se tengan a personas como Belén Esteban dando clases magistrales en una cadena de televisión, aunque cierto es que se trata de Telecinco y en la empresa privada, nos guste o no, cada quien hace lo que considera más oportuno.

Tampoco se le ha escuchado hablar de los sueldos, por lo general bajos o muy bajos (o incluso inexistentes, como el pago de piezas a 0,75 €). Digo yo que no se trata de coartar las aspiraciones de aquellos que quieren disfrutar de estar escribiendo una columna, haciendo un corte de radio o unos totales, pero sí de hacer un estudio de mercado a largo plazo. No podemos sacar hornadas de miles de periodistas al año, pero tampoco correr el riesgo de que pasen dos décadas y quedarnos sin relevos necesarios, que algo así sucedió con los anestesistas, concretamente con el asesinado Ernst Lluch, que cuando fue ministro de Sanidad dijo que sobraban a montones. El resultado final fue que años después había que traerlos de Europa porque aquí nos faltaban. Previsión, esa es la clave.

'Spanoir'

20120128132318-spanair.jpg

La aviación española se encuentra una vez más en el ojo del huracán. La compañía Spanair ha dejado en tierra a miles de pasajeros que, con toda la razón del mundo, se han quejado ante los mostradores de la aerolínea porque no se les informó con la suficiente antelación. Y es que un viernes 27 de enero de 2012, a las seis de la tarde, cuando empieza a sopesarse la posibilidad de que la compañía cese en su actividad a partir de la medianoche, no es tiempo suficiente para que los afectados puedan reaccionar o incluso estar al tanto de las noticias.

De hecho, fueron varios los viajeros que a primera hora de la mañana en Tenerife, Madrid, Gran Canaria, Barcelona, Bilbao o Palma de Mallorca se veían con la desagradable sorpresa de ver como su avión no salía. Es decir, la estrategia de comunicación de la empresa no ha sido, precisamente, la más adecuada. Y eso por no decir que todavía durante la tarde de ese viernes se vendieron billetes on line o al menos existía la posibilidad de poder adquirir algún viaje, algo que desde luego no se entendía a sabiendas de la idea de los responsables de la empresa.

Al final, lo que subyace del cierre o cese de actividad de la aerolínea es que no se ha pensado internamente en los más de 2.000 empleados que se quedan en la calle y que no van a tener nada fácil recolocarse y, por el otro, desde la perspectiva externa, lo que ha acontecido con los pasajeros que han confiado sus expectativas de viaje a Spanair y ésta, ni corta ni perezosa, en menos de 24 horas, les deja en tierra y con graves problemas para poder regresar a sus destinos o disfrutar de unos días de asueto.

Decía un portavoz de la compañía que no había habido grandes problemas a la hora de hacer los reembolsos pertinentes a los perjudicados, pero claro, lo que se oculta a la opinión pública es que había viajeros a los que el trayecto, comprado con mucha antelación, les había salido a menos de 20 euros y que ahora, por ejemplo, en un vuelo Bilbao-Tenerife, la broma podía salirles por 300 del ala (sin ironías). Claro, ahí el ímprobo portavoz se encoge de brazos y dice que no puede entrar a analizar las ofertas o la política de precios de otras empresas.

Lo que sí ha quedado patente es que al final basta con que una empresa caiga en manos de una institución, en este caso la Generalitat de Cataluña, para que al final su cuenta de resultados haya caído en picado hasta el punto de tener que dejar todos los aviones en tierra. Ahora habrá que ver qué sanciones se imponen a los culpables de este desaguisado y, por supuesto, que no eludan las responsabilidades aún por depurar aquellos que intentan echar tierra sobre un episodio funesto, el del los 154 pasajeros  fallecidos del vuelo Madrid-Gran Canaria del 20 de agosto de 2008.

 

Las lecciones de Caldera

20120128115710-caldera1.jpg

Hacía mucho tiempo que no sabíamos nada del señor Caldera, sí, ese señor que tuvo a su cargo el Ministerio de Trabajo e Inmigración, un ente especializado en la destrucción de empleo y de papeles for everybody, un departamento que funciona al estilo de esas financieras que no te ponen trabas a la hora de pedir un crédito, al contrario, todo son facilidades…menos para abonar luego los cuantiosos intereses. Pues bien, el señor Jesús Caldera actuó como un ente similar, aquí entró hasta el Tato, pero luego esas medidas sin previsión alguna las hemos tenido que pagar con creces el resto de los ciudadanos hasta llegar a los 5,3 millones de desempleados.

Pues bien, como les iba diciendo, hace tiempo que no teníamos mucha constancia del responsable de la Fundación Ideas (muy malas, por cierto, las ideas, claro) hasta que el 27 de enero de 2012 salió en rueda de prensa para poner de vuelta y media al Gobierno actual por haber adelantado lo que iba a pasar con las cifras de la Encuesta de Población Activa. Sí, como lo oyen, a Caldera le pareció una falta de respeto adelantar ese dato porque considera que las instituciones no están para hacer un uso partidista de las informaciones y que en cuestiones tan sensibles como el paro lo que hay que hacer es actuar con responsabilidad.

Lo cierto es que estas declaraciones del ex ministro de Trabajo sorprenden sobremanera porque gracias a sus medidas pirotécnicas, dando a entender a medio planeta que en España se ataban a los perros con longaniza, el mercado laboral se saturó de tal manera que eran muchísimas más personas de las que realmente nuestro sistema podía asumir las que se sumaron al carro de venir hasta nuestro país con la esperanza de encontrar un futuro mejor. Cuando este señor ofreció esa posibilidad, nuestro desempleo estaba por encima de los dos millones y ahora casi lo triplicamos, porque los 5,3 millones tiene visos de poder seguir aumentando, aunque ahí ya será el equipo de Rajoy el que tenga que poner las herramientas necesarias para solventar ese problemón.

Por tanto, señor Caldera, menos divismos y menos aparecer como si no supiese lo que ha pasado en los últimos años en España y tendrá que asumir su parte de culpa en este sentido. Gracias a su idea de que aquí podía entrar todo el mundo sin necesidad de tener que pasar por un farragoso papeleo, hoy estamos como estamos. No es usted, desde luego, el más indicado para dar lecciones sobre empleo…más bien sería lo contrario.

¡Qué manía con cambiar el callejero!

20120130101310-pilar-bardem-e.jpg

Craso error. El Ayuntamiento de Sevilla, gobernado por Juan Ignacio Zoido, del PP, ha iniciado los trámites cambiar el nombre de la calle Pilar Bardem, que pasará a denominarse Nuestra Señora de las Mercedes. La iniciativa ha sido presentada por la Hermandad de Santa Genoveva y está respaldada por más de 2.300 firmas de vecinos y comerciantes, a quienes parece que la actriz no les atrae en exceso. La avenida adoptó su nombre en abril de 2009, en sustitución al de General Merry, en quienes unos veían un militar franquista y otros, un héroe de la Guerra de Cuba.

¿Y por qué digo craso error? Por dos cuestiones, porque parece que determinados dirigentes políticos no tienen mejor cosa que hacer que estar alterando la nomenclatura callejera cada vez que les sale de las entrañas y porque, puestos a cambiar en menos de tres años otra vez el nombre a la dichosa calle, que recupere su nombre original, que en este caso era el de General Merry.

Por supuesto, no soy fan de la señora Bardem y nunca entendí eso de darle su nombre a una calle y más aún que para ello hubiese que eliminar del nomenclator la que ya existía desde hace tiempo. Pero lo que no es de recibo es que ahora se vuelva a modificar el nombre porque no gusta a los vecinos. A este paso, cualquier vía de toda España es susceptible de ser cambiada en cuanto haya más de 2.000 firmas que no estén conformes con el nombre que recibe su calle.

Guste o no, los nombres de las calles son el fiel reflejo de nuestra historia y lo que no es sensato es que políticos que, al fin y al cabo, únicamente están de paso, utilicen su cargo de alcalde para jeringar en los nombres de las calles, siguiendo el pésimo ejemplo del que fuese primer edil de la Villa y Corte de Madrid, Enrique Tierno Galván, un pésimo gestor municipal que lo único que hizo fue borrar todos los nombres de las calles que consideraba que tenían ínfulas franquistas. Normal que luego, con actitudes como esa, que luego también se trasladan al ámbito de la educación, nadie sepa nombres clave de la Historia de España.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris