Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Mayo de 2012.

El inspector ignorante

20120501003421-profesora-n-365xxx80.jpg

Pudiera parecer una broma macabra, una inocentada propia del 28 de diciembre, pero no, se trata de la más cruda realidad, de algo con lo que cualquier pedagogo con un mínimo de coherencia se llevaría las manos a la cabeza. La noticia es que en un centro escolar de Andorra se quieren cargar a una maestra porque enseña demasiado, según rezaba el titular de la nota que llevaba Antena 3 en su página web.

Claro, uno ve el enfoque de la información y lo primero en lo que piensa es ver y constatar que la palabra enseña no lleva comillas simples o va en cursiva (deformación de los que hacemos prensa escrita cuando queremos darle un matiz irónico al asunto). Una vez visto que no, que el título no encierra ningún doble sentido, que no estamos hablando de una docente descocada y provocadora que quiere mostrarles a sus alumnos otro tipo de geografía, pasamos a escrutar el resto del texto y vemos como la palabra enseñar adquiere su más grande significado desde la óptica de la docencia.

Y es que nuestros vecinos andorranos se han puesto excesivamente pijoteros con una profesora de educación infantil de la Escola Espanyola de Escaldes-Engordany, ya que  podría ser despedida por enseñar demasiado a sus alumnos, de 4 y 5 años. Ese exceso de celo educativo ha provocado, pásmense ustedes, que los once niños que forman su clase ya sepan leer, sumar, restar, y empiezan a escribir. Por lo pronto, la educadora ha sido apartada de su puesto en base al informe de un inspector de Educación.

Además, según añade el informe, que debe estar escrito por un burro con dos patas, aconseja despedir a la profesora y que vuelva a España, justificando que los alumnos tienen un nivel demasiado alto, que no se corresponde al desarrollo curricular de ese curso escolar. Esto ya es de nota, pero negativa para el genio que ha redactado el escrito y encima se atreve a hacer sugerencias varias.

El caso es que, menos mal, siempre hay quienes ponen un punto de cordura y en este caso han sido los padres los que, indignados con la posibilidad de perder a la que consideran una excelente profesional, alegan que en un punto de la ley de Educación española se expone que se ha de ofrecer unos mínimos de enseñanza, pero en ningún caso se menciona que haya unos máximos. Una de las madres opina que el motivo por el que están tan avanzados con respecto a su edad es porque están "hipermotivados" por la profesora. "Los niños piden y ella les da más", asegura.

La lucha de las familias afectadas por la decisión ha conseguido el compromiso del centro de que la profesora seguirá al menos hasta que acabe el curso escolar, en un par de meses, pero con la condición de que rebaje el ritmo de enseñanza. En fin, supongo que a estas horas esta profesora estará buscando asilo en Suiza, Estados Unidos o Alemania, países donde no creo que exista un inspector tan cateto, cazurro y estrecho de miras que sólo busque cercenar el desarrollo de unos alumnos que sólo quieren ser los mejores y que tienen la fortuna de tener a una excelsa motivadora.

Espanyola de Escaldes-Engordany

¿Hacia dónde vamos?

20120502003627-baracaldo.jpg

¿Qué juventud tenemos en España? Pues, vistos los casos acaecidos en los últimos años en España, con las muertes brutales de Marta del Castillo y Sandra Palo, el dictamen es sencillo, frío y contundente, unos jóvenes que parecen debatirse entre el botellón, la holganza y la pelea perpetua de cada fin de semana. Por supuesto, tenemos chicos y chicas que son dignos de encomio, que realizan una denodada tarea altruista ayudando al resto de la sociedad, pero desgraciadamente está surgiendo una parte de esa generación que no tiene la más mínima duda en sacudir a las primeras de cambio, en hacer de su existencia una bronca permanente donde no se duda ni media fracción de segundo en sacar a pasear los puños, las patadas o la navaja con tal de imponer su peculiar ley de la calle.

El caso es que desde hace unas horas se está velando en la localidad vizcaína de Baracaldo el cadáver de un vecino de 40 años al que, sin causa justificada (y siempre pensando que cuándo está justificada la muerte), tres jóvenes le propinaron semejante paliza que lo dejaron prácticamente sin vida al instante. Pese a la llegada de una ambulancia, nada se pudo hacer por la vida de este señor al que el destino le tenía preparada una fea emboscada.

Eso sí, aunque suene irónico decirlo, afortunadamente estos tres mozalbetes pasaban ya de los 18 años de edad, es decir que no serán juzgados por la horrenda ley del menor y por tanto, salvo que se demuestre en el juicio que estos supuestos hijos de mala madre no han tenido nada que ver en la mortal paliza, recibirán un castigo ejemplar a modo de unos cuantos añitos en la sombra, lo que no estará nada mal, a ver si empezamos a poner orden en esta sociedad que parece haberse ido al garete y sus principios por el desagüe.

Lo triste de todo es que ya hemos llegado a u punto en el que tenemos que casi desear que si te matan a un familiar su autor, como poco, tenga 18 o más años porque de lo contrario es que ni pisa la cárcel. Si a este pobre ciudadano de Baracaldo le hubiesen matado gentuza como Miguel Carcaño, el Rafita y gente de esa calaña, hoy estaríamos seguros de que a esos autores del asesinato no les caería más de dos años y siempre en instituciones tuteladas en las que se permite, por ejemplo, que el asesino de Sandra campe a sus anchas por España entrando y saliendo de la vivienda social como Pedro por su casa.

Las ideas del 'clarividente' Legaz

20120502111016-legaz-jaime-garcia-644x362.jpg

Este Gobierno nos va a matar a disgustos. Después de prometer que no iba a tocar los impuestos, que no nos iba a subir el IVA, etcétera, etcétera, ahora la última ocurrencia que surge de su chistera (o habría que decir de la calva) es la de hacer que paguemos por utilizar las autovías. Sí, ya no sirve el manido mantra de que usted, querido pagano, estaba financiando esas vías (cochambrosas en algunos tramos, todo hay que decirlo) a través de los impuestos, no, no y rematadamente no. Usted, ciudadano de a pie y conductor habitual, estaba aprovechándose de la buena fe de los dirigentes que creían que usted ya había pagado esas autovías, pero resulta que no, que estaba usted sacando rédito de un vacío legal del que se acaba de percatar el cerebro clarividente Jaime García-Legaz, secretario de Estado de Comercio.

El señor Legaz se ha puesto a hacer cuentas y ha decidido que para que al Gobierno le cuadren los números (y de paso volver a echarle la culpa a la herencia recibida por enésima vez) hay que sacar perras de donde sea y ha dado con la fórmula mágica, con la poción de los druidas, hacernos pagar por circular por las autovías, pero además justificándolo de una manera falaz, que es que no se puede hacer repercutir el uso de esas vías en quienes no las utilizan porque, claro, habría entonces que subir el precio de los transportes públicos (le recuerdo que en Madrid nos han colgado un tarifazo de mil pares de narices) o colocar otro céntimo más al gasóleo. Por ideas, que no quede.

Lo que olvida el señor Legaz es que las autovías, como muchas otras infraestructuras y servicios se financian directamente de nuestros impuestos. Se nos insta a no defraudar, a ser honrados con el fisco porque si no fuese así nadie dispondría de autovías, de servicios sanitarios, de escuelas, de residencias, etcétera. Pero, ¡vaya por Dios! resulta que estábamos errados, que con nuestros impuestos no se financian las autovías, nada de eso. Estaban ahí puestas de gratis, porque a un alma caritativa le dio por hacerlas en una noche de verano.

A mí me da la sensación de que el señor Legaz quiere tomarle el pelo a todos los españoles españoles. Visto el atraco continuo que supone tener en este país un coche, más de uno se plantea donar su vehículo a los países del Este. Siempre habrá acólitos que defiendan la postura y que se pueden dividir en dos grupos, o son del propio gabinete o son abducidos que no se dan cuenta de que les quieren hacer pagar dos veces por lo mismo.

'Bonidoso'

20120503193242-bonovanity-420x210.jpg

Que José Bono es un personaje frívolo ya no supone ninguna novedad. El político castellano manchego ha hecho acopio de su mejor repertorio para demostrar a la sociedad que todo se la trae al fresco, que a él no le importa una higa que España esté al borde de una intervención, que haya casi de seis millones de parados, que los comedores sociales de Cáritas no den abasto, que las peleas en los contenedores que están frente a los grandes supermercados suelen ser de órdago. Él, el señor Bono, sólo quiere presumir de su patrimonio porque siempre le ha perdido esa vanidad de la que nunca ha tenido rubor de reconocer que lleva a gala.

Lo cierto es que, sin entrar a arremeter demasiado contra los compañeros de Vanity Fair, entre otras razones por esa máxima de que perro no come carne de perro, la entrevista que le hacen en esa revista de moda y estilo supone todo un monumento y homenaje-masaje a lo que nunca debiera ser la estampa de un político o ex político, alguien que, de manera indirecta, está lanzando un claro mensaje a la sociedad, que me lo he llevado calentito (siempre legalmente) de mi profesión y ahora encima me van a pagar (o me han pagado) por ello.

Bono presume de que cuando le preguntan por los 700.000 euros que ha percibido por el ladrillado de sus memorias tiene a bien corregir a su entrevistadora y le matiza: ¡Oiga, que no son 700.000, sino 800.000 euros! Hombre, ya puestos, podía haber dicho que le habían aflojado un millón y así todos tan contentos. Encima, como el señor parece que se había quedado con algo de ego sobrante, enseña ufano su iPhone donde tiene una foto del carísimo retrato que le han hecho como ex presidente del Congreso. ¿Creen que se puso rojo? Nada de eso, él estaba tan orgulloso, aunque seguro que lamentando que no le hiciesen un busto con mármol de Carrara, porque Bono lo vale.

A Urdanga le chafan el chollo

20120504075346-2012050144urdangarin-int.jpg

Lo que está aconteciendo en la Casa Real española es de todo punto indignante. Ya hace tiempo que en esa institución se perdieron las buenas maneras, el disimulo y el intentar guardar las apariencias cuando al resto de los ciudadanos les venían mal dadas. No, a los ocupantes del Palacio de La Zarzuela les importa ya todo un pimiento y además han tomado a los españoles por sujetos de biberón y chupete. Piensan que no nos enteramos, se creen que viven en un mundo aparte que les permite hacer lo que sus reales actitudes les plazca, pero no, no es así y al menos resulta reconfortante ver como ya hay medios que se atreven a contar con pelos y señales las atrocidades que se cometen y se pretenden cometer al amparo de una Constitución en la que se dice bien claro que el Rey no es responsable de sus actos. Dicho de otra manera, que es un irresponsable.

El caso es que con el chusco episodio de la cacería africana, Corina, las muletas y ’el lo siento mucho, no volverá a pasar’, se había quedado olvidado en el espectro informativo el caso de Urdanga, alias ’el manga’. No es tonto el Duque de Palma, el esposo de la Infanta Cristina, que en clara estrategia con su abogado intentaron colarnos por la puerta de atrás un acuerdo con el socio Diego Torres para, si bien reconocer los hechos de que el dinero no se usó como correspondía a una institución sin ánimo de lucro, intentar librarse de una pena mayor, es decir de acabar en el talego, lo que hubiese representado toda una estampa que daría la vuelta al mundo y parte del Universo.

Sin embargo, ¡qué curioso! cuando ya el escándalo amenazaba con salpicar a base de bien a la Casa Real, todos se han puesto a recoger velas, a replegarse y a negar la mayor. Está claro, se lanzó un globo sonda y éste quedó pinchado nada más elevarse ligeramente. No está el horno para bollos y después de los tiros elefantiásicos de Su Majestad, el pueblo español ya no está para más petardos y a ver si de una vez por todos se acaban con esos privilegios. Si el yerno era un trincón, algo que han de dirimir los jueces, pues que pague como debe, especialmente devolviendo la pasta, si es que se quedó con algo como marcan los indicios. Lo que no podía ser es que por ser quien es tuviese un trato más privilegiado que el resto de los ciudadanos. Aquí tiene que imperar ese principio universal de que quien la hace, la paga.

¡Menudo pico el de estos 'pájaros'!

20120505175428-sabinaserrat.jpg

Los artistas, como cualquier otro trabajador, tienen que defender sus intereses antes que cualquier otra cosa. De eso, no me cabe la menor duda. Es verdad que en ese colectivo, laboralmente, tiene que existir un cierto egoísmo porque al final nadie va a velar por el prójimo sin tener antes resuelto su propio futuro. Sin embargo, lo que no creo que resulte incompatible es saber defender tu propia casa sin tener que denostar o celebrar las desgracias que le acontezcan al presidente de tu comunidad y sólo por el simple condicionante de que éste no te cae bien o no comulgas con sus ideas. Eso se llama ruindad absoluta y lo único que se logra es que al final se acabe teniendo una imagen nefasta del conjunto del vecindario.

Dicho de otra manera y con un ejemplo práctico. Los cantantes Joaquín Sabina y Juan Manuel Serrat, de gira por varios países de Sudamérica, han metido los pies hasta el corvejón al pronunciarse a favor de la expropiación de empresas españolas por parte de los gobiernos de Argentina y de Bolivia. A estos dos ‘pájaros’ les hace mucha gracia que la señora Kirchner o el señor Morales Jeringuen lo que es patrimonio de España, en este caso de Repsol y de Red Eléctrica Española. ¿Tan mal ven su futuro estos dos miembros de la ‘zeja’ que tienen que postrarse y plegarse ante las mamarrachadas de los líderes populistas?

Luego dicen que ciertos columnistas y blogueros tenemos una fijación especial con los artistas de la zurda, que no les perdonamos ni media y que no toleramos que estén haciendo proselitismo político. Por mí, sinceramente, pueden apoyar a quienes ellos entiendan que es el partido que mejor les representa, ir a sus mítines o ir con ellos en las manifestaciones. Sin embargo, lo que no se puede tolerar bajo ninguna circunstancia es mostrar la alegría indisimulada porque a España, gobernada por el partido con el que ellos no comulgan, sufra este desdoro internacional.

Y lo peor de todo es que luego, cuando estos dos ‘pájaros’ vuelvan a posar sus alas en terreno patrio dirán que todo ha sido una cruenta tergiversación de los medios, que se les ha sacado la frase de contexto, que en realidad nunca dijeron tales barbaridades, pero claro, la prensa es tan mala que se inventa las frases. Ese cuento colaba hace 30 años, cuando no había internet, ni móviles ni la posibilidad de difundir audio e imagen en cuestión de segundos entre los puntos más alejados del globo terráqueo. A día de hoy, todo llega y más si a los ‘pájaros’ se les calienta en demasía el pico.

Los buenos principios (teóricos) de Margallo

20120506113747-garcia-margallo-reuters-644x362.jpg

Acierta de pleno el señor García Margallo, ministro de Exteriores del Gobierno de España, al señalar que él, al contrario de lo que hacían sus antecesores en el anterior gabinete, Moratinos y Jiménez, no puede reunirse con la dictadura cubana si al mismo tiempo no tienen posibilidades de mantener encuentros con la disidencia y con las Damas de Blanco.  

Es de agradecer este tipo de gestos por parte de quien tiene la responsabilidad de la política internacional de nuestro país. En los últimos años, la diplomacia española se había convertido en una especie de alfombra persa que se desenrollaba al paso de cada sátrapa, de supuestos líderes exteriores al estilo de Castro, Chávez, Mohamed VI, Evo Morales o Rafael Correa, personajes que, como todo el mundo tiene bien claro, no son, ni mucho menos, paladines de la democracia, precisamente. Más bien, todo lo contrario y que en cuanto pueden nos dan una gran patada en salva sea la parte, especialmente a través de la expropiación de nuestras empresas.

Lo de Cuba, es verdad, ha sido especialmente sangrante. El inefable Miguel Ángel Moratinos hizo todo lo posible por castigar a la disidencia cubana, desprecios absolutos, ninguneos constantes y una complicidad pornográfica con los hermanos Castro. Nunca se escuchó una mala palabra de los ministros de Exteriores de Zapatero hacia esos regímenes tiranuelos. Todo lo contrario, siempre eran parabienes y, de milagro, no llegó a darle el título de inventores de la democracia, pero vamos, le faltó el canto de un euro.

Esperemos que las palabras de Margallo tengan luego continuidad en los hechos. Estamos ante una situación espléndida para demostrar que algo está cambiando, que España puede ser un país serio en sus relaciones internacionales, que podemos codearnos con esas grandes potencias, aunque evitando también, dicho sea de paso, imágenes en las que se podía ver a un Aznar poniendo los pies en la mesa mientras en animada conversación con Bush intentaba arreglar el mundo. Ni podemos supeditarnos a los demás, pero tampoco es cuestión de ir ofreciendo una estampa de los más chulos del barrio. La diplomacia es un arte y no vale cualquiera. De momento, el señor Margallo para entender la teoría. Sólo falta ponerla en práctica.

César Fernández Trujillo: El orfebre de la palabra

20120507173247-img-13187.jpg

Con el deceso de César Fernández Trujillo se nos ha ido un señor en y fuera de los micrófonos, alguien que era un excelente periodista y mejor persona, alguien que tenía siempre un saludo para los jefes, sus iguales y también para quienes empezábamos en esta apasionante profesión de contar cosas. Lo vamos a echar de menos porque su voz es irremplazable, inigualable, con una forma de contar las cosas que no había otro igual en la isla de Tenerife.

El orfebre de la palabra, como muchos otros compañeros acertadamente le han definido, nunca tenía una salida de tono en el micrófono, pero no era un periodista ni oficialista ni pelota con el poder. Si había que denunciar algo, lo hacía, pero con elegancia, sin crisparse más de lo necesario. Un especialista en todos los terrenos, así fuese deporte, política economía o sociedad. Fernández Trujillo creo escuela con su manera de entender el periodismo y son muchos los que hoy están trabajando y desempeñando puestos de responsabilidad en medios de las Islas que han pasado por las manos de este genial periodista, alguien armado de mucha paciencia y que sabía, a golpe de vista, quién valía y quién no para esta profesión, al menos de cara a ponerse delante de un micrófono.

César Fernández Trujillo era versátil e igual era capaz de retransmitir un partido del CD Tenerife, como entrevistar al consejero de Obras Públicas o ser la voz del Carnaval en esas inolvidables galas de la Plaza del Príncipe con Los Fregolinos. Sus registros eran ilimitados, pero sobre todo, vuelvo a insistir en un aspecto subjetivo, era de esas personas que marcaban por su actitud ante la vida y ante los demás, alguien con una sonrisa en sus labios, capaz de sacar una nota de humor incluso en los momentos más pesimistas. Oírle, sin duda, era un chute de calma para el espíritu, al menos lograr una paz temporal en el alma.

Desde Madrid, mis condolencias para sus familiares, amigos y para toda la profesión periodística de Tenerife y de Canarias. Porque César fue, ante todo, un caballero de los pies a la cabeza, incapaz de granjearse enemistades en un mundo tan competitivo como el periodismo. Ahora más que nunca, el Premio Canarias de Comunicación, aunque sea a título póstumo, ha de ser para César Fernández Trujillo. Descanse en paz, MAESTRO.

Cifuentes se disfraza de 'indignada'

20120508203159-cristina-cifuentes.jpg

La delegada del Gobierno en Madrid, la popular Cristina Cifuentes, ha conseguido dar un triple salto mortal, con tirabuzones y además sin red al dar la oportunidad al colectivo 15-M de que se concentre durante cuatro días, pero no las 24 horas, en la Puerta del Sol. Es decir, los sindicatos, que se contentan con estar allí un par de horas en la Puerta del Sol el 1 de mayo, tienen menos tiempo que los indignados a los que, ya anticipo desde aquí, no los va a sacar de la plaza desde el momento en que se asienten en la misma.

Partiendo de la base de que yo no comulgo con este movimiento, entre otras razones porque ya pudimos ver las consecuencias de hace un año, con una Puerta del Sol que parecía un estercolero, secuestrado por el capricho de unos miles que, de paso, impidieron que los comerciantes desarrollasen su actividad o que la Policía tuviese que vallar la zona y cerrar el Metro muchas tardes de verano, lo cierto es que la delegada del Gobierno se ha metido en un jardín innecesario y que encima va a traer consecuencias en todos los sentidos.

Como si esto fuese una oficina, la señora Cifuentes anuncia pomposamente que las concentraciones se llevarán a cabo el próximo sábado, día 12, desde las 17.00 a las 22.00 horas, y los días 13, 14 y 15 de mayo, de 12.00 a 22.00 horas, franjas horarias coincidentes con el horario comercial. ¿De verdad cree que luego estos manifestantes o concentrados van a irse por su propio pie? Ni lo sueñe, querida. Estos no se van a ir de ahí, por mucho que diga que tenga preparada una guardia de Corps de 1.000 agentes. Y encima eso, vamos a tener que costear de nuestro bolsillo las horas extras de estos policías porque a esta señora se le ha puesto en el moño que sí a una megaconcentración.

Desde luego, mejor no quiera saber ni pulsar la opinión de los comerciantes, pero estos no es que hayan puesto el grito en el cielo, es que directamente hablan de circo y de patochada. Aún no se han recuperado de los gastos sufridos hace un año y usted vuelve a abrir la puerta al caos, al desorden y, en último término, en el caso de que usted quiera hacer cumplir sus horarios, a dar una imagen de enfrentamientos entre policías y manifestantes que dará la vuelta al mundo. Desde luego, menos mal que no es presidenta de mi comunidad de vecinos, a Dios gracias.

Los cuentos de Caperucita Marhuenda

20120509192742-larazon-portada-560x280.jpg

La Razón, guste o no, ha engañado a sus lectores con una historia de mermelada sobre Mariano Rajoy y su puente familiar. ¿Qué motivos pueden llevar al director de un periódico, en este caso el señor Francisco Marhuenda, a dar por válida un cuento chino, algo que no se sostiene bajo ninguna circunstancia y que además se iba a acabar sabiendo? La verdad es que desconozco cuáles son las razones por las que alguien decide llevar una recreación de ese estilo en portada, más aun con la que está cayendo y que encima, más que hacerle un favor al protagonista del edulcorado relato, lo que hace es ponerle a los pies de los caballos.

Uno, que es lector de todos los periódicos nacionales y que los fines de semana suele deleitarse con la compra en papel de varios, entre los que está La Razón, me quedé sorprendido ante la imagen de primera del diario de Planeta porque, sin tener que poner en tela de juicio lo del ’Rajoy más familiar’, sí que es verdad que no sé a qué venía a cuento tanto almíbar. ¿Se nos quería acaso vender una imagen de austeridad? Pues lo cierto es que el efecto fue justo el contrario y no fue a más porque debido a la semana tan extraña que fue la del inicio de mayo, con tantos festivos de por medio, hizo que todo se diluyese.

Sin embargo, alguien en Moncloa no se quedó satisfecho con el reportaje de mermelada, sobre todo porque era veneno azucarado para el presidente del Gobierno, y decidió que alguien debía sacar a la luz que Mariano Rajoy no se había tomado el puente. De hecho, el receptor de la confidencia fue La Gaceta, que optó por darle aire, y nada hubiese pasado si Marhuenda no llega a incendiar Twitter acusando de falta de ética y de profesionalidad a los compañeros de la aventura en papel de Intereconomía. De hecho, a buen seguro, nadie o casi nadie se habría percatado del particular, pero Marhuenda quiso defender ’su verdad’.

Y lo peor de todo son las matizaciones para mantener la versión. Pasar de afirmar con rotundidad que Rajoy estuve de puente con su familia a tener que decir que estuvo, pero sólo unas horas, deja sin credibilidad todos los testimonios que drapeaban el conmovedor reportaje. Si a los lectores se les miente en algo tan fútil como ha sido el ’no puente’ de Rajoy, ¿qué podemos pensar ante otro tipo de informaciones relevantes?

Un político De Armas tomar

20120510223038-chorizo-pedro-de-armas.jpg

El talento en Lanzarote lo agotó el malogrado César Manrique. El gran artista internacional es lo más preciado que ha dado en las últimas décadas la isla de los volcanes, una personalidad con un marcado carácter, con un genio indomable y que, mientras permaneció en vida, fue un claro luchador contra esa casta de políticos de tres al cuatro que intentaban mangonear de las más diversas formas posibles en la isla.

Si no hace mucho este territorio ha tenido que soportar los trapicheos y las injerencias de un dudoso ser llamado Dimas Martín, un elemento que hizo de la política algo sucio, vil y rastrero, con compras de voluntades y chalaneos de decisiones parlamentarias, mociones de censura entre ellas hasta que dio con sus huesos en la cárcel de Tahíche, ahora es otro elemento peculiar, un tal Pedro de Armas el que está poniendo a caer de un burro el prestigio de los conejeros.

Y no es que este político pueda ser tildado de avezado o de aventajado alumno de Dimas Martín, en absoluto. Este señor, directamente, es mucho más vivales puesto que, cobrando del Ayuntamiento de Arrecife, lleva cinco meses llevándoselo crudo a bordo de una goleta en aguas del Atlántico, concretamente ahora en Florida. Según el propio consistorio, la única referencia o constancia que tienen de que este personaje goza de una extraordinaria salud es por el consumo de teléfono móvil que, obviamente, está pagado a golpe de talonazo municipal. Él sostiene que todo se debe a las llamadas que recibe, puesto que en el extranjero el receptor paga el 50%. Aún así, ya suma 1.200 euros del ala que, Dios mediante, esperemos que el Ayuntamiento le obligue a costear de su bolsillo.

Y es que no creo que la ciudadanía conejera haya depositado su voto en las urnas para tener un concejal de ultramar, un Curro de Halcón Viajes o un pirata de los mares del Sur en busca de aventuras que poder contar a sus nietos. Ya está bien de tomaduras de pelo y de que estos nacionalistas de medio pelo (el caballero milita en el Partido Nacionalista de Lanzarote) vivan opíparamente a costa de los demás.

De haber podido disfrutar aún con vida el gran César Manrique, a este elemento, a buen seguro que le habría erigido un monumento en pleno puerto del Rubicón a la memoria del concejal marino y que hubiese llevado por título ‘Vete y no vuelvas o márchate con viento fresco’. Desgraciadamente, toda esta panda de zotes acaban por alcanzar puestos de mayor rango y raigambre porque, al contrario que en el ámbito privado, al inepto y al incompetente en la esfera pública es mejor elevarlo para que no reviente la base. Así se explican, evidentemente, muchas cosas.

Moncloa, ¿Hay alguien ahí?

20120511164712-rajoy-fernandezdiaz-420x210.jpg

"No sé si tenemos un Gobierno de p... madre con una comunicación de mierda o un Gobierno de mierda con una comunicación de p... madre". Esta sencilla (y sonora) frase está pronunciada por los pasillos de Moncloa y no por alguien cualquiera, sino por un peso pesado del gabinete gubernamental. Desde luego, razón no le falta, pero es que además el Partido Popular es especialista en hacer de la política de comunicación su Talón de Aquiles, un quebradero y un dolor de cabeza que haría falta toda la fábrica de Bayer para poder mitigar esas cefaleas y aún así habría serios problemas para lograr que la mítica aspirina pudiese hacer efecto.

El Ejecutivo, en materia informativa, es una mezcla entre la genial Casa de los Líos, aquella entrañable serie de Arturo Fernández y una película muda. O resulta que sale hablar a título personal un ministro y enseguida le replican dos o más miembros del Gobierno o, por el contrario, ante determinado asunto de trascendencia, pongamos por caso la crisis de Bankia, quien sale a dar la cara por todos nosotros es el líder de la oposición, Alfredo Pérez Rubalcaba, que asegura que él tiene todos sus ahorros en esa entidad y que no pensaba tocar un solo céntimo.

Evidentemente, un Ejecutivo no tiene que estar permanentemente en los medios, es decir, comunicar por comunicar tampoco es, pero tampoco es cuestión de que espere hasta el mismo viernes para dar cuenta tras el Consejo de Ministros de los asuntos que ocupan y preocupan a la ciudadanía. No pueden estar, quienes tienen su dinero en el banco, esperando cuatro días a que alguien desde Moncloa decida dar las oportunas y pertinentes explicaciones.

Insisto, mal hace Mariano Rajoy calcando la estrategia de Génova en Moncloa. Cuando eres oposición puedes permitirte ciertos caprichos, como ningunear durante meses a la prensa, pero cuando eres presidente de Gobierno (y eso también es válido para cualquiera de sus ministros) ya no vale escudarte en la barrera castrense, en el muro impermeable de turno. Y es que si malo es hablar en demasía, más lo es quedarse callado y demostrar que se es presa del pánico del qué dirán.

La honradez no vende

20120511192704-palmira-560x280.jpg

La honradez no es que sea un patrimonio de una clase social concreta, pero ya van siendo demasiados los casos de personas sumamente necesitadas, con trabajos precarios y que, sin embargo, no tienen duda alguna a la hora de devolver objetos de valor o dinero que les podría solucionar una parte importante de apretada economía doméstica. Esa gente, de verdad, se merece que les pase algo bueno porque, aun pudiendo hacerse fácilmente con un botín que alguien ha extraviado y que casi da por hecho que no le será devuelto, prefieren el camino de la honradez, aunque eso luego les pueda pasar factura entre familiares y amigos que no ven con tan buenos ojos ese gesto tan altruista y solidario.

La protagonista en esta ocasión es una empleada de la limpieza de la estación de autobuses de Granada y que responde al nombre de Palmira. Esta mujer halló en uno de los buses una cartera en la que al margen de documentación, tarjetas de crédito y otros elementos de indudable valor para su dueño, iban nada menos que 14.000 euros y algo de moneda china, unos 3.000 yuanes. Esta mujer no dudó un solo segundo en proceder a la devolución de este dinero, a pesar de que reconocía que esas cantidades habrían caído en su entorno familiar a las mil maravillas, pero lo primero era lo primero.

Ese gesto, sin duda, supone todo un homenaje a la honradez, al más puro concepto de buen ciudadano. Sé que estos gestos, lamentablemente, no venden, que al final parece que eres tonto de capirote si haces el papel de buen samaritano devolviendo lo que no es tuyo, pero también es verdad que no podemos estar pensando en que el otro o los otros no harán lo mismo que nosotros. Hemos de sentirnos satisfechos con nuestras actitudes y esta señora asegura que hoy es mucho más feliz que si se hubiese quedado con el dinero porque, en cierta medida, le hubiese estado dando vueltas la cabeza y el estómago pensando en lo mal que lo estaría pasando el legítimo dueño de esa billetera. Desde luego, doña Palmira nos ha dado todo un ejemplo.

¡A por Felipe V!

20120512162601-felipev.jpg

Si hiciéramos una encuesta entre los catalanes que diariamente pasan por delante de la fachada del Parlamento de Cataluña, muchos de ellos desconocerían que el escudo que se encuentro habilitado y esculpido en el frontal es un emblema de la época de Felipe V. Ese símbolo lleva ahí colocado por los siglos de los siglos, pero no podrá decir amén porque los partidos catalanes, entre los que hay que incluir a ese PP catalá de Alicia Sánchez Camacho, han dado por bueno que hay que ‘tapar’ ese escudo y sustituirlo por otro en el que sólo estén las señas cuatribarradas.

Evidentemente, el cambio no va a salir gratis ni mucho menos, eso es de cajón. CiU, PSOE y el PP catalá han aprobado en franca armonía y dispendio una partida cercana a los 20.000 euros para erradicar de la fachada lo que ellos entienden que es una afrenta intolerable. No pueden ver sus delicados ojos algo que tenga ínfulas españolistas y, me imagino, alguno, dentro de su ignorancia nacionalista, habrá querido ver la existencia o la permanencia de símbolos de carácter franquista porque, eso es un mal endémico, a todos estos que les da por romper una y otra vez con España siempre ven un símbolo de Franco en todo lo que signifique España.

La desgracia para el pueblo catalán es tener a dirigentes tan escasamente cualificados para según qué cosas. Incluso, personalidades tan morigeradas, tan correctas en el trato, incluso tan cabales como puede ser el señor Josep Antoni Duran i Lleida, al final radicalizan su discurso de una manera tan alarmante que quien no los conociese, por ejemplo un extranjero, diríase que España les tiene sometidos, que tratan a Cataluña como algo residual y, la verdad, es justo todo lo contrario. Si hay una comunidad que no puede quejarse de trato de preferencial, sea cual sea el partido que esté en La Moncloa, esa es la región catalana, eternamente beneficiada en los Presupuestos Generales del Estado. Pero, haciendo un juego de palabras con su actual inquilino en la Generalitat, siempre quiere Mas.

Al final, de esto se saca una sencilla consecuencia. A los políticos que ahora mandan en Cataluña no les interesa lo más mínimo el bienestar de sus ciudadanos. Por un lado, están los recortes sanitarios que, paradójicamente, coinciden con los incrementos que se da en materia de subvenciones a los medios afines al ideario de CiU, como en su momento también a los del tripartito. Y luego, toda una persecución para borrar toda huella del castellano, hablado y escrito, aunque ello suponga un empobrecimiento cultural de consecuencias impredecibles. Lo del escudo, al fin y a la postre, es una anécdota, la guinda de estos señores incapaces de ponerse de acuerdo en nada, salvo en lo imprescindible, luchar por ser una nación.

El intelecto es lo primero

20120514175246-imagenes-lalaguna1-da05066c.jpg

¿Tienen motivos los jóvenes españoles para estar preocupados por su futuro? Sí, por supuesto. Sin embargo, vamos a establecer una serie de prioridades, sobre todo pensando un poco en la situación actual de España y, sobre todo, cuál es la cultura, la idiosincrasia propia de nuestro país. Y es que, por ejemplo, salvo que a nuestros chicos de 20 años les haya tocado La Primitiva, la Euromillones o el cupón de la ONCE, normalmente la juventud no está pensando en entramparse con una hipoteca.

Nada más lejos de la realidad, lo que preocupa (o debiera preocupar) a los miembros de esa generación es encontrar un empleo, pero también formarse convenientemente.
Desgraciadamente, los distintos gobiernos que han ido pasando por el Palacio de la Moncloa se han puesto de acuerdo en algo, en cargarse la educación de calidad. Cada reforma que se acometía era un canto a la cultura del esfuerzo mínimo, a poder pasar de curso con varios suspensos y a llegar a la Universidad con errores de base.

En 1995, en la Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad de La Laguna, en Tenerife, el doctor y catedrático de Filología, Humberto Hernández Hernández, realizó una simple prueba para ver cuál era el nivel de redacción de los nuevos alumnos que accedían al entonces llamado Curso de Complementos. La sorpresa no fue comprobar si los aspirantes a ocupar posteriormente un hueco en las redacciones tenían habilidades innatas para desarrollar periodísticamente un tema, sino que hubo escritos con más de 50 faltas de ortografía (en algunos casos hasta faltaba el acento en el nombre o apellido).

Eso, que puede parecer una exageración, es lo que se encuentren los docentes universitarios a diario. Alumnos que escogen Matemáticas o Física y no saben hacer, siquiera, una raíz cuadrada o una simple integral. Con ese panorama, y viendo al final cómo salen determinados estudiantes, es normal que al final no encuentren acomodo en el mundo laboral y si no pueden hallar un empleo, no parece lógico que vayan a meterse en la compra de una vivienda. Ahí está el gran problema, que algunos quieren, nunca mejor dicho, empezar la casa por el tejado. Menos pensar pues en disponer de la llave de una coqueta buhardilla y más preocuparse en la formación y en seguir creciendo intelectualmente. Eso llevará, indefectiblemente, a encontrar un trabajo y luego, con esfuerzo ahorrador, acceder al mundo inmobiliario. Al revés, puedo prometérselo, no funciona, salvo que se tenga suerte en el azar o se disponga de unos padres riquísimos.

Milagro levantino

20120515123529-featured.jpg

El Levante ha demostrado que sin dinero también se pueden hacer grandes cosas. Un equipo que ha estado inmerso en un proceso concursal, que tuvo que vender hasta la última media para poder subsistir de la mejor manera posible en Segunda División, ha conseguido lo que prácticamente nadie sería capaz de hacer, clasificarse para competiciones europeos merced a un meritorio sexto puesto.

El segundo presupuesto más bajo de la Primera División, sólo el del Rayo Vallecano tenía la partida económica más austera, se ha impuesto a grandes imperios como los del Sevilla, Ath.Bilbao, Villarreal, Getafe o Real Sociedad. Dicen que la necesidad aprieta y, en este caso, a los rectores del Levante no les quedaba otra que atinar a la hora de confeccionar el plantel, empezando por el inquilino del banquillo. Si exitosa fue la etapa de Luis García, que sumó ascenso y permanencia cómoda con el club granota, lo de Juan Ignacio Martínez aún lo es más. Sin la gran estrella del 2011, Felipe Caicedo, se optó por un devaluado Koné que, con sus goles, ha hecho que el Levante llegue hasta esa sexta posición.

En teoría, el cuadro valenciano tenía todos los números para ser carne de cañón, pero contra todo pronóstico los hombres de Juan Ignacio Martínez empezaron no sólo a sumar puntos, sino que durante dos meses gozaron de la privilegiada posición de liderato. El comentario más habitual entre los seguidores de toda España era decir que tarde o temprano el Levante tendría que caer por su propio peso, que acabaría luchando por no descender. Pero las jornadas pasaron y el Levante apenas se separó de los puestos europeos. Sólo la gran recta final de Málaga y Atlético de Madrid privaron a los levantinos de ser equipo Champions, pero logra una Europa League que era algo impensable en agosto de 2011.

Lo que ha hecho el Levante debe ser ejemplo para el resto de equipos, sobre todo esos Sevilla, Atlético de Madrid o Valencia que no saben hacer otra cosa que despilfarrar millones cada temporada y al final para conseguir sólo a medias sus objetivos. Parece que ahora, con el control al que se va a someter a los clubes, tal vez empiece a ver menos derroche y, sobre todo, confiar en lo que hay dentro de la entidad en vez de fiarlo todo a medianías y jugadores de medio pelo.

Nacionalismo canario en las ondas

20120516234715-paulinodinero.jpg

¿A alguien le quedaban dudas de que a Coalición Canaria lo que le va en realidad es jugar al independentismo? Solamente tienen que escuchar con atención las cuñas promocionales de la radio autonómica de Canarias para darse cuenta. Resulta que ahora la llaman Canarias Radio la Autonómica, la emisora nacional de Canarias.

Lo curioso del tema es que se trata de un cambio para el que no existen todavía explicaciones -ni siquiera los trabajadores estaban al tanto de ello- si bien fuentes no oficiales insinúan que este nuevo eslogan -que por ahora no es un cambio de nombre (según dicen)- podría estar relacionado con la inminente celebración del congreso regional de Coalición Canaria y del Día de Canarias. Y es que es aproximarse el 30 de mayo y entrarle a los coalicioneros y a los nacionalistas en líneas generales una fiebre que alcanza la temperatura de las siete estrellas verdes con riesgo de acabar delirando y viendo por las esquinas al Mencey Beneharo.

Este cambio en las cuñas radiofónicas de autopromoción de la cadena es considerado por muchos como una ‘provocación’ (una más) de Paulino Rivero al Gobierno de España, máxime después de las recientes polémicas acerca del trato discriminatorio que el Ejecutivo central está dando al Archipiélago o del empeño desde Madrid por favorecer las prospecciones de petróleo en aguas de las costas de Lanzarote y Fuerteventura, siempre según la opinión del presidente del Ejecutivo regional, que aún cree que puede dominar la finca como cuando era el omnipotente alcalde de El Sauzal.

De todas maneras, no me extraña nada este comportamiento por parte del señor Rivero. Tiene las Islas hechas un desastre, con una educación que terminaría por derrumbar la mismísima torre de PISA, con una sanidad donde es mejor proveerse de aspirinas o ibuprofeno antes que caer en las sui generis urgencias del Archipiélago (puedes entrar con un esguince y salir operado de apendicitis) y un empleo, mejor dicho un paro que va camino de registros históricos e histéricos, con casi 300.000 ciudadanos que no tienen trabajo y, lo peor de todo, ni perspectivas de lograrlo.

¿Y qué nos promete el ‘tío’ Paulino a cambio? Folklore, mucho folklore, Sabandeños y Los Gofiones a todas horas, romerías, estrellas verdes, una isa a la sombra del Teide, del Roque Nublo, Timanfaya o la Caldera de Taburiente y, sobre todo, escuchar la emisora nacional de Canarias. Estaremos sin empleo, pero al menos que los parados sean made in Canarias. ¡Ponle el cuño, chacho, chacho, chacho!

Cojera institucional con Titsa

20120517211106-110611-tf-constitucion-ayuntamiento-sc1-horz1.jpg

¿Qué pasa con Titsa y los discapacitados, concretamente los que residen en Santa Cruz de Tenerife? Pues nada, que las competencias o incompetencias de las administraciones, pasándose la responsabilidad y la papa caliente de una a otra han dejado a ese colectivo al albur o al socaire de quedarse sin las ayudas prometidas al transporte.

En realidad, sí que estuvieron en peligro de desaparición (y de hecho aún lo están) ya que Titsa y el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife tuvieron que acordar deprisa y corriendo un “periodo transitorio” para el canje, que no se sabe hasta cuánto durará, de esos bonos para guaguas que antes sufragaba en parte el Cabildo de Tenerife, y que ahora deberá asumir el Consistorio capitalino y que, sorpréndanse ustedes, no tiene una partida presupuestaria para ello.

Manuel Francos, locuaz director de Comunicación de Titsa, llegó a reconocer en una entrevista a un periodista local que ni siquiera se había pensado en los discapacitados a la hora de este tipo de subvenciones y que, añado yo, entiendo que pensaría para sí el marrón curioso que le caía a la corporación de José Manuel Bermúdez, copresidida por Julio Pérez. Y es que la Casa de los Dragos arrastra unas deudas tremendas a las que apenas puede hacer frente y, de postre, le cae una nueva obligación para la que no hay o no había partida reservada, es decir, de chiste surrealista.

Se ha intentado tranquilizar de manera infructuosa a los discapacitados con una frase grandilocuente: "Estas ayudas serán transitorias", es decir que durarán en tanto en cuanto haya o exista dinero suficiente para cubrir este capítulo y en cuanto se evapore, desaparecerá. Por supuesto, ni que decir tiene que todo tipo de ayudas de carácter social duran lo que duran, menos que un caramelo a la puerta de un colegio o que un billete de 500 euros en plena vía pública. Vamos, que en cuanto nos queramos dar cuenta, esta gente va a tener que rascarse el bolsillo y, evidentemente, sufrir una merma presupuestaria de padre y muy señor mío, puesto que no estamos hablando de personas que, precisamente, naden en la abundancia.

Falaz ahorro mediático del paulinato

20120519103503-eldos.jpg

Hace algunas semanas tenía la ocasión de escribir para ABC Canarias sobre el cierre del segundo canal de la Televisión Canaria y el ahorro que eso podía suponer. La cantidad era nimia, prácticamente insignificante porque el Dos no precisaba de demasiado personal, su parrilla está llena de reposiciones y refritos varios y, al final, si en realidad se quiere realizar una verdadera política de ajuste y de austeridad, hay que meter la tijera en otros capítulos, pero dudo mucho que al Ejecutivo paulinesco, con el apoyo de José Miguel Pérez, le vaya a hacer especialmente feliz tener que prescindir de sus caros coches oficiales, helicóptero 24 horas o carísimos baños de hidromasaje.

Pues bien, ese escaso 1% que puede costar el segundo canal de la Televisión Canaria que se quiere pulir el Ejecutivo trae una ‘sorpresa’ y no es nada agradable. Y es que fuera de esos programas repetidos y redifusiones de los informativos, lo cierto es que el resto de la parrilla, hasta un total de 21 programas, de El Dos lo estaban realizando 15 productoras canarias y además al ente público le salía a cero euros la factura.

La clausura de este canal, que se vaya enterando el amigo Paulino, el de la guanchancha autonómica (eso sí que es despilfarrar el dinero), provocaría pérdidas de más de 600.000 euros, entre facturación publicitaria y servicios, así como más de un centenar de puestos de trabajo que se pueden perder en el Archipiélago.

Además, por si fuera poco, es desdén del Gobierno con las productoras de las Islas (a excepción de algún amiguismo que logra colocar frecuentemente sus espacios en el primer canal, ¿quién será, quién será?) ha sido de tal tamaño que no se ha tenido para nada en cuenta que desde 2009 le han ido entregando a ese segundo canal sus productos para que los fuesen difundiendo y todo a coste cero.

En definitiva, que por ahorrarse el chocolate del loro, el gabinete riveriano va a cercenar los ingresos de estas productoras, centenares de puestos de trabajo (como si Canarias anduviese precisamente sobrada de empleo) y, lo más importante, acabará teniendo que comprar productos de mucho mayor coste e incumpliendo una norma que debe ser de obligado seguimiento, que la Televisión Canaria, ya sea en su primer canal como en su segundo, ha de dar promoción y difusión al acervo canario, aunque para algunos ese acervo esté resuelto con publirreportajes del presidente vestido de mago, pero bajando de un helicóptero que no tiene nada de típico ni de tipismo.

19/05/2012 09:35 Juan Antonio Alonso Velarde Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Barreda airlines

20120519110227-barreda.jpg

Dicen que a nuestra clase política hay que echarla de comer aparte, pero además, dentro de esa casta cerrada, impenetrable para el común de los mortales, siempre hay individuos que son capaces de superar lo insuperable, de mostrarse cuales seres insensibles ante una situación de manifiesta podredumbre. Da lo mismo que alrededor tuyo la gente esté pasándolas canutas, que tenga que estar aguardando horas en la calle para poder acceder a un comedor social o para ser el afortunado que consigue llevarse a casa los alimentos que un supermercado tira al contenedor de las basuras al finalizar la jornada y que se desprecian por el ‘sólido’ argumento de que están a punto de caducar o están algo ‘machacados’ y esos los clientes no los quieren.

El caso es que en la ‘próspera’ Castilla-La Mancha de los tiempos del socialista José María Barreda, mientras se negaban ciertas ayudas por un lado, por el otro el presidente manchego presumía de instalación aeroportuaria en Ciudad Real (cerrada a día de hoy), aunque eso le costase al erario, es decir a los ciudadanos, la nada moderada cifra de 100 euros por cada pasajero que llegase hasta ese aeródromo, una suerte de derroche al que no estaba dispuesto a poner fin el señor Barreda, muy encantado él de ponerse al frente del progreso de la región y de querer hacer en la provincia castellano manchega el Barajas-2 o el JFK de Nueva York. A megalómano este político ganaba a Gallardón.

Afortunadamente, no fueron muchos los pasajeros que se dejaron cautivar por las ‘maravillas’ que ofrecía el aeropuerto de Ciudad Real, una instalación completamente absurda dado que al final, con un AVE al lado, nadie en su sano juicio, iba a escoger viajar, pongamos el caso, desde París al aeropuerto manchego para luego tener que coger tren hasta Madrid. Por mucho ahorro que se le quisiera echar al asunto, lo que no se gastaba en alas te lo pulías luego en raíles y catenarias.

Lo que realmente me preocupa con este aeropuerto, al igual que con todas esas obras que se han hecho alrededor de toda nuestra vasta geografía, es saber qué va a pasar con ellas, si se les podrá dar alguna utilidad y, lo más importante, si de una vez por todas quienes perpetran ese disparate estatal-autonómico-local pagarán hasta el último céntimo por ese asalto a los bolsillos de los contribuyentes.

Otra mácula judicial: El Ramoncín

20120520113216-elramoncin.jpg

El Ramoncín es el último nombre que salta a la escena pública como una muestra más de la ineficiencia de nuestro sistema judicial. Este tipejo fue uno de los que participó en la violación y posterior muerte de Sandra Palo, una joven asesinada por tres sujetos de la peor catadura que se pueda conocer y que han ido saliendo sin mayores problemas de los reformatorios o casas tuteladas en las que iban siendo reubicados, siempre y cuando no hubiesen optado por pirárselas a vela llena de los centros en los que, supuestamente, estaban vigilados a cal y canto.

Los jueces, es verdad, están atados de pies y manos a la hora de poder condenar a mucho más tiempo a individuos que ni siquiera muestran el más mínimo arrepentimiento ante estos actos de verdadera ignominia. Si El Rafita, la cara más visible del crimen de Sandra Palo, se ha movido por la vida y por los platós de cierta televisión con aroma de parole, parole, no menos se puede decir de este último sujeto que abandona la cárcel, el Ramoncín, alguien que muestra total frialdad, que es incapaz de dar un paso al frente y reconocer, al menos, cierto sentimiento de culpabilidad. No, él no tiene sentimientos y dentro de poco acabará juntándose con el Rafita y el otro menor (cuyo nombre desconozco y tampoco tengo mayor interés en conocerlo) y podrían hacer un remake de El Vaquilla que podría ser llevado también a la pequeña pantalla de esa cadena acostumbrada a hacer road movies sobre los sucesos más truculentos de nuestra reciente historia (11-M, Spanair…).

Veremos a ver cuáles son las hazañas de este sujeto, el Ramoncín, pero visto el expediente y el historial del Rafita no tengo la menor duda de que dentro de poco acabará robando coches, asaltando viviendas o incluso repitiendo el crimen de 2003 con una pobre e indefensa muchacha. Y es que los expertos en estudiar las mentes de estos criminales han deducido que en absoluto este tipo tiene el más mínimo interés en pedir perdón por sus actos. Estamos ante un elemento frío, calculador y manipulador a gran escala. Sólo espero que al menos por una vez, mediáticamente, no se le dé la ocasión ni la oportunidad de pasearse y vanagloriarse ante los focos de las televisiones.

Antona, el triunfo silencioso

20120521191307-2012040909292762705.jpg

La modestia en política es una virtud, al igual que el trabajo silencioso, el no salir por salir en los papeles o correr como un poseso tras los micrófonos y las cámaras para asegurarte unos minutos de efímera gloria. Los partidos políticos, en líneas generales (exceptuando por ejemplo al de Joan Laporta, que no es una organización seria, sino Sodoma y Gomorra en versión CAT), no toleran bien los protagonismos, los excesivos personalísimos y quienes tratan de saltarse esa norma mínima de obligado cumplimiento. Dicho en plata o como decía Alfonso Guerra, el que se mueva no sale en la foto.

Por eso, aunque sea a 2.000 kilómetros de las Afortunadas Islas Canarias, no me ha extrañado el triunfo silencioso, callado y discreto de Asier Antona, un tipo trabajador, sacrificado, esforzado y que llega a la secretaría general del Partido Popular de Canarias porque, entre otras cuestiones, ha sabido demostrar lealtades inquebrantables, nunca ha tenido un gesto de pereza a tener que estar en más ocasiones de las deseadas con un pie en La Palma, otro en Tenerife y a veces hasta en la capital del Reino.

Antona, al contrario que otros jóvenes arribistas que llegan a la política sin formación alguna (de hecho hay quien presumía de que había pasado de estar tirada en el parque con los colegas haciendo botellón a los mullidos escaños del Senado y del Congreso), puede presumir y llevar a gala su vasta formación académica, conoce al milímetro cuáles son sus atribuciones en política y, sobre todo, tiene una excelente relación con los medios de comunicación, algo de lo que además puedo dar fe cuando coincidí en mi primera incursión radiofónica en COPE La Palma, con Clemente González de presentador, y Asier, todo hay que decirlo, nos dio toda una lección magistral de cómo desenvolverse ante el micrófono y soltar ideas con criterio.

De hecho, a Asier jamás le ha importado estar en un lugar secundario, trabajando para que el brillo, los aplausos y los elogios se los lleven otros. Fue en los años duros de la política en el País Vasco cuando Antona decidió ser parte del Foro de Ermua, cuando el simple hecho de presentarse para ser concejal del PP y del PSOE en esa comunidad autónoma era lo más parecido a llevar una bandera estadounidense en Libia o en Irak. Por eso, porque ha demostrado ser esa persona que ayuda a hacer más fuerte un partido y da un enfoque renovador a la política, Asier Antona merece la confianza de la dirección regional del PP y no descarten un futuro más próspero. Pero todo a su tiempo, con 34 años, aunque parezca mentira, aún está empezando en esto de la política.

Por el pito del 'sereno'...Basagoiti

20120522194725-03.jpg

¿Saben ustedes por qué el PP vasco está como está? Pues porque Mariano Rajoy desde Madrid ha conseguido descapitalizarlo de lo que fue en su momento, un partido valiente, que miraba a la cara y con respeto a las víctimas del terrorismo, que jamás tenía un discurso taimado, que siempre estaba en el lado de las víctimas y nunca haciendo concesiones a quienes empuñaban el arma o ponían bombas lapa. Sin embargo, ese PP desapareció poco a poco, enviando a Jaime Mayor Oreja al retiro dorado de Bruselas, a María San Gil haciéndole la cama, a Santiago Abascal tres cuartas partes de lo mismo, y así que se hicieran con los mandos en Euskadi personajes de perfil bajo, tirando a huecorrelieve, como Iñaki Oyarzábal o Antonio Basagoiti.

Precisamente, este último, que tiene como lema de cabecera ’no molestar al adversario, sino a los propios compañeros’, se ha permitido el lujo de enmendarle la plana a la presidenta de la Comunidad de Madrid, a Esperanza Aguirre. Y es que al edulcorado y mimosito Basagoiti le ha sentado muy mal que su compañera del PP dijese que había que suspender el partido de la final de Copa del Rey entre el Barcelona y el Athletic de Bilbao si se pitaba al himno español.

Lo mejor de todo fue la respuesta del político popular a la pregunta que le efectuó en Los Desayunos de TVE la presentadora y periodista Ana Pastor. Según él, y aplicando la teoría del ’y tú más’, "entonces habría que suspender partidos como el del Athletic y el Atlético de Madrid en Bucarest (la final de la liga Europa) porque la gente del Atlético llevaba banderas con el águila preconstitucional, defendiendo un sistema que no es democrático y que no es el que existe actualmente. No comparto lo de Esperanza Aguirre porque, si nos pusiéramos así, en Bucarest solo se veían banderas con el ’pollo’, que no son constitucionales ni democráticas".

Hombre, quizá Basagoiti necesita una dosis rápida de ’De Memory’ porque partido tras partido en Anoeta o en San Mamés podemos ver sin mucha dificultad grandes y pequeñas pancartas en las que se reclama el retorno de los presos etarras a Euskadi. ¿Eso no lo ve y sí en cambio la bandera del aguilucho? En fin, a este paso me veo al líder de los populares vascos uniéndose a la pitada. Y es que lejos de preocuparle que se veje a un símbolo de nuestro país, parece que lo que le agobia es que se metan con quienes no quieren a España. De locos.

Pasarela Llamazares

20120523185839-pasarelallamazares.jpg

El mundo de la moda está perdiendo un auténtico filón con Gaspar Llamazares. Los grandes diseñadores españoles, cabreados como una mona (y con razón) con el COE por el diseño mamarracho de los uniformes de la delegación española para los Juegos Olímpicos de Londres, deberían de ir pensando en reorientar su negocio, ahora que gobierna el PP y que la calle va a estar más caldeada que nunca, hacia la moda revolucionaria, propagandística y de algarada callejera.

El candidato ideal para hacer de modelo es el diputado de IU que, a buen seguro, no tendría reparo en ofrecer su cuerpo serrano, esculpido a fuerza de ir de aquí a allá quemando suela de zapato proletario, para presentar la nueva colección primavera-verano y otoño-invierno de la Pasarela Plaza Cibeles (básicamente porque ese suele ser el punto de congregación de los huelguistas y manifestantes varios).

Llamazares, desde luego, apunta maneras para tener un esplendoroso futuro fuera de la política. Tiene el porte y elegancia del clásico comunista y puede llevar a partes iguales el look ’No a la guerra’ como el de ’No a los recortes educativos’ o las pintas casuales de ’Sí a la huelga’. Lo importante, como todas las modas, son los complementos, en especial una chapita, una pegatina o un dibujo perfectamente serigrafiado.

Eso sí, la condición para poder lucir esta moda es que siempre gobierne en La Moncloa o en la comunidad autónoma de turno la rancia derecha. Si se hace estando la zurda en el poder sólo se puede sacar el trapito verde o la pegatina rojinegra en época de carnavales, donde todo es engaño, truco e ilusión, como la estafa de la huelga general del 29 de septiembre de 2010. A lo sumo, si gobierna el PSOE, sólo se permite el look saharaui mosqueado, pero el monopolio lo tiene Willy Toledo y no está por repartir beneficios ni hueco en su peculiar pasarela.

Pastora Soler deja en un renuncio a TVE

20120524200358-pastora-560x280.jpg

No lo digo yo, lo dice Pastora Soler, representante de España para el Festival de Eurovisión a la emisora ABC Punto Radio en su circuito catalán y que dejó sin añadidos, enmiendas o comentarios, pero sí es conveniente que sepan que TVE manda todos los años a un artista para no ganar porque, sencillamente, no habría pasta para organizar el festival de 2013 en nuestro país:

"En TVE me han dicho ’Por favor, no vayas a ganar’. Porque cualquier efecto en el escenario cuesta mucho, creo que España y TVE no están en el momento de afrontar esos gastos. Aún así TVE me ha apoyado mucho para que quedemos en la posición más alta posible".

"TVE tampoco tiene dinero para grandes gastos en mi actuación. No habrán sorpresas, solo mejoraremos la iluminación. No hay presupuesto y se nota la crisis económica".

"Azerbaiyán se lo puede permitir porque sabemos que es un país que se dedica al petróleo. Pero nosotros tenemos que salir del bache antes. Incluso si se ganara sería imposible. Conlleva muchísimo".

Evidentemente, ante el escándalo que supone esto, ir a un concurso para no ganar, en TVE han tenido que poner el grito en el cielo y decirle a la artista (esto lo supongo yo): "Muchacha, por favor, sal a desmentir eso, que nosotros no podemos dar esa imagen de chambergas, de chapuceros y de trápalas, que al menos tenemos que mantener una capa de barniz para que no salga el moho del despropósito que supone tener engañados a 47 millones de españoles con este timo-tocomocho del Festival de Eurovisión".

Y claro, la pobre tiene que bajarse lo que se tiene que bajar y, cual confesión del más vil asesino tiene que soltar lo siguiente:
Ningún directivo ni la gente que me acompaña de TVE me ha dicho eso [que no gane]. El apoyo y la ilusión de TVE es total desde el principio. Carlos Mochales (director de programas de TVE), en la rueda de prensa me dijo que teníamos más oportunidades que nunca de ganar Eurovisión y voy a salir a ganar con todas mis fuerzas. Todos están conmigo y esas declaraciones se han sacado de contexto. Creo que, si ganamos, seguro que será una gran ilusión para TVE".

Y para ustedes, ¿con qué versión se quedan? Yo parto de la base de que la primera impresión es la que queda.

25/05/2012 23:00 Juan Antonio Alonso Velarde Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.

PPánico a comunicar

20120526102922-6053-rajoy-en-youtube-2.jpg

Lo cuenta Ketty Garat en su fabuloso libro 'Bajo las alfombras del Congreso' y en una imperdible entrevista en Periodista Digital. "Rajoy ha hecho bueno a Zapatero en materia o en política de comunicación". Sí, el presidente del Gobierno, el líder omnipotente del Partido Popular, disculpen ustedes, se ha convertido en el Jim Carrey español en una versión propia del dandismo de 'Liar Liar' (Mentiroso Compulsivo). Lo que realmente fastidia no es que haya subido impuestos, sino que justamente haya actuado en contra de su discurso, además desde el minuto uno de la legislatura. Con esos inicios, ¿quién puede creer al presidente de aquí a finales de 2015? Pues muy pocas personas. Y es que la política es como las relaciones de pareja, lo que mal empieza, mal acaba. Los engaños no son plato de buen gusto para nadie, a no ser que al susodicho o a la susodicha le guste ir presumiendo de cornamenta.

Pero a lo que iba, la periodista Ketty Garat refleja perfectamente en una frase lo que es a día de hoy el Partido Popular y, en especial el Gobierno, una organización temerosa de hablar, que cuando se decide a contar algo no sabe transmitirlo, que tiene errores de bulto a la hora de comunicar cualquier noticia, que los ministros se contradicen a sí mismos y, quizá lo más importante, que el presidente, Mariano Rajoy, no comparece en sede parlamentaria desde hace meses y las cosas, como diría el no menos genial Hermann Tertsch, no se explican por sí solas, hace falta que alguien dé la cara en el Congreso y ante los medios de comunicación para decir que se está haciendo esto, lo otro y lo de más allá. Pero en el PP, insisto, no entienden el valor de la comunicación, de la buena comunicación, claro.

De todas maneras, tampoco parece que al PP le preocupe en exceso esta situación, sobre todo porque, pudiendo haber nombrado ya a un presidente para la Corporación RTVE, Rajoy prefiere seguir mareando la perdiz en relación a la cuestión de renovar los cargos y, de momento, ya le colaron a la señora Julia Otero con las ‘Entrevistas a la carta’ y a este paso le pueden poner a todo el equipo del felipismo, es decir Enric Sopena, María Antonia Iglesia, Fernando Delgado o Tom Martín Benítez.

Y es que, visto lo visto, el PP parece más satisfecho cuando está en la oposición que cuando está en el poder. Estando en la bancada roja, a los de Génova se les enciende la bombilla de las ideas, pero cuando están en los escaños azules la única luz que les brilla es la del pánico. Y así llevamos seis meses de legislatura, en medio de titubeos, contradicciones, silencios y alguna que otra nacionalización.

26/05/2012 09:29 Juan Antonio Alonso Velarde Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.

La 'realidad' para TVE

20120527103310-pitidos.jpg

Televisión Española intentó, una vez más, ocultar lo que era imposible de hurtar a los ciudadanos, es decir el derecho a la información. Bajar a tope el sonido ambiente durante la interpretación del himno nacional en la final de la Copa del Rey para evitar que se oyesen todos los silbidos, abucheos e improperios varios sólo condujo a dejar patente por enésima vez que en TVE se han propuesto primar el ejercicio de la manipulación por encima de lo que debería de ser un ejercicio responsable de dejarnos juzgar a los telespectadores la realidad.

En tiempos de Franco, por ejemplo, con una sola cadena y con unas radios igualmente controladas, era norma común hacer creer al ciudadano que vivía en un mundo idílico, donde no había manifestaciones en contra del régimen dictatorial, que todo eran alabanzas hacia el Generalísimo, que nos edulcoraban hasta extremos insospechados una realidad que era amarga a más no poder. Y es que, aunque se diga generalmente ese tipismo de que “con Franco vivíamos mejor”, nadie en su sano juicio puede sentirse satisfecho si donde reside carece de algo tan esencial como la libertad de expresión y el derecho a discrepar.

Por eso, ahora que hay una diversidad de medios, televisiones, radios, internet donde es un pozo sin fondo donde se pueden colgar infinidad de vídeos, no se entiende que TVE haya optado, al igual que en el año 2009 en la final de Valencia, por cortar los pitidos. Fueron muchos los españoles que siguieron las imágenes por el canal, pero decidieron escuchar el himno por las radios y, desde luego, lo que menos se oía era el himno. Insultos, abucheos, pitidos a todo trapo era lo que se acertaba a escuchar, a pesar incluso de que se había contratado un equipo especial de sonido para que retumbase con mayor fuerza. Pero ni con ésas.

Una vez más, en conclusión, el ridículo hecho por los prebostes de TVE ha sobrepasado los límites de lo tolerable, un nuevo despropósito que deja su credibilidad a los pies de los caballos. Y es que, si se ha intentado ocultar algo tan evidente y que fácilmente iba a poder comprobarse sobre la marcha, ¿qué podemos esperar del resto de noticias que ofrecen a los espectadores? Como poco, también las pondríamos en solfa y en una larguísima cuarentena.

27/05/2012 09:33 Juan Antonio Alonso Velarde Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Sánchez Gordillo: El 'Chávez' de Marinaleda

20120527181345-sanchezgordillo.jpg

El alcalde de Marinaleda, Juan Manuel Sánchez Gordillo, ha montado el Cristo (aunque sea una contradicción en un político comunista) en Venezuela. Este caballero, en una entrevista a una televisión caraqueña, soltó por su boca toda una suerte de desbarros y de despropósitos que ya son de dominio público en España. Y es que el regidor del coqueto municipio sevillano se ha descolgado con un discurso de corte chavista, populista y demagogo, tal vez en la creencia de que sus palabras no iban a tener repercusión. Pero es que hoy en día, con las redes sociales funcionando a todo trapo y con el cada vez más potente canal de YouTube nada queda al descuido. Todo, absolutamente todo, queda registrado en los anales del universo web -Sánchez Gordillo en Toda Venezuela VTV Entrevista por Ernesto Villegas-.

El señor Sánchez Gordillo, que ya comienza la entrevista hablando de un Estado andaluz (sic), así como lo oyen y lo leen, se pasa gran parte de la entrevista hablando y jalonando lo logros de Hugo Chávez y de cómo en España se empieza a imitar su modelo. De hecho, no duda en ningún momento en ponerse a la altura del sátrapa venezolano y habla como si aquí, en su pueblo, o en el resto de Andalucía fuese un cacique local expropiando todo lo que encuentra a su paso. A poco que se investigase por parte de los periodistas venezolanos, tendrían claro que el alcalde de Marinaleda les estaba metiendo un gol por toda la escuadra, que en modo alguno se expropia en España al estilo de Hugo Chávez, aunque está claro que este político tendría ganas de imitar en la práctica el modelo.

Por supuesto, al hilo de la actualidad, le preguntan por las cajas, qué pasa con las entidades financieras y suelta, como el que no quiere la cosa, que aquí se ha entrado a saco en todas las entidades, como si la cuestión de la nacionalización de Bankia fuese algo que se hiciese todos los días después de desayunar. No faltaron tampoco las imprecaciones y los ataques directos a los mercados, a los dichosos mercados que la zurda comunista no puede ver ni en pintura. Habló del enemigo capitalista, de las grandes fortunas, de cómo meterle mano a los señoritos terratenientes….

Y en el colmo de la inventiva de este regidor andaluz quedará para los anales la trola de haber podido paralizar la actividad en dos de los aeropuertos más importantes de España, Málaga y Andalucía o haber realizado grandes cortes de circulación. Y es que, en el más absoluto espíritu de Lenin, Marx o Stalin, el caballero se nos puso en plan soviético esgrimiendo que a no sé que Infantado le hacían la vida antes y después de las cosechas porque se entendía que la tierra no era del terrateniente, nada de eso. La tierra, según Sánchez Gordillo, para quien la trabaja y que por ello su lucha era llegar a acuerdos, según él razonables, para comprar las tierras a bajo coste y, si no, expropiarlas por el artículo 33.

 

Si esta es la imagen de España en el exterior, no es de extrañar que nos tomen por el pito del sereno, pero al final la culpa no la tiene este alcalde, sino quienes desde hace décadas han delegado o, mejor dicho, depuesto funciones y responsabilidades en manos de este elemento que tiene la mentalidad de Napoleón local.

Tavío deja la presidencia del PP tinerfeño

20120528193713-100622-tavio.jpg

Cristina Tavío deja la presidencia del Partido Popular de Tenerife. Se marcha de ese cargo para ocuparse de otras tareas dentro del propio partido, así como de sus funciones en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife y del Parlamento de Canarias. Abandona el puesto de máxima rectora del PP tinerfeño, pero lo hace en un momento dulce para la formación, implantada en los 31 municipios de la isla y con la herencia última de haber obtenido la victoria en todas las localidades en las pasadas elecciones del 20 de noviembre de 2011.

Por supuesto, no voy a ser quien vaya a ser el palmero de Cristina Tavío porque es de sobra conocido que si alguien ha sido tremendamente crítico con la labor de la todavía presidenta del PP de Tenerife ha sido, precisamente, el autor de estas líneas. Siempre mantuve la teoría de que, interpretaciones al margen, el PP había entrado en una especie de descomposición por las guerras de guerrillas, sobre todo desde finales de 2008 con el duro enfrentamiento con Ángel Llanos por la presidencia insular.

Tavío, sin embargo, se empeña en patrocinar a su ’heredero’ en el cargo, al actual alcalde de Los Realejos, Manuel Domínguez, un político con sobrada experiencia, con méritos más que suficientes, pero al que no le hacen falta padrinos y madrinas para acceder al cargo. Dejemos, Cristina, que sean los afiliados los que voten en consecuencia a su nuevo presidente y, de paso, sugiero que éste sea alguien que no tenga responsabilidades públicas, es decir, que no sea alcalde, concejal, consejero o diputado regional. Al que han elegido las urnas en las elecciones locales o en las nacionales debería centrarse en esas tareas y no en aspectos organizativos del partido.

Quien acceda ahora al cargo de presidente del PP de Tenerife lo hará en las mejores condiciones porque también, siendo justos, Cristina Tavío recibió en 2002/2003 un partido hecho unos zorros, sin implantación en algunos municipios y, a día de hoy, ya no hay rincón en la isla donde no esté el PP. Ese es un éxito que puede y que debe anotarse en su trayectoria.

La pensión de Izquierdo

20120529195935-izquierdo-420x210.jpg

Aurelio Izquierdo es uno de estos personajes que para ustedes y para mí pasarían desapercibidos si ahora mismo nos lo encontrásemos en plena calle. Aunque sea en pleno centro financiero de Madrid, Barcelona o Valencia, su cara la podríamos confundir perfectamente con la de los miles de ejecutivos que en las horas puntas pululan como hormigas en busca de cerrar el negocio de su vida.

Sin embargo, el señor Izquierdo, don Aurelio, no es como esos yuppies anónimos que apenas llevarán a su casa unos cuantos miles de euros, sino uno de los directivos de Bankia que se marcha cobrando una pensión de 14 millones de euros, una Euromillones en toda regla o dos Primitivas consecutivas. ¿El mérito para cobrar esta partida tan jugosa? Pues nada, haber dejado la entidad como unos zorros y con los ahorradores y accionistas pendientes de cualquier movimiento al respecto. Pero a él, obviamente, se la trae al fresco, él ya tiene lo que perseguía, blindarse a base de bien su riñón.

Lo que me sospecha puede dar es que la matriz de Bankia, BFA, ha salido rápidamente a hacer de bombero para asegurar que los 23.000 millones del rescate de la entidad son sólo para eso, que en modo alguno esos 14 millones están incluidos ahí, que se trata de una partida de carácter privado. ¡Estaría bueno que encima los españoles tengamos que poner encima una propina por el estropicio! Lo que sucede es que como se dice en latín, explicación no pedida, acusación manifiesta, llama poderosamente la atención tantas explicaciones y tantos detalles.

Lo que tampoco termina de cuadrarnos a los ciudadanos de a pie es qué medidas se va a tomar contra estos directivos que han jugado con el dinero de todos los ahorradores. ¿Habrá conchabeo de los partidos políticos para que todo quede diluido en comparecencias interminables y que no se llegue nunca a una comisión de investigación? Es pornográfico e indecente que quienes han hundido la entidad no sólo se vayan de rosetas, sino que además se lo lleven puesto de aquí hasta el final de sus días.

MAFO (y el PP) hacen saltar la Bankia

20120530185943-mafo.jpg

La crisis de Bankia y la gestión de Miguel Ángel Fernández Ordóñez van a ser temas tan recurrentes y cansinos como las peleas de Belén Esteban con todos los del cortijo de Sálvame, pero evidentemente, por muy repetitivo que sea el asunto, éste no puede dejar de tratarse porque, además, según se vayan conociendo nuevos aspectos, la indignación va a ir in crescendo. Y es que lo que no es tolerable bajo ningún punto es que quien tenía que velar por el buen funcionamiento de las entidades , entre ellas la propia Bankia, haya hecho una dejación de funciones tan brutal y encima ahora quiera desviar la atención anunciando que quiere dejar ya su puesto como gobernador del Banco de España.

Al señor MAFO le salva, eso sí, que el propio Gobierno del Partido Popular le obliga a adherirse de forma obligada a l’omertá. El Ejecutivo de Mariano Rajoy, en un gesto tan sorprendente como irritante para todos los ciudadanos, prefiere que el gobernador se vaya por la puerta de atrás, que calle todo lo que sepa, no vaya a ser que pueda dejar en paños menores a otros políticos (y no precisamente del PSOE). No sé si es el eterno complejo de la derecha, pero está claro que hiede bastante que el partido gobernante que, supuestamente, nunca avaló a MAFO, ahora intente darle cuartelillo y que tenga la boca sellada.

A los ciudadanos se nos deben explicaciones, demasiadas. No sabemos ni un 1% de lo que ha acontecido, desconocemos qué va a pasar con las pensiones e indemnizaciones que se van a llevar estos personajes. Lo lógico sería que les dejasen sin blanca y encima obligándoles a que explicasen en plaza pública o en el petril del puente de Praga qué demonios han hecho en todos estos años. Sin embargo, me temo que todos se acabarán yendo de rosetas, que no se aclarará nada y que los españolitos acabaremos pagando y poniendo de nuestro bolsillo ese dinero que hace falta para rescatar Bankia, exceptuando, claro, al señor MAFO, al que parece que temen hasta el mismísimo tuétano en Moncloa-Génova.

Pero en fin, esto es España, el país donde al final triunfa la táctica del tranque y del trinque, donde si los gobernantes que había eran incapaces, los que han heredado el cortijo son aún peores porque, sin saber aún cuál es su grado de capacidad, lo que han demostrado es su fobia a comunicar. Y así, mientras, alguno seguirá tocando la campana perpetuamente, con sonrisa de mermelada y desternillándose de risa por lo ingenuos que somos.

Lujo 'Divariano'

20120531172401-screen-shot-2012-05-31-at-1.12.10-pm.png

Permítanme la ignorancia inicial, pero, a tenor de las palabras del señor Carlos Dívar, a la sazón presidente del Consejo General de Poder Judicial y presidente del Tribunal Supremo sobre su alergia al lujo y que, por eso, se aloja en hoteles de cuatro estrellas cuando se ha desplazado a la provincia de Málaga, en especial al municipio de Marbella, no he tenido más remedio que meterme en internet y comprobar de manera fehaciente que yo debo ser un roña y un tacaño de campeonato.

Y es que, perdonen ustedes, ¿quién puede permitirse a día de hoy, así, alegremente, desembolsar una cantidad en torno a los 150 euros de media la noche por un alojamiento en Marbella? Pues seguro que pocos, muy pocos, optarían por gastarse esa cantidad, sobre todo pensando en los gastos a los que hay que hacer frente durante el mes. Pero bueno, lo que para ustedes y para mí es un verdadero esfuerzo, para este señor es el chocolate del loro, una fruslería de nada.

Sin entrar en el fondo de la cuestión, si ese dinero lo utilizó o no de manera irregular, si tenía o no derecho a pasarle la minuta al Consejo General del Poder Judicial, lo que me parece de aurora boreal es que este caballero salga a una rueda de prensa para hablarnos de qué es y qué no es lujo. Hombre, por favor, un poco más de respeto a los ciudadanos, con la que está cayendo y encima pretende hacernos comulgar con ruedas de molino.

Por eso, parece mentira que ahora, cual Calimero, diga que le preocupa y que le amarga esta situación de sospecha sobre el uso del dinero. No, caballero, no es esa la cuestión. El verdadero problema se genera cuando usted trata de minimizar unos gastos y sobre todo hacernos creer que estar en hoteles de cuatro estrellas no es lujo. Si me dijese que eso no es un lujo en Estambul, por ejemplo, tal vez se lo conceda, pero que en la España de hoy en día, sabiendo que los establecimientos han optado por rebajar su número de estrellas por una mera cuestión impositiva, es decir que en la práctica muchos cuatro estrellas ofrecen servicios de cinco estrellas, decir que eso no es lujo no cuela ni cargado hasta las trancas de cubatas. 

31/05/2012 20:12 Juan Antonio Alonso Velarde Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris